Page 1


X Texto:

José Alberto Altamirano. Nació en barrio Alberdi, el 10 de febrero de 1951. Realizó estudios primarios y secundarios, egresado como bachiller y perito mercantil en 1969. Cursó hasta 5to año de abogacía en la Facultad de Derecho de la UNC. Narrador, escritor y comunicador radial. El 7 de octubre de 1988 creó el grupo cultural “Lunita de Alberdi”. Desde 1995 es el conductor del programa radial “Lunita de Alberdi”, en la FM “Libre”, 92.5. Participó en diversos concursos, talleres y conferencias en el ámbito cultural de Córdoba y el país. Creador y narrador del tour “Conociendo Barrio Alberdi”. X Fotos tapa y contratapa:

Gabriel Mosconi. Nace en Córdoba en 1976,en 1994 ingresa a la Escuela de Artes de la Universidad Nacional de Córdoba donde obtiene el título de Licenciado en Escultura.Expone en forma individual y de grupo desde 1994 contando hasta la fecha con más de 60 eventos y producciones plásticas que van desde la escenografía teatral pasando por el vestuario cinematográfico hasta la restauración y las intervenciones urbanas,sin dejar de lado la Escultura,de la cual cuenta con obras en importantes colecciones y museos de la provincia y el país,además de cinco emplazamientos en espacios públicos.En 1997 forma el grupo 7 s/t (sin título) con el que alcanza gran trascendencia y realizan 7 exposiciones en 3 años de trabajo.Luego,en 2006,forma el grupo T.R.E.S con el que llevan a cabo 3 intervenciones urbanas en un año.Actualmente se desempeña como Docente del área de Escultura de la Escuela de Artes de la FFyH de la U.N.C.Vive y produce su obra en Córdoba. La obra que presenta se llama “S.A.F 12-007-775/24-006-110” en honor a un hincha amigo,que en paz descansa.


José Altamirano

Las gambetas de la “Chacha” e parece verte cuando llegaste por primera vez al Gigante de Alberdi. Con la humildad típica del muchacho de barrio, te asomabas a la gran aventura de ser alguien en el fútbol y en la vida, luciendo la celeste casaca de Belgrano. Te acompañaban tu bolso, y un morocho marcador de punta de apellido Luna, aquel compañero inicial de aventuras. Venías con la fama de ser goleador en las canchitas de tu Villa El Libertador. Y Belgrano, por entonces atravesaba una etapa de transición con un grupo ignoto de chicos que soñaban junto a vos. El doctor Carlos Rondi, el Huguito Mattea, el “Colorado” Agonil, el “Pirucho” Leyva y algunos más que de la mano del quijotesco “Pucho” Arraigada encontraban el resquicio justo para empezar a ser nombrados por los Piratas en su aliento. Y vos, desde un primer momento empezaste el romance tan puro que se da entre la hinchada y su ídolo cuando el jugador es sincero de verdad y se entrega con pasión a defender los colores. Seguro, en esa galería vos tenés un lugar de privilegio junto a la “Pepona” Reinaldi, el “Tito”, la “Garza” Tocalli, y la reciente historia del goleador “Luifa” Artime. Tanto te quisieron los piratas, que el “Loco” Tito, con los ojos enrojecidos castigó el aire con sus manos, esa noche de la terrible noticia de tu última pirueta. Y de inmediato se montó una guardia dolida de los

M

3


Las gambetas de la “Chacha”

piratas para acompañar tu suerte en el hospital de Urgencias. De tu trayectoria podemos decir muchas cosas. Que fuiste dos veces celeste, cuando en Río Cuarto se cansaron de hacer goles para Estudiantes junto con el Ariel Ramonda. Que fuiste a probar suerte a Perú, que regresaste a Racing de Nueva Italia, y que por último el “Tito” Cuellar volvió a creer en vos y te dio la oportunidad en Corralito. Pero… a vos te dolía una pena, y era que ya no podías hacer tus diabluras con la celeste de Alberdi. Tan luego vos, que luchaste tanto para lograr el ascenso, y al partido final lo viste sentado en la platea. Vos, Chachita, que lloraste con nosotros cuando perdimos la final allá en Banfield. Extrañabas la pausa maestra del “Negro” J. J. López, la cabeza goleadora del “Pirucho” Leyva, la potencia de Ramonda, los remates furibundos de Darío Blasón, la calidad sin límites en la cancha y en la vida del “Oveja” José Luis Villareal, la mano amiga y atajadora de Javier Sodero. ¡Cómo podía ser un equipo de Belgrano, sin la Chacha de wing derecho! Si vos eras el heredero de una camiseta número siete que lucieron grandes jugadores como “Cartuchera” Carrizo, la “Gallina” Bernabeu, el “Sapo” Oyola, la “Milonguita” Heredia, el “Rody” Rodríguez, y otros que fueron dejando su marca de calidad. Por todo esto, vas a seguir presente entre nosotros. Estarás en las lágrimas sinceras de la Tía Delia, que festejaba tus goles gritando “¡Gol de la Chachita, mi hijo!”. Porque así te queríamos en Alberdi. Porque además de genio, locura y calidad de wing derecho, tenías todo eso que hay que

4


José Altamirano

poner para calzarse la celeste y ser jugador de Belgrano. Ahora, lejos ya de las miserias terrenales, podrás estar para siempre con nosotros alentando a Belgrano, y aquí recordaremos a cada instante al negrito humilde y sencillo que supo ganar con sus gambetas durante una década, y para el transcurrir de los tiempos, el corazón de los celestes. Tu corazón late entre nosotros, tu sonrisa se plasmó en una bandera, tus órganos siguieron dando vida y tu fortaleza será siempre ejemplo. Descansa en paz, Chachita.

Belgrano campeón Ya se hizo la fiesta celeste del pueblo, Colón por su asfalto te ve que pasás, cubierto de gloria, colmado de sueños buscando tu estadio por Arturo Orgaz.

Unirán sus voces diciendo ¡Presente! aquellos recuerdos sublimes del ayer el Chango Rodríguez con sus serenatas y hasta Los de Alberdi te vendrán a ver. Después Los Piratas con pasión y esmero sacarán al cielo

un celeste más, y con tu bandera triunfal, victoriosa todo barrio Alberdi saldrá a festejar. Entonces el templo de los estudiantes sabrá de la magia de tu celebración, Alberdi es dichoso velando tu sueño y gritando bien fuerte ¡Belgrano campeón!

(Poema publicado en La Voz del Interior el 30/05/1978, cuando Belgrano le ganó la final del campeonato de la Liga Cordobesa en cancha de Talleres a Instituto con gol de Enrique Viller. Domingo 29 de mayo de 1978, por la tarde.)

5


Las gambetas de la “Chacha”

De los barrios, el mejor Porque he nacido en tu alma hoy te quiero brindar en esta rima sincera mi más fecundo cantar. Eres el barrio querido y a mi manera lo siento porque en tus calles he vivido tantos hermosos momentos. Jamás me podré olvidar de aquella barra de pibes que hasta el campito nos íbamos a la pelota jugar. Hoy, al rememorar el paso de aquellos días, cuántos recuerdos sentidos quisiera volver a hallar. Con Juancito, con el Vito ir a la Plaza Colón o tal vez al cine Select o acercarnos a club Tigre a jugar al metegol. 6

Y cruzando Duarte Quirós el Colegio Nacional, ese que me viera entrar a sus aulas cuando niño. ¿Te acordás mi viejo amigo? ¡Qué trenzadas se formaban! Cuando un domingo jugaban los celestes y la “U”. Era el clásico del barrio y a la cancha nos marchábamos para ver cuál de los dos ese día los ganaba. Ya pasaron muchos años y mi cariño creció por tus calles vivo hoy lo mismo que el primer día. Muchos vecinos se han ido, y otros nuevos ya vendrán pues en vos encontrarán ese afecto que brindamos, eras barrio Alberdi, hermano de los grandes, el mayor.


El Club Atlético Belgrano se complace en promover el proyecto “Escritos al primer amor” con la certeza de fortalecer el vínculo entre el deporte y la cultura popular, desde el compromiso cotidiano de generar espacios de interacción con los diversos sectores sociales a los que alcanza el deporte. Apuntamos a reconocernos en las palabras y las historias de nuestros hinchas y lograr que la literatura sea el motor para reconstruir y fortalecer la identidad celeste de Alberdi. Córdoba, Agosto de 2010.

Escritos al primer amor: Belgrano, Alberdi y su gente 12 libros coleccionables - número 1. Tirada de 5000 ejemplares gratuitos. Barrio Alberdi, Córdoba, Argentina, 2010. Idea y coordinación general: Pablo Iván y Gringo Ramia. Diseño Gráfico: Martín Cardo. (info@zetagrupo.com.ar) Con el aporte y patrocinio del Club Atlético Belgrano. Impreso en Cooperativa La Gráfica, empresa recuperada. Mandanos tu opinión o sugerencias a:

escritosalprimeramor@gmail.com


“Escritos al primer amor: Belgrano, Alberdi y su gente”, es un proyecto ideado, organizado y llevado a cabo por sus propios hinchas, y hecho realidad gracias al aporte de nuestro club. La propuesta era publicar una serie de relatos, escritos y cuentos, que recreen vivencias ligadas al “Celeste”, al Gigante, al barrio, a nuestra historia. Nos impulsó el deseo de comprometernos con la memoria y el sentimiento, a partir de una iniciativa cultural que enriqueciera a este pueblo. El espíritu movilizador era hacer algo para los hinchas.

A partir de allí salimos a recolectar ilusiones de diversos escritores y artistas, de diferentes generaciones y procedencias, que trabajaron desinteresadamente en este sueño. Un regalo para la gente, eso queríamos. Darles un premio, porque se lo merecen, por estar siempre. Hermano Pirata: se vienen doce números coleccionables e imperdibles, que entregaremos gratuitamente a lo largo del campeonato. Los encontrarás en las calles aledañas, durante la previa a los partidos que juguemos de local: no te los pierdas. Alberdi, una vez más, se vestirá de fiesta.

Profile for Martin Cardo

Escrito 1: Las gambetas de la Chacha  

Belgrano, Chacha Villagra

Escrito 1: Las gambetas de la Chacha  

Belgrano, Chacha Villagra

Advertisement