Page 1

DEPORTiva

La antesala del mundial más caro de la historia Este mes se disputa en Brasil la Copa de las Confederaciones, torneo que pone a prueba la organización del país sudamericano para la Copa del Mundo del año que viene. Por Nacho Catullo El sábado 15 de junio, a las cuatro de la tarde de Argentina, brasileños y japoneses darán inicio a la Copa de las Confederaciones 2013 en el remodelado Estadio Nacional Mané Garrincha, ubicado la moderna ciudad de Brasilia, capital del país anfitrión del certamen. Poco más de setenta mil personas presenciarán el partido en una de las doce sedes elegidas, además, para el Mundial del año siguiente, a realizarse en el mismo país, en símil época del año. El torneo se disputa siempre un año antes del Mundial en la casa del organizador y reúne a los campeones de todos los continentes. Jugarán Brasil, obvio; Uruguay, que venció a Paraguay en cancha de River en la final de la última Copa América; España, vigente campeón del mundo y de Europa; Italia, finalista en la Eurocopa 2012; México, habitual dominador de la Copa de Oro de la CONCACAF (Confederación de Fútbol de Norte, Centroamérica y el Caribe); Japón, vencedor de Australia -sí, Australia en fútbol compite dentro de Asia- en la Copa Asiática 2011; Nigeria, que salvó al mundo del chiste fácil al derrotar en febrero de este año a Burkina Faso en la final de la Copa Africana de Naciones y, por último, Tahití, la Selección que representa a la Polinesia Francesa, que todavía no se despierta del sueño tras haber ganado la Copa de las Naciones de la Confederación de Fútbol de Oceanía el año pasa-

La infraestructura, los servicios y la logística de todo Brasil se pone a prueba para el plato fuerte del año entrante: el Mundial más caro de la historia. 30

do, al vencer por 1 a 0 a Nueva Caledonia con un gol de Steevye Chong Hue. Es lógico que el certamen sirva de referencia para lo que se viene. La infraestructura, los servicios y la logística de todo Brasil se pone a prueba para el plato fuerte del año entrante: el Mundial más caro de la historia. Para esta copa, se eligieron seis ciudades: la ya mencionada Brasilia, Río de Janeiro, Fortaleza, Belo Horizonte, Salvador y Recife; mientras que para la Copa del Mundo se agregarán San Pablo, Cuiabá, Curitiba, Manaos, Natal y Porto Alegre. Además, dentro de tres años, Río será la anfitriona de los primeros Juegos Olímpicos en América del Sur. Un interesante cocktail deportivo, político y social a pocos kilómetros de Argentina. Exilio El camino de los hermanos brasileños hacia la Copa del Mundo no ha sido fácil desde que la FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociado) otorgó la sede el 30 de octubre de

2007. El ex presidente de la CBF (Confederación Brasileña de Fútbol), Ricardo Terra Teixeira -asumió ese cargo en 1989-, debió renunciar. El ex yerno de Joao Havelange -presidente de la FIFA desde 1974 hasta 1998- tenía todo servido para suceder al suizo Joseph Blatter -actual mandamás de la FIFA- tras el Mundial, pero, como le cuenta a Mascaró el periodista Ezequiel Fernández Moores, “tanto Dilma Rousseff -presidenta de Brasil- como Blatter, le soltaron la mano luego de graves acusaciones de corrupción”. En julio del año pasado, la FIFA divulgó un expediente archivado en Suiza explicando el Caso ISL (International Sports and Leisure). Antes de que ISL quebrara en 2001, esta empresa de marketing había pagado sobornos millonarios para obtener los derechos de televisación de varios mundiales. Ricardo Teixeira, Joao Havelange y hasta el paraguayo Nicolás Leoz, fueron señalados. Teixeira renunció a la CBF en marzo de 2012, Havelange había hecho


lo propio con su cargo en el COI (Comité Olímpico Internacional) en diciembre de 2011 y Leoz acaba de interrumpir su mandato en la CONMEBOL (Confederación Sudamericana de Fútbol). Además, en el último abril, junto con la renuncia de Leoz, la FIFA cerró el caso eximiendo del mismo a Blatter y aceptando la dimisión -otra más- de Havelange a su presidencia honoraria. Con Teixeira exiliado en Estados Unidos -no ha vuelto a Brasil desde entonces-, el poder de la CBF recaló en un hombre de su escuadra: José María Marín, gobernador de San Pablo durante la dictadura militar -ver recuadro-. Marín, que como cuenta Fernández Moores en sus imperdibles columnas en el suplemento deportivo de La Nación, nunca fue recibido por la presidenta -negocia con el Ministro de Deportes Aldo Rebelo-, también es el presidente del COL (Comité Organizador Local), que tiene a Ronaldo como principal figura carismática. US$ 40.000.000.000 Ante este tipo de eventos suele anticiparse que el estado no pondrá un peso y que la inversión será exclusivamente privada. Se sabe, eso es una mentira grande como el Maracaná y, según acota Fernández Moores, “los países terminan utilizando a los mundiales y juegos olímpicos como propaganda política, gastando un montón de dinero y recuperando siempre menos de lo previsto”. Se especula con un gasto diez veces mayor al de Sudáfrica 2010, rondando los cuarenta mil millones de dólares, aunque dos años atrás habían presupuestado la mitad de ese dinero. Con esa montaña de billetes se construyen estadios nuevos y se remodelan otros ya existentes. También se agrandan y se refaccionan los aeropuertos; se invierte en seguridad y en energía eléctrica, se mejoran los transportes públicos y se ensancha la capacidad hotelera. ¿Tudo bem? Parece que no.

“El gran problema es la calidad de los aeropuertos. El plan de modernización de los mismos va hasta 2018, pero para 2014 ya funcionarán bien. Además, los equipos extranjeros podrán llegar a los aeropuertos civiles o militares”, declaró en abril Luis Fernandes, representante del gobierno federal en el COL.

“Los países terminan utilizando a los mundiales y juegos olímpicos como propaganda política, gastando un montón de dinero y recuperando siempre menos de lo previsto”. Otro ítem a mejorar es el transporte público. “Casi todos los proyectos de transporte están atrasados, algunos fueron postergados y serán inaugurados recién después del Mundial y otros han sido cancelados”, declaró en marzo Romario, vieja gloria del fútbol mundial y actual diputado federal por el PSB (Partido Socialista Brasileño). El inconveniente se extiende a lo largo y a lo ancho del país: “Cinco ciudades (Brasilia, Fortaleza, Manaos, Salvador y San Pablo) no tendrían las líneas de tranvías, líneas expresas de buses y estaciones de metro prometidas a tiempo para el partido inaugural del 12 de junio”, declaró a la agencia Reuters Valmir Campelo, miembro del Tribunal Federal de Cuentas que monitorea la organización de la Copa

del Mundo. A su vez, son varios los alcaldes de las ciudades que serán sede que están dispuestos a decretar asueto los días de partido para mejorar el tránsito. Respecto a la capacidad hotelera, se están pensando soluciones algo excéntricas, como utilizar trasatlánticos para suplir la falta de alojamiento, tal cual admitió el alcalde de Manaos, Arthur Virgilio. La ciudad amazónica utilizará para esto su puerto fluvial. Por otro lado, el director general de ANEEL (Agencia Nacional de Energía Eléctrica), Nelson Hubner, descartó en enero de este año cierto atraso en las obras: “Lo que estamos haciendo es un conjunto de obras adicionales para dar mucha más seguridad, por exigencia de la FIFA. Es una redundancia de la redundancia”, dijo y aseguró que el país tiene “seguridad eléctrica” para que se dispute el campeonato de fútbol más importante del mundo. Los estadios Por último, es turno de los estadios. Los doce monstruos que albergarán los sesenta y cuatro partidos del Mundial. Siete de ellos fueron o están siendo remodelados: el mítico Maracaná de Río de Janeiro, Arena de San Pablo, el Mineirao de Belo Horizonte, Arena de Baixada de Curitiba, el Estadio Castelao de Fortaleza, el Beira-Río de Porto Alegre y el Fonte Nova de Salvador. Otros cuatro fueron demolidos para ser restaurados completamente -Estadio Nacional de Brasilia, Pantanal

31


de Cuiabá, Amazonia de Manaos y Las Dunas de Natal- y sólo uno será totalmente nuevo: el Estadio Pernambuco de Recife. Está previsto comenzar con la venta de entradas a través del sitio web de la FIFA (www.fifa.com) desde el 1° de agosto y por eso el calendario de partidos está definido hace rato. Sin embargo, hay quienes aseguran que San Pablo podría perder el partido inaugural (están programados seis encuentros en la nueva casa del Corinthians) si continúan los atrasos en las obras. El

secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, se reunía a fines del mes pasado con dirigentes de Corinthians, la constructora Odebrecht y el COL para definir pasos a seguir. Otro que va muy atrasado es el de Natal. El Estadio de las Dunas está terminado en un cincuenta por ciento y se cree que hasta febrero de 2014 no podría ser terminado, por lo que se atrasarán las fechas de control por parte de la FIFA. “Los retrasos en las obras son premeditados porque en situaciones de emergencia las reglas de licitación son

más flexibles. Ese es el momento preciso para que la gente robe, y mucho”, acusó Romario y son muchos los que están de acuerdo. Ante tantos inconvenientes sin rápida resolución, ¿Se puede ser optimista? En los últimos días de mayo, se inauguraron el Pernambuco de Recife, el Nacional Mané Garrincha de Brasilia y el 2 de junio jugaron un amistoso en el nuevo Maracaná techado Brasil e Inglaterra. Además, este mes hay doble jornada de Eliminatorias y algunos países podrán clasificarse al torneo, que tendrá su sorteo el 6 de diciembre. Desde Mascaró, deseamos que el Mundial se realice y que la alegría no sea solo brasileña.

El Cóndor en todos los frentes Por Martín Crudele El genocida más famoso de la historia argentina reciente murió tres días después de negarse a declarar en el juicio por el Plan Cóndor. Nada para festejar, entonces. El tipo se fue con mucha información en la causa que revela la raíz de la doctrina del shock en América Latina. Estas últimas semanas, la noticia del debate en Brasil para derogar (o, al menos, modificar) la ley de amnistía de 1979 nos acerca a la repetición de una fase de lucha por los derechos humanos y la recobrar la verdad de la historia que en Argentina hemos vivido en estos últimos años. Por otra parte, implica un llamado de atención a los cómplices civiles, al igual que en toda la región. La Comisión de la Verdad encabeza y centraliza las intenciones, anunciando un documento final. Desde la Presidencia se decidió postergar la etapa de elaboración para mayo del año próximo. 2014, llega el mundial. La última noticia que los medios masivos pusieron en tapa sobre el deporte brasileño fue la renuncia del presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Ricardo Terra Teixeira, tras 23 años al mando. Lo sucedió un abogado con fuerte peso político en el país vecino. José María Marín fue gobernador del Estado de São Paulo por el partido militar Arena, en plena dictadura, aunque apenas duró un año. Las organizaciones de Derechos Humanos lo acusan de ser secuestrador, responsable de asesinatos y cómplice del torturador Sérgio Fleury, quien se dedicó a perseguir a los opositores al régimen dictadura y sacarlos de la escena. Como se puede ver, el pasado de Marin es incluso más fuerte que el de nuestro homólogo en la AFA, Julio Humberto Grondona, quien está señalado como uno de los tantos civiles o representantes de instituciones (cabe aclarar que

32

llegó a la AFA en 1979) que “dieron una mano” a la última dictadura argentina. La relación del ex Gobernador de facto con la presidenta Dilma Rousseff prácticamente no existe. Hace poco tiempo salió a la luz una foto que ilustra lo que muchos sufrieron en nuestra región: vivir en cautiverio, como apenas un punto de partida. Dilma también fue víctima, por militar, por resistir. Su postura actual sube un escalón a lo que fue la presidencia de Lula Da Silva, y así decidió crear la Comisión de la Verdad. Según cuenta el periodista Juca Kfouri citado por Fernández Moores, Marín denunció en 1975 infiltración comunista en el Parlamento, y dos semanas después el periodista Vladimir Herzog (Canal 2, del Estado) fue torturado y asesinado. La investigación sobre Marin también va desde el descubrimiento de préstamos sospechosos en un banco federal hasta un episodio particular en el que las cámaras de televisión lo “engancharon” robándose una medalla en un campeonato juvenil. Sobre el asesinato de Herzog, negó rotundamente haber formado parte y respondió una vez más con frases insólitas: “Soy conocido por la armonía y conciliación”. Ivo, presidente del Instituto que lleva el nombre de su padre, le dio un sopapo a la realidad de los derechos humanos en Brasil, que por ahora está despertando de la siesta, y es acorde a la época que se vive en el país carioca: “(Marin) apoyó el movimiento que llevó a la tortura, muerte y desaparición de cientos de brasileños. El caso más notorio es el del periodista Vladimir Herzog. Si la justicia no puede procesar a estas personas debido a una amnistía, no podemos permitir que Marin viva la gloria de estar a la cabeza del evento más grande de nuestra historia”. Todavía hay tiempo.

La antesala del mundial más caro de la historia  

Nota de @nachocatullo y @MartinCrudele sobre el Mundial de Brasil 2014

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you