Page 1

Wilhelm Reich Wilhelm Reich (Dobrzanica, Galitzia, Imperio austrohúngaro, 24 de marzo de 1897 – Lewisburg, Pensilvania, Estados Unidos, 3 de noviembre de 1957) fue un inventor, postulador de la teoría del orgón, médico, psiquiatra y psicoanalista austriaco-estadounidense.

Fue miembro de la Sociedad Psicoanalítica de Viena, siendo inicialmente un discípulo de Freud, aunque con los años, alcanzó una madurez tal que supuso un cambio, si no radical, bastante apreciable en cuanto a sus teorías sobre el psicoanálisis. De sus estudios de Freud, los puntos que más le interesaron fueron el inconsciente, la neurosis y la libido.

Mientras que algunos lo califican como uno de los pensadores más «lúcidos y revolucionarios» del siglo XX, cuyos libros fueron quemados; otros aseguran que sus ideas y teorías bien podrían catalogarse como delirios (según el DSM-IV).

Fue expulsado de los círculos comunistas y de la escuela psicoanalítica por lo radical de sus planteamientos, perseguido por los nazis en Alemania por su libro Psicología de masas del fascismo y, finalmente, juzgado en Estados Unidos, donde se le diagnosticó esquizofrenia progresiva, siendo lanzados sus manuscritos a la hoguera en el Incinerador Gansevoort de Nueva York el 23 de octubre de 1956 (lo que sólo logró aumentar la curiosidad por su persona). Un año después, Reich murió en la cárcel de un ataque al corazón, un día antes de apelar su sentencia.


Seminario: La función del orgasmo: Introducción a la obra de Wilhelm Reich Introducción al proceso de acorazamiento Por Gustavo Romero Introducción La vida y obra del médico psiquiatra austríaco Wilhelm Reich (18971957) se caracterizó por la progresiva incursión en distintos campos teóricos, desde al psicoanálisis hasta la física, a medida que avanzaba en el estudio al que dedicó toda su vida: la energía sexual. Esta necesidad de adentrarse en distintas disciplinas fue explicada por él mismo: “El problema de la sexualidad, por su propia naturaleza, penetra todo los campos de la investigación científica. Su fenómeno central, el orgasmo, es el núcleo de problemas que surgen en el dominio de la psicología, la fisiología , la biología y la sociología.” (31). Muchas fueron la contribuciones que Reich aportó a estas distintas áreas, este trabajo se centrará en describir básicamente una de ellas: el proceso de acorazamiento. El descubrimiento de la coraza caracterológica significó un gran avance en el ámbito terapéutico, como así también , permitió el entendimiento de distintas situaciones acaecidas en la esfera social. Procesos tales como reproducción ideológica, resignación e inhibición de las masas, miedo a la libertad, etc, fueron comprendidos en función de la formación y mantenimiento de estructuras de carácter, congruentes con ciertos intereses socioeconómicos (26), (28),(29). Muchos otros autores desarrollaron la relación entre estructuras sociales y caracterológicas (9), (11), llegando algunos a hablar de carácter social, aunque sin reconocer el antecedente reichiano en tales concepciones, y minimizaron el factor sexual en sus teorías.(9). Aquí, solo abordaremos los aspectos clínicos del acorazamiento, sin detallar las implicancias del mismo a nivel social; de igual manera, la formación de la coraza es explicada sin analizar las pertinentes especulaciones sociológicas y antropológicas sobre el origen de la misma. (26), (35). Por supuesto, se presenta brevemente la teoría reichiana del orgasmo, la cual está estrechamente vinculada a la teoría del acorazamiento. Es muy recomendable comprender la evolución de la obra de Reich, (3), (20), (41), dado que comporta distintos períodos, con distintas


circunstancias de su vida, como así también, distintos campos teóricos, y objetos de estudio. Un análisis ahistórico de la misma, no sólo no permitiría comprender el hilo conductor de su producción, más aún, puede conducir a la formación de juicios erróneos sobre sus teorías y sobre él mismo. Aspectos teóricos: Genitalidad y orgasmo Desde su comienzo como médico psicoanalista Reich prestó especial atención a la salud sexual de sus pacientes. Siguiendo los postulados del psicoanálisis ortodoxo, según los cuales la neurosis representa un conflicto entre el yo y el ello , entre la defensa y las pulsiones sexuales infantiles, consideró que la exacerbación de estas últimas dependía de la insatisfacción genital actual, a raíz de lo cual la libido retrocedía a fases tempranas de su evolución. En condiciones de satisfacción genital , las pulsiones parciales se hallarían integradas al acto sexual en forma de placeres preliminares, tal como Freud lo describió (5), o sublimadas. A su vez, ,dado que la genitalidad es la única posibilidad de descarga libidinal, la perturbación de la misma genera un estancamiento energético (estasis libidinal) que constituye la fuente de energía de los síntomas neuróticos. Si bien Reich había escrito algunos artículos sobre genitalidad (21), (22) , en donde había bosquejado la importancia de la misma en el tratamiento y pronóstico de la neurosis, éstas adquirieron un mayor desarrollo teórico en 1927, con la publicación de su libro “la función del orgasmo”. Es ahí donde afirma que “no hay neurosis ni psicosis sin perturbación de la función genital”.(24) Dicho libro ubica a Reich, aunque no de manera oficial, como uno de los pioneros en el estudio de la sexualidad desde el punto de vista clínico, y sobre todo de lo que hoy llamamos disfunciones sexuales, dado que describió detalladamente distintos trastornos del orgasmo. Frente a las criticas de sus colegas, quienes sostenían que había neuróticos perfectamente potentes desde el punto de vista genital, Reich sostuvo que la potencia erectiva y eyaculatoria , los indicadores que éstos tomaban como referencia, pueden estar presentes aunque no se experimente satisfacción (como por ejemplo en el coitus interruptus), y son sólo requisitos de lo que él entendía por potencia orgástica, a saber: “capacidad del organismo para abandonarse al fluir de la energía biológica sin ninguna inhibición, la capacidad para descargar completamente toda la excitación sexual contenida” (30) A su vez, en el orgasmo confluyen la sensualidad y un sentimiento de ternura por el partener . En 1934 va a afirmar que el orgasmo es una descarga


electrofisiológica, es decir que no está sujeto sólo a procesos mecánicos como la irrigación sanguínea, o la descarga de fluidos, sino que estos últimos se combinan con procesos eléctricos, de excitación biológica. En función de esto, estableció la fórmula del orgasmo, describiendo a éste como un proceso que contempla cuatro tiempos: 1)Tensión mecánica: Los órganos se llenan de fluido. Esto produce una excitación de carácter bioeléctrico, una 2)carga eléctrica, o excitación sexual. En el momento del orgasmo, mediante contracciones musculares involuntarias la excitación sexual es descargada, tiene lugar una 3)descarga eléctrica. Seguidamente, se produce un reflujo de los fluidos y la excitación concentrada en los genitales al resto del cuerpo, es decir ocurre una 4) relajación mecánica. A su vez, Reich entiende que esta conjunción de procesos eléctricos y mecánicos es característica de todos los organismos vivientes. La fórmula del orgasmo es la fórmula de la vida misma: “El orgasmo es un fenómeno natural elemental, gobierna todas las criaturas vivientes que tienen la capacidad para la expansión y contracción vegetativa.” (30) La descarga orgástica, no es entonces sinónimo de una descarga genital, por el contrario, involucra a todo el organismo y no sólo a los genitales: “el organismo en su totalidad se contrae en el orgasmo como el corazón en cada pulsación...”(33) Según estas concepciones, el objetivo de la terapia psicoanalítica, el hacer conciente lo inconsciente, sólo se refiere al aspecto simbólico del síntoma, al significado que éste comporta; hay que agregar también el aspecto económico. Debía eliminarse la estasis libidinal, mediante el establecimiento de una vida sexual sana, genitalmente satisfactoria.

Coraza caracterial y estasis libidinal En su trabajo clínico, Reich , paralelamente a sus estudios sobre genitalidad , reconoció como fundamental y sistematizó el análisis de las resistencias del paciente, reconociendo que los rasgos de carácter como por ejemplo una sonrisa permanente, una docilidad excesiva, arrogancia, etc.,se ofrecen como resistencias al análisis y que por lo tanto, al igual que los síntomas, debían ser analizados. Esto implicaba una actitud más activa por parte del analista, dado que éste debía señalar al paciente sus actitudes confrontándolo con las mismas una y otra vez hasta que el analizado se volviera conciente de éstas.(27) Este proceso fue denominado análisis del carácter. En su primer libro (24) Reich hizo hincapié en el análisis del yo


(adelantándose a Ana Freud), en formular una caracterología analítica, de analizar los mecanismos defensivos, pero el desarrollo teórico y técnico para tal pretensión apareció publicado en 1933 en su libro análisis del carácter . En el mismo, el carácter fue definido como “alteración crónica del yo a la que podríamos calificar de rigidez. Es la base de la cronicidad del modo de reacción característico de una persona. Su significado es la protección del yo contra peligros exteriores e interiores. Como mecanismo de protección que se ha hecho crónico puede denominársele con todo derecho una coraza”(27). Los pacientes se hallan acorazados frente a las interpretaciones analíticas., e incapacitados para expresarse emocionalmente. Por ejemplo, aceptan pasivamente las interpretaciones o hablaban de temas que habían representado un fuerte impacto emocional en su vida de una manera fría, sin expresar ninguna emoción, sin contacto emocional (27). A través del análisis del carácter, Reich trabajaba sobre la estructura caracterial, y frente a la disolución de uno de sus rasgos, el paciente se refugiaba en otro, una nueva actitud reemplazaba a otra en la función defensiva, es decir , había ciertas capas de defensa. Luego de trabajar minuciosamente sobre los rasgos de cáracter, y eliminar bloqueos, Reich no tardó en advertir que se expresaban ciertas emociones o ideas que antes no eran concientes. El carácter era el mecanismo que fijaba la energía . La rigidez de las actitudes eran defensas contra la expresión emocional, la energía sexual no descargada en el orgasmo se hallaba ligada a la estructura caracterológica en forma de angustia o destructividad (recordemos que ya Freud había conceptualizado algunos rasgos caracterológicos como resultantes de formaciones reactivas o sublimaciones de ciertos impulsos pregenitales).(6)

Coraza muscular El progresivo estudio del proceso de acorazamiento demostró que éste no se circunscribe solamente a una rigidez psíquica, sino que también se manifiesta en tensiones musculares crónicas que operan como defensa contra la irrupción de afectos y sensaciones vegetativas como la angustia, la rabia y la excitación sexual., conformando una coraza muscular . Esta última puede ser pensada como contrapartida de la coraza caracterial. El descubrimiento de este aspecto somático del acorazamiento, se descubrió a raíz de la repetida observación de cambios corporales (cambios en la respiración, en la manera de hablar, disolución de rigideces musculares, etc.) luego de la modificación de ciertos rasgos de carácter. A su vez, Reich consideró el acorazamiento muscular como el mecanismo básico de la represión:


“ Sin exepción, los enfermos relatan que en la infancia pasaron por períodos en que aprendieron a reprimir el odio, la angustia o el cariño por medio de determinadas prácticas que influían sobre las funciones vegetativas (tales como contener el aliento, tensión de los músculos abdominales, etc).” (31) Los espasmos musculares crónicos implican una contracción del organismo que imposibilita la potencia orgástica, dado la dificultad de entregarse a movimientos musculares involuntarios y sobre todo a la expresión emocional. La energía, lejos de descargarse con naturalidad, queda retenida en diferentes grupos musculares o como Reich denominó, en los siete segmentos de la coraza muscular: segmento ocular, oral cervical, toráxico, diafragmático, abdominal y pélvico (27). Es decir, la coraza muscular posee una disposición segmentada, comprendiendo cada segmento grupos de músculos que mantienen un contacto funcional entre sí. Es importante destacar que los anillos (segmentos) son perpendiculares a la columna vertebral, hallándose dispuestos en oposición al desplazamiento de la bioenergía, la cual circula longitudinalmente. Pulsación biológica y acorazamiento Reich observó que en el organismo humano el funcionamiento, si bien más complejo, es el mismo que una ameba (organismo unicelular formado por un núcleo, un protoplasma y una membrana) .El núcleo, o centro energético, está representado por el sistema nervioso autónomo o vegetativo, el protoplasma por los fluidos corporales (sangre, linfa ) por los cuales se desplazan las ondas de excitación provenientes del núcleo (corrientes vegetativas o plasmáticas) y que coinciden con el movimiento de los fluidos mismos, y por último una membrana ,la piel. El mecanismo que descarga el excedente de energía no es la división como en la ameba, sino el orgasmo. De manera que la búsqueda de satisfacción sexual, no puede ser pensada solo en términos psicológicos, como debida a una “falta” psíquica, o a una tendencia a repetir una pretérita vivencia de satisfacción. Por el contrario, se debe a un incremento de la energía, que en el organismo sano se siente como energía sexual o líbido. Dicho aumento está mediatizado por el funcionamiento glandular y la consecuente segregación de hormonas. El movimiento pulsatorio de contracción-expansión que se observa en organismos unicelulares, también gobierna el organismo humano, estando regulado por el sistema nervioso autónomo, lo cual se advierte con claridad en el funcionamiento de ciertos órganos que éste regula: corazón , pulmones, intestinos, etc.. Este último está compuesto de dos sistemas: simpático ,que tiene que ver con la contracción del organismo como un todo, mientras que el sistema


parasimpático estimula la expansión del mismo. El acorazamiento activa preponderantemente el sistema simpático, exacerbando la contracción y perturbando lógicamente la natural pulsación. Reich describió este proceso detalladamente. “La contracción general (simpatectonía) no se limita a determinados órganos. Abarca el sistema íntegro, sus tejidos, el sistema sanguíneo y el sistema endocrino, así como también la estructura caracterológica. Se manifiesta en una diversidad de formas, según su localización, por ejemplo como alta presión sanguínea y taquicardia en el sistema cardiovascular, como encogimiento de los glóbulos rojos (formación de bacilos T, poiquilocitosis, anemia) en el sistema sanguíneo}, como bloqueo afectivo y endurecimiento del carácter en el terreno emocional, como constipación en el aparato digestivo, como palidez en la piel, como impotencia orgástica en la función sexual, etc”.(33) Reich siempre conceptualizó a la angustia siguiendo los primeros postulados freudianos (7), es decir aquellos que definían el origen de la misma como resultante de la represión de la libido. En 1934, relacionó a la angustia con el sistema nervioso autónomo, con la activación simpática, que conllevaría un retiro de la energía libidinal (por ese entonces conceptualizada por Reich en términos bioeléctricos) desde la periferia hacia el centro del organismo . Esto fue experimentado (mediante la aplicación de electrodos en el cuerpo de algunas personas) al comprobar que el potencial eléctrico de la piel y en especial de las zonas erógenas, descendían en estados de angustia, a diferencia del aumento que ocurría en el placer, el cual se lo considera como una expansión del organismo, una activación parasimpáctica. La líbido no se transformaría en angustia, sino que esta última y el placer, corresponden a la percepción subjetiva del doble movimiento de la excitación biológica: del centro a la periferia y viceversa, (30) y la coraza caractero-muscular es la raíz de la predisposición a la angustia neurótica. Por primera vez, a raíz de estos descubrimientos, se relacionaban conceptos psicoanáliticos con procesos fisiológicos, no a modo de intuición, sino sometiendo hipótesis clínicas, como por ejemplo la alternancia de excitación genital y cardíaca (25) a corroboraciones empíricas, replicables y objetivables. Diferenciación caracterológica Reich describió varios tipos de carácter antes de sistematizar el concepto de coraza muscular. Cualitativamente, diferenció ciertos tipos de carácter de acuerdo a las experiencia infantiles del sujeto, por ejemplo a la época en la cual se frustró un impulso, el alcance y la intensidad de la frustración, el impulso frustrado, el sexo de la persona


frustrante, etc (27). Esos tipos caracterológicos eran carácter impulsivo (24), carácter compulsivo, histérico, fálico narcisísta y masoquista; pero también precisó una distinción cuantitativa y más general : carácter genital y carácter neurótico, de acuerdo a la economía libidinal, es decir. según factores actuales. El carácter genital “alterna entre la tensión libidinal y la adecuada gratificación libidinal” (27), mientras que el carácter neurótico sufre de estasis sexual crónica. Por supuesto, el carácter histérico, compulsivo, etc son, desde el punto de vista de la economía sexual, caracteres neuróticos. Es importante destacar que la detallada descripción del carácter masoquista (27), significó la primera refutación empírica de la pulsión de muerte planteada por Freud, (8) para explicar, entre otras cosas, esta patología. Reich demostró que el impulso autodestructivo, o sádico son resultantes de la estasis sexual crónica. Esto ya había sido formulado por él mismo en 1927 (25), pero ahora, adquiría mayor solidez teórica al relacionarlo con la estructura de carácter. Los post reichianos, por ejemplo la escuela de Baker (American college of orgonomy), ampliaron esta tipología de carácter formulada por Reich , incorporando en la caracterización una sistematizada descripción no solo de la coraza caracterológica, sino también de la coraza muscular en cada estructura. Baker (paciente y discípulo de Reich) estableció : “Los bloqueos en las principales zonas erógenas determinan el tipo de carácter. Los bloqueos en los segmentos no erógenos producen variaciones de la rigidez de ese tipo de carácter. Excepto para aquellas personas que permanecen en un infantilismo, todos han al menos alcanzado la fase fálica, aunque pueden después de todo haberlo abandonado y retornado a fijaciones más tempranas. Donde no hay importantes bloqueos y la genitalidad está establecida” (1) (la traducción es mia). En base a ésto, la actual caracterología por los reichianos más ortodoxos desde el punto de vista clínico, se agrupa en caracteres genitales (dentro de los cuales está la histeria) fálicos, anales orales y oculares. Los caracteres que funcionan los niveles genital y fálico “son menos complejos y no muestran formaciones reactivas” (1), las cuales ocurren en los demás tipos, más infantiles o pregenitales. Otra sistematización de tipos caracterológicos bastante completa, aunque con ciertas distinciones de los postulados reichianos ortodoxos, es la realizada por Alexander Lowen (paciente y discípulo de Reich). Lowen realizó una descripción detallada de tipos de carácter tomando como referencia los descubrimientos reichianos de coraza caracterial y muscular, pero estando estos conceptos insertados en un marco teórico más congruente con sus propia teoría (el análisis bioenergético) que con la reichiana.(16).


Estratificación de la estructura del carácter neurótico Más allá de las capas, o defensas propias de cada estructura caracterial , el análisis del carácter permitió descubrir los tres estratos que componen el carácter neurótico, que según Reich son “depósitos del desarrollo social que funcionan autónomamente” (32). La primera capa, la más superficial, es esa fachada que presenta el “pequeño hombre”(34), el neurótico ordinario, de generosidad, de sociabilidad, compasión etc. Pero dichas actitudes no son auténticas, como Reich expresó: “no habría ninguna tragedia social del ser humano, si esta capa superficial de la personalidad estuviera en contacto con el núcleo natural profundo. Este, desafortunadamente, no es el caso. La superficial capa de cooperación social no está en contacto con el profundo núcleo biológico del si mismo; sino que es originada por una segunda, una intermedia capa caracterial, que consiste exclusivamente de impulsos crueles, sádicos, lascivos, rapaces y envidiosos”(32). Reich define a esta última como el inconsciente freudiano lleno de pulsiones perversas, o según las categorías reichianas, de impulsos secundarios, los cuales surgen de la represión de los impulsos vitales primarios. El tercer estrato de la coraza es el núcleo biológico, en el cual el hombre, es honesto, sociable, capaz de amar, etc. Los impulsos biológicos primarios son distorsionados por el acorazamiento: “esta distorsión transforma la naturaleza originalmente social de los impulsos naturales, y la torna perversa , por lo tanto inhibiendo toda expresión de vida genuina.”(32) La coraza no permite desplegar la capacidad de amar del hombre. Por otro lado, es muy interesante la vinculación que Reich describió entre los estratos y las distintas orientaciones de pensamiento en el campo político. (32) Aspectos terapéuticos: Del análisis del carácter a la Vegetoterapia caracteroanálitica. Con el descubrimiento de la coraza muscular la terapia reichiana , si bien mantuvo siempre su objetivo (el establecimiento de la potencia orgástica) incorporó algunas innovaciones técnicas. El análisis del carácter fue complementado con el trabajo corporal : “ Es sorprendente como la disolución de la rigidez muscular no sólo libera la energía vegetativa, sino que , además, vuelve a traer a la memoria precisamente el recuerdo de la misma situación infantil en que se había efectuado la represión y el significado. Cabe afirmar que cada rigidez muscular contiene la historia y el significado de su origen. Por lo tanto, no es necesario deducir, a partir de los sueños o asociaciones, la forma en que se desarrolló la coraza muscular: antes


bien , la coraza misma es la forma en que la experiencia infantil pervive como agente perjudicial.” (31). Este trabajo corporal, llamado vegetoterapia (en referencia al sistema Nervioso vegetativo) no sustituyó al análisis del carácter, lo complementó y enriqueció, con lo cual no se entiende porque algunos autores indican que Reich abandonó el abordaje verbal (17). La meta es la disolución de mecanismos defensivos a nivel corporal y psíquico. Reich se valía de distintas técnicas para remover la contracción muscular crónica. Básicamente: Incrementando la energía del organismo mediante la respiración , con lo cual se intensificaban los espasmos musculares, para que el paciente los advierta. Trabajando directamente sobre la musculatura espástica, mediante ciertos masajes específicos en los segmentos. Disolviendo las resistencias caracterológicas. Generalmente, Reich trabajaba con el paciente acostado en una supina, disolviendo los bloqueos desde las zonas más alejadas de la pelvis, hacia ésta, es decir siguiendo los segmentos. La eliminación de la tensión abdominal, la movilización de la pelvis muerta (inmóvil, acorazada) son instancias en este proceso que pretende eliminar la simpaticotonía crónica y que concluye con la aparición del reflejo de orgasmo: “ El factor que transforma la estructura enferma en sana, es la coordinación emocional, bioenergética del organismo. El reflejo de orgasmo es sólo el indicador más destacado de que se ha alcanzado realmente la coordinación” (27). Este último designa ciertos movimientos involuntarios, que involucran al cuerpo como un todo (como por ejemplo lo hace el reflejo de vómito) que se producen en los pacientes luego de la disolución de bloqueos y la profundización de la respiración. Reich lo denominó de esa manera, dada la similitud de estos movimientos con los que se producen en el orgasmo en personas orgásticamente potentes. Orgonomía clínica Cuando Reich , luego de una serie de experimentos (33) (los cuales le describía en cartas a A. Einstein) conceptualiza la energía orgónica (de organismo y orgasmo) como la energía que gobierna los procesos biológicos,nuevamente la terapia reichiana cambió de denominación: orgonterapia El cuerpo de la terapia seguía siendo la vegetoterapia caracteroanalítica pero se resignificó ese proceso, definiéndolo según las categorías orgonómincas: “ La movilización de las corrientes plasmáticas y de las emociones es pues, idéntica a la movilización de la energía orgónica en el organismo.”(27). El sistema nervioso autónomo fue visto como un mediatizador de la energía orgónica, la


cual se contrae y se expande aún antes de estar retenida en un organismo vivo. A nivel terapéutico se agregó el uso de recursos terapéuticos, como el acumulador de energía orgónica,(33) para incrementar la carga energética del organismo y más adelante el Dor buster, (39)el cual extrae energía orgónica retenida en bloqueos musculares. Por supuesto, no podemos entrar ahora en la explicación de estos artefactos, los cuales se refieren a la orgonterapia puramente fisiológica, dado que implicaría un extenso desarrollo. Simplemente podemos afirmar que la energía orgónica es omnipresente ,tiene propiedades físicas y , por consiguiente puede ser influída mediante la disposición específica de ciertos elementos. Por ejemplo, esta energía es atraída por el material orgánico y repelida por el metal, siendo éstos los materiales que conforman el acumulador.(33). En el libro “la biopatía del cáncer” publicado en 1948, Reich describe minuciosamente sus experiencias con el acumulador de energía orgónica. Debe tenerse en cuenta que, una explicación del mismo que no sea precedida por un detallado informe de las características de la energía orgónica y sobre todo de su contexto de descubrimiento, incrementaría el riesgo de mal interpretar este recurso terapéutico, como a menudo pudo notarse, mismo por intelectuales admiradores de Reich como el escritor Jack Kerouac, quien realizó una descripción totalmente distorsionada del acumulador en su libro “En el camino” (libro paradigmático de la generación Beat). A su vez, la orgonomía amplió el marco de aplicación terapéutico, no solo se trataban afecciones psíquicas, sino también enfermedades físicas como el cáncer, con el cual se experimentaron tratamientos con el acumulador, que arrojaron resultados muy positivos. La terapia reichiana, en esta época (a partir de la década del cuarenta) define su campo de acción como relacionado con la biopatías, es decir con aquellas enfermedades que surgen de la alteración de la pulsación biológica.(33), (15) Desde este punto de vista, por ejemplo la hipertensión arterial y la neurosis obsesiva tienen un denominador común : la alteración de la pulsación energética, la estasis sexual, en el polo del exceso no descargado. A su vez, el concepto de anorgonia (disminución o falta de energía orgónica en el organismo o en ciertas zonas del mismo debido a un acorazamiento crónico ) permitió entender patologías como el cáncer, la melancolía, en donde este proceso (causante del envejecimiento) estaba acentuado. Es un verdadero error equiparar la orgonomía clínica con lo que hoy se conoce como medicina psicosomática. Ya el concepto “psicosomático” denota cierta dicotomía entre cuerpo y mente, si bien se afectan recíprocamente. La orgonomía no aborda la relación psiquis-soma, sino las funciones bioenergéticas, que una vez alteradas se manifiestan en síntomas físicos y psicológicos. Las


intervenciones clínicas y los marcos teóricos de la orgonomía y la medicina psicosomática albergan marcadas diferencias. (15) Resignificación del concepto de coraza como fenómeno energético Hemos visto que la terapia reichiana fue resignificada con el avance en la investigación, o mejor dicho, con la profundización en el conocimiento de la coraza. Esta última evolucionó conceptualmente, desde considerársela en términos psicológicos, como estructura de carácter, agregándose luego los aspectos musculares y fisiológicos, que ampliaron la definición anterior, integrándola en una más abarcativa: coraza caracteromuscular. Por último, con el descubrimiento del orgón, las coraza es pensada en términos energéticos, los cuales involucran los estados físicos y psicológicos como variaciones de las condiciones de la bioenergía. Reich consideró que los bloqueos musculares consistían en energía orgónica inmovilizada. En el experimento Oranur (37), en donde Reich intentó aplicar la energía orgónica como antídoto contra la radiación nuclear, descubrió dos estados del orgón, cuando éste es alterado: DOR ( energía orgónica mortal) y Oranur, nombre derivado del experimento mismo. Básicamente el DOR, es la energía orgónica paralizada, tanto a nivel de los organismos vivos, como a nivel atmosférico, y constituye el sustrato energético del proceso de acorazamiento. Reich describió las propiedades del DOR detalladamente (39) y lo reconoció, no solo como el agente responsable de los procesos de contracción en el organismo vivo, sino también de los procesos de desertificación , sequía, y todos los demás factores que hoy se engloban bajo el concepto de contaminación ambiental. Cabe aclarar que, más allá de las categorías conceptuales que Reich usaba, se adelantó al estudio de los problemas del medio ambiente y de su relación con los organismos vivos. El DOR absorbe la energía vital, siendo la simpaticotonía crónica resultado de la contracción de esta última. La orgonomía clínica utiliza el DOR-buster médico (39) como herramienta terapeútica, para la extracción del DOR de los bloqueos musculares. Relación entre terapia reichiana y otras terapéuticas: Los conceptos e intervenciones usadas en la terapia reichiana, sobre todo en la fase del análisis del carácter y la vegetoterapia, influyeron sobremanera en muchos terapeutas. Muchos reconocieron la importancia de la respiración, la expresión corporal, la disolución de mecanismos defensivos, etc como elementos esenciales en el trabajo


terapéutico. Dentro del psicoanálisis, muchos analistas empezaron a utilizar técnicas activas para trabajar sobre los rasgos caracteriales y plantearon la importancia de concebir a la neurosis en función del carácter y no en la presencia de síntomas (4), (11). Desgraciadamente, no reconocieron la influencia reichiana en sus trabajos y técnicas y a su vez , desexualizaron el concepto de carácter concibiendo su origen en función de las relaciones interpersonales. Una terapia que fue influenciada por el análisis del caráter reichiano, como también por el psicodrama , fue la Gestalt. Su creador , Fritz perlz fue paciente de Reich y reconoció la influencia del mismo en su terapéutica. (19) La gestalt hace hincapié en el análisis del como, más que del porque, de vivenciar los sentimientos más que de verbalizarlos, es decir de premisas reichianas básicas. Arthur Janov, el creador de la terapia primal, vislumbra puntos de contacto entre ésta y las concepciones reichianas, salvo en la “exótica concepción reichiana de la sexualidad.” (12). Considera que los reichianos modernos descuidan los aspectos mentales de la neurosis centrándose solo en la liberación de la tensión física. Por desgracia, no precisó a quien se refería como reichianos modernos, dado que Reich nunca aconsejó el solo trabajo corporal sin el respectivo análisis caracterial. A su vez, si bien Janov reconoció la importancia del cuerpo atribuida por Reich en la terapia de la neurosis como su mayor contribución , olvidó mencionar el análisis del carácter, pero de ninguna manera olvidó incorporarlo a su práctica: “Las defensas deben ser desmanteladas ordenadamente y paso a paso hasta que la persona esté preparada a vivir sin ellas” (12). Por otro lado, parece que Janov no leyó detenidamente a Reich, ni entendió del todo el concepto de coraza, y su relación con el sistema vegetativo, dado que sino, no podría haber escrito: “No aclaró (refiriéndose a Reich) que es lo que mantiene al cuerpo tenso año tras año...” (12). El análisis bioenergético de Alexander Lowen amplió las técnicas de trabajo corporal desarrolladas por Reich, aunque, como señalamos más arriba, dentro de su propio marco teórico. Lowen fue paciente, discípulo y terapeuta reichiano, pero se alejó de la orgonomía en la década del 50. La bioenergética partió de las premisas reichianas, fundamentalmente de la identidad de los procesos mentales y psiquícos, la coraza caracteromuscular, la importancia de la respiración y de la expresión emocional como la manifestación de energía. (16), (17), (18).Por otro lado, Lowen desarrolló ciertos conceptos y técnicas que rompieron con el dispositivo de la vegetoterapia: por ejemplo el trabajar con el paciente de pie, la utilización del taburete bioenergético, etc. El análisis bioenergético no es la prolongación del trabajo reichiano


como habitualmente se le llama, es una terapia que posee un marco teórico propio, con similitudes y grandes diferencias con la terapia reichiana. Lo mismo ocurre con la terapia de la Biosíntesis, de David Boadella (2). Al igual que las otras corrientes descritas, la bioenergética no se relacionó de modo alguno con la orgonomía, como así también, descartaron la potencia orgástica como el objetivo de la terapia. Muchas de las hoy llamadas medicinas alternativas como la acupuntura y la homeopatía, al igual que prácticas orientales como el yoga y el tai chi, consideran que la salud se debe al libre fluir de la energía en el cuerpo (llamada, según la disciplina, prana, ki, chi, etc) mientras que la enfermedad es ocasionada por la paralización de la misma. Si bien de manera mística, esta concepción se acerca a lo teorizado por Reich sobre la energía orgónica (OR) y la paralización de la misma, o energía orgónica mortal (DOR). En su último libro Reich explicó: “ El equilibrio energético entre la carga y descarga es fácilmente mantenido en el organismo sano. Durante la enfermedad más OR parece convertirse en DOR, también más DOR parece quedar retenida en los tejidos. Por lo tanto, un predominio de energía DOR sería un rasgo básico de todas las enfermedades”.(40) Aspectos preventivos: Estudio del niño sano Con la fundación del Orgonomic infant research center (centro para el estudio orgonómico de la infancia) en 1949, Reich institucionalizó el estudio de los procesos autorreguladores de la energía orgónica, dado que , como él expresó,“un recién nacido es, primero de todo un sistema orgonótico gobernado por ciertas leyes bioenergéticas.” (36) Estudiar a los niños sanos, permitiría comprender como actúa la bioenergía autorregulándose naturalmente, en un organismo carente de bloqueos crónicos. Por otro lado, esta institución significó el ahora urgente interés de Reich por priorizar el trabajo de prevención y promoción de salud, antes que lo meramente asistencial: “Nada puede hacerse con personas ya formadas . Digo esto como alguien que tiene cierta experiencia en psiquiatría y en biología humana. Nada puede hacerse. Una vez que el árbol sube torcido, nadie puede enderezarlo”.(38) Recordemos que ya como psicoanalista planteó la necesidad de orientar los esfuerzos hacia la profilaxis de la neurosis a nivel social.(31) Reich escribió: “ Para llegar a funciones plasmáticas bioenergéticas naturales del infante, el trabajo tiene debe concentrarse en el proceso de desarrollo desde la concepción, a través del parto, hasta la edad de


cinco o seis, la edad donde la formación de la estructura carcterológica de base está completa”. (36) Para ello, se designó un equipo de trabajo interdisciplinario, (como ya había formado Reich 20 años atrás en los dispensarios de higiene sexual, como centros asistenciales y preventivos para las clases económicas más desfavorecidas) que para la época comportaban una metodología de trabajo por cierto innovadora. Este equipo ( médicos, psicólogos, educadores, etc) llevó a cabo un diseño estratégico de prevención y salud, (salud desde el punto de vista orgonómico, es decir desde la libre pulsación bioenergética (19))., que evitaría la instalación de un ambiente hostil a los procesos autorregulatorios de la infancia . Es importante destacar que todas las teorizaciones sobre la prevención y de su importancia en salud mental, estuvieron arraigadas en la práctica clínica . Básicamente el proyecto consistió en cuatro momentos: a) cuidado prenatal de las madres embarazadas saludables, b) supervisión del parto y de los primeros días de vida del infante, c)prevención del acorazamiento durante los primeros cinco o seis años de vida, d) estudio de los desarrollos posteriores de estos niños hasta después de la pubertad. Muchos fueron los avances teóricos desde el punto de vista asistencial y preventivo que permitió este trabajo. Entre otras cosas, se describió el objetivo de la terapia orgonómica de niños: “Dado que los infantes no están totalmente acorazados, la técnica del la orgonomía caracteroanálitica como es aplicada en los adultos biopáticos no es aún aplicable .No podemos disolver sistemáticamente capa tras capa con el objetivo de alcanzar el área genital y movilizar la energía genital. En el niño, antes de la edad de cuatro o cinco años, la genitalidad no está totalmente desarrollada. La tarea aquí consiste en remover los obstáculos en el camino del desarrollo natural hacia la plena genitalidad”.(36). Después de la disolución del OIRC el trabajo terapéutico y preventivo con niños fue llevado a cabo por Eva Reich, quien implementó el uso del acumulador en niños nacidos prematuramente con resultados muy positivos y generó dentro de su terapia, la bioenergética suave, una serie de técnicas para el trabajo corporal con bebés. (21) Algunos médicos orgonomistas también realizaron investigaciones y trabajaron en la prevención del acorazamiento en recién nacidos y en el trabajo de parto. (1), (10), (13), (14). La prevención del acorazamiento sigue siendo la tarea esencial que debe gobernar las prácticas eductativas y terapéuticas, para cumplir nuestra gran obligacón: “Capacitar al animal humano para que acepte la naturaleza que existe dentro de él, para que deje de escapar de ella y goce de lo que ahora tanto teme”.(27)


En la actualidad, la psiquiatría está cada vez más impregnada de una tendencia farmacológica. y, por otro lado, cobran notable popularidad psicoterapias breves, las cuales entienden a la psicopatología como un conjunto de trastornos bien diferenciados (DSMIV). Según esta corriente, deben existir tratamientos psicoterapéuticos específicos para cada trastorno, conllevando cada uno la posibilidad de ser complementado con medicación, con el solo propósito de la eliminación de los síntomas. Llamativamente la nosografía psiquiatrica actual no contempla la etiología de los trastornos, los cuales aumentan cada vez más y, por supuesto, paralelamente aparecen las respectivas drogas. En EEUU, los laboratorios están ejerciendo una notable presión para que los psicólogos puedan administrar medicación. Frente a este triste estado de cosas, los terapeutas que repudian esta inminente medicalización del campo de la salud mental, podrían reorientar su atención a aquellas terapéuticas, de las que Wilhelm Reich fue pionero, las terapias corporales o bioenergéticas, que trascienden la concepción químico-fisiológica del cuerpo, por supuesto, no en un sentido místico, sino como hemos demostrado en este trabajo, reconociendo la expresión corporal de las emociones, los bloqueos musculares, las sensaciones de placer, la estructura de carácter antes que trastornos aislados, etc.. Este cambio de actitud, podría significar la futura institucionalización de estas terapias en el ámbito público, aunque ello conlleve confrontaciones con grupos de poder, como la industria farmacéutica.

Referencias bibliográficas: Baker , Elsworth Man in the trap, New York, American college of orgonomy press, 2000. Boadella, David: Corrientes de vida, una introducción a la biosíntesis. Buenos Aires, Ed. Paidós, 1993. De Marchi Luigi (3) Wilhelm Reich, biografía de una idea. Barcelona. Ediciones península 1974. Fenichel Otto (4)Teoría psicoanálitica de la neurosis. Buenos Aires, Ed. Paidós 1957. Freud Sigmund


Tres ensayos para una teoría sexual. Obras completas, Madrid, Ed. Biblioteca Nueva/ Losada 1997, T 9. (6)El carácter y el erotismo anal. Obras completas, Madrid Ed. Biblioteca Nueva/ Losada 1997, T 10. (7) Análisis de la fobia de un niño de cinco años. Obras completas, Madrid, Ed. Biblioteca Nueva/Losada, 1997, T10. (8) Más allá del principio de placer. Obras completas, Madrid, Ed.Biblioteca Nueva/Losada, 1997, T18. Fromm, Erich (9) El miedo a la libertad. Buenos Aires, Ed. Paidós, 1996 Harman, Robert (10) Two cases of difficulties in breast-feeding. Journal of Orgonomy Volume 29 no 1. Horney, Karen (11) La personalidad neurótica de nuestro tiempo. Buenos Aires, Ed. Paidós 1965. Janov, Arthur (12) El grito primal. Buenos Aires, Ed. Sudamericana 1975. Konia, Charles (13) Humanity most impotant task. Journal of Orgonomy, Volume 29, no 1. (14) Orgone therapy : the application of functional thinking in medical practise, part XVI: children an adolescents. Journal of Orgonomy Volume 29, no 1. (15) Somatic biopathies, part I Journal of Orgonomy, volume 23 no 2. Lowen, Alexander (16) El lenguaje del cuerpo. Barcelona, Ed. Herder 1995. (17)Bioenergética . México, Ed. Diana 1977. (18)Miedo a la vida . Buenos Aires, Ed. Era naciente 1980. Perls Fritz (19)Dentro y fuera del tacho de basura. Ed. Cuatro vientos, Santiago de Chile, 1987. Raknes Ola (20) Wilhelm Reich y la orgonomia. Publicaciones orgón, de la Escuela Española de terapia reichiana, Valencia, 1990.


Reich, Eva (21) Bioenergética suave. Ed. Abraxas, Barcelona 1999. Reich Wilhelm. (entre paréntesis están escritas las fechas de las publicaciones originales) (22) On genitality (1923) en Early Writings, New York, ed. Farrar, Straus and Giroux 1975. (23) The terapeutic significance of genital libido(1924) en Early writings. Idem. (24). The impulsive character (1925), en Early writings. Idem (25). Genitality in the theory and therapy of neurosis (La función del orgasmo de 1927) New York, F.S.G. 1981 (26) La irrupción de la moral sexual.(1932) Buenos Aires, Ed. Homo Sapiens, 1983. (27) Análisis del carácter (1933) México, Paidós Mexicana 1994. (28) Psicología de masas del fascismo.(1933) Buenos Aires , Editora Latina, 1972. (29) La revolución sexual (1936) Barcelona, Ed. Planeta Agostini 1993 (30) The bioelectrical experiments of sexuality and anxiety.(1934-37) F.S.G, 1982. (31) La función del orgasmo.(1942) . México, ed. Paidós Mexicana 1994. (32) The mass psychology of fascism (tercera edición, 1946) F.S.G. 1969. (33) La biopatía del cáncer (1948) Buenos Aires, Ed. Nueva visión 1985. (34) Listen, Little Man! (1948), F.S.G., 1975. (35) Ether god an devil and Cosmic Superimposition (1949, 1951) F.S.G., 1971. (36) Children of the future. F.S.G. 1987. (37) The Oranur Experiment, first report. (1951),en Selected Writings, New York, The Noonday Press, 1961. (38) Reich habla de Freud (1952). Barcelona, Ed. Anagrama 1970. (39 ) The Emotional Desert (1955) En Selected writings. (40) Contact with space (1957). Core pilot press, 1957. Sharaf , Myron (41) Fury on Earth, a biography of Wilhelm Reich. New York, Da Capo press, 1994.


LA FUNCIÓN DEL ORGASMO  

La vida y obra del médico psiquiatra austríaco Wilhelm Reich (1897-1957) se caracterizó por la progresiva incursión en distintos campos teór...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you