Issuu on Google+


mariposas.indd 5

6/4/09 11:13:42


Índice

9 13 17 21 23 24 25 27 28 29 36 38 43 49 49 51 54 56 58 58 59 64 68 72 81

mariposas.indd 7

88

Prólogo Introducción Sobre los autores Agradecimientos y dedicatoria Plan de la obra Sobre la estructura del libro Sobre las especies tratadas, taxonomía y nomenclatura Sobre el contenido de las fichas Sobre las fotografías del libro

Artrópodos, insectos y mariposas Introducción al mundo de las mariposas Anatomía del adulto El ciclo biológico de las mariposas Ecología Parásitos y depredadores Mecanismos de defensa de las mariposas Especies divagantes y migradoras

Las mariposas en la Comunidad de Madrid El medio físico en la Comunidad de Madrid Introducción al paisaje madrileño Relieve Hidrografía Vegetación El clima Historia de la entomología y la lepidopterología en la Comunidad de Madrid Las mariposas madrileñas 

6/4/09 11:13:43


102 109 109 117 125 125 127 130

132 135 138 142 146 149 153 156 159 163 165 171 174

182 184 218 228 254 336 397 405 407 419 419 422 

mariposas.indd 8

Otras mariposas de Madrid Conservación de las mariposas Problemas y amenazas de nuestras mariposas Las especies protegidas Observar de cerca a las mariposas Aprender a identificarlas La fotografía de mariposas Zonas de interés para las mariposas en la Comunidad de Madrid Valle del Lozoya Cumbre, circo y lagunas de Peñalara La Pedriza, Miraflores y La Cabrera Guadarrama, Siete Picos y Navacerrada El Escorial y monte Abantos Sierra Pobre o del Rincón Suroeste madrileño y pinares del Alberche El Regajal-Mar de Ontígola La Casa de Campo Parques y entornos urbanos El sureste de la región Otras zonas de interés en la Comunidad de Madrid

Listado sistemático y orden de especies en la Comunidad de Madrid Fichas de las especies por familias Familia Hesperidae (20 especies) Familia Papilionidae (4 especies) Familia Pieridae (17 especies) Familia Nymphalidae (61 especies) Familia Lycaenidae (45 especies)

Glosario Páginas web y direcciones interesantes para el estudio de las mariposas Bibliografía Índice de especies Nombres científicos Nombres vulgares Mariposas diurnas de la Comunidad de Madrid

6/4/09 11:13:44


Macho de Glaucopsyche alexis con las alas deformadas.

Prólogo

mariposas.indd 9

E

s la segunda vez en menos de un año, y en toda mi vida, que me piden que prologue un libro; debe ser cosa de la edad. Pero no es para hablar de mí para lo que me han pedido estas palabras, sino para que lo haga de las que vienen a continuación, y de los que las han escrito, añado yo. Y por ahí voy a empezar. Con motivo de este prólogo he tenido ocasión de conocer relativamente bien tanto el texto como a sus autores, ya que he pasado algunos ratos con ellos revisando y comentando el contenido del libro y sus andanzas y búsquedas para llegar a lo que ahora el lector tiene entre manos. Juan Carlos y Antonio son, respectivamente, zorro de campo y ratón de biblioteca, una combinación bastante buena para conseguir la información que querían para este libro y que, a mi modo de ver, han conseguido de forma más que notable. Y ahora ya vamos con el texto. Cuando me hablaron de un libro sobre las mariposas de Madrid, escuché con cierto escepticismo. Pocos territorios estarán en España tan explorados para conocer sus mariposas como la actual Comunidad de Madrid, pensé. Y es cierto y lo sabe todo aficionado y profesional a las mariposas. Pero cuando en una primera conversación me fueron comentando de los contenidos particulares, me di cuenta enseguida de que, por lo que yo conozco, este libro no iba a ser como otros cuyo tema coincida total 

6/4/09 11:13:47


o parcialmente. Comienza el libro con sendas introducciones generales a los dos temas del título de este trabajo: las mariposas y el territorio de Madrid. Parece bastante lógico, pero no siempre sucede así. Este libro pretende ser de divulgación científica, y en ese sentido me parece un excelente modo de empezar decir “quienes” son las mariposas y describir cómo son y dónde y cómo viven. Así se entiende mucho mejor la información esencial, la contenida en las fichas que hablan ya propiamente de las mariposas en el territorio madrileño. Y este territorio madrileño es otra parte importante de los capítulos introductorios, cuya descripción ayuda muy bien a comprender la presencia aquí o allá de unas u otras mariposas así como sus posibles agrupaciones. Es interesante reseñar la variedad de ecosistemas en la comunidad de Madrid para entender después por qué sus mariposas son, en cierto modo, una representación a pequeña escala, pero fiel, del conjunto de los lepidópteros diurnos ibéricos. Pero otro capítulo que nos parece especialmente interesante, y justo es reseñar el enorme trabajo que tiene detrás, creo que sobre todo cosa de Antonio, es el que se ocupa de la historia de la lepidopterología en la comunidad de Madrid. Me ha parecido un especial acierto incluir este apartado en el libro, ya que ayuda muy bien a entender la información que en la actualidad tenemos sobre sus mariposas desde una perspectiva histórica. Al igual que enmarca bien también algunas agradables sorpresas, como es el descubrimiento en un territorio tan explorado de especies que solo se habían citado en Madrid hace más de siglo y medio, y ningún entomólogo madrileño había encontrado de nuevo hasta cuando el manuscrito estaba a punto de ser entregado al editor. Ni qué decir tiene que por supuesto han sido ellos quienes la han hallado, donde siempre pensaron que debía estar. Y espero que los autores me perdonen por haber desvelado parcialmente una de sus mayores satisfacciones y noticia importante para las mariposas madrileñas; ellos lo explican con más detalle en el texto. El grueso de la información sobre las 147 especies contabilizadas, resultado del muestreo de campo y los rastreos bibliográficos y museísticos, se muestra en forma de fichas. Una por cada especie y que contiene la información esencial sobre la especie en general y en Madrid, así como un mapa de distribución casi siempre bastante afinado, y unas excelentes fotografías, sobre 10

mariposas.indd 10

Mariposas diurnas de la Comunidad de Madrid

6/4/09 11:13:48


las que no voy a enunciar palabras que seguramente sonarían a hueco ante el propio disfrute de contemplarlas. Me resulta un placer particular elogiar la dedicación de Juan Carlos Vicente a la fotografía entomológica, y de cuyos resultados constituyen sólo una muestra la colección de fotos de este libro, de las que es autor, creo que en su totalidad. Creo que no es necesario decir mucho más. Sólo ya recordar de nuevo el enfoque global de Mariposa chupaleche (Iphiclides feisthamelii). este libro, que integra una comunidad de mariposas en el marco del territorio en que viven y aquellos que hasta la fecha las han estudiado, haciéndolo con un estilo sencillo y comprensible, por supuesto a naturalistas y entomólogos aficionados y profesionales, pero creo sinceramente que también a todo aquel que por primera vez quiera acercarse al mundo de las mariposas; un mundo que bastantes amamos pero que no sabemos dar bien a conocer, y al que quizá este libro contribuya a divulgar entre los millones de madrileños que viven en buena medida ajenos a su medio natural, todavía fascinante a pesar de la degradación a que constantemente le sometemos. Muchas gracias, Juan Carlos y Antonio. Carlos Ibero Solana Zoólogo, asesor de la Autoridad Científica CITES

Prólogo

mariposas.indd 11

11

6/4/09 11:13:52


Introducción

Anverso de un macho de manto de oro (Lycaena virgaureae).

L

mariposas.indd 13

a Comunidad de Madrid, situada a caballo entre el norte y el sur peninsular, entre el este y oeste ibérico, se encuentra enclavada estratégicamente en pleno centro de la Península Ibérica, y por tanto se ve sometida a la influencia de factores naturales de muy diversos orígenes. Esto lo podemos comprobar en aspectos como la geología, el clima o la vegetación del territorio que nos representa. Todos los condicionantes mencionados anteriormente, influyen directamente en la presencia de la fauna que se encuentra presente en la región de Madrid. Pero de toda ella, queremos hacernos eco en especial de los más afortunados dentro del grupo de los grandes olvidados que son los insectos. Nos referimos a los lepidópteros, vulgarmente y mejor conocidos por el gran público en general como mariposas, que son parte integrante de la diversidad biológica de nuestro planeta. Posiblemente, las mariposas de nuestra región sean de las mejores estudiadas y conocidas de toda España. Prueba de ello es la gran cantidad de estudios y trabajos publicados sobre las mariposas de nuestra región realizados desde tiempos de Graells –quien realizó algunos de los primeros estudios sobre mariposas madrileñas y el descubridor de la famosa y bella mariposa Isabelina en 1849– hasta nuestros días. A pesar de existir bastante literatura científica sobre los lepidópteros madrileños, no por ello era menos importante seguir profundizando y dando a conocer la vida de estos bellos insectos al creciente número de interesados en las mariposas, ya sean natura13

6/4/09 11:13:54


listas, aficionados a la entomología o simplemente personas, que sin grandes pretensiones se sienten atraídos por estos fascinantes seres. No había ninguna obra actualizada que recogiera completamente y de forma divulgativa, todo lo relacionado con las mariposas diurnas de la Comunidad de Madrid. Con el presente trabajo, ya es posible disponer en un solo volumen de toda esta información, explicado de manera sencilla y amena, algo que confiamos pueda ser útil, ya no sólo para los propios entomólogos, sino también para todos los naturalistas y aficionados que se inician en el estudio y la observación de mariposas en la región matritense. En el presente trabajo, los autores hemos recopilado y actualizado toda la información existente sobre mariposas diurnas en la Comunidad de Madrid, condensándolo en un texto apto para todos los públicos. Para ello, hemos aportado no sólo nuestra experiencia de muchos años de investigación sobre el terreno y los datos de campo que poseíamos, sino gran cantidad de material fotográfico que servirá a los lectores para familiarizarse con las especies que habitan en la región. Algo novedoso y diferente quizás de otros trabajos pretéritos, es el incluir al lado del texto de cada una de las especies presentes en la Comunidad, un mapa actualizado de su distribución, junto con fotografías de cada especie realizadas en su medio natural, a modo de fichas de campo. Este trabajo nos ha servido también a los autores, para profundizar más en el conocimiento de las mariposas madrileñas y llegar a estudiarlas sobre el terreno. Las hemos buscado por toda la geografía madrileña para fotografiarlas, desde las altas cumbres de la norteña sierra hasta las vegas bajas del sur de la región, para saber las especies que habitaban en nuestra Comunidad, los lugares donde vivían, estudiar su ecología, ver los problemas que las amenazaban, etc. Una labor de investigación que nos ha mantenido activos y enganchados durante mucho tiempo, compartiendo jornadas de campo inolvidables con estos bellos insectos y con otros colegas entomólogos. Con este trabajo, los autores queremos también recordar que compartimos la casa o el territorio de la región, con un gran número de especies de mariposas entre otra fauna, ya sea grande o pequeña. Y es que somos poco más de 6 millones las personas que habitamos en toda la Comunidad de Madrid, lo que convier-

14

mariposas.indd 14

Mariposas diurnas de la Comunidad de Madrid

6/4/09 11:13:55


Niña del astrágalo (Plebejus hespericus).

Sobre los autores

mariposas.indd 15

te a nuestra región en una de las áreas más pobladas, ya no sólo del centro peninsular, sino de toda España. Como consecuencia de ello, la presión a la que se ve sometida la propia naturaleza y el medio ambiente de nuestra región, es muy elevada. Pese a ello, puede decirse con cierto orgullo y por increíble que parezca, que en los poco más de 8000 kilómetros cuadrados que conforman la superficie de la Comunidad de Madrid –lo que representa un 1’6% del territorio de España– se encuentra una buena muestra de la gran diversidad de especies de lepidópteros que habitan en la Península Ibérica. Hasta la fecha y a falta de confirmar nuevos hallazgos, se puede afirmar que en la Comunidad de Madrid están presentes 147 especies de mariposas diurnas, lo que representa poco más del 63% de las 230 que colonizan toda el área peninsular. Quien sabe, pero es posible que en un futuro pueda aparecer en algún remoto rincón poco explorado de la Sierra de Guadarrama por ejemplo, alguna nueva especie rara que se encuentre muy localizada, para sumarse al resto del grupo de las sí confirmadas y presentes en la región madrileña. Pero no queremos quedarnos sólo con los datos resumidos de este trabajo, sino llegar a comprender el gran valor natural que representan las especies que poseemos en el territorio de nuestra región o conocer este valioso patrimonio que ha permanecido hasta nuestros días, para tratar por todos los medios posibles de conservarlo entre nosotros para siempre. El gran crecimiento urbanístico que ha experimentado la región en los últimos años, la contaminación atmosférica, la destrucción del medio natural para la construcción de grandes infraestructuras como carreteras y autopistas, o para la creación de nuevos campos de golf, el empleo de pesticidas y otros productos fitosanitarios para combatir plagas en la agricultura o la selvicultura, los incendios, etc., son sólo algunos de los problemas que afectan de manera negativa ya no sólo a

15

6/4/09 11:13:59


la fauna y flora de la región. Por ende, también afectan de forma directa en la supervivencia de nuestras mariposas madrileñas. Si no dejamos de actuar negativamente sobre el medio ambiente, es posible que algunas de las mariposas que vuelan en nuestra región desaparezcan en un corto periodo de tiempo y no lleguen a conocerlas nuestros descendientes. Como consecuencia de algunos de los problemas antes mencionados, la rara mariposa bereber (Chazara prieuri), –que antes era posible encontrar en algunos puntos de los alrededores de la capital–, ha dejado de verse en los últimos años y se considera prácticamente extinguida en nuestro territorio. Algunas otras especies que eran comunes se han enrarecido, o por ejemplo, ya no se observan ni el número de especies, ni la cantidad de ejemplares que antes sí podían contemplarse en la conocida Casa de Campo de Madrid. La degradación del medio y la reducción de las zonas naturales donde viven, ha provocado esta lamentable situación. Es el deseo de los autores de este trabajo, concienciar a todos los sectores de nuestra sociedad –ya sean madrileños o foráneos– de la necesidad de dar a conocer este valioso legado que tenemos en forma de joyas aladas y también el de conservar y protegerlas de los graves problemas que las amenazan. Si conseguimos aunar el progreso con el respeto al medio ambiente, tendremos garantizada entre nosotros la supervivencia de estos bellos seres por mucho tiempo y también para las generaciones venideras. Los autores Niños observando la mariposa chupaleche.

16

mariposas.indd 16

Mariposas diurnas de la Comunidad de Madrid

6/4/09 11:14:22


Sobre los autores

H

an pasado ya poco más de quince años, desde que uno de los autores marchara de su tierra castellanoleonesa natal, para buscar a este lado del Guadarrama, –como muchos otros–, un futuro esperanzador y un trabajo que en su lugar de origen no tenía o no se vio reconocido. Todo el mundo sabe que la gran ciudad de Madrid es conocida porque acoge tanto a propios como a extraños, y aunque los foráneos tengamos nuestros pies asentados aquí, es humano que nuestra mente pueda estar en nuestra añorada tierra de origen, y si no que se lo pregunten a los cientos de miles de inmigrantes, que al día de hoy residen en nuestra Comunidad. Lo primero que quiere hacer un entomólogo forastero en la región madrileña, es ver de primera mano y conocer en persona, aquellos lugares que ha leído en algunos libros de mariposas de esta región, y por los que sabe, han desfilado innumerables legiones de ilustres entomólogos nacionales y extranjeros. Por ello, no tardé mucho tiempo en recorrer los espacios naturales que representaban esos pequeños paraísos idealizados: La Casa de Campo, El Pardo, El Regajal, Campo Real, Loeches, valle del Lozoya, El Escorial, La Pedriza, las cumbres del Peñalara, así como otros rincones de la Sierra de Guadarrama, etc. Igualmente recorrí todas las estancias del Museo Nacional de Ciencias Naturales y pasé infinidad de horas en el mismo, dispuesto a aprender con todo el material natural que alberga, especialmente visualizando con todo lujo de detalles las colecciones de insectos del propio museo. Recién llegado a Madrid, conseguí el número de teléfono de un entomólogo, el primero que yo conocía en esta ciudad. Recuerdo que tras llamarle por teléfono y presentarme, –Antonio, que así se llamaba–, me invitó a ir a su propia casa para conocernos personalmente. Me presenté en su casa de inmediato y allí me recibió Antonio y su familia, sin conocerme de nada pero

mariposas.indd 17

17

6/4/09 11:14:22


con los brazos abiertos. Desde ese momento, se forjó una amistad entre los dos que va más allá de la propia entomología y que trasciende hasta nuestros días. Antonio es madrileño de cepa, ferroviario de profesión, entomólogo de autoformación y también por convicción. Su temprana afición por la entomología y a la naturaleza en general, se despertó en un precioso pueblo de la zona norte de Madrid donde prácticamente se crió, Buitrago del Lozoya. Se ha dedicado al estudio de los insectos, especialmente de las mariposas, casi toda su vida y desde muy joven, al igual que ocurre con la persona que suscribe estas líneas. Puedo decir con orgullo, que Antonio es un gran conocedor de las mariposas madrileñas, un gran entusiasta de su vocación, y posiblemente me quedo corto al decir que es una estupenda persona, a la vez que humilde, generosa, sencilla, además de ser un tío muy campechano donde los haya. Desde que los autores nos conocemos, hemos salido mucho al monte juntos y por largo tiempo, siempre a buscar y a estudiar las mariposas, esos bellos insectos que tanto amamos y respetamos, ya no solo por nuestra región, sino por muchísimos lugares de la geografía española. El paso del tiempo y la casualidad ha querido que en la actualidad seamos prácticamente vecinos en el madrileño barrio de Carabanchel, que como diría Manolito Gafotas, “es el mejor barrio del mundo mundial”. ¡Qué más podemos pedir! Al embarcarnos en este proyecto editorial, ambos autores hemos seguido aprendiendo y profundizando en el conocimiento de las mariposas madrileñas. Este trabajo nos ha obligado a estar muy activos y pasar muchas horas en el campo, investigando sobre el terreno y buscando a nuestras protagonistas, especialmente aquellas especies escasas o raras de las que había poca información. Es lógico pensar, sobre todo para dos naturalistas entusiastas como nosotros, que esta aventura nos ha proporcionado maravillosas experiencias y gratas satisfacciones. Hemos tenido que revisar y bucear mucho en la bibliografía entomológica, especialmente Antonio, que como gran ratón de biblioteca que es, ha rebuscado en publicaciones antiguas para conseguir la información que necesitábamos. También ha habido que buscar todas las especies de mariposas para completar el archivo fotográfico, desde las más comunes hasta las más raras. Créanme si les digo por experiencia, que para fotografiar las ma-

18

mariposas.indd 18

Mariposas diurnas de la Comunidad de Madrid

6/4/09 11:14:28


Los autores de este trabajo. A la izquierda, Antonio García y a la derecha, Juan Carlos Vicente.

riposas que ilustran este libro, se han dedicado numerosas jornadas de campo, a la vez que desarrollar muchísima paciencia, a veces hasta un grado extremo. Buscándolas con perseverancia –incluso durante años– en sus respectivos hábitats naturales y lograr inmortalizarlas con los pesados y costosos equipos fotográficos. ¡Bendito digital! Estas fotografías son unas excelentes herramientas que sirven para acercar el mundo de las mariposas al público no especializado. Tanto es así que uno de los autores de este trabajo, Juan Carlos, que es educador ambiental y fotógrafo de naturaleza, puede amenizar sus charlas y conferencias sobre mariposas y desarrollar proyectos educativos con las mismas, por medio de audiovisuales, exposiciones fotográficas, publicaciones y mediante diferente material editorial didáctico. Haciendo una rápida retrospectiva, podemos decir felices y contentos una vez concluida esta singladura, que son muchos los recuerdos que tenemos de este trabajo y muchas las satisfacciones recogidas durante el transcurso del mismo. Hemos vivido experiencias y jornadas en el campo muy gratificantes e inolvidables Sobre los autores

mariposas.indd 19

19

6/4/09 11:14:49


Pavo real (Inachis io).

para nosotros, de las que esperamos seguir disfrutando y dando continuidad en el futuro. Ya como conclusión, apuntar que lo que realmente nos ha motivado a los autores de este libro a realizarlo, es el querer compartir con otras personas todo aquello que hemos visto en el campo, y exponer todo lo que conocíamos acerca de estos maravillosos insectos en nuestra región. Esa ha sido al menos nuestra pretensión. Creemos que el esfuerzo en forma de libro que aquí presentamos, habrá merecido la pena si conseguimos que quienes lean este trabajo se impregnen de la belleza de las mariposas y despierte en ellos un verdadero interés por las mismas.

20

mariposas.indd 20

Mariposas diurnas de la Comunidad de Madrid

6/4/09 11:14:53


Agradecimientos y dedicatoria

S

on muchas las personas que de una forma u otra han influido en la consecución del trabajo que ahora presentamos, bien al colaborar con nosotros en la aportación de algún tipo de información, por ayudarnos en la realización del mismo, o por que nos animaron para sacar adelante este libro. Queremos agradecer a todos los que nos han apoyado en esta nueva aventura, ya sean familiares, amigos, colaboradores conocidos o anónimos, e instituciones. No quisiéramos dejarnos a nadie fuera de estas líneas y pedimos de antemano disculpas por la omisión de algún nombre. En primer lugar agradecer a Ediciones La Librería, el permitirnos realizar la edición de este trabajo, por creer en nosotros y por el interés mostrado en este proyecto editorial. A todo el personal de la Biblioteca del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid. Igualmente a Josefina Cabarga, Isabel Izquierdo y Carolina Martín, por facilitarnos la consulta de las colecciones científicas del Museo Nacional de Ciencias Naturales. Al profesor Fidel Fernández Rubio, por su gran amabilidad a la hora de resolver cuantas dudas teníamos, por estar disponible para escucharnos, por compartir la misma ilusión que nosotros y por su entusiasmo con las mariposas a las que ha dedicado toda una vida. A nuestros amigos y colegas entomólogos: Juan Hernández, José A. García, Carlos Mejuto, Emilio Carabajal, Fabriciano Rodríguez y Pablo Pereira, con los que hemos compartido numerosas e inolvidables jornadas de campo y que nos han proporcionado numerosa información sobre las mariposas de nuestra región. Agradecemos también las fotografías aportadas por nuestros colegas entomólogos Carlos Romeral y Enrique Murria, y la ayuda prestada en tareas informáticas y fotográficas de nuestro amigo David Alfaro.

mariposas.indd 21

21

6/4/09 11:14:53


22

mariposas.indd 22

Pandora (Argynnis pandora).

Una mención singular a nuestro colega entomólogo y amigo Carlos Ibero, quien además de prologar esta obra editorial y deleitarnos con sus delicias gastronómicas, se brindó de manera extraordinaria y desinteresada a ayudarnos en la revisión y corrección de los textos. No tenemos palabras para expresar lo agradecidos que le estamos. De nuevo mil gracias Carlos por tus sabias sugerencias, consejos y orientación en este trabajo, sobre todo por la dedicación y el cariño con el que lo has hecho. También nuestro especial recuerdo para todos los entomólogos que nos precedieron y que aportaron su saber y experiencia para la ciencia, dejando un legado de gran información para todos nosotros, pues sin ellos este libro posiblemente no hubiera visto la luz. A nuestros amigos de la Asociación de Fotógrafos de Naturaleza de Madrid (FONAMAD) y de la Asociación Española para la Protección de las Mariposas y sus Medios (ZERYNTHIA), por los buenos momentos pasados. Y como no, un merecido y reconocido agradecimiento a nuestras propias familias, nuestros padres y hermanos, especialmente a los que nos acompañaron en la mayoría de nuestras salidas al campo, desde Antonio García el más longevo hasta Daniel García el más joven, que además nos ayudó con algunos temas informáticos y en la elaboración de los mapas, pasando por Jesús G. Horrillo, José Ángel Vicente y Javier Vicente, y en especial a José García por sus sabios consejos y correcciones del texto. Un especial agradecimiento a nuestras queridas esposas y compañeras de campo, –Beatriz y Mar–, pues nos apoyaron siempre y constantemente en este proyecto. Nuestro máxime agradecimiento a ellas por acompañarnos hasta el fin del mundo y más allá aún, por soportar estoicamente las agotadoras jornadas entomológicas, también por aportarnos sus sugerencias, por ayudarnos en la revisión y corrección de los textos, por socorrernos en las tareas informáticas, por recargar nuestras baterías cuando estaban agotadas, por levantar nuestro espíritu cuando ha hecho falta, y especialmente por ser nuestras mejores fans. Ya por último, un agradecimiento especial a las protagonistas de este libro –las mariposas– con las que tanto hemos disfrutado en su estudio y búsqueda por todos los rincones de la geografía madrileña.

Mariposas diurnas de la Comunidad de Madrid

6/4/09 11:14:56



Mariposas diurnas de la Comunidad de Madrid