Page 1

2014 Interpretación del laboratorio de Reumatología

Facultad de Medicina María Victoria Mejía Mejìa 19-6-2014


EL LABORATORIO EN LAS ENFERMEDADES REUMATICAS AUTOINMUNES

El Laboratorio en Reumatología, es un apoyo de gran utilidad para el diagnóstico de diferentes patologías reumáticas autoinmunes como son, el lupus eritematoso sistémico (LES), el Síndrome de Sjogren (SS), la Artritis reumatoide (AR) y otras enfermedades del tejido conectivo y enfermedades no reumáticas como hepatitis crónica activa, tiroiditis de Hashimoto, entre otras. Respecto a las enfermedades autoinmunes, hay involucrados múltiples factores, como son, factores genéticos, endocrinos, ambientales e inmunológicos, como la hiperactividad de las células plasmáticas, la producción de citocinas proinflamatorias (IL-17, IL-6, TNFa) y la formación de complejos inmunes. Los exámenes de utilidad clínica para la mayoría de las patologías autoinmunes Se pueden clasificar en varios grupos. El primer grupo serían los Reactantes de fase aguda, entre los cuales están la Proteína C reactiva (PCR), el amiloide sérico A y la eritrosedimentación globular (ESG); hay otras pruebas que son importantes para evaluar el paciente que presenta un desorden autoinmune, como es medir los niveles de Complemento, importante en los pacientes con enfermedad por complejos inmunes, como él LES, donde puede haber una hipocomplementemia relacionada con compromiso renal. Para evaluar las diferentes entidades autoinmunes se realizan en el laboratorio diferentes pruebas, entre las que se encuentran, la detección de autoanticuerpos específicos y no específicos que son útiles para el pronóstico y seguimiento de los pacientes. En algunos casos, estos anticuerpos pueden aparecer antes que los síntomas, siendo predictores de la enfermedad, como es el caso de los anticuerpos Antipéptido citrulínico (anti-CCP) en la Artritis reumatoide. Una de las entidades autoinmunes más estudiadas, ha sido el lupus eritematoso sistémico, enfermedad no órgano específica, que se caracteriza por un amplio espectro de manifestaciones clínicas que comprometen desde la piel y articulaciones hasta compromisos más severos como son los renales y neurológicos. Cualquier sistema u órgano puede estar afectado en esta enfermedad, las causas son múltiples, van desde desordenes inmunológicos, con activación del complemento, participación de los LT citotóxicos, citoquinas proinflamatorias y la presencia de Autoanticuerpos (ANAS), los cuales, reconocen varios antígenos del núcleo y citoplasma, estos anticuerpos ayudan al diagnóstico diferencial de algunas entidades reumáticas. Los ANAS están presentes en la mayoría de los pacientes con LES, aunque, la ausencia de estos anticuerpos no excluye que el paciente tenga Lupus y la presencia de ellos,


tampoco asegura que el paciente tenga la enfermedad. En esta entidad, se pueden encontrar otros anticuerpos, como son, los anticuerpos contra la cardiolipina, uno de los fosfolípidos más estudiados. Hay otros anticuerpos en el diagnóstico del LES, como son los anti-DNA de doble cadena (DNAn), los cuales, a pesar de ser muy específicos, no tienen buena sensibilidad, ya que se encuentran positivos sólo en un 50% a 60% de los pacientes con lupus en algún momento de la enfermedad. la determinación de los anti-DNAn se realiza por Inmunofluorescencia indirecta (IFI) y ensayo inmunoenzimático (ELISA). Este anticuerpo, se sospecha cuando el patrón de IFI, con las células Hep-2 (ANAS) es homogéneo o periférico. Para la detección de los ANAS por inmunofluorescencia, se observan diferentes patrones, que pueden variar, en el mismo individuo, encontrándose con frecuencia patrones mixtos en el mismo paciente. Por IFI (células Hep-2), se pueden identifican 6 diferentes patrones, su interpretación es importante para la asociación con la clínica en las diferentes entidades autoinmunes. Los patrones que se encuentran comúnmente son: El patrón homogéneo o difuso, periférico o en anillo, patrón moteado fino, patrón nucleolar, patrón centromérico y patrón citoplasmático aunque estos son anticuerpos contra componentes del citoplasma (mitocondrias, ribosomas). En general, a mayor título de los ANAS, mayor es la probabilidad de una enfermedad reumática, aunque se pueden encontrar pacientes con LES con títulos bajos de ANAS, y personas sanas con títulos positivos de ANAS (un 3% de la población sana puede presentar títulos de 1:320 y un 32% títulos de 1:40). En el patrón homogéneo o difuso se observa el núcleo coloreado; son anticuerpos que reaccionan con el complejo ADN-histona (ribonucleoproteína o nucleosomas), anti-ADNds y anti-ADNss. Se observa la coloración de las células en mitosis. Un título alto, mayor de 1:640, es sugestivo de LES o lupus inducido por drogas. Sin embargo, la sola presencia de unos ANAS positivos no es diagnóstico de la enfermedad.


Otro patrón que se encuentra es el periférico o en anillo, este se produce por anticuerpos que reaccionan contra el ADNnativo. En títulos muy altos, se asocia con LES.

El laboratorio autoinmune  

Artículo redactado por la docente maría Victoria Mejía