Issuu on Google+

DATOS SOBRE LAS PROHIBICIONES DE DANZAS Y SIMILARES EN LOS RITUALES PARALITÚRGICOS DE LA CATEDRAL DE PLASENCIA (CÁCERES, ESPAÑA) Data about prohibitions of dances and similar in the paralituggical ritual in the cathedral of Plasencia (Cáceres, Spain) Marta Serrano Gil Investigadora en Formación, F.P.I. Junta de Extremadura – Fondo Europeo. UEX

RESUMEN

Este trabajo ofrece datos e informaciones de la documentación encontrada en el Archivo de la Catedral de Plasencia sobre las prohibiciones del Cabildo de la Catedral de Plasencia en lo que respecta a la música, la danza y las representaciones dramáticas. Después de una pormenorizada lectura de las Actas Capitulares de los años 1399 hasta 1550, se han encontrado datos interesantes referentes a estas restricciones sobre todo HQORUHIHULGRDODÀHVWDVROHPQHGHO&RUSXV&KULVWL

$%675$&7

This paper provides data and information from the documents found in the archives of the Cathedral of Plasencia about the prohibitions the Chapter of Plasencia Cathedral in terms of music, dance and drama. After a detailed reading of Chapter Acts of the years 1399 to 1550, have found interesting data concerning these restrictions especially in reference to the solemn feast of Corpus Christi.

Danzas Rituales en los Países Iberoamericanos I

335


Marta Serrano Gil

Prohibiciones de Danzas y Similares en Los Rituales ParalitĂşrgicos

1. INTRODUCCIĂ“N

Durante los siglos XII y XIII se conoce, de forma generalizada, un cambio en la economía europea. Surgen los gremios de especialistas, HOLQWHUFDPELRPHUFDQWLOVHLQWHQVLÀFD\HQWUHRWUDVFXHVWLRQHVHOWLHPSR que la población dedica a la artesanía es cada vez mayor. Esta necesidad de hacer comercio trae, entre otras consecuencias, la intensa migración del campo a la ciudad, que cada vez es mayor y la disminución del tiempo que se dedica a la devoción en lo religioso, dedicando mås tiempo a otras actividades1. Al mismo tiempo surgen nuevas órdenes religiosas, las mendicantes, que se dedican a la predicación popular viviendo entre los ciudadanos siguiendo las escrituras tal y como se hiciera en tiempo de los Apóstoles; muy lejos de la concepción del monasterio como fortaleza inexpugnable de las órdenes monåsticas2. Se redescubre, pues, no solo la vida cristiana primitiva, sino la ÀORVRItDODFLHQFLDHOGHUHFKRURPDQRHWF(VODpSRFDGHOVXUJLPLHQWR de las primeras Universidades y del potenciamiento del saber, de la ciencia, las artes y las letras. Gracias a las traducciones que se realizan de obras årabes, judías, persas, griegas, entre otras muchas, es posible que en esa Êpoca medieval accedan a la información del pasado, pues el redescubrimiento y la lectura de los grandes pensadores, como Sócrates, Platón, Aristóteles y San Agustín que ofrecen otros puntos de vista hacia los que virar el pensamiento y la concepción del mundo. Del mismo modo, se producen descubrimientos en todas las åreas de pensamiento gracias a la potenciación de las pråcticas empíricas3. En este tiempo, surgen las grandes construcciones góticas, las BASURCO, Xabier: Historia de la Liturgia. Barcelona: Biblioteca Litúrgica, 2006, pp. 237. Ibídem, pp. 238. 3 Ibídem, pp. 239 – 240. 1 2

336 Danzas Rituales en los PaĂ­ses Iberoamericanos I


Marta Serrano Gil

Prohibiciones de Danzas y Similares en Los Rituales ParalitĂşrgicos

REUDVGHDUWHUHĂ HMDGDVHQORQMDVSDUDHOPHUFDGRSDODFLRVPRQDVWHULRV y catedrales4. La razĂłn gobierna cada investigaciĂłn, cada descubrimiento, cada empresa, y sin embargo, la escolĂĄstica intenta igualar la balanza entre IH\UD]yQVLQGHMDUQXQFDGHODGRODSULQFLSDOLGHDODĂ€ORVRItDHVVLHPSUH sierva de la teologĂ­a (Philosophia ancilla theologiae). Sin embargo, en 1348, el aĂąo de la “peste negraâ€?, serĂĄ la fecha de FRPLHQ]RGHXQDGHFDGHQFLDTXHGXUDUiODUJRWLHPSR(VWHĂ RUHFLPLHQWR de la ciencia, de la razĂłn, del resurgimiento europeo, se ve envuelto en una serie de catĂĄstrofes epidĂŠmicas y guerras entre culturas que anteriormente VHPDQWXYLHURQXQLGDV\HQSDFtĂ€FDFRQYLYHQFLD/DFRQVHFXHQFLDGLUHFWD fue el fortalecimiento del sentimiento nacional en cada reino, en los cuales se fueron reforzando las fronteras y debilitando las relaciones culturales y religiosas entre territorios. Todos estos acontecimientos culminaron en una reforma protestante que romperĂĄ la uniĂłn existente entre los cristianos5. $SHVDUGHODVSHQXULDV\GLĂ€FXOWDGHVODP~VLFD\ODGDQ]DHVWXYLHURQ presentes en cada actividad de la vida religiosa, de la vida noble y de la vida cotidiana de la gente humilde. Cada estamento, a su modo, -y siguiendo unas restricciones cada vez mĂĄs duras por parte de la Iglesia- realizaba FHOHEUDFLRQHV HQ ORV GtDV GH Ă€HVWD ORFDO R HQ UHXQLRQHV SDUWLFXODUHV \ privadas donde, en ocasiones y segĂşn la ĂŠpoca, unos estamentos sociales se mezclaban con otros y surgĂ­an bellos intercambios culturales con los que la mĂşsica y la danza se veĂ­an enriquecidas. Particularmente, y dentro del ĂĄmbito que abarca este trabajo, es por esta razĂłn anteriormente dicha por la cual comienzan a prohibir que los Mozos de Coro y el Maestro de Capilla de la Catedral de Plasencia vayan a cantar por las calles o en casas particulares. 4 5

Ibídem, pp. 240. Ibídem, pp. 240 – 241. Danzas Rituales en los Países Iberoamericanos I

337


Marta Serrano Gil

Prohibiciones de Danzas y Similares en Los Rituales ParalitĂşrgicos

Las prohibiciones en lo que respecta a la música, la danza y las representaciones comienzan a ser mås estrictas despuÊs del Concilio de Trento. Sin embargo, como veremos, ya hay noticias de las restricciones que el cabildo de la Catedral de Plasencia mucho antes, sobre todo en lo UHIHULGRDODÀHVWDVROHPQHGHO&RUSXV&KULVWLFHOHEUDGRHQ3ODVHQFLDFRQ tal solemnidad que dejaba las arcas del Cabildo vacías. Los datos aportados para este trabajo provienen, en gran parte, de la documentación encontrada en el Archivo Capitular de la Catedral de Plasencia. DespuÊs de una pormenorizada lectura de las Actas Capitulares de los aùos 1399 hasta 1550, se han encontrado datos interesantes referentes a estas restricciones que el Cabildo Catedral de Plasencia ponía sobre las danzas, la música y diversas representaciones de sus ciudadanos. Por otra parte, se hablarå de los siglos posteriores en otros trabajos que vendrån próximamente, pues se tiene conciencia de la importancia del Concilio de Trento sobre este asunto. En este caso interesaba conocer el principio normativo de la diócesis placentina y sus prohibiciones en lo que a danzas, representaciones teatrales, cantos, autos, etc‌ 2. DANZAS Y REPRESENTACIONES EN EL D�A DE CORPUS CHRISTI

La celebraciĂłn del dĂ­a del Corpus Christi en la diĂłcesis de Plasencia ha sido, a travĂŠs de los siglos, un momento de mĂĄxima solemnidad y festejo SDUDORVFOpULJRV\ORVĂ€HOHV(QDxRVSRVWHULRUHVODVSURFHVLRQHVUHFRUUtDQ los caminos entre las iglesias de Plasencia mientras la capilla musical entonaba los cantos de la liturgia. AdemĂĄs de la solemnidad eclesial, se representaban pequeĂąas obras teatrales, los actores se disfrazaban y se realizaban danzas de mĂĄscaras. Esta tradiciĂłn de festejar el dĂ­a del Corpus tuvo, a lo largo de los aĂąos y los siglos, numerosas disputas entre los 338 Danzas Rituales en los PaĂ­ses Iberoamericanos I


Marta Serrano Gil

Prohibiciones de Danzas y Similares en Los Rituales Paralitúrgicos

canónigos que asistían a las reuniones del cabildo como se puede constatar en las noticias escritas en los libros de Actas Capitulares, como veremos más adelante. Las Actas Capitulares de la Catedral de Plasencia nos desvelan, por primera vez, en 15046, que el Corpus Christi se celebraba con gran solemnidad musical. Pero al año siguiente, ya es muy clara la estructura pues, entre otros actos, piden que se hagan varios entremeses en la procesión7. Años atrás, en 1499, Gutierre Álvarez de Toledo, obispo de la Diócesis de Plasencia, convoca un Sínodo Diocesano con la intención GHRUGHQDUDOJXQDVFXHVWLRQHVGHVXGLyFHVLV\FRQÀUPDUFRQVWLWXFLRQHV y decretos episcopales anteriores a su mandato. Estas Constituciones Sinodales están recogidas íntegramente en el Synodicon Hispanum8 y reseñadas en Decreto, vida y costumbres de Plasencia y su diócesis en los siglos XV y XVI9. Se ha tomado este texto ya transcrito y estudiado por Carmen Pérez-Coca para realizar este trabajo, por lo deteriorado que se ha encontrado el documento original. Considerado éste Sínodo el primero de los dos Sínodos reformistas –el siguiente de 1534- que servirían de fuente para las siguientes constituciones sinodales de la segunda mitad del siglo XVI. En este momento, tanto España como, en concreto, la diócesis de Plasencia y la propia ciudad, se encontraban en un estado de cambios y plenitud histórica en todos los ámbitos10. LÓPEZ-CALO, José: La música en la Catedral de Plasencia. Trujillo: Fundación Xavier Salas, 1995, p.31. Ibidem. 8 GARCÍA Y GARCÍA, Antonio (dir.): Synodicon Hispanum V. Extremadura: Badajoz, Coria-Cáceres y Plasencia. Madrid: Bilbioteca de Autores Cristianos, 1990, pp. 344-345. 9 Ibid., pp. 340-381. 10 PÉREZ-COCA SÁNCHEZ-MATAS, Carmen: Derecho, vida y costumbre de Plasencia y su diócesis en los siglos XV y XVI. (Documentación sinodal de la segunda mitad del siglo XVI). Cáceres: Universidad de Extremadura, 1994, p. 356. 6 7

Danzas Rituales en los Países Iberoamericanos I

339


Marta Serrano Gil

Prohibiciones de Danzas y Similares en Los Rituales ParalitĂşrgicos

5HVSHFWRDODĂ&#x20AC;HVWDVROHPQHGHOGtDGHO&RUSXV&KULVWLHQ3ODVHQFLD HVWHVtQRGRGHVHUHĂ&#x20AC;HUHGHODVLJXLHQWHIRUPD /D Ă&#x20AC;HVWD GHO &RUSXV &KULVWL IXH HVWDEOHoLGD SRU OD santa madre yglesia se celebrase con mucha solemnidad <el> MXHYHVSULPHURGHVSXHVGHODĂ&#x20AC;HVWDGHODVDQWD7ULQLGDGHSRU los santos padres fueron otorgados muchos perdones en la WDOĂ&#x20AC;HVWDDORVTXHR\HVHQVXV2UDVDVLHQODĂ&#x20AC;HVWDFRPRHQHO RWDYDULRGHOODHTXLVLHURQTXHVLDFDHVoLHVHHVWDUSXHVWRDOJXQ HQWUHGLFKR HQ OD Ă&#x20AC;HVWD H RWDYDULR IXHVH VXVSHQVR /R TXDO nos asi declaramos y mandamos que en todos los pueblos GHQXHVWURRELVSDGRVHKDJDSURoHVLRQVROHPQHIXHUDGHOD yglesia por las calles e lugares acostumbrados, juntandose SDUDODKDoHUWRGRVORVFOHULJRVGHWRGDVODV\JOHVLDVTXHHQ ORVWDOHVSXHEORVRYLHUHFRQODPD\RUGHYRoLRQHYHQHUDoLRQ que ser pueda. E aya, mas, una lampara ante el Sacramento, que siempre arda. Y para ayuda a ella, ande un buen home por la yglesia todos los domingos y demande para la lampara del Sacramento. E a todos los que dieren limosna para ella, otorgamos quarenta dias de perdĂłn11.

(QWRGDVHVWDVĂ&#x20AC;HVWDVLPSRUWDQWHVSDUDODFRPXQLGDGFULVWLDQDOD solemnidad era la norma obligada y, con ello, la solemnidad en la mĂşsica que interpretaba la Capilla Musical que, en esta ĂŠpoca, empezaba a gozar una ĂŠpoca de gran esplendor en la Catedral de Plasencia. Ello se puede constatar por los numerosos recibimientos de cantores, mozos de coro, seises y algunos ministriles amĂŠn de la necesidad de organistas y organeros que reparasen los Ăłrganos, como se verĂĄ mĂĄs adelante. Se comienzan a prohibir, desde este SĂ­nodo, las veladas dentro de las iglesias y â&#x20AC;&#x153;otras deshonestidadesâ&#x20AC;? como se verĂĄ en el siguiente pĂĄrrafo, 11

GARCĂ?A Y GARCĂ?A, Antonio: Op. Cit., pp. 345-346.

340 Danzas Rituales en los PaĂ­ses Iberoamericanos I


Marta Serrano Gil

Prohibiciones de Danzas y Similares en Los Rituales ParalitĂşrgicos

que comienza en la ConstituciĂłn 16 del presente SĂ­nodo, titulada Que no se tengan veladas en las yglesias, ni en ellas se hagan comidas ni otras deshonestidades: >ÂŤ@ < FUHoLR WDQWR OD GHYRoLRQ TXH MXQWDQGRVH PXFKDV JHQWHV FRPHQUoDURQ D YHQLU \QFRQYLQLHQWHV XQRV llevando cosas de vender como a ferias, otros van de noche a tener vigilia nocturna para oyr otro dia misa; y aunque D\DTXLHQWHQJDGHYRoLRQHTXLHUDRUDUHUHoDUD\RWURVTXH SXEOLFDPHQWHGDQoDQFDQWDQHEDLODQGDxDQGRDVLPHVPRV y a otros, y salense algunos fuera de las tales yglesias y HUPLWDVGRDFDHVoHQUHQoLOODVTXLVWLRQHV\RWUDVFRVDVIHDV Queriendo proveher en esto, mandamos no aya mas vigilia nocturna en nuestro obispado, yglesias ni ermitas del, e si DFDHVUoLHUHTXHSRUGHYRoLRQTXLHUDQYLVLWDUODVWDOHV\JOHVLDV y ermitas, sea de dia y no de noche, ni coman ni canten, GDQoHQ QL EDLOHQ HQ HOODV QL KDJDQ RWUDV GHVKRQHVWLGDGHV algunas. [â&#x20AC;Ś]12.

3DUHFHTXHHQODVKRUDVGHYLJLOLDDQWHULRUDODVĂ&#x20AC;HVWDVODGHYRFLyQ HUDWDOTXHODJHQWHGH3ODVHQFLDKDFtDVXSDUWLFXODUĂ&#x20AC;HVWDHQODVLJOHVLDV$O &DELOGRQROHSDUHFLyELHQTXHVXVĂ&#x20AC;HVWDVUHOLJLRVDVVHOOHJDVHQDFRQYHUWLU en profanas, pero el pueblo parece que interpretaba de un modo particular ODGHYRFLyQFULVWLDQDHQHVRVGtDVGHĂ&#x20AC;HVWD Como curiosidad, en la constituciĂłn 17, titulada Que no jueguen ni coman en las yglesias ni en sus çiminterios13, se pide claramente que no se permitan juegos (dados, tablas, pelota, herrĂłn o tejo), festejos de bodas o difuntos, comidas, convites ni celebraciones en las cercanĂ­as de las iglesias o cementerios. Esto era una prĂĄctica comĂşn hasta entonces, donde los 12 13

Ibidem, p. 354. Ibidem. Danzas Rituales en los PaĂ­ses Iberoamericanos I

341


Marta Serrano Gil

Prohibiciones de Danzas y Similares en Los Rituales Paralitúrgicos

FHPHQWHULRV\ODVLJOHVLDVHUDQXQSXQWRGHUHXQLyQGHORVÀHOHV El primer día de Mayo de 1517, se celebró una reunión del Cabildo en el que se aprobó un presupuesto para el día del Corpus altísimo, pues mandaron al Mayordomo de la Fábrica que gastase 20.000 o 25.000 maravedíes para hacer cosas nuevas, bien ordenadas y “de devoción”14. Anteriormente, algunos actos que se hacían de manera tradicional les parecían fuera de la devoción cristiana y antiguos, por esa razón, cada año debían revisar que todo lo que se fuera a KDFHUWXYLHUDHOEHQHSOiFLWRGHWRGRVORV%HQHÀFLDGRVGHO&DELOGR 3. DANZAS Y REPRESENTACIONES:

En el Cabildo del 20 de Junio de 1522: […] mandaron/ quel Sennor Racionero Hernando de/ Villalva mayordomo dela dicha Fa-/ brica é Fabrica haga SDUDHO2WKDYDULRGHODÀHVWDGHO&RUSXV&ULVWLVDFDUiODV vísperas é Procesion algunas danzas15.

Tres años después de esta noticia, se celebra un Cabildo donde se acuerda que se hagan cuatro o cinco danzas el día del Corpus Christi y, como novedad, que se traigan trompetas. Más adelante veremos cómo a ORVPLQLVWULOHVORVLGHQWLÀFDQFRPRWURPSHWDVSHURHQHVWDIHFKDWRGDYtD parece temprano para decir que fueran lo mismo. Así pues, el texto del cabildo con las peticiones para ese año de 1525 es el siguiente: […] encomendaron é cometie-/ ron al Reverendo Sennor Racionero/ Francisco de Lugones Mayordomo este/ presente anno haga quatro o cinco/ danzas como se han hecho los annos/ pasados é mas traygan trompetas16. A.C.PL., ACT. 7/ Fol. 62v. A.C.PL., ACT. 7/ Fol. 210v. 16 A.C.PL., ACT. 7/ Fol. 276v. 14 15

342 Danzas Rituales en los Países Iberoamericanos I


Marta Serrano Gil

Prohibiciones de Danzas y Similares en Los Rituales ParalitĂşrgicos

En Abril de 1533 se celebró un Cabildo donde se pedía que en la procesión del día del Corpus se pudieran hacer seis danzas nuevas, ademås de las que se suelen hacer y, como novedad, un auto teatralizado: Este dia mandaron los dichos Seùores/ que el mayordomo haga vn auto è saque seis danzas extraordinarias/ quese entiende demas delas ordi-/ narias17.

Como se ha visto, aĂąo tras aĂąo van aumentĂĄndose las actividades realizadas durante la procesiĂłn del Corpus Christi. Se celebran danzas antiguas y nuevas, hay mĂşsica con trompetas y, hasta aquĂ­ tenemos noticias de la representaciĂłn de un auto en la procesiĂłn del Corpus. Pero en 1534, el Obispo Gutierre Vargas de Carvajal convoca XQ 6tQRGR 'LRFHVDQR SDUD UHRUGHQDU FLHUWDV SUiFWLFDV GH ORV Ă&#x20AC;HOHV TXH VHJ~QHVWHRELVSRQRHUDQGHVXĂ&#x20AC;FLHQWHGHYRFLyQFULVWLDQD8QHMHPSOR es de las representaciones del 24 de diciembre donde se prohĂ­be que en la Nochebuena se canten obras profanas o â&#x20AC;&#x153;deshonestasâ&#x20AC;?, asĂ­ como que se hagan representaciones â&#x20AC;&#x153;ympudicas y agenas de limpiezaâ&#x20AC;? dentro de las iglesias de Plasencia en ese mismo dĂ­a. Puede que en estos cantares y representaciones participaran los mĂşsicos de la Capilla pero no hay constancia de ninguna noticia al respecto de esta ĂŠpoca. En la constituciĂłn nĂşmero 7618 de ese mismo SĂ­nodo, titulada â&#x20AC;&#x153;Que no se hagan representaçiones sin liçençiaâ&#x20AC;?, prohĂ­be realizar dramatizaciones de la vida de Jesucristo sin permiso del cabildo. SegĂşn el sĂ­nodo, estas UHSUHVHQWDFLRQHVFUHDEDQFRQIXVLyQHQWUHORVĂ&#x20AC;HOHVOOHJDQGRDWHUJLYHUVDUORV textos y hechos bĂ­blicos. Por este motivo se decide controlar mĂĄs estrictamente a todos los â&#x20AC;&#x153;actoresâ&#x20AC;? y mĂşsicos que participaban en tales representaciones:

17 18

A.C.PL., ACT. 7/ Fol. 460v. GARCĂ?A Y GARCĂ?A, Antonio (dir.): Op. Cit., p. 458. Danzas Rituales en los PaĂ­ses Iberoamericanos I

343


Marta Serrano Gil

Prohibiciones de Danzas y Similares en Los Rituales ParalitĂşrgicos

+DoHQVHHQDOJXQDV\JOHVLDVUHSUHVHQWD\LRQHVGHOD 3DVLRQGHQXHVWUR6HxRU\RWURVDXWRVGHUHPHPEUDoLRQGH OD5HVXUUHoLRQ\1DWLYLGDGVX\D\SRUTXHGHORVWDOHVDXWRV \UHSUHVHQWDoLRQHVVHDQVHJXLGRPXFKRV\QFRQYLQLHQWHV\ HVFDQGDORVDODVYHoHVHQORVFRUDoRQHVGHDTXHOORVTXHQR HVWDQPX\Ă&#x20AC;UPHVHQQXHVWUDVDQWDIHHFDWROLFD\RWURVYDQ DOOL SRU YHU \ UH\U GH OR TXH VH KDoH \ DVL GRQGH SLHQVDQ DOJXQRVSURYRFDUFRQGHYRoLRQSURYRFDQHQULVD\HVFDUQLR SRU HQGH SURKLELPRV TXH ODV WDOHV UHSUHVHQWDoLRQHV QR VH KDJDQ VLQ QXHVWUD H[SUHVD OLoHQoLD \ PDQGDGR < ORV OHJRV TXHHVWRKLoLHUHQVHDQSRUHOPHVPRIHFKRH[FRPXOJDGRV\ los clerigos paguen un marco de plata, la mitad para la yglesia GRQGHVHKLoLHUHQODVWDOHVUHSUHVHQWDoLRQHV\ODRWUDPLWDGVH parta por yguales partes entre el acusador que lo acusare y el MXH]TXHORVHQWHQoLDUH19.

Con una lectura pormenorizada de las disposiciones sinodales que dictĂł este Obispo se puede ver que fue uno de los mĂĄs exigentes y preocupados por la pureza de la liturgia que tuvo la diĂłcesis de Plasencia, si bien, su vida no fue un ejemplo de devociĂłn20. En 1541, se pide que â&#x20AC;&#x153;no sacase las danzas de los guineos, por ser cosa muy antigua y enfadosa, y que saque el dĂ­a tres danzas de las nuevas, y que no traya de fuera foliones ni los saque, si no fuera a las vĂ­speras, y que para las vĂ­speras haya un entremĂŠs, y no danzas de las nuevas, salvo algunas, si le paresciereâ&#x20AC;?21, segĂşn estĂĄ transcrito por el investigador JosĂŠ LĂłpez Calo en su volumen dedicado a Plasencia. Ya en 1542, en el Cabildo del 8 de Abril, vĂ­spera de Pascua se UH~QHQ ORV %HQHĂ&#x20AC;FLDGRV SDUD WUDWDU FyPR \ TXp FRVDV KDQ GH KDFHUVH

Ibidem. PĂ&#x2030;REZ-COCA SĂ NCHEZ-MATAS, Carmen: A. Op. Cit., p. 356. 21 LĂ&#x201C;PEZ-CALO, JosĂŠ: Op. Cit., p.32. 19 20

344 Danzas Rituales en los PaĂ­ses Iberoamericanos I


Marta Serrano Gil

Prohibiciones de Danzas y Similares en Los Rituales ParalitĂşrgicos

para el dĂ­a del Corpus Christi siguiente. SegĂşn el texto, mandan que se represente un Auto en la Plaza â&#x20AC;&#x153;segun se suele hacerâ&#x20AC;? y alguna danza: Yten los dichos Sennores dijeron / que por quanto para oy esta acor-/dado de mandar y proveer lo //Fol. 57v// TXHVHKDGHKDFHUHQODĂ&#x20AC;HVWDGH&RUSXV&KULVWLSRUWDQWR que manda-/van e mandaron encargaron al / Sennor obrero TXHKD\DHQODGLFKDĂ&#x20AC;HVWD$XWRHQOD3OD]DVHJXQVHVXHOH hacer y que danza nueva alguna / no la saque por escusar FRVWRPDVGHTXDQWRFRQORVDWDYtRVGHODVĂ&#x20AC;HVWDVSDVDGDV VDTXHHQODGLFKDĂ&#x20AC;HVWDODVGDQ]DVTXHOHSDUHVFLHUHFRPR no se saque danza nueva22.

En diciembre del mismo aĂąo, se reĂşne el Cabildo para tratar el tema de los autos y representaciones durante la procesiĂłn del Corpus Christi. 9RWDURQVLDOVLJXLHQWHDxRSRGUtDUHSUHVHQWDUVHDOJ~QDXWR\Ă&#x20AC;QDOPHQWH dijeron que sĂ­, siempre que ĂŠste fuese â&#x20AC;&#x153;moderadoâ&#x20AC;?: Eluego incontinente el dicho Sennor/ Pedro de Leon Racionero suso dicho/ dio que ya sus Mercedes saben como/ el es obrero dela Fabrica desta Yglesia / el anno de quarenta ĂŠtres annos por / tanto que sus mercedes vean ĂŠ de-/terminen si quieren que el dia / de Corpus Cristi haya ĂŠ se haga / algun auto Ăłno lo qual manda-/ron que por aes y erres se votase / ĂŠ votado por los dichos votos pares-/ cio que la mayor parte de los dichos / votos querĂ­an que se hiciese yen-/cargaron ĂĄl dicho Sennor Racionero / obrero VXVR GLFKR OR SURYLHVH p Ă&#x20AC;FLHVH FRQWDO TXHO GLFKR DXWR fuese //Fol. 193r// moderado23.

22 23

A.C.PL., ACT. 9-10/ Fols. 57r-57v. A.C.PL., ACT. 9-10/ Fols. 192v-193r. Danzas Rituales en los PaĂ­ses Iberoamericanos I

345


Marta Serrano Gil

Prohibiciones de Danzas y Similares en Los Rituales Paralitúrgicos

El siguiente año, en una reunión extraordinaria sobre el Corpus Christi, hecha el 24 de Marzo, se recibió un mandamiento del Obispo de Plasencia, Gutierre Vargas de Carvajal, en la que exigía que el día de &RUSXV&KULVWLQRVHKDJDQLQJXQDÀHVWD(VWHPDQGDPLHQWRIXHYRWDGR dentro del Cabildo dentro de un ambiente polémico pues entre los votos el Doctor Antonio de Porras, canónigo, no contradecía lo que el obispo mandaba, el Arcediano de Medellín también apoyaba al Obispo y el Canónigo Gregorio Cepeda también se puso a favor del mandamiento del Obispo: […] digeron que por quanto su Senno-/ria el Sennor Obispo ha dado contra / el cabildo vn mandamiento SDUD  TXH QR VH KDJD ÀHVWD HO GLD GH  &RUSXV &KULSWL p otras cosas según / en el se contiene é por quanto / lo suso dicho paresce entrome-/terse Su Sennoría en la Adminis-/ WUDFLRQGHOD)DEULFDpTXHUHUTXLWDUYQDÀHVWDWDQDQWLJXD é de tanto servicio de Dios nuestro / Sennor por tanto que ellos man-/daban é mandaron que en nombre / del cabildo se responda al manda-/miento de su sennoria é se alegue / todo lo necesario que convenga // Fol. 260r //en defensa de OD$GPLQLVWUDFLRQpÀHVWDGH&RUSXV&ULVWLpPDQGDURQ que sus Procuradores tomen / traslado del mandamiento é / sigan la Justicia del Cabildo é / ansi lo mandaron asentar en / este su libro delos autos capitu-/lares24.

Pocos días después, el Cabildo decide que en la procesión del Corpus se realicen tres danzas y en la víspera se haga otra danza y un entremés “o regocijo”: Yten los dichos Sennores encarga-/ ron al Sennor Pedri de Leon Ra-/ cionero obrero dela Yglesia quel/ dia de Corpus 24

A.C.PL., ACT. 9-10/ Fols. 259v-260r.

346 Danzas Rituales en los Países Iberoamericanos I


Marta Serrano Gil

Prohibiciones de Danzas y Similares en Los Rituales Paralitúrgicos

Cristi primero/ venidero el mesmo dia saque // Fol. 265v // en la Procesion tres danzas y / la víspera á vísperas una / danza demas de alguna otra / cosa de entremes ó regocijo co-/mo en semejantes vísperas se/ suele hacer25.

Los Mozos de Coro ayudaban en varias labores en el día del Corpus. Es por esto que poco antes de la celebración de este día, en el Cabildo del viernes 1 de Junio de 1543 mandan que los Sochantres provean lo que KLFLHUDÁDWDSDUDTXHORV0R]RVGH&RURUHDOLFHQHORÀFLRTXHOHVWRTXH\VL no lo cumplieren les multaría la primera vez con el pago de medio real y la segunda vez que no lo cumpla sería despedido: Luego los dichos Sennores digeron/ que por algunas causas é razones //Fol. 305v// que para esto les movian man/ davan é mandaron que de oy en/ adelante los sochantres ó perso-/ nas que desto tubiesen cargo el/ Sabado antes del Dia GHFRUSXV&ULVWLyGHRWUDÀHVWDVROHQHKDJDVXWDEOD\HQHOOD de álos Mozos de Coro/ el cargo que ovieren de tener/ é lo que ovieren de hacer y eltal/ Mozo (Mozo) decoro haga é/ FXPSODpQRVHHVFXVHGHKDFHUHORÀFLRTXHHViVXFDUJRSRU ma-/ nera que no haya falta. É si/ acaeciere que lo sobredicho no se/ cumpliere el Sochantre avise/ en Cabildo ó al Dean ó Presidente/ para que mande hechar al tal/ Mozo de Coro de pena para la/ fabrica la primera vez medio/ real y la segunda sea despedido //Fol. 306r// del Coro é ansi lo mandaron/ asentar eneste libro ñe guardar/ é cumplir como dicho es26.

El 22 de Febrero de 1544, mandan al Racionero que mande que se KDJDXQDXWRHOGtDGHODÀHVWDGHO&RUSXV27. Y dos meses más tarde, el 18 de Abril, le mandan que provea lo necesario para hacer las mismas danzas A.C.PL., ACT. 9-10/ Fols. 265r-265v. A.C.PL., ACT. 9-10/ Fols. 305r-306r. 27 A.C.PL., ACT. 9-10/ Fols. 443v-444r. 25 26

Danzas Rituales en los Países Iberoamericanos I

347


Marta Serrano Gil

Prohibiciones de Danzas y Similares en Los Rituales Paralitúrgicos

que se hicieron el pasado año28. En 1545 piden que en la procesión “se haga un auto, e haya dos danzas de las nuevas, de las de ahora un año, con los vestidos que hay en la casa de la obra para ellas, e salgan en la procesión los gigantes grandes y pequeños, y guineos, y segadores, y bardanzas, y judíos, e se traigan seis trompetas buenas”29. 4. MÁSCARAS, DISFRACES Y ENSERES

Se sabe por las noticias que nos ofrecen las Actas Capitulares y los inventarios que el Cabildo de la Catedral de Plasencia usaba disfraces, máscaras y varios artilugios para caracterizaciones de personajes en las representaciones de las procesiones o de las misas. Entre ellos, se tiene noticia que en Mayo de 1524 el Deán pidió que se le prestaran unas máscaras, sayuelos, barbas y otras cosas para hacer unas representaciones el día del Corpus. Sin embargo, no todos HVWXYLHURQGLVSXHVWRVDOSUpVWDPRDXQTXHDOÀQDOORVYRWRVVHORSHUPLWLHUDQ […] el dicho Sennor Dean / pidio prestado dela casa dela Obra / ciertas mascaras é sayuelos é Barbas / é otras FRVDVTXHQRVRQPHQHVWHUSDUDODÀHVWDGHO&RUSXV&ULVWL Los dichos Sennores / qelo mandaron dar prestados ecepto //Fol. 253r// los cascaveles por quel Mayordomo / dijo que QRVRQPHQHVWHUSDUDODGLFKDÀHVWDGHVWHSUHVHQWHDQQRp qelo man-/daron dar prestado dando prenda de / plata para lo restituir dello al te-/nor dela constitucion ecepto quel Sennor / Racionero Luis Gonzalez Carvajal dijo / quelo contradesia é contradijo por / quanto sus Mercedes no lo pueden hacer / por ser cosa de Fabrica é contradision / sólo vno segund la disposicion del / Estatuto delas contradiciones no / ha logar DOTXDOVHUHÀHUH>«@30. A.C.PL., ACT. 9-10/ Fols. 474v-475r. LÓPEZ-CALO, José: Op. Cit., p. 32. 30 A.C.PL., ACT. 7-L/ Fols. 252v-253r. 28 29

348 Danzas Rituales en los Países Iberoamericanos I


Marta Serrano Gil

Prohibiciones de Danzas y Similares en Los Rituales ParalitĂşrgicos

9LHQGRORV%HQHĂ&#x20AC;FLDGRVGHO&DELOGRTXHHOHVWDWXWRQRSURKLEtDHO prĂŠstamo si se dejaba â&#x20AC;&#x153;prendaâ&#x20AC;? a cambio, dieron prestado al DeĂĄn todo lo que pedĂ­a excepto los cascabeles, ya que el Mayordomo dijo que no era QHFHVDULRSDUDODĂ&#x20AC;HVWDGHO&RUSXV En Abril de 1532, se celebra un cabildo para tratar lo relacionado FRQODĂ&#x20AC;HVWDGHO&RUSXV&KULVWL(QHVWHFDVRVHSLGHHQWUHRWUDVFRVDVTXH se saque un â&#x20AC;&#x153;gigante negroâ&#x20AC;?: [â&#x20AC;Ś] dijeron que el dia de Corpus Chripti/ se haga un abto el qual se comu-/nique con los dichos SeĂąores y se saque / ĂĄ vn Gigante negro que suelen/ sacar31.

Una semana despuĂŠs se vuelve a reunir el Cabildo para tratar temas VREUHODĂ&#x20AC;HVWDGHO&RUSXV(QHVWDRFDVLyQPDQGDQVDFDUXQRVSHUVRQDMHV² SRGUtDQVHUORVWtSLFRVJLJDQWHV\FDEH]XGRVTXHD~QKR\VHSDVHDQHQODVĂ&#x20AC;HVWDV de Plasencia-, seis trompetas para la procesiĂłn y que en el Octavario suenen â&#x20AC;&#x153;seis baxos è seis Altosâ&#x20AC;?. Ă&#x2030;stos Ăşltimos podrĂ­an ser los ministriles que, en este caso, HVWDUtDQUHĂ&#x20AC;ULHQGRVHDORVEDMRQHV ´ED[RVÂľ \DORVFKLULPtDV ´DOWRVÂľ  Este dia los dichos Sennores mandaron/ al Mayordomo dela Fabrica que saque/ los personages el dia de Corpus Chripti/ y que traya seis trompetas y para/ el Othavario seis baxos è seis Altos/ E luego vino Ă  Cabildo el SeĂąor Dean de Plasenzia32.

SegĂşn las noticias posteriores, y como bien dice JosĂŠ LĂłpez-Calo, a partir de mediados del siglo XVI ya el culto era de tal solemnidad que VHĂ&#x20AC;MDURQHQVD\RVGLDULRVSDUDODFDSLOODPXVLFDO33, pero esta ĂŠpoca de gran esplendor serĂĄ tratada en otros estudios mĂĄs adelante. A.C.PL., ACT. 7-L/ Fol. 416r. A.C.PL., ACT. 7-L/ Fol. 418r. 33 LĂ&#x201C;PEZ-CAL O, JosĂŠ: Op. Cit., p. 30. 31 32

Danzas Rituales en los PaĂ­ses Iberoamericanos I

349


Marta Serrano Gil

Prohibiciones de Danzas y Similares en Los Rituales Paralitúrgicos

Estos datos ofrecen una ligera idea sobre lo que se hacía en las SURFHVLRQHVGH&RUSXV&KULVWL\HQODVGHPiVÀHVWDVVROHPQHVGH3ODVHQFLD Como bien dice en varias ocasiones el investigador José López-Calo en su libro sobre la Catedral de Plasencia, la Catedral de Plasencia fue la pionera en muchos aspectos, entre ellos: examen de limpieza de sangre34, manutención de los niños de coro al cambiarles la voz35, el recibimiento de ministriles36, la organización de la capilla musical de forma compleja37, entre otros. Todas estas informaciones que ofrecen los documentos capitulares KDFHQUHÁH[LRQDUVREUHODLPSRUWDQFLD\ODVROHPQLGDGTXHUHDOPHQWHWXYROD música dentro de la Catedral de Plasencia a través de los siglos. La celebración de la devoción cristiana, sin embargo, era entendida por el pueblo de forma diferente a los intereses del Cabildo, razón por la cual desde el texto de los sínodos, estatutos y reuniones del Cabildo se intenta dar solución a todos estos problemas. Actualmente se sigue trabajando en esta línea avanzando en la documentación existente en los archivos y a través del tiempo. Se está realizando un estudio exhaustivo de todas las fuentes primarias y la bibliografía existente para recabar toda la información relacionada con la música en Plasencia que, se espera, saldrá en breve a la luz.

Íbidem, p. 15. Íbidem, p. 24. 36 Íbidem, p. 25. 37 Íbidem, p. 31. 34 35

350 Danzas Rituales en los Países Iberoamericanos I


Marta Serrano Gil

Prohibiciones de Danzas y Similares en Los Rituales Paralitúrgicos

BIBLIOGRAFÍA Y DOCUMENTACIÓN

Archivo Capitular de Plasencia, ACT. 7. Archivo Capitular de Plasencia, ACT. 7-L. Archivo Capitular de Plasencia, ACT. 9-10. BASURCO, Xabier: Historia de la Liturgia. Barcelona: Biblioteca Litúrgica, 2006, pp. 237. GARCÍA Y GARCÍA, Antonio (dir.): Synodicon Hispanum V. Extremadura: Badajoz, Coria-Cáceres y Plasencia. Madrid: Bilbioteca de Autores Cristianos, 1990, pp. 344-345. LÓPEZ-CALO, José: La música en la Catedral de Plasencia. Trujillo: Fundación Xavier Salas, 1995, p.31. PÉREZ-COCA SÁNCHEZ-MATAS, Carmen: Derecho, vida y costumbre de Plasencia y su diócesis en los siglos XV y XVI. (Documentación sinodal de la segunda mitad del siglo XVI). Cáceres: Universidad de Extremadura, 1994, p. 356.

Danzas Rituales en los Países Iberoamericanos I

351


Datos sobre las prohibiciones de danzas y similares en los rituales paralitúrgicos...