Issuu on Google+

BEBETECA COLECCIÓN LUCIÉRNAGA Nueve libros que, con un atractivo formato apaisado y en cartón, narran simpáticas historias, de distintos autores e ilustradores, llenas de humor y con unas llamativas ilustraciones que encantarán a los más pequeños y a toda la familia.

COLECCIÓN NANOQOS Cuatro relatos breves, relacionados pero independientes, que exponen temáticas próximas a los prelectores: la exploración del mundo, la contemplación de la naturaleza, el descubrimiento de la amistad… Y con imágenes que presentan situaciones y personajes con los que es fácil identificarse y experimentar emociones.


LAS ESTACIONES

Cuatro libros, uno para cada estación del año,con personajes, detalles, situaciones y escenarios relacionados con cada época. El hecho de que no haya texto facilita que tanto prelectores como primeros lectores puedan disfrutar de las múltiples historias que, a través de los dibujos va narrando el libro.


3/5 AÑOS Codrilo se moría hambre, pero mamá cocodrila tenía que vigilar su nido. En el nido había un huevo y en el huevo… un hermano. Codrilo se marchó dispuesto a cazar solo, pero todavía era un poco pequeño y no estaba acostumbrado buscarse la merienda.

Un ratón, movido por la curiosidad y el deseo de ser feliz, sale a correr mundo junto con dos compañeros de aventuras, un perro y un elefante, que también quieren conocer más cosas que las de cada día. Tras recorrer varios paisajes mágicos y cruzar el océano de las estrellas, encuentran al cíclope Ojobrusco y, en un exceso de ingenuidad, quedan para comer con él… Un gato que es perseguido por un perro, sube por un árbol muy alto y luego no es capaz de bajar. Los que pasan junto al árbol suben con la intención de ayudar; pero la cosa se complica cada vez más y la solidaridad de bomberos, vecinos y parientes acaba por ser un obstáculo para el árbol, que ya no soporta tanto peso…


Las frutas, las flores, las hormigas, las mascotas... Todo lo que un día nace y vive, pasado un tiempo ya no existirá más. ¿Qué ocurre después de la muerte?

Ilustraciones sugerentes envuelven este texto mínimo. Pocas palabras como dardos al corazón, que hablan de una tarde, una niña, un juego de su dedo en el vidrio empañado y una mamá esperada que llega para darle justo lo que la pequeña necesita...

Crecer y cambiar no es fácil para el elefantito Pomelo. Se siente raro, solo, triste, un pelín asustado, pero sabe que tiene que decir adiós a su huerto conocido para descubrir algo nuevo, lo que hay al otro lado del mundo.


Tener las orejas grandes, el pelo rebelde, ser alto o bajo, flaco o regordete... Hasta la característica más nimia puede ser motivo de parodia entre unos niños y otros. Por eso es necesario un libro que les demuestre a todos que tales comportamientos son reprobables.

El Señor Pato, como todos los días, se va a trabajar. El Señor Conejo, como todos los días, también se va a trabajar. Siempre se cruzan...

Una familia de caracoles vivía en una jugosa col. Con la casa a cuestas, la recorrían lentamente en busca de alguna hierba tierna para roer. Un día, un pequeño caracol le dijo a su padre: “Cuando sea grande, quiero tener la casa más grande del mundo.” “Eso es una bobería,” respondió el padre, que resultó ser el caracol más prudente de todos. “Las cosas grandes no siempre son mejores.”


Cuando nace un monstruo pueden suceder dos cosas: que sea un monstruo que habita en los bosques lejanos o… que sea un monstruo que vive debajo de tu cama. Si es un monstruo que habita en los bosques lejanos, entonces ya está. Pero si es un monstruo que vive debajo de tu cama pueden suceder dos cosas: que te devore, o que os hagáis amigos y te lo lleves a la escuela....

Una historia divertida de unos murciélagos adictos a la lectura, que acuden a la biblioteca cuando el bibliotecario se deja una ventana abierta, entonces ellos pueden leer hasta el amanecer.

Historia sencilla que relata la vida de una mesa de madera construida por un leñador, y su paso por distintas casas, distintas vidas y dueños.


Olivia es una cerdita que vive con su familia: mamá y papá cerdos y muchos hermanos cerditos. La mamá de Olivia le dice que se prepare porque irán a ver los fuegos artificiales. Entonces, loca de entusiasmo, Olivia exclama que además podrán oír a la banda musical. Su mamá le dice que no, que no cree que haya una banda musical. Olivia toma la decisión: ella formará su propia banda con los miembros de su familia.

El conejito Simón está enamorado de una compañera de clase: Lea. El problema es que a Lea le gusta Mateo . Simón está muy celoso, sobre todo cuando Mateo le da un beso en la mejilla a Lea. Todo cambia el día que Lea empieza a rascarse la cabeza. Lea tiene piojos, miles de diminutos piojos pululando por su cabeza.

Clea está en el cuarto de baño tranquilamente dispuesta a darse una buena ducha. De repente, entra su mamá con Tina, su hermanita, y se le adelanta. Sus revoltosos hermanos pequeños también irrumpen mientras tanto. Hasta su papá decide entrar a lavarse los dientes. Cuando al fin se queda sola, está un poco enojada.


6/8 AÑOS Nada desea tanto Juan Oveja como tener su propia pequeña persona. Cuando por fin se la regalan, tiene mucho que hacer: Da de comer a su peque, le limpia la jaula y la saca de paseo. Sin embargo, un día Peque se le escapa y corre hacia el bosque. ¡Juan desconocía que las personas pudieran ser tan rápidas! Esta es la historia de Enrique, un niño al que le encantan los libros, pero no como a cualquier niño pueden gustarle. Un día, mientras tenía en una mano una paleta y en la otra un libro, Enrique, distraídamente, probó el libro. Notó que le gustaba, y aunque tenía sus dudas decidió comerse primero una palabra, luego una oración y, después, una página, luego de un par de días ya se había comido un libro entero. Inexplicablemente el conocimiento que contenían los libros llegaba al cerebro de Enrique, y pensó que con esto en poco tiempo podría ser la persona más lista del mundo, pero de pronto todo empezó a complicarse.


Una familia -mamá, papá y dos hijospasan un día en el zoológico. Mientras ellos observan a los animales, los animales los observan a ellos. ¿Qué es lo que cada quien ve?

La historia de un arca voladora, que recorre el planeta salvando a las víctimas de la violencia, la guerra y los desastres medioambientales.

La familia Melops es un caso aparte. Con ellos, la diversión está garantizada, y a veces también el peligro. Pero los Melops son valientes y decididos. No les da miedo pilotar aviones, excavar en busca de petróleo, bucear en el océano a la caza del tesoro ni explorar oscuras cuevas. Porque la mejor aventura es disfrutar cada día en familia de los ricos pasteles y tartas que prepara mamá Melops.


Para saber qué es la felicidad hay que hablar con Selma. Ella res-ponderá como sabe, tranquila-mente. La vida es algo sencillo, dice Selma, y la felicidad también. Pequeños ritos que parecen insignificantes conforman su existencia apacible. Con trazos esquemáticos y burlones, fondos diluidos y muchas lecturas posibles Selma nos regala una lección de vida. Es duro para el zorro no conseguir su comida favorita. Lo ha intentado en la librería y en la biblioteca pero las cosas no están fáciles. Es tan duro que tendrá que empezar a robar para saciar su hambre. Pero robar libros está severamente castigado por la ley… ¿Y si el señor Zorro se convirtiera en autor de sus propios libros? ¿Y si yo los escribo, yo me los como? ¿Y si encontrara a un editor?

El reconocido autor e ilustrador Javier Sáez Castán nos invita a descubrir el misterio tras la enigmática invitación del señor Verde y una puerta sin retorno. En este libro las detalladas ilustraciones acompañan un texto cargado de mágico suspenso.


Monstruo, no me comas es un libro sobre un pequeño cerdito a quien le encanta comer. Su madre le regaña continuamente porque tiene la mala costumbre de comer entre horas. Un día mientras devora unas moras que ha encontrado camino del río, es capturado por un monstruo que al igual que él adora comer y decide que el cerdito será parte de su menú.

En la noche oscura de su habitación una niña busca la compañía de algo que le dé luz y la tranquilice. Pero el brillante resplandor que llega con la figura de un gran oso blanco es excesivo, ocupa demasiado, convierte la oscuridad en más oscura. Entonces la niña decide cambiarlo por una compañía más acogedora, más discreta, más segura...

Un día Grisela se sintió muy triste, tan triste como su piel gris. “Tengo que hacer algo”, pensó. Cogió un bote de pintura roja y dijo: -Si me pinto de un color alegre, seguro que me pongo contenta... Probó con todos los colores, pero Grisela no se sentía mejor pintándose de ninguna manera: ni de rojo, ni de verde, ni de amarillo, ni a rayas, ni de flores, porque los demás animales se burlaban de ella. Entonces se metió en el agua...


9/11 AÑOS Se presenta una obra de arte en sociedad para gran admiración de los presentes: la liebre Silvestre, la cotorra Leticia, el carnero Desiderio, la cerdita Charlotte. Cuando vuelven a merendar en el salón, el cuadro ha desaparecido. ¿Quién lo habrá robado?

Había una vez, hace muchos años, un león llamado Kandinga. Era el león más poderoso y también el más malvado. Su maldad era tal que no dudaba en devorar a sus amigos para saciar el hambre. Por eso acabó solo. Sus amigos, su mujer y sus hijos le abandonaron. El pequeño Chaka le pide a su abuelo que le hable de África. Papá Dembo le habla de su padre, fuerte y charlatán, y de su madre, bella y serena, de su amigo Lawali-el-impulsivo y las travesuras que hacían, de la aldea y el pastoreo, de los días de pesca y de fiesta, de la sabana, de los espíritus y de la magia, de cuando se hizo un hombre, de sus antepasados y de la muerte... Y le dice que un día será el pequeño Chaka quien le cuente a su nieto las mismas historias sobre África.


Érase una vez un hombre que tenía tanta prisa que hubiera querido no necesitar ningún tiempo para nada... Érase una vez un pájaro tan voraz que no aguantaba ver que los otros pájaros tuviesen algo que picotear... Érase una vez un cerdo que siempre se enfadaba cuando la gente le llamaba “cerdo”. Prefería llamarse Rosa. Por eso ya no se manchaba nunca...

Una niña no quería hacer lo que hacía todo el mundo. Le parecía aburrido. Por eso solo salía por la puerta andando hacia atrás. Por hacer eso, una vez atropelló a su abuelo... Érase una vez un hombre tan ordenado que no soportaba que las agujas del reloj estuviesen inclinadas. En sus relojes siempre tenían que ser las once y media o las tres menos cuarto... Érase una vez un niño con los ojos tan penetrantes que podía cortar el pan con una sola mirada. No tenía necesidad de cortarse las uñas. Le bastaba con mirarlas una vez.

Aquel niño se pasaba las horas subido a un gran árbol. Su madre le gritaba desde la ventana: ¡eres un niño terrible! Y así, un día tras otro, todos los días, de todos los meses del año, hasta que el niño acabó por olvidar su verdadero nombre. Pero un día extraño de mayo, el niño terrible encontró en la copa del árbol un pequeño huevo de pájaro…


A PARTIR DE 12 AÑOS En una cueva secreta, escondida entre las cascadas heladas por el invierno, cinco jóvenes amigos abren un viejo baúl y liberan una historia que durante muchos años había estado encerrada y olvidada.

Ariel tiene 14 años y una vida dedicada a la escuela, los amigos y el fútbol. Una vida tranquila hasta que comienza a trabajar en una verdulería cerca de uno de los barrios más pobres de Buenos Aires. Allí conocerá a la chica de su vida, que le embaucará en una peligrosa aventura.

El señor Penderwick y sus cuatro hijas llegan a una mansión campestre de Massachussetts para pasar las vacaciones estivales, un lugar rodeado de hermosos jardines donde vivirán aventuras inolvidables.



Guia de verano