Issuu on Google+

EDITORIAL

NUESTRA SOCIEDAD Y LA DE MAX Valle Inclán hace una crítica en su obra a la sociedad española, a la que acusa de no dar cabida a los genios ni a los trabajadores. Una sociedad que describe como ″canalla″ y llena de infamia. La obra pone de manifiesto la decadencia de España y de los españoles que vistos desde fuera resultan “esperpénticos”. La mirada de Valle Inclán sigue siendo muy valiente y aún hoy, muy moderna. La obra de Valle Inclán, como ya sabemos, la hace desde una actitud crítica y radical respecto a la España oficial de su tiempo, siendo muy consciente de que el sistema político de la restauración estaba agotado y que por un lado iban los políticos y por otro la realidad social. La obra va más allá explicando otra manera de entender la cultura española y al mismo tiempo propone una visión muy trágica de la existencia. Encontramos el recorrido completo hacia el esperpento, descrito por Valle-Inclán. Max Estrella representa un artista bohemio del cambio de siglo anterior al actual, y observa críticamente, el fracaso de sus ideas y de las contradicciones. Todo esto lo copio de un libro donde dice: “Valle-Inclán tiene la habilidad de sintetizar elementos diversos y concretos, a la vez que puede plantear grandes preguntas”. Es así como ‘Luces de bohemia’ se convierte en un repaso de la actualidad política y social española, y a la vez, una profunda reflexión sobre la cultura española, y a su vez, sobre la existencia. La sociedad actual está llena de diferencias, de diversidad, rasgos, realidades, circunstancias, mayores y menores, que subrayan a cada uno de los grupos humanos a los que se pertenece, bien sea por razón étnica, religiosa, social ,profesional…En definitiva la sociedad y el mundo son heterogéneos. ¿Existen diferencias entre la sociedad de Max y la nuestra? La sociedad del siglo XXI es una sociedad muy parecida a la de esa época en la que nos encontramos (época de Max). Aunque vemos que han cambiado muchos aspectos, la mayoría continúan igual o peor. La pregunta es ¿dan cabida a los genios y a los trabajadores? Estamos acostumbrados a que los trabajadores y los genios que triunfen sean los adinerados. Vemos muchas diferencias entre pobres y ricos, destacando siempre estos últimos. Estos últimos son siempre los políticos, podemos ver simplemente los salarios de un político con respecto a los de un ciudadano normal como un funcionario, por ejemplo. Si Max hubiera nacido en el siglo XXI lo hubiera tenido mucho más difícil aun. Y se hubiera visto mucho más criticado por los medios y por la sociedad en general. Nunca se ha visto la literatura como un oficio del que podamos sacar beneficio. ¿Quién se atreve en los tiempos que corren a decir que quiere ser escritor?


5__