Page 1

RUDE e r u t l Cu

contemporary cultural magazine abril 2013 ·número 1 -10 €

Entrevista a Risto Mejide (by Juan Gómez Jurado) · La hintrahistoria de la Farola (by Marta Trejo Luzón) · Dos & Donts · Mi escritor favorito, ese gilipoyas (by David Jiménez) · Ni la O canuto (by Félix de Azúa)


SUMARIO

04· Entrevista a Risto Mejide (Juan Gómez Jurado) 10· Dos & Don’ts 12· La hintrahistoria del periódico

La Farola (Marta Trejo) 18· Forges · Moderna de pueblo · DMolina · Quino · Dejesús 19· Mi escritor favorito, ese gilipoyas (David Jiménez) · Ni la O canuto (Félix de Azúa) 20·El roto

RUDE Culture


ENTREVISTA

Risto Mejide

“La mejor campaña publicitaria de la historia se llama Iglesia Católica” Publicado por Juan Gómez-Jurado Risto Mejide (Barcelona, 1974) es director creativo de profesión, jurado televisivo por accidente y escritor por vocación. Quedamos con él en un restaurante japonés donde nos sirven un sushi tan crudo y sabroso como sus opiniones.

Abordar cualquier entrevista contigo es extremadamente complejo. ¿Qué es para ti un prejuicio?

biado en tu vida para que dejes de serlo? ¿Quién te ha dicho que he dejado de serlo? (Risas)

Una oportunidad de actualización. ¿Y si el prejuicio es sobre ti?

Bien, dime entonces qué ha cambiado para que los que te tratamos pensemos que no lo eres.

Una enorme oportunidad de actualización.

Igual lo que ha cambiado es que ahora soy consciente de que soy gilipollas. La idiotez es inherente a ser algo en la vida. Cuando alguien pretende llevar a cabo un proyecto de cualquier tipo debe ser bastante idiota ANTES de empezarlo. También el éxito de cualquier tipo implicará que mucha gente piense que eres gilipollas. Ahora no tengo ningún problema en asumir todas mis carencias. Igual hace quince años cuando empecé en la publicidad, o cuando empecé en televisión, o cuando empecé a escribir, que era todo un terreno virgen, no tenía esa capacidad, o no lo habría hecho…

Cualquiera diría que luchas a brazo partido por una imagen muy definida, divisoria. Bandera discutida, que diría aquel. Creo que el máximo peligro, la gente más peligrosa ahora mismo (en comunicación, en política, en lo que sea) es la gente indefinida. Definirse es tener una causa, y yo creo en la gente con una causa incluso aunque sean contrarias a aquellas en las que yo creo. La gente que no se define es porque tiene miedo a molestar. Aquellos que me vienen diciendo que no tienen enemigos o que le caen bien a todo el mundo me hacen desconfiar profundamente.

Una vez me dijiste que hace quince Has declarado en ocasiones que años eras gilipollas. ¿Qué ha cam- cuando quieras dejar la tele te 4

Rudeculture Magazine

‘‘Procura estar con una mujer que sepa mucho más de sexo que tú’’


ENTREVISTA Risto Mejide. Fotografía: Guadalupe de la Vallina quitarás las gafas y nadie te reconocerá por tanto es bueno, lógico y deseable que tenga la calle. ¿Eso es como lo de Superman y Clark un principio y un final. Kent pero al revés? ¿Te lo has planteado a corto plazo? O mejor diSí, pero sin superpoderes. Si me las quito no cho, ¿tanta exposición mediática no tiene un me reconoce casi nadie. Afortunadamente la efecto sobre la vida personal? tele no tiene memoria. Todos los que hoy te piden autógrafos por la calle mañana no es- Sin duda tiene mucho efecto en la vida personal. tarán, y no pasa nada. La gente sigue su vida. No sé quien definió a un famoso como “un tío Además mi fama es intermitente, son tan im- normal que no puede hacer cosas normales”, portantes los periodos en los que estoy en la pero andaba muy acertado. Yo sé que en los tele como en los que no estoy, y eso es lo que momentos de presencia máxima no puedo ir a yo tengo que administrar, para no cansarme yo la playa, despelotarme y ponerme a tomar el o la audiencia. Y lo que hago a nivel público no sol. O si lo hago, me atengo a las consecuenes relevante: no salvamos vidas, ni afectamos cias. Tampoco puedo ir tranquilamente con mi a la economía, ni cambiamos gobiernos. Por hijo por la calle, porque me harán una foto. Y 5

Rudeculture Magazine


ENTREVISTA

como, desgraciadamente, conocen tan bien los límites de la legalidad, pixelarán la cara del niño lo justo para poder sacarlo (Se encoge de hombros con resignación).

ción en programas de talentos si conociese la historia real de cómo tú mismo intentaste triunfar en Hollywood. Háblanos de lo que sucedió y de los sacrificios que te supuso.

Igual a ti te haría falta, también. Te recuerdo que una señora te lanzó una lechuga la primera vez que saliste por la tele.

Vaya por delante que fue mi fracaso de mayor éxito. No logré nada pero al mismo tiempo fue el inicio de un montón de éxitos personales para mí. Todo comenzó en Barcelona en el 2000, en ese momento me fui de Euro RSCG (Lorente) por discrepancias con la dirección. Estuve trabajando un tiempo con Doctor Music, andaba en paro, perdido, buscándome la vida… Incluso fue la época en la que intenté entrar en el Centro Nacional de Inteligencia.

Una pena de lechuga. En fin, soy consciente de todo y lo llevo lo mejor que sé. Soy consciente de que me lo he buscado, también. No voy por ahí diciendo que me lo he encontrado, qué injusto, y tal… No. El día que sales por la tele y más con 32 años que empecé, era consciente de lo que había. Sabías a lo que venías, macho.

¡Espera, ahora eso lo tienes que contar! ¿Querías ser espía?

Pero ese no era tu objetivo, tampoco. Jamás. La fama, también en mi caso, ha sido un camino rápido para poder cumplir mi sueño, que es poder escribir. O mejor dicho, para poder publicar, porque escribir ya escribía. Empecé a trabajar para marcas como copy, como redactor. Lo que pasa es que cuando uno no tiene tanto talento como para ser (cita a un escritor español cuyo nombre queda inaudible en el barullo del restaurante) tiene que tomar atajos, y la tele ha sido uno de ellos. De hecho ahora me encuentro en la situación contraria. Recuerdas que el otro día salíamos de un restaurante y tres adolescentes se nos acercaron…

Tampoco es para tanto. En aquella época yo llevaba siete años estudiando chino mandarín, y vi en el periódico que necesitaban agentes que hablasen árabe o chino. En aquel momento tenía un buen nivel de chino —ahora no—, así que eché el currículum sin ninguna esperanza. Cuál no sería mi sorpresa cuando al cabo de unos días apareció en mi buzón un sobre. ¡Sin sello ni matasellos, lo cuál me acojonó mucho! Habían entrado en mi portal y dejado el sobre más discreto —y al mismo tiempo más escandaloso— del mundo, en el que decían: Sr. Mejide, gracias por su interés, nos pondremos en contacto con usted. Y luego me llamaron para las pruebas. Un tal José Manuel —sin apellido—, de quien aún conservo el teléfono (me lo muestra en la agenda) me llamó y estuve un fin de semana pasando pantallas con ellos. Hasta que llegamos a la parte del sueldo y me di cuenta de que cuando uno se imagina ser espía piensa en James Bond y puede terminar como Anacleto.

De todas formas, y por dudar un poco de tu honestidad, hubo una vez en la que te marcaste un Lucía Etxebarría. Dijiste que dejabas la tele pero diez meses después estabas de nuevo en un reality. Y no una vez, sino varias veces. Siempre he estado a punto de dejarlo y creo que por eso vuelvo, porque quiero ser prescindible y que la tele sea prescindible en mi vida, por lo que el botón de escape tiene que ser muy fácil de pulsar. Al fin y al cabo llegué a ella por casualidad.

Así que te marchaste. Sí. En aquellos tiempos yo intentaba por todos los medios trabajar con mi ídolo, el que para mí es Dios Nuestro Señor en el ámbito de la comunicación y la publicidad en este país, que es Toni Segarra. Es el mayor genio que hemos

Tal vez la gente entendiese mejor tu participa6

Rudeculture Magazine


nacional de una cuenta de whisky… J&B (Justerini and Brooks). Bueno, yo no quería citar la marca, pero sí, era esa. “Queremos ganar esa cuenta y si se te ocurre alguna idea, dánosla, la metemos en el pool de ideas y lo intentamos”. Así que se me ocurrió una idea que fue la que después hizo ganar esa cuenta. Entonces pasé en pocos días de ser un pringao en paro en mi casa a ser el director creativo a nivel internacional de una marca. Y me encontré en Escocia, un fin de semana, en el castillo de la marca, en una reunión con todos los directores creativos regionales. Durante este fin de semana tuve el dudoso honor de tener que probar 180 whiskies en 48 horas. 180 whiskies. Tú haz una cata de diez whiskies y al décimo no sabes cómo te llamas, imagínate 180…

Y te vio tan desesperado que te dio una La palabra arrogancia viene del latín arrogare, oportunidad. o reclamar para uno mismo. ¿Qué es lo que reclamas para ti cuando emites un veredicto? Exacto. El caso es que la primera oportunidad que me da era el concurso inter- Reclamo la misma honestidad y el respeto con

Risto Mejide. Fotografía: Guadalupe de la Vallina 7

Rudeculture Magazine

ENTREVISTA

tenido en este país en este ámbito. La revista Anuncios le nombró “el creativo del siglo” y con razón. Se inventó anuncios como “A qué huelen las nubes”, “Redecora tu vida” o el mítico “¿Te gusta conducir?“ de BMW. Solo existen otras cinco personas como él en el planeta. Piensa que Ferran Adrià dice que solo idolatra a tres personas y una es Toni Segarra. Yo me había obsesionado con trabajar con este hombre, y de hecho cada año desde que empecé a trabajar le visitaba para enseñarle mi portafolio de ideas y que me diese una oportunidad. Siempre había sido un “No”, y yo seguía insistiendo. Hasta que llegó este año 2000 en que yo estaba en paro, me fui a verle y le dije: “Yo no voy a pedirte que me contrates, yo voy a pedirte que me dejes trabajar gratis. Pero necesito pagar las facturas, así que págame un sueldo y si en seis meses no estás satisfecho, pido un crédito y te devuelvo hasta el último euro que me hayas pagado”.


ENTREVISTA Risto Mejide. FotografĂ­a: Guadalupe de la Vallina 8

Rudeculture Magazine


¿Tienes pena de que no se cumpliese ese sueño?

¿Consideras que les haces un favor a los demás poniéndolos enfrente de lo peor de sí mismos?

No, para nada. Estoy muy lejos de la figura del músico frustrado. De hecho para mí la máxima realización de mi sueño musical tuvo lugar en 2009, cuando produje el disco de Virginia Maestro, la ganadora de OT de aquel año. De las diez canciones nueve eran mías. Las había compuesto, las guardé en un cajón durante años y, gracias a la tele, encontré la cantante que hacía falta en mi grupo. Y encima me reuní otra vez con uno de ellos —que ahora es uno de Los Pinker Tones— y le dije “¿Quieres producirlo tú? Sería muy bonito cerrar esa etapa de esta forma”. Así que lo hicimos, y ese fue el segundo disco más vendido, vendió la friolera —ahora— de 20.000 copias, y gracias a ello esta chica tuvo una carrera musical. De hecho ahora creo que está preparando el tercer disco. Para mí ser feliz no es el cumplir los sueños que tenías cuando eras pequeño sino el cumplir la actualización de esos sueños. Si nos quedásemos con los sueños que teníamos entonces ellos querrían ser todos futbolistas y ellas todas veterinarias. Actualizar tus sueños es parte de la felicidad. ¿Yo qué quería cantando? ¿Quería salir al escenario o quería que la gente escuchase mis canciones?

Si hay una cámara delante sí, si no, no. Como tú bien has dicho cuando reclamo, sube la audiencia, y entonces les estoy haciendo un favor a los concursantes ya que aumento su visibilidad. Para eso me pagan, para ponerme delante de alguien y sacarle los defectos, verlos y a partir de ahí trabajarlos, que esa es la parte que nadie aprecia. La cantidad de frases buenas que yo le digo a la gente no sale en los zappings. ¿Te has equivocado alguna vez? Muchas. Y me he arrepentido, y no me ha preocupado lo más mínimo decirlo en directo, aunque eso venda menos. Es más, me alegro cuando alguien me hace rectificar, porque eso es el principio de muchas cosas, entre otras cosas de enamorarse. Tu vida está indisolublemente ligada al mundo de la música. ¿Cuánto hace que no tocas una tecla?

¿Qué música escuchas actualmente?

Cuarenta y ocho horas. Disfruto, me relaja muchísimo tocar el piano y la guitarra también. Pero no lo voy a compartir nunca porque no creo que tenga nivel para ello. Mi primera nominación fui yo mismo. Cuando hace muchos años comencé a tocar en un grupo, me analicé a mí mismo y a los demás y me di cuenta de que no daba la talla. Y me eché, disolví el grupo. Y la prueba de que era la decisión correcta es que desde ese mismo momento todos empezaron a triunfar en el mundo de la música, lo que deja claro que el problema era yo. A mí la naturaleza me ha dotado de un oído muy bueno. Escucho un desafine y me duele en el alma. Pero tengo cero capacidad de interpretación. Soy muy mal pianista, muy mal guitarrista y muy mal cantante. Pero tengo criterio.

(Saca el iPhone del bolsillo y nos muestra la música que lleva comprada o listada en Spotify. Orishas, Javier Álvarez, Portishead, Bon Jovi… y ¡Julio Iglesias!). Me gusta mucho Vanesa Martin, es una cantautora muy poco conocida de este país a la que conocí tras verla en un concierto y tiene un talento brutal. Tiene una canción alucinante que te recomiendo que escuches en un día de lluvia, se llama Durmiendo Sola. Si no te cortas las venas con esa canción, no tienes sangre. Gracias por tu tiempo Risto, suerte. Por: Juan Gómez-Jurado. 9

Rudeculture Magazine

ENTREVISTA

los que yo actúo. Que lo mismo que doy lo reciba.


DOS & DONT’S

DO.

Howie Mandel solía llevar ese bolso-guante en escena. Estaba lleno de guantes de látex que hinchaba a soplidos hasta que le estallaban en las narices. Howie hizo este número en los escenarios hasta que, un día, un soplido de más le provocó un coágulo sanguíneo. Ese fue el fin de la comedia con guantes.

DONT.

DONT. Tener que cumplir un mínimo de dos años en las Fuerzas Armadas Israelíes puede desquiciar a cualquiera. Yo la dejaría cagar en mi lámpara, si quisiera. Es lo menos que puedo hacer.

Si algo podemos sacar de esto (además de una vida entera de náuseas cada vez que cerremos los ojos) es la enseñanza de que siempre, siempre hay que darle una generosa propina a tu tatuaDO. dor. Con esas uñas camalónicas no tengo nada que decir. Vale, tengo tres preguntas. 1) ¿Cómo te limpias el culo? 2) ¿Cómo te limpias el culo? 3) ¿Cómo te limpias el culo?

DONT.

Las personas que se ponen disfraces de dibujos animados japoneses suelen parecer preservativos llenos de mierda de vainilla... Pero por alguna razón todo lo que puedo ver aquí es mi futuro con su traje de boda.

DO.

No sé si alguna vez los Djs fueron así (uvas espaciales de sexo indefinido con una colección alucinante de discos freakbeat), pero sí sé que deberíamos volver rápidamente a esos tiempos.

DONT.

¿Os acordáis de cuando la gente averiguaba que te gustaba Spiderman y de inmediato te calificaban de nerd, estabas fuera de la mayoría de los grupos sociales y te pegaban palizas con regularidad? ¿Podemos volver a esos tiempos, por favor? 10


REPORTAJE

LA INTRAHISTORIA DEL PERIÓDICO ‘‘LA FAROLA’’ Fundada por George Mathis en 1994 en Barcelona, La Farola se define a sí misma como ‘El periódico de la esperanza’. Vender esta publicación por las calles de las grandes ciudades es, muchas veces, la única salida digna para la gente que no tiene recursos: parados de larga duración, inmigrantes sin empleo, vagabundos sin techos, familias sin recursos..

12

Rudeculture Magazine


REPORTAJE Inmigrante sujetando La Farola. FotografĂ­a: El Mundo. 13

Rudeculture Magazine


REPORTAJE

La prensa simbólica que está en las calles Publicado por Marta Trejo. La Farola, que actualmente va por las ediciones nº 323-325, ‘’ante todo es un símbolo’’ comentan Louis y Godpowers de Nigeria. ‘’Normalmente la gente no me pide que le dé un periódico, simplemente me dan dinero’’, dice sorprendido Louis al solicitarle uno de sus ejemplares. Pero no todos están dispuestos a vender su ejemplar. ‘‘Es el último ejemplar que me queda, no puedo permitirme venderlo, ya no tengo dinero para comprar más’’ declara un vendedor sudafricano que ejerce cerca de Palos de la Frontera. Su edición era muy antigua y la lleva envuelta en una carpetita transparente de plástico para no estropear el material. Pero, ¿Qué significa que no tiene dinero para comprar más? ¿Acaso es un sistema de reventa?

acreditado, lo perdió hace tres meses, pero no le importa: ‘’Me lo venden igualmente. Puede sacárselo cualquiera, es muy sencillo’’.

En efecto, La Farola está ideada dentro de un sistema en el que las tiradas se venden a los trabajadores que tengan un carné acreditado para que, más tarde, ellos revendan el periódico a un precio mayor y poder conseguir beneficios. Concretamente a ellos les cuesta un euro y la revenden por dos. Así el sistema puede mantenerse: Recaudan dinero para elaborar nuevas tiradas, mientras que los trabajadores ganan una pequeña diferencia, simple. Este carné puede sacárselo cualquier persona, pero también posee un carácter simbólico. Dana, que tiene dos hijos de dos y diez años, aún no tiene el carné. ‘’Lo sacaré la semana que viene’’ comenta mientras me ofrece todo tipo de productos como mecheros y llaveros en el barrio de Argüelles. Es de Rumanía y tiene todos los papeles en orden, su marido le compra los periódicos que ella sale a vender todas las mañanas. ‘’La cosa está muy mal, mi principal objetivo del día a día es conseguir comida para mis hijos, el resto ya se verá..’’ Ni ella ni su familia tienen intención de volver a Rumanía: ‘’aquí se está mejor’’, asegura. Godpowers tampoco tiene el carné de

El pequeño local donde se produce el contacto entre los vendedores y la distribuidora se encuentra en la calle Juan Antón, cerca de la casa de Campo de Madrid, (metro Alto de Extremadura). El local parece abandonado recubierto de rejas y no se puede ver el interior, lo único que se puede vislumbrar es una hojita que indica el horario: martes y miércoles por la mañana (también indicado en el periódico). La mujer que lo lleva de unos 60 años no está acreditada para dar información pero aclara y desmiente otro de los rumores que se expandió sobre el cierre del diario hace cinco o seis años. ‘’Nunca hemos dejado de repartir ediciones ni hemos cerrado el periódico, seguimos adelante, nunca han existido problemas, por lo menos aquí abajo. Una vez cambiamos de local, pero eso fue por culpa del alquiler, el otro local era muy caro’’. Junto al mostrador se encuentra un tablón en el cual cuelga una hoja de indicaciones que recuerda ‘Dar propina al distribuidor cuando venga con los nuevos pedidos’, ‘solicitar ayuda de vecinos del barrio para trasladar los paquetes del camión al local’, ‘un euro por un ejemplar’, …

14

‘‘Mi principal objetivo del día a día es conseguir comida para mis hijos, el resto ya se verá..’’

Ciertos rumores urbanos comentan que este carné fue una escusa para atraer inmigrantes con la promesa de que con él podrán moverse por toda España. Este rumor no es fiable y probablemente fuese acompañado de la mala prensa que se le dedicó a este periódico en el 98 que obligó a su director, Mathis a dar la cara en varios juicios. ¿Dónde comprar La Farola?

Rudeculture Magazine


REPORTAJE Dana sujetando La Farola. Fotografía: Marta Trejo ¿De dónde viene La Farola? Los ejemplares son editados en Italia, dependiendo del diario existen distintas direcciones: o Génova o Roma. Esta actividad la dirige la editorial Amici di Qui-Z, que como el mismo diario no posee ni página web ni dirección. Las tiradas son irregulares y el periódico carece de fechas en su portada, pero suelen ser quincenales. El diario se compone de 24 páginas en las que se desarrollan artículos sacados de internet de fechas atrasadas, sin nombres de periodistas o redactores, relacionados con economía y sociedad, redes sociales, cooperación, cambio climático, cultura, cocina, algunas entrevistas y sólo las dos últimas páginas dedicadas a publicidad dirigida exclusivamente a los propios vendedores ofreciendo ofertas de viviendas muy baratas, trabajos y productos que pueden conseguir a menos precio acreditando el nº de carné de vendedor. Pero curiosamente sólo dos de los individuos entrevistados habían leído La Farola que vendían. ‘’A veces leo cuando me aburro, pero no entiendo muy bien

el idioma’’ Comenta Louis que ejerce en la C/ Princesa, pero no estaba al tanto de los anuncios que le ofrecían ofertas baratas. Sin embargo Godpowers, de 39 años, sí que estaba al tanto de las ofertas, las cuales había solicitado alguna vez. Los demás no habían tenido interés o no conocían el idioma, lo importante es vender el producto. Esto principalmente fue lo que produjo las polémicas del 2009 que llevaron a juicio a Mathis, varios individuos sentían que era una manera de explotar a los necesitados para difundir La Farola como producto. ¿Pueden los vendedores subsistir con La Farola? Normalmente los que distribuyen este periódico solo se dedican a eso y efectivamente, la mayoría sí que subsisten a base del periódico y la limosna. Louis vende 4 o 5 al día más lo que le dan los viandantes que no solicitan el periódico. Su objetivo al llegar a España era conseguir papeles, aún no los ha conseguido pero no tiene en mente regresar a su país ‘’No lo sé, de momento tengo casa y este es mi trabajo’’. Aunque no todos

15

Rudeculture Magazine


REPORTAJE

se encuentran a gusto como para considerarlo ‘trabajo’. Godpowers puede subsistir, pagar su piso de alquiler en Parla (500€) e incluso de vez en cuando pagar a una asistenta que le limpia la casa pero se siente muy incómodo: ‘‘No me gusta estar molestando en la calle pidiendo dinero, está feo y no es agradable, yo se que molesto…’’ Ejerce cerca de Serrano y es consciente de su situación, como el dice‘’No hay más salidas’’. Acude una vez al mes al local de La Farola y compra 16 periódicos para todo el mes. ‘’Si necesito más vuelvo, pero en general esto me vale para un mes’’. En 5 o 6 años tiene planeado volver a Nigeria con su familia, mientras tanto camiEna con cuidado e intentando pasar desapercibido, ‘existe mucho racismo en España, por lo menos en mi barrio. Ven mi color negro y ya me miran con rechazo, yo lo único que quiero es que nadie se dé cuenta de que estoy, podrían exportarme.’ Los viandantes tampoco se molestan mucho en investigar, pero algunos colaboran dando dinero, otros sin embargo pasan de largo, agachan la cabeza o les miran con cara de súpli-

ca, casi pidiendo perdón por no poder colaborar: ‘’En estos momentos cada céntimo es necesario, yo también los necesito y no puedo permitirme regalarlos’’ aclara un viandante. La crisis estrecha el campo de posibilidades de muchos individuos en esta situación, pero La Farola apuesta por la solidaridad y la cooperación de los ciudadanos frente a sus iguales.

‘‘No me gusta estar molestando en la calle pidiendo dinero, está feo y no es agradable, yo se que molesto…’’ Esta situación se encuentra en nuestras calles, en frente de nuestros mercados, pero es realmente desconocida. Ni siquiera los ‘compañeros de oficio’ conocen esta situación. La kiosquera de la calle Hilarión Eslava pensaba que La Farola se había extinguido. Después de hacer unas llamadas a la distribuidora del Grupo Dima no consigue ningún tipo de información ‘’Ellos tampoco saben nada,

Portada nº 180 de La Farola. Fotografía: El Mundo. 16

Rudeculture Magazine


‘‘Mendigar nunca más’’ Esta situación se encuentra en nuestras calles, en frente de nuestros mercados, pero es realmente desconocida. Ni siquiera los ‘compañeros de oficio’ conocen esta situación. La kiosquera de la calle Hilarión Eslava pensaba que La Farola se había extinguido. Después de hacer unas llamadas a la distribuidora del Grupo Dima no consigue ningún tipo de información ‘’Ellos tampoco saben nada, supongo que este tipo de prensa de beneficio social no interesa. A mí al menos no me estorba, en tiempos de crisis lo que peor llevamos los kiosqueros es la prensa gratuita.

Por: Marta Trejo Luzón.

17

Rudeculture Magazine

REPORTAJE

supongo que este tipo de prensa de beneficio social no interesa. A mí al menos no me estorba, en tiempos de crisis lo que peor llevamos los kiosqueros es la prensa gratuita.


D. MOLINA

OPINIÓN

FORGES

QUINO

MODERNA DE PUEBLO

ÚS

DEJES

18

Rudeculture Magazine


Publicado por David Jiménez

Cuando publiqué mi primer libro hubo amigos que me preguntaron quién lo había escrito de verdad. Descartaban que pudiera ser el mismo tipo con el que recordaban haber abandonado algún bar en peor estado que George Clooney tras su juerga con Tarantino en Abierto hasta el amanecer. La decepción de los cercanos me confirmó que Reinaldo Arenas tenía razón: a los escritores es mejor leerlos desde la distancia, pero no conocerlos personalmente “porque se pueden sufrir terribles desengaños”. Kapuscinsky sostenía que para ser buen periodista hay que ser buena persona, pero nada indica que sea una condición indispensable para producir buena literatura de ficción. Incluso antes de este despelote social del escritor, nos enteramos de que Tolstoi maltrataba a su mujer mientras terminaba Ana Karenina. La culpa de tanto desengaño no es de los autores, sino de los lectores que se empeñan en identificarlos con el más virtuoso de sus personajes, olvidando que solo una personalidad compleja puede producir la mejor literatura. Ya saben, alejada de las simplezas de un mundo dividido en buenos y malos. Seguramente Tolstoi pudo escribir Guerra y Paz porque ambos mundos convivían en su interior. ¿Conocerle en bata y zapatillas, botella de vodka en mano, en una dacha rusa? Probablemente habría llevado a uno de esos “terribles desengaños” de los que hablaba Arenas. Uno sabe lo que es descubrir que uno de sus autores de cabecera no es lo que le gustaría. Hace ya algunos años que Ángel Fernández Fermoselle, el editor de Kailas, me introdujo en la excepcional obra

Ni la O con un canuto

de Mo Yan, el último premio Nobel de Literatura. El autor chino es un señor afable y tímido, simpático incluso. Ah, y miembro del Partido Comunista Chino (PCCh) que manda a miles de personas a campos de reeducación, ejecuta a más presos que el resto del mundo junto y censura a cientos de compañeros de oficio de Mo, cuando no los encierra en celdas de aislamiento. La víspera de su discurso en la Academia sueca preguntaron al premiado chino por la supresión de la libertad de prensa en su país y vino a decir que eran cosas que pasaban en todos lados. ¿Es posible que un escritor capaz de escribir obras maestras como La Balada del Ajo no vea la diferencia entre China y España, donde uno puede poner a parir a su presidente (aprovecho: Rajoy me parece medio lelo) sin pasar 20 años en un gulag? Yo creo que no es posible, así que solo puedo concluir que Mo guarda silencio sobre los abusos del régimen chino por afinidad ideológica, interés o cobardía, no porque lo tenga todo dicho en sus libros como alega. Cuando le escucho me tienta la idea de quemar sus libros en la hoguera, pero luego recapacito y me digo que tomarse la literatura de forma tan personal solo tiene un pase en la adolescencia. Prefiero la distancia que me permite seguir leyendo a mi autor favorito, ese gilipollas. hermanados con los analfabetos eufóricos. Porque si no, no se comprende que los sindicatos de la educación (insisto, de la educación) quieran humillar a profesores y maestros exigiendo la ocultación de los inútiles, de los pícaros, las nulidades a quienes se precipitan a proteger. ¿Pero qué idea de la educación ha acabado por imponer esta falsa izquierda obsesionada por defender sus intereses burocráticos, sus subvenciones, sus privilegios, y a la que estar en el último lugar de la comunidad europea en educación les parece haber alcanzado el mayor premio de su carrera?

Publicado por Félix de Azúa

Todo el episodio es grotesco y nos arranca una de esas carcajadas seguidas de mucha tos que suenan a cascajo y desesperación. El asunto comienza con unos aspirantes a maestros que a duras penas podrían llevar las cuentas de un figón con tiza sobre barra. Una vez constatan los examinadores (a quienes ya me gustaría examinar) que no pasa el examen ni el veinte por ciento, deciden publicar algunos de los disparates más atroces para que la población en general se haga una idea del nivel educativo del país.

En consecuencia, una de dos, o sindicatos y exministros (o exministras) se han pasado a la derecha extrema, o están dispuestos a hundir este país con tal de mantenerse con los sueldos que tan generosamente les pagamos.

A los sindicatos parece como si les gustara, como si prefirieran ese tipo de maestro totalmente en blanco, sin el menor conocimiento, con el cerebro lobotomizado. Es posible que así se lo parezca porque ellos, los que amenazan y denuncian, se sienten

19

Rudeculture Magazine

OPINIÓN

Mi escritor favorito, ese gilipollas


- El Roto -

20

Rudeculture Magazine


La fotografía de la niña en la peluquería que aparece en portada es de Jessie Kenney. “Sunday Morning Misfits.”

‘‘Good artists copy, Great artists steal’’ Dirección y coordinación: Marta Trejo Luzón. Diseño gráfico: Marta Trejo Luzón. Redacción: Juan Gómez Jurado, Marta Trejo Luzón, Feliz de Azúa y David Jimenez. Fotografía: Guadalupe de la Vallina, Marta Trejo Luzón, El Mundo. ©Todos los derechos reservados, 2013 © Ediciones TREJO S.A. Calle de la parra, 89. Dubilandia 28765 Teléfono 61111010 Printed and made in Spain

21

Rudeculture Magazine


Profile for Marta Trejo Luzon

Rudeculture Magazine  

Revista cultural creada por Marta Trejo Luzón mediante un mix de contenidos, tanto ajenos como propios, para la asignatura de Diseño de la U...

Rudeculture Magazine  

Revista cultural creada por Marta Trejo Luzón mediante un mix de contenidos, tanto ajenos como propios, para la asignatura de Diseño de la U...

Advertisement