Issuu on Google+

CIERRE DE CICLO 2012

Dicen que toda historia tiene un final, pero más bien cada historia tiene varios finales y no es que se termine, en realidad es que llega un momento donde nos detenemos y nos damos cuenta que ha sido largo el recorrido y que hemos tomado diversos caminos, todos colmados de aprendizajes y de experiencias; y de pronto surge la necesidad de hacer algo diferente, no porque lo hayamos hecho mal, sino simplemente es una condición natural, necesitamos cambiar porque estamos vivos, porque estamos en constante movimiento; no es cerrar sin mirar atrás, al contrario es lo vivido lo que nos dirigen al futuro, no es olvidar el punto de partida, es reconocer el camino andado y atrevernos a caminar hacia otro lado o quizás, simplemente caminar con una mirada distinta. El cerrar un ciclo puede generar miedo, sobre todo cuando uno se aferra al pasado, y es que normalmente los recuerdos nos hacen sonreír, a veces pienso que recordamos las cosas mejor de lo que realmente fueron y olvidamos que lo nuevo nos produce sorpresa y esa sensación es la que debemos disfrutar, saber que los cambios son oportunidades para hacer las cosas mejor, para aprender nuevas formas, nuevos métodos, obtener nuevos triunfos. El concluir esta etapa no significa que se acaba, sino se transforma, es decir cambia la forma pero no el fondo, cambia en ciertos aspectos, pero la esencia es la misma, porque es esta la que hace que seamos lo que somos y no otra cosa. La Universidad Mesoamericana en su esencia, es un lugar para Transformar, y todos los que hemos sido parte de esta historia, los que estamos y los que ya no están, nos hemos transformado, porque hemos aprendido que es la única forma de evolucionar. Este es el fin de un capítulo pero definitivamente, no es el final de la historia.


CIERRE DE CICLO 2012