Page 1

Poggi, Marina (CONICET / CEAR-UNQ) -

Investigadora CONICET / Docente UNQ

-

Río

Colorado

4471,

Ezpeleta,

Buenos

Aires,

Argentina

/

marinapoggicarter@gmail.com -

Dirección institucional: Roque Saenz Peña 352, Bernal, Buenos Aires, Argentina / marina.poggi@unq.edu.ar

-

Título de la ponencia: Discursos y representaciones de las TIC´s en medios rurales

-

Resumen: Desde el inicio del Siglo XXI el uso de las TIC´s se ha extendido y diversificado tanto en áreas urbanas como rurales. Si bien es claro que atraviesa las prácticas en todos los ámbitos de acción cotidianos, y que existen diferencias sustanciales en el uso de las mismas entre quienes son considerados nativos digitales y quienes son considerados inmigrantes digitales, la pregunta es: ¿De qué modo y mediante cuáles herramientas acceden a la información noticiosa quienes son considerados como “inmigrantes digitales”? La propuesta es realizar una primera aproximación teórica acerca de los usos de las TIC´s en la ruralidad argentina, principalmente en franjas etarias compuestas por adultos que no han nacido en la era digital, y tampoco han internalizado el uso cotidiano y profesional de la red global.

Modos y representaciones del acceso a la información

1


Los interrogantes que guían el proyecto de investigación que aquí se propone para debatir, nacen de una experiencia de extensión rural1 realizada junto a residentes de espacios rurales cercanos a las localidades de Ranchos y Las Flores (provincia de Buenos Aires). La pregunta disparadora que incitó al debate en dicha experiencia fue ¿por qué los jóvenes no leen los diarios? El público -variado, conformado por algunos estudiantes de escuelas secundarias, alumnos de un profesorado de historia, trabajadores rurales mayores de 30 años de edad y adultos mayores residentes de las localidades mencionadas-, proporcionó respuestas diversas las que, posteriormente, abrieron nuevos interrogantes. Si se dividen las categorías en franjas etarias de menores y mayores de 40 años, las representaciones construidas han resultado diversas. La característica común de las respuestas entre quienes superan los 40 años de edad es que aducen que los jóvenes no leen los diarios porque están todo el día hipnotizados por sus teléfonos celulares, no tienen capacidad de comprensión de lectura, ni tampoco interés por estar informados. En cambio los menores de 40 años declararon considerarse más informados que sus mayores, dado que a partir del acceso a internet podían leer no solo un periódico, sino todos. Además, agregaron que el acceso a las redes sociales tales como twitter, les permitía informarse mucho más rápido, y con variedad de opiniones dadas las características de la red de condensar el mensaje en pocos caracteres. Estas respuestas dan cuenta de la diversidad de representaciones en el modo de percibir las noticias que construye cada uno de los grupos señalados. Así, se ha notado que, para 1

“Historia y memoria rural. La recuperacioó n de la memoria histoó rica y la pertenencia en el mundo

rural bonaerense”. Directora: Talíóa Violeta Gutieó rrez. Resolucioó n de la Secretaríóa de Extensioó n-UNQ: Nº 495/13 del 27/11/2013. Anñ os 2014-2015. Renovacioó n por Resolucioó n Nº 623/15 del 22/12/2015. Anñ os 2016-2017. Actividades: encuentros con personal del Museos Histoó rico Regional Marta Ineó s Martíónez (Ranchos) y en la Comisioó n de Patrimonio (responsable del Museo Histoó rico Regional Alfredo Almada -

Las Flores).

2


quienes superan los 40 años, si la información noticiosa no es recibida desde el periódico tradicional, si no se realiza una lectura completa -que supone comprensión y análisis-, la información es entonces superflua e inválida y por lo tanto se traduce en desinformación. Algunas de las respuestas conclusivas del debate abordaron -como respuesta a la falta de lectura profunda de los diarios- la sobre-información a la que están expuestas las generaciones más jóvenes, para quienes no se crea ni el espacio ni la necesidad de la lectura extensa para informarse. A ello se le suma la disponibilidad constante de acceso a la información: diarios on line, revistas on line, radios on line. Por otra parte, las redes sociales como facebook o twitter replican constantemente la información emanada de los propios medios oficiales: noticieros, programas de radio, periódicos, revistas, periodistas, etc., poseen cuentas en dichas redes, y la información que proporcionan constantemente circula y re-circula. Entonces, el espacio de la información ya no le pertenece a unos pocos que se dedican al periodismo, sino que todos tenemos un acceso inmediato a ella y también tenemos espacios para opinar al instante. Por ello, los participantes en la experiencia mencionada estuvieron de acuerdo en que los recursos tecnológicos multiplican las posibilidades de acceso y optimizan el tiempo requerido para informarse. Con mayor o menor convicción, la experiencia pudo revelar como conciben y utilizan las TIC’s los “nativos digitales”2 y como ven y conceptualizan esas prácticas los “inmigrantes digitales”3. Sin embargo, los interrogantes que han quedado sin respuesta en el mencionado debate incitan a descubrir cómo definen a las TIC’s los inmigrantes digitales para los usos y prácticas que ellos mismos realizan y de qué modo acceden a la información por medio de ellos. 2 3

Este concepto se desarrolla en el siguiente apartado. Este concepto se desarrolla en el siguiente apartado.

3


Proyecto

Se comprende que existe una concepción diversa de los usos de las TIC´s en lo relacionado al acceso a las noticias informativas, particularmente en los espacios rurales y en sujetos que no han nacido en la era digital, en donde cobran singulares características. Así, los interrogantes generales que guían este estudio se orientan a determinar qué entienden por TIC’s quienes son considerados como inmigrantes digitales, cuáles son los usos cotidianos y profesionales que de ellas hacen, cuáles son las representaciones que construyen acerca de los usos que las generaciones de nativos digitales hacen, y determinar por cuáles medios digitales acceden a las noticias informativas y cuáles son los espacios virtuales de preferencia para obtener información noticiosa. También, determinar cuáles son los modos históricos de acceso a las noticias que se mantienen y que no tienen vinculación con los espacios virtuales. Desde la llegada de la red global en el siglo XXI, el uso de las TIC´s se ha extendido y diversificado. Si bien es claro que atraviesa las prácticas en todos los ámbitos de acción cotidianos, y que existen diferencias sustanciales en el uso de las mismas entre quienes son considerados nativos digitales y quienes son considerados inmigrantes digitales (Piscitelli, 2009; Prensky, 2003), la pregunta particular es: ¿Cuáles son los usos, prácticas y representaciones en los espacios rurales –en tanto acceso a la información noticiosa- de aquellas franjas etarias compuestas por adultos que no han nacido en la era digital, y tampoco han internalizado el uso cotidiano y profesional de la red global? Y a partir de allí, ¿han cambiado radicalmente esas prácticas en la era global? ¿Cuáles de ellas se mantienen y cuáles han sido abandonadas y/o reemplazadas?

4


Para abordar estar preguntas se hace necesario despojarse de los parámetros clásicos de polarización entre lo urbano y lo rural, ya que resultan insuficientes para explicar la multimencionalidad que involucra a ambos conceptos: lo rural ya no puede ser abordado como una prolongación de lo que ocurre en el espacio urbano, dado que posee particularidades heterogéneas (Lardone, 2012). Desde esta perspectiva, es posible pensar que, bajo el paradigma tecnológico informacional, así como se urbaniza el campo se ruraliza la cuidad y se digitaliza la vida de la rurbanidad4. Por ello, es ineludible avanzaren en la construcción, generación y gestión de conocimientos, así como de nuevos marcos para interpretar la digitalización de la vida social en estos espacios, que permita dar cuenta de sus permanentes y dinámicas reconfiguraciones (Bricchi, Mansilla y Pennacchi, 2015). La propuesta es comprender los usos de las TIC´s en la ruralidad actual, pero también indagar en los imaginarios y las representaciones que emergen en torno a ellas a partir de usos y costumbres ya establecidos en estos espacios. Si bien es un proyecto de largo alcance, la propuesta se divide en dos etapas. 1)- La primera, se trata de un análisis cualitativo. Consiste acceder a los sujetos del análisis por medio de entrevistas en espacios rurales de la provincia de Bs As. Como zona geográfica específica se ha seleccionado la Cuenca del Salado. Además de conformar un espacio delimitado, la elección la ha determinado la accesibilidad habilitada por la participación en el proyecto de extensión “Historia y memoria rural. La recuperación de la memoria histórica y la pertenencia en el mundo rural bonaerense”, ya mencionado, que permiten el contacto con espacios estratégicos, como lo son los Museos Histórico Regionales Municipales de Las Flores, Ranchos, General Belgrano y Saladillo. Dichos espacios se configuran como puertas de acceso a las zonas rurales que 4

El concepto de rurbanidad busca dar a entender las nuevas dinámicas socioculturales de los actores de

la ruralidad (Cimadevilla, 2005).

5


los componen, como así también a otros espacios rurales aledaños de similares características. En esta fase –que se estima que llevará un año- la actividad principal consistirá en observaciones, grupos focales y entrevistas semi-estructuradas según criterios de saturación, con el objetivo de determinar los usos y costumbres del acceso a las noticias por medio de las TIC´s, y establecer diferencias con prácticas anteriores en las franjas etarias seleccionadas para el análisis. En esta instancia se procurará determinar usos habituales, recursos, disponibilidades tecnológicas, etc. El objetivo principal será trazar un contexto en el que el acceso a la información noticiosa pueda ser comprendido en su totalidad, a la vez que permita establecer diferencias con las prácticas históricas. 2)- La segunda etapa se trata de un análisis cuantitativo. Consiste en determinar usos específicos de las TIC’s y recepción de la información por ese medio. La metodología de trabajo consistirá en el empleo de encuestas específicas cuyos criterios serán establecidos a partir de la información recolectada en la primera etapa. Así, el primer año de trabajo será fundamental para diseñar las categorías de las encuestas, optimizando así el posterior análisis de los resultados. La muestra ascenderá a entre 500 y 600 en total. En líneas generales, la metodología a implementar se trata de encuestas auto-guiadas, administradas por medio de referentes locales y en soporte papel. También se evalúa la posibilidad de realizar encuestas vía internet, mediante las herramientas de software ofrecidas para encuestas en línea por Surveymonkey o los formularios para encuestas Google. El material será procesado mediante los programas estadísticos SPSS o PSPP. La perspectiva teórica hará en foco en las representaciones y los discursos sociales, orientadas a las problemáticas históricas. En lo relativo a la construcción de las representaciones, se ha contemplado la propuesta de Raiter (2008), que entiende el uso lingüístico desnaturalizado, es decir, un uso intencional que muestra algunas cosas y

6


oculta otras, y se pregunta el por qué y el para qué de estas operaciones. Los interrogantes que articulan este aspecto giran en torno a develar los elementos que construyen el poder de representación en la prensa y de qué modo ese poder es legitimado. Luego, el discurso social se concibe en los términos en que lo hace Angenot (2010), pensado no como general ni como individual, sino en la cacofonía coyuntural que lo ubica como hecho social y, a partir de allí, como hecho histórico. En cuanto a lo específicamente metodológico, se ha recurrido a las categorías propuestas por el Análisis Crítico del Discurso (ACD), que estudia el lenguaje como práctica social, es decir, como una forma de significar a un particular ámbito de la práctica social desde una particular perspectiva, y considera que el contexto del uso del lenguaje es crucial. De este modo, las prácticas sociales configuran los discursos y los afectan, y los discursos influyen en las acciones y los procesos sociales y políticos. Para el ACD “las estructuras dominantes estabilizan las convenciones y las convierten en algo natural, es decir, los efectos del poder y de la ideología en la producción de sentido quedan oscurecidos y adquieren formas estables y naturales” (Wodak, 2003: 19-20). Para estudiar el escenario de la prensa y de la circulación de la información, se ha utilizado la metáfora de la “escena enunciativa” propuesta por Fonte (2003) para referirse al despliegue de voces que conforman la dimensión política de un acontecimiento en la prensa. La autora propone que la escena enunciativa en la prensa se va componiendo gradualmente mientras se incorporan los discursos de los actores, constituyendo una jerarquía de enunciadores. Así, en los discursos puede reconocerse un evento que los origina y actores que cobran mayor o menor protagonismo: en este estudio se abordan las figuras principales colocadas en escena mediante la caricatura, puestas en relación con el evento que las hace protagonistas. Los actores políticos operan en un escenario determinado, lo cual sugiere que un cambio de espacio puede modificar también el accionar de los participantes. En síntesis, la búsqueda se inclina hacia el progreso y la complejización teóricometodológica desde el prisma de la teoría de las representaciones y la del Análisis 7


Crítico del Discurso, y contempla la lógica diferenciada del soporte virtual como espacio de circulación simbólico de la información. A las líneas teóricas mencionadas se le sumarán miradas específicas para el estudio, entre las que caben destacar: el estudio pionero de Prensky (2001), Nativos e inmigrantes digitales; la profusa bibliografía de Piscitelli, entre los que se cuentan trabajos tales como Meta-cultura: el eclipse de los medios masivos en la era de la Internet (2002), Internet, la imprenta del siglo XXI (2005) y Nativos e inmigrantes digitales: ¿brecha generacional, brecha cognitiva, o las dos juntas y más aún? (2006); los nutridos estudios de Castells, por ejemplo el clásico La era de la información: economía, sociedad y cultura (2004) y Comunicación y poder (2009). Estos últimos trabajos mencionados están orientados a delinear el contexto de historia reciente en que estos sujetos sociales se encuentran inmersos. En síntesis, se trata de un estudio de historia reciente y la búsqueda se inclina hacia el progreso y la complejización teórico-metodológica desde el prisma de la teoría de las representaciones y la del Análisis Crítico del Discurso, y contempla la lógica diferenciada del soporte virtual como espacio de circulación simbólico de la información.

Bibliografia

ANGENOT, Marc (2010). El discurso social. Los límites históricos de lo pensable y lo decible. Buenos Aires, Siglo XXI. BRICCHI María Soledad, MANSILLA Andrea y PENNACCHI, Violeta Gabriela (2015). “Investigar en comunicación. Un desafío artesanal en un mundo digital. Una

8


mirada desde el INTA”. En: XIX Jornadas Nacionales de Investigación en comunicación. Epistemología, debates y fronteras en el campo de la Comunicación Latinoamericana,

Corrientes.

Disponible

en:

http://redcomunicacion.org/wp-

content/uploads/2016/03/Bricchi-Penacchi-Mansilla.pdf CASTELLS, Manuel (2004). La era de la información: economía, sociedad y cultura, Madrid: Siglo XXI. CASTELLS, Manuel (2009). Comunicación y poder. Madrid: Alianza Editorial. CIMADEVILLA, Gustavo y CARNIGLIA, Edgardo (Coordinadores) (2009) Relatos sobre la Rurbanidad. 1° Edición. Río Cuarto: Universidad Nacional de Río Cuarto. FONTE, Irene (2003). “La escena enunciativa en la prensa”. En: BERARDI L., Análisis Crítico del Discurso. Perspectivas Latinoamericanas, México: Frasis Editores. LARDONE, Luz (2012). “¿Época de cambio o cambio de época?” Ponencia en Seminario Vida digital: nuevos medios, sociedad y transformaciones. 7 de septiembre de 2012, San Luis. PISCITELLI, Alejandro (2002). Meta-cultura: el eclipse de los medios masivos en la era de la Internet. Buenos Aires: La Crujía. PISCITELLI, Alejandro (2009). Internet, la imprenta del siglo XXI. España: Gedisa. PISCITELLI, Alejandro (2006). Nativos e inmigrantes digitales. ¿Brecha generacional, brecha cognitiva, o las dos juntas y más aún? Revista Mexicana de Investigación Educativa, vol. 11, núm. 28, enero-marzo, pp. 179-185 Consejo Mexicano de Investigación

Educativa,

A.C.

Distrito

Federal,

México.

Disponible

en:

http://www.redalyc.org/pdf/140/14002809.pdf PRENSKY, Marc (2001). Nativos e inmigrantes digitales, Cuadernos SEK 2.0. Disponible en: http://files.andresalvarez.webnode.es/200000082-6d2686f279/NATIVOS %20E%20INMIGRANTES%20DIGITALES%20(SEK).pdf 9


RAITER, Alejandro. (2010) Representaciones sociales. Versión corregida en enero de 2010 del trabajo original incluido en Representaciones Sociales (2001), EUDEBA: Buenos Aires. WODAK, Ruth (2003) Métodos del Análisis Crítico del Discurso. Barcelona: Gedisa.

10

Poggi trabajo  

Proyecto de investigación

Poggi trabajo  

Proyecto de investigación

Advertisement