Issuu on Google+

Salva Vidas

I

Suplemento especial

I

8 páginas color

I

MIÉRCOLES 1 DE SEPTIEMBRE DE 2010

FASCÍCULO O

01

Con el respaldo de:

pág.

2

pág.

E EMERGENCIAS PEDIÁTRICAS Di Diferencias entre urgencias médicas y emergencias médicas. Panorama sobre la em atención en las guardias pediátricas.

4

pág.

SOLUCIONES SO Cu Cuadro con consejos para identificar emergencias pediátricas, y saber em cuándo es necesaria una nueva consulta.

6

TRATAMIENTOS CASEROS T Co Consejos para actuar en el hogar antes y durante el tratamiento an estipulado por los profesionales médicos.


02

LA VOZ DEL INTERIOR

I

MIÉRCOLES 1 DE SEPTIEMBRE DE 2010

INTRODUCCIÓN

EMERGENCIAS PEDIATRICAS

ATENCIONES PRIMARIAS Es importante saber distinguir qué es una emergencia médica y la diferencia entre ésta y una urgencia médica. De esta manera, se podrán evitar las consultas por situaciones menores y la consecuente sobre saturación en las guardias pediátricas. Cuando los menores son los involucrados en una consulta el médico, el mayor temor de los padres es la aparición de una enfermedad que evoluciona rápida y gravemente. Entre 50 y 70 por ciento de las consultas en una guardia de pediatría corresponden a situaciones que los padres perciben como una “urgencia”; aunque en muchos casos son situaciones menores. Por eso, es importante distinguir entre una emergencia y una urgencia médica (ver página 3). Actualmente, los servicios de Guardia soportan una demanda creciente, que en gran medida no corresponde al concepto clínico de urgencia o emergencia médica. Este fenómeno puede explicarse por la disponibilidad de mayor

información médica por parte te de la población a través del consumo de diferentes medios os (Internet, revistas de interés és general con notas de prevennción de enfermedades) así como también por el mayor or acceso del niño a los sistemas as de salud, público o privado. Las características de la demanda pediátrica en situaciones de emergencia ao urgencia, hacen necesario rio que las instituciones sanitatarias que asisten a estos os niños, estén dotadas de personal calificado y entrerenado para reconocer los os signos y síntomas iniciales es de las enfermedades que ue puedan evolucionar ar rápidamente a cuadros os médicos más graves.

Entre el 50 y 70 por ciento de las consultas pediátricas en una guardia corresponden a situaciones que son percibidas por los padres como una “urgencia”.


03

LA VOZ DEL INTERIOR

I

MIÉRCOLES 1 DE SEPTIEMBRE DE 2010

INTRODUCCIÓN

S define como Emergencia Médica a Se ttoda aquella situación clínica que rrequiere una rápida atención porque está en juego la vida del paciente. e Urgencia Médica es toda situación clínica que requiere rápida atención pero no hay compromiso de vida al momento de la evaluación inicial.

¿Cuáles son las emergencias y urgencias pediátricas sobre las que hay que tener especial atención? • Estado febril • Síndrome diarreico – Deshidratación • Ingesta de cuerpos extrañ os • Traumatismo de cráneo • Bronquiolitis • Convulsiones febriles


04

LA VOZ DEL INTERIOR

I

05

MIÉRCOLES 1 DE SEPTIEMBRE DE 2010

Definiciones

LA VOZ DEL INTERIOR

I MIÉRCOLES 1 DE SEPTIEMBRE DE 2010

Emergencias pediátricas

A CADA PROBLEMA, UNA SOLUCIÓN

¿Cómo identificamos una emergencia pediátrica? ¿Qué podemos hacer ante la aparición de síntomas? ¿Cuándo debemos realizar una nueva consulta a un profesional? Todas estas preguntas y muchas más, son las que surgen cuando nos encontramos ante una emergencia pediátrica.

SINDROME DIARREICO – DESHIDRATACION aunque a menudo es una enfermedad benigna, la diarrea secundaria a episodios de gastroenteritis aguda sigue siendo una causa importante de internación y de mortalidad en los niños de todo el mundo, mayoritariamente en menores de 5 años.

Síntomas que merecen una nueva evaluación • Diarrea que se prolonga a pesar de la dieta de más de 24 horas Diarrea con moco y sangre • Dia Fiebre elevada, 38º o más • Fie Irritabilidad o decaimiento • Irr

Emergencias pediátricas FIEBRE Es el aumento de la temperatura corporal por encima de los rangos normales, como mo respuesta a un estímulo, agresión o stress. El rango normal de la temperatura p ura es de d 36º C y 37 ºC. No es una enfermedad, sino un síntoma: indica que “algo está pasando en el cuerpo”.

Síntomas que merecen una nueva evaluación TRAUMATISMO DE CRANEO • CCuando la temperatura persiste elevada e más allá de las 48 horas de la primera p consulta.

No despierta o está más adormecido que de d costumbre. c

Si su hijo sufrió un traumatismo de cráneo usted debe observar su comportamiento dentro de las 24 horas. s.

• Vomita más de 2 veces después de un golpe. • Se queja de dolor de cabeza, que empeora o dura

• CCuando se presentan temperaturas de

más de un día.

3 38,5º C o mayores que persisten d después de la toma de antitérmicos.

• Tiene convulsiones o rabietas • Tiene dolor de cuello. • Le sangra la nariz y/o un oido. • Dice que no ve bien, no escucha bien o le cuesta

• PPersistencia del decaimiento o la tendencia del sueño después de te e bajar la temperatura. os y • SSi el niño vomita los antitérmicos

hablar.

persiste con temperatura elevada. pe da.

• Tiene cualquier problema para caminar o debilidad en un brazo o pierna.

BRONQUIOLITIS Es una enfermedad infecciosa aguda del tracto respiratorio inferior, que se presenta con mayor frecuencia entre lactantes menores de 2 años. Se produce por el Virus Sincitial Respiratorio, y como no provoca inmunidad posterior, son frecuentes las recaídas. Es contraída por contacto directo con las secreciones respiratorias, ocurriendo mayormente en la época invernal, afectando a varios miembros de la familia. Su incidencia es mayor en guarderías infantiles.

• Cuando hay fiebre persistente mayor a 38º aun con tratamiento antintérmico.

• Tos frecuente e intensa con dificultad respiratoria.

• Quejidos, vómitos y rechazo de la alimentación.

IMPORTANTE • La bronquiolitis dura alrededor de 7 días. • Puede desmejorar en los 3 primeros días, aún con tratamiento.

• El tratamiento controla la evolución pero no acorta el período de duración de la infección.

• Falta de sueño.

• Tiene un comportamiento poco habitual, como

CONVULSIÓN FEBRIL : convulsión asociada a fiebre (temperatura rectal superior a los 38 grados centígrados), sin evidencias de infección intracraneana o de enfermedad neurológica reconocida previa. Mientras más joven es el niño en el momento de la primera convulsión febril, mayor es el riesgo de recurrencia..

llo llorar más de lo común, o parece estar confundido, o mareado.

TIPOS Simples: por lo general duran menos de 15 minutos. No presenta repeticiones en las siguientes 24 horas, siendo el estado neurológico posterior a la recuperación de la convulsión normal. Complejas: duran más de 15 minutos, o se repiten más de una vez en 24 horas. Suelen indicar una enfermedad más grave, como meningitis.


06

LA VOZ DEL INTERIOR

I

MIÉRCOLES 1 DE SEPTIEMBRE DE 2010

TRATAMIENTOS EN CASA El cuidado de la salud empieza por casa…por eso es importante que, más allá de la atención médica que reciban, los pacientes pediátricos estén bien atendidos en su propio hogar.

FFIEBRE • Hidratación: es importante reponer las pérdidas de agua por sudoración, en forma fraccionada.

• Alimentación: sólo ofrecer al bajar la fiebre. Administre una dieta fraccionada y observe si el niño se resiste a comer o a dormir. • Medidas Físicas: se pueden indicar baños con agua tibia o compresas de agua fría en frente, axilas, ingles. No utilizar alcohol para esta medida. • Antipiréticos-Antifebriles: salvo contraindicación médica expresa, puede ser utilizado el Paracetamol (recomendado en lactantes menores de 6 meses) o Ibuprofeno en lactantes mayores. No es aconsejable el uso de Aspirina o Acido Acetilsalicílico tilsalicílico en cuadros febriles en lactantes ni niños. TRAUMATISMO DE CRANEO T A Asegúrese que el niño hable y mueva sus brazos y piernas normalmente. Si el niño es mayor, pídale que nombre personas o juguetes que él conozca bien. Cuando duerme, debe despertarlo cada tres horas y verificar que pueda mantenerse despierto unos minutos. Si bien los síntomas posteriores a un traumatismo craneano pueden aparecer dias, semanas o meses más tarde, esto ocurre con poca frecuencia, pero si usted observa cualquier problema o comportamiento "raro" consulte al pediatra. p

BRONQUIOLITIS B • Coloque al niño en posición semisentada

• Hidrate: ofrezca agua en pequeñas raciones • Administe una dieta fraccionada • Haga nebulizaciones al niño: en dosis y con la frecuencia indicada por un médico • Evite que en el ambiente haya humo de cigarrillo o excesiva calefacción • Controle la temperatura dos veces por díaa • Observe las características de la respiración para advertir dificultades mayores

DIARREA D Lo alimentos que deberá ofrecerle en lass próximas 24 horas son: Los Liquidos: té, agua, caldo, seven diet, leche diluída a la mitad. Sólidos: Zanahora hervida, arroz, polenta, bife-pollo, manzana, banana, pan an tostado, queso. Si el niño recibe leche materna, no se debe suspender. Aumentar su frecuenuencia y tiempo de cada toma. Si se alimenta de otros alimentos, dar un plan de mantenimiento de líquidos oral, agua potable potable, agua de dos por vía oral arroz, yogur. Suspensión de sólidos hasta lograr la consulta. Agregar sales de rehidratación oral, a la dosis recomendada por su Pediatra. No administrar antidiarreicos. Los agentes probióticos deben ser implementados sólo con supervisión médica.

INGESTA DE CUERPOS EXTRAÑOS Ñ Las pilas redondas y planas representan un riesgo especial y que deben ser extraídas si no avanzaron durante 24 horas, porque el ácido gástrico puede erosionarlas permitiendo la salida de sustancias tóxicas (mercurio, zinc, litio, entre otras). Si su hijo ingiere un cuerpo extraño concurra inmediatamente al médico y acate sus consejos. No intente desalojar el cuerpo extraño dando empujones en el abdomen y provocar toser al niño, o administrar laxantes por vía oral oral. No intente provocar el vómito.


07

LA VOZ DEL INTERIOR

I

MIÉRCOLES 1 DE SEPTIEMBRE DE 2010

PRIMEROS AUXILIOS

LA IMPORTANCIA DEL SABER Por Prof. Dr. Marcelo Sánchez Freytes

Prof. Dr. Marcelo Sánchez Freytes Profesor de Medicina – UCC Director Médico de Urgencias 4351111 Gerente de Operaciones

Está claro que “el saber no ocupa ocup lugar”. Viejo lema que más de una vez repetimos a nuestros hijos para fomentar sus estudios y conocimien mientos. La pregunta que me hago es: ¿este lema, también nos abarca a nosotros como adultos en materia de noso prevención de la salud de nuestros preve hijos Es decir, cuáles son nuestros hijos? cono conocimientos sobre como instrument mentar con medidas simples, el cuida y el desarrollo en salud de cuidado nues nuestros hijos?

¿Reconocemos lo que es una emergencia? ¿Reconocemos lo que es una urgencia? ¿Cuántas veces llegamos tarde a la consulta del pediatra, por no saber adecuadamente valorar una queja o una dolencia de nuestro niño? ¿Cuántas veces tuvimos que esperar mucho tiempo para ser asistidos por un Pediatra, quien se encontraba atiborrado de trabajo? En nuestro país, es una realidad que nuestro sistema de

salud tiene recursos finitos, lo que obliga a prestadores médicos y a las autoridades de salud a maximizar su jornada laboral. Probablemente la información sanitaria adecuada a la población y el responsable manejo de la misma por parte de los adultos -que conlleva a una correcta aplicación- seguramente contribuirían a mejorar la eficiencia y la eficacia de nuestros recursos en materia de prevención. Si como padres comenzamos por nuestros niños, el futuro será promisorio.


08

LA VOZ DEL INTERIOR

I

MIÉRCOLES 1 DE SEPTIEMBRE DE 2010

PARA ARA TENE TENER ER E EN NC CUENTA…. UENTA….

el e una enfermedad constituyen ón inicial de aci est nif ma o com bre fie con Los pacientes pediátricos a.. io de guardia pediátrica 25% de la atención de un servic 100

cas que Son muy numerosas las enfermedades pediátri la mayoría cursan con fiebre como manifestación inicial, pero sólo el de ellas son infecciosas, virales o bacterianas, 1% de estos cuadros corresponden a cuadros infecciosos graves.

50 GRAVES 0

1%

INFECIONES VIRALES

Los cue c rpos extraños en esófago son los que causa san an más problemas. Siempre deben extrae ra aerrse se los objetos alojados en este órg ano indepe ep pen ndi die ent nte em me ent nte e si producen o no sintom ma ato tolo log gia ia..

El 2 a 4 % de todos los niños exp erimentan a una o más convulsiones febriles antes de los 5 años de edad, siendo la causa má s frecuente de convulsiones en ped iatría.

La mayoría de los niños con Br onquiolitis, independientemente de la gravedad, se recuperan secuelas, en el lapso de los 7-1 sin 0 días. No obstante, si existiese en la guardería donde su hijo concurre, un lactante con un cua dro de sospecha, es recomenda ble que su hijo no asista por pe contagio. ligro de


Salvavidas fascículo 02 26 08