Issuu on Google+

AUTOR: MARTHA MORENO V.

Desarrollo Profesional del Psicopedagogo


DESARROLLO PROFESIONAL CONCEPTUALIZACIÓN Y CARACTERÍSTICAS Entendido el desarrollo profesional del psicopedagogo como la sucesión de cambios progresivos y acumulativos acaecidos en todo el proceso formativo y experiencial del ciclo personal y profesional del sujeto, cabe reflexionar sobre una breve secuencia de ese continuum dada su significatividad.

La reflexión como una forma de indagaciones considera la vía por la que los profesores (y por ende, gran parte de psicopedagogos) pueden problematizar o cuestionar su propia práctica Esta secuencia se concreta en el período formativo inicial realizado en la institución (La Torre, 1992).

académica, que cimentará la consolidación de un conocimiento teórico y afortunadamente cada vez más práctico sobre la proyección profesional del futuro licenciado.

El desarrol o profesional es “el proceso por el cual una ocupación organizada, normalmente pero no siempre, en virtud de una demanda de competencia especial esotérica de la calidad desu trabajo, y de los beneficios para la sociedad, obtiene el exclusivo derecho a l evar a cabo uno particular tipo de trabajo, controlar la formación y el acceso, y controlar el derecho para determinar y evaluar la forma cómo el trabajo ha de l evarse a cabo”


MODELOS DE DESARROLLO PROFESIONAl

Desde distintos paradigmas y enfoques de investigación se ha analizado el desarrollo profesional y se han formulado propuestas enfocadas en su mayoría desde perspectivas biográficas que plantean el proceso de evolución profesional como un discurrir simultáneo al desarrollo de la persona. En realidad hablar del transcurso de la vida de un sujeto lleva implícito el desarrollo de todas las facetas de su vida en continua interrelación.


S ECUENCIA

DE CO NSTRUCCIÓ N DE LA ESTRUCTURA DE VIDA Y LO S PERÍO DO S DE TRANSICIÓ N .

1. PREADULTEZ (0-22 años). Durante este largo período de años, por naturaleza formativos, el individuo se va haciendo independiente, desde la niñez a la vida responsable adulta, pasando por la adolescencia. En la medida que está suficientemente estudiado por la psicología del desarrollo, y que no es objeto directo del desarrollo adulto, lo damos por presupuesto, aún cuando su influencia posterior sea muy relevante.

2. TRANSICIÓN A LA PRIMERA ADULTEZ (17-22 años). Es un período de desarrollo donde el preadulto va cerrando una etapa y pasando a la etapa de la primera adultez. Como tal, forma parte de ambas etapas, sin identificarse con ninguna. Determinados cambios en la individualización pueden dar lugar a modificar sus relaciones con la familia y con otros componentes del mundo preadulto para ingresar en la primera adultez.

3 . P R I M E R A A D U LT E Z ( 1 7 - 4 5 a ñ o s ) . E s e l p e r í o d o a d u l t o d e m a y o r energía, perotambién de las contradicciones y estrés. Si biológicamente entre los veinte y treinta años es el momento cumbre del ciclo de vida; en el plano psicológico y social, este período es el momento de realizar las aspiraciones juveniles, formar una familia, forjarse una identidad profesional, etc.


EL DESARROLLO PROFESIONAL COMO DESARROLLO DE LAS COMPETENCIAS

La evolución del contexto sociolaboral –de la sociedad industrial a la de la información y la comunicación- trae aparejada la necesidad de un desarrollo profesional menos asentado en conocimientos y destrezas muy especializados (Retuerto, 1996) y más potenciador de cualidades humanas (CEE, 1994). La evolución del concepto de profesionalidad hacia la valoración de conocimientos, destrezas y actitudes amplias, polivalentes y transferibles ha l evado, desde el inicio de la década de los 90 a la consideración de la formación profesional como desarrollo de la competencia.

Se entiende por tal al “conjunto de conocimientos, destrezas y actitudes necesarias para ejercer una profesión, resolver problemas profesionales de forma autónoma y flexible y ser capaz de colaborar con el entorno profesional y en la organización del trabajo” (Bunk, 1994:9).

El concepto de competencia, por tanto, está asociado a la necesidad de contar con profesionales capaces de enfrentarse a la rápida evolución del mercado laboral, a la flexibilidad y la movilidad mental que lo caracterizan.


Este car谩cter reflexivo del proceso de adquisici贸n de las competencias se nos antoja como uno de loselementos a destacar en relaci贸n al desarrollo profesional del psicopedagogo, por cuanto marca uno de los contenidos que, a nuestro entender, debe ser esencial en su proceso de formaci贸n inicial. Aprender a reflexionar sobre la propia experiencia.


El perfil del psicopedagogo, no hace reflexionar sobre la visión “desvirtuada” que algunos profesionales tienen sobre su figura, en el ámbito de educación formal, en donde en muchas ocasiones se pone de manifiesto, la “intromisión” y se equipara el rol del “experto” a unas competencias teóricas, apartadas de la práctica educativa.

Cuando hablamos de un psicopedagogo, en el amplio sentido de la palabra, “nos referimos a una persona: profesional, comunicativa, creativa, generadora y atenta a los cambios, próxima a la realidad educativa, versátil, poliédrica, que lleva implícita ciertas competencias propias en su actuación”.


Sobre las bases psicopedagógicas del enfoque constructivista, conocimientos de procesos de enseñanza –aprendizaje, las características y relaciones existentes entre los diferentes elementos que componen el Sistema educativo, las características particulares de los Centros, Instituciones, etc., en los cuales se interviene, los recursos disponibles dentro de cada sector de intervención (escolar, sanitario, social, administrativo, editorial, universitario, etc.). Disponen de una perspectiva teórica, necesaria para entender los problemas de la intervención, la que tendrá una base común a todos los ámbitos en los cuales puede hacer un abordaje el psicopedagogo, la que se irá adaptando y reformulando, a medida que se pone en práctica en los diferentes contextos de intervención y en función de las demandas concretas que se realizan, teniendo presente quién hace la demanda, por qué, en qué momento, cómo, quienes son los asesorados, etc.


va, i s u l xc s i e y ca u n q u e i n ú á a r , e s s en o c n o i ó r t i e nc s i d é n r e s , p o , e v r e i e t a c j n l a i i a p d m s i a r e s ad s a b o y po, el c , u s o m a t í o , n g d a a m o t t istir l s el tie i o o v n l c e e Por den ex a simpl ados, nuevas t a que el e ecer r y , s u o á a s p l r e a s a no n par o a odific s. s s e o c l c m a a a i í e e l p r u s e o d q , a r o í s p to onible la teor sticas p n e m el mo ursos disp cación de caracterí i c l n e p r a s a lo rían, l erente, co a f i v , d . c á t r e se o t x conte


Conocimientos conceptuales: constructivista, ue foq en l de as gic gó da pe ico ps s Sobre las base ña nz a –a pr en di za je, la s se en de os es oc pr de s to ien cim co no diferentes elementos los tre en tes en ist ex es ion ac rel y s característica ísticas particulares ter rac ca las , vo ati uc ed a tem Sis el que componen ales se interviene, los recursos cu los en ., etc s, ne cio titu Ins s, tro Cen de los (escolar, sanitario, social, n ció en erv int de tor sec da ca de o ntr de disponibles etc.). administrativo, editorial, universitario,

D i s p o n e n d e u n a p e r s p e c t i va t e ó r i c a , n e c e s a r i a pa r a e n t e n d e r l o s p r o b l e m a s de la intervención, la que tendrá una base común a todos los ámbitos en los cuales puede hacer un abordaje el psicopedagogo, la que se irá adaptando y reformulando, a medida que se pone en práctica en los diferentes contextos de intervención y en función de las demandas concretas que se realizan, teniendo presente quién hace la demanda, por qué, en qué momento, cómo, quienes son los asesorados, etc.


Por lo tanto cada intervención será única y exclusiva, no pueden existir dos abordajes idénticos, aunque si podrían parecer a simple vista, muy similares, pero en el momento que los asesorados, el tiempo, el espacio, los recursos disponibles, el acceso a las nuevas tecnologías, etc., varían, la aplicación de la teoría se modificará, ya que el contexto será diferente, con características propias. Las competencias del “psicopedagogo constructivista (C. Moreno y I. Solé) El asesor/a ha de desarrollar el máximo de las potencialidades, colaborar en la construcción de andamios o guías para que se consiga estadios superiores de funcionamiento institucional; y también ha de ser consciente para retirarse en la medida que ya no sea necesario/a .


C ONOCIMIENTOS PROCEDIMENTALES : Sobre la planificación, orientación, evaluación, intervención, seguimiento, teniendo la capacidad de trabajar en equipo, gestionando y dinamizando grupos de profesionales de disciplinas diferentes, pero a la vez afines a la psicopedagogía, con los cuales tendría que aclararse desde un principio, cuales son las funciones, responsabilidades de cada uno, los roles y las limitaciones que hay al respecto; estableciendo una serie de compromisos que afectan tanto al asesor como a los asesorados, mediante una negociación, que quede reflejada en un contrato conocido por todos. Participar activamente en la confección, seguimiento y evaluación de los diferentes documentos del Centro (PEC, PCC, Plan de innovación, PAT, RRI...). Aplicación de las TIC y nuevas tecnologías, como generador de nuevos escenarios formativos.


Conoci

miento

s actitu

dinales

con una actitud comunicativa que facilite el diálogo, con los diferentes profesionales y asesorados, con los que tiene relación, con una clara disposición y colaboración delante las diferentes demandas, inquietudes, etc., mostrando una postura ética y estética de su profesión; con una actitud que favorezca la independencia y autonomía de los asesorados y la autoevaluación de la propia práctica asesora, dotándose de elementos para la reflexión y el autoanálisis sobre sus propios abordajes. Referente a los padres, familiares y tutores, persuadirlos de que su tarea es consultiva, orientativa, de soporte y no tiene la finalidad de criticar, ni culpabilizarlos.


COMPETENCIAS Potenciando el buen funcionamiento de los mecanismos propios de los asesorados, analizando la solicitud de asesoramiento en el propio contexto para hacerla más comprensible y que encaje de manera adecuada a las necesidades formuladas, conociendo los núcleos sociales, el mundo del trabajo, interesado por los cambios acelerados que se están produciendo con los procesos de migración y de globalización, etc.,

Partiendo de una visión conjunta, sistemática, teniendo presentes los diferentes sistemas que intervienen en los procesos de enseñanza-aprendizaje, en los cuales intervenimos.


Habilidades: es muy importante mostrar un perfil dialogante, una actitud constructiva y de escucha activa, transmitiendo respeto, siendo una persona emp谩tica y conociendo todas las personas implicadas en la resoluci贸n de las demandas. Ha de ser un experto en el trabajo cooperativo, siendo un buen dinamizador de grupos, gestionando y coordinando equipos de trabajo, demostrando que puede trabajar conjuntamente. Es relevante tener capacidades de negociaci贸n, de adaptaci贸n a las circunstancias y personas, transmitiendo seguridad, confianza y mostrando un perfil de persona flexible.


PARADIGMA CRÍTICO: - El diseño pedagógico responde al currículum abierto. - Importancia del proceso de aprendizaje. - La actuación del profesional se basa en la participación activa y crítica, tanto en su formación como en el diseño de acciones. - Se concibe el profesional como investigador. - Tiene muy presente la singularidad del sujeto. - Metodología cooperativa.

PARADIGMA TÉCNICO

:

- El diseño pedagógico responde al currículo cerrado. - Se da importancia al resultado de los aprendizajes. - No tiene presente a las singularidades del sujeto. - La actuación profesional a conocimientos concretos, evaluables y mecánicos. - Metodología introspectiva.

Los psicopedagogos desarrollan una práctica profesional compleja, por éste motivo, considero que son muy importantes otro tipo de conocimientos, a parte de los procedimentales y de los conceptuales, para desarrollar el ejercicio de la profesión. Son igualmente importantes los conocimientos conceptuales, como los procedimientos y las actitudes. Para poder desempeñar correctamente el trabajo, necesita disponer de un conjunto de actuaciones y criterios de actuación, que lleven a la práctica valores reconocidos y válidos por el entorno social, la comunidad profesional, el equipo de trabajo. No debemos olvidar que la información que el psicopedagogo recoja en el ejercicio de su profesión, está sujeta a los derechos y deberes del secreto profesional.


El psicopedagogo a ha de ser un agente de cambio: mediante un proceso de desequilibrio constructivo, consiga posteriormente un re-equilibrio, que represente mejoras de la situación de partida. Siento el asesor/ra quien analiza y modifica los esquemas de conocimientos de los maestros/tras implicadas en el proceso. Después de “darle muchas vueltas” al material de estudio, he llegado a la conclusión de que se debería hacer un cambio de chip, transformando el “intervenir sobre...” a “trabajar con...”, en donde se pone en manifiesto, la escucha activa, la colaboración constructiva, interdisciplina, prevención de obstáculos, optimizar la información haciendo que circule y abordar una “cultura interdisciplinaria”.


TE INVITO A UNIRTE AL NUEVO MUNDO DE LA PSICOPEDAGOGIA CRUCEMOS JUNTOS LOS CAMINOS LLUVIOSOS DERRIVANDO LOS OBSTACULOS MIRANDO, NUESTRO FRUTOS CON AMOR Y VIDA!!!


desarrolloprofesional