Page 1

NOTICIAS VIOLENCIA DE GÉNERO ISSU/BLOG


Matrimonio entre violador y víctima, ilegal pero aún extendido en Marruecos Ya han pasado cinco días desde que la cadena 2M emitiera un programa donde aconsejaba cómo maquillar los golpes en el día mundial contra la violencia machista. El canal estatal, el segundo más visto del país, pidió disculpas el viernes pasado. La dirección alegó que esa sección de belleza había incurrido en un “error de apreciación”, prometió que tomaría medidas contra los responsables de la difusión del programa, pero nada ha ocurrido hasta ahora. El escándalo refleja la realidad de una sociedad donde las costumbres tardan mucho tiempo en adaptarse a las leyes contra la violencia de género y donde solo el 1% de los agresores machistas son perseguidos penalmente, según una encuesta publicada en 2011 por el Alto Comisariado del Plan, el organismo oficial de estudios estadísticos. En la página de Facebook, donde el canal pidió disculpas aún se pueden leer los comentarios de los internautas escandalizados: “¿Usted no tiene vergüenza? ¿Un error de apreciación?”, comenta un internauta. Y otra señala: “Puedo organizar una visita de vuestra maquilladora a un centro de acogida de mujeres víctimas de la violencia. El maquillaje es bastante ineficaz contra las heridas de navaja”. Y otro “Entonces, ¿cada cronista escribe y trata el tema que quiere sin ningún control? ¿No hay reuniones antes de la difusión? ¿Ni aprobación por parte del jefe de la redacción, ni de la presentadora del programa ni de nadie?”. El código penal marroquí no reconoce la violencia doméstica como crimen, según denunció el año pasado Human Rights Watch. Y hasta hace solo dos años el código permitía a los violadores librarse de la cárcel si se casaban con la víctima. La ley fue derogada en 2014, después de que en 2012 se suicidara Amina Filali, una menor de 16 años forzada a casarse con su violador. El código penal fue modificado, pero la realidad social tarda más tiempo en cambiar. Y la realidad es que las mujeres con hijos fuera del matrimonio, ya sea de forma consentida o por la fuerza, suelen ser repudiadas hasta por sus propias familias. Y les quedan muy pocas opciones donde elegir. En noviembre, cuando Alhucemas se encontraba bajo el trauma de la muerte de un vendedor de pescado triturado en un camión de la basura sin que aún se hayan aclarado las circunstancias, Habida Yakubi,de 38 años, estaba a punto de tomar una de las decisiones más importantes de su vida: ¿retiraría la denuncia contra el hombre que la había violado y así permitiría que él saliera de la cárcel? Yakubi tiene un hijo de ocho meses producto de aquella supuesta violación. Él le había prometido que si salía se casaría con ella. Y si ella retiraba su denuncia, él podría salir. Habida Yakubi llevaba ocho meses acogida en una casa de la Unión Nacional de Mujeres Marroquíes. Le pidió consejo a Nazíha Boukhiar, la directora del centro. “Y yo le dije que eso era algo muy personal que solo podría decidir ella”, relata Boukhiar. Los hermanos habían abandonado a Yakubi, no tenía adonde ir y solo contaba con esa casa de acogida. “Éramos novios desde hacía tres años”, comentó Habida Yakubi, “pero cada vez que yo le hablaba de casarnos él me decía que no tenía dinero o me daba cualquier otra excusa. Hasta que me forzó”.


“Habida no tenía nada cuando llegó aquí”, relata Nazíha Boukhiar. “Un hermano que tiene en España dejó de hablarle. Y dejó claro que si ella no arregla los papeles para casarse, él no quiere saber nada de ella. Otro hermano que tiene en Marruecos ha venido a verla alguna vez, pero no quiso acogerla. Y el bebé, si el padre no le da su apellido, estará muy mal visto en la sociedad. A esos niños se les llama hijos del pecado”. Finalmente, la familia de Habida y la de su supuesto violador acordaron que si ella retiraba la denuncia él se casaría. Habida la retiró, él salió de la cárcel y ahora ella vive en casa de su suegra. El próximo 25 de diciembre tendrán que presentarse ambos en el juzgado para otorgarlo el apellido al niño. “A pesar de todo”, explica Nazíha Boukhiar, “Habida ha tenido mucha suerte. Si los gendarmes y los jueces no hubieran creído que fue violada ella estaría también en la cárcel, porque en Marruecos están prohibidas las relaciones fuera del matrimonio. Los jueces le creyeron y ordenaron que se hiciera una prueba de ADN al padre del niño, que negaba ser su padre. Y tuvo suerte también por haber encontrado un centro que la acogiera durante tanto tiempo. Esto no es normal. Aquí la hemos enseñado a leer y le hemos dado todos los alimentos y la ropa que necesitaban ella y su hijo. Si no, el único destino de Habida habría sido la calle”. La forma de combatir en cualquier lugar la violencia es la denuncia contra el agresor. Pero a veces la ley no lo pone fácil y la sociedad tampoco.

UNA DE CADA DOS MUJERES CASADAS HA SUFRIDO VIOLENCIA EN MARRUECOS Las últimas cifras oficiales de que dispone Marruecos provienen de una Encuesta Nacional sobre Violencia a las Mujeres publicada en 2011 por el principal organismo de estadísticas del país, el Alto Comisariado del Plan. Ese estudio reveló que una de cada dos mujeres casadas (el 55%) ha sufrido violencia conyugal, ya sea psicológica o física. También dejó en evidencia que solo el 3% de las mujeres víctimas de maltrato presentan denuncia y solo el 1% de los hombres culpables son perseguidos penalmente. http://internacional.elpais.com/internacional/2016/11/24/actualidad/1480005795_387082.html


El Senado no logra acordar un Presupuesto para luchar contra la violencia de género El PP ha empleado este martes la mayoría absoluta de la que goza en el Senado para rechazar una moción impulsada por Podemos y apoyada por el resto de partidos para que los Presupuestos de 2017 recojan una inversión en lucha contra la violencia de género similar a la de 2010. Los representantes de la formación de Pablo Iglesias pedían al Gobierno que las próximas cuentas públicas reflejaran un mínimo de 31,07 millones de euros para luchar contra esta lacra y de 33,5 para favorecer la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres. Sin embargo, el PP ha argumentado que no ha habido recortes en ayudas directas y solo se ha abierto a proponer “una inversión suficiente”. En España ha habido casi 900 asesinatos por violencia de género desde 2003. “¿Por qué hacemos esto? Necesitaría eliminar al menos durante un minuto el mantra de los recortes”, ha dicho la senadora González, del PP. “Lo que se ha hecho en estos años difíciles ha sido buena gestión y ni una sola ayuda se ha recortado. Ni una sola”, ha argumentado, asegurando que la reducción presupuestaria se ha producido a través de una reducción de los salarios del Ministerio, dietas y contratos para campañas publicitarios. “[Las partidas de lucha contra la violencia de género] se han incrementado con respecto a 2010. Aprobar esta iniciativa supondría dar un paso atrás, y ahí no nos van a encontrar”, ha añadido. La visión del resto de partidos, que han tomado como referencia el último año en el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, ha sido radicalmente opuesta. Según la moción de Unidos Podemos, entre 2010 y 2016 la inversión en lucha contra la violencia de género ha descendido de 31,07 millones a 25,2; mientras que el dinero dedicado a impulsar la igualdad entre mujeres y hombres se ha reducido de 33,5 millones a 19,7 en el mismo periodo. Esas cifras se corresponden con las oficiales de las cuentas públicas de 2016, que incrementaron la primera partida en un 6,3% respecto a los Presupuestos de 2015, reduciendo la segunda. El Ejecutivo destaca, además, que hay otras partidas en juego, y que por ejemplo se han incrementado en un 34% (más de seis millones de euros) los programas de asistencia social y ayudas para mujeres víctimas de este tipo de violencia. “Me da miedo lo que entienden ustedes por ‘destinaremos los suficiente”, ha dicho la senadora Maria Freixanet, de Unidos Podemos. “Señorías; reordenen sus prioridades y blinden aquellas en las que nos jugamos la vida”. Y ha subrayado: “Gastan en Igualdad un 0,004% de lo que gastan en el rescate bancario. Y 0,006% de lo que gastan en pagar la deuda pública”. Aunque la representante del PP se ha mostrado abierta al diálogo, y ha invitado al resto de fuerzas a negociar las partidas de las cuentas públicas en la Comisión correspondiente, el resultado de la votación no ha admitido dudas: 112 votos a favor contra 140 votos en contra.


Alemania se propone acabar con los matrimonios entre menores Una siria de 14 años se instala en Alemania con su marido, que es a la vez su primo y seis años mayor. ¿Debe la Justicia intervenir e impedir que la adolescente viva con su cónyuge, por considerar inválido ese matrimonio? Así lo entendió el juzgado de Familia de la ciudad bávara de Aschaffenburg. Este designó a un tutor que dictaminó que la menor no podía cohabitar con el hombre con el que se había casado. La esposa-niña recurrió a la siguiente instancia judicial, que dio la vuelta a la decisión: la chica era capaz de decidir dónde quería vivir. Y declaró el matrimonio como válido. Casos como este son muy minoritarios. El Ministerio del Interior tenía el pasado mes de julio registrados a 1.500 menores casados. Pero las autoridades se enfrentan a un fenómeno creciente y difícil de cuantificar: la oleada de refugiados del último año ha traído también niñas o adolescentes que contrajeron matrimonio en sus países de origen. Este problema divide al país. Gobernantes y expertos discuten cómo responder ante situaciones en las que la libertad individual choca con la protección del menor. ¿Es necesario prohibir todos los matrimonios en los que uno o ambos cónyuges no hayan llegado a la mayoría de edad? ¿O sería mejor declarar inválidos aquellos con esposas de hasta 15 años, y estudiar caso por caso cuando tengan 16 o 17? La ecuación es aún más compleja en los casos en los que las niñas se han convertido ya en madres. La ONU considera los matrimonios prematuros una forma de violencia contra la mujer. Primero, porque no hay garantías de que hayan sido cerrados de forma totalmente libre y sin presiones. Y porque las chicas en estas situaciones corren más peligro de sufrir maltratos por parte de sus parejas, abandonar la escuela o padecer problemas de salud. RADIOGRAFÍA DE LA VIOLENCIA DE GÉNERO EN ALEMANIA 

331 mujeres murieron en 2015 a manos de sus parejas o exparejas, según un informe presentado esta semana por el Gobierno.

104.000 mujeres fueron agredidas agredidas por sus parejas.

El 49 % de las víctimas de violencia machista vivía con sus parejas en el momento de la agresión.

Entre las denuncias de mujeres, la policía contabilizó 65.800 casos de lesiones físicas leves, más de 11.400 graves, más de 16.200 amenazas y más de 7.900 situaciones de acoso, además de las 331 víctimas mortales.

Entre los 127.547 casos de violencia en la pareja, los hombres representan un 18%. 84 de ellos murieron en 2015 víctimas de maltrato.


El debate actual comenzó en Alemania con una propuesta del ministro de Justicia, el socialdemócrata Heiko Maas. Un proyecto de ley del que se empezó a hablar el mes pasado pretendía facilitar la anulación de este tipo de matrimonios cuando un juez demostrara que eran dañinos para el interés del menor. El ministro tan solo quería acelerar los procesos para anular los casos más evidentes, pero el anuncio de Maas dio pie a nuevas reivindicaciones. La bola de nieve empezó a hacerse más grande. Los socios de Gobierno democristianos, insatisfechos con un proyecto que consideraban demasiado tímido, reclamaron una prohibición general. De poco sirvieron voces como la responsable gubernamental de Integración, Aydan Özoguz, que alertó de los riesgos de un veto genérico. Una decisión así, argumentaba esta política socialdemócrata de origen turco, será "bienintencionada", "pero condenaría al vacío social a jóvenes mujeres”. “Si sus matrimonios dejan de estar reconocidos, ellas podrían quedarse sin herencia y sin fuentes de ingresos; sus hijos se convertirían en ilegítimos y para muchas imposibilitaría la vuelta a sus países de origen”, alertó Özoguz. Colectivos feministas como Terre des Femmes niegan que las menores no vayan a poder volver a sus hogares, porque su matrimonio, incluso anulado en Alemania, seguiría siendo válido en sus países de origen. “Pedimos que la ley no reconozca aquí ningún matrimonio formado por menores. Conscientes de las dificultades para las chicas ya casadas, no creemos conveniente a obligarles a vivir separados. Esta es una decisión que deben tomar, caso por caso, los servicios sociales”, asegura Monika Michell, responsable de violencia por asuntos de honor en Terre des Femmes. Hace años que esta organización se ocupa de la violencia contra las mujeres. Y, con la llegada de 900.000 refugiados el año pasado, detectan cada vez más casos de matrimonios forzados o tempranos, pero también otros tipos de violencia de género como la mutilación genital. El aumento de casos procedentes del extranjero, del que no hay registros oficiales, contrasta con un desplome en el número de matrimonios entre menores cerrados en Alemania. Frente al millar que se registraba en 2000, el año pasado se cerraron 92. Según datos del Ministerio del Interior, el pasado mes de julio vivían en Alemania 1.475 menores casados. De estos, 361 no llegaban a los 14 años. Proceden sobre todo de Siria, y les siguen Afganistán e Irak. De poco han servido las alertas de algunos sectores. Tras semanas de discusiones, se impuso la versión dura de prohibición sin condiciones de matrimonios entre menores. La idea, que el Gobierno aún tiene que detallar, es que las mujeres desposeídas del lazo matrimonial reciban el apoyo de los servicios sociales para menores. “Nadie desea que sus hijos de 14, 15, 16 o 17 se casen. Los niños de esa edad tienen que ir al colegio a hacer una formación profesional”, asegura el dirigente socialdemócrata Thomas Oppermann.


http://internacional.elpais.com/internacional/2016/11/25/actualidad/1480080131_46 1689.html

A prisión al hombre detenido por matar a su novia en Fuenlabrada Sobre el detenido pesa una imputación inicial de homicidio. Eso sí, fuentes jurídicas precisan que esta calificación penal puede variar conforme avance la instrucción del caso. Lo más probable es que se considere asesinato. El magistrado del Juzgado de Instrucción número 4 de Fuenlabrada se ha inhibido sobre el Juzgado especializado en Violencia sobre la Mujer del mismo partido judicial, que será el que conozca a partir de ahora del procedimiento y cuya titular tendrá que ratificar la prisión provisional próximamente, según ha informado el TSJM. El crimen se produjo la tarde del pasado jueves cuando el detenido se encontraba con su novia en el interior de un coche en la calle de Barcelona, en Fuenlabrada.Cogió un cuchillo y la degolló dentro del vehículo, según las primeras investigaciones. Después llamó a la madre de la fallecida y le dijo lo que acababa de hacer. La progenitora avisó a los servicios de emergencia y les relató lo que le había contado el supuesto homicida. Los primeros en llegar fueron dos agentes de la Policía Local de Fuenlabrada que hallaron al hombre de 29 años junto al vehículo manchado de sangre. En el interior, ya sin vida, estaba la mujer. Él fue detenido de inmediato y sin oponer resistencia. Tan solo decía que ese hijo no era suyo. Los facultativos del Summa solo pudieron certificar la muerte. http://ccaa.elpais.com/ccaa/2016/11/26/madrid/1480165731_706129.html

“Un hombre me siguió y mi madre dijo que era culpa mía por vestir con el uniforme de la escuela” Hace apenas tres años, en Chile no se hablaba del acoso sexual callejero, no se conocía el concepto y, por lo tanto, difícilmente se le consideraba un tipo de violencia. Para la población resultaba natural que una conocida marca de galletas, Tritón, publicitara el producto mostrando piernas de mujeres en el Metro, apelando a la tentación irresistible de tenerlas en frente y llamando a los hombres a sacarles una fotografía para compartirla en Twitter. La sociedad chilena, sin embargo, ha cambiado desde fines de 2013 y se explica en buena medida al trabajo del Observatorio contra el Acoso


Callejero (OCAC). La organización que comenzó por el impulso de cuatro estudiantes de Sociología no solo ha conseguido hacer visible el problema, sino que instalarlo en la agenda pública con logros históricos: actualmente, el Congreso tramita una legislación que castiga el acoso en las calles y que reemplazaría la normativa vigente que data del siglo XIX. “En Chile no existía el acoso callejero como concepto y, como muchas otras expresiones de machismo y desigualdad, el problema se hallaba silenciado”, relata María Francisca Valenzuela, fundadora y presidente del OCAC, que hoy en día cuenta con el apoyo de unos 60 voluntarios desplegados en diferentes equipos de trabajo y ha logrado detener campañas publicitarias como la de las galletas Tritón. Hasta 2013, cuenta la socióloga de 27 años, “no existían instituciones de este tipo en América Latina. Salvo en Perú, donde se había fundado Paremos el acoso callejero, que sirvió de referente para la creación del observatorio en Chile”. El OCAC, desde entonces, ha contribuido a su vez a la creación de organizaciones similares en países como Nicaragua, Costa Rica, Uruguay y Bolivia. “Es un problema global”, explica Valenzuela. “Tenemos la perspectiva de una nueva generación que está tratando los temas de igualdad de género”. En Chile el acoso callejero se castiga en el marco de las ofensas al pudor, a la moral y a las buenas costumbres, de acuerdo al Código Penal de 1874 que resulta bastante precario de acuerdo a la realidad actual de este problema. Con el apoyo de especialistas y legisladores, sin embargo, el OCAC elaboró un proyecto de ley que sanciona los gestos obscenos y agresiones verbales, los actos físicos como el exhibicionismo y la persecución, la captación de imágenes con una connotación sexual sin el consentimiento de la víctima y el contacto corporal, como los roces. En abril pasado, la Cámara aprobó la iniciativa legal, que actualmente se discute en el Senado. Para la diputada comunista Karol Cariola, una de las promotoras, “lo más importante es poner fin a una actitud abusiva, arrogante y que genera una sensación de inseguridad en las personas que se han visto expuesta a estas situaciones”. A diferencia de lo que ocurría hasta hace poco, cuando el acoso callejero se hallaba silenciado, en la web del OCAC existe un espacio destinado a que las víctimas relaten sus experiencias. “Desde chica me acostumbré a andar siempre con audífonos para no escuchar las cosas que me decían hombres de toda edad como si fuera un halago”, cuenta una chilena que apenas tenía 12 años cuando un tipo mayor le agarró el trasero mientras caminaba junto a su madre en el centro de Santiago. Una muchacha de 19 años escribe lo que le sucedió a los 14: “Caminó, siempre con la vista fija en mi, hasta que llegó y tocó mi entrepierna a la pasada (…) Cinco años después continúo recordando esto. No le he contado a nadie en profundidad, ni siquiera a mi mamá”. Una muchacha relata lo


que le sucedió cuando, en un autobús, se agachó a recoger una moneda que se la había caído: “Solo eso bastó para que un hombre X se bajara conmigo y me siguiera por ocho cuadras [calles]. Casi me dejó en mi casa. Mi mamá dijo que era culpa mía, porque andaba con jumper [uniforme escolar] y que esas cosas pasan”. En Chile no existían ni estudios ni cifras que permitieran calificar el fenómeno. De acuerdo a la segunda encuesta del OCAC en 2015, con los datos más recientes disponibles, en los últimos 12 meses un 85% de las encuestadas de todas las edades ha sufrido acoso sexual callejero. A dos de cada cinco personas —mujeres y hombres— las han rozado, tocado o les han presionado con los genitales en el espacio público como los autobuses. Un 23% de las chilenas ha sufrido algún tipo de acoso grave: persecución, exhibicionismo o masturbación. Aunque es un fenómeno transversal, y tanto los hombres como los adultos mayores también lo han sufrido, las mujeres jóvenes son el grupo más vulnerable: el 97% ha sufrido acoso en el último año. La mitad por lo menos una vez a la semana y dos de cada 10 con frecuencia diaria. http://internacional.elpais.com/internacional/2016/11/25/actualidad/1480082877_62 7010.html

25 de noviembre, más que el ‘Black Friday’ Como ya habrán notado, el Black Friday llegó. En la llamada “fiesta del consumo”, miles de españoles se han abalanzado a múltiples establecimientos que ofrecen todo tipo de descuentos. Mientras tanto, este fin de semana en Madrid se desarrolla la campaña del Banco de Alimentos, que intentará recaudar más de dos millones de toneladas de comida para dar de comer a más de 57.000 madrileños. Unos 6.000 voluntarios gastarán lo más valioso de su vida, el tiempo, en la ayuda a los desfavorecidos. No critico a aquel que va a aprovechar el Black Friday para comprar algo, pero ensalzo la necesidad de esas 57.000 bocas, que nos necesitan.— Filippo Barbero. Madrid.

No se ha hablado mucho del Día Mundial para la Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres porque esa jornada es el famoso Black Friday. Todo el mundo corrió ayer para entrar a las tiendas con descuentos, pero pocas personas se movilizaron por una lucha


más relevante. A mi alrededor muchos hablaban sobre lo que se comprarían en las rebajas, minimizando así la lacra social que todavía no se ha erradicado en nuestra sociedad. No sé quién ha decidido hacer coincidir estos dos días, puesto que aunque se puedan celebrar ambos, ya se sabe que las rebajas siempre mueven a más gente. No he visto tiendas que hayan incorporado el color lila a sus escaparates. No obstante, confío en que nada callará las voces de las mujeres que han sufrido la violencia machista.— Irene Lucena Marín. Viladecans (Barcelona). http://elpais.com/elpais/2016/11/25/opinion/1480095483_845659.html ¿Cómo cuentan las series la violencia contra la mujer? El acoso, los golpes, la omertá en torno a las palizas en casa, los abusos... El modo en el que se abordan estos problemas en la ficción televisiva es muy diverso El 12 de junio de 1994 Nicole Simpson y Ronald Goldman fueron hallados muertos de forma violenta en la casa de ella en Los Ángeles. Habían sido apuñalados y degollados. La policía arrestó al exmarido de Nicole, la gran estrella de fútbol americano O.J. Simpson. La tesis de la fiscalía, refrendada por multitud de evidencias, fue siempre la de que se trataba de un crimen machista motivado por los celos y la agresividad del ídolo americano. La defensa solicitó que no se tuvieran en cuenta el más de medio centenar de agresiones registradas por parte de Simpson a su expareja porque eso solo trataba de "introducir la evidencia de que su cliente es una mala persona, pero no de probar que es un homicida". Acabó siendo absuelto. Este año dos series, una documental y la otra de ficción, la primera temporada de American Crime Story, rememoran el juicio más mediático de la historia que debía discernir si Nicole Simpson y su acompañante habían sido dos nuevas víctimas de la violencia machista. La fiscal a la que se le asignó este caso, Marcia Clark, se convirtió durante los nueve meses que duró el proceso en objeto de análisis por la longitud de sus faldas, sus cortes de pelo, su habilidad a la hora de maquillarse, su pasado sentimental y su capacidad como madre. El capítulo de American Crime Story titulado Marcia, Marcia, Marcia refleja al acoso al que fue sometida la fiscal por el simple hecho de ser mujer. Clark tuvo que aguantar comentarios jocosos del juez sobre su peinado, los abogados de la acusación criticaron duramente que ella solicitara que una sesión no se alargara porque debía cuidar de sus hijos esa noche y su primer exmarido filtró en pleno proceso una foto de ella el top-less. La violencia y agresiones machistas se han colado en la ficción televisiva a medida que el problema se hacía más visible en la sociedad y los medios. La forma de tratar esta problemática muestra también esa evolución. Uno de los motivos de que la violencia contra las mujeres haya comenzado a formar parte de las tramas de las series puede ser el aumento del peso femenino en las historias, tal y como apunta la profesora de la Universidad de Michigan Amanda Lotz en su libro Redesigning Women: Television after the Network Era: "El éxito de varios personajes femeninos y los cambios en el negocio de la televisión ha conducido a redefinir el papel de la mujer en la televisión". La autora


habla de como personajes como el de Xena, la princesa guerrera mostraron a un nuevo tipo de mujer más allá de su papel de madre y esposa. The Walking Dead tiene en su elenco de protagonistas a una nueva princesa guerrera. El personaje de Carol es uno de los que más interés suscita por su enorme evolución: de mujer reprimida y maltratada a personaje independiente y luchador, con ciertos tintes oscuros, eso sí. En Juego de Tronos se puede ver desde una agresión sexual al lado de un cadáver, hasta una prostituta con una flecha clavada en el corazón por el capricho de un rey malvado. Los espectadores están acostumbrados a todo tipo de escenas truculentas, pero la violación de Sansa Stark llegó a soliviantar a una senadora de Estados Unidos, Claire McCaskill , que lanzó un tuit en el que declaraba que no vería más la serie. La versión estadounidense de Vanity Fair publicó un artículo titulado Juego de Tronos no debería haber llegado hasta allí con Sansa Stark , en el que criticaba la secuencia. "¿Tenía que haber sido una violación lo que hundiera a Sansa? ¿Es eso realmente el único horror que Juego de tronos puede imaginar para sus personajes femeninos?", se pregunta al autor del texto. El informe de 2012 Las mujeres en la ficción televisiva española de prime time, del Observatorio Audiovisual de Identidades de la Universidad Internacional de La Rioja se concluye que el papel de la mujer en la televisión española ha dejado de ser esclusivamente el de "señora de", pero que todavía persisten los roles de mujeres masculinizadas o chonis. Aun así, es optimista con respecto a la ficción nacional: "Se ha inoculado un respeto por algunos aspectos de la condición de la mujer, y se puede considerar ofensivo presentarla como abiertamente incapaz o estúpida frente al hombre. Este contexto también se acompaña por una preocupación respecto a los malos tratos". http://elpais.com/elpais/2016/11/24/mujeres/1479991481_547310.html


Noticias violencia de género  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you