Issuu on Google+

  VOL 01  |  FEBRERO 2017

TRIBUTOS ASPECTOS

DE

LA

ACTIVIDAD

COMERCIAL

EL ISLR EN VENEZUELA GANANCIAS

OBTENIDAS

EN

EL

AÑO

FISCAL


CONTENIDO

03 / EDITORIAL

04 / EVALUACIÓN DEL IMPACTO DEL IMPUESTO SOBRE LA RENTA.

06 / LAS EXENCIONES DEL IMPUESTO SOBRE LA RENTA.

08 / REPORTAJE

10 / CARICATURA

MARÍA VIRGINIA PÉREZ REAÑEZ 25.474.419 FUNDAMENTOS DEL DERECHO EMPRESARIAL SAIA-A TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS 2017.


EDITORIAL El sistema tributario venezolano ha ido evolucionando y madurando paulatinamente, para así lograr la integración entre las características de los tributos que lo conforman y las particularidades y necesidades económicas del país. Es por ello, que las disposiciones legales que regulan los tributos que conforman el sistema tributario venezolano, han sido modificadas y reformadas en la medida que las condiciones económicas de Venezuela lo ameriten, como consecuencia de hacer frente a las necesidades públicas, que son aquéllas que nacen de la vida colectiva y se satisfacen o se intentan satisfacer mediante la actuación del Estado, tales como: defensa y resguardo de la soberanía del país, salud, educación, crecimiento y desarrollo, con el fin último de lograr el beneficio colectivo. Uno de los tributos que ha sido objeto de diversas modificaciones, es el Impuesto sobre la Renta, cuyo objetivo es gravar la renta o el enriquecimiento percibido por los contribuyentes, con ocasión de las diversas actividades que estos puedan ejercer. En consecuencia, este número de la revista Tributos tiene como fin, resaltar los aspectos más importantes pertenecientes al Impuesto más significativo que maneja el Estado en términos monetarios, puesto que representa para el mismo, la mayor fuente de ingresos en cuanto a materia tributaria fiscal se refiere, y que resulta obvio por su carácter monetario que sea menester de un Relacionista Industrial conocerlos a profundidad.

MARÍA PÉREZ EDITORA EN JEFE


ARTÍCULO DE OPINIÓN EVALUACIÓN SOBRE

LA

PÚBLICAS

DEL

IMPACTO

RENTA DEL

EN

LAS

ESTADO

Que nunca estuve ni estaré a favor de un llamado absurdo a la denominada "desobediencia tributaria", ensayada hace ya una década, sin resultado alguno. El pago de los tributos en cualquiera de sus especies (impuesto, tasas y contribuciones especiales) es un deber inherente a la ciudadanía, es su esencia misma. Algunos han visto al tributo como el pago de la membresía social. El costo de vivir en sociedad. Otros lo han justificado, como la retribución que pagamos los ciudadanos por los bienes públicos y servicios que nos provee el Estado a través de su gestión presupuestaria. Sin embargo, no todo tributo representa un servicio actual, una ventaja económica o patrimonial o un bien público del cual el ciudadano saque un provecho o ventaja. Así por ejemplo, la obligación del pago de Impuesto sobre la Renta o el soportar un impuesto general al consumo, como el IVA, o el impacto en nuestros consumos de los impuestos específicos cigarrillos o lico-

DEL

IMPUESTO

POLÍTICAS

VENEZOLANO

res, lo hacemos en observancia de nuestro deber "de coadyuvar con los gastos públicos", tal como lo establece el artículo 133 constitucional. El pago de esos impuestos u otros que corresponden a los estados y municipios como entes públicos territoriales, dotados de la facultad de establecerlos y exigir su pago, lo hacemos sin vinculación a un acto o hecho que comporte un beneficio o un servicio. El pago de los impuestos se hace en función de la solidaridad con nuestros conciudadanos, pues como lo afirma el cardenal Martini, "el ciudadano contribuyente (…) está consciente de que, si pagan más de cuanto reciben, otros individuos y grupos obtienen -de forma transparente y del modo más equitativo y solidario posible- un beneficio de aquello que se ha satisfecho". En sentido, se impone la obligación de 


los especialistas, las academias y gremios, cuyo objeto esencial que justifican su existencia es el estudio científico del tributo, de elevar sus voces formulando críticas, observaciones y propuestas alternativas cuando se busca imponer una reforma tributaria por vía habilitante, es decir, por decretos con rango y fuerza de ley, a espaldas de la población sin la observancia  de la obligación constitucional de consulta, o en el seno de la propia Asamblea Nacional, cuando le corresponde conocer de proyectos producto de la iniciativa del Ejecutivo Nacional, igualmente, inconsultos hasta del propio SENIAT. El autor italiano Franco Gallo en sus Razones del fisco. Ética y justicia de los tributos, expresa que "el mejor cicatrizante contra la corrupción es la transparencia en la elaboración, la aprobación, la ejecución del gasto público, pues constituye la única base sobre la que resulta posible construir un sistema tributario con aspiraciones de justicia". Es por tal razón que una reforma tributaria debe estar en función del gasto público, de su calidad y destino. Es la necesaria progresividad del sistema no solo por la existencia de impuestos directos sino por la vía del gasto a favor de los sectores menos favorecidos, sin exclusión de ningún otro. No es más que la esencia y consecuencias del Estado democrático, social y de derecho. Cuando se establece un tributo y el gasto no se traduce en inversión social, bienestar y desarrollo económico para todos los sectores de la población, se estructura para el financiamiento de formas paralelas e inconstitucionales como el Estado Comunal, sin control, o para el 

sostenimiento y viabilidad de otras economías el deber de contribuir se distorsiona, se alienta el incumplimiento y el contribuyente siente una animadversión al punto de percibir  que el poder de imposición del Estado es una forma de confiscación, y no una expresión de una elemental solidaridad ciudadana. Ojalá que el tema de los impuestos sea abordado de manera transparente en función las finanzas públicas y la productividad y lejos de la diatriba política.


ARTÍCULO DE OPINIÓN LAS

EXENCIONES SOBRE

Las exenciones tributarias son un beneficio legal, social y económico para ciertas personas, actividades o empresas otorgadas, a través de las leyes donde se libera del pago total o parcial del Impuesto Sobre la Renta. Con la reforma de la ley de ISLR en noviembre del año 2014 según decreto 1435 gaceta 6152 de fecha 18/11/2014, las asociaciones de personas dedicadas a actividades religiosas, artísticas, científicas, de conservación, defensa y mejoramiento del ambiente, tecnológicas, culturales, deportivas, las asociaciones profesionales o gremiales, las instituciones universitarias, las educacionales y las cooperativas ya no están exentas del pago del ISLR  al ser suprimido el numeral 10 del artículo 14 de la ley de ISLR. Es decir, las asociaciones de personas declaran hasta el ejercicio 2014 como exentas de ISLR. La única manera de seguir gozando del beneficiode exención de ISLR es si la

LA

DEL

IMPUESTO

RENTA

a actividades benéficas y de asistencia social  (no condiciona una exclusividad como el numeral 10) y siempre que sus enriquecimientos se hayan obtenido como medio para lograr los fines antes señalados; que en ningún caso, distribuyan ganancias, beneficios de cualquier naturaleza o parte alguna de su patrimonio a sus fundadores, asociados o miembros y que no realicen pagos a título de reparto de utilidades o de su patrimonio de acuerdo a lo dispuesto en el numeral 3 del artículo 14 de la ley de ISLR y del artículo 17 del reglamento de la ley de ISLR el cual dice: a.  Instituciones benéficas, las que sin fines de lucro tengan por objeto prestar servicios médicos, docentes o suministrar alimentos, vestidos o albergues a los desvalidos, o suministrar fondos para los mismos objetivos, en el país. b.  Instituciones de asistencia social,


las que sin fines de lucro, tengan por objeto realizar actividades en el país dirigidas a la prevención o disminución de enfermedades, la miseria, el vicio y otros males sociales, al igual que las que se dediquen a la protección de los derechos humanos o a suministrar fondos para estos mismos fines. Consideramos que las iglesias en general podrían enmarcarse como unas instituciones de asistencia social, de hecho recomendamos que modifiquen el objeto del acta constitutiva y coloquen la palabra asistencia social, y así se apoyan en el numeral 3 del art 14, ya que este numeral no condiciona que tiene que ser un objeto exclusivo (religioso) sino que puede tener varios objetos que encuadren dentro del literal B del artículo 17 del reglamento de la ley ISLR.


REPORTAJE POR

¿ENSAYO

Y

ANTONIO

DUGARTE

Ciertos hechos de la vida, y más si se trata en lo profesional, nos hacen evocar las reglas básicas, ese ABC que nos inculcaron en el aula, ese "mínimo lógico" que debe barnizar un acto o proceder y cuando al hacerlo, encontramos desvíos en el camino, o algo que rompe con la silueta de ese necesario paradigma, todo comienza a fallar en su interpretación y en su existencia, comienza a hacer agua, a inundarse. Digo esto porque al pensar en lo que es un tributo en esencia, en su necesidad, su rol, en un sistema tributario armónico, coherente, pensado, sustentado, y sobre todo, bien planificado, y comparo con lo vigente, nada tiene sentido. Recuerdo que al iniciar mi ejercicio profesional en 1986, recién se había reformado la LISLR, buscando entre otros, "Consolidar Fiscalmente las Rentas" que grupos empresariales atomizaban apuntando a un menor pago del impuesto; recuerdo su eliminación en

ERROR? LOBO

reforma de 1991 "porque no dio los resultados esperados". Recuerdo en dicha Reforma del 86, la extensión del gravamen de esta Ley a ciertos enriquecimientos "pasivos" obtenidos en el exterior por venezolanos o domiciliados, el cual fue revertido en reforma de 1991 "porque no dio los resultados esperados".  Aún tengo presente la promulgación de Ley de Impuesto a los Act. Empres. en 1993 buscando que los contribuyentes no causadores de ISLR, al menos causaran este tributo y "el Fisco" no se viera tan perjudicado en cada ejercicio; adivinen. Derogado de un plumazo en 2004... "porque no dio los resultados esperados". Olvidan la reforma de LISLR en 1999, introduciendo Mecanismo de Precios de Transferencia, que fue concebido copiando el modelo brasilero que al final, fue excluido en su totalidad en reforma 2001 para incorporar el modelo OCDE "porque no dio los resultados esperados".


No conforme con lo previamente ejemplificado, nuestro legislador se ha equivocado en múltiples ocasiones al reformar leyes, crear otras, pero pareciera que en tiempo reciente, ha perdido un tanto la vergüenza de equivocarse, y ante algo que pareciera ser una notable ineficacia fiscalizadora, ha encontrado más simpleza en establecer aportes o tributos nuevos con una suerte de "regadera legislativa" que una vez abierto el chorro, no puede ver a dónde cae. Tenemos Tributo en Ley Orgánica de Ciencia, Tecnología e Innovación; otro en Ley Orgánica de Deporte, Actividad Física y Educación Física así como el aporte concebido en la Ley Orgánica de Drogas... los cuales "no deben preocupar" porque son "porcentajes mínimos" mas, los otros para-fiscales, los llamados tributos no legislados y hasta la inflación misma, que casi es un tributo no formal. ¿Qué debemos esperar? ¿No nos enseñaban en aula que el ISLR era un impuesto que se creaba para cubrir las necesidades del Estado? ¿Hacían falta más? ¿O es el Estado el que se hizo ineficiente en el tiempo? ¿Deben ocurrir errores una vez más para que se den cuenta de que "no dieron los resultados esperados"? El contribuyente venezolano soporta más carga tributaria o de aportes de lo que debiera en un sistema tributario formal y serio... y si sumamos que es un conejillo de Indias... pues nada bueno puede resultar... Y así, debe declararse...


CARICATURA


Tributos