Issuu on Google+


El Realismo surge después de la Revolución Francesa de 1.848. El desencanto por los temas revolucionarios hace que el arte abandone dichas composiciones políticas, concentrándose en temas sociales. Este estilo fue evolucionando, renovándose constantemente a lo largo de su historia. “Hoy a través del realismo” podemos tomar contacto con objetos cotidianos que todos los días vemos, pero que difícilmente observamos con detenimiento, objetos que por medio de esta técnica nos facilita la visión del volumen y de la luz, convirtiéndose la obra en una increíble manifestación artística.


Montaje. Charo G. I


Realismo en la Pintura