Issuu on Google+

Las 10 razones principales para despedir a su médico Por Carol Eustice, About.com (Actualizado 03 de diciembre 2011). ™ Los médicos tienen fortalezas y debilidades. ¿El estilo de su médico de cabecera coincide con su personalidad? ™ ¿Confía usted en la capacidad de su médico? ™ ¿Siente usted que entiende las directivas y las decisiones tomadas por su médico? ™ ¿Lo anima a hacer preguntas? ™ En general, ¿la experiencia en el consultorio de su médico es positiva?

La relación entre el médico y el paciente es muy importante. Si usted está respondiendo no a la mayoría de las preguntas puede ser el momento para un cambio.

1. La falta de confianza en la capacidad del médico Un paciente debe confiar en su médico. Los pacientes son más propensos a cumplir con su plan de tratamiento si tienen confianza en la capacidad de quien los atiende. Un paciente consulta con un médico por su experiencia como diagnosticador y por la capacidad para resolver problemas. Un paciente no debe abandonar rutinariamente el consultorio del médico inquieto acerca de las decisiones y recomendaciones que este le ha hecho. Si usted se encuentra haciendo eso, puede ser el momento de despedir a su médico. 2. La falta de continuidad entre las visitas La naturaleza de la enfermedad crónica implica que verá a su médico muchas veces para ayudar a controlar su condición. Con abundantes notas en su historia clínica, el médico debe ser capaz de recordar su visita anterior y medir su progreso. Los médicos están ocupados y ven muchos pacientes, por lo que no siempre es perfecto. Si usted constantemente tiene que repetir y si siente que su médico no lo está siguiendo, puede ser el momento de despedir a su médico. 3. Las preguntas no son bienvenidos Los pacientes van al médico en busca de respuestas, quieren saber lo que está mal, sus opciones de tratamiento, y lo que pueden esperar en el futuro. Aunque algunos médicos dedican una cantidad razonable de tiempo a contestar las preguntas de los pacientes, otros son inaccesibles y desalientan las preguntas. Si es difícil mantener con él un diálogo acerca del cuidado de su salud, puede ser el momento de despedir a su médico. 4. El doctor no se percibe próximo ¿Su médico comparte con usted todos los resultados de las pruebas diagnósticas pertinentes? ¿Comparte su médico la razón por la cual se ordena una prueba específica o por qué un plan de tratamiento específico ha sido elegido en lugar otro? Por ejemplo, su médico solo le puede dar una orden para una resonancia magnética, o le puede decir por qué es necesario hacer ese estudio y explicarle lo que él está tratando de descartar, y luego sí darle la orden para la resonancia magnética. Si usted a menudo se siente mal informado, puede ser el momento de despedir a su médico. 5. El doctor en frío y antipático


Si bien es importante que usted entienda su médico, es igualmente importante que él lo entienda a usted. ¿Comprende su médico cómo su condición médica impacta sobre diversos aspectos de su vida? ¿Es cordial y comprensivo acerca de su problema o exhibe una conducta fría y abrupta? Usted debe sentir que él realmente se preocupa por su bienestar, de lo contrario puede ser el momento de despedir a su médico. 6. Hay una espera excesivamente larga para obtener una cita Usted puede encontrarse con un largo período de espera cuando intenta establecer una cita con el médico. Los médicos tienen una agenda muy apretada, especialistas y cirujanos en particular. En ese sentido hay una broma que dice: No quiero consultar a un médico al que pueda ver al día siguiente: un médico ocupado es, a menudo, un médico popular con una gran reputación. Sin embargo, si hay que esperar demasiado para conseguir una cita, su salud puede peligrar. Si la espera no parece razonable, encuentre otro médico. 7. El profesional siempre está apurado ¿Tiene usted toda la atención de su médico durante sus citas, o tiene la sensación de que la mente de su médico está saturada por otros asuntos no relacionados con usted? ¿Siente que lo están apremiando? ¿Su médico se retiró de la sala antes de que usted pudiera hacer todas sus preguntas? Si le hace sentir que el tiempo que le dedica a usted durante sus citas no es suficiente, puede ser el momento de despedir a su médico. 8. Ubicación incómoda Puede ser estresante e incómodo tener que viajar una larga distancia para ver a su médico, especialmente si usted tiene problemas de movilidad. Algunos pacientes que viven en zonas rurales tienen menos opciones, pero la comodidad es un factor a considerar. ¿Adónde lo enviará para realizarse las pruebas de sangre, radiografías y otras pruebas? ¿Cuáles son las afiliaciones de su médico de hospital? Asegúrese de que su situación es conveniente o aceptable para usted, de lo contrario es posible que desee para encontrar otro médico. 9. Costo / Cobertura Si su seguro no cubre los honorarios de su médico, es poco probable que usted quiera continuar con él. Conozca los detalles de su plan de salud individual y esté seguro de que su médico está disponible para usted en la lista de proveedores. Si no es así, es posible que desee encontrar otro profesional para que sus gastos médicos sean cubiertos por su seguro. 10. Médico no es respetuoso ¿El doctor es brusco cuando le habla? ¿Su médico tiene en cuenta sus temores y aprensiones al momento de la toma de decisiones? ¿Tienen en cuenta sus sentimientos? ¿Su médico tiene en cuenta que su tiempo es tan importante como el suyo propio, o él lo deja languidecer en la sala de espera durante períodos excesivamente largos de tiempo? ¿Se siente respetado como persona por su doctor? Si no es así, puede ser el momento de despedir a su médico.


Las 10 razones principales para despedir a su médico