Page 1

1 - NO MOVER LAS PLANTAS Elije bien el lugar, sitúalas donde les llegue la cantidad de luz que necesitan, y no las muevas, o procura moverlas lo menos posible, porque los cambios continuados les provocan un gran estrés. Las más sensibles son las plantas en flor, así que no la utilices como centro de mesa si vas a tener que estar moviéndolas de sitio.

2 - MEJOR EN GRUPO Agrupa las plantas. Mantenerlas juntas les permite disfrutar de una mayor humedad ambiental, algo que beneficia a todos los ejemplares, incluso a las más tolerantes con la sequedad, como los cactus, ya que la humedad compensa el exceso de calor y la falta de ventilación que inevitablemente se produce dentro de nuestras casas.

3 - ANTES DE REGAR Las plantas se mueren más por el exceso de riego que por falta de agua. Para no equivocarte, toca la tierra antes de volver a regar; si está húmeda y se queda pegada a los dedos, no añadas más agua, ni siquiera a las plantas de flor. Durante el invierno, deja que el sustrato se seque un poco entre riego y riego. Más vale quedarse corto que pasarse.

4 - NO DEJAR AGUA EN EL PLATILLO En interior, todas las plantas deben descansar sobre un platillo que recoja el exceso de agua, pero nunca deben quedar en él restos de agua porque pudren las raíces. Utiliza un truco que te evitará estar vaciándolo y


beneficia a la planta: rellena el plato con piedrecitas y llénalo de agua, pero sin que toque la base de la maceta, así la planta tendrá suficiente humedad.

Hecho por:

Martina, lucía y leonor

cómo cuidar a las plantas  

recomendamos que leais esta revista para saber cómo cuidar a las plantas

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you