Issuu on Google+


HIPÓTESIS Se origina en el término latino hypothesis, que a su vez deriva de un concepto griego; una hipótesis es algo que se presume y a lo que se le otorga un cierto grado de posibilidad para extraer de ello un efecto o una consecuencia. Su validez depende del sometimiento a varias pruebas, partiendo de las teorías elaboradas.

Por ejemplo: “Mi hipótesis es que, si lanzamos el nuevo producto antes de fin de año, lograremos aumentar la cuota de mercado”, “El entrenador no contempla otra hipótesis que la victoria de Rumania en el próximo partido”, “La policía aún no tiene ninguna hipótesis sobre el asesinato de la niña”.

En el lenguaje coloquial es muy común su uso indiscriminado, con un grado de inexactitud comparable al que sufre la palabra filosofía. Dada la estrecha relación entre hipótesis e investigación organizada, resulta incoherente su uso para hablar de opiniones vagas acerca de deportes, política y economía, entre otros temas polémicos. Asimismo, este término se confunde muy a menudo con teoría, que es el primero de los componentes de una hipótesis.

También lo podemos definir así: Una hipótesis (del latín hypothĕsis y este del griego ὑπόθεσις) es una suposición; Es una idea que puede no ser verdadera, basada en información previa. Su valor reside en la capacidad para establecer más relaciones entre los hechos y explicar por qué se producen.

Normalmente se plantean primero las razones claras por las que uno cree que algo es posible. Y finalmente ponemos: en conclusión. Este método se usa en el método científico, para luego comprobar las hipótesis a través de los experimentos.


Una hipótesis científica es una proposición aceptable que ha sido formulada a través de la recolección de información y datos, aunque no esté confirmada, sirve para responder de forma alternativa a un problema con base científica.

Una hipótesis puede usarse como una propuesta provisional que no se pretende demostrar estrictamente, o puede ser una predicción que debe ser verificada por el método científico. En el primer caso, el nivel de veracidad que se otorga a una hipótesis dependerá de la medida en que los datos empíricos apoyan lo afirmado en la hipótesis. Esto es lo que se conoce como contrastación empírica de la hipótesis o bien proceso de validación de la hipótesis. Este proceso puede realizarse mediante confirmación (para las hipótesis universales) o mediante verificación (para las hipótesis existenciales).

HIPÓTESIS, PASOS PARA CONSTRUIR y DESARROLLARLA Debemos comenzar exponiendo en principio, donde se aplica una hipótesis y esto nos obliga a abordar desde el inicio el método científico usado por los grandes representantes de la filosofía moderna, como por ejemplo, René Descartes, considerado el padre de ésta; en el sistema o procedimiento exploratorio usado principalmente en la producción de conocimiento en las ciencias. Para ser llamado científico, un método de investigación debe basarse en la empírica y en la medición, sujeto a los principios específicos de las pruebas de razonamiento. Para el método científico, una hipótesis es una solución provisoria o provisional que aun no ha sido confirmada para un determinado problema. De acuerdo a la información empírica que pueda obtenerse en el trabajo de campo, la hipótesis podrá tener un menor o mayor grado de fiabilidad.


Aquí los pasos para construirla y desarrollarla: 1. Elaboración de preguntas que surgen naturalmente del desconocimiento acerca del fenómeno natural que ese está estudiando 2. Búsqueda de posibles respuestas, siempre que se basen en procedimientos y teoría que puedan ser probadas en el campo de la ciencia estrictamente. Al contrario, aquellas que no se puedan probar racionalmente se consideran especulaciones y son ignoradas 3. Predicción de los resultados que se obtendrán al poner en práctica las respuestas obtenidas 4. Experimentación y registro detallado de los hallazgos, de modo que se puedan reproducir tantas veces como sea necesario si se reúnen las mismas condiciones 5. Análisis y procedimiento de los resultados obtenidos. Se intenta buscar una relación entre los datos que se hayan registrado a lo largo de la realización de los diversos experimentos y se contrasta esta información con la predicción antes mencionada. Generalmente, este análisis culmina en una expresión matemática para organizar la hipótesis, la predicción y los resultados 6. Por último, se concluye si la hipótesis es verdadera o falsa, dependiendo del grado de exactitud de la predicción Estos pasos devienen en una nueva hipótesis, que generará más predicciones y experimentos, comprendiendo los ciclos de investigación que dan como resultado los avances científicos.


FUNCIONES DE LA HIPOTESIS  Indicar el camino para la búsqueda de la verdadobjetiva.  Impulsar el trabajo científico.  Sistematizar el conocimiento.  Permiten explicar el objeto de estudio.  Sirven de enlace entre el conocimiento ya obtenido y el que se busca.  Las hipótesis son intentos de explicación mediante una suposición verosímil que requiere comprobarse.

TIPOS DE HIPOTESIS

Hipótesis de Asociación o Covariaciòn: Son aquellas que establecen una determinada relación entre dos o más de sus variables, de modo tal que al modificar una de ellas, alteraremos

directa o indirectamente la variable

dependiente. Por Ejemplo: Si el valor de Y depende de X, digamos que aumentar X puede resultar tanto en un incremento como en un decremento de Y

Hipótesis de Relación de Producción: El comportamiento o la alteración de una variable modifican o influye en la variable dependiente. Por ejemplo:


Una noticia de enfermedad produce angustia. Cambio de comportamiento: Adquirir conocimientos acerca de posibles tratamientos mejora los hábitos del paciente para obtener más prontamente la curación.

Hipótesis de Relación Causal: Explican y predicen los hechos y fenómenos contemplando ciertos márgenes de error. Este tipo de hipótesis de forma cuando el comportamiento o la alteración de una variable es el efecto de otra (causa) que no es extraña o aleatoria y que tiene lugar antes que la primera. Por Ejemplo: Afirmar que la lectura mejora la ortografía, ya que leer (la causa) ocurre antes de la supuesta mejora al escribir (efecto) y el resultado no es siempre el mismo.


Revista virtual variables e hipotesis