Page 1

tejidos LIBRES

La moda que

NO DESAPARECE

Moda Oaxaqueña que sigue enamorando

Los lienzos mexicanos Historia de los Hilos Artesanías Yucatecas Bordados Chiapanecos


Tejidos Libres

3

Tejidos Oaxaqueños

4-5-6

La moda que no desaparece Historia de los hilos Tejidos Chiapanecos

7-8

Editorial

Tejidos Libres

Especializada para los amantes de la cultura mexicana que siguen teniendo muy cuenta las tradiciones más importantes que tenemos; el diseño textil. Buscamos impulsar y transmitir el orgullo hacia lo “Hecho en México”.

Bordados Chiapanecos

EQUIPO

Origen de las costuras

Marlyn Medina Núñez DISEÑO EDITORIAL marlmedina@gmail.com

Tejidos Quexquemitil

9

Rectángulos de Quexquemitil Tejidos Yucatecos Artesanías Yucateas Función y Color

10 - 11 - 12

Daniella González Díaz FOTOGRAFÍA danielladiaz@gmail.com Paulen Pintor Ramírez EDITOR paupirri@gmail.com Leizahí Tomás Diego ADMINISTRACIÓN leizatomad@gmail.com

Contenido 2


Los lienzos mexicanos Descubre cómo la historia de los hilos mexicanos han cambiado conforme al tiempo y cómo los trajes típicos son productos de este cambio.

L

as costumbres y tradiciones de México se viven de diferentes formas. Así, no es de extrañar que los bailes y fiestas sean una manera de reflejar nuestra esencia. Ello incluye, por supuesto, al vestuario. Abarcando vistosos trajes típicos que se han vuelto un distintivo de los estados y de México ante el mundo. Los trajes típicos de México son el resultado de una mezcla entre la cultura indígena y la española, así como vestigios de los indios, aztecas, mayas y otros grupos indígenas ancestrales. La ropa típica representa no solo la cultura del país, sino los hábitos de los más de 60 millones de habitantes con los que cuenta México. Desde Baja California hasta Yucatán, cada uno de los 31 estados de la República Mexicana alberga hermosos tesoros textiles que son símbolos de todo un país y un reflejo de las tradiciones y visión del mundo de cada pueblo. Utilizando como lienzos telas industriales o elaboradas en telares de manera manual, flores, animales, paisajes y símbolos nacionales son plasmados por las hábiles manos de hombres y mujeres quienes más que artesanos, pueden considerarse artistas, porque los trajes regionales mexicanos son verdaderas obras de arte. Aunque tradicionalmente muchos de ellos eran usados como ropa del diario, actualmente son portados principalmente en danzas regionales y eventos sociales como bodas y cumpleaños. El efecto de la globalización se vea reflejado también en la ropa, el atuendo típico mexicano se ha preservado como una de las costumbres y formas de vida ancestral y es, hasta hoy, parte del patrimonio cultural del país. Los artesanos mexicanos se han valido de los recursos naturales de su región para crear sus diseños, que en la actualidad son exportados a diversas partes del mundo. A nivel internacional las artesanías mexicanas cuentan con un gran reconocimiento y valoración, por ser productos que manifiestan la diversidad cultural.

El arte textil mexicano posee siglos de historia y creatividad a lo largo del país. Gracias a ello, y a una amplia diversidad de tradiciones, costumbres, mestizajes y cosmogonías, México es reconocido como uno de los principales países con una hermosa producción artística en el mundo textil. Tejidos Libres

3


La moda que no desaparece Oaxaca se distingue a nivel mundial por los hermosos bordados de sus distintas comunidades que visten las tehuanas.

E

l traje de tehuana es, de lostrajes regionales mexicanos, uno de los más conocidos y admirados por el mundo entero. Corresponde a las mujeres de la etnia zapoteca, que habitan en el Istmo de Tehuantepec. Este nace en Tehuantepec, Oaxaca. Lo usan tanto las tehuanas como las juchitecas, sobre todo en sus fiestas civiles y religiosas, y por ello se dice que es un traje vivo. De esta manera, su vigencia es innegable, aun cuando ha sufrido numerosas modificaciones a través de los años. Aunque no se hay datos históricos precisos, las primeras evidencias de la forma de vestir de los zapotecas las encontramos en su escultura primitiva. En ellas, se puede apreciar que ambos sexos permanecían con el torso desnudo, los hombres usando una especie de taparrabo o mastate y las mujeres con una faldilla de tela rústica que


Desde el comienzo de su popularización, el traje de tehuana ha marcado tendencia en el mundo de la moda. Mujeres de todos los tiempos han adoptado está forma de vestirse. Un ejemplo es la poetisa y pintora mexicana Frida Kahlo, quien, aun cuando no es de origen oaxaqueño, es reconocida como un símbolo de la cultura mexicana que portaba regularmente esta vestimenta.

ellas mismas hacían, apenas para cubrir las partes pudendas, el cabello suelto, sin adornos y descalzos. En piezas más recientes de cerámica y en los códices, sí se puede observar la incorporación de un saco, blusa o huipil rústico como consecuencia de la influencia española, la moral cristiana durante la Conquista de México y para huir de las miradas impertinentes. as conocidas Tehuanas Zapotecas usan diariamente una falda y huipil de satín, bordado en cadeneta, un refajo de tira bordada y joyas vistosas. Por un lado, para las fiestas clasificadas como casuales, el vestido está envuelto por el huipil bordado en cadenilla. En este caso la falda de cualquier tela tiene un holán blanco, de blonda, de brocado o de galón en la parte inferior. Un dato importante en este traje, es la orientación de los peinados. Las mujeres casadas se distinguen por llevar su encaje de guía de flores del lado derecho. Las casaderas, llamadas así a las señoritas que están listas para casarse, lo portan del lado izquierdo. Diferentes ceremonias, distintas vestimentas coloridos con grandes flores que combinan y dan una armonía total.

L

E

l traje de gala, aún más popular, es el traje que se usa para grandes celebraciones. Consta de un huipil bordado a mano en un enorme bastidor típico de la región y de una falda bordada con diseños de flores en colores vistosos que tiene, en su parte inferior, un remate muy grande llamado holán. En la cabeza portan un aditamento llamado “resplandor”. Generalmente el atuendo va decorado con joyas doradas, como medallones. Las tehuanas llevan una trenza enroscada, que lleva alrededor un moño gigante. Llevan también un “xicapextle”, jícara redonda y profunda barnizada con dibujos de flores y adornada con banderas de colores que llevan en la cabeza. Es principalmente usada en la tradicional “tirada de frutas”. os trajes varían de una comunidad a otra. Los que se usan en la ciudad de Tehuantepec están bordados con flores más grandes y el holán es más amplio en comparación con la moda de Juchitán. Sin dudas, sus grandes flores y coloridos de Tehuantepec enamoran a más de un país. Sintamos orgullo de orígenes que conquistan ls pasarelas internacionales.

L

Tejido Oaxaqueño

5


Historia de los hilos Los diferentes técnicas para el bordado ha evolucionado mas no significa que el labor de los artesanos ha decaído. En el estado de Oaxaca, un huipil representa un lienzo lleno de simbolismos, cuyos bordados en colores vivos y adornos de listones y encaje dan cuenta de su cosmovisión; piezas únicas e irrepetibles que reflejan la vida y la muerte.

L

6

Tejidos Oaxaqueños

a técnica ancestral de elaboración de estos textiles es realizada por artesanas chinantecas, quienes invierten varios meses en el bordado de una sola pieza; esta minuciosa tradición, que actualmente está en riesgo de desaparecer. Originalmente, el bordado se realizaba con la punta de una hoja de maguey o agave; no obstante, hoy por hoy, la técnica ha evolucionado con la agua de metal. Los bordados representan los sueños y aspiraciones de numerosos grupos indígenas oaxaqueños, usando como inspiración la naturaleza de los valles de la región. La mayoría de las prendas están hechas con algodón y unos aros

para bordar el contorno de las figuras y luego rellenar con punto pasado vertical. El bordado se encuentran plasmados en almohadas, bolsas y chalecos. Las flores de colores bordadas a mano resaltan por encima del lienzo de terciopelo negro. A primera vista parecen estar pintadas. El bordado es un trabajo laborioso, con sombras y matices. Cada pétalo de la flor es único e irrepetible. Primero, la tela elegida para el conjunto es forrada para fortalecerla y hacerla más cómoda. Las flores que serán bordadas son hechas a mano, por lo cual el peso del traje dependerá del tamaño y cantidad de flores en el vestido. La gama de colores elegidos son aquellos que hacen juego armónico con la tela elegida. Cada flor cuenta de 3 a 4 colores del mismo tono. Luego, el bordado se procesa en el bastidor, aparato especializado que estira la tela, mediante clavos y nudos. En la confección de huipiles interviene a tal grado la imaginación y creatividad que no hay dos iguales. Son como una pintura, una obra de arte irrepetible. Los artesanos tejedores imprimen su sello, que es fácilmente reconocible por los conocedores, quienes valoran el diseño del dibujo, su disposición en la tela y la combinación tan cromática de los hilos, elegancia y la finura en el acabado de los detalles. Sin duda, el transfondo de los huipiles hacen apreciar más nuestra cultura.


Bordados chiapanecos Un proceso artesanal que distigue Chiapas de todas las ciudades de la República Mexicana.

P

roceso de la belleza artesanal El traje de chiapaneca es una indumentaria tradicional que tiene su origen en la ciudad de Chiapas de Corzo. Suele ser calificado como traje típico de Chiapas, a pesar de que en este estado mexicano existe una gran diversidad de vestidos tradicionales. en el estado las mujeres usan un traje típico que consiste en un huipil (vestido indígena de una pieza, que parte desde los hombros, con diferentes largos) adornado con listones de varios colores; la blusa también se adorna con listones y flores

de colores a la altura del cuello, y con bordes dentados, que los hacen engranar de tal manera que se cubre la manta de la blusa. El traje se compone de una blusa de satín con escote semicircular, lleva un vuelo de tul con flores bordado en petatillo con hilos de seda. La falda también es de satín larga y muy amplia, incluso hoy es visto por el mundo de la moda como una pieza de talla internacional por su belleza y lucimiento. Se dice que el color negro del traje hace referencia a la selva, mientras que las flores representan la flora del territorio.

La evolución del vestido de chiapaneca ha sido significativa, de ser un traje de uso cotidiano a pasar a uno elegante de talla internacional. El traje regional de las chiapanecas es reconocido internacionalmente por su elegancia y consiste en una falda de holanes completamente tapizados de flores bordadas a mano con hilos de seda. Para hacer los trajes, primero se corta el tul (tela especial para bordar), se diseña el dibujo de la decoración de lo que será el vuelo, se une el tul con la muestra diseñada y se empieza por el ojal de las orillas del vuelo. Para la elaboración del bordado de flores, se aplica la puntada denominada embollado, al mismo tiempo que se elabora el bordado de las bolitas, una vez elaborada una sección del vuelo con las bolitas se continúa con una flor y ya terminada la flor se inicia con otra sección de bolitas, y así sucesivamente, continuando con la elaboración del bordado de las hojas y el bordado de las semillas.

Tejidos Chiapanecos

7


Origen de las costuras Los chamulas han dejado en México increíbles costuras que vestían con gracia a todos los habitantes de la comunidad. En el pueblo visten pantalón y camisa blancos, y sombrero de paja. Por otro lado, las mujeres llevan una falda azul adornada con cintas de colores y una blusa blanca con bordados en forma de cuadrados y rombos.

E

n la población de San Juan Chamula, las mujeres llevan una falda de lana negra a veces decorada con pequeñas rayas blancas, una faja de color rojo y una blusa bordada. Tzotiles En la población de Zinacantán habitan los tzotziles, una etnia indígena procedente de los mayas. El traje típico de la mujer consiste en un huipil o camisa sin mangas de color oscuro y con flores. La prenda con la que se protegen del frío tiene el nombre de moxib, una especie de pañuelo grande. El traje típico de Zinacantán Lacandones os lacandones son otro pueblo indígena que viven en la selva Lacandona. En la actualidad, son alrededor de 400 personas y están separados en el grupo del norte y el del sur. Los lacandones se llaman a sí mismos hach winik, que quiere

8

Tejidos Tzotiles

L

decir verdaderos hombres. La túnica: la prenda básica de los lacandones En el norte los hombres llevan una túnica hasta debajo de las rodillas y las mujeres un huipil y una falda de colores. En el sur, ambos sexos llevan una túnica larga: los hombres blanca y las mujeres de varios colores.

Los hombres de este


Rectángulos de quexquémitl Bordados simétricos que cubrían los torsos de mujeres mexicanas lleno de colores y tantos contrastes.

E

l nombre Quechquémitl proviene de los vocablos náhuatl quechtli= cuello y tlaquemitl= ropaje. Esta prenda fue elaborada en Anagahuan, y se usa como parte del vestuario de la danza del torito, la cual esta relacionada con la temporada de sequia en el calendario agrícola. Los temas decorativos de la prenda tienen el fin de plasmar la fertilidad, tanto de la naturaleza como de la sociedad. El quexquémitl, es una prenda característica de la indumentaria indígena de México. Está destinada a cubrir el torso de las mujeres. El quexquémitl se trabaja principalmente con telas tejidas en telar de cintura, siguiendo las técnicas milenarias de los pueblos mesoamericanos.

Existen varias maneras de confeccionarlo. La más sencilla es con dos fragmentos cuadrados de tela sobre que se cosen por dos lados de manera que forman un rombo con un hueco para meter la cabeza por él.

Otra forma consiste en el uso de dos piezas rectangulares de tela. Los lados menores son cosidos a los lados mayores, de manera que en el centro de ellos quede un orificio por la cabeza. La técnica más complicada consiste en el uso de un solo fragmento de tela tejido en curva; técnica textil única de Mesoamérica. Este complicado sistema de tejido permite la creación de telas en forma de una herradura, de modo que para formar el quexquémitl simplemente se cosen los extremos. os quexquémitl suelen ser trabajados con labores de decoración textil como el bordado, el brocado o la aplicación de otros materiales, dependiendo de la región y el gusto de la tejedora. Aunque hay algunos que se trabajan con telas industriales, las prendas de mayor calidad son las que se trabajan artesanalmente, con materias primas naturales. Los materiales que se emplean para la confección del quexquémitl son variados. El predilecto es el algodón, aunque en la Sierra Norte de Puebla es común el uso de hilos gruesos.

L

Tejidos Quexquémitl

9


Artesanías yucatecas Los españoles fueron fuertemente atraídos por los bordados yucatecos, por la vestimenta tan hermosa que los yucatecos portaban en su vida diaria.

E

Tejidos Yucatecos

l traje típico del estado de Yucatán responde a esta realidad. Considerado por muchos como uno de los trajes más hermosos de México, sobre todo por la alegría y pasión que reflejan los colores de sus bordados, resume pasado y presente de la cálida gente yucateca. Étnicamente, Yucatán, Quintana Roo, Campeche y Tabasco , los cuatro estados que conforman la península de Yucatán, fueron habitados por el pueblo maya . Respecto a los mayas son muchos los aspectos de los cuales se podría hablar, pero aquí cen-

10

traremos nuestro interés en su vestimenta típica , origen de los actuales trajes típicos de la península. Las prendas de vestir de los mayas dependían mucho de la clase social a la que pertenecían. Debido a que una gran mayoría estaba dedicada a los trabajos de la tierra, el vestuario era sencillo y de carácter funcional: las mujeres usaban una falda denominada Huipil que llevaban con un manto en el torso. Asimismo, caben mencionar ciertas diferencias según la ubicación geográficas. Las mayas guatemaltecas usaban faldas largas y blusas con bordados brillantes y

coloridos. Los hombres vestían con una especie de pantalón llamado patí. De la misma manera, los habitantes de Guatemala se distinguían con preciosos ponchos bordados. ara las zonas cálidas, los vestidos eran más livianos, sueltos, de color blanco y hasta las rodillas. Dentro de las artesanías de Yucatán que más llamaron la atención a los colonizadores españoles, se encontraban las mantas tejidas por las indígenas mayas, que por su gran calidad llegaron a ser tributos para los encomenderos. Pero la vestimenta tradi-

P


cional, el hipil y el terno para las mujeres, y la guayabera para los hombres, fueron adaptaciones que se realizaron tomando elementos de distintas procedencias, realizando un mestizaje cultural, de técnicas, de materiales, etc. La realización del terno traje típico de la mestiza toma alrededor de 6 meses, ya que hacer la mágica combinación de colores y crear esta pieza única de vestir no es nada fácil, es completamente hecha a mano y al terminarla se convierte en una "obra de arte". El Traje típico consta de tres piezas, de ahí el nombre de TERNO. La primera el jubón, es una solapa cuadrada de veinte o más centímetros de ancho que va unida al cuello del hipil, dicho hipil llega hasta las rodillas considerándose, la segunda parte del terno. La tercera el fustán, que es un medio fondo que se sujeta a la cintura con una pretina de la misma tela, debajo del hipil. Cada una de estas prendas lleva un ruedo bordado en punto de cruz. No hay que olvidar el rebozo,

cuyo colorido armoniza con el terno de la mestiza. El bordado yucateco data de la época prehispánica, pues incluso en el cenote de Chichén Itzá se han encontrado vestigios de prendas con el bordado maya "chuy cab" ("punto de satín" en español). La tradición del bordado se transmite, por lo general, en el seno familiar. as mujeres del mayab peinan su negra cabellera tirándola para atrás, sin raya en medio, y la enrollan sobre sí misma hasta formar un tuch (chongo) que fijan con una peineta. Sobre el tuch prenden un hermoso lazo de cinta francesa, realizado con un listón de dos metros de largo por diez centímetros de ancho. A un lado del peinado llevan flores naturales. Ninguna mestiza se sentirá satisfecha de su atuendo si no lleva al cuello las joyas tradicionales: un rosario de filigrana de oro; otro de corales y una gruesa cadena salomónica de dos vueltas, de la que penden varias monedas y una medalla grande con efigie religiosa. Aretes de filigrana y coral, semanarios y

L

El arte maya que los diferenciaba de otras comunidades eran los maravillosos tejidos de variados colores. En el origen, el arte de tejer conllevaba un significado religioso, de allí su exotismo y colorido. Como regalo de la diosa Ixchel (Diosa de la Luna), las mujeres recibieron de ella el don del telar por lo cual los símbolos con que se bordaban los géneros y prendas tenían significación sagrada. pulso de petatillo de oro complementan su ajuar. El terno es un conjunto que las mestizas usan exclusivamente en las fiestas de la vaquería y con algunas variantes, en las bodas mestizas. En estas ceremonias religiosas la única persona ataviada con el terno es precisamente la novia pero el vestuario difiere de los de la vaquería en el colorido de los ruedos, ya que el que les sirve en las ceremonias nupciales lleva solamente bordados blancos y se complementa con un largo velo de tul que toca el suelo. la llegada de los españoles, en el siglo XVI, las mujeres mayas en Yucatán usualmente llevaban el torso desnudo. Los religiosos que acompañaron al conquistador consideraron que esta práctica iba en contra de la moral española e hicieron que las mujeres cubrieran sus pechos con una prenda llamada guaypil o güipil, proveniente del vocablo huipilli, de origen náhuatl. La prenda que ya se usaba en otras partes de México, se elaboraba con tres lienzos de algodón que unidos formaban un saco.

A

Tejidos Yucatecos

11


Función y color Los mayas tenían todo a su favor, los número, la comida y sobretodo, la moda que los caracterizaba por ser cómoda y hermosa.

L

Tejidos Yucatecos

Los tonos se lograban mediante tinturas que se hacían a partir de ciertos vegetales, minerales y, en ocasiones, animales: el rojo se obtenía de un insecto llamado Grana Cochinilla.

12

a vestimenta maya es muy colorida, pero también ligero y, sobretodo, funcional. Dependiendo de la ubicación geográfica y de las condiciones climáticas, la ropa era más o menos liviana. A continuación tienes una clasificación en la que puedes ver los tipos de vestimenta de los mayas: Zonas cálidas Cuando vives en una zona donde las temperaturas pueden ser muy altas, no hay mejor que llevar ropa fresca, que repela la luz del sol. La vestimenta maya de las mujeres mayas consistía en vestidos muy livianos, de color blanco que les llegaba hasta la rodillas; en el caso de los hombres, ellos llevaban una especie de pantalón llamado patí, con el pecho al descubierto. Ambos llevaban ponchos bordados muy coloridos que los distinguían de las otras regiones. Zonas frías En las zonas frías los mayas debían de protegerse de las temperaturas que podían llegar a ser muy frescas, por lo que llevaban ropas de colores muy llamativos, como rojos, amarillos y azules. Se protegían la cabeza y los brazos con un poncho. La aristocracia, la que más prendas de vestir tenía Como no podía ser de otra ma-

nera, la muestra más amplia de ostentosidad en la vestimenta maya se ve en la aristocracia, donde se podía ver atuendos con diseños y bordados decorados con plumas de colores, ello acompañado de collares, cinturones y otra clase de accesorios decorados con gemas, inclusive se ha podido encontrar sandalias de cuero. Se usaron además de forma ingeniosa diversos minerales para teñir las telas y así crear la gran vistosidad estética que conocemos al respecto. Solían decorar su cabeza con pañuelos, diademas, sombreros, plumas, etc. Durante los eventos importantes y las fiestas, no dudaban en cubrir su cuerpo con más joyas. Así podían usar su indumentaria como muestra de reverencia.

Tejidoslibres  
Tejidoslibres  
Advertisement