Page 1

ALBA VARELA VARELA LAB 2012-2013


INDICE 1.Microorganismos 2.Tipos de microorganismos 3.Microorganismos procariotas 4.Microorganismos eucariotas 4.1.Protistas 4.2.Hongos 5.Microorganismos pat贸genos 6.Caracteristicas de los virus 7.Caracteristicas de las algas y protozoos 8.Caracteristicas de los hongos 9.Bacterias 10.Clasificaci贸n de las bacterias 11.Bibliografia


MICROORGANISMOS Un microorganismo, también llamado microbio (del griego μικρο, «micro», diminuto, pequeño y βιος, «bio», vida, ser vivo diminuto), es un ser vivo que solo puede visualizarse con el microscopio. La ciencia que estudia los microorganismos es la microbiología. Son organismos dotados de individualidad que presentan, a diferencia de las plantas y los animales, una organización biológica elemental. En su mayoría son unicelulares, aunque en algunos casos se trate de organismos cenóticos compuestos por células multinucleadas, o incluso multicelulares. El concepto de microorganismo carece de cualquier implicación taxonómica o filogenética dado que engloba organismos unicelulares no relacionados entre sí, tanto procariotas como las bacterias, como eucariotas como los protozoos, una parte de las algas y los hongos, e incluso entidades biológicas de tamaño ultramicroscópico, como los virus. Los microbios tienen múltiples formas y tamaños. Si un virus tuviera el tamaño de una pelota de tenis, una bacteria sería del tamaño de media cancha de tenis y una célula eucariota sería como un estadio entero de fútbol.[cita requerida] Muchos microorganismos son patógenos y causan enfermedades a personas, animales y plantas, algunas de las cuales han sido un azote para la humanidad desde tiempos inmemoriales. No obstante, la inmensa mayoría de los microbios no son en absoluto perjudiciales y bastantes juegan un papel clave en la biosfera al descomponer la materia orgánica, mineralizarla y hacerla de nuevo asequible a los productores, cerrando el ciclo de la materia. •

Tipos de microorganismos De una manera sencilla, los microorganismos pueden clasificarse en virus, bacterias y protozoos; algunos hongos y algas, dado que son unicelulares, deben considerarse también microorganismos. Los virus son sistemas biológicos ultramicroscópicos (solo se pueden observar con microscopio electrónico) que causan infecciones y que solo se reproducen en células huésped. Los virus fuera de células huésped están en forma inactiva. Los virus constan de una cubierta protectora proteica o cápside que rodea el material genético. Su forma puede ser espiral, esférica o como células pequeñas, de tamaño entre 10 y 300 nm. Al tener un tamaño menor que las bacterias, pueden pasar filtros que permiten la retención de las mismas. Al contrario que las bacterias y los protozoos parásitos, los virus contienen un solo tipo de ácido nucleico (ARN o ADN). No se pueden reproducir por sí solos, sino que necesitan de la maquinaria metabólica de la célula huésped para asegurar que su información genética pasa a la siguiente generación.


Al contrario que las bacterias, los virus no están presentes en el ser humano de manera natural. Cuando las personas quedan afectadas por un virus, estos generalmente se eliminan del cuerpo humano mediante secreciones. En las últimas décadas se han empezado a utilizar virus en medicina, por ejemplo para la debilitación de bacterias, la creación de antitoxinas, la utilización para librerías genómicas, como vectores en terapia génica, para la destrucción de células tumorales[1]

Microorganismos procariotas Las bacterias y las arqueas son microorganismos procarióticos de forma esférica (cocos), de bastón recto (bacilos) o curvado (vibrios), o espirareles (espirilos). Pueden existir como organismos individuales, formando cadenas, pares, tétradas, masas irregulares, etc. Las bacterias son una de las formas de vida más abundantes en la tierra. Tienen una longitud entre 0,4 y 14 μm. Consecuentemente solo se pueden ver mediante microscopio. Las bacterias se reproducen mediante la multiplicación del ADN, y división en dos células independientes; en circunstancias normales este proceso dura entre 30 y 60 minutos. Cuando las condiciones del medio son desfavorables, cuando cambia la temperatura o disminuye la cantidad de los nutrientes, determinadas bacterias forman endosporas como mecanismo de defensa, caracterizadas por presentar una capa protectora resistente al calor, a la desecación, a la radiación y a la trituración mecánica y que protege la bacteria de manera muy eficiente. De esta manera, pueden soportar temperaturas elevadas, periodos de sequía, heladas, etc. Cuando las condiciones del medio mejoran, se desarrolla una nueva bacteria que continúa el crecimiento y la multiplicación. Las bacterias tienen un papel funcional ecológico específico. Por ejemplo, algunas realizan la degradación de la materia orgánica, otras integran su metabolismo con el de los seres humanos. Si bien algunas bacterias son patógenas (causantes de diversas enfermedades), una gran parte de ellas son inocuas o incluso buenas para la salud.

Microorganismos eucariotas Protistas Los protozoos son microorganismos unicelulares eucarióticos cuyo tamaño va de 10-50 μm hasta más de 1 milímetro, y pueden fácilmente ser vistos a través de un microscopio. Son heterótrofos, fagótrofos, depredadores o detritívoros, a veces mixótrofos (parcialmente autótrofos), que viven en ambientes húmedos o directamente en medios acuáticos, ya sean aguas saladas o aguas dulces. La reproducción puede ser asexual por bipartición y también sexual por isogametos o por conjugación intercambiando material genético. En este grupo encajan taxones muy diversos con una relación de parentesco remota, que se encuadran en muchos filos distintos del reino Protista, definiendo un grupo polifilético, sin valor en la clasificación de acuerdo con los criterios actuales.


Hongos El reino Fungi incluye muchas especies macroscópicas que en absoluto encajan en la definición de microorganismo, pero también forma microscópicas, como las levaduras, que son campo de estudio de la microbiología. Además, numerosos hongos producen enfermedades infecciosas en animales y plantas y tienen un gran interés sanitario y agropecuario.

Microorganismos patógenos Algunos microorganismos son capaces de penetrar y multiplicarse en otros seres vivos, a los que perjudican, originando una infección; son los denominados microorganismos patógenos. Los problemas que causa una infección dependen del tipo de patógeno, el modo en que se transfiere, dosis o concentración de patógenos, persistencia de los microorganismos y la resistencia del organismo infectado. La dosis de infección significa el número de microorganismos que entra en el cuerpo antes de que se produzca la infección o enfermedad. Esta dosis es muy baja para los virus y protozoos parásitos. La persistencia de los microorganismos depende del tiempo viable de los microorganismos cuando no se encuentran en el huésped humano. Por ejemplo, las bacterias son generalmente menos persistentes mientras los quistes de los protozoos son los más persistentes. Los jóvenes, personas mayores y enfermos de otras patologías son los menos resistentes a las enfermedades y por lo tanto son más frágiles. Cuando una persona es infectada, los patógenos se multiplican en el huésped, y esto supone un riesgo de infección o enfermedad. No todas las personas infectadas por patógenos enferman. Las personas que enferman pueden contagiar y extender la enfermedad mediante las secreciones y mediante contacto directo de alguna manera con la mucosa del infectado.


CARACTERÍSTICAS DE LOS VIRUS Los virus son muy pequeños. Así, mientras que una bacteria mide alrededor de 1 micrómetro, un virus puede medir la décima parte o menos, es decir, en torno a 100 nm. Todos los virus son parásitos obligados. Se introducen en las células que van a infectar a través de la membrana celular. En su interior se reproducen, fabricando nuevos virus, utilizando las moléculas y orgánulos de la célula infectada. Cuando están fuera de las células, son inertes y no muestran ninguna actividad. Los virus son muy sencillos. Los más simples constan de un ácido nucleico (ADN o ARN), que contiene la información genética del virus, y una envoltura de proteínas, que protege al ácido nucleico y permite que el virus penetre en las células. Algunos son algo más complejos e incluyen, junto con el ácido nucleico, alguna enzima que necesitan. Algunos virus están rodeados por una envoltura membranosa. La consiguen cuando salen de las células a las que han infectado.

En esta fotografía se puede observar el virus de la gripe.


CARACTERÍSTICAS DE LAS ALGAS Y PROTOZOOS

Las algas son un filo de protoctistas unicelulares o pluricelulares cuyas células no forman tejidos, que viven en el agua y que son capaces de realizar la fotosíntesis.

Otras características de las algas son los diversos colores que presentan según sea el pigmento fotosintético que posean en los denominados cromoplastos. Así, pueden ser verdes, si tienen abundante clorofila, pardas o rojas, si predominan otros pigmentos como la ficoxantina de color pardoamarillenta o la ficoeritrina de color rojo. Todas las algas se reproducen tanto sexual como asexualmente. Las algas pluricelulares tienen un sistema de reproducción denominado alternancia de generaciones. Este sistema consiste en que, tras cada generación, se cambia el tipo de reproducción, de modo que a una fase de reproducción sexual por gametos le sigue una fase de reproducción asexual por esporas, y así sucesivamente. La fase asexual de las algas de denomina esporofito, ya que en ella se producen esporas flageladas o zoosporas. La fase sexual se denomina gametofito, porque en ella se producen gametos. La meiosis o reducción a la mitad del número de cromosomas de las células ocurre antes de formarse las zoosporas. Al estudiar las algas con criterio citológico y bioquímico, se ha encontrado tal diversidad entre los vegetales que llevaban este nombre, que se hacía imposible mantenerlos reunidos en un solo grupo. De las algas marinas, las más aprovechables industrialmente son las feofíceas, de color pardo, y las rodofíceas, rojas. Las posibilidades alimenticias de las algas, para el hombre y los animales domésticos, merecen consideración especial, pues son ricas en proteínas, contienen un 50% de estas substancias, mientras la carne no pasa del 15%, grasas y vitaminas, la B12, la provitamina A, o su caroteno, la E y en menor proporción las B1, B2, D3 y K; y enteramente comestibles, es decir, que no tienen desperdicio, como les ocurre a los


vegetales terrestres. También contienen microelementos, indispensables en las funciones vitales. Presentan como inconvenientes su sabor que, aunque no desagradable, es algo amargo, y su color acentuado, inconvenientes que serán seguramente eliminados. De su volumen posible cabe juzgar por la cifra de cien mil millones de toneladas anuales, producción muy superior a la que se obtiene de los vegetales al uso. La consideración de que las alas llamadas superiores sólo llegan a alcanzar el 0,2% de la producción vegetal marina y el 99,8 restante corresponde a las algas microscópicas que flotan en el agua, constituyendo el fitoplancton, hizo varias el enfoque del problema. Como las algas microscópicas se encuentran en el agua, en la proporción de uno por un millón, lo que las hace de recolección difícil, se viene ensayando su cultivo, en recinto cerrado, pues prosperan en agua con sales minerales y anhídrido carbónico y su crecimiento está en razón directa de la intensidad luminosa, de la que aprovechan hasta el 20%, mientras los vegetales terrestres sólo captan el 1% de la energía solar. Las algas de agua dulce, especialmente las cultivadas, poseen cualidades nutritivas superiores, por su riqueza en proteínas, mayor que la de la carne o la leche en polvo. En EE.UU. llaman grandes de algas a unos tanques, donde se cultivan éstas, alimentándolas con aguas residuales de las cloacas, con lo que se obtiene un crecimiento tan rápido, que permite una recolección cada dos días. Las algas así obtenidas se vienen utilizando como pienso para el ganado y las aves domésticas, previa una oportuna esterilización. Los cultivos experimentales que se vienen efectuando rinden ya más que los agrícolas y se cree que pueden llegar a producir hasta 122 toneladas por hectárea, mientras que el maíz, el trigo y el arroz sólo da n en la misma superficie unas 2,47 toneladas, pero, si son rentables para la alimentación humana, resultan antieconómicos en la producción de forrajes. Por otra parte, su rápido crecimiento y la absorción de anhídrido carbónico con devolución de oxígeno, ha hecho pensar en su utilización para renovar el ambiente de los vehículos herméticos, los submarinos y naves espaciales, al mismo tiempo que se provee a la tripulación de vegetales frescos. Esto demuestra que se está en camino para el aprovechamiento intensivo de las algas como alimento y que todo estriba en la presentación atrayente de los nuevos productos en color y sabor por parte de los industriales preparadores y en una adaptación más que nada psicológica al nuevo tipo de alimentos por lo que al público afecta. Las algas comprenden las clases de las diatomeas, las feofíceas, las heterocontas, las carofitas, las clorofíceas y las rodofíceas.

Los protozoarios son organismos unicelulares cuya unidad es una célula eucariota con capacidad para cumplir todas las funciones requeridas para asegurar la persistencia de la especie. Como toda célula eucariota tiene un núcleo verdadero cuyas características pueden ser de utilidad taxonómica, por ejemplo en el género Entamoeba.

La célula puede presentar un núcleo, como en Tripanosoma cruzi, dos como en Giardia intestinalis o más como en los quistes de Entamoeba coli. El núcleo está rodeado por el


citoplasma, rico en organelas, donde se efectúan una parte importante de los procesos fisiológicos. Lo separa del medio externo la membrana plasmática. Esta última tiene gran importancia en la vida del parásito, tano para el reconocimiento del huésped como para la adaptación a cada uno de sus hábitats. Los protozoos se dividen en distintas Clases o Phylum, teniendo en cuenta la movilidad del trofozoíto y el tipo de organela que para ello posean: 1. Zoomastigophora: se movilizan por la ayuda de uno o más flagelos y en ocasiones membrana ondulante. Por ejemplo Tripanosoma cruzi, Giardia intestinalis, Trichomonas vaginalis.

2. Rhizopoda: se movilizan por la emisión de pseudópodos, son llamadas amebas. Por ejemplo Entamoeba histolytica, Entamoeba coli, etc. La emisión de pseudópodos es empleada por las amebas no sólo para desplazarse sino también para incorporar alimento. Por este mecanismo son fagocitados por ejemplo glóbulos rojo en el caso de Entamoeba histolytica y bacterias en el caso de Entamoeba coli. En las preparaciones en fresco la manera de emitir pseudópodos puede ser útil para identificación de especie, son direccionales y explosivos a 37ºC en Entamoeba histolytica. 3. Apicomplexa: carecen de organelas especializadas para su movimiento. Se caracterizan por presentar en su extremo apical una serie compleja de estructuras que están involucradas en el mecanismo de interiorización celular. Por ejemplo Toxoplasma gondii, Plasmodium sp., Isospora belli 4. Ciliophora: son protozoarios complejos que portan cilios como medio de locomoción, por ejemplo Balantidium coli 5.

Microspora: Phylum agregado recientemente, incluye patógenos oportunistas.

Los protozoarios se reproducen mayoritariamente por mecanismos asexuales: 1- división binaria simple: proceso en el que el núcleo sufre una mitosis y luego se divide el citoplasma, por ejemplo Entamoeba histolytica 2- endodiogenia: se generan dos células hijas en el interior de la célula madre y sólo cuando aquellas han completado su maduración la célula madre se destruye, por ejemplo Toxoplasma gondii 3- esquizogonia: proceso por el que el núcleo del trofozoíto sufre una división múltiple, cada nuevo núcleo se rodea de una porción de citoplasma y de membrana plasmática, generando merozoítos, por ejemplo Plasmodium spp. En el caso de los parásitos comprendidos en la Rama Apicomplexa, su ciclo evolutivo se completa alternando sucesivamente ciclos de multiplicación asexuada y multiplicación sexuada, gametos masculinos y femeninos que originaran un cigote del que surgirán numerosos esporozoítos, esto es reproducción esporogónica. Los ciclos asexuados y sexuados pueden tener lugar en un único huésped o en huéspedes diferentes.


Protozoo.

CARACTERISTICAS DE LOS HONGOS

Los hongos son muy diferentes de cualquier otro grupo de organismos aunque, por ser inmóviles y poseer una pared celular , se clasificaron durante mucho tiempo junto con las plantas. En la actualidad, debido a sus características particulares, los biólogos asignan a los hongos a un reino separado. Aunque algunos hongos, incluyendo a las levaduras, son unicelulares, la mayoría de las especies están compuestas por masas de filamentos cenocíticos o multicelulares. El reino Fungi (Hongos) incluye cuatro phyla: Chytridiomycota, Zygomycota, Ascomycota y Basidiomycota, así como otro grupo: Deuteromycota o Fungi Imperfecti (Hongos Imperfectos). Actualmente, se los coloca principalmente dentro del phylum Ascomycota, que agrupa a todos los hongos que no tienen ciclo sexual conocido. Los criterios usados para distinguir estos grupos incluyen tanto características de su estructura básica (morfología), patrones moleculares (estudios de la secuencia de DNA) y ciertos patrones de reproducción, particularmente de reproducción sexual . Los quitridiomicetes son los únicos miembros del reino Fungi que en alguna parte de su ciclo de vida producen células móviles. Son hongos terrestres o acuáticos, la mayoría de los cuales son saprobios o parásitos de plantas, insectos e inclusive de otros hongos. Los zigomicetes son hongos terrestres; su reproducción sexual se caracteriza por la formación de zigosporas que se desarrollan a partir de la fusión de dosgametangios. Este mecanismo se denomina copulación gametangial. La mayoría son saprobios que viven


en el suelo y se alimentan de plantas o de materia animal muerta. Algunos son parásitos de las plantas, insectos o pequeños animales del suelo. Los zigomicetes comparten un antecesor común con el linaje que llevó a los ascomicetes y basidiomicetes. Las hifas de los ascomicetes y basidiomicetes están divididas en compartimientos por tabiques perforados, a los que se denomina septos (septum). La reproducción sexual en los ascomicetes implica siempre la formación de un asco. Los basidiomicetes constituyen el grupo de hongos más familiar, ya que incluyen a los hongos de sombrero, conocidos en muchos países con el nombre de setas. En los basidiomicetes, las esporas sexuales se desarrollan sobre un basidio. La seta -fructificación o basidiocarpo- es el cuerpo fructífero en dondese producen las esporas. Está compuesto por masas de hifas fuertemente compactas. El micelio, a partir del cual se producen los basidiocarpos, forma una trama difusa que puede crecer radialmente varios metros. Los deuteromicetes u hongos imperfectos son hongos cuya reproducción sexual generalmente se desconoce. Algunos deuteromicetes son parásitos que causan enfermedades en plantas y animales. Entre estos hongos se encuentra Penicillium de gran importancia médica y económica. Los hongos desempeñan un papel ecológico importante como descomponedores de materia orgánica. Son también parásitos de muchos tipos de organismos, particularmente plantas, en las cuales frecuentemente causan enfermedades graves e importantes pérdidas a la agricultura. Por otra parte, son de gran utilidad en la industria de la fabricación de vinos, quesos, pan, medicamentos, productos biotecnológicos y en el control biológico de plagas y enfermedades. Los hongos participan de dos tipos adicionales de simbiosis que tienen significado ecológico: los líquenes y las micorrizas. Los líquenes son asociaciones simbióticas de hongos y algas verdes o cianobacterias que estructural y fisiológicamente son diferentes de cualquiera de los dos organismos en su vida independiente. Son capaces de sobrevivir en condiciones ambientales adversas que ninguno de los dos organismos podría soportar viviendo en forma independiente. El liquen representa una relación simbiótica en la cual un hongo encierra células fotosintéticas y depende de ellas para su nutrición. Las micorrizas son asociaciones entre hongos que habitan el suelo y raíces de plantas. Las asociaciones con micorrizas facilitan la captación de minerales por las raíces de la planta y proporcionan moléculas orgánicas al hongo. Se piensa que han desempeñado un papel clave en posibilitar a las plantas su transición a tierra. Características de los hongos Un filamento fúngico se llama hifa y todas las hifas de un solo organismo se llaman colectivamente micelio. Las paredes de las hifas están compuestas fundamentalmente por quitina, un polisacárido que nunca se encuentra en las plantas. Sin embargo, la


quitina es el componente principal del exoesqueleto de los insectos y de otros artrópodos. Además, los hongos son heterótrofos y pueden tener como sustancias de reserva al glucógeno y no al almidón. Así, paradójicamente, los hongos se asemejan más a los animales que a las plantas. Las estructuras visibles de la mayoría de los hongos representan sólo una pequeña porción del organismo; estas estructuras, en algunos grupos son llamadas cuerpos fructíferos o fructificaciones y son hifas fuertemente compactadas, especializadas en la producción de esporas. Un micelio se origina por la germinación de una sola espora. El crecimiento tiene la particularidad de que se produce solamente en los extremos de las hifas. Si bien los hongos son inmóviles, las esporas pueden ser llevadas a grandes distancias por el viento. El crecimiento del micelio reemplaza a la movilidad, poniendo al organismo en contacto con nuevas fuentes de alimento y con diferentes cepas de apareamiento. Obtienen alimento absorbiendo sustancias orgánicas o inorgánicas disueltas. Generalmente, el hongo secreta enzimas digestivas sobre la fuente alimenticia y luego absorbe las moléculas resultantes más pequeñas, producto de la degradación, que son liberadas al medio. El micelio puede aparecer como una masa sobre la superficie de la fuente de alimento o puede estar oculto debajo de la superficie del sustrato.

BACTERIA Las bacterias son organismos unicelulares microscópicos, sin núcleo ni clorofila, que pueden presentarse desnudas o con una cápsula gelatinosa, aisladas o en grupos y que pueden tener cilios o flagelos. La bacteria es el más simple y abundante de los organismos y puede vivir en tierra, agua, materia orgánica o en plantas y animales.


Tienen una gran importancia en la naturaleza, pues están presentes en los ciclos naturales del nitrógeno, del carbono, del fósforo, etc. y pueden transformar sustancias orgánicas en inorgánicas y viceversa. Son también muy importantes en las fermentaciones aprovechadas por la industria y en la producción de antibióticos. Desempeñan un factor importante en la destrucción de plantas y animales muertos. En efecto, la vida en nuestro planeta no existiría sin bacterias, las cuales permiten muchas de las funciones esenciales de los ecosistemas. Una bacteria de tamaño típico es tan pequeña que es completamente invisible a la vista. Las bacterias son muy importantes para el ser humano, tanto para bien como para mal, debido a sus efectos químicos y al rol que juegan en diseminar enfermedades. Las bacterias pertenecen a la clase procariota debido a que su núcleo no está rodeado por una membrana y consiste de una sola molécula de ADN cuya división es nomitótica. En su efecto beneficioso, algunas bacterias producen antibióticos tales como estreptomicina capaces de curar enfermedades. Análogamente, las bacterias son muy importantes ya que convierten nitrógeno en una forma útil por ciertas raíces de plantas o proveen el gusto intenso en yogurt. Las bacterias se usan en la producción de ácido acético y vinagre, varios aminoácidos y enzimas, y especialmente en la fermentación de lactosa a ácido láctico, la cual coagula las proteínas de la leche, y se usan en la fabricación de casi todos los quesos, yogurt y productos similares. Ellas también ayudan a la descomposición de la materia orgánica muerta. Actualmente, los métodos de la ingeniería genética son usados para mejorar los tipos de bacterias con fines comerciales y muestran una gran promesa futura. En cosméticos, muchos de los activos, tales como proteínas y péptidos de bajo peso molecular, ingredientes antiarrugas y antioxidantes, están siendo creados con el uso de tipos específicos mejorados de bacterias. La mayoría de las bacterias pueden clasificarse en tres categorías de acuerdo a su respuesta al oxígeno gaseoso. La bacteria aerobia crece en la presencia de oxígeno y lo requiere para su continuo crecimiento y existencia. Otras bacterias son anaerobias, y no pueden tolerar el oxígeno gaseoso. El tercer grupo es el anaerobio facultativo, el cual prefiere crecer en presencia de oxígeno, aunque puede hacerlo sin él.


CLASIFICACIÓN DE LAS BACTERIAS La identificación de las bacterias es tanto más precisa cuanto mayor es el número de criterios utilizados. Esta identificación se realiza sobre la base de modelos, agrupados en familias y especies en la clasificación bacteriológica. Las bacterias se reúnen en once órdenes: - Las eubacteriales, esféricas o bacilares, que comprenden casi todas las bacterias patógenas y las formas fotótrofas. - Las pseudomonadales, orden dividido en diez familias entre las que cabe citar las Pseudomonae y las Spirillacae. - Las espiroquetales (treponemas, leptospiras). - Las actinomicetales (micobacterias, actinomicetes). - Las rickettsiales. - Las micoplasmales. - Las clamidobacteriales. - Las hifomicrobiales. - Las beggiatoales. - Las cariofanales. - Las mixobacteriales.


PROPAGACIÓN DEL VIRUS Y BACTERIAS AISLADAS EN BLANCO


BIBLIOGRAFIA El trabajo fue realizado buscando la informaci贸n en google paginas de microbiolog铆a wikipedia,videos las fotos fueron sacadas de google.

trabajo alba  

microorganismos

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you