Issuu on Google+

INJERTOS DE CIUDAD (modelo de exploración espacial para la regeneración barrial en la ciudad de San José, Costa Rica.) Marisol  Azofeifa  Castro  


Universidad Veritas Facultad de Diseño y Arquitectura Escuela de Arquitectura Proyecto de tesis para optar por el grado en licenciatura de arquitectura “Injertos de ciudad” (modelo de exploración espacial para la regeneración barrial en la ciudad de San José, Costa Rica.) Marisol Azofeifa Castro 200720064 Tutores: Arq. Juan Carlos Sanabria Arq. Victor Murillo Arq. Iván Delgado Año 2013 II cuatrimestre


INJERTOS DE CIUDAD

(modelo de exploración espacial para la regeneración barrial en la ciudad de San José, Costa Rica.) Marisol  Azofeifa  Castro  


“Injertos de ciudad” (modelo de exploración espacial para la regeneración barrial en la ciudad de San José, Costa Rica.)

Juan Carlos Sanabria

Victor Murillo

ARQUITECTO.TUTOR

ARQUITECTO.TUTOR

Cesar Carrascal

Iván Delgado

ARQUITECTO.TUTOR

ARQUITECTO. TUTOR

Sebastian Alfaro

Esteban Castro

PROFESOR LECTOR

PROFESOR LECTOR

Juan Carlos Sanabria DIRECTOR ESCUELA DE ARQUITECTURA

4

INJERTOS  DE  CIUDAD


A todas aquellas personas con las cuales pude compartir en mi carrera de arquitectura, en conversaciones, en el trabajo y en las aulas. A ellas un especial agradecimiento ya que su aporte en mi formaciĂłn fue de gran valor. A mi familia por ser siempre mi principal apoyo, creer en mi y alentarme a seguir. Este logro es para ustedes tanto como lo es para mi.

/D SHUVRQD ÀUPDQWH 0DULVRO $]RIHLID &DVWUR CÊdula de identidad 1-13780800, declaro bajo juramento ser el autor de la presente tesis de graduación, Injertos de Ciudad: modelo de exploración espacial para la regeneración de los barrios en la ciudad de San JosÊ, Costa Rica, para optar por el titulo de Licenciada en Arquitectura

A mis hermanos gracias por toda su ayuda y por ser un ejemplo a seguir para mi. A Isaac, gracias por acompaĂąarme durante todo el proceso de este trabajo, por los cafĂŠs y la constante motivaciĂłn.

0DULVRO$]RIHLID&DVWUR ESTUDIANTE

Y mis padres por darme esta oportunidad, y alentarme a aprovecharla al mĂĄximo.

5


6

00. RESUMEN

P.010

15. NUTRIENTES

P.119

01. INTRODUCCIÓN

P.013

16. EJEMPLIFICACIÓN

P.120

02. SITUACIÓN ACTUAL

P.032

17. ROLES OPERACIONES

P.124

03. PROBLEMA

P.041

18. INJERTO AV5

P.143

04. ANALOGÍA

P.043

19. SÍNTOMAS INJERTO AV5

P.149

05. HIPÓTESIS

P.047

20. CARACTERES AV5

P.160

06. JUSTIFICACIÓN

P.051

21. CONCLUSIONES

P.213

07. OBJETIVOS

P.053

08. MARCO TEÓRICO

P.056

09. MARCO METODOLÓGICO

P.071

10. EVALUACIÓN Y SELECCIÓN

P.078

11. ALCANCES DE LA ANALOGÍA

P.092

12. DIAGNOSTICO

P.102

13. CARACTERES RASGOS

P.104

14. SÍNTOMAS

P.114

INJERTOS  DE  CIUDAD


ÍNDICE 7


CAPITULO I introducci贸n


00. RESUMEN El   crecimiento   de   la   ciudad,   deja   marcada   en   ella,   patrones   de   lo   que   fue   o   quiso   ser,   como   una   ciudad   desarrollada   confortable   para   los   que   la   habitan   de   forma   permanente   y   ocasionalmente.   Estos   patrones   se   convierten  en  una  herramienta  de  lectura  que  nos  per-­ mite   entender   su   estado   actual.   En   su   historia,   San   JosÊ   como   muchas   de   las   capitales   de   LatinoamÊrica,   sufrió  transformaciones  a  causa  de  distintos  procesos,   TXH VH GHWHUPLQDURQ SRVWHULRUPHQWH FRPR SODQL¿FDFLyQ inadecuada,  por  lo  que  hoy  se  le  reconoce  como  una  ciu-­ dad  de  fragmentada,  que  dentro  de  la  misma  se  enlazan   distintas  realidades,  que  conforman  su  complejidad,  y   aun   bajo   esta   circunstancia,   su   espíritu   vivo.   Como   parte  de  estrategia  no  solo  analógica  sino  conceptual,   Injertos  de  Ciudad,  parte  como  una  investigación  de  la   arquitectura   y   su   relación   con   la   morfología   urbana,   entendiendo   la   ciudad   de   San   JosÊ   como   un   organismo   vivo,  el  cual  crece  y  se  desarrolla,  pero  de  la  misma   manera  si  su  metabolismo  no  funciona  correctamente,  se   enferma.  Y  es  a  estos  espacios  resultantes  de  los  pro-­ cesos  de  caducidad  de  una  ciudad,  que  para  los  efectos   de   la   presente   investigación,   se   les   denomina   zonas   enfermas.   Para   contrarrestar   esta   situación   de   forma  

10 INJERTOS  DE  CIUDAD

explotaria,   que   se   introduce   el   concepto   del   Injerto   FRPRXQPpWRGRGHSURSDJDFLyQDUWLÂżFLDOGHFXDOLGDGHV sanas,   que   pretende   unir   las   virtudes   de   ambos,   la   adaptabilidad  y  las  posibilidades  de  desarrollo.  Dicha   uniĂłn  de  ambas  virtudes  funcionarĂĄ  como  un  único  organ-­ ismo,  aprovechando  las  fortalezas  de  cada  una  ellas. De   esta   manera   se   examina   la   idea   de   la   mutaciĂłn   y   renovaciĂłn  de  los  espacios  pĂşblicos  y  su  relaciĂłn  con   la  arquitectura  adyacente,  basados  en  el  efecto  y  los   patrones   de   fĂ­sicos   existentes   “El   injertoâ€?   y   su   in-­ teracciĂłn,   con   el   objetivo   que   la   inserciĂłn   de   estos   modelos  formen  un  tejido  sano  (corredor  programĂĄtico),   que   propicie   el   crecimiento   de   nuevos   patrones   espa-­ ciales   que   favorezcan   la   regeneraciĂłn   o   apariciĂłn   de   nuevos  eventos  en  estas  zonas  intervenidas. Por  lo  tanto  Injertos  de  Ciudad  es  un  modelo  de  mejo-­ ramiento  de  espacios  tanto  pĂşblicos  como    de  carĂĄcter   privado,   que   enlazan     la   arquitectura   existente   y   la   relaciĂłn  programĂĄtica  con  la  que  se  desenvuelve  en  la   ciudad  de  San  JosĂŠ.  De  este  modo  se  pretende  proponer   FRPR REMHWLYR SULQFLSDO SODQWHDU XQD VROXFLyQ D ÂżQ de  regenerar  la  condiciĂłn  actual  de  una  de  las  “zonas   enfermasâ€?,  que  presentan  algunos  asentamientos  habita-­ cionales  en  la  periferia  del  casco  urbano  de  la  capi-­ tal.


San  José,  Costa  Rica

La   siguiente   tesis   se   desarrolla   en   los   cuatros   dis-­ tritos   centrales   de   San   José,   Costa   Rica.   Su   crec-­ imiento,   sus   realidades   y   sus   simulaciones   aportan   a   la  investigación  convirtiéndolos  en  los  protagonistas   de  la  misma.

11


.

1740

1850

1890

1905

1910

1940

Diagramación del crecimiento de los distritos centrales de San José. 1740-1940

12 INJERTOS  DE  CIUDAD


01. INTRODUCCIĂ“N

1.1.   Antecedentes: 1.1.1.       Exploración   histórica   de   San   JosÊ.   Hacia   la   ciudad  fragmentada:   Como  es  menciona  en  el  libro  de  Carlos  Altezor,   Arquitectura  Urbana  en  Costa  Rica,  es  importante  tomar   en  cuenta,  la  trayectoria  con  la  cual  nuestras  ciudades   se  han  desarrollado,  ya  que  nuestra    arquitectura  ac-­ tual,  deriva  en  parte,  a  lo  realizado  en  dÊcadas  prec-­ edentes.  Se  entiende  la  historia  entonces,  como  un  her-­ ramienta  de  trabajo  necesaria  para  poder  entender  que   IDFWRUHV LQÀX\HURQ HQ OR TXH KR\ VH UHFRQRFH FRPR OD ciudad  de  San  JosÊ.  Ya  que  Este  conocimiento  daría  una   visión  mas  acertada  de  cómo  intervenir  arquitectónica-­ mente   nuestros   espacios,   para   que   correspondan   a   las   necesidades  actuales.

Para   esta   exploraciĂłn   histĂłrica   de   San   JosĂŠ   se   hace   referencia  al  autor  del  artĂ­culo  “Hacia  la  ciudad  frag-­ mentada.   Tempranas   estructuras   segregadas   en   la   ciu-­ dad  latinoamericanaâ€?,  Axel  Borsdorf    director  del  In-­ stituto  para  la  InvestigaciĂłn  Urbana  y  Regional  de  la   Academia   de   Ciencias   Austriaca   en   Viena   desde   1999.     Borsdorf   dirige   su   investigaciĂłn   en   la   evoluciĂłn   de   los  modelos  urbanos  de  las  ciudades  latinoamericanas,   y  la  repercusiones  que  esto  conlleva,  no  solo  a  nivel   arquitectĂłnico,   sino   tambiĂŠn   socio   econĂłmico,   ademĂĄs   de  la  variaciĂłn  del  simbolismo  de  la  misma  ciudad  para   sus  habitantes.   SegĂşn  el  estudio  de  Borsdorf:  las  ciudades  de  la   regiĂłn   se   han   desarrollado   en   etapas:   la   etapa   de   la   ciudad   Colonial   (1820),   la   etapa   de   la   ciudad   Secto-­ rial(1920),  la  etapa  de  la  ciudad  Polarizada  (1970)  y   ÂżQDOPHQWHODHWDSDGHODFLXGDGHQODTXHQRVHQFRQWUD-­ PRVKR\HQGtDTXHVHGHÂżQHFRPRODFLXGDGIUDJPHQ-­ tada.  Dichas  etapas  presentan  diferencias  claves  para   su  tiempo,  que  se  entienden  desde  el  punto  urbanĂ­stico,   como  la  organizaciĂłn  que  se  le  atribuye  al  territorio   \ODFLXGDGODSODQLÂżFDFLyQFRQODFXDOIXHURQGHVDU-­ rolladas  y  el  estudio  al  fenĂłmeno  urbano  como  objeto,   y  en  consecuencia  la  economĂ­a  existente  y  su  relaciĂłn   con  la  estructura  social.

13


CIUDAD COLONIAL

ra

CIUDAD

SECTORIAL

da

1

2

1820

1920

CIUDAD

POLARIZADA

3

ra

1970

CIUDAD FRAGMENTADA

ta

4

2012

Etapas del crecimiento de las ciudades Latinoamericana según Axel Borsdorf.

14 INJERTOS  DE  CIUDAD


1.1.1.a  Ciudad  Colonial:  

  La  primera  etapa  la  ciudad  colonial  radicaba  en   un  sistema  de  centralización  basado  en  el  nivel  social   de  sus  habitantes,  lo  cual  marcó  la  jerarquía  por  medio   de   las   clases   sociales.   Este   modelo   se   desarrolló   al   principio  del  siglo  XIX,  su  sistema  de  organización  es-­ pacial  gravitaba  en  cuadrantes,  los  cuales  conformaban   calles  de  norte  a  sur  y  avenidas  de  este  a  oeste.  Este   desarrollo   de   cuadrantes   dio   como   resultado   el   posi-­ cionamiento   de   las   clases   sociales   altas   al   centro   y   sus  contornos  eran  para  la  clase  trabajadora.  Pero  las   FLXGDGHVGH$PpULFD/DWLQDH[SHULPHQWDURQFDPELRVD¿-­ nales  de  esta  época  y  San  José  no  fue  la  excepción.  El   crecimiento  poblacional  y  las  políticas  de  desarrollo   implementadas   en   la   época,   generaron   comportamientos   TXH DXQ KR\ HQ GtD VH UHÀHMDQ HQ QXHVWUD HVWUXFWXUD urbana.  Un  ejemplo  de  esto  es  la  política  de  expansión   territorial   horizontal   con   que   se   promovió   el   crec-­ imiento  de  nuestra  ciudad.    

15


,OXVWUDFLyQ0DULVRO$]RIHLID

16 INJERTOS  DE  CIUDAD


“El  postulado  de  oferta  y  demanda  aplicada  a  la   división  de  terreno  en  versiones  típicamente  liberales   como  amanzanamiento,  en  áreas  urbanas,  la  especulación   de  esta  por  lote  amiento  primario  y  elemental,  así  como   la  aplicación  del  sistema  de  ventas  de  solares  con  base   en  cuotas  de  un  monto  accesible  a  la  clase  media,  to-­ man   un   auge   inusitado   en   estos   decenios,   conformando   un  panorama  bajo  el  cual  se  va  a  producir  el  fenómeno   urbanístico,  que  hasta  hoy  caracteriza  a  nuestra  ciu-­ dad  y  que  podría  denominarse  proceso  de  creación  de  una   ciudad   extendida,   de   la   baja   densidad   habitacional.   (Altezor,  1986)”     Dicho  centro  de  ciudad  mostraba  en  su  inicio  una  gran   jerarquía   y   se   consolida   como   centro   económico.   Los   barrios  que  se  generaron  en  este  son  de  clase  alta  y     esto   provoca   que   para   la   clase   trabajadora   del   país,   QR KXELHUD VX¿FLHQWH RIHUWD HQ HO VHFWRU GH YLYLHQGD accesible  para  ellos,  por  lo  tanto  se  produce  una  gran   inestabilidad  en  el  modelo  económico  implementado,  que   VHUHÀHMRHQHOSRVLFLRQDPLHQWRHVSDFLDO

17


18 INJERTOS  DE  CIUDAD


1.1.1.b  Ciudad  Sectorial:  

  Para  inicios  del  siglo  XX  empieza  la  segunda  eta-­ pa:  la  ciudad  sectorial,  la  cual  consiste  en  un  modelo   que   marca   las   distintas   zonas   ya   fueran   comerciales,   de   vivienda   o   industrial.   Esto   genera   una   estructura   urbana   inestable   ya   que   no   respondía   al   cambio   o   al   crecimiento   urbano.   Es   en   esta   etapa   que   se   desar-­ rolla  una  crisis  de  vivienda  debido  a  que  se  empiezan   a   generar   problemas   de   accesibilidad   para   las   clases   trabajadoras,  por  su  alto  costo  y  la  escasa  de  oferta   de   vivienda   barata,   y   es   partir   de   estas   fechas,   que   las  iniciativas  para  solucionar  este  problema,  que  se   empiezan  a  generar  como  lo  menciona  Carlos  Altezor.   “Las   soluciones   practicas   al   problema   de   la   vivienda  de  interés  social  serán  por  muchos  años  inex-­ istentes   en   el   sentido   que   lo   planteaba   A.font.   Sólo   soluciones   parciales   por   parte   de   la   Municipalidad   –siempre   abocada   a   la   compra   de   terrenos   para   abrir   nuevas  calles  y  avenidas  y  dotar  a  la  extensión  de  bar-­ rios   de   la   infraestructura   necesaria-­   dotando   lotes   individuales  en  el  Barrio  Carit  para  indigentes  o  lotes   municipales  por  el  lado  del  Liceo  de  Costa  Rica,  para   viabilizar   el   proyecto   de   casa   para   obreros   del   Sr.   Carlos  Orozco  Castro.  (Altezor,  1986)”

19


,OXVWUDFLyQ0DULVRO$]RIHLID

20 INJERTOS  DE  CIUDAD


  1.1.1.c  Ciudad  Polarizada:  

  Como   consecuencia   del   acelerado   crecimiento   de   la  poblaciĂłn  urbana,  debido  a  la  migraciĂłn  del  sector   rural  al  urbano  y  al  deterioro  de Â��las  åreas  sin  plani-­ ÂżFDFLyQVLWXDFLRQHVTXHFRQGLFLRQDQDODFLXGDGSDUD que  emerjan  problemas  urbanos  como  los  tugurios,  y  el   fenĂłmeno  de  la  ciudad  extendida  que  actualmente  aĂşn  se   presentan.     Este  fenĂłmeno  estarĂĄ  presente  en  el  desarrollo  de   una  nueva  fase  de  nuestras  ciudades,  la  ciudad  polari-­ ]DGD ÂżJXUDF HQODFXDOHVWHSUREOHPDGHYLYLHQGD \ÂżVFDOL]DFLyQYDHQDXPHQWR(OFDPELRHFRQyPLFR\GH producciĂłn  provocĂł  apariciĂłn  de  barrios  marginales  en   la  periferia,  solo  serĂĄn  una  de  las  consecuencias  que     se  presentan  alrededor  de  1970s´,  sino  que  se  empieza   con  el  desarrollo  y  apariciĂłn  de  nuevas  tipologĂ­as  ar-­ quitectĂłnicas   como   la   vivienda   vertical   y   el   “mallâ€?,   que   implicarĂĄn   grandes   cambios   en   las   morfologĂ­a   ur-­ bana.     En  los  siguientes  30  aĂąos  la  estructura  urbana  de   San  JosĂŠ    se  ve  expuesta  a  estas  tipologĂ­as,  que  emp-­ iezan  a  generar  sud-­centros  en  la  periferia.  El  Centro   como  era  conocido  en  la  primera  etapa,  se  convierte  en   esta  fase,  en  un  espacio  con  un  valor  elevado  que  al   mismo  tiempo  no  poseĂ­a  las  condiciones  fĂ­sico-­sociales   para  poder  competir  con  estos  nuevos  espacios.  

21


,OXVWUDFLyQ0DULVRO$]RIHLID

22 INJERTOS  DE  CIUDAD


1.1.1.d  

Ciudad  Fragmentada:

  La  ciudad  fragmentada  según  lo  expuesto  arriba  se   demuestra   como   las   nuevas   tipologías   arquitectónicas   como:  el  barrio  cerrado  o  los  ¨Mall¨  representan  nuevos   escenarios,  hacen  que  la  periferia  tome  un  mayor  pro-­ tagonismo  al  ser  la  zona  donde  se  desarrollan  este  tipo   de  proyectos.  El  anillo  que  alguna  vez  limitaba  al  cen-­ tro,  es  ahora  el  ente  con  la  cual  los  diferentes  frag-­ mentos  se  comunican.  Actualmente  esta  es  la  realidad  de   San  José  producto  de  todas  sus  etapas  anteriores.  Esta   fragmentación   ha   traído   como   consecuencia   distintos   problemas   que   serán   mas   analizados   en   los   siguientes   puntos,  como  lo  son  el  problema  de  emigración  comercial   o  el  de  emigración  poblacional.

23


24 INJERTOS  DE  CIUDAD


,OXVWUDFLyQ0DULVRO$]RIHLID

25


1.1.2     Espacio  publico  en  San  JosĂŠ,  el  espacio  de   interacciĂłn:    Âł$ÂżQDOHVGHOVLJOR;,;VHFRQVWUX\HURQORVSULP-­ eros  parques,  bulevares  y  monumentos  que  tuvo  San  JosĂŠ.   La  mayorĂ­a  de  estos  parques,  constituyen  en  la  actuali-­ dad,  los  escasos  espacios  pĂşblicos  y  åreas  verdes  en  la   ciudad  que  luchan  por  existir  —gracias  a  la  renovaciĂłn   y  mantenimiento  de  la  Municipalidad  de  San  JosÊ—  entre   el   cemento,   la   contaminaciĂłn   y   la   creciente   privati-­ zaciĂłn   del   espacio   pĂşblico.   Pero,   como   seĂąala   Peter   &ODUN HO HVSDFLR YHUGH GH ÂżQDOHV GHO VLJOR ;,; QR es  lo  mismo  que  el  del  siglo  XXI,  aunque  el  parque  se   encuentre  situado  en  el  mismo  lugar,  ya  que  los  usos  y   las  concepciones  del  mismo  cambian  a  travĂŠs  del  tiem-­ po.1â€?  (Quesada,  2007)     Entonces  dentro  de  la  ciudad  tradicional,  la  pla-­ za  que  se  encontraba  en  el  centro  era  el  sitio  de  re-­ uniĂłn  de  las  personas  y  se  lograba  interactuar  en  Êl.   Con   el   cambio   e   incursiĂłn   de   modelos   de   pensamiento   moderno,   el   avance   en   los   sistemas   de   comunicaciĂłn   y   el  desarrollo  de  los  sistemas  de  transporte,  es  que  el   centro  como  se  visualizaba  inicialmente,  se  empieza  a   desintegrar,  siguiendo  con  la  tendencia  a  dispersarse   y  a  la  baja  densidad  habitacional.   “AsĂ­   aparece   la   perdida   del   tradicional   siste-­ ma   urbano   jerarquizado,   dando   lugar   a   una   red   inter-­ conexa   basada   en   los   diferentes   tipos   de   informaciĂłn   y   comunicaciĂłn,   en   la   que   no   se   puede   individualizar   un  centro  en  el  sentido  fĂ­sico-­espacial  o  hacer  coin-­ cidir  esa  centralidad  con  determinadas  actividades  que   aparecen  dispersas  en  los  nodos  de  la  red,  de  acuerdo   con  sus  diferentes  especialidades.  

26 INJERTOS  DE  CIUDAD

Por   su   inserciĂłn   en   diferentes   escalas   (regionales,   internacionales,  etc.)  y  por  la  diversidad  de  redes  a   las   que   pertenecen,   el   comportamiento   de   estos   nodos   es  impredecible,  aproximĂĄndose  su  comportamiento  a  la   idea  de  “estructuras  inestablesâ€?  que  se  plantea  en  la   TeorĂ­a  del  Caos.â€?  (PĂŠrgolis,  2005)   Dicho   cambio   provocĂł,   que   los   valores   con   que   eran  observados  los  espacios  pĂşblicos  se  vieran  modi-­ ÂżFDGRV \ VX SDSHO FRPR HVSDFLR VRFLDO VH YLHUD PiV trasladado  a  los  espacios  como  el  shopping  center  que   son  de  carĂĄcter  privado  Âł/DWUDQVIRUPDFLyQGH6DQ-RVpDÂżQDOHVGHOVLJOR XX,   respondiĂł   a   los   principios   del   urbanismo   moderno   occidental,   con   la   creaciĂłn   de   espacios   y   ejes   que   posibilitaron   a   la   vez   la   introducciĂłn   de   nuevas   di-­ versiones  y  uso  del  tiempo  moderno.  (Quesada,  2007)â€?     Estos   parĂĄmetros   con   los   cuales   se   gestionaron   los  espacios  pĂşblicos  de  la  ciudad  de  San  JosĂŠ,  aun  se   encuentran   mĂĄs   en   la   actualidad   al   ser   parte   de   una   ciudad  mas  fragmentada  y  al  tener  que  competir  con  la   demanda de  espacio  alternativo  a  ellos,  como  lo  son  los  malls  y   los  centros  comerciales,  se  ven  mas  desplazados  care-­ ciendo   de   un   a   tractor   constante   en   ellos.   Esto   fac-­ WRUHVWDPELpQLQĂ€X\HQTXHKD\DHYROXFLRQDGRODPDQHUD con   la   que   se   comprendĂ­a   una   plaza   y   la   temporalidad   de  la  misma.


27


ra

1

2

da

3

ra

ta

4

DESARROLLO URBANO

COLONIAL

PRIMERA FASE DE URBANIZACIÓN

SEGUNDA FASE DE URBANIZACIÓN

RESTRUCTURACIÓN

PRINCIPIO DE ESTRUCTURACIÓN ESPACIAL

CENTRO/ PERIFERIA

LINIALIDAD

POLARIZACIÓN

FRAGMENTACIÓN

PLAZA

BOULEVARD

BARRIO ALTO/ BARRIO BAJO

BARRIOS CERRADOS MALLS, OFICENTROS

CRECIMIENTO NATURAL

INMIGRACIÓN

MIGRACIÓN INTERNA

FORTALECIMIENTO DE LA PERIFERIA

CABALLOCARRETA

CARRO- TREN TRANVIA

CARRO BUS

+CARRO BUS

SIMBOLO

CRECIMIENTO

ESTRUCTURACIÓN

28 INJERTOS  DE  CIUDAD


Diagramas   de   análisis   del   crecimiento   de   la   ciudad,   por   medio   de   la   aparición   de   nuevas   tipologías  arquitectónicas  que  generaron  trans-­ formaciones.

Ciudad Ciudad Ciudad Colonial Colonial Colonial 1820 1820 1820 ra

Ciudad Ciudad Ciudad Sectorial Sectorial Sectorial 1920 1920 1920 da

División   por   clases   sociales  

Incoorporación   de   la   sectorización,   comer-­ cio,  residencia

1

2

Ciudad Ciudad Ciudad Polarizada Polarizada Polarizada Ciudad Ciudad Ciudad Fragmentada Fragmentada Fragmentada 1970 1970 1970 Actualidad Actualidad Actualidad ta ra

3

Polarización  del  hacia   la   periferia   debido   a   la  ubicación  de  nuevas   fuentes   de   trabajo   y   fortalecimiento  de  in-­ dustria

4

Deterioro   del   cen-­ tro,   pierde   jerarquia   y   puntos   de   atracción   para   la   permanecia   en   el  mismo.

29


crecimiento del GAM en 100 años gris claro 1880 a 2000 en el color gris oscuro 30 INJERTOS  DE  CIUDAD


“En una sociedad sin centro de control, la arquitectura tiene que regularse y mantener su propio mecanismo de la evolución, que le permita mantenerse adaptada (dentro de la ecología de que envuelve los subsistemas sociales).” 1LNODV/XKPDQQŮV

31


02. SITUACIĂ“N ACTUAL

  1.2.1  Generalidades:   La  ciudad  de  San  JosĂŠ  se  localiza  en  el  Valle  Cen-­ tral  de  Costa  Rica  a  una  altura  de  1,200  metros  sobre   el   nivel   del   mar.   Las   montaĂąas   cercanas   superan   los   2,500  metros  de  altura.   “En   las   dĂŠcadas   posteriores   San   JosĂŠ   se   fue   OOHQDQGR SDXODWLQDPHQWH GH HGLÂżFLRV S~EOLFRV \ SUL-­ vados  de  grandes  proporciones.  Tienen  ahĂ­  su  sede  los   tres  poderes  del  Estado,  los  principales  bancos,  hos-­ pitales,   teatros   y   museos.   AdemĂĄs,   se   transforma   en   el   cantĂłn   mas   poblado   del   paĂ­s.   Al   igual   que   en   sus   inicios,  San  JosĂŠ  es  hoy  utilizado  por  muchos  como  un   lugar  de  paso:  mĂĄs  de  un  millĂłn  de  personas  atraviesan   la  capital  de  lunes  a  viernes  para  dirigirse  a  su  tra-­ EDMR\XQDĂ€RWLOODGHPLODXWRPyYLOHVSDUWLFXODUHV ingresa  diariamente  al  casco  central.â€?  (Municipalidad   de  San  JosĂŠ,  2011)

32 INJERTOS  DE  CIUDAD

1.2.2  Crecimiento  Urbano:     Actualmente   el   crecimiento   urbano   del   centro   de   San  JosĂŠ  ha  ido  en  decadencia  y  en  los  últimos  30  aĂąos,   la   disminuciĂłn   de   la   poblaciĂłn   se   aproxima   al   cin-­ cuenta  por  ciento.    Se  podrĂ­a  concluir  entonces,  que  a   diferencia  de  las  ciudades  europeas  donde  el  centro  se   fortalecido  y  la  periferia  posee  problemas,  la  capital   latinoamericana  descuido  su  centro,  y  actualmente  po-­ see   una   periferia   en   crecimiento   provocando   una   gran   polarizaciĂłn   entre   las   ciudades   satĂŠlites   que   estĂĄn   emergiendo.   Por  consecuencia  de  lo  anterior,  en  la  periferia   sucede,  el  efecto  contrario,  ya  que  la  poblaciĂłn  urbana   de  Costa  Rica  esta  en  crecimiento.  “En  la  actualidad,   mĂĄs  del  60%  de  la  poblaciĂłn  de  Costa  Rica  es  urbana,   porcentaje  que  sube  al  87%  en  caso  de  la  GAM.â€?  (Gamis-­ mo,2010)    Esto  ha  sido  en  parte  provocado  por  los  pre-­ cios  del  suelo  urbano,  los  cuales  tienden  a  disminuir  a   medida  que  se  alejan  del  centro;Íž  por  lo  que  la  distan-­ cia  hacia  un  lugar  determinado  se  vuelve  mas  accesible   para   la   poblaciĂłn.   “El   valor   econĂłmico   del   centro   es   el  mĂĄs  elevado  a  causa  del  acceso  a  una  red  mĂĄs  diver-­ VLÂżFDGDGHLQIRUPDFLyQ\GHVHUYLFLRVHVSHFLDOL]DGRV con  los  cuales  se  favorecen  los  costos  de  los  insumos   en  este  espacio  de  la  ciudad.â€?  (PĂŠrez  &  Pujol,  2003)   Pero   en   el   caso   de   San   JosĂŠ   el   fortalecimiento   de  los  anillos  perifĂŠricos,  que  aumenta  la  conectivi-­ dad   entre   las   diferentes   partes   de   la   periferia   sin   necesidad  de  transitar  en  el  centro,  la  reglamentaciĂłn   y   expansiĂłn   de   empresas   e   industrias   en   el   borde,   hacen   que   surja   una   situaciĂłn   de   posible   abandono   en   este  territorio,  provocando  que  las  tensiones  sociales  


sobre  el  mismo  cambien  y  aumenten,  las  tasas  elevadas   GHFULPLQDOLGDG\YLROHQFLDVRFLDO\DVtODDĂ€XHQFLD de  la  poblaciĂłn  disminuya  considerablemente.   Este  fenĂłmeno  es  mencionado  en  el  libro  DesafĂ­os   de  los  Centros  de  las  Ciudades  Mesoamericanas  “La  ciu-­ GDGGH6DQ-RVpFDPELyVLJQLÂżFDWLYDPHQWHHQODV~OWL-­ mas   dĂŠcadas,   el   centro   de   la   ciudad   ha   perdido   mucha   poblaciĂłn  y  actividades.  Este  debilitamiento  contrasta   con   el   rĂĄpido   crecimiento   de   la   poblaciĂłn   en   la   GAM,   algo   mĂĄs   alto   que   en   el   resto   de   Costa   Rica.   La   de-­ sapariciĂłn  de  los  espacios  libres  entre  los  numerosos   pueblos  y  ciudades  cercanas  a  la  ciudad  de  San  JosĂŠ  y   la  apariciĂłn  de  una  metrĂłpoli  medianamente  integrada,   GHELGRDODLQVXÂżFLHQFLDGHODLQIUDHVWUXFWXUDYLDO\ por  bajas  tasas  de  rotaciĂłn  en  el  uso  y  propiedad  de   viviendas.â€?  (PĂŠrez  &  Pujol,  2003)    

  El  crecimiento  provoca  tres  escenarios  según  PÊ-­ rez  y  Pujol,  2003,  donde  podría  dirigirse  la  ciudad  de   San  JosÊ: 1.   El  traslado  del  centro  hacia  otros  lugares,  en  el   TXH ODV R¿FLQDV HO FRPHUFLR \ ORV VHUYLFLRV DGHPiV de  la  vivienda,  se  localicen  en  lugares  cercanos  a  los   KDELWDQWHVTXHVHEHQH¿FLDQGHOFUHFLPLHQWRHFRQyPLFR 2.   El  completo  abandono,  es  decir,  desplazamiento  del   empleo   y,   por   supuesto,   de   todas   aquellas   relaciones   sociales   vinculadas   a   la   existencia   de   la   vivienda   y   de  las  operaciones  económicas. 3.   Un   proceso   de   adaptación   del   centro,   en   el   que   se  expande  físicamente  la  ciudad,  se  da  un  proceso  de   metropolización,  pero  sostiene  y  refuerza  económica  y   socialmente  el  centro  de  la  ciudad,  rescatando  con  ello   la   historia   y   la   cultura,   ademås   de   la   funcionalidad   económica.   1.2.3  Conclusión:   Desde  el  punto  de  vista  social,  es  importante  no   perder   los   espacios   comunes   pues   estos   favorecen   la   cohesión   de   la   sociedad.   Actualmente   San   JosÊ   se   en-­ cuentra  en  un  estado  de  deterioro  haciendo  mås  posible   el   escenario   del   total   abandono   que   su   conservación.   Es   importante   resaltar   que   estos   espacios   dentro   del   FHQWURQRVRORVHGHEHUtDQFRQVHUYDUSRUVXEHQH¿FLR económico  y  espacio  de  producción  e  intercambio,  sino   tambiÊn   por   ser   un   espacio   social,   histórico   y   cul-­ tural.  

33


34 INJERTOS  DE  CIUDAD


  1.2.3  El  comercio  en  el  centro     Dentro   del   desarrollo   de   la   ciudad   de   San   JosĂŠ   se  presenta,  una  preferencia  por  los  nuevos  locales  y   establecerse  en  la  periferia  y  no  en  el  centro.  Estos   cambios   que   responden   a   la   facilidad   para   construir   QXHYRV HGLÂżFLRV FRQ LQVWDODFLRQHV PiV PRGHUQDV WDP-­ biĂŠn   el   acceso   al   estacionamiento   y   la   facilidad   con   el  vehĂ­culo  han  contribuido  a  esta  situaciĂłn.       Otros  motivos  de  lo  anterior  que  tambiĂŠn  se  men-­ cionan  en  el  libro  DesafĂ­os  de  los  Centros  Mesoameri-­ canos,  es  desde  un  punto  de  vista  econĂłmico,  donde  el   autor  aborda  la  problemĂĄtica  de  la  generaciĂłn  de  nueva   actividad.   “Cambios  recientes  en  el  centro  de  la  ciudad  de   San  JosĂŠ La  zona  central  de  San  JosĂŠ,  de  acuerdo  con  los  últi-­ mos   dos   censos   nacionales   (1984   y   2000),   continuĂł   la   tendencia   a   pĂŠrdida   de   poblaciĂłn   prevaleciente   desde   1963.  El  grupo  que  se  reduce  mĂĄs  son  los  jĂłvenes.  Sin   embargo,  todavĂ­a  el  centro  todavĂ­a  tiene  muchos  habit-­ antes  que  viven  sobre  todo  en  las  zonas  de  borde  de  los   cuatro  distritos  centrales  (Merced,  Hospital,  Catedral   y  Carmen)  y  que  pertenecen  a  todos  las  niveles  socia-­   lesâ€?  (INEC,  2002)  

Hay  algunos  eventos  que  contribuyen  a  este  fenómeno:   0XFKRV HGL¿FLRV GHO FHQWUR QR SXHGHQ DOTXLODUVH especialmente  en  los  pisos  superiores. 2)   La  ciudad  es  ruidosa,  algunas  partes  estån  dema-­ siado   sucias   y   muchos   creen   que   es   peligrosa,   aunque   probablemente   la   mayoría   de   sus   zonas   no   son   mås   peligrosas  que  otras  åreas  urbanas  de  Costa  Rica  (es-­ WDGtVWLFDVGHOD2¿FLQDGH,QYHVWLJDFLRQHV-XGLFLDOHV Procesadas  por  ProDUS  -­  UCR). 3)   Muchos  visitantes  potenciales  tienen  miedo  de  la   congestión  en  las  calles  y  de  la  peligrosidad  del  cen-­ tro  sobre  todo  en  las  noches  cuando  mucha  menos  gente   circula  por  el  centro. 4)   Desaparecen  muchos  negocios  y  no  se  crean  nuevas   actividades  que  mantengan  la  diversidad  de  la  ciudad.�   (PÊrez  &  Pujol,  2003)

35


“La opinión general del diseño urbano dentro del ámbito más amplio de planiÀFDFLyQGHODFLXGDGDFWXDOKDOOHJDGR al punto en que ya no es una cuestión GH VL H[LVWHQ LQÁXHQFLDV DGLFLRQDOHV en el comportamiento social más allá GHODFRQÀJXUDFLyQHVSDFLDOFRPRORV arquitectos de los diglos XVIII y XIX, podría haber concibido, sino más bien VLHVWDFRQÀJXUDFLyQHVSDFLDOWLHQHDOguna importancia en absoluto para los procesos sociales de la Ciudad (Talen y Ellis, 2002).”

36 INJERTOS  DE  CIUDAD


1.2.4  Conclusión:   Es  importante  no  perder  los  espacios  comunes  pues   estos   favorecen   la   cohesión   de   la   sociedad.   Actual-­ mente  San  José  se  encuentra  en  un  estado  de  deterioro   haciendo   más   dable,   el   escenario   del   total   abandono   que  su  conservación.  Es  importante  señalar,  que  estos   espacios  dentro  del  centro  no  solo  se  deberían  conser-­ YDUSRUVXEHQH¿FLRHFRQyPLFR\HVSDFLRGHSURGXFFLyQ e  intercambio,  sino  también  por  ser  un  espacio  social,   histórico  y  cultural.   Desde   el   punto   de   vista   económico   la   ubicación   privilegiada   del   centro,   le   otorga   la   capacidad   para   poner  ser  un  vehículo  de  cambio  su  estado  de  deterioro.   Las  economías  de  aglomeración  podrían  ser  una  estrate-­ gia   para   futuros   proyectos,   que   se   desarrollen   en   el   centro,   tomando   en   cuenta   las   necesidades   actuales   y   la  problemática  que  el  comercio  actualmente  presenta.

37


-

CAUSAS Caducidad de los modelos urbanos implementados.

EFECTO/ TEJIDO ENFERMO Migración a la periferia Modelo explansivo de ciudad

Crecimiento sin planificación.

Cambio del simbolos en la ciudad Falta de inversión económica

Falta de implementación de politicas de desarrollo por parte del Sector Público.

Fragmentación de la ciudad Poca circulación peatonal Abandono Programa residencial, comercial e industrial

38 INJERTOS  DE  CIUDAD

CONTRA EFECTO/ INJERTO -

ESPACIOS DE DISYUNCIÓN

La mayoría d e - las actividades d iarias d e los habitantes d e la ciudad se ven limitados, en un grado mayor o menor medida, -

la infraestructura u rbana, l a geometría d e la forma construida y sus vías de circulación, la forma del espacio público y cami nos que los conectan. El crecimiento y el cambio a un ritmo sin precedentes de las ciudades exige la atención a la forma y la in vestigación empírica, y no a su abandono. Por lo tanto en lugar DQDOL]DQ la interrelación de estos como elementos de la ciudad. Dentro de este punto de vista del diseño urbano pone de relieve muchas de las características sensoriales importantes en el en torno construido que contribuyen con la apreciación urbana de

proyecto como un conjunto de dinámicas y no por su respuesta formal dada. Con esto se pretende que a manera de respuesta ODLPSOHPHQWDFLyQSXHGDUHDOL]DUVHGHPDQHUDWRWDOLWDULDRSDU cial dentro de la arquitectura existente.


Las realidades urbanas son fenĂłmenos complejos producto de la historia de la sociedad y de las realidades fĂ­sicas de la ciudad misma. TambiĂŠn son producto de los sueĂąos, las actividades y las indiferencias de individuos y grupos sociales a lo largo de los aĂąos. Inevitablemente las polĂ­ticas de carĂĄcter nacional tienen un enorme impacto sobre las ciudades. 









3pUH] 3XMRO

39


40 INJERTOS  DE  CIUDAD


03. PROBLEMA

  'H¿QLFLyQGHOSUREOHPD Injerto  de  Ciudad_  Espacios  de  Disyunción   Modelo   de   exploración   espacial   para   la   regeneración   barrial  en  la  ciudad  de  San  JosÊ   RESCATAR  EL  SIMBOLISMO  ANTIGUO  MEDIANTE  LA  CONTRADIC-­ CIÓN  DE  LA  CIUDAD  ACTUAL. 1.3.1.  

Las  partes  de  dicho  modelo,  tendrån  diferentes  grados   de  intervención,  que  se  entienden  por  la  proporción  del   espacio   intervenido   versus   la   huella   arquitectónica   TXH KD VLGR PRGL¿FDGD  (O SURJUDPD SURSXHVWR GH¿QH las  necesidades  del  lugar  y  principalmente  el  estudio   de  la  relación  del  espacio  con  el  usuario  de  la  ciudad.  

Planteamiento  del  problema:

¿Cómo  deben  ser  las  intervenciones  arquitectónicas  que   conforman  los  modelos  de  exploración  espacial  para  la   regeneración  barrial  en  la  ciudad  de  San  JosÊ,  Costa  Rica? Un   modelo   de   intervención   en   arquitectura   puede   ser   comprendido   como   la   acción   y   efecto   de   intervenir   un   espacio.  Modelo  se  entiende  como  ejemplo,  el  funcion-­ amiento   de   un   sistema.   Intervenir   dentro   de   nuestra   OHQJXDHOHVSDxROSXHGHVLJQL¿FDUGLVWLQWRVFRQFHS-­ tos,   pero   para   efectos   del   presente   estudio,   lo   en-­ tenderemos   como   la   acción   de   examinar   el   contexto   y   proyectar   un   cambio   dentro   de   un   espacio   existente.  

41


42 INJERTOS  DE  CIUDAD


04.

  Dentro  de  las  ciudades  LatinoamÊrica  existen  sit-­ uaciones  que  son  consecuencia  del  crecimiento  que  estas   tuvieron.  San  JosÊ  al  igual  que  estas  otras  ciudades,   ha  presentado  un  crecimiento  que  dejó  una  gran  huella   sobre  ella.

ANALOGĂ?A

  1.3.3.   ÂżPor  quĂŠ  la  utilizaciĂłn  del  concepto  injerto?   AnalĂłgicamente  es  seleccionado  para  explicar  la  hipĂł-­ tesis   base   con   la   que   se   desarrolla   el   proyecto.   Si   asemejĂĄsemos  la  ciudad  como  un  ser  vivo,  el  crecimiento   de   esta   se   podrĂ­a   observar   de   una   manera   similar.   El   injerto   comĂşnmente   se   entiende   como   la   acciĂłn   de   im-­ plantar  tejido  vivo  en  una  zona  lesionada  del  cuerpo,   de  modo  que  se  produzca  una  uniĂłn  orgĂĄnica.  Dentro  de   esta  tesis,  el  cuerpo  se  relaciona  con  nuestra  ciudad,   y   el   tejido   que   lo   compone   es   la   estructura   urbana.   /D XQLyQ RUJiQLFD VH UHÂżHUH HQWRQFHV DO REMHWLYR GH lograr  implantar  este  modelo  en  la  ciudad  de  una  manera   provechosa,  de  tal  forma  que  se  convierta  en  parte  de   ella  misma.  De  igual  forma,  es  importante  vislumbrar,   que  para  todo  injerto  es  necesario  la  presencia  de  una   fuente  viva,  que  regenere  la  porciĂłn  que  se  encuentra   en   una   condiciĂłn   mĂĄs   negativa.   Esto   se   relaciona   en   arquitectura,   como   la   conexiĂłn   del   modelo   “injertoâ€?   dentro   del   espacio   enfermo   y   su   interacciĂłn   con   una   zona   sana,   de   manera   tal   que   potencialice   a   ambos.

1.3.4.   ¿Cómo   se   diagnostican   los   espacios   enfer-­ mos?   Dentro  de  una  ciudad  se  pueden  observar  patrones   de  cómo  esta  se  comportan  y  se  relacionan  sus  partes,   ¿cual   ha   sido   su   crecimiento   y   cual   es   su   estado   de   interacción   con   el   programa   de   la   ciudad?   Diferentes   barrios  de  San  JosÊ  se  caracterizan  por  un  patrón  simi-­ lar.  Esto  se  puede  entender,  como    una  solución  a  un   problema  de  diseùo  que  se  considerar  como  replicable,     si  se    utiliza  a  patrones  similares    del  mismo  entorno   donde   se   gesto.   Luego   entonces,   haber   comprobado   su   efectividad  en  un  primer  escenario,    se  podría  aplicar   en   distintas   circunstancias,   para   otros   sectores   de   una  ciudad.   Algunos  de  los  patrones  comunes,  que  se  observan  son:   densidad  habitacional,  uso  de  suelos,  utilización  del   espacio   público,   la   capacidad   de   relaciones,   entre   otros   La  lectura  de  la  ciudad  se  trata  entonces  por  el   enfoque  espacial,  y  el  anålisis  de  cómo  se  relacionan   ODVHGL¿FDFLRQHVFRQHOPHGLRTXHORVURGHD(VWRSRU FXDQWRORVHGL¿FLRVWLHQHQXQDUHODFLyQPDVFRPSOHMD HQWUHVXXWLOLGDG\VXVLJQL¿FDFLyQVRFLDOTXHVHUXQ simple  objeto.  

 

43


Aunque   estos   presenten   caracterĂ­sticas   similares   a   otro   objeto   fĂ­sico,   estos   Ăşltimos   no   contemplan   la   creaciĂłn   y   orden   del   volumen,   vacĂ­o   que   resulta   del   HVSDFLR LQWHUPHGLR GH HOORV DVt HO HGLÂżFLR HQWRQFHV es  mas  que  el  objeto  fĂ­sico  que  se  ve  y  que  tiene  su   propia  identidad.   “Estos   parecen   ser   artefactos,   como   cualquier   otro,   y   tener   el   mismo   tipo   de   lĂłgica.   Pero   esto   es   ilusorio.  En  la  medida  en  que  tienen  un  propĂłsito,  los   HGLÂżFLRV QR VRQ VyOR REMHWRV VLQR WUDQVIRUPDFLRQHV del  espacio  a  travĂŠs  de  los  mismos  (Hillier  &  Hanson,   2003)â€?  

44 INJERTOS  DE  CIUDAD


1.3.5.   ¿Cómo  se  caracteriza  una  zona  sana? Para  los  habitantes,  muchas  de  las  cualidades  que  bus-­ can  para  una  zona  en  particular  es:  seguridad,  accesi-­ bilidad,   y   diversidad   de   programa.   Pero   para   que   una   ciudad  este  desarrollándose  de  una  manera  equilibrada,   requiere   no   solo   de   una   gestión   en   la   arquitectura   VLQRWDPELpQHQVXSROtWLFD\VRFLHGDG(QHOJUD¿FRVH observa  como  diferentes  variables  se  ven  relacionadas   entre   sí,   y   para   una   mejor   intervención   es   necesario   tomarlos  en  cuenta.   Nuestra  sociedad  esta  hoy  en  día  más  conectada  en   todos  los  aspectos  de  lo  que  era  años  atrás.  De  la  mis-­ ma   manera,   su   comportamiento   ha   evolucionado   nuestra   ciudad   debería   de   hacerlo.   Sin   embargo,   San   José   por   ser  una  ciudad  de  antecedentes  coloniales,  aun  presen-­ ta  el  mismo  en  un  esquema  de  organización  y  relaciones   programáticas,  presentando  a  una  parte  de  la  comunidad   FRVWDUULFHQVHXQHVSDFLRTXHQRHVFDSD]GHUHÀHMDUOR como  ciudad.

LUGAR

SERVICIOS COMERCIO

SOCIEDAD

SERVICIOS CULTURALES

ECONOMIA

POBLACIÓN

IDENTIDAD

VIALIDAD

DISEÑO

MORFOLOGIA URBANA

PARTICIPACIÓN

SEGURIDAD

TECNOLOGÍA

ESPACIO PUBLICO

45


46 INJERTOS  DE  CIUDAD


05. HIPĂ“TESIS

  1.3.6.   Presentación  de  hipótesis     Mediante   la   implementación   del   prototipo   de   me-­ joramiento   espacial   (Injerto   de   ciudad),   se   optimiza   el  uso,  la  relación  y  la  calidad  espacial  de  las  zonas   enfermas,  en  contraposición  al  tejido  urbano  sano.   Las  piezas  de  dicho  modelo,  serån  diferentes  gra-­ dos   de   intervención,   que   se   entiende   por   la   propor-­ ción  del  espacio  intervenido,  versus,  la  huella  arqui-­ WHFWyQLFDTXHKDVLGRPRGL¿FDGD$VLPLVPRHVWHPRGHOR proporcionarå  el  programa  a  contener,  las  necesidades   del   lugar   y   principalmente   el   estudio   de   la   relación   del  espacio  con  el  usuario  de  la  ciudad.

47


48 INJERTOS  DE  CIUDAD


49


50 INJERTOS  DE  CIUDAD


06. JUSTIFIACIÓN

 -XVWL¿FDFLyQ   El  crecimiento  que  tuvo  nuestra  ciudad  ha  dejado   diferentes   consecuencias,   como   lo   son:   la   decadencia   del  centro,  la  idea  conceptual  de  la  privatización  del   espacio  público,  esto  sumado    a  la  aparición  de  nuevas   tipologías   arquitectónicas,   lo   cual   ha   producido   que   VHJHQHUHQHVSDFLRVTXHFRQ¿UPDQODLGHDFRQFHSWXDOGH la  privatización  de  los  mismos.     Así  como  lo  menciona  Pérgolis  en  su  libro,  Ciudad   fragmentada,   existe   una   red   de   comunicación,   que   por   su  carácter    se  ha  desarrollado  con  más  facilidad  en  la   periferia,  y  ha  dejado  al  sector  central  y  sus  barrios   más  cercanos,  lejos  de  ese  anillo  de  comunicación.  

“A   diferencia   de   Europa,   donde   el   núcleo   urbano   se   ha   cuidado   mucho,   en   América   Latina   fue   abandonado,   porque  quien  lo  habita  es  la  “clase  parasitaria”,  que   carece   de   poder   económico   para   el   mantenimiento   de   los   espacios   públicos   y   sus   funciones.   Las   ciudades   europeas   están   marcadas   por   un   anillo   alrededor   del   centro,  donde  viven  las  personas  de  escasos  recursos,   mientras   que   en   América   Latina   el   núcleo   pobre   está   rodeado  por  anillos  de  barrios  residenciales  que  están   bien   cuidados,   lo   que   crea   ciudades   satélites   con   su   propia  lógica  social  e  infraestructura.  (van  Lidth  de   Jeude  &  Schutte,  2010)”

51


52 INJERTOS  DE  CIUDAD


07. OBJETIVOS

1.5.1  Objetivo  General:   Implementar  un  prototipo  de  mejoramiento  espacial  (In-­ jerto  de  ciudad),  para  optimizar  el  uso,  la  relación  y   la   calidad   espacial   de   las   zonas   enfermas   en   contra-­ posición  al  tejido  urbano  sano.

b)  Etapa  de  experimental  del  injerto  (diseño  del  pro-­ totipo): Generar  un  plan  de  acción  para  los  prototipos  del  in-­ jerto  (operación  de  gestión  urbana)  3  tipos  de  inter-­ venciones  con  los  parámetros  para  llevarlas  a  cabo.

2EMHWLYRV(VSHFt¿FRV c)  Etapa  de  implementación  de  injerto: a)  Etapa  de  evaluación  y  selección:   1.   Determinar   las   variables   de   más   relevancia   para   la  investigación  a  analizar  de  manera  macro,  sobre  los   cuatro   distritos   centrales   de   San   José   (Merced,   Car-­ men,  Hospital  y  Catedral). 2.   Aplicar  las  variables  sobre  el  casco  central  de   6DQ-RVpSDUDDVtGH¿QLUFXDOGHVXVFXDWURGLVWULWRV tiene  mas  vocación  para  la  implementación  del  injerto.

1.   Analizar  de  manera  micro  la  zona  seleccionada:   Realizar  un  análisis    integral  y  estructural  for-­ mal  y  vivencial  de  la  zona  escogida,  determinando  datos   sobre   el   uso   de   suelo,   la   ocupación   y   actividades   de   usuarios.   2.   Proponer  el  espacio  a  intervenir  con  el  injerto 3.   Evaluar  los  posibles  escenarios  que  se  generarían   con  el  proyecto

53


54 INJERTOS  DE  CIUDAD


CAPITULO II marco te贸rico

55


08. MARCO TEĂ“RICO

Esta   tesis   se   desarrolla   desde   distintos   puntos   de   vista,   que   ayudarån   a   responder   las     interrogantes   iniciales   desde   diferentes   åreas,   tales   como:   la   so-­ cio  cultural  y  la  económico  urbano,  aspectos  que  serån   abordados  a  travÊs  de  diferentes  autores,  que  respaldan   el   injerto   al   cual   debería   de   someterse   la   ciudad   de   6DQ-RVp\PiVHVSHFt¿FDPHQWHDOD]RQDHVWXGLDGD Anålisis: i)  

Montaner:  Mecanismos  del  racionalismo.

  El  pensamiento  racional  es  actualmente  participe   de  como  los  barrios  de  San  JosÊ  y  el  emplazamiento  de   la  ciudad  en  general  se  han  desarrollado,  gracias  a  la   utilización  de  ciertas  herramientas.  Como  lo  menciona   Montaner  en  su  libro  La  forma  del  siglo  XX:  en  la  so-­ ciedad  de  masas,  la  arquitectura  de  raíz  racionalista   interpreta  que  la  lógica  tÊcnica,  mecånica  y  construc-­ tiva   es   la   esencia   de   la   forma   construida,   y   la   es-­ WUXFWXUDGHOHGL¿FLRGHEHVHUFRPRODGHXQDPDTXLQD Por  esta  razón,  el  proyecto  opta  por  la  primacía  de  las   medidas,  el  elementarismo  y  el  acento  en  el  detalle  

56 INJERTOS  DE  CIUDAD

tĂŠcnico,  la  creaciĂłn  a  partir  de  prototipos,  el  proyec-­ to   a   base   de   la   repeticiĂłn   modular,     la   subdivisiĂłn   GHORJOREDOHQYRO~PHQHVHÂżFDFHV\ODLPDJLQDFLyQGH complejas  mega  estructuras.  (Montaner,  2002)   La  utilizaciĂłn  de  algunas  de  las  herramientas  de   lectura   de   la   ciudad   aĂşn   estĂĄn   vigentes   como   son:   la   perfecciĂłn  del  detalle  tĂŠcnico  y  el  instrumento  de  zon-­ LÂżFDFLyQDXQTXHHVWDIRUPDGHTXHUHUUHGXFLUODFRP-­ plejidad  de  la  ciudad  no  siempre  fue  acertada,  pues  en   vez  de  crear  una  organizaciĂłn  coherente  de  las  partes   TXHFRQIRUPDQODFLXGDGFRPRORVRQODVSDUWHVHGLÂżFD-­ das,  las  zonas  de  esparcimiento  y  de  aglomeraciĂłn  y  las   circulaciones   tanto   vehiculares   como   las   peatonales,   siendo  las  primeras  las  mĂĄs  privilegiadas  creando  una   deshumanizaciĂłn  del  transitar  la  ciudad.   El   instrumento   del   “zoningâ€?   se   basa   en   dividir   la  complejidad  de  las  ciudades  en  partes  susceptibles   de   ser   tratadas   de   manera   genĂŠrica   e   independiente.   Siguiendo  las  premisas  cartesianas,  el  problema  de  la   ciudad   se   descompone   por   zonas   mono   funcionales   que   funcionan  como  una  mĂĄquina  productiva  y  estĂĄn  conecta-­ das  por  lĂ­neas  de  circulaciĂłn.  En  su  delirio  el  racion-­ DOLVPRKDSUHWHQGLGRSODQLÂżFDUODLQPHQVDFRPSOHMLGDG de  la  ciudad  mediante  su  descomposiciĂłn  en  estructuras   formales  y  funcionales  simples.  Sin  embargo  el  urban-­ ismo  de  la  Carta  de  Atenas  se  mantiene  hasta  hoy:  sus   cuatro  partes  esenciales:  habitaciĂłn,  trabajo,  espar-­ cimiento  y  circulaciĂłn  han  implosionado  en  los  cuatro   elementos   bĂĄsicos   de   la   ciudad   global:   habitaciĂłn   en   el  barrio  cerrado,  trabajo  en  el  centro  terciario  rep-­ resentativo,   esparcimiento   y   consumo   en   los   shopping   centers  y  centros  de  ocio  y  circulaciĂłn  por  las  auto-­ pistas.    (Montaner,  2002)


Podemos   entender   como   dentro   del   plano   de   la   ciudad   racional,  tal  como  se  mencionaba  en  los  antecedentes,   la   generaciĂłn   de   nuevas   tipologĂ­as   urbanas   no   pudo   adaptarse  a  esta  organizaciĂłn,  y  como  lo  menciona  Mon-­ taner,  la  racionalidad  fue  situada  en  crisis  por  este   tipo  de  eventos.   “La  racionalidad  en  crisis  va  siendo  situada  por   nuevos  paradigmas  de  pensamiento:  del  principio  de  la   universalidad  se  pasa  a  la  aceptaciĂłn  del  azar,  de  lo   imprevisible   y   del   caos;Íž   de   la   casualidad   lineal   se   pasa  a  un  pensamiento  basado  en  redes  y  sistemas;Íž  del   principio  del  aislamiento  del  al  experimento  en  la  ob-­ VHUYDFLyQFLHQWtÂżFDVHHYROXFLRQDKDFLDODFRQFLHQFLD de  la  inmersiĂłn  del  objeto  en  los  ecosistemas  y  en  los   marcos  culturales  de  referencia.  Las  interpretaciones   post-­marxistas   vuelven   a   aceptar   el   mecanismo   de   lo   narrativo  y  la  evidencia  de  que  cada  hecho  es  diverso,   reconociendo  que  lo  diferentes  es  mayor  a  lo  similar.â€?   (Montaner,  2002)

(VWHVHUtDHO¿QGHORTXHVHPHQFLRQDEDHQODVHFFLyQ I  de  la  ciudad  sectorial,  debido  a  que  la  comprensión   de   la   ciudad   sectorizada,   lleva   a   no   distinguir   sus   distintas   capas,   pero   mås   importante,   a   la   interre-­ lación  que  existe  entre  ellas.   En   consecuencia,   con   base   en   el     pensamiento   de   Mon-­ WDQHUSRGHPRVGDUFRPRSUHPLVDTXHODV]RQL¿FDFLyQGH la   ciudad   como   se   procura   actualmente,   solo   produce   fragmentación  y  aumenta  aún  mås  la  condición  actual  de     desuso  del  espacio  urbano,  generando  una  percepción  de   inseguridad  y  acrecentando  la  condición  de  aislamiento   de  zonas  enfermas  con  zonas  sanas  de    San  JosÊ. Esta  condición  de  desuso  solo  lleva  a  tener  un  círculo   de   repetición   de   las   condiciones   antes   descritas,   ya   TXHDOQRH[LVWLUXQDGHELGDSODQL¿FDFLyQGHOHVSDFLR urbano,  este  carece  de  actividad  humana  y  de  espacios   que  proporcionen  las  condiciones  para  que  suceda;͞  por   lo  tanto,  carece  de  usuarios  y  a  su  vez  de  inversión   monetaria,   que   permitiría   el   desarrollo   y   el   manten-­ imiento  del  espacio  urbano.

57


Como  una  reacción  a  lo  antes  expuesto  por  Montaner  y  la   equivocada   lectura   de   la   ciudad,   se   propone   un   nuevo   sistema  de  interpretación  de  la  ciudad,  esto  mediante   la  tesis  de  Colin  Rowe LL  &ROLQ 5RZH &LXGDG &ROODJH \ HO VLVWHPD ¿JXUD fondo: Ante  una  ciudad  fragmentada,  Colin  Rowe  escribió  sobre   la   tendencia   de   asimilar   el   contexto   y   trabajar   con   las  diferentes  partes,  a  lo  cual  llamo  urbanismo  col-­ lage,  aceptar  la  preexistencia  de  lo  construido  y  com-­ binarlo  con  nuevos  elementos.  Claro  esta,  esta  cultura   no  se  dio  únicamente  en  la  arquitectura,  sino  que  sus   inicios  estuvieron  enlazados  con  el  arte  y  las  nuevas   expresiones. Frente   a   los   mecanismos   de   los   clasicistas,   que   per-­ siguen  el  orden  y  la  armonía,  de  los  organicistas  que,   basåndose   en   la   unidad   de   los   organismos   vivos,   gen-­ eran   diseùos   globales,   y   de   los   estructuralistas   y   minimalistas,  que  buscan  las  formas  båsicas  e  intempo-­ rales,  la  cultura  vanguardista  del  fragmento  comporta   formas   basadas   en   la   acumulación,   la   inclusión,   y   la   articulación  de  partes  aisladas  que  mantienen  una  pro-­ SLD DXWRQRPtD HQ OD REUD ¿QDO VHSDUDGDV GHO VHQWLGR inicial  que  tenían  antes  de  convertirse  en  fragmentos,   ya  procedieran  del  mundo  de  los  objetos,  de  las  series   tipológicas  de  los  repertorios  de  imågenes.  (Montaner,   2002)

58 INJERTOS  DE  CIUDAD

En   esta   nueva   cultura   del   fragmento   puede   utilizarse   bĂĄsicamente  dos  mecanismos  proyectuales  para  la  creaciĂłn   de   forma   a   partir   de   dichos   retales:   La   recurrencia   a  los  mecanismos  narrativos  y  perceptivos  del  montaje   FLQHPDWRJUiÂżFR SDUDGLJPD GHO DUWH GHO VLJOR ;; TXH consigue  articular  las  imĂĄgenes  del  montaje  secuencial   de  la  narraciĂłn  unitaria. “En   todo   caso,   ya   sea   mediante   el   mecanismo   collage,   PHGLDQWH OD VHFXHQFLD \ HO PRQWDMH FLQHPDWRJUiÂżFR R siguiendo   un   hĂ­brido   de   ambos,   estas   se   basan   en   el   acento   del   fragmento   y   la   parte,   en   el   acontecimien-­ to   y   la   heterogeneidad,   en   el   ensamblaje   y   la   super-­ posiciĂłn.â€?  (Montaner,  2002)


´VRQODMXVWLÀFDFLyQSDUD&ROLQ5RZH para proponer un urbanismo collage TXHWHQJDHQFXHQWDDODYH]ODVSUHexistencias urbanas y tipologías modernas, que sintetice las mejores cualidades de la ciudad tradicional.� (Montaner, 2002)

59


El  discurso  de  la  fragmentación  se  consolido  en  la  te-­ oría  arquitectónica  con  el  libro  ciudad  collage  (1978),   escrito  por  Colin  Rowe  (1920-­1999): La   conciencia   de   la   crisis   de   la   ciudad   moderna-­   de   formas  abstractas,  aisladas  y  emergentes  que  crean  una   estructura   segregativa-­   y   el   reconocimiento   de   las   propiedades  urbanas  y  humanas  de  la  ciudad  tradicion-­ al-­  de  forma  densa,  compacta  y  unitaria,  que  posee  un   funcionamiento  horizontal  basado  en  la  mezcla-­  son  la   MXVWL¿FDFLyQGH&ROLQ5RZHSDUDSURSRQHUXQXUEDQLVPR collage  que  tenga  en  cuenta  a  la  vez,  las  preexisten-­ cias  urbanas  y  tipologías  modernas,  que  sintetice  las   mejores     cualidades   de   la   ciudad   tradicional   (densa,   coherente  y  basada  en  espacios  públicos  y  urbanos)  y  de   la  ciudad  moderna  (higiÊnica,  accesible  y  abstracta),   que  rescate  valores  y  fragmentos  históricos  y  los  en-­ samble  siguiendo  la  mentalidad  artística  y  los  mecan-­ ismos  de  vanguardia.  (Rowe,  2002)Î

Es  mediante  estas  premisas  expuestas  por  Rowe  que  per-­ mitirían  que  el  injerto  ofreciera  un  resultado  difer-­ ente   a   otras   intervenciones,   ya   que   el   injerto   per-­ PLWLUtD TXH OD ]RQL¿FDFLyQ IXHUD GH XQ FDUiFWHU FRPR PHQFLRQD HO PLVPR GH XQ FROODJH HVWR VH UH¿HUH D que   el   programa   arquitectónico   actual   sería   reempla-­ zado   por   uno   con   mayor   diversidad   de   actividades   que   propicien   el   uso   del   espacio   público,   su   estadía   y   tenga  un  mejor  manejo  de  las  circulaciones  por  lo  que   ODJHRPHWUtDDFWXDO\HOHPSOD]DPLHQWRGHORVHGL¿FLRV cambiaría,  tambiÊn  al  existir  condiciones  

60 INJERTOS  DE  CIUDAD

que  permitan  la  permanencia  de  usuarios  se  reactivaría   esta  zona  de  la  ciudad,  ya  que  según  la  teoría  económi-­ ca  de  la  aglomeraciones  una  vez  que  exista  un  detonante   de  actividad  económica  este  permite  que  a  su  alrededor   se   den   mås   y   mejores   condiciones   de   desarrollo,   y   en   este  caso  el  injerto  se  convertiría  en  este  detonante   que  si  bien  es  entendido  que  no  se  solucionarían  prob-­ lemåticas   de   caråcter   social,   este   vendría   a   ser   la   escenografía   para   que   se   den   estos   cambios   dentro   de   las  zonas  enfermas.


a)

b)

Diagrama   a)   simboliza   la   sectorización   que   su-­ frió   la   ciudad   de   programas,   donde   después   (b)   se  responde  con  estrategias  verticales  pero  sin     embargo   su   similitud   con   la   sectorización   los   lleva  a  la  misma  fragmentación  programáticas.

c)

d)

e)

Dentro  del  pensamiento  de  Colin  Rowe  se  propone   una   yuxtaposición   (c)   de   los   programas   lo   cual   genera  vacíos  (d)  y  relaciones  entre  los  mismos   que  ayudan  a  potencializarse  entre  ellos  (e).

61


The  social  logic  of  space  :  espacio  y  sociedad:  /D RUGHQDFLyQ GHO HVSDFLR HQ ORV HGLÂżFLRV FRU-­ responde   a   la   ordenaciĂłn   de   las   relaciones   entre   las   personas.  Ya  que  esto  es  asĂ­,  la  sociedad  entra  en  la   QDWXUDOH]D \ OD IRUPD GH ORV HGLÂżFLRV 6RQ REMHWRV sociales   a   travĂŠs   de   su   forma   misma   como   objetos.   La   arquitectura  no  es  un  “arte  socialâ€?  simplemente  porque   ORV HGLÂżFLRV VRQ LPSRUWDQWHV VtPERORV YLVXDOHV GH OD sociedad,  pero  tambiĂŠn  porque  a  travĂŠs  de  las  formas  en   TXH ORV HGLÂżFLRV LQGLYLGXDO \ FROHFWLYDPHQWH FUHDQ espacios   y   orden,   es   que   somos   capaces   de   reconocer   a   la   sociedad:   que   existe   y   tiene   una   cierta   forma.   (Hillier  &  Hanson,  2003)   Esto  se  sintetiza  que  dentro  de  las  zonas  a  in-­ tervenir  existen  aspectos  importantes  que  se  deben  re-­ spetar,  resaltar,  y  rescatar,  ya  que  se  encuentran  muy   SUHVHQWHVGHQWURGHOPDSDSVLFRJUiÂżFRGHORVXVXDULRV y  de  cĂłmo  estos  viven,  la  condiciĂłn  actual  de  la  ciudad   y  de  como  la  recorren.   Con  estas  premisas  teĂłricas  podemos  repasar  como   VHUHODFLRQDQHQWUHVLFRPRVHMXVWLÂżFDODLQVHUFLyQ del   injerto   y   de   cĂłmo   se   comporta,   Montaner   nos   deja   claro   que   el   emplazamiento   y   las   geometrĂ­as   actuales   en  las  que  se  ha  desarrollado  la  ciudad  la  han  llevado   al  borde  de  la  crisis  del  desuso  y  por  consecuencia  a   la   deshumanizaciĂłn   de   las   mismas,   por   lo   que   se   debe   buscar  una  interpretaciĂłn  y  creaciĂłn  mĂĄs  clara  de  los   espacios  urbanos.

62 INJERTOS  DE  CIUDAD

Es   mediante   estas   premisas,   planteadas   por   Rowe,   que   permitirån  que  el  injerto  ofrezca  un  resultado  difer-­ ente  a  otras  intervenciones,  ya  que  este  permite  que  la   ]RQL¿FDFLyQWXYLHVHXQFDUiFWHUFRPRpOORPHQFLRQD GHXQFROODJH(VWRVHUH¿HUHDTXHHOSURJUDPDDU-­ quitectónico   actual   debe   ser   reemplazado   por   uno   con   mayor   diversidad   de   actividades,   que   propicie   el   uso   del  espacio  público,  su  estadía  y  tenga  un  mejor  manejo   de  las  circulaciones,  por  lo  que  la  geometría  actual  y   HOHPSOD]DPLHQWRGHORVHGL¿FLRVGHEHUiFDPELDU7DP-­ biÊn  al  existir  condiciones  que  permita  la  permanencia   de  usuarios,  se  reactivarå  esta  zona  de  la  ciudad,  ya   que  según  la  teoría  económica  de  la  aglomeraciones,  una   vez   que   exista   un   detonante   de   actividad   económica,   la   misma     permitirå   que   a   su   alrededor   se   den   mås   y   mejores  condiciones  de  desarrollo,  y  en  este  caso,  el   injerto  se  convertiría  en  ese  detonante,  que  si  bien  se   entiende,  no  solucionarå  por  completo  la    problemåtica   de  caråcter  social,  este  tendría  la  escenografía,  para   que  se  den  estos  cambios  dentro  de  las  zonas  enfermas.   Precisamente   es   en   este   tema,   donde   la   teoría   de  Rowe  toma  un  papel  preponderante,  ya  que  ofrece  la   capacidad   de   entender   y   poder   proyectar   los   espacios   públicos  de  una  manera  mås  acorde  a  las  necesidades  ac-­ tuales  de  la  sociedad,  ya  que  permite  lo  espontaneo,  lo   caótico  y  lo  azaroso.  Un  collage,  el  cual  se  entiende   como  el  ensamble  de  elementos  diferentes  para  crear  un   todo.  (Wikipedia,  2012).


Figura: Diagrama de accesos a diferentes espacios.

Figura: Diagrama de accesos a diferentes espacios San JosĂŠ Correos Banco Nacional.

63


En   consecuencia,   mediante   un   programa   arquitectónico   diverso  que  permita  este  eclecticismo  de  actividades,   responderå   de   manera   mås   coherente   a   las   necesidades   DFWXDOHVGHXQDFLXGDGPRGHORODFXDOUHTXLHUHGHÀH[L-­ ELOLGDGHVWRFRQHO¿QGHFRQWUDUUHVWDUODFRQGLFLyQ actual  de  la  ciudad,  la  cual  responde  a  relaciones  que   no  corresponden  a  esta  Êpoca.     Por  otra  lado,  comprendido  el  efecto  que  causan   las   características   descritas   en   los   postulados   de   0RQWDQHUORVFXDOHVVHYHQUHÀHMDGRVHQODFLXGDGGH San  JosÊ  y  el  contra-­efecto  propuesto  bajo  las  premisas   de  Colin  Rowe,  nos  queda  lo  actual,el  objeto  de  estu-­ dio,  

64 INJERTOS  DE  CIUDAD


65


66 INJERTOS  DE  CIUDAD


CAPITULO III marco metodol贸gico

67


68 INJERTOS  DE  CIUDAD


09. MARCO METODOLĂ“GICO

 &RPR KD VH PHQFLRQDGR VH KD MXVWL¿FDGR FODU-­ amente   el   por   quÊ   incursionar   en   la   ciudad   de   San   JosÊ,   la   cual   serå   posteriormente   delimitada   en   zo-­ QDV GH HVWXGLR \ D VX YH] VHUiQ VRPHWLGDV D ¿O-­ tros,   que   equivalen   con   diferentes   variables,   para   poder  lograr  un  mejor  entendimiento  del  casco  urbano.   El  casco  urbano  de  San  JosÊ  se  ha  delimitado  en  cuatro   4  zonas,  las  cuales  son  los  cuatro  distritos  centrales,   siendo  estos:  Merced,  Hospital,  Catedral  y    Carmen,  por   encontrarse  en  ellos  la  mayoría  de  referentes  de  San  JosÊ   para  la  población  en  general,  ya  sean  estos  lugares  como   iglesias,  parques,  bares  y  restaurantes,  museos,  etc.     Ademås,  se  seleccionan  por  tener  una  relación  de   comunicación  directa,  ya  que  limitan  los  cuatro  entre   HOORVFRPRWDPELpQODUHODFLyQTXHH[LVWHDOFRQÀXLU todas  las  rutas  de  transportes  fuera  de  la  provincia  de   San  JosÊ  en  alguno  de  los  distritos  antes  mencionados.  

 8QD YH] LGHQWLÂżFDGD \ GHOLPLWDGD GH OD ]RQD GH estudio,  se  procede  a  someterla  bajo  diferentes  vari-­ ables,   tales   como   el   comercio   o   el   turismo,   con   el   ÂżQ GH GHWHUPLQDU FXDO GH ORV GLVWULWRV \ VXV ]RQDV posee   las   caracterĂ­sticas   necesarias,   para   ser   con-­ sideradas   como   las   “zonas   enfermasâ€?,   segĂşn   como   se   GHÂżQLy DQWHULRUPHQWH H LQLFLDU FRQ HO LQMHUWR SUH-­ cisamente,   en   los   lugares   que   presentan   las   carac-­ terĂ­sticas  mĂĄs  propicios  desde  esta  perpectiva,  ya  que   al  igual  que  el  tejido  humano,  el  injerto  no  puede  ser   implantado  en  una  zona  enferma,  que  no  tenga  contacto   con   una   sana   de   la   cual   poder   nutrirse   y   empezar   a   crear  un  cambio  cualitativo  como  cuantitativo.     La  primera  de  estas  variables  es  el  uso  del  suelo   DFWXDOFRQHOÂżQGHGHWHUPLQDUHOYDORUGHORVWHU-­ renos   comprendidos   en   las   zonas   escogidas.   Por   otra   SDUWH VH EXVFD FODULÂżFDU DXQ PiV ODV FRQGLFLRQHV GHO uso   de   suelo,   con   la   determinaciĂłn   de   las   zonas   que   corresponden   a   residencia,   comercio,   industria   o   es-­ parcimiento,  ya  que  se  requiere  que  la  mayorĂ­a  de  las   zonas   tengan   un   carĂĄcter   hĂ­brido,   es   decir,   que   se   interrelacionen   estos   espacios   de   entre   si,   de   una   manera   mĂĄs   pronunciada.   Por   otra   parte,   se   analiza   dentro   estos   espacios   ya   sean   de   carĂĄcter   residen-­ cial  o  comercial,  etc,  y  como  se  relacionan  con  calles   principales   y   accesos   a   la   ciudad,   dado   que   esto   va   de   la   mano   con   otra   de   la   variables,   que   se   explica   a   continuaciĂłn   y   su   relaciĂłn   con   la   antes   descrita.  

69


(VWD VHJXQGD YDULDEOH VH GH¿QH FRPR ³OD SREODFLyQ YV el   índice   de   inversión�,   la   cual   se   relaciona   con   la   anterior,   por   medio   de   la   cantidad   de   zonas   residen-­ ciales   y   de   comercio,   que   equivalen   a   la   productivi-­ GDG GH OD ]RQD TXH  HV HO UHÀHMR LQPHGLDWR GH HVWD porción   de   la   ciudad,   atractiva   de   interÊs   en   una   nueva   inversión,   que   no   ha   sido   explotada.   De   igual   forma,   toma   en   cuenta   la   cantidad   de   posibles   usu-­ arios  que  empiezan  a  rehabilitar  la  zona,  que  recibirå   el   injerto,   en   razón   de   que   sus   condiciones   mejoran.  /D WHUFHUD YDULDEOH HV LGHQWL¿FDU OD FHUFDQtD de  zonas  sanas  y  de  zonas  económicamente  activas,  con   posibles  zonas  enfermas  a  intervenir.  Esto  permite  un   mejor  entendimiento  del  entorno  donde  se  desarrollara   el  injerto  y  así  tener  mås  claro,  quÊ  clase  de  escenar-­ ios  se  pueden  producir  con  la  implementación  del  mismo.   La  cuarta  y  última  variable,  permitirå  circunscri-­ bir   una   selección   mås   delimitada   y   exacta,   de   cuåles   son  los  puntos  necesarios  a  intervenir,  lo  que  corre-­ sponde   a   un   anålisis   ambiental   y   fenomenológico,   en-­ tendiÊndose  por  estos  dos  aspectos,  como  la  cantidad  y   cercanía  de  zonas  verdes  con  las  zonas  de  interÊs  y  lo   fenomenológico,  con  la  criminalidad,  congestionamiento   vial,  incomunicación  y  aspectos  de  la  población  resi-­ dente  si  existiese,  tales  como:  la  edad,  la  educación,   HQWUHRWURVHVWRFRQHO¿QJHQHUDUXQGLDJQyVWLFRPiV SUHFLVRFXDQWL¿FDEOHGHODV]RQDVDLQWHUYHQLUFRPRGH la  capacidad  de  reacción  de  la  población  circundante.    

70 INJERTOS  DE  CIUDAD

  Paralelamente   en   este   proceso,   toda   la   infor-­ mación  es  consultada,  tanto  en  instituciones  guberna-­ mentales  como  lo  son:  la  Municipalidad  de  San  JosÊ,  el   Ministerio  de  Vivienda  y  Asentamientos  Humanos  (MIVAH,   etc,   y   ademås   por   investigaciones   recientes   con   re-­ specto  al  crecimiento  urbano  de  San  JosÊ,  tal  es  caso   GHOSUR\HFWRGHSODQL¿FDFLyQUHJLRQDO\XUEDQDSDUDHO gran  årea  Metropolitana  (PRUGAM).  De  igual  forma,  den-­ tro  de  este  contexto,  se  habrån  realizado  visitas  a  los   sitios   por   diagnosticar,   para   obtener   una   visión   mås   integral  del  objeto  de  estudio  en  las  zonas  enfermas.   Para   analizar   la   zona   de   estudio   y   a   su   vez   delimi-­ tarla,  se  ha  considerado    toma  como  premisa  la  división   del  centro  de  San  JosÊ  en  sus  cuatro  principales  dis-­ tritos,  según  lo  descrito  arriba.


71


72 INJERTOS  DE  CIUDAD


CAPITULO IV analisis macro

73


74 INJERTOS  DE  CIUDAD


75


10. EVALUACIÓN Y SELECCIÓN

EVALUACIÓN  Y  SELECCIÓN: Objetivo  1: Determinar  las  variables  de  más  relevancia  para   la   investigación   analizar   de   manera   macro   so-­ bre  los  cuatro  distritos  centrales  de  San  José,   para  establecer  cuál  de  ellos,  tiene  las  mejores   cualidades   para   el   análisis   del   modelo   explo-­ ración   espacial     (INJERTO.   Por   lo   descrito   an-­ teriormente,  las  variables  son  las  siguientes: 1)   Uso  del  suelo  actual   2)   Población  vs  el  índice  de  inversión 3)   Cercanía  de  zonas  sanas    y  zonas  económi-­ camente   activas   con   posibles   zonas   enfermas   a   intervenir   4)   Un  análisis  ambiental  y  fenomenológico  

76 INJERTOS  DE  CIUDAD


1)   Uso  del  suelo  actual Dentro   del   Casco   Central   se   puede   observar   como   la   vivienda  ha  sido  trasladada  a  la  periferia,  provocando   que  la  temporalidad  de  estos  espacios  se  vea  afectada   debido   a   que   en   la   noche   disminuye   considerablemente   los  usuarios,  dando  como  resultado,  condiciones  urba-­ nas  de  inseguridad  y  falta  de  atracción. $VLPLVPRHVWDYDULDEOHGHQWURGHO¿OWURGH9DORUGHO Terreno,  se  concluye  que  la  falta  de  hibridación  pro-­ gramåtica   vs.   el   alto   valor   del   terreno   en   San   JosÊ,   produce  un  fenómeno  económico,  que  no  permite  la  atrac-­ FLyQGHLQYHUVLRQHVODVFXDOHVSUH¿HUHQHVWDEOHFHUVH afueras  de  la  ciudad  central.

COMERCIO

RESIDENCIA

77


2)  

Población  vs  el  índice  de  inversión

En   últimos   treinta   años,     los   distritos   centrales   de   San   José   disminuyeron   un   54%,   y   algunos   como   Pavas,   paso  de  tener  la  mitad  de  población  que  poseía  el  Dis-­ trito  Hospital,  a  alcanzar  cinco  veces  la  población  de   este,   llegando   a   los   110.000   Habitantes,   en   el   Censo   del  Año  2011

MERCED 25%

CARMEN 05%

CATEDRAL 25%

HOSPITAL 45%

MERCED

25%

25%

65%

¢72.297,70 10.1

CARMEN

05%

05%

90%

¢150.811,40 1.7

45%

45%

74%

¢85.868,10 06.1

25%

25%

66%

¢58.960,20 16.3

CATEDRAL

120

HOSPITAL

100 80 60 40 20

0-14

ACTIVO

15-64

INACTIVO

0

85

78 INJERTOS  DE  CIUDAD

00

65 +


2)  

Población  

vs  

el  

índice  

de  

inversión:  

&RPR VH SXHGH REVHUYDU HQ OD JUi¿FD DGMXQWD VREUH OD conectividad   del   Distrito   Catedral,   se   observa   que   posee   problemas   sobre   percepción   de   inseguridad   y   la   relación   de   programación   de   actividades,   tales   como   la   actividad   comercial   con   lo   residencial.   Empero,   este   distrito   cuenta   con   la   existencia   de   otros   sec-­ tores   que   colindan   con   Êl,   y   lo   alimentan   de   condi-­ FLRQHV RSWLPDV FRQ UHVSHFWR D ORV XVXDULRV \ DO ÀXMR GH ORV PLVPRV WDO FRPR VH UHÀHMD FRQ HO 'LVWULWR de   San   Francisco   de   Dos   Ríos,   el   cual   el   índice   de   asentamientos  residenciales  se  ha  mantenido  constante   a   travÊs   de   los   aùos.   Por   otra   parte,   el   Distrito   Catedral   alberga   la   estación   de   autobuses   de   Carta-­ go   y   muchas   de   las   otras   paradas   de   sectores   como:   el   distrito   antes   mencionado,   así   como:     Desampara-­ dos,   Alajuelita,   Barrio   Lujan,   etc.,   lo   que   mantiene   XQ ÀXMR FRQVLGHUDEOH GH XVXDULRV GHQWUR GHO PLVPR

El  Distrito  Carmen,  se  considera  como  el  mås  importante   dentro  de  estos  cuatro  distritos,  ya  que  posee  el  mayor   ingreso  e  inversión  económica  y  de  actividad  cultural  por   parte  de  la  municipalidad.  No  obstante,  dada  su  decre-­ ciente  población  lo  pone  en  peligro  de  seguir  con  la  misma   percepción,  que  los  otros  tres  distritos  cercanos  poseen.   Es  de  mencionar,  que  el  Distrito  Merced  es  uno  de  los   sectores  que  presenta  una  conectividad  inmejorable  con   uno   de   los   centros   económicamente   activos   como   lo   es   La  Sabana,  que  le  produce  una  mejor  plusvalía  que  a  los   dos  distritos  al  sur,  dentro  de  este  marco  de  anålisis.  

De   igual   forma,   el   Distrito   Hospital   al   igual   que   el   distrito   Merced,   se   catalogan   como   parte   por   la   zona   roja   de   San   JosÊ,   la   cual   se   enmarca   en   las   cercanías   del   sector   del   Hospital   San   Juan   de   Dios,   parque   La   Merced,   Parque   Central   y   la   Calle   12,   don-­ de  se  ubica  el  Barrio  Coca  Cola,  sectores  que  se  han   FDUDFWHUL]DGR SRU ]RQDV FRQÀLFWLYDV GHVGH KDFH GpFD-­ das.   Sin   embargo   el   Distrito   Hospital   comparte   con   el   de   Catedral,   proyectos   de   renovación   urbana   como   lo   es   el   proyecto   de   rescate   del   rio   María   Aguilar.

79


80 INJERTOS  DE  CIUDAD


81


C

H

E L S L E E L H L CH E

C E L L E

S

S

PRUGRAM recolectación de datos programaticos segun el mapeo del Rio Torres

Zonas de Interes turistico, Zona de alto nivel comercial

Investigación de OIJ UCR zonas con mayor cantidad de asaltos reportados

Zonas de Interes turistico, Zona de alto nivel comercial

82 INJERTOS  DE  CIUDAD


En   consecuencia,   el   diagnostico   de   la   zona   macro   se   EDVyHQODE~VTXHGDGHORVVtQWRPDVDQWHULRUPHQWHGH¿-­ nidos,   a   través   de   las   diferentes   instituciones   como   lo   son:   el   O.I.J.,   la   Universidad   de   Costa   Rica,   la   Municipalidad   de   San   José,   y   la   investigación   de-­ safíos   de   los   centros   de   las   ciudades   mesoamericanas   los   casos   de   tres   metrópolis,   de   Salvador   Pérez   Men-­ doza   y   Rosendo   Pujol   Mesalles,   del   año   2003,   con-­ tribuyeron   a   la   recopilación   de   datos   para   generar   una   muestra   capaz   de   catalogar   diferentes   sectores   por   sus   grados   de   presencia   de   síntomas   urbanos. Los   análisis   presentes   fueron: D SURJUDPiWLFRVSDUDLGHQWL¿FDUSUREOHPDVGHVHJUHJDFLyQ b)   económicos,   relacionados   a   la   demanda   del   lugar. c)comercial/turístico   capaz   de   visualizar   FXDOHV iUHDV WLHQHQ XQD LQÀXHQFLD PDV FXOWXUDO d)   criminalidad,   por   medio   de   un   estudio   reali-­ zado   por   la   UCR   como   parte   de   mapear   por   cantidad   de   asaltos   reportados   durante   el   periodo   del   2008.

83


B. Se valoran los espacios por cercanía a establecimientos economicos como lo es los hoteles, los bancos, lo gubernamental y la inGXVWULDGHHVWDPDQHUDVHSXHGHREVHUYDUFRPRVHSRVLFLRQDQHVWRVHVWDEOHFLPLHQWRVGHQWURGHODPDWUL] WUDPDXUEDQD

84 INJERTOS  DE  CIUDAD


A) INDUSTRIA

C) BANCOS

B) HOTELES

D) GUBERNAMENTAL HOSPITALES

C) BANCOS

85


Conclusiones  para  el  sitio: 'HORVGLIHUHQWHV¿OWURV\YDULDEOHVFRQORVFXDOHVVH observaron  los  cuatro  distritos  centrales,  se    deter-­ mina   desarrollar   la   teoría   del   injerto,   con   los   dos   distritos  del  norte  debido  a  las  siguientes  razones: a)   El   Carmen   posee   una   situación   actual   económica   desde  el  sector  turístico  comercial,  que  se  puede  ver   complementa   con   el   entorno   residencial   de   la   Merced,   la  cual  es  mayor  de  los  dos b)   Actualmente    existen  conexiones  fuertes  entre  am-­ bos    ya  tanto  culturales  como  lo  es  la  ruta  histórica   del  ministerio  de  cultura   c)   Poseen  mejores  índices  tanto  de  educación,  segu-­ ridad,  comercio,  que  pueden  presentar  mås  tejido  sano   para  la  inserción  del  injerto. d)   Debido  tambiÊn,  como  parte  de  la  política  de  la   municipalidad,  existen  proyectos  que  trabajan  directa-­ mente  con  el  Distrito  Hospital  y  el  Catedral,  como  la   renovación   del   Río   María   Aguilar,   es   que   se   decide   laborar  con  otro  sector. En   síntesis,   el   sector   seleccionado   cuenta   con   las   características  deseadas  de  la  investigación,  teniendo   en   cuenta   que   presenta   tanto   espacios   enfermos   como   VDQRV 3RU FRQVLJXLHQWH OD FDOL¿FDFLyQ GH ORV GRV distritos   del   norte,   para   seleccionar   un   sector   cor-­ respondiente  a  escala  media,  es  lo  que  ha  prevalecido   para  desarrollar  el  estudio.  

86 INJERTOS  DE  CIUDAD


87


88 INJERTOS  DE  CIUDAD


CAPITULO V caracterizaci贸n del injerto

89


11. ALCANCES Para  poder  entender  mejor  como  dentro  del  contexto  del   presente   trabajo,   se   desarrolla   el   injerto,   se   req-­ uiere   recalcar   dos   puntos:   ¿que   es?   y   ¿que   pretende?   y   continuar   con   algunos   de   los   conceptos   claves   para   entender  la  investigación.

INJERTO

¿QUÉ  ES?

1

90 INJERTOS  DE  CIUDAD

¿QUÉ  PRETENDE?

2

Injertos   de   ciudad,   es   un   modelo   de   mejoramiento   de   espacios  tanto  pĂşblicos  como  de  carĂĄcter  privado,  que   enlaza   la   arquitectura   existente   y   su   relaciĂłn   pro-­ gramĂĄtica,   con   la   que   se   desenvuelve   en   la   ciudad   de   San  JosĂŠ.  De  este  modo  se  propone  como  objetivo  princi-­ pal,  una  soluciĂłn  para  regenerar  la  condiciĂłn  actual  de   “zonas  enfermasâ€?,  que  presentan  algunos  asentamientos   habitacionales  en  la  periferia  del  casco  urbano  de  la   capital.   Cabe   subrayar,   que   el   injerto   como   concepto   se   puede   entender   en   diferentes   escalas,   donde   sus   objetivos   varĂ­an   y   su   nivel   de   alcance.   Por   ende,   se   requiere   comprender,  que  un  injerto  se  puede  procurar  desde  la   SODQLÂżFDFLyQDJUDQHVFDODRLQWHUYHQFLRQHVPDVPLFUR como   lo   son,   las   que   se   platean   dentro   del   presente   estudio,  debido  al  enfoque  arquitectĂłnico  de  la  misma.   Para  llegar  a  la  escala  deseada  la  importancia  de  los   sĂ­ntomas  fue  clave.  Como  lo  demuestra  el  siguiente  es-­ TXHPD VH FODVLÂżFR HQ FXDWUR HVFDODV SDUD UHDOL]DU OD disecciĂłn  hasta  encontrar  el  sitio.


¿Que  se  quiere  lograr? Con   injertos   de   ciudad   se   quiere   lograr   construir   un   medio  para  poder  dialogar  con  otras  disciplinas  o  per-­ sonas   interesadas   en   el   tema   de   urbanidad.   Ya   que   la   ciudad  de  San  José  necesita  de  un  enfoque  multidisci-­ plinario  mas  que  la  ejecución  de  propuestas  individu-­ ales.   El  modelo  utiliza  como  herramienta  de  comunicación  una   analogía  que  busca  facilitar  la  comprensión  de  sus  el-­ ementos  al  publico  a  quien  se  le  de.  Buscando  facilitar   el  dialogo  entre  las  partes.  

91


92 INJERTOS  DE  CIUDAD


93


MODELO 94 INJERTOS  DE  CIUDAD


95


PRIMERA  PARTE:  DIAGNOSTICO

SEGUNDA  PARTE  LOS  NUTRIENTES

En   el   diagnostico   aparecen   dos   conceptos   muy   impor-­ tantes  en  la  investigación. los  caracteres  o  rasgos  positivos  y  los  síntomas  que  se   FODVL¿FDQ\VHHYDO~DQHQFDGDHVSDFLRSDUDUHDOL]DUHO diagnostico  y  hacer  un  posible  escenario  de  los  nutri-­ entes  (dinámicas)  que  posee.  

En  esta  etapa  se  resalta  en  relación  a  los  caracteres   las  posibles  actividades  o  los  posibles  eventos  que  se   realizan   en   los   espacios.   determinando   cual   de   ellos   posee  mas  condiciones  de  ser  un  espacio  sano  para  ser   el  espacio  donde  se  busca  realizar  la  conexión

96 INJERTOS  DE  CIUDAD


TERCERA  PARTE:  INJERTO

CUARTA  PARTE:  EXPECTATIVAS  

En   esta   se   involucran   las   operaciones   de   roles   del   injerto   lo   que   conforma   el   sistema   del   modelo,   y   se   HYDO~DQ FXDOHV VRQ PDV D¿QHV FRQ OD VLWXDFLyQ H[-­ istente.  para  cumplir  los  objetivos  deseados.

Cuando   el   injerto   esta   aplicado   se   proyecta   un   esce-­ nario  de  las  condiciones  a  las  cuales  se  quiso  llegar,   en  otras  palabras  el  escenario  futuro.

97


   [CIUDAD] Antes  de  profundizar  en  los  conceptos  que  componen  el   modelo  es  necesario  delimitar  la  escala  con  la  cual  se   va  a  enfatizar  la  investigación.   Cuando  se  toma  la  analogía  de  manera  aislada  este  con-­ cepto  se  podría  ver  aplicado  a  diferentes  escalas  de  la   ciudad,  desde  sus  antecedentes  hasta  una  habitación. 3RU OR WDQWR VH FODVL¿FDURQ WUHV QLYHOHV GH HVFDODV a   partir   de   su   historia:   la   macro   que   corresponde   ha   un  conjunto  de  cuadras  en  la  ciudad,  la  medio  la  cual   VH GH¿QH FRPR ORV ERUGHV VREUH XQD DYHQLGD R FDOOH \SRUXOWLPRODPLFURODFXDOVHUH¿HUHDXQHGL¿FLR $XQTXH HVWD FODVL¿FDFLyQ IXH UHDOL]DGD HV LPSRUWDQWH distinguir  que  no  busca  segregar  los  componentes  sino   recalcar  sus  vínculos  donde  su  correlación  es  de  gran   importancia  para  entender  la  ciudad.

98 INJERTOS  DE  CIUDAD


            

01.    

 



02.     

03.    

 

04.  

 

99


12. DIAGNOSTICO El   diagnostico   se   compone   de   la   superposición   de   los   caracteres  o  rasgos  sanos  vs.  los  síntomas  que  pueden   estar  presente  en  un  lugar,  claro  esta  que  estas  cara-­ FWHUtVWLFDVQRVRQFDOL¿FDGDVFRPRSHUMXGLFLDOHVSDUD la   ciudad   sino   que   en   conjunto   pueden   provocar   esce-­ narios   mas   negativos   como   los   que   se   estudian   en   la   investigación.  Para  una  mayor  facilidad  de  lectura  se   GH¿QLyWUDEDMDUFRQHOFRQFHSWRGHJUDGRVGHLQIHFFLyQ donde  por  medio  de  una  escala  es  representado  el  diag-­ nostico  del  espacio.  

100 INJERTOS  DE  CIUDAD


C

+4 +3

Grados  de  infección: Un   espacio   con   condiciones   mas   negativas   se   reconoce   por   la   cantidad   contaminación     que   posee   por   lo   tan-­ to   su   grado   de   infección,   sin   embargo   este   puede   presentar   distintas   situaciones   por   lo   que   su   cat-­ egorización   se   convierte   en   la   herramienta   sínte-­ sis   del   diagnostico,   permitiendo   una   lectura   rápida   GHO HVWDGR DFWXDO EDMR ORV ¿OWURV SUHHVWDEOHFLGRV Para  la  cual  se  a  seleccionado  una  gamas  de  colores  cian   para  los  espacios  que  cuentas  con  mas  cualidades  sanas   o   situaciones   para   potencializar,   con   gama   de   grises   VHLGHQWL¿FDQORVHVSDFLRVTXHSRVHHQPDVVtQWRPDVGH un  espacio  enfermo,  este  indicador  solo  responde  a  los   síntomas  seleccionados  por  escala,  pero  no  descarta  la   aparición  o  relación  con  situaciones  de  otras  escalas.

+2 +1 -2 -3 -4

S

-5

101


13. CARACTERES_RASGOS /RVFDUDFWHUHVRUDVJRVVHGH¿QHQFRPRFRQGLFLRQHVTXH se   dan   dentro   del   espacio   que   buscan   o   promueven   la   aparición   o   mantenimiento   de   los   nutrientes.   Enten-­ diendo   nutrientes   como   las   dinámicas   que   generan   los   XVXDULRV3DUDFDUDFWHUL]DUORVUDVJRVVHKDQGH¿QLGR cinco   áreas   de   acción   las   cuales   aunque   trabajan   en   conjunto   serán   explicadas   de   manera   individual   para   una  mayor  comprensión  de  las  mismas. 1.   Tecnología:  promover  el  uso  de  nuevas  tecnologías   dentro  de  los  espacios  para  generar  una  mayor  atracción   de   publico.   Además   la   tecnología   también   va   a   poten-­ cializar   la   vivencia   del   espacio   ya   que   esta   también   puede  ser  trabajada  de  manera  paralela  con  el  tema  de   información  o  recreación.

102 INJERTOS  DE  CIUDAD

3.   Hibrido:  la  búsqueda  de  mayor  cantidad  de  rela-­ ciones   programáticas   que   logren   potencializar   la   de-­ manda  de  actividades  en  el  sitio  y  también  fomentar  el   uso  mixto  y  la  aparición  de  nuevas  actividades. 4.   Recreación:  existen  sectores  de  la  ciudad  de  San   José   mucho   mas   enfocados   en   la   recreación   pero   sin   embargo   el   fortalecimiento   y   la   generación   de   nuevas   zonas  recreativas  implicaría  una  ventaja  al  modelo  del   injerto.

5.   Información:   un   mayor   conocimiento   de   los   ciu-­ dadanos  de  lo  que  San  José  puede  ofrecer.


TECNOLOGÍA

RECREACIÓN

CONTEXTO

HIBRIDO  

INFORMACIÓN

103


104 INJERTOS  DE  CIUDAD


105


106 INJERTOS  DE  CIUDAD


107


108 INJERTOS  DE  CIUDAD


109


110 INJERTOS  DE  CIUDAD


111


14. SINTOMAS /RVVtQWRPDVVRQGH¿QLGRVDSDUWLUGHODLQYHVWLJDFLyQ situaciones   o   elementos   que   corresponden   a   elementos   actuales   que   depende   de   su   agrupación   o   exceso   pu-­ eden  ser  negativos  para  la  ciudad,  aunque  existen  ex-­ cepciones   se   parte   de   lo   que   se   propone   como   espacio   deseado   y   la   ruta   de   como   generarlo,   sin   embargo   los   síntomas  de  manera  aislada  son  situaciones  urbanas  que   son  parte  de  lo  que  se  conoce  hoy  como  San  JosÊ,  por   lo  que  la  responsabilidad  no  recae  únicamente  en  si  se   erradican  estos  elementos  o  no,  sino  en  la  manera  como   se  trabajan  y  como  se  pueden  potencializar  para  mejorar   la  vivencia  de  la  ciudad.

112 INJERTOS  DE  CIUDAD


SINTOMAS ESCALA MICRO

SINTOMAS ESCALA MEDIA

1)

Desvinculación de la primera planta con el contexto

2)

Intromisión en las vias de paso

3)

Generación de fachadas ciegas

Percepción de Inseguridad

4)

Deterioro de la edificación

5)

Desvinculación programatica

5)

Desvinculación programatica

6)

Abandono de las zonas verdes

6)

Contaminación Visual

7)

Contaminación Visual

7)

8)

Parqueo Superficie

1)

Emigración poblacional

2)

Emigración comercial

3)

Intromisión en las vias de paso

4)

Falta de programa en pisos superiores

113


114 INJERTOS  DE  CIUDAD


115


116 INJERTOS  DE  CIUDAD


15. NUTRIENTES

1

2

3 DESEADA

EXISTENTE

FLOTANTE

EL ESTABLECIMIENTO DE NUEVOS URUARIOS

ADULTO MAYOR

RECIDENTES

TRABAJADOR

TURISTA

(OFRQFHSWRGHQXWULHQWHVHUH¿HUHDORPDVLPSRUWDQWH para   que   se   logre   generar   la   dinåmica   deseada   en   la   ciudad,  las  personas  quienes  son  parte  de  las  dinåmicas   y  son  quienes  hacen  posible  que  se  den  las  situaciones   urbanas  que  hoy  en  día  vivimos.  Existen  distintos  gru-­ pos  sociales  y  públicos  a  quienes  se  les  puede  dirigir   el  proyecto  sin  embargo  esta  tesis  hace  Ênfasis  a  los   JUXSRV FHUFDQRV D OD ]RQD GHO SUR\HFWR FODVL¿FiQGROR HQJUXSRVHOÀRWDQWHTXHVRQDTXHOODVSHUVRQDVTXH transitan  por  la  zona  sin  ser  permanente,  el  existente   VH UH¿HUH D ORV GLVWLQWRV JUXSRV VRFLDOHV TXH VH HQ-­ cuentran  en  la  cercanía  o  dentro  de  la  zona,  y  el  de-­ seado  que  es  un  publico  mas  diverso  donde  la  interac-­ ción   hace   que   aumenten   las   posibilidades   de   generar   nuevas  actividades.

117


16. EJEMPLIFICACIÓN 3DUDHMHPSOL¿FDUODUHODFLyQHQWUHORVGLVWLQWRVFDUD-­ cteres   de   propone   un   ejemplo   esquemåtico   de   como   se   UHDOL]DHVWDOHFWXUDHPSH]DQGRSRUODFODVL¿FDFLyQGH sus  síntomas  o  situaciones  actuales  tales  como:   1.  La  falta  de  programas  en  los  niveles  superiores  por   falta  de  demanda 2.  La  intromisión  o  obstrucción  en  las  vías  peatonales ODGHVYLQFXODFLyQGHOHGL¿FLRFRQVXHQWRUQRDXQTXH este  así  lo  buscara  al  ser  de  caråcter  comercial

1

118 INJERTOS  DE  CIUDAD

2

3


La  selección  de  elementos  externos  o  caracteres  pueden   SRWHQFLDOL]DUDOPLVPRHGL¿FLRHOFXDOHQHOWUDQVFXU-­ so  de  la  investigación  fue  restaurado.  Actualmente  la   HGL¿FDFLyQ SDWULPRQLDO VH HQFXHQWUD HQ HVWH SURFHVR de   crecimiento   y   mejora.   Dando   mayor   Ênfasis   a   los   escenarios   posibles   donde   su   aporte   urbano,   en   otras   palabras   la   dinåmica   con   el   entorno   sea   mas   positiva   con  los  usuario  que  interactúan  con  el  mismo.

119


120 INJERTOS  DE  CIUDAD


Durante   la   realización   de   la   tesis,   a   inicios   del   2013   el   proyecto   seleccio-­ nado  anteriormente  fue  restaurado.

121


122 INJERTOS  DE  CIUDAD


123


ROLES DEL INJERTO 124 INJERTOS  DE  CIUDAD


125


17. ROLES_OPERACIONES /RV UROHV GHO LQMHUWR R RSHUDFLRQHV  VRQ GH¿QLGRV D partir  de  posibles  situaciones  urbanas.  Esto  ayudaría   a  tener  una  mayor  comprensión  de  lo  que  se  esta  bus-­ cando  generar,  ya  que  cada  una  de  ellas  cuenta  con  un   enfoque   diferente.   Dentro   de   este   enfoque   cada   oper-­ ación   se   subdivide   en   distintos   objetivos   que   logran   trabajar  en  conjunto  para  distintas  metas  o  problemas.     Las  operaciones  son  cuatro,  aproximación,  bifurcación,   puente  y  aproximación,  sus  nombres  y  su  funcionamiento   son  inspirados  de  nombres  naturales  de  injertos  a  nivel   vegetal,  apegåndose  a  la  analogía,  se  busco  la  manera   de  abstraerlos  y  trabajarlos  de  manera  arquitectónica,   cabe  rescatar  que  aunque  muchos  de  ellos  no  van  única-­ mente  enfocados  al  objeto  arquitectónico,  por  lo  que  el   muro,  entendiÊndose  como  limitante  de  espacio,  trabaja   de  distinta  manera  en  los  diferentes  enfoques.

126 INJERTOS  DE  CIUDAD


BIFURCACIÓN

PUENTE

COMPLEMENTO

CONEXIÓN

APROPIACIÓN RE PROGRAMACIÓN

APROXIMACIÓN ESPACIOS DE TRANSICIÓN

127


_INSERCIÓN 3DUD HO FDVR GRQGH OD HGL¿FDFLyQ SRVHH DUTXLWHFWXUD patrimonial  o  de  alto  valor  y  su  problema  recae  en  un   tema   programático   o   de   actividad.   Esta   operación   se   puede  realizar  en  un  objeto  de  manera  unitaria  o  par-­ cialmente.

 [APROPIACIÓN] 128 INJERTOS  DE  CIUDAD


_SUSTRACCIÓN Esta  operación  se  realiza  cuando  existe  la  posibilidad   GHSRGHUPRGL¿FDUHOREMHWRGHPDQHUDTXHODVXVWUDF-­ FLyQVHDEHQH¿FLRVDSDUDVXIXQFLRQDPLHQWR

_ANEXIÓN Se   considera   a   anexión   aquella   operación   que   se   debe   DxDGLUXQDSDUWHPHQRUTXHHOWRWDOGHODHGL¿FDFLyQ\D que  si  fueran  iguales  condiciones  se  podría  confundir   con  bifurcación.  Tiene  como  objetivo  fortalecer  la  ac-­ tividad  o  programa  existente.

129


_COMPLEMENTAR Busca  la  manera  de  fortalecer  o  generar  la  aglomeración   de  actividades  que  trabajen  mejor  en  conjunto.

 [BIFURCACIÓN] 130 INJERTOS  DE  CIUDAD


_EXTENCIÓN Esta  operación  trabaja  con  los  programas  o  actividades   complementarias  desde  nivel  vertical

_HIBRIDACIÓN Dentro  de  la  caracterización  se  explicó  la  importancia   de   generar   nuevas   dinámicas   urbanas   para   atraer   a   un   mayor  publico.  

131


_DIRECTO Un  unico  recorrido  desde  un  punto  A  a  un  punto  B

 [PUENTE] 132 INJERTOS  DE  CIUDAD


_PARALELO Varios  recorridos  desde  un  punto  A  a  un  punto  B

_DISPERSO Un  unico  recorrido  desde  un  punto  A  a  un  punto  B  donde   existe  distintas  opciones  

133


 [APROXIMACIÓN] 134 INJERTOS  DE  CIUDAD


_ESPACIO DE TRANSICIÓN El   espacio   de   transición   llega   a   ser   uno   de   los   mas   importantes,  debido  a  que  su  faltante  de  programa  hace   que   sea   mas   accesible   a   cambios.   Donde   el   espacio   se   convierte  en  espacio  social  para  la  apropiación  de  los   usuarios.

_TRANSFERENCIA Transferencia  se  da  a  partir  de  la  suma  de  dos  progra-­ mas    o  actividades  distintos  que  al  unirse  generar  un   espacio  intermedio  que  dentro  del  modelo.

135


Por  lo  tanto  se  le  llaman  operaciones  a  las  diferentes   partes  del  modelo  del  Injerto  porque  trabajan  en  con-­ junto,   estas   van   a   responder   siempre   a   su   contexto   o   agrupación  por  medio  del  diagnostico  de  los  caracteres   o  síntomas,  cada  una  de  ellas  posee  una  intención  prin-­ cipal,  ya  sea  reprogramar,  generar  espacios  de  circu-­ lación,  complementar  actividades  existentes  o  generar   espacio  publico. Las  operaciones  siempre  van  a  trabajar  de  manera  sis-­ temática  donde  su  objetivo  va  a  variar  dependiendo  de   las  necesidades  que  se  estén  buscando  en  el  sitio.

136 INJERTOS  DE  CIUDAD


APROPIACIÓN

PUENTE

BIFURCACIÓN

APROXIMACIÓN

REPROGRAMACIÓN

CONECCIÓN ESPACIO DE CIRCULACIÓN

Intervención y contectualización de fachadas , apertura del primer nivel con su contexto inmediato

Regeneración parcial de programas existentes, asi como su complemento comercial

Proporcionar espacios que permitan la realización de actividades artísticas, culturales, y comerciales para modificar otras existentes

Conectar espacios sanos actuales en la zona para mejorar y retroalimentar su funcionamiento con su medio inmediato

Soporte y expanción de actividades que fomente la actividad comercial implementada en cualquier nutriente ,gastronomía, comercio, galería

Reprogramar espacion de soporte a edificios existentes

Mutualismo programático

Complementar actividades existentes con aperturas de espacio con equipamiento urbano: moviliario de buses, paradas iluminación.

Rediseño total de una zona afectada y reestablecida con cualquier nutriente de forma directa:-comercio -esparcimiento -tipología híbrida

COMPLEMENTAR

ESPACIO DE TRANSICIÓN

137


138 INJERTOS  DE  CIUDAD


CAPITULO VI implementaci贸n del injerto

139


140 INJERTOS  DE  CIUDAD


MERCED CARMEN

HOSPITAL CATEDRAL

141


142 INJERTOS  DE  CIUDAD


18. INJERTO AV5 El  injerto  AV5  como  modelo  de  exploraciòn  permite  que   pueda  ser  utilizado  en  diferentes  lugares  de  la  ciudad   de   San   Josè   independientemente   de   la   condiciones   que   presenten  un  lugar  determinados,  ya  que  el  modelo  per-­ mite  tomar  diferentes  caracteres  y  utilizarlos  para  la   intervenciòn  a  conveniencia  del  mismo.  

143


La  intervenciòn  se  desarrolla  a  travez  de  4  cuadras  en   el  borde  de  los  distritos  Carmen  y  Merced,  la  zona  pre-­ senta   caracterìsticas   similares   a   la   gran   mayoria   de   San  Josè  con  la  excepción  de  contar  con  zonas  cercanas   de  gran  actividad  urbana  como  el  parque  Morazàn. Por  otra  parte  la  zona  cuenta  con  rasgos  de  una  mala   pràctica   urbana   como   lo   son,   pasos   en   las   aceras   saturados,poco   atractivo   para   los   peatones   a   nivel   sensorial,   grandes   espacios   carentes   de   programa   que   permita   e   invite   al   usuario   quedarse   y   disfrutar   de   esos  aspectos  de  “ciudad”  que  no  estàn  y  pretenden  ser   insertados  por  la  intervenciòn  a  realizar.

144 INJERTOS  DE  CIUDAD


2

1 4 6

3

10

5

12 9

8 7 11 14 13

1

8

2

3

4

9

10

11

5

12

6

13

7

14

145


H

H

H

E

E

E

L

L

L

L

L

L

E

E

E

S

S

S

El estudio de variables individuales conlleva a un hibrido que refleje el resultado de los distintos mapeos y estudios realizados donde se encuentran dos polos que poseen diferentes cualidades pero se definen como zonas sanas. Barrio México al norte aun posee características que benefician el surgimiento de programas de vivienda además que su comunidad es fortalecida siend

146 INJERTOS  DE  CIUDAD

C

C

C

1.Equipamiento Urbano, junto la impliación de las zonas verdes.

1. Emigración poblacional

2. Emigración comercial

El estudio de variables individuales conlleva a un hibrido que refleje el resultado de los distintos mapeos y estudios realizados donde se encuentran dos polos que poseen diferentes cualidades pero se definen como zonas sanas. Barrio México al norte aun posee características que benefician el surgimiento de programas de vivienda además que su .

El estudio de variables individuales conlleva a un hibrido que refleje el resultado de los distintos mapeos y estudios realizados donde se encuentran dos polos que poseen diferentes cualidades pero se definen como zonas sanas. Barrio México al norte aun posee características que benefician el surgimiento de programas de vivienda además que su comunidad es fortalecida siendo


1. Emigración poblacional INJERTO AV5 PRETENTE FORTALECER LA CIUDAD DE SAN JOSE POR MEDIO DE LA INCLUSIÓN DE ESPACIOS PRODUCTIVOS QUE ENFOQUEN EL COMERCIO COMO PARTE DE OPCIONES DE ATRACCIÓN DENTRO DEL MISMO.

4- Percepción de Inseguridad 5. Criminalidad 7. Generación de Barrios Cerrados

BARRIO MEXICO Y ALREVEDORES PRESENTAN CONDICIONES DE MEJORAMIENTO QUE UNA VES IMPULSADAS LAS PARTES INICIALES DEL PROYECTO PODRAN SER PARTE DEL INJERTO

PARA LA SELECCIÓN DEL ÁREA DEL INJERTO SE PROPUSO INCLUIR LA ACTUAL RUTA HISTORICA QUE MANEJA LA MUNICIPALIDAD DE SAN JOSÉ COMO PARTE IMPORTANTE DE ATRACCIÓN TURISTICA.

6. Desvinculación programatica

ACTUALMENTE EXISTEN PROYECTOS CONCEPTUALES DE CALLE 8 LO CUAL PERMITIRA SER INCLUIDOS COMO PARTE DE LA ESTRATEGIA

El estudio de variables individuales conlleva a un hibrido que refleje el resultado de los distintos mapeos y estudios realizados donde se encuentran dos polos que poseen diferentes cualidades pero se definen como zonas sanas. Barrio México al norte aun posee características que benefician el surgimiento de programas de vivienda además que su comunidad es fortalecida siendo uno de los barrios de San José que aun representa aspectos de seguridad, por contra parte el área de la avenida segunda el Morazán tambien se cataloga como zona sana debido al programa que posee y su infraestructura.

02. MACRO ZONA DE ESTUDIO

5. Criminalidad

C H E L L E S

4- Percepción de Inseguridad

8. Sustitución del espacio publico por los shopping centers

1. Emigración comercial

147


148 INJERTOS  DE  CIUDAD


19. SINTOMAS INJERTO AV5 Como   se   mencionò   anteriormente,   el   espacio   a   inter-­ venir   cuenta   con   sìntomas   que   deberàn   ser   corregidos   para  potencializar  caracterìsticas  del  sitio  positivas   que  se  ven  disminuidas  por  estos,  como  por  ejemplo,  la   zona  tiene  un  gran  remate  visual  como  lo  es  el  Parque   Morazàn   hacia   el   este   de   la   intervensiòn,   el   cual   no   se  aprecia  ya  que  la  visuales  existentes  son  casi  nu-­ las  por  el  mal  manejo  de  fachadas  y  la  saturaciòn  de   kioskos   en   el   espacio   de   acera   asi   tambièn   como   la   gran   cantidad   de   usuarios   que   frecuentan   las   paradas   de   buses   ubicadas   en   la   zona,   que   aparte   de   restarle   visibilidad   al   peaton   tambien   lo   priva   de   el   espacio   necesario  para  caminar  sin  tener  que  esquivarlos. Por   otra   parte   existen   una   gran   cantidad   de   espacios   subutilizados   como   lo   son   los   parqueos   pùblicos,   si   bien  es  cierto  estos  cumplen  un  rol  importante  dentro   de  San  Josè,  los  espacios  destinados  a  esta  actividad   podrian  replantearse  tanto  en  su  dimensiòn,  como  en  su   posicionamiento  y  en  su  programaciòn  para  sacar  mayor   provecho   a   las   oportunidades   que   los   espacios   donde   estàn  ubicados  ofrecen.  

149


En  la  fotografìa  es  de  facil  apreciaòn  sintomas  que  se   repiten  a  travès  de  las  4  cuadras  donde  serà  implantado   el  modelo  de  exploraciòn. entre   ellas   podemos   observar   la   contaminaciòn   visual   de   rotulos   desproporcionados   que   niegan   fachadas   de   los  ediicios  y  la  actividad  que  se  da  en  ellos,  tambièn   existe  una  negaciòn  a  programas  en  niveles  superiores   que  prmitan  explotar  mas  la  zona,  por  otra  el  comercio   presente   en   la   zona   se   encuentra   desvinculado   con   el   peaton  ya  que  este  no  invita  a  quedarse.

150 INJERTOS  DE  CIUDAD


En   esta   otra   fotografìa   se   puede   observar   de   nuevo   la   condiciòn   de   contaminaciòn   visual   a   nivel   de   vit-­ rinas   mal   proporcionadas   y   saturadas   de   informaciòn,   por  otra  parte  los  estudios  de  criminalidad  realizados   a   travès   de   la   ivestigacion   arrojaron   que   al   existir   un   aglomeramiento   de   paradas   de   autobus   esta   zona   se   presta   para   robos,   asaltos   que   incrementan   el   indice   de  inseguridad  en  la  zona.   Por   otra   parte   el   deterioro   de   las   aceras   que   es   un   problema   generalizado   en   gran   parte   de   San   Josè   no   e   sla  excepsiòn  en  esta  zona.

151


El  paso  en  la  zona  se  encuentra  saturado  de  estos  ki-­ oskos  y  vendedores  de  loterìa  que  interrumpen  el  paso   del   peaton   generando   incomodidad   al   circular   por   la   zona,  esta  condiciòn  se  encuentr  reforzada  con  el  sin-­ toma   de   negaciòn   de   espacio,   como   lo   es   la   fachada   ciega  presente,  la  cual  recorre  mas  de  cincuenta  met-­ ros   con   la   misma   condiciòn   acresentando   la   condiciòn   de  paso  ràpido  por  la  zona  a  intervenir.


Tambièn  cabe  resaltar  que  las  vìas  de  circulaciòn  pea-­ tonal  se  ven  afectadas  al  ser  de  una  escala  mucho  menor   a  las  vias  de  automoviles.   Por  lo  que  la  negaciòn  del  espacio  de  ciudad  sucede  en   GRVVHFWRUHVWDQWRDQLYHOGHHGL¿FDFLRQHVTXHPDUFDQ los  bordes  de  las  aceras  como  estas  ultimas. como   se   puede   observar   en   las   siguientes   fotografìas   la  mayorìa  de  sintomas  repiten  a  travès  de  la  zona  que   se  pretende  intervenir.


20. CARACTERES AV5

  Sin   bien   es   cierto   los   sintomas   se   pueden   ver   como   las  caracterìsticas  que  le  restan  calidad  espacial  al   lugar,  pero  a  la  vez  estas  caracterìsticas  representan   un   gran   potencial   en   posibles   soluciones   espaciales   dentro  del  modelo  que  estimulen  la  condiciòn  de  comer-­ cio  y  de  apropiaciòn  del  espacio  ,  asi  como  mejorar  la   condiciòn  de  temporalidad  y  que  sea  alargada  mas  allà   de  la  salida  del  trabajo  de  la  mayorìa  de  los  usuarios. Estas   mejoras   espaciales   y   de   servicio   vendrìan   a   complementarse   con   lugares   como   el   Parque   Morazan,   y   los   edicios   institucionales   que   representan   una   gran   cantidad  de  usuarios  tanto  a  nivel  comercial,  como  de   peatones  que  enriquescan  el  uso  del  la  zona,  por  otro   lado  existe  una  evidente  cercanìa  con  la  avenida  2da  la   cual  podria  aportar  usuarios  mediante  un  contagio  pro-­ gramàtico  ya  que  el  injerto  AV5  buscarìa  crear  una  ten-­ siòn  entre  ambas  zonas  y  asi  poder  continuar  expandi-­ endo  la  condiciòn  “ciudad”  que  estas  puedan  presentar.

156 INJERTOS  DE  CIUDAD


157


158 INJERTOS  DE  CIUDAD


COMERCIAL/ TURISTICO

COMERCIAL/ TRANSPORTE PUBLICO

INSTITUCIONAL/ GUBERNAMENTAL

APROXIMACIÓN

PUENTE

BIFURACIÓN

La ultima operación aproximación trata de vincular el programa de este sector con la zona turistica de los correos. para su mayor aprovechamiento.

Para este sector se utiliza la operación del puente para poder vincular de nuevo los sectores debido a la carencia de programa existente, salvo el hotel europa el cual vincula mas hacia el Sur actualmente.

Bifurcación donde se pretende complementar los programas actuales que son de instituciones gubernamentales, como las oficinas del MEP donde se pretende implementar nuevos espacios vinculados a los mismos.

ZONA VERDE/ PAISAJE `APROPIACIÓN

Apropiación seria el concepto ya que pretende reprogamar los espacios que actualmente solo se dedican a parqueo o comercio en primera planta.

RECREATIVO/COMERCIAL

RECREATIVO/COMERCIAL

PUENTE

BIFURACIÓN

Para este sector se utiliza el rol del puente por la ubiación del sintoma del parqueo superficie y la carecia de actividad programativa para poner conectar de nuevo la zona..

Lograr bifurcar los espacios sanos que se encuentran el Morazán ademas que complementar como medio de programas y escenarios los espacios necesarios para una mejor operación.

159


INJERTO AV5 [EJEMPLIFICACIÓN] 160 INJERTOS  DE  CIUDAD

[EJEMPLIFICA


161


 







   162 INJERTOS  DE  CIUDAD


163


3

EXISTENTE

EL ESTABLECIMIENTO DE NUEVOS URUARIOS

ADULTO MAYOR

RECIDENTES

TRABAJADOR

164 INJERTOS  DE  CIUDAD

2

FLOTANTE

Por  ultimo  el  injerto  busca  el  atraer  nuevos  usuarios   que  fomenten  el  crecimiento  del  mismo.  ya  que  el  cara-­ cter   comercial   brindaria   una   cantidad   de   servicios   complementarios  que  atraerÏan  nuevos  suarios  que  no  se   encuentran  actualmente  activos  en  la  zona  de  interven-­ ciòn.

TURISTA

Evidentemente  el  usuario  recidente  que  no  se  encuentra   en  gran  cantidad  en  la  zona  tambièn  se  considera  dentro   GH OD SURSXHVWD SRU VX FDUDFWHU GH FRQVXPR ¿MR DOJR a  recalcar  es  que  si  el  injerto  avanza  la  cantidad  de   residentes  aumentarà  por  el  valor  agrgado  que  obtendra   la  zona.

1

DESEADA

Se   determinaron   3   poblaciones   para   trabajar   con   el-­ las,   siendo   la   primera   la   poblaciòn   turista   la   cual   frecuenta  la  zona  por  la  ercanÏa  que  existe  con  barrio   Amòn   y   barrio   Otoya   los   cuales   tienen   enfoques   hacia   esta  poblaciòn  y  que  representarÏa  un  potecial  ususa-­ rio   dentro   del   aspecto   comercial.   por   otra   parte   se   HQFXHQWUDQFHUFDHGL¿FLRVLQVWLWXFLRQDOHVGHFDUDFWHU JXEHUQDPHQWDOORVFXDOHVUHSUHVHQWDQXVXDULRV¿MRVTXH se  deplazan  por  las  cuadras  a  ser  intervenidas.  


TECNOLOGÍA

INFORMACIÓN

CONEXIÓN

HIBRIDACIÓN

RECREACIÓN

CONTEXTUALIZAR

T

I

C

H

R

C

2

1

INJERTO

Cabe  resaltar  que  la  analogìa  del  injerto  pretende  tam-­ bièn  asemejar  a  una  cualidad  de  crecimiento  de  tejido   urbano  que  crezca  y  se  expanda  a  màs  zonas  de  sus  al-­ rededores;;  por  lo  que  esta  intervenciòn  solo  serià  un   inicio  para  procurar  que  la  intervenciòn  se  siga  desar-­ rollando,   es   decir   que   el   injerto   AV5   serìa   solo   una   pequeña   parte   de   una   primera   etàpa   que   pretende   ser   solo  el  detonante  de  una  serie  de  mejoras  espaciales  a   nivel  urbano  dentro  de  la  ciudad  de  San  Josè.

3

CRECIMIENTO

165


166 INJERTOS  DE  CIUDAD


EJEMPLIFICACIÓN Escala Micro

167


168 INJERTOS  DE  CIUDAD


El   desarrollo   de   los   espacios   micros   se   da   a   partir   de   diferentes   relaciones   de   las   operaciones   del   modelo,   esto   con   el   ¿QGHSRGHUSODQWHDUXQDFHUFDPLHQWRDDO PHQRVGRVHQIRTXHVSDUDSRGHUGLYHUVL¿FDU su   gama   programática.   A   continuación   se   estudiaran  cinco  ejemplos  a  detalle.

169


APROXIMACIÓN ESPACIOS DE TRANSICIÓN

170 INJERTOS  DE  CIUDAD


171


EJEMPLO   3DUDHVWHSUR\HFWRVHSODQWHRWUDEDMDUXQHVSDFLRÀH[-­ ible   que   cumpliera   con   la   operación   de   aproximación.   La  cual  busca  generar  espacios  multi-­programáticos  que   le  den  la  oportunidad  al  usuario  de  tomar  el  espacio  a   función  también  de  ser  de  carácter  social  donde  la  in-­ teracción  de  los  mismos  se  pueda  generar.  Este  ejemplo   busca  variar  la  escala  de  las  intervenciones  donde  el   tamaño  de  las  mismas  no  varia  su  nivel  de  importancia   dentro  del  conjunto.

172 INJERTOS  DE  CIUDAD


173


174 INJERTOS  DE  CIUDAD


175


176 INJERTOS  DE  CIUDAD


177


BIFURCACIÓN COMPLEMENTO

178 INJERTOS  DE  CIUDAD


179


El  siguiente  proyecto  trata  a  nivel  de  las  operaciones   de   bifurcación,   puente   y   aproximación.   el   diseùo   del   PLVPR &RQ HO ¿Q GH DOFDQ]DU ORV GLIHUHQWHV DOFDQFHV de  las  operaciones,  es  guiado  por  el  modelo.  los  carac-­ teres  que  se  establecen  inicialmente  sirven  como  pauta   para  que  la  expresión  de  dicho  proyecto  variÊ. Generando   espacios   abiertos,   que   mezclen   los   difer-­ entes  espacios  programåticos  para  generar  mas  dinåmi-­ cas  en  los  usuarios.

180 INJERTOS  DE  CIUDAD


181


182 INJERTOS  DE  CIUDAD


183


184 INJERTOS  DE  CIUDAD


185


PUENTE CONEXIÓN

186 INJERTOS  DE  CIUDAD


187


Esta  intervención  resulta  de  la  necesidad  de  relacio-­ nar  espacios.  de  manera  componente  la  intervención  se   genera  a  través  de  no  solo  ser  parte  de  la  ciudad  como   espacio  arquitectónico,  sino  también  como  medio  de  il-­ XPLQDFLyQHLQIRUPDFLyQHVWRFRQHO¿QGHJHQHUDUPDV posibilidades  de  utilización  para  la  misma.

188 INJERTOS  DE  CIUDAD


189


190 INJERTOS  DE  CIUDAD


191


192 INJERTOS  DE  CIUDAD


193


d)  EJEMPLO  4 Para  el  siguiente  ejemplo  se  trabaja  un  objeto  con  el   ¿QGHTXHVLUYDFRPRSDUWHGHRWURFXPSOLHQGRTXHODV intervenciones  pueden  trabajar  entre  ellas,  y  record-­ ando  que  las  dinåmicas  nuevas  que  se  planteen  nacen  de   la   vinculación   de   las   mismas   con   la   arquitectura   ex-­ istente,  en  otras  palabras  la  ciudad  donde  se  encuen-­ tran  posicionados.

194 INJERTOS  DE  CIUDAD


195


196 INJERTOS  DE  CIUDAD


197


198 INJERTOS  DE  CIUDAD


199


e)  EJEMPLO  5 El   siguiente   ejemplo   resulta   de   generar   espacios   que   puedan  trabajar  de  forma  grupal  o  individual  como  parte   de   la   propuesta   comercial   e   intención   que   el   modelo   busca.  El  espacio  abierto  con  diferentes  pieles  hacen   TXHODYDULHGDGGHFRQ¿JXUDFLRQHVOHSHUPLWDDOXVXDULR interactuar  con  el  espacio.

200 INJERTOS  DE  CIUDAD


201


202 INJERTOS  DE  CIUDAD


203


204 INJERTOS  DE  CIUDAD


205


206 INJERTOS  DE  CIUDAD


CAPITULO VII Conclusiones

207


Hoy, San José paralelamente a la búsqueda de su desarrollo no solo ocupa convertirse en una ciudad mas habitable, sino tener habitantes mas ciudadanos conscientes de su problemática pero aun mas conscientes de su potencial.

208 INJERTOS  DE  CIUDAD


16. CONCLUSIONES A   través   de   toda   la   investigación   se   procura   siempre   hablar  de  aspectos  espaciales  que  procuren  mejorar  la   calidad  de  la  experiencia  del  usuario,  ya  sea  a  nivel   de   servicios,   opciones   de   comercio   y   esparcimiento,   como   también   a   nivel   de   disfrutar   esos   espacios   de   “ciudad”  que  se  encuentran  carentes  actualmente  en  la   zona  intervenida. Algo  para  resaltar  dentro  de  todo  el  proceso  de  tesis   es  la  importancia  de  trabajar  con  una  analogía  como  una   herramienta,  la  cual  cumple  una  función  de  puente  para   comunicar   la   visión   de   la   arquitectura   a   diferentes   disciplinas   que   también   se   encontrarían   presentes   al   realizar   una   intervención   de   esta   escala   a   nivel   ur-­ EDQR(VWRFRQHO¿QGHIDFLOLWDUHOWUDEDMRLQWHUGLV-­ ciplinario. También  la  utilización  de  la  historia  como  un  catali-­ zador  información,  que  ha  sido  un  factor  a  considerar   para   la   toma   de   decisiones   dentro   de   la   intervención   del   injerto   AV5,   viendo   la   historia   como   aquello   que   KDGH¿QLGRORTXHKR\HQGtDHVODFLXGDGGH6DQ-RVp

209


210 INJERTOS  DE  CIUDAD


BIBLIOGRAFÍA

211


212 INJERTOS  DE  CIUDAD


TRABAJOS  CITADOS Montaner,  J.  M.  (2002).  Las  formas  del  siglo  XX.  Bar-­ celona:  Gustavo  Gili  . Altezor,  C.  (1986).  Arquitectura  Urbana  en  Costa  Rica   (1a.  edición  ed.).  San  José:  Tecnológica  de  Costa  Rica. Zelaya,  C.  (1982).  Costa  Rica  Contemporánea.  En  C.  Alt-­ ezor,  Arquitectura  Urbana  en  Costa  Rica  (pág.  11).  San   José:  Tecnológica  de  Costa  Rica. van  Lidth  de  Jeude,  M.,  &  Schutte,  O.  (2010).  GAM(ismo).   San  José:  FLACSO. Rowe,   C.   (2002).   Ciudad   Collage.   En   J.   M.   Martorell,   Las  formas  del  siglo  XX  (pág.  190).  Barcelona  :  Gustavo   Gill  . Pérgolis,   J.   C.   (2005).   Ciudad   fragmentada.   Buenos   Aires  :  Nobuko. Borsdorf,   A.   (1   de   agosto   de   2003).   Hacia   la   ciu-­ dad   Fragmentada.   Tempranas   estructuras   segregadas   en   la   ciudad   latinoamericana.   (U.   d.   Barcelona,   Editor)   Obtenido   de   Scripta   Nova   Revista   electrónica   de   geo-­ grafía  y  ciencias  sociales:  http://www.ub.edu/geocrit/ sn/sn-­146(122).htm Municipalidad   de   San   José.   (1   de   Enero   de   2011).   Co-­ nozca  su  ciudad.  Obtenido  de  Municipalidad  de  San  José   :  http://www.msj.go.cr/paginas/conozca_ciudad.html Hillier  ,  B.,  &  Hanson,  J.  (2003).  The  social  of  space.   (propia,  Trad.)  Cambridge:  Cambridge  University  Press.

213



Injertos de Ciudad