Issuu on Google+

AD PORTAS DE LA ENTRADA EN VIGENCIA DEL TLC CON EEUU Marta Lucía Ramírez1

Ya estamos en el mes de entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, un acuerdo que se caracterizó por un largo proceso de negociación y aprobación, pero que tiene sentido en la medida que facilita el uso de reglas de juego estables para potenciar la escala de comercio nacional. Poseer un mejor acceso a la economía más grande del mundo y a productos de alto valor agregado y contenido tecnológico, tiene un efecto neto positivo puesto que puede fomentar la competencia, da mayor acceso a algunos insumos utilizados nacionalmente, y genera incentivos adicionales a la entrada de unos flujos de inversión más altos. Así pues, atendiendo a la necesidad de dimensionar el impacto que puede causar la entrada en vigencia de este tratado, y de todos aquellos que están en proceso de aprobarse, es importante hacer un seguimiento minucioso a nuestra estructura comercial, avanzando más allá de la visión agregada sobre el nivel y crecimiento de las importaciones y exportaciones, y analizando la composición de las mismas y las tendencias que se vienen dando en los últimos años; de tal forma que se pueda tener una idea de las sensibilidades de ciertos sectores y el impacto que ello pueda significar en términos de empleo, formalidad y diversificación productiva. En lo corrido hasta el mes de febrero del presente año, las ventas externas crecieron 23% pasando de US$7.730 millones en 2011 a US$9.527 millones en 2012. Durante el mismo periodo de tiempo, las importaciones crecieron un 19% 1

Con la colaboración de Sara Piñeros


pasando de US$7.545 millones a US$8.949 millones entre 2011 y 2012. Por ende, la balanza comercial registró un superávit de US$1.015 millones acumulado al mes de febrero. Los países con los que se tiene un mayor saldo comercial positivo (superávit) son: i) Estados Unidos (US$1.335 millones), ii) Países Bajos (US$452 millones), iii) España (US$439 millones) y iv) Venezuela (US$208 millones). En contraste, los países con los que se tiene un mayor déficit son: i) México (US$807 millones), ii) China (US$548 millones) y iii) y Argentina (US$286 millones). El saldo comercial negativo con estos tres últimos países, se explica en gran medida por un elevado aumento de las importaciones provenientes de allí. De esta forma, hasta el mes de febrero, las compras externas que nuestro país realiza en México (11% de las importaciones) crecieron 33%, las realizadas en China (16% de las importaciones) se incrementaron en un 56% y las de Argentina en un 62%, entre 2011 y 2012. De acuerdo a la intensidad tecnológica, el 90% de las importaciones realizadas hasta febrero del presente año, corresponden a bienes industrializados con un crecimiento de 19.7% entre 2011 y 2012,

representado en mayores compras

externas de: i) calderas, máquinas y partes, y ii) vehículos, partes y accesorios. No obstante, las ventas externas realizadas hasta el mes de febrero, están compuestas en un 63% por combustibles y productos de industrias extractivas que experimentaron un crecimiento de 33% entre 2011 y 2012, explicado principalmente por un incremento en las exportaciones de petróleo y sus derivados. De esta manera, el menor ritmo de expansión de la actividad industrial durante el año 2012 tiene sentido, sobretodo, si se tiene en cuenta el efecto que tiene un impulso mucho menor en el sector de vehículos partes y accesorios que fue un protagonista del crecimiento manufacturero del año 2011. Claramente, no era sostenible un crecimiento fundamentado en el dinamismo de los sectores de vehículos y de minerales no metálicos.


Ahora m谩s que nunca, es fundamental priorizar los esfuerzos en seguir fortaleciendo el aparato industrial nacional para poder aprovechar los flujos de comercio en ambos sentidos, logrando beneficiarse de los acuerdos comerciales y las condiciones potenciales que estos brindan, ampliar el ritmo de crecimiento de la producci贸n, y mantener la tendencia de reducci贸n del desempleo que pareciera demandar modificaciones en t茅rminos de parafiscales y rigideces laborales.


AD PORTAS DE LA ENTRADA EN VIGENCIA DEL TLC CON EEUU