Issuu on Google+

RESPONSABILIDAD DE LOS PADRES EN LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS Martha O. Godínez López1. Resumen: Los padres de hoy se ven en la necesidad de combinar su trabajo fuera del hogar, con la crianza, las faenas propias de la casa y la educación de los pequeños, si están en edad escolar. Ser Padre o Madre resulta mucho más complicado que antes. Antiguamente el número de hijos por familias era bastante grande, sin embargo en la actualidad se ha reducido de uno a dos hijos por familia. Lo que se advierte, en realidad, es que los padres tienen mayor conciencia de lo complicado que es la tarea educativa como resultado de los cambios culturales que se producen en la sociedad y las familias. Palabras clave: Familia, escuela, educación.

INTRODUCCIÓN El papel de los padres en la educación de sus hijos, ha venido desmejorando en los últimos tiempos, debido a la falta de atención de estos hacia sus hijos, esto a causa de varios factores donde el más resaltante son sus ocupaciones laborales, en la actualidad en muchos hogares la familia ha pasado a ocupar un segundo plano; dejando a un lado el rol que deben desempeñar en la educación de sus hijos y delegan esta labor a los profesores, esto ha traído consigo que muchos niños y jóvenes no posean una educación de calidad, ya que los docentes desempeñan su papel en la escuela pero los padres han abandonado la labor de educar a sus hijos. “Considerándose al campo educativo como uno de los más vulnerables, pues la agitación de la vida actual y el sistema económico hace que la familia delegue esta responsabilidad a la escuela, y esta se convierte en verdadera familia de los estudiantes” (Kliksberg, 2002). 1 Licenciada en Educación Primaria, y estudiante de maestría en docencia en del Instituto del Desierto de Santa Ana en el estado de Sonora, actualmente labora como docente.


El rol que juegan los padres y madres de familia en la formación integral de sus hijos, es muy importante más que nada cuando se trata de la educación que es un Privilegio y en la actualidad no todos los niños pueden estudiar prepararlos Para una vida mejor. Si bien es sabido los padres de familia creen que educar un niño es únicamente matricularlo irlo a dejar a la escuela y nada más, creen que solo el maestro es el único que tiene que educar a los niños y por eso le dicen: yo te pongo a estudiar en la escuela es para que tus profesores te enseñen, no asumen con responsabilidad de padres de familia ya que el mejor maestro debe ser el padre de familia en la casa. En mucho hogares no prestan la colaboración necesaria en el control de la asistencia de los niños a la escuela y sus deberes en la casa, otros casos simplemente no cumplen los deberes porque no hay quien controle sus deberes, quien responda por la educación de esos niños, en vez de estudiar se la pasan jugando sin saber que hacen, con quien andan, o cuáles son sus amigos, otros viven sin sus padres al cuidado de familiares que no es lo mismo que los padres quienes deberían ayudar con mucho amor en la formación integral de sus hijos. En la actualidad los padres y madres de familia dan muy poca importancia a la Educación Básica no comprenden que la mejor educación es la que se da en los primeros años de estudios, allí se forma como estudiante además como entes de la sociedad y allí es donde más se necesita la presencia de los padres y madres porque son los encargados de dirigir la educación y el cumplimiento diario de las tareas en el hogar, estas destrezas tienen el 50% del aprendizaje significativo en los niños y niñas cuando llegan a la educación media ya es solo continuación, ese es la famosa “Mentalidad” que muchos padres de familia tienen, que la Educación Básica no es importante y por eso no se responsabilizan de sus hijos (as).


Hace 25 años la educación era muy diferente los padres y madres de familia tenían menos educación que los padres actuales pero se preocupaban mucho de la educación de sus hijos visitaban la escuela con mucha frecuencia dialogaban Con los maestros sobre el avance de la educación de sus hijos, eran permanentes colaboradores y apoyaban económicamente para que las escuelas tengan las comodidades necesarias, al parecer el trabajo y la supervivencia han restado importancia en la educación de los hijos. Es de gran importancia saber que los padres y madres de familia participan en el proceso de aprendizaje de su hijo a partir de un referente de valor o actitud hacia la escuela o al concepto o noción de educación que manejan de ahí la necesidad de entender muy bien estos conceptos. (Rockeach, 1986)De acuerdo a lo expuesto, las respuestas, las acciones, las conductas, los comportamientos, son la característica fundamental en el aprendizaje de los valores; en este mismo sentido,

(Beltran, 1987) ratifica que los valores son actitudes, inferencias, no

observables en sí mismo sino a través de las Manifestaciones verbales o conductuales del sujeto. LA COMUNICACIÓN FAMILIAR En toda familia el ámbito ideal para que los hijos, con la ayuda de sus padres, fomenten una verdadera escuela de virtudes como la alegría, el optimismo, el orden, la sinceridad, la lealtad y fundamentalmente el trabajo, para que se entrenen en el cumplimiento del deber, y para que lleguen a ser personas que produzcan en la vida, que aporten a la sociedad, en una palabra que tenga “hombre de bien”. Por tanto es importante la formación de los padres, para que puedan guiar a sus hijos caminando siempre por delante, en la siembra de valores éticos, de respeto a los demás como ellos guíen ser respetados, de sentido de responsabilidad en todas sus actuaciones y en la toma de decisiones, aun desde los primeros años de vida, pues todos los días comprobamos que el buen actuar no se improvisa.


La comunicación en el ámbito familiar es un signo de madurez, es el medio Más eficaz para mantener las relaciones entre los esposos e hijos. La comunicación permite crecer en el amor, ayuda a superar las dificultades; es fuente de alegría, de optimismo, es fuerza que ayuda a resolver los en un ambiente de serenidad. Comunicarse no es simplemente hablar, preguntar, responder o escuchar. Es por eso que la educación es el medio más adecuado para construir su personalidad, desarrollar al máximo sus capacidades, conformar su propia identidad personal y configurar su comprensión de la realidad, integrando la dimensión cognoscitiva, la afectiva y la axiológica. Para la sociedad, la educación es el medio de transmitir y, al mismo tiempo, de renovar la cultura y el acervo de conocimientos y valores que la sustentan, de extraer las máximas posibilidades de sus fuentes de riqueza, de fomentar la convivencia democrática y el respeto a las diferencias individuales, de promover la solidaridad y evitar la discriminación, con el objetivo fundamental de lograr la necesaria cohesión social. Además, la educación es el medio más adecuado para garantizar el ejercicio de la ciudadanía democrática, responsable, libre y crítica, que resulta indispensable para la constitución de sociedades avanzadas, dinámicas y justas. Por ese motivo, una buena educación es la mayor riqueza y el principal recurso de un país y de sus ciudadanos. CONCLUSIÓN: Dicho tema es muy interesante ya que en lo personal me ha tocado lidiar con situaciones similares, donde los padres de familia no les ponen atención a sus hijos, y solo los mandan a la escuela primaria porque tienen que ir y es todo, no se preocupan por saber si algo les hace falta, si están fallando en alguna de las asignaturas. En ocasiones solo agarran la escuela como guardería o su salvación para no hacerse responsable de sus hijos, es por eso el interés en hacer ver a los


padres de familia que están fallando y que aunque sea pleno siglo XXl no debería de existir era poca responsabilidad de su parte, porque el alumno crecerá sin alguna atención, o alguna ley. Y se podría afectar hasta en su desempeño académico.

REFERENCIAS: BrnnaRors, J. Whose "family"? A note "Thechanging sociological construct of family". The Sociological R e v i e w 3 6 \ 2 ) : 267-271, 1988 Mejías Valenzuela, E. (coord.) (2002). Hijos y padres: comunicación y conflictos. Madrid: FAD López Cruz, I. (2004). La Construcción de los Valores en la Familia. Revista Investigación y Educación, 1 (9), 7-10. Pérez de Pablos, S. (2004). El Papel de los Padres en el Éxito Escolar de los Hijos, pág., 120


Responsabilidad de los padres en la educación de los hijos