Issuu on Google+

Liturgia del Domingo XXXIII del Tiempo Ordinario (Ciclo B ) PRIMERA LECTURA Lectura del profeta Daniel 12, 1-3. En aquel tiempo surgirá Miguel, el gran príncipe que defiende a los hijos de tu pueblo. Será aquél un tiempo de angustia como no habrá habido hasta entonces otro desde que existen las naciones. En aquel tiempo se salvará tu pueblo: todo los que se encuentren inscritos en el Libro. Muchos de los que duermen en el polvo de la tierra se despertarán, unos para la vida eterna, otros para el oprobio, para el horno eterno. Los sabios brillarán como el fulgor del firmamento, y los que enseñaron a la multitud la justicia, como las estrellas, por toda la eternidad. ¡Palabra de Dios! SALMO RESPONSORIAL: SALMO 15, 5. 8. 9-10. 11 R/ Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti. El Señor es el lote de mi heredad y mi copa, / mi suerte esta en tu mano. / Tengo siempre presente al Señor,/ con él a mi derecha no vacilaré. /R Por eso se me alegra el corazón, se gozan mis entrañas, / y mi carne descansa serena, / porque no me entregarás a la muerte / ni dejarás a tu fiel conocer la corrupción. /R Me enseñarás el sendero de la vida, / me saciarás de gozo en tu presencia, / de alegría perpetua a tu derecha. /R SEGUNDA LECTURA: Carta a los Hebreos 10, 11-14. 18 Y, ciertamente, todo sacerdote está en pie, día tras día, oficiando y ofreciendo reiteradamente los mismos sacrificios, que nunca pueden borrar los pecados. El, por el contrario, habiendo ofrecido por los pecados un solo sacrificio, se sentó a la diestra de Dios para siempre,

esperando desde entonces hasta que sus enemigos sean puestos por escabel de sus pies. En efecto, mediante una sola oblación ha llevado a la perfección para siempre a los santificados. Ahora bien, donde hay remisión de estas cosas, ya no hay más oblación por el pecado. ¡Palabra de Dios! LECTURA DEL SANTO EVANGELIO EVANGELIO DE San Marcos 13, 24-32 Por esos días, después de aquella tribulación, el sol se oscurecerá, la luna no dará su resplandor, las estrellas irán cayendo del cielo, y las fuerzas que están en los cielos serán sacudidas. Y entonces verán al Hijo del hombre que viene entre nubes con gran poder y gloria; entonces enviará a los ángeles y reunirá de los cuatro vientos a sus elegidos, desde el extremo de la tierra hasta el extremo del cielo. "De la higuera aprended esta parábola: cuando ya sus ramas están tiernas y brotan hojas, sabéis que el verano está cerca. Así también vosotros, cuando veáis que sucede esto, sabed que El está cerca, a las puertas. Yo os aseguro que no pasará esta generación hasta que todo esto suceda. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. Pero de aquel día y hora, nadie sabe nada, ni los ángeles en el cielo, ni el Hijo, sino sólo el Padre.” ¡Palabra del Señor! Breve comentario Para un creyente cristiano todo lo que hay de catastrófico en el mundo tiene un sentido positivo y esperanzador: el alumbramiento de un mundo nuevo y de una nueva creación. Sin la cruz de Cristo es imposible soportar las tribulaciones de la vida ni vislumbrar dentro de las tinieblas la salvación del pueblo. Pero la cruz cristiana no se reduce a un fracaso: es victoria sobre la tumba, la muerte, el pecado.

CARTA DE D. RAMÓN SOBRE LA INMIGRACIÓN DIOS ESTÁ AL LADO DEL INMIGRANTE E ITINERANTE Dios, ciertamente, es trascendente, pero se fija en el necesitado y nos invita a estar con él. Leemos en el salmo que aleja su rostro del soberbio y se fija en el humilde (cf. Salmo 137).La aceituna comienza a madurar y serán ya muchas las personas que miran y piensan en los olivares de Jaén. Como en anteriores temporadas, sin conocer cuántos ni cómo, llegarán con la esperanza de un trabajo temporal. Ese será su objetivo y deseo. Y, ¿qué van a encontrar? Al menos personas cercanas para apoyarles. No son una mercancía o una mera fuerza laboral, son trabajadores. 1. Fenómeno complejo El hecho migratorio encierra una realidad humana tan antigua como el mismo hombre. Cada época, cada territorio, su realidad social, el mercado de trabajo y otros factores, con frecuencia muy complejos, inciden de una forma u otra en este fenómeno. Hoy, además, nos encontramos con una importante novedad: la presencia de la mujer inmigrante por motivos económicos. Si hasta hace poco tiempo eran los varones quienes se desplazaban a otros países, en muy pocos casos acompañados de su familia, hoy es la mujer quien, con frecuencia, toma la iniciativa de buscar un empleo para ayuda de los suyos. Escribe Benedicto XVI sobre las migraciones en su reciente Carta Encíclica del pasado 29 de junio de este año, que “es un fenómeno que impresiona por sus grandes dimensiones, por los problemas sociales, económicos, políticos, culturales y religiosos que suscita y por los dramáticos desafíos que plantea a las comunidades nacionales e internacionales” (Carta Enc. Caritas in veritate, 62). 2. Riesgo, sufrimiento y agradecimiento A nadie se le escapará pensar en el riesgo y peligros que entrañan estas situaciones, desde la aceptación de cualquier trabajo con remuneraciones a veces injustas y en situaciones ilegales, hasta sucumbir ante mafias que, sin escrúpulo alguno, llegan hasta su explotación delictiva e inmoral. “Todos podemos ver, escribe el Pontífice actual, el sufrimiento, el disgusto y las aspiraciones que conllevan los flujos migratorios” (Ibid., 62). Pensemos lo que puede suponer como desgarrón humano, dejar su patria, sus costumbres, la propia lengua, la familia... y sumergirse en un mundo completamente nuevo y desconocido. Imaginemos qué supondrá llegar a otro país sin saber dónde hospedarse, sin trabajo, sin conocer su lengua. ¡Cómo debe agradecerse en estas situaciones la palabra, el gesto amable y acogedor; que alguien se preocupe por darnos de comer y vestir; que se nos ayude y oriente para encontrar un trabajo justamente remunerado; disponer de unos mínimos recursos para desplazarnos de estación en estación...! 3. Unamos esfuerzos Como cristianos y como ciudadanos no podemos conformarnos con mirar para otra parte o escaparnos de esta realidad. Es mucho lo que podemos hacer unidos y, de hecho, así viene haciéndose las más de las veces. Las organizaciones de la Iglesia Diocesana quieren también secundar y sumarse a estos u otros esfuerzos y propuestas.. En cada comunidad parroquial, por pequeña que sea, se aprecia un despertar progresivo de apoyo incondicional a estas personas necesitadas, a pesar, muchas veces, de sus escasos recursos y posibilidades. Mostremos cariño y comprensión. + Ramón del Hoyo López, Obispo de Jaén


Agenda Pastoral Sábado 14 de Noviembre: 1 del mediodía: Boda de Miguel Ángel Aguilera con Paqui Castro. 7 tarde: Misa en la Parroquia. Domingo 15 de Noviembre. 10 mañana: Misa en Jesús. 12 del mediodía: Misa Parroquia 7 tarde Misa en la Parroquia. Lunes 16 de Noviembre: 10 de la mañana: Misa en el Convento. Martes 17 de Noviembre: 7 tarde: Misa en la Parroquia. 8’30: Catequesis del Camino. 8’30: Reunión Unión Local de Hermandades y Cofradías. Miércoles 18 de Noviembre: 7 tarde: Misa en la Parroquia 8’30 tarde: Asamblea de los Colaboradores para la Celebración de la Fiesta de la Espiga. Jueves 19 de Noviembre: 7 tarde: Misa en la Parroquia.. 7’30: Escuela de Formación. Viernes 20 de Noviembre: 7 tarde: Funeral de 1 mes por Juan José Godoy Nieves. 8 tarde: Misa de Sta. Cecilia. 8’30: Catequesis del Camino. Sábado 21 de Noviembre: 1 del Mediodía: Bautizos. 5’30: Rezo del Santo Rosario. 6 tarde: Misa en Jesús. 7 tarde: Misa en la Parroquia. Domingo 22 de Noviembre. 10 mañana: NO HAY MISA. 12 del mediodía: Misa Parroquia 7 tarde Misa en la Parroquia.

Noticias de nuestra Parroquia Llegada de la Virgen de la Cabeza a Marmolejo: A Desde el Sábado día 14 de Noviembre hasta el Domingo 22 de Noviembre la imagen de la Virgen se encontrará en la Catedral de Jaén para celebrar los 50 años como Patrona de la Diócesis. Allí habrá diversos encuentros durante esos días. A su regreso, pasará por las calles de Marmolejo por la tarde-noche. Invitamos a todos los marmolejeños y marmolejeñas a acogerla con el cariño que siempre se le hace. Libros sobre “La Historia de la Iglesia en Marmolejo”: Se recuerda a toda persona que piense en hacer algún regalo estas Navidades que puede ser una buena idea regalar el libro que hizo D. Julio sobre la Historia de la Parroquia y de la Iglesia de Marmolejo. Se pueden adquirir en la Sacristía y en las distintas librerías de nuestro pueblo a 10 Euros. Ya sabéis que, con lo que se recaude, se ayuda al Apadrinamiento, como venimos haciendo desde hace ya varios años de 9 niños y una anciana en países con grandes dificultades. Gracias anticipadas. Asamblea para la celebración de la Fiesta de la Espiga: El próximo Miércoles 18, tendremos una asamblea todos los miembros de la Adoración Nocturna junto a las personas que se ofrezcan voluntarios para la Fiesta de la Espiga. En esta reunión se verán los acuerdos de las distintas comisiones y los distintos trabajos para ese día. Firmas por el derecho a la Vida: La Parroquia está recogiendo firmas por el derecho a la Vida, todo el que quiera puede firmar en la Sacristía. La recogida de firmas es hasta final de mes. Manos Unidas: El próximo Domingo día 6 de Diciembre, se hará la Cena Benéfica de Manos Unidas, como años anteriores en el mesón-asador “El Rinconcillo”. Todo el que quiera apuntarse lo puede hacer en el despacho hablando con D. Ángel o con algún miembro de Manos Unidas, el precio del menú es de 30 € y los plazas son limitadas. Ánimo y colabora con este grupo de la Parroquia.

Parroquia Boletín Parroquial de Nª Sª de la Paz de Marmolejo (Jaén) Tf. 953540210 Web: www.parroquiademarmolejo.org Email: dandy@tecnosegura.com

MAÑANA PUEDE SER TARDE

EL MUNDO TIENE FIN: El hombre no habita simplemente en el mundo, sino que hace también su mundo, lo hace y lo puede destruir. En los últimos tiempos aparecen sistemas alarmantes de su destrucción. Si no ponemos remedio a tiempo, mañana puede ser tarde. Jesús anuncia el fin del mundo y nos llama a vigilancia. Cuando los hombres no reconocen el fin que Dios quiere para el mundo y se endiosan, llevan al mundo a la destrucción.

Nº 218 / 15 de Noviembre de 2.009 Domingo XXXIII del Tiempo Ordinario

FRAGMENTOS ESCOGIDOS DE THOMAS MERTON, MONJE CISTERCIENSE DEL LIBRO PENSAMIENTOS DE LA SOLEDAD (1958) Señor, Dios mío, no tengo idea de hacia dónde voy. No conozco el camino que hay ante mí. No tengo seguridad de dónde acaba. No me conozco realmente, y el hecho de que crea que cumplo tu voluntad no significa que realmente lo haga. Pero creo que el deseo de agradarte te agrada realmente. Y espero no hacer nunca nada aparte de ese deseo. Y sé que si hago eso, tú me guiarás por el sendero recto, aunque yo no lo sepa. Por eso, siempre confiaré en ti aunque parezca perdido y a la sombra de la muerte. No temeré, pues tú estás siempre conmigo, y no me dejarás que me enfrente solo a mis enemigos.


Boletín Parroquial 218