Issuu on Google+

UNA PUBLICACIÓN DE:

SNITCH

José Gonzales Nº 342 – Of. Nº 02 – Miraflores. EDICIÓN: GRATUITA

Por: JM

Nº 001 - LIMA - PERÚ

SNITCH

El contenido del presente medio tiene como finalidad el proveer al usuario opiniones respecto a los acontecimientos sociales del Perú y del mundo, por lo que no implica ni garantiza que la información aquí contenida pueda satisfacer los requisitos de precisión, detalle o exactitud requerida a juicio del usuario. En tal virtud, la interpretación es responsabilidad de cada usuario.

U

Principios y líneas de acción Apuesta por un Perú digno y solidario. Apuesta por un Perú con conciencia de sus capacidades, de la realidad y educado en valores democráticos. Apuesta por construir un Perú donde los ciudadanos, desde nuestra riqueza cultural diversa, tengan sentido de pertenencia por una realidad colectiva común. Construcción de una nación. La población peruana, múltiple, diversa, valorando sus particularidades culturales, pueda encontrar también indesligables lazos de comunión, identidad y pertenencia a una realidad propia y a la vez conjunta. Un Perú con verdadera y eficiente inclusión social para lograr una igualdad de oportunidades efectiva. Promoción de valores democráticos y de conviviencia común como el respeto. Nuestras principales líneas de acción:

• Los derechos y las libertades más plenos. • Pluralismo y democracia como políticas de Estado. • Permanente fortalecimiento institucional. • Desarrollo económico integral. • Políticas y programas sociales no asistencialistas. • Políticas de promoción del empleo digno. • Verdadera regionalización. • Políticas medioambientales integrales. www.perunacion.com

T

SER PERUANO

engo el orgullo de ser peruano y quiero ser feliz, quiero que esta hermosa tierra siga siendo iluminada por el sol y los vientos de cambio soplen hacia un buen norte. Pero también quiero que el país sea una nación de verdad, con gente digna y feliz de sentirse peruana. Por eso es momento de trabajar, de luchar, de abandonar la modorra, dejar la ociosidad y vencer la ignorancia. Es momento de actuar, de interpretar el papel de nuestras vidas y ser los protagonistas del cambio en uno mismo y del país entero.

Es tiempo de derribar murallas, de saltar vallas, y ser grandes, por fin. Ser peruanos es más que alentar un equipo de fútbol, es más que cantar el himno nacional, es más que simplemente decir soy peruano. Ser peruano es trabajar por uno y por todos, es gobernar sin corrupción, es no envidiar el éxito del prójimo, es vivir y dejar vivir en paz. Ser peruanos es conformar una verdadera nación. Y tú, ¿te atreves a ser peruano?

n nombre que dice poco. Es impertinente escribir sobre mis pesares y particulares tristezas, es una osadía que no acostumbro a realizar, pues los sentimientos que acompañan a mis días, son pocas veces ventilados en mis escritos. Snitch fue un irrepetible amigo, un molde sin copia, un verso sin faltante ni sobrante, una poesía personal y mundana que, por cuatro largos años, merodeó por mis afectos llegando a conquistar mi impenetrable sentido de la verdadera amistad. Hace unos días, veía en la televisión el carnaval de ataques y denuncias contra un renombrado de la política actual. El tipo ostenta un alto cargo nacional y es acusado de traficar influencias para beneficiarse de tales actos. No tengo los pormenores para emitir una opinión, imagino que el mencionado individuo es una recurrencia en el actuar político del mundo; por lo tanto, nada debe de extrañar un comportamiento de características épicas; es decir, colmadas de ambiciones, egoísmos, excesos, maldades y aprovechamientos. Que la historia lo juzgue… ¡qué más puedo decir!... ¡qué otra cosa podría exigir! Esta persona, de cruel apariencia, es tan irrelevante para mis andares que me importa un carajo seco y escueto, su futuro y destino. Mis lamentos pasan por otros linderos, he perdido a un ser al cual quería profundamente, de quien orgullosamente puedo escribir- por cierto, completamente diferente al cuestionado sujeto de la crónica y, estoy seguro, inmensamente superior en inteligencia, justicia y bondad- a mi viejo e incomparable perro Snitch. A él, mis respetos y mi cariño de siempre.

Lo malo de los fracasos no consiste en experimentarlos, sino en no sacar de ellos las enseñanzas que sirven para triunfar... Platón


www.perunacion.com

CONSIDERACIONES POR: KEMATTA

Parado en el kiosco de una calle angosta, salpicado por agua de charco y agobiado por mis pesares encontré cayendo de un basural no recogido, pestilente y olvidado una vieja revista del Readers Digest fechado en 1943. Sin mediar pausa me abalancé a su encuentro para recogerla y llevarla a casa. Dentro de todo lo inmensamente maravilloso de su contenido pude advertir este párrafo que a continuación se los muestro.

“La lucha por la libertad es una batalla sin término. Nunca son definitivas sus victorias ni perdurables sus derrotas. Cada generación tiene que defender su patrimonio de libertades, porque toda victoria aparente hace surgir nuevos modos de opresión que vienen a suceder a los anteriores. La paz es imposible en un mundo en donde la vida está en perpetua evolución. Toda batalla que los padres crean haber ganado para siempre, tendrán que volver a darla los hijos, para defender y acrecentar las libertades”. Philip Van Doren Stern en The Drums of Morning.

NUESTRA GENTE

Abraham García Chávarri * (Lima, 1980)

Es Abogado por la Pontificia Universidad Católica del Perú, graduado con la mención de Sobresaliente, con una tesis sobre acusación constitucional y debido proceso (2007). Tiene estudios de Maestría en Derecho Constitucional (2011) y ha seguido la Diplomatura de Especialización en Docencia Universitaria del Derecho (2010-2011). Es Asociado Ordinario de la Asociación Peruana de Derecho Constitucional. Es profesor de Derecho Constitucional en el Departamento Académico de Derecho de la PUCP (desde el 2007 hasta la fecha), y también ha ejercido la docencia universitaria en la Universidad Nacional de Piura (sección Posgrado) y en la Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo de Lambayeque (Facultad de Derecho y Ciencias Políticas), así como ha sido profesor de distintos diplomados organizados por diferentes instituciones educativas a nivel nacional. Es autor de diferentes publicaciones en libros colectivos y revistas especializadas, así como es expositor en distintos congresos y actividades académicas a nivel nacional. Ha sido asesor en materia constitucional en la Secretaría del Jurado Nacional de Elecciones (2007), la Presidencia del Poder Judicial (2007-2009), la Presidencia de la Sala Constitucional y Social Permanente de la Corte Suprema (2009). Actualmente, es asesor de la Jefatura de la Oficina de Control de la Magistratura del Poder Judicial.

¿Somos Piñas? Esta es una piña, rico fruto de la tierra que, nutre, alimenta, refresca y- como si lo anotado no fuera suficiente- tiene propiedades curativas también. Piña, también- según el hablar popular- es la carencia de la buena fortuna, es la esquiva buena suerte acompañando nuestros días. El gobierno actual nunca fue de nuestro agrado; sus protagonistas tienen el sello imborrable de la improvisación y del discurso barato. ¿Seguiremos siendo piñas los peruanos?... ¿Soportaremos sin protestar lo que a cada gobierno se le antoje hacer? La verdad es que, por lo menos nosotros, -y cuando nos referimos a nosotros redundando en la afirmación, hablamos de bastantes- nos hemos propuesto ponerle fin a tanto verso mentiroso, a los acomodos de siempre y a la negociación por intereses personales. Sabemos que es difícil creer, pero en Perú Nación, pensamos y actuamos distinto.

* Secretario Nacional de Doctrina y Capacitación - Partido Político Perú Nación.

L Un tipo que vale la pena mirar POR: QKE

as consecuencias de las formas y la estética son tan predecibles que niegan alguna voluntad de asombro. La concordancia entre elementos, estructuras, finales anunciados, halagos previstos, no tienen dificultad para el agrado. La simpatía es inherente y oportuna, los besos son merecidos, no existe oposición al desenlace y el aplauso es esperado como un gesto inevitable.

cas inusuales, despertó el interés en este vagabundo de letras y versos; levantó alguna inquietud de mi gastada pluma, por hacer una referencia del acontecimiento que hoy, de forma austera, me atrevo a plasmar en un párrafo de curiosidad para la observancia. Algo nuevo y distinto a lo que mis sentidos acostumbran a digerir en la política diaria del país que me cobija. Es lo que intento pensar.

Hace unos días, un viento distinto al de la costumbre, un soplido con nuevo aroma, con tímida ilusión, fresqueó un ambiente cargado de letargo. En un cielo plagado de costumbres una anomalía, de característi-

Se trata de un hombre joven que trasluce simpatía, denota éxito y transmite seguridad. Su nombre es común, tanto como el poblador comúnmente marginado y excluido.

No quiero una nueva ilusión en mi vida fatalista e inhumana. Mi apreciación del hombre político no es de las mejores para una performance acorde con las demandas de pueblos y pueblos. No, la decepción ya cobijó largos periodos de mi vida, por la tanto, no me atrevo a depositar expectativas de manera casual y gratuita. Solo quiero participarles que he visto algo raro, un caminar de brioso andar acompañando cada paso con expresiones de cordura y realismo. He visto a un tipo nuevo en la política…su nombre, Eduardo Herrera*, vale la pena mirarlo.

* Eduardo Herrera Velarde (Lima, 1976). Abogado, con estudios de Post-Grado en ESAN y Maestría en Derecho Penal por la Universidad de Santo Tomas (Colombia) en convenio con la Universidad de Salamanca (España). Actualmente se desempeña como Socio del Estudio Linares Abogados.


peru-nc