Page 1


Nota de prensa ICPNA

EL VESTIDO, NO HAY PUNTADA SIN HILO Vestido: del latín vestitus, un vestido es una prenda o conjunto de prendas que se utiliza para cubrir el cuerpo. La vestimenta puede ser utilizada como medio de expresión y comunica, ya sea de forma consciente o inconsciente, la personalidad de quien la usa. Puntada: una puntada es el método de asegurar el hilo, atravesando con una aguja u otro instrumento puntiagudo, un material textil al coser o bordar para fabricar prendas de vestir o cualquier artículo que necesite confección. * Definiciones basadas en el Diccionario de la Real Academia Española, Definiciones.d y Wikipedia.

En los últimos años la gráfica ha cobrado gran fuerza como medio plástico y visual. Así lo demuestra el Taller de Grabado Kimkilen que nos presenta la exposición “El vestido, no hay puntada sin hilo”, en la que doce artistas de Perú, Chile y Argentina entablan un debate visual a partir de la creación de una serie de imágenes en torno a un objeto común a todos, el vestido. Es así que se desplazan por diferentes territorios de la reproducción desde los orígenes de la palabra hasta lo que significa el vestido hoy en día, reflexionando sobre su impacto social, su distribución comercial, analizando conceptos actuales como las passarellas, y el aparato de poder que genera el glamour de un objeto. Muestra curada por el artista y grabador chileno Marco Duran, cuyo objetivo es presentar, a través de este tema, las tendencias del grabado contemporáneo. La misma que podrá ser vista a partir del martes 5 de abril (se inaugura a las 7 p.m.) en la galería ICPNA San Miguel (Av. La marina 2469) hasta el 15 de mayo. El horario de visita es de martes a domingo de 11 a.m. a 8 p.m. El ingreso es libre. Participan 12 artistas; entre los nacionales se encuentran Máximo Antezana, Olga Flores, Julio Garay Terrazas, Jessica Liñán, Verónica Noriega, Zoila Reyes, Carolina Salinas y Fabiola Vizcardo. Además tenemos a los chilenos Mauricio Bravo, Marco Duran, Antonio Guzmán, Javiera Marín, Claudia Tapia y Ricardo Villarroel; y de Argentina Mariela Leal y Carolina Simon. Taller Kimkilen (conocimiento en idioma mapuche) es un taller de grabado en el cual los fotógrafos, artistas visuales y profesionales de la imagen pueden desarrollar su obra con calidad de exhibición. Promueve además el arte gráfico y el intercambio de artistas de diferentes nacionalidades. El taller está dirigido por Marco Duran y Carolina Salinas los cuales realizan clases introductorias al grabado, abarcando desde las técnicas tradicionales hasta conceptos modernos del grabado y sus desplazamientos a otras acciones artísticas.


Texto del curador

EL VESTIDO no hay puntada sin hilo Vestido: del latín vestitus, un vestido es una prenda o conjunto de prendas que se utiliza para cubrir el cuerpo. La vestimenta puede ser utilizada como medio de expresión y comunica, ya sea de forma consciente o inconsciente, la personalidad de quien la usa. Ropa: la palabra ropa deriva etimológicamente de la expresión germánica antigua raupjan (robar, saquear) que derivaría posteriormente en nuestro verbo “robar” y también por asimilación en “ropa”, debido a que las prendas de vestir eran objeto codiciado de pillaje. La ropa, por tanto, eran esos objetos susceptibles de ser robados, quedando posteriormente reducida a las prendas personales de vestir. Puntada: una puntada es el método de asegurar el hilo, atravesando con una aguja u otro instrumento puntiagudo, un material textil al coser o bordar para fabricar prendas de vestir o cualquier artículo que necesite confección. *

Así como la acción del hilo al atravesar una superficie textil para elaborar una prenda o vestido termina generando tramas y texturas, la acción del vestir crea un cuerpo de imposiciones sociales alimentadas por el comercio del vestuario, perdiendo así la intención de su función original y la inocencia que consistía solo en cubrir el cuerpo... El interés del Taller Kimkilen es promover el encuentro de artistas gráficos de diversos países, por lo que en esta oportunidad invita a artistas de Argentina, Chile y Perú a entablar un debate visual a partir de la creación de una serie de imágenes en torno a un objeto común a todos, el vestido. Con esta exposición, surge la necesidad de explorar el panorama de la creación gráfica de hoy, ya que el tema desarrollado promueve desplazamientos territoriales de obra, entregando una mirada desde diferentes realidades a partir del reconocimiento de un objeto habitual y la construcción de espacios de múltiples identidades, esfuerzo demostrado en exposiciones anteriores organizadas por el taller. Los espacios significados en las exposiciones Territorio de intercambio, Ropa tendida, Rastros, El ojo privado y Astro digital, cuyas muestras han sido creadas y presentadas en los países mencionados, han establecido una serie de diálogos entre artistas desde hace algún tiempo. Lo que nos interesa es su relación con el cuerpo, su suspensión y sus metafóricas vestiduras e investiduras... Es aquí el equivalente a las pieles de una colectividad anónima (artistas) que exhiben los secretos y las huellas de su diálogo crítico y poético con la realidad... desea ser una invitación a la participación en la creación de un imaginario común que contempla el romper las jerarquías expresivas asumiendo los planos de igualdad en la configuración de nuestros espacios simbólicos. (Texto de la exposición Ropa tendida). Los artistas peruanos cuestionan el uso de la técnica en el levantamiento de sus propuestas, relacionándolo con el gesto de la costura y la banalidad de la moda, al hilvanar / tejer nuevos espacios confluentes para la gráfica contemporánea. La búsqueda de los significados que simbolicen la representación del objeto a analizar, está presente en las propuestas individuales, trasgrediendo las acciones comunes del taller, tan cuestionadas por el virtuosismo técnico del grabado. Materiales y herramientas como la parafina, agujas, tijeras, trazos de hilos, puntas, marcas de sellos, tela, metal son símbolos representacionales de una identidad ausente, de un cuerpo desdibujado del que solo se conoce un rastro expuesto a múltiples lecturas e interpretaciones.


Las propuestas chilena y argentina se insertan en un espacio donde todavía se cuestionan la valoración y desvaloración de la experticia técnica, demostrando el dominio de un campo textual y visual regido por su historia social y política, entendidos desde las figuras del descalce, como sinónimo de irrupción, imposición y quiebre. A su vez, confrontan desde la gráfica una geografía diversa que nos ubica en un espacio representacional, simbólico, lleno de signos provocativos y cuestionadores de lo que sucede en su entorno, pensando, en esta ocasión, en la transgresión de los espacios de producción cuya obra se ubica en la disyuntiva arte / vida. Cada una de las propuestas nos invitan a “mirar” la habitualidad del cuerpo “vestido” y su revestimiento cultural proyectado como un nuevo territorio traslúcido aún por develar, en las que sus imágenes reclaman una identidad, compartiendo la memoria visual universal y, a su vez, conectándose con nuevos rumbos plásticos y estéticos, desde la exploración del lenguaje mismo de la gráfica. La actual producción de estos países en torno al grabado representa un conglomerado de opciones y preocupaciones por analizar la sociedad, haciendo uso de las técnicas y sus aplicaciones en diversos campos materiales y de dominio de la producción. Tanto la moda como el comportamiento humano se propagan con intenciones fijas e insidiosas que calan en los cambios sociales así como el grabado marca una huella y opera su accionar. Como parte de su misión, el Taller de grabado Kimkilen plantea promover y organizar, desde el trabajo multidisciplinario, proyectos de exposición convocando a artistas interesados en la exploración visual, sostenida en el cuestionamiento de sucesos cotidianos, sociedad y territorio, respondiendo con una obra experimental como aporte a los divergentes espacios geográficos en los que se presente. •Definiciones basadas en el Diccionario de la Real Academia Española.

Taller Kimkilen‐ Marco Duran


Julio Garay Terrazas Búscame, 2011 Xilografía, 40 x 48 cm c/u La propuesta de Julio Garay recoge desde la simple representación de la camisa de colegio, la nostalgia por los  tiempos idos de la niñez y la carga sentimental que se esconde detrás de este ícono.


Zoila Reyes (Perú) Fábrica, taller, 2011 Técnica mixta 17.5 x 18 cm c/u Represento al vestido como un proceso abierto donde cada uno de sus estados está sujeto a  variaciones y a  procesos de integración con diferentes medios, o a ser detenidos y valorados por  criterios estéticos que se  encuentran en el arte. Cada uno de los vestidos que presento es una imagen‐ matriz que muestra una seriación abierta en cada una de  las piezas; se trata de un trabajo experimental, como uno de los atributos que nos ofrece el grabado, que puede  ser un proceso de fábrica o de taller  en el cual se desarrolla un trabajo personal y colectivo.  


Máximo Antezana (Perú) Revestimiento, 2011 Papel mural estampado 60 x 250 cm

Máximo Antezana, crea a partir del presente mural‐papel impreso, la ficción de una tela cuya  aplicación lleva al límite, como elemento que no solo es destinado a cubrir los cuerpos sino que  además, en un sentido de desplazamiento emocional, a cubrir espacios o zonas arquitectónicas,  adoptándolas de una carga lúdica


(Detalhe)


Carolina Salinas Detente, 2011 Mandiles intervenidos con técnicas de  grabado

Carolina Salinas juega con el significado del “mandil” como elemento protector al llevarlo hacia el  campo mágico religioso, relacionándolo con el “detente”, objeto que desde su materialidad permite  establecer un estado espiritual en correspondencia con el deseo de alcanzar y mantener un  bienestar constante.


(Detalhe)


Fabiola Vizcardo (Perú) Mujer 003, la fashionista (Serie Mujeres Coleccionables) 2011 Grabado digital sobre foam Medidas variables

Fabiola Vizcardo percibe la vestimenta como un estereotipo del hombre y la mujer, definiendo  niveles socioculturales de diferenciación a partir de la imagen y la conducta, conduciendo a un  encasillamiento.


(Detalhe)


Olga Flores (Perú) Hilanderas en proceso, 2011 Impresión sobre tocuyo natural 110 x 144.5 cm.

Olga Flores valiéndose del bordado y la estampa, plantea el tema de los desplazamientos de las  identidades que se generan en estos traspasos/procesos que de manera similar se producen en las  dinámicas sociales, políticos y culturales


Jessica Liñan (Perú) Todo lo que tuve, 2011 Transfer sobre tocuyo natural,  5 piezas de 20 x 25 cm. 

Dentro de mi experiencia,  el vestido significa mi niñez interrumpida (me refiero como vestido al traje  que usualmente nos ponen de niñas para acentuar nuestra feminidad). Estos vestidos representan  todo lo que tuve y todo lo que perdí, cómo la protección y el afecto de mis padres, la inocencia, la  libertad del juego, etc. 


Verónica Noriega (Perú) De velo,2011 Gofrado y transfer de impresión láser en parafina  Medidas variables

Verónica Noriega se ocupa de la relación del cuerpo con las cosas de su entorno, al grado de  reconocer su valía a partir de la función que estos cumplen en su correspondencia útil con el cuerpo.  Así, encuentra en el vestido y en el acto del vestir y desvestir, velar y develar, la acción práctica de un  ritual que conlleva a un constante reconocimiento y revaloración de la persona.  


(Detalhe)


Antonio Guzmán (Chile) Aunque se vistan de seda,2011 Fotografía e impresión serigráfica sobre vestido/objeto de madera tallado  Medidas variables

Antonio Guzmán revela desde el traje de primaria, la implantación de una educación falsa en su  moral y en su información, revestida de un conocimiento absoluto, estático al que hay que aceptar y  callar. De allí que la imagen del personaje animado “Pinocho” ponga en estado de cuestionamiento  de la verdad y credibilidad dicha situación.   


(Detalhe)


Marco Duran (Chile) Linaje, 2011 Impresión sobre tela 80 x 510 cm

Marco Duran alude a un proceso de purificación  y limpieza, un nuevo despertar a partir de un  proceso simbólico, acto chamánico, en la que interviene imprimiendo (de manera menos barroca) una  gran tela cruda en la que ve representar el presente arrastrando parte de su pasado y por tanto, su  memoria, en una sociedad que se torna cada vez más fría. 


(Detalhe)


Ricardo Villarroel (Chile) Desvestir un santo para vestir otro, 2011 Técnica mixta 140 x 210 cm

Ricardo Villarroel propone un trabajo crítico y político. Muestra la técnica del corte y confección de una  sotana romana. Las telas negras yuxtapuestas y expuestas sobre una tela blanca se despliegan hacia  un juego de gestos, de roces con el soporte tela por parte del espectador (gesto provocador, por  la  materialidad del cuerpo de obra), un cuerpo que se mueve de su vocación hacia otro lugar, y cuya  imagen frontal devela lo oculto en una segunda imagen, la del sacerdote‐chileno acusado de  violaciones. Desvestir la trama, hacer movible el corte y la confección, permite aquí la confesión del  mismo sistema: social/político y cultural.


Javiera Marin (Chile) Hilado 100, 2011 Impresión sobre papel fotográfico, agujas e hilo 90 x 300 cm  

Javiera Marin plantea la vigencia del pasado, en este caso desde la imagen de la moda femenina de  los 60. La propuesta posee un carácter móvil mediante la perforación parcial del soporte (proceso de  desmaterialización) que sin afectar a la imagen, refuerza su presencia fantasmal a través del juego de  la luz y la sombra. Así logra que la imagen congelada en el pasado transite con el presente.


Claudia Tapia (Chile) Piel y maquillaje, 2011 Técnica mixta 170 x 180 cm

Claudia Tapia parte del concepto del maquillaje y del uso de la técnica del tapiz para traer a la  memoria la relatividad del significado del color rojo según las creencias y los diversos estamentos  sociales y la  época, reforzando ese descubrir a partir del sentido oculto que guarda el traje y los  elementos que la componen. 


Mauricio Bravo (Chile) Narcisiones, 2011 Fotografías digitales sobre papel fotográfico 50 x 60 c/u 

Mauricio Bravo cuestiona e indaga sobre el carácter artificial de nuestra identidad y sus respectivos  códigos comunicativos al yuxtaponer elementos gráficos (estereotipos) como ojos, bocas, narices de  hombres y mujeres tomados del publicista americano Andrew Loomis.  


Carolina Simón (Argentina) Tejido urbano, Tejido orgánico, 2011  Técnica mixta 150 x 220 cm

La obra Carolina Simon superpone el cuerpo sobre la trama de la ciudad, estableciendo una relación  comparativa entre los espacios corporales con los urbanos. Aquí el vestido se hace parte de la ciudad,  de la trama  social y política, y la trama urbana se hace parte del cuerpo, de la estructura del  organismo con sus vías principales, y periféricas que comunican lo espacial físico con lo espacial  emocional, en aspectos relacionados con el lugar que ocupa el cuerpo en la ciudad y la ciudad en el  cuerpo, saltando desde el plano artístico a construir los imaginarios en el espectador. 


Mariela Leal (Argentina) Vestido para un medio perro y perros,2011 Técnica mixta Pizarra de trabajo 117 x 55 cm / vestido de medio perro 100 x 100 cm 

El trabajo de Mariela Leal plantea la violencia expuesta y descarnada. Para ello se vale de  operaciones de corte y confección, tomando como metáfora el lápiz para transformarlo en hilos  que devienen en una obra‐díptico en la que destaca la técnica del brocado cuyos elementos  ornamentales (flores) son dispuestos de manera azarosa en el muro,  como un gran pellejo animal  el cual queda expuesto a una jauría que se desplaza simétricamente entre retazos de cuerpos  fragmentados a la espera de un ataque. 


(Detalhe)


(O curador Marco Duran e os artistas peruanos)

Fotos: Veronica Noriega

El vestido. No hay puntada sin hilo  

Exposicion