Page 1

Suena el teléfono del salón. Es una llamada que estaba esperando toda la familia desde hace unos cuantos días. En ese momento, la pequeña de la casa, Estrella, se levanta rápido del suelo cuando se encontraba mirando los dibujos en la televisión, deseando oír la voz de sus padres que se encontraban de viaje desde principios de mes. - ¿Diga? - La voz de Estrella mostraba que estaba nerviosa y emocionada -. - Hola princesita. ¿Estás sola en casa? ¿Y la abuela, te está cuidando bien? - Así es cómo su padre llamaba a su hija -. De fondo se oía la radio, y en ese momento estaba sonando la canción “Donde todo empieza” del grupo Fito y Fitipaldis. Era una de las canciones favoritas de su padre. - Sí, está en la cocina haciéndome la cena. ¿Cuándo volveréis a casa? - Estaremos para el día de tu cumple, de eso no te preocupes. Y te tengo un regalo que te va a encantar, ya lo verás. - ¡¿Qué es, qué es?! Dímelo porfa. En ese momento se oye la voz de la abuela de Estrella preguntando quien llamaba. - ¡Son papá y mamá, y ya tienen mi regalo de cumpleaños! - Gritó Estrella Continúa hablando con sus padres. - Mira princesa, ahora mismo estoy conduciendo, pero te quiero pasar un poquito con mamá ¿vale? - Si papi. ¡Hola mami! - Hola cariño, ¿qué tal está mi Estrellita del alma? - En la voz se le notaba un poco de cansancio a causa del viaje -. - Muy bien, con la abuela me lo paso genial, y me va a hacer un bocata de Nocilla, pero los que haces tú son mucho más ricos. - Me alegro que te lo pases bien con la abuela - Dice riendo -. Mira, estaremos en casa mañana por la noche si no ocurre nada. Y no te preocupes por el regalo, pero hasta el día de tu cumple no lo puedes abrir, que tiene que ser una sorpresa. - Jo mami, yo quiero mi regalo. Dame una pista porfa. - No, mi Estrellita, tiene que ser una sorpresa. - Vale, pero no me parece muy justo. – Se notaba que le tenía ganas al regalo -. - Y ahora pásame a la abuela que tengo que hablar con ella Estrellita. - Vale, ahora te la paso.


Fue a llamar a su abuela a la cocina. Herminia se puso a hablar por el teléfono con Lucía, su hija. Al ver que iba a estar ocupada con su hija, Estrella decide ir a su habitación. Sube las escaleras con rapidez, entra en su habitación color melocotón y abre el primer cajón de la mesita de noche que se encontraba al lado de la ventana. Saca una carta de sus padres. Se la enviaran la semana pasada. Abrió el sobre y se dispuso a leer la carta:

“Querida Estrella: Tu papi y yo te echamos mucho de menos. Es una pena que por culpa del cole no pudieras venir con nosotros de viaje, pero te traeremos muchos regalos, tantos, que te hará falta otra habitación para meter los regalos. Para tu cumple te tendremos un regalo muy bonito, que mi estrellita de mi alma va a cumplir ya los 8 añitos. Te vas haciendo ya mayor… ¡Pero qué rápido crecéis los niños! No tardaremos mucho en volver, para la semana estaremos de vuelta. Espero que te lo pases bien con la abuela. Obedece en todo lo que te diga y compórtate bien con ella que es muy mayor. A la vuelta me tienes que enseñar los cuentos que escribas, que sabes que me gusta mucho tus cuentos, y los dibujos, y muchas cosas más. Tengo muchas ganas de verte de nuevo estrellita mía, y papi también te echa de menos, no para de decir que tiene muchas ganas de ver a su princesita. Besitos y abrazos de tus padres”.

Después de leer la carta, su abuela la llama para cenar, y para que se despida de sus padres. Cuando lo hace, se dirige a la cocina para cenar con Herminia. De fondo se oye la serie de dibujos que tanto le gusta a Estrella. A las nueve y media, Herminia manda a su nieta a su habitación para que se vaya a dormir. En la habitación, Estrella no consigue conciliar el sueño, está nerviosa por el regreso de sus padres. Coge la carta y la lee una y otra vez hasta que se queda dormida, con la melodía de “Donde todo empieza” en su cabeza. “… Donde todo empieza, porque todo empieza cerca del final…”


Capítulo 1 donde todo empieza  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you