Page 1

SUPERANDO EL CONFLICTO Y ORIENTANDO LA TOMA DE DECISIONES El mundo actual se caracteriza por el predominio de una cultura de violencia. (Carvalho M. 2014)

Elaborado por: María José Zapata & Marisol Valdez


CasoS de conflictos ESCOLARES Caso Valentina Aprender a convivir y vivir juntos lleva consigo un conjunto de aprendizajes que se vincula con el desarrollo de habilidades sociales, competencias ciudadanas involucradas al ejercicio de los derechos humanos y a la construcción colectiva de la paz social. (Ministerio de Educación. Gobierno de Chile (2006) Conceptos claves para la resolución pacífica de conflicto en el ámbito escolar)

Yo que más quisiera que estar en paz siempre, pero las relaciones humanas son un poco complicadas y trabajar con niños chiquitos a veces es difícil. Platicaré mi caso, exactamente cómo pasó. Estaba dando clases de Inglés cuando de pronto llega la secretaría de la directora

pidiéndome que fuera rápido a la recepción que me apurara. (yo todavía ilusa, pensé, se tratará de una sorpresa!) y todavía le dije, Kari de verdad estoy en clases no puedo, y ella me insistía, y decidió quedarse en mi salón. Está bien voy a la recepción, pero no me tardo.

Después una de las auxiliares de la oficina súper espantada me dice, Marisol, la mamá de Valentina quiere hablar contigo y viene con el marido. Yo no sabía nada, no tenía ni idea. Salí y los ví, y me pidieron que, si porfavor les daba unos minutos, ¡les contesté claro! Pero no me puedo tardar tanto estoy en clases, de hecho, estoy con Valentina señora. Y empezó el relato de la historia: Miss ayer Valentina estuvo muy triste toda la tarde, y se nos hizo


extraño verla de esa forma, así que le preguntamos -¿Qué te pasa? Ella contestó: Mamá no me pusiste la piedrita para mi clase de Inglés -¿Cuál piedrita? La que la miss de Inglés nos pidió para pintar -Perdón, no vi el recado, discúlpame. Por eso estás así? -Si y además porque la miss le dio una piedrita a Cristi ya mi no. Es que por qué le dio a ella y a mi no mamá, la miss no me quiere.

La verdad es que sí me sorprendió, no esperaba este embrollo. Efectivamente yo le di la piedrita a Cristi y decidí hacerlo porque Cristi es una niña insegura que no le gusta ir a la escuela, y al ver que no tenía una piedra le di la única que tenía de sobra para que trabajara y así motivarla. De lo que no me percaté fue que Valentina vio como le di la piedra a Cristi, y pues le dio mucho sentimiento que a ella no le tocara una piedra.

Algunas sugerencias para responder asertivamente a una acusación son: aceptar la responsabilidad o

disculparse del hecho, si ése fuera el caso; transmitir a la persona que acusa que se le está escuchando y que se entiende lo que siente, aunque no se le dé la razón; demostrar que uno puede ver las cosas desde la perspectiva de la persona acusadora y que puede ser válida, aunque no se esté de acuerdo. Por otra parte, para reducir el nivel de tensión en el conflicto no resultan de utilidad las contrarrespuestas defensivas como negar la responsabilidad, criticar y dar excusas (Goleman, 1996 y 1999). Así fue acepté mi responsabilidad y le expliqué mis razones, y entiendo a la señora porque yo también soy mamá y no me gustaría ver triste a mi hija. Posteriormente también la señora aceptó su culpa por no haber leído el recado de la tarea, y me pidió que le hiciera saber a Valentina que la quería y que le pidiera una disculpa, así que el conflicto se resolvió y el estilo de la solución fue el de compromiso, buscamos una solución, yo me acercaría a la niña diciéndole que la quería mucho, y así los papás se quedarían tranquilos y la niña de igual forma.


“Los conflictos son situaciones donde las emociones y sentimientos juegan un rol importante”. (Ministerio de Educación. Gobierno de Chile (2006) Conceptos claves para la resolución pacífica de conflicto en el ámbito escolar)

Cuando la directora habló conmigo sobre lo que había pasado y le platiqué todo, ella me dijo que ¿qué había aprendido? Me insistió, piensa, ¿qué te dejó esta experiencia? Ya no le voy a dar piedritas a nadie contesté.

Como afirma Jares (2001), la dimensión positiva del conflicto dentro de la organización escolar puede favorecer y estimular los procesos de análisis y reflexión sobre la propia práctica educativa, el diálogo y la comunicación, la responsabilidad organizativa, la participación de los miembros de la organización, los procesos de análisis y la toma de conciencia de aquellas situaciones de desequilibrio de poder.

Exactamente, aunque haya sido buena tu intención porque yo te conozco, sino tienes para todos piedritas a ninguno le des nada. Ahora ya aprendiste. Vaya que aprendí me sentí muy mal, lo que menos quería era lastimar a una chiquita. Existen conductas que favorecen la resolución de conflictos de forma pacífica: saber escuchar, saber defender la posición de cada uno respetando los sentimientos de la otra persona, saber pedir perdón cuando se comete una falta. Carvalho, M. (2014).


CASO SANDY Expondré mi caso respecto al conflicto que demuestra la necesidad de desarrollar inteligencia emocional y comunicación asertiva como docentes, como padres, como alumnos y en general como personas. Sandy una alumna de preescolar de 5 años de edad ingresa en la institución, al segundo grado de preescolar, después de haber asistido un año atrás únicamente unas semanas a otra escuela a segundo grado sin concluir el ciclo, debido a acusaciones de acoso escolar por su aspecto físico, ya que esta mostraba sobre peso.

Los padres de la alumna pidieron se integrara nuevamente al segundo año, por lo que ingreso al colegio como todos los demás alumnos. Las

primeras semanas el comportamiento de Sandy era usual al de los otros niños por ser la primera vez que ingresaban a la escuela. Pasando unas semanas Sandy, falto algunos días sin que existiera notificación alguna; al incorporarse a las clases comenté con los padres de la alumna que era conveniente que no faltara ya que le estaba costando adaptarse a la escuela, la madre comentó que no había podido asistir pero que ya no faltaría. Unos días después se presentó la madre de Sandy para comentar que no quería ir a la escuela porque estaba sufriendo de acoso escolar por parte de sus compañeros debido a su aspecto físico, la madre de Sandy pidió que estuviera más atenta a su hija para que no volviera a pasar, yo comentér que investigaría los sucesos pero necesitaba que en casa motivaran a Sandy a asistir a la escuela. Pasaron algunos días y Sandy se sentía igual, no quería asistir y decía que la molestaban en recreo. Una semana después se presentaron su padre y su madre a dialogar acerca de la situación, ya que la niña seguía presentando molestia al ir a la escuela, los padres


estaban muy alterados y comentaron que era incompetente y no había atención suficiente para los alumnos, que estaban pasando cosas y no éramos conscientes de ellas, yo exprese las medidas que había tomado, estar más cerca de la alumna y observar su interacción con los demás destacando que ningún alumno había agredido a Sandy de ninguna forma, los padres pidieron nuevamente que pusiera más atención ya que si no, tendrían que hablar con la directora. Yo les expuse las observaciones y redactamos juntos lo sucedido estos días con el compromiso de apoyar a Sandy para que estuviera tranquila en la escuela. Yo comunique de inmediato todo lo sucedido a la directora, ella hizo algunas preguntas sobre cómo era Sandy y me pidió mantenerme cerca de ella.

Al día siguiente los padres llegaron muy temprano en horario de atención para hablar con la directora; externaron su descontento por que su niña estaba siendo víctima de acoso escolar por parte de sus compañeros, mencionaron que la niña fue llamada “pinche chamaca gorda” en repetidas ocasiones por varios compañeros, por lo que ya no quería ir a la institución, también dijeron encontrarse molestos por la incompetencia de la maestra al

no solucionar el problema y amenazaron con demandar a la maestra, directora y escuela por omisión. Además de solicitar que se pagara una terapia psicológica a la niña. La directora de forma asertiva, conociendo el caso explicó a los padres que no se había observado que los otros niños agredieran a su hija, pidió a los padres calmarse y les ofreció hacer una investigación que incluía su estancia en el grupo durante el resto de los días de la semana, además de monitorearla durante todo el recreo. Los padres se tranquilizaron y accedieron a la negociación. Los días siguientes la directora estuvo observando las actitudes de todo el grupo sin notar nada que le hiciera daño a Sandy, justo el ultimo día en la hora de refrigerio una alumna se acercó a Sandy a decirle que su lonchera de la princesita Sofía estaba muy bonita, con su mano la volteo para verla más cerca, repitiendo el cumplido. La directora y yo estábamos cerca por lo que nos percatamos de todo sin embargo inmediatamente después de que la otra alumna termino su cumplido Sandy tiro su mochila al piso discretamente y grito buscándome para decir que su compañera le había tirado su lonchera y le había dicho que estaba muy fea y Sandy era una gorda. Nos dimos cuenta que eso nunca pasó, hablamos con Sandy y tratamos de preguntarle por qué había dicho eso, ella sólo lloro,


así

que

decidimos

esperar.

La observación continuo unos días más y nos dimos cuenta que Sandy decía algunas mentiras, pero aún no sabíamos por qué. Se citó a sus padres y se expusieron las situaciones observadas y evidencias de los recreos ya que la escuela contaba con cámaras en esa área, los papás no se vieron muy convencidos y pidieron que se pagara una terapia a Sandy, la directora argumentó que era necesario tener un buen diagnóstico por lo que tendría que asistir a una cita con algún psicólogo diferente de quien habían consultado los padres; el padre comento que él lo determinó ya que era psicólogo y el sabía como eran esos casos. La directora nuevamente argumentó que debería consultarlo otro psicólogo, además de realizar una serie de entrevistas por separado a los padres y una a la alumna en presencia de ellos. Ellos accedieron y en sus entrevistas se detectaron incongruencias, Sandy sostenía con mucha seguridad que le decían gorda, pero no decía quien solo se refería a los niños. Nuevamente se citó a los padres para dialogar sobre las entrevistas, se expusó que en la observación y monitoreo de Sandy

no hubo ninguna agresión hacia ella, se comentó lo sucedido con su lonchera, y sobre las entrevistas ya que se habían encontrado algunas respuestas que causaban confusión, la directora comento que lo que seguía es llevar a Sandy a una cita psicológica para determinar cómo se encontraba, al escuchar todo esto la madre de Sandy comentó que ya no era necesario que habían observado que Sandy tal vez decía algunas mentiras, su padre se mostró molesto, tratando de no decir nada a la mamá de Sandy, se les pidió trabajar en casa porque en las investigaciones determinamos que Sandy utilizaba las mentiras para lograr que ya no la llevaran a la escuela, justo como lo hizo antes.

Pocos días después la madre notificó que Sandy no podía ser entregada a su papá ya que estaban en un proceso de divorcio y la custodia de Sandy la tendría la madre. Al pasar unas semanas Sandy se mostró más tranquila y se comenzó a integrar con sus compañeros. Gracias a la comunicación entre el personal de la escuela fue posible


lograr un dialogo asertivo hacia los padres de familia, para solucionar el asunto, el caso muestra la inteligencia emocional de maestra y directora para no dejarse llevar por las emociones, la preocupación o el enojo teniendo control de ellas como lo expresa Goleman (1994), al contrario de los padres quienes mostraron actitudes impulsivas que no favorecían a la resolución del conflicto. Como se muestra en este caso los docentes necesitan tener herramientas que favorezcan la resolución de conflictos y la comunicación asertiva por ello saber decir las cosas con el tacto adecuado genera un buen canal de comunicación que favorece el

conflicto, al igual que la capacidad de dominar las emociones para mantener lo más objetivas posibles nuestras ideas, argumentos y propuestas de solución.


CONCLUSIONES La educación para la paz es una educación para el conflicto que propone modelos didácticos basados en el conflicto como estrategia de aprendizaje. En las instituciones educativas como toda organización social, aparecen los conflictos adquiriendo cada vez mayor protagonismo junto con otras problemáticas socio educativas con situaciones que afectan el clima laboral y académico del alumnado como también del desarrollo profesional de los educadores. Con lo cual destacamos la necesidad de educar para la paz comprendiendo que esta implica el establecimiento de lazos fuertes entre las personas, en los cuales primen la justicia y la concordia. (Ministerio de educación, Perú)

BIBLIOGRAFIA Carvalho, M. (2014) El papel del profesorado en la toma de decisiones académico y profesional del alumnado. Revista Española de Orientación y Pedagogía. http://revistas.uned.es/index.php/reop/article/vies/13856/12505 Dulcic, M. (S/F) Habilidades de comunicación. Centro de investigación para la Paz. Fundación Hogar del Empleado. http://www.fuhem.es/ecosocial/dossierintercultural/contenido/Habilidades%20de%20Comunicaci%nF3n.pdf Güel, B:M. (2011). La comunicación asertiva de los docentes. Aula de Innovación Educativa. http://www.grao.com/revistas/aula/199-creatividady-educacion/la-comunicacion-asertiva-de-los-docentes Ministerio de Educación. Gobierno de Chile (2006) Conceptos Claves para la resolución pacífica de conflicto en el ámbito escolar. Ministerio de Educación. Gobierno de Perú (s/f) Aprendiendo a resolver el conflicto en las instituciones educativas. Orientación para directivos y tutores de primaria y secundaria. http://www.minedu.gob.pe/minedu/archivos/a/002/02-bibliografia-comun-aebr-eba-y-etp/7-aprendiendo-a-resolver-conflictos-en-las-institucioneseducativas.pdf

Superando el conflicto y orientando la toma de decisiones  

Descripción de conflictos escolares y cómo se solucionaron por medio de la comunicación y el dialogo.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you