Issuu on Google+


Formas de comunicación política

ÁFRICA:

LOS DIVERSOS COLORES DEL ORO.

¿Por qué África?............................................................................3 Primeros pasos..............................................................................4 Irrupción del Modelo Neoliberal.................................................11 Mina de oro: ¿tesoro o maldición?.............................................16 ¿Qué pasa con los locales?........................................................18 Conclusiones...............................................................................20 Fuentes de Consulta...................................................................22


¿POR QUÉ ÁFRICA? África es el continente más rico en oro con la mitad de las reservas mundiales catalogadas. Pero no sólo tiene la riqueza de este metal sino que también posee:

(pero únicamente el 4% del territorio está sembrado) y una de los más grandes bosques tropicales con una gran reserva de biodiversidad.

* El 30% de las materias primas más cotizadas del planeta.

El oro es después del petróleo, una de las materias primas que más genera ganancias en todo el mundo: 65.000 millones de dólares anuales. La onza de oro (30 gramos) ha pasado a valer hoy en día 1 800 dólares.

* El 80% de las reservas mundiales de Coltán (material usado en electrónica, telefonía móvil y en la industria aeronáutica para ciertos componentes que en los últimos años llegó

a suministrar el 20% de las necesidades de estos sectores industriales). * El 10% de los recursos mundiales de petróleo.

* cie

El

15%

cultivable

de

del

la

superfiplaneta

¿Por qué al ser un continente tan rico en recursos naturales y minerales como el oro, sigue siendo la región más empobrecida del mundo?


PRIMEROS PASOS Época Colonial: Para comprender la evolución de la economía Africana es importante resaltar la gran influencia que tuvo el colonialismo en el desenvolvimiento futuro de este continente. A finales del siglo XIX, comenzaban los primeros indicios del imperialismo en Europa. En un principio, este modelo se basaba en el expansionismo, por lo que conseguir nuevos mercados se convirtió en una prioridad. Al observar el vasto territorio, rico en minerales de África, las grandes potencias europeas no dudaron en intentar apoderarse de ella. Por eso de 1884 a 1885 se consolidó el reparto de África que tuvo lugar en el Congreso de Berlín. La zona ubicada entre Egipto y Sudáfrica y algunas zonas en el golfo de Guinea, le correspondieron a Inglaterra. El territorio del norte africano, Madagascar y una porción de África

ecuatorial, le fue asignada a Francia. Angola, Mozambique, Guinea y algunas islas, fueron entregadas a Portugal, mientras Alemania se apropió de Togo, Camerún y Tanganica. A Bélgica le fue entregado el Congo. Italia ocupó Libia, y Somalia, mientras que España fue derrotada al intentar apoderarse de Etiopía. Con la expansión europea, el contexto económico, social y político de África cambió; las potencias se apropiaron de la explotación agrícola y minera local. Los ingleses establecieron un gobierno indirecto en casi todos sus dominios africanos con una protección de tipo paternalista que reforzaba la autoridad local. Los franceses asignaron bastante cantidad de funcionarios a la administración de sus colonias, estableciendo sus propias formas de organización. Los portugueses obtuvieron materias primas de estas colonias, que eran consideradas como provincias portuguesas.


En conclusión, con la colonización, la economía de África quedaba en manos de estas potencias que establecieron SU forma de gobierno y SU modelo económico de acuerdo a SUS intereses, por lo tanto, todas las ganancias que se obtenían de la explotación de oro y minerales, iban destinadas al enriquecimiento de las tales países, dejando a lado las necesidades de la población local. El comercio del oro en África se volvió directamente dependiente de los compradores europeos. La llegada de La Primera Guerra Mundial (1914) sólo reafirma este dominio europeo sobre las colonias africanas (la lucha por obtener más territorio entre las potencias fue uno de los detonantes de la guerra). Al término de la guerra en 1918, se consolida Diamond Trading Company que es una subsidiaria de De Beers, que comercializa diamantes en bruto de las minas de Botswana, Namibia y Sudáfrica. Es decir, surgen las primeras empresas dedicadas a la comercialización de minerales africanos. Posteriormente, se funda en 1929 Newmont Mining Corporation, uno de los productores de oro más grandes del mundo con minas en Nevada, Indonesia, Australia, Nueva Zelandia y Ghana. Se puede decir que debido al protagonismo que recibieron las colonias durante la Primera Guerra Mundial por poseer recursos naturales (que brindaban mucha riqueza), propició la creación de empresas que quisieron obtener parte de las grandes ganancias que brindaba el comercio de los mismos.


Industrialización: Este fenómeno de dominio sigue hasta 1939 donde se visualizan algunas modificaciones debido a la Segunda Guerra Mundial y al modelo de industrialización que comenzó a desarrollarse. Se prefiguran dos nuevas potencias: Estados Unidos y Rusia. Por un lado, Estados Unidos con el comienzo de la INDUSTRIALIZACIÓN o MODELO SUSTITUTIVO DE IMPORTACIONES, experimentaba su “edad de oro” (1940- 1965) donde tuvo el mayor crecimiento económico y desarrollo industrial, urbano y cultural de su historia. Rusia por otro lado, también logró consolidar un desarrollo económico estable y estructurado mediante la industrialización. Al consolidarse como potencias económicas, estos países también se percataron de la ventaja que conllevaba expandir sus modelos económicos para abarcar más mercados y aumentar su dominio. Para lograr esto, se vieron con la necesidad de superar a las antiguas potencias europeas que implicaba, entre otros aspectos, despojarlos de su fuente de riqueza: las colonias (Sudáfrica, por ejemplo, comenzaba a aumentar su producción de oro 14,0 Onzas Troy (en millones) en 1940) La presión por liberar a las colonias del dominio europeo comenzó a prefigurarse en 1941 con la Carta del Atlántico que se dio entre EUA e Inglaterra donde este último se comprometía en uno de sus puntos declararle autonomía a sus colonias.


Luego de la Segunda Guerra Mundial (1945) Estados Unidos y Rusia incentivaron la descolonización definitiva de territorios Africanos en poder de países europeos. Esos dos países habían entregado dinero a las colonias africanas para lograr apoyo a sus respectivos sistemas políticos. Así, había algunas colonias inclinadas por el capitalismo y otras con ideología comunista. Se puede decir que la obsesión por la expansión de mercados y el deseo de implementar la industrialización a otras regiones para el beneficio propio, generó concepto de “White Collar Crime” propuesto en 1949 “un delito cometido por una persona de respetabilidad y status social alto en el curso de su ocupación”.

Puede afirmarse que esta tendencia de las grandes potencias que se venía gestando desde el siglo XIX, por fin empezó a captar la atención de la gente. Un hecho histórico mundial que a mi percepción tuvo un GRAN papel en los eventos futuros de África, se debe a la declaración de la Primera Carta de Declaración de Derechos Humanos Universales en 1948. Esta idea de universalidad y reconocimiento de los derechos equitativos para todos, causó un impactó en la forma en que se desenvolvían las potencias. Esto causó que sus maneras de dominio fueran más “sutiles” para aparentar el control total que ejercían en las colonias. Este hecho es un detonante de los eventos que surgieron durante los siguientes 10 años.


La industria del oro en África aumenta cada vez más conforme avanzan los años y su comercialización tiene un valor muy alto tanto en el desarrollo de este continente como en los mercados internacionales. En estos años, también se observa otra similitud entre África y Latinoamérica. Al notar los defectos del nuevo modelo desarrollista que se implementó, ambas regiones comenzaron a mostrar las inconformidades. Por un lado, en África existían múltiples conflictos fronterizos y separatistas que daban lugar a guerras civiles; sucedió porque las fronteras fueron decididas (durante el imperialismo) en Inglaterra o en Francia principalmente, sin tener en cuenta la realidad tribal existente previamente. Tras las descolonización, se generaron los conflictos entre estados que no respondían a realidades nacionales y los grupos étnicos o tribales del mismo. Por eso, se creó la Organización para la Unión Africana (OUA) en 1963 para evitar los conflictos. listas, lucha de obreros que intentan recuperar el control, los estudiantes se movilizan (1965).

Alrededor del mismo tiempo, en Latinoamérica se extienden los movimientos guerrilleros;, movimientos sociales en pro de un gobierno con medidas naciona. Se puede inferir que las personas querían recuperar el control que había perdido la economía y política de sus países que aunque aparentemente se preocupaba por los intereses locales, en realidad le daban prioridad al mercado externo mediante la exportación de bienes. .


Al devaluarse el dólar, múltiples países que habían recibido préstamos en esta moneda quisieron reformular ciertos aspectos para proteger su propia economía sin depender directamente de lo que ocurría en Estados Unidos. Por eso, el presidente de Francia De Gaulle tomó la decisión de saldar el déficit de la balanza comercial francesa e hizo la petición a EUA para que le canjeara en oro las reservas que Francia poseía en dólares. Al no poder responder EUA a esta petición, el presidente Nixon decidió suspender la convertibilidad del

=

dólar en oro y devaluó el dólar un 10% donde en 1973 las crisis cíclicas comenzaron a ser largas y profundas, sincronizándose también en los principales países industrializados. Se puede concluir que la recesión que vivió Estados Unidos perjudicó a absolutamente todos los demás países cuyos mercados dependía de los préstamos que este país les brindaba. África comienza a sufrir los rezagos de un mercado internacional que disminuyó su inversión en la explotación de sus recursos así como las consecuencias de las dificultades en la compra y venta de este metal tan codiciado a raíz de la inconvertibilidad del dólar. A causa de esta crisis, se observa una tendencia de múltiples intentos por una reestructuración económica de todos aquellos “subdesarrollados” que se vieron también perjudicados por la recesión de las potencias. Este mismo fenómeno se observó primero en Latinoamérica (a partir de 1970) con el surgimiento de luchas sociales y la llegada al poder en algunos países de gobiernos que impulsan programas nacionalistas: Velasco Alvarado en Perú, Rodríguez Lara en Ecuador, Juan José Torres en Bolivia, proyecto socialista de la Unidad Popular en Chile.


En África, este hecho llegó unos cuantos años después en 1975 donde la deteriorada situación socioeconómica desembocó en conflictos políticos y civiles y la comunidad internacional lanzó varias iniciativas (entre ellas la UNNADAF) a fin de abordar los problemas de los países de la región. Al mismo tiempo, cada vez más países africanos adoptaron programas de ajuste estructural apoyados por las instituciones de Bretton Woods, que incluían la liberalización, desregulación y privatización de la actividad económica para situaciones de retroceso o estancamiento económico. Sin embargo, la puesta

en marcha de dichos programas no obtuvo el éxito deseado en prácticamente ningún país africano debido a que se intentaron adoptar medidas SIN considerar el contexto histórico, cultural y social de la localidad. La crisis continuó en los países desarrollados donde en 1979 que tuvo como efecto las alzas en las tazas de interés mundial y se da menos préstamos a los países subdesarrollados. Una vez más, la recesión de los países desarrollados afectó directamente al bienestar de los subdesarrollados donde la producción de oro en Sudáfrica se estancó con una producción de tan sólo 715 toneladas métricas (El PNB en África también sufrió una disminución del 3%)


Modelo Neoliberal: Al acercarse el surgimiento y el boom del modelo Neoliberal en los países industrializados por la necesidad de remediar los problemas monetarios y financieros que existían, la creación de empresas trasnacionales que explotaran la riqueza de los que ya en más de una ocasión se habían visto influenciados por fuerzas externas (subdesarrollados) parecía lo más viable. La producción minera en África y su reforma agraria de por sí estaba regida bajo una política basada en el mercado internacional, por lo que la inmersión paulatina de las grandes corporaciones en este continente se fue gestando poco a poco a partir de los años 70 (pero se consolida hasta varios años después) sin enfrentarse a una resistencia fuerte que se los impidiera. La influencia externa de una economía en un país AJENO ayudó a contribuir en la evolución del concepto de criminalidad económica que en 1976 se define como “Crimes of the powerful o crímenes de los poderosos” que se explican en un

+

contexto socioeconómico determinado, ya que es en: la sociedad capitalista dividida en clases antagónicas, y por lo tanto sólo pueden cometerlas quienes se encuentran en posición privilegiada dentro de la estructura del poder. Se entiende que la influencia del modelo Neoliberal, después del rompimiento de la industrialización, en los países africanos comenzaron a observarse los mismos efectos que en Latinoamérica: Menor dinamismo de inversión, desempleo y mucha pobreza. Se puede concluir que debido a la transición de la industrialización al modelo Neoliberal, los productores agrícolas africanos disminuyeron su participación en el abastecimiento de su mercado y estaban desprotegidos por sus gobiernos frente a la competencia internacional, lo que resultó ser una gran oportunidad para las futuras trasnacionales que no dudaron en brindar su “ayuda” para que los países africanos llegaran a cumplir con los estándares internacionales.

=


La influencia externa en África comienza a vislumbrarse con aún más claridad con la creación de la multinacional de extracción de oro llamada multinacional Barrick Gold (Canadá) en 1983 quien a partir de este momento se encargó de explotar la industria minera en múltiples regiones de África y beneficiarse directamente de los incentivos económicos que este producía. La nuevas exploraciones trajeron consigo el descubrimiento de yacimientos de minerales que generaron cantidades muy elevados de recursos, ganancias que en su mayoría fueron apoderados por estas trasnacionales. Por ejemplo, se descubrió “El Diamante Centenario”, encontrado en la Mina Premier que pesaba 599,10 quilates en bruto, que acabó siendo posesión de Inglaterra. El dominio de las potencias se refleja en el desarrollo económico que se desarrolla en África a partir de estos años donde el Crecimiento Medio Anual del PNB fue de tan sólo 2,5% (1980 – 1989). Sólo un porcentaje muy pequeño del dinero producido de las extracciones correspondía al territorio regional del cual fue obtenido, enriqueciendo cada vez más a los grupos de poder que comenzaron un proceso de explotación desmedida en los años siguientes. El modelo neoliberal se siguió gestando poco a poco a lo largo de los años 80 pero no fue hasta el año de 1989 que África empe-


Año decisivo: 1996 A partir de la reactivación de la economía de Estados Unidos en 1993, se puede observar las FUERTES consecuencias de este Modelo Neoliberal que impulsaba. Un punto SUMAMENTE importante que influyó en el futuro porvenir económico (que impera hasta la fecha) de África sucedió en el año de 1996 donde El BM y el FMI lanzaron la Iniciativa para los Países Pobres Muy Endeudados (PPME) con el anunciado propósito de reducir las deudas de estas naciones, la mayoría africanas, y concederles fondos para la lucha contra la pobreza y a cambio, los países seleccionados debían aplicar modelos neoliberales y abrir TOTALMENTE sus mercados a las corporaciones que ya se empezaban a establecer en este territorio; el alivio de la deuda externa a cambio de programas neoliberales fue una trampa.

PPME

Ninguna nación de ese continente se ha recuperado después de cumplir las recetas del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. Una vez más se vislumbraron las graves consecuencias de siglos de explotación colonial, así como décadas de una “independencia” política dirigida hacia los intereses económicos de las potencias. A causa de la necesidad de acudir contantemente a los préstamos del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional para pagar los altos costos de sus importaciones estas instituciones financieras exigieron una apertura total de las economías locales al capital extranjero que generó la reducción drástica del presupuesto destinado a programas sociales y la devaluación de la moneda nacional.


Los productores agrícolas africanos disminuyeron su participación en el abastecimiento de su PROPIO mercado; desprotegidos por sus gobiernos frente a la competencia internacional como consecuencia de las políticas de ajuste estructural. Por ello, se suscita el enorme aumento de los precios de los alimentos en el mercado mundial y se dispararon los precios de los productos de la canasta básica. El número de hambrientos en África explotó y hubo rebeliones en países como Egipto, Costa de Marfil y Senegal que por supuesto fueron reprimidas para darle prioridad

a las demandas al mercado internacional. Se puede concluir que un alivio de deuda en estas condiciones empeora la situación económica y social de los países que aceptan esta iniciativa. Se repite el mismo ciclo porque cuando la situación económica empeora tienen que seguir pidiendo nuevos préstamos y al final, en lugar de un “alivio”, se reproducen futuras deudas. Al transcurrir los años, la influencia del Modelo Neoliberal se difunde y se establece definitivamente en África en cuanto a su participación en el comercio y mercado mundial.


Al igual que en América Latina, existe un descuido paulatino del mercado interno causado por el intento de exportar constantemente en lugar de fomentar el desarrollo de otros ámbitos de la economía local. Fenómeno que da como resultado países que terminan IMPORTANDO MÁS DE LO QUE EXPORTAN. Actualmente, la economía de África, incluyendo la industria del oro, está totalmente controlada por 3 multinacionales: AngloGold (Sudáfrica), Barrick Gold (Canadá) y Newmont Mining (Estados Unidos). Estas tres compañías, apoyadas por altas finanzas internacionales, producen cada año casi todo el oro extraído en el planeta. Regularmente reciben denuncias por contaminación a gran escala y violación de los derechos humanos pero como sucede en la mayoría de los países subdesarrolladas, estas son ignoradas y hechas a un lado.

BARRICK GOLD ANGLOGOLD NEWMONT MINING

Tanzania Senegal Costa de Marfil

Malí Ghana Sudáfrica Guinea TaNzania Zimbabwe

Ghana República del Congo


MINA DE ORO: ¿TESORO O MALDICIÓN? Según la Comisión Económica de las Naciones Unidas para África, “el sector minero de África no realiza una contribución decisiva al desarrollo social y económico de los africanos. Como se observó anteriormente, las ventajas que trae la extracción de oro para los africanos parece perjudicarlos muchos más de lo que les benefician. AÑO

EXPORTACIÓN

IMPORTACIÓN

% SOBRE LA EXPORTACIÓN TOTAL: MATERIAS PRIMERAS (EXCEPTO EL PETRÓLEO)

1980

4, 6%

3, 6%

19,7%

1990

2, 3%

2,4%

22,8%

1995

1, 6%

1,8%

1999

1, 6%

1, 9%

Se funda AngloGold (Sudáfrica).


A partir del 2000 hasta la actualidad, se puede observar las graves consecuencias que trajo consigo la globalización en África. No sólo consecuencias económicas, sino también culturales, políticas y sociales. Hoy en día los principales países productores de oro en África son: Sudáfrica Ghana, Malí , Tanzania, Guinea, Zimbabue y República democrática del Congo. En total más de 34 países africanos producen oro, llegando a una producción global de más de 600 toneladas al año, es decir, la cuarta parte de la producción anual de todo el mundo.
En el 2001 se alcanzó una máxima producción mundial anual de oro con 2.645 toneladas, 85 millones de onzas donde la onza de oro se cotizaba en 250 dólares. Desde este año, la explotación desmedida se da de la manera más clara y directa, lo que trae como efecto la mayor producción de oro que en los años anteriores. La intervención extranjera ayudó a producir más oro PERO no contribuyó a la economía local. Un ejemplo de esto es:

Caso Malí

En diez años Malí se convirtió en el tercer exportador de oro de África después de Sudáfrica y Ghana. Sus exportaciones de oro se triplicaron, superando las 56 toneladas en 2006. AL MISMO TIEMPO, el país cayó en picada en el Índice del desarrollo humano de las Naciones Unidas, bajando a la categoría de uno de los tres Estados MÁS POBRES del mundo. Esto se debe en parte a que la mayoría de los minerales se exportan en bruto, lo cual priva a los países africanos de tecnología y de la ganancia del valor agregado.
 Es decir, esto es consecuencia directa de que las riquezas se redistribuyen mal y aparte no hay transparencia en lo que realmente sucede en las minas; incluso los funcionarios Malíes responsables del sector de las minas tenían todas las dificultades del mundo para obtener informaciones completas por parte de las grandes trasnacionales sobre las condiciones de extracción.


¿QUÉ PASA CON LOS LOCALES? Existen múltiples daños que son causados por la extracción de oro y como se vio anteriormente, los que sufren de las consecuencias son los locales:

- La minería contamina el agua; genera intoxicaciones, que además de muertes provocan ceguera, parálisis y abortos debido a las sales de cianuro y el mercurio utilizados en la metalurgia para la galvanización, limpieza de metales y separación del oro del resto de los materiales.

- Otra consecuencia negativa es la cantidad de agua que se consume en esta actividad. Extraer una onza de oro (28 gramos) genera alrededor de 79 toneladas de desperdicios. Otra consecuencia negativa es la cantidad de agua que se consume en esta actividad. Extraer una onza de oro (28 gramos) genera alrededor de 79 toneladas de desperdicios.


- Los mecanismos de adquisición de tierras que prevalecen en África confieren al Estado un poder absoluto para apropiarse de las tierras de la gente para cualquier “fin público”, entre los que se cuenta la minería. En la mayoría de casos, la comunidad sólo tiene noticia de los proyectos en el momento del desahucio, cuando llegan las excavadoras, acompañadas a menudo de una fuerte presencia policial. A consecuencia, las inversiones mineras han desplazado a miles de personas. - Cuando surgen conflictos, la impresión del público es que serán resueltos en interés del inversor, lo que genera desconfianza entre ciudadanos y gobiernos. Muchos gobiernos, aun cuando cuentan con leyes adecuadas, casi no las aplican para que sus países sean más atractivos a los inversores.

En muchos países existen complejos procedimientos formales para la adquisición de tierras y para la obtención de contratos de minería para exploración, prospección y extracción. - Incluso como generadora de empleo, la explotación minera es insostenible. La destrucción de la base tradicional de empleo viene seguida por la pérdida de la propia mina. Cuando los depósitos de mineral se han agotado, los empleos desaparecen. La mayor parte de los proyectos de gran envergadura tienen una vida activa de 10 a 40 años, tras los cuales las empresas cierran el negocio y se van en busca de nuevos proyectos. En el 2008 el norte de África poseía las tasas más elevadas de desempleo con un 10,3%.

- Se abandonan otras actividades de pequeña escala como la agricultura por dar prioridad a la minería. Es decir, se descuidas otros ámbitos que podrían beneficiar directamente a los locales. (En las minas se para un POCO más del salario promedio por lo que resulta tentador optar por este ámbito)


CONCLUSIONES Creo que existen muchas similitudes entre el desenvolvimiento económico de África con el que se dio en América Latina. Al tener una historia colonial, siempre fueron manejados por potencias externas quienes implementaban medidas que daban como resultado beneficios propios; brindaban ciertos modelos e implementaban técnicas

que ayudaran al desarrollo de la potencia, aislando completamente a los locales. Estos países subdesarrollados dependen y siempre han dependido de los conocimientos que estos países desarrollados desde la colonia les implementó, nunca pudieron ser realmente independientes porque SIEMPRE hubo alguien que manejara o influenciara en los asuntos internos. África ha producido y posee más oro que todo el resto del mundo pero sigue siendo el continente más pobre, ¿Por qué?
Más del 80% de las zonas auríferas del oeste y el centro de África están actualmente en manos de un grupo de multinacionales que pretenden haber descubierto los yacimientos, mientras que casi todos ya eran conocidos por los buscadores locales de oro hace mucho tiempo. Las reformas de los códigos mineros establecidos en la mayoría de los países africanos productores desde finales de los años ochenta, bajo la presión de las instituciones financieras internacionales (FMI y BM), condujeron a favorecer a las grandes compañías de extracción extranjeras en detrimento de las


pequeñas sociedades mineras del Estado. El Banco Mundial, supuesto promotor del desarrollo de los países africanos, es el principal inversor en la extracción del oro y suministra a un grupo de multinacionales como Newmont Mining, IAMGOLD y AngloGold. Estas instituciones están orientadas por los intereses de las grandes potencias y las medidas que toman están orientadas hacia la ganancia de estos países desarrollados. De acuerdo a todos los hechos vistos anteriormente se puede decir que el sector minero no realiza una contribución decisiva al desarrollo social y económico de los africanos. Así como lo propone la Comisión Económica de las Naciones Unidas para África, el sector necesita una reforma que asegure: 1

La satisfacción des esenciales

de de

las las

necesidapersonas.

2

El sostén de otros sectores de la economía.

3

La intensificación de la integración regional

4

La ción

consolidación de la posifinanciera del país productor.



En mi opinión, los códigos de inversión deberían ser formulados de forma tal que reflejen la importancia de la responsabilidad social y ambiental de las empresas. En la época colonial fueron los países y ahora son las empresas y corporaciones quienes poseen las riendas económicas, políticas y sociales. Se originó una explotación incontrolada de los recursos de este continente que paga, desde hace demasiado tiempo, el precio de la globalización después de haber servido a los imperios coloniales.


“Cuanto más se sabe sobre el oro, menos deslumbra su brillo”


FUENTES DE CONSULTA http://www.rebelion.org/noticia.php?id=61610 http://www.latinoseguridad.com/LatinoSeguridad/Reps/DelEco.shtml http://www.ciidpe.com.ar/area4/Criminalidad%20economica.%20Bombini.pdf http://www.preciooro.com/mineria-y-minas-oro.html http://www.dani2989.com/gold/laproduccionmundialdelorode184020033partie.htm http://www.cienciapopular.com/n/Ecologia/Minerales_Estrategicos/Minerales_Estrategicos.php http://www.voyagesphotosmanu.com/industrias_africanas.html http://200.74.197.135/orobcv/index.php?option=com_content&view=article&id=74&Itemid=187&limitstart=5 http://www.averlo.com/Turismo/Africa/Johannesburgo.html http://www.historiasiglo20.org/GF/descolonizacion3.htm http://www.ruthcuadernos.org/readarticle.php?article_id=207&num_id=6 http://go.hrw.com/hrw.nd/gohrw_rls1/pKeywordResults?keyword=st9%20africa%201945 http://www.paginadigital.com.ar/articulos/2008/2008prim/noticias1/africa-120108.asp http://www.rebelion.org/noticia.php?id=61610 http://www.revistapueblos.org/spip.php?article915 http://old.redtercermundo.org.uy/revista_del_sur/texto_completo.php?id=962 http://www.guiadelmundo.org.uy/cd/special_features/Los_diamantes_de_la_guerr.html http://www.profesorenlinea.cl/universalhistoria/ColonialismoEuropeo8U2.htm http://www.juventudrebelde.cu/internacionales/2010-04-10/el-fondo-monetario-internacional-en-africa-desfalco-concorbata/ http://www.rankia.com/articulos/210280-pasado-presente-futuro-oro http://www.nodo50.org/tortuga/Africa-Conflictos-y http://www.dialogo-americas.com/es/articles/rmisa/features/for_starters/2010/01/01/feature-07 http://ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=36123 http://www.afrol.com/es/articles/17377


África