Page 1

CORREO

de las Culturas del Mundo Vol. X, número 99, 15 de diciembre de 2011

Centro de Estudios sobre la Diversidad Cultural

Edgar Morin

En este número: • Entrevista con Edgar Morin • Exposición: Romanorum vita • La pesca de altura nació hace 42,000 años • Tomás Segovia, puente entre continentes y culturas • El viento sopla, colección de literatura de autores gitanos

correodelasculturas@gmail.com


Ideas

Entrevista con Edgar Morin por Manuel Feliú Giorello (filósofo)

“En América del Sur refuerzo mis ideas” Dice que conserva las aspiraciones de su juventud, pero que ha ido perdiendo las ilusiones. Por lo pronto, sus 90 años de vida no han horadado ni su físico ni su energía intelectual. Marca indeleble en la filosofía del siglo XX y referencia indiscutida en la bibliografía de las universidades del globo, el sociólogo francés Edgar Morin no se baja del planeta. “Es improbable salvarse de la catástrofe, por eso estoy en espera”, profetiza en su último libro, La Vía, un catálogo de los males de este mundo y de las posibles reformas antes de que la eclosión sea inexorable. Marzo de 2011. Desde Turín.

El Desafío de la Complejidad Edgar Morin es un pensador transdisciplinario francés nacido en 1921, conocido especialmente como sociólogo y epistemólogo, es Doctor honoris causa en más de 10 universidades del mundo y titular de la cátedra itinerante de la UNESCO. Es considerado una de las figuras más prominentes en el estudio de la Complejidad, noción que surge en los años sesenta y que busca la comprensión del mundo fenoménico a través de una integración de sus eventos pues concibe la realidad como un tejido de constituyentes 2


heterogéneos inseparablemente asociados donde encontramos presente la paradoja de lo uno y lo múltiple. La complejidad intenta abordar las relaciones entre lo empírico, lo lógico y lo racional oponiéndose al esquema clásico de las ciencias, separadas en especializaciones, y proponiendo a su vez una visión integradora y multidimensional que a través de un trabajo transdisciplinario de cuenta de la complejidad de lo real. La profusa obra de Morin, que cuenta con más de cuarenta publicaciones que han sido traducidas a los principales idiomas, se reparte en estudios sociológicos y antropológicos (incluyendo la dimensión biológica e imaginaria), reforma del pensamiento y enseñanza y en escritos biográficos. Morin se ha consagrado en la búsqueda de un método capaz de revelar los desafíos de la Complejidad tanto en la esfera del conocimiento científico como en la esfera social, política y humana, sin olvidar las interacciones entre ellas, lo que lo ha hecho merecedor de los cargos que hoy asume como encargado de la reforma educacional de Francia (su país natal) y como director de investigaciones del Centro Nacional de Investigación Científica de ese país. En el marco del encuentro internacional “Movilizando el Capital Social y el Voluntariado” organizado por el gobierno de Chile, por el gobierno de Noruega y por el Banco Interamericano del Desarrollo, ha venido a nuestro país para realizar la conferencia de apertura de este importante evento, donde hemos tenido la oportunidad de entrevistarlo para conocer algo más de su Cultura ibérica. Finales S. III, inicios S. II a.C. pensamiento. * -Su obra muestra una inusitada capacidad para ver los problemas sociales interconectados y en movimiento. ¿Desde donde surge para Ud. la conciencia y la necesidad del pensamiento sistémico? -El pensamiento sistémico es una base para el entendimiento, una base para el “pensamiento complejo” que va más allá de la noción de sistema. Pero ¿qué significa sistema? Sistema significa relaciones entre elementos de 3


naturalezas diversas que son conectados en una organización a partir de la cual se produce lo que se puede llamar emergencia, calidades o cualidades nuevas y también restricciones sobre las cualidades de las partes. Aquí está presente la idea que se debe abandonar todo modo de pensar reduccionista que pueda pensar un todo a partir de los elementos tomados separadamente. Es necesario un pensamiento que haga las conexiones de las partes, que haga la conexión de lo global con lo local, es decir, un pensamiento que relacione el todo con las partes y las partes con el todo, ésta es para mi una idea fundamental. -¿Cuál es el lugar epistemológico de la noción de sistema en el universo conceptual? Pienso que en el nivel epistemológico la noción de sistema significa el contrario del paradigma llamado “cartesiano”, que supone que la conciencia se hace en la división de los elementos en partes separadas. No se puede concebir el todo sin la parte y la parte sin el todo, esto es algo fundamental pues es así como lo encontramos en la naturaleza. En el mundo físico las estrellas son sistemas, las moléculas son sistemas, un organismo es un sistema, en la sociedad encontramos varias formas de sistemas y esta noción es una base para el conocimiento. -¿Cuál es la labor o el rol de la ciencia para un pensador transdisciplinario como Ud.? -La ciencia es un camino de transformación. Si hablamos de la ciencia clásica, la que se desarrolló en el siglo XIX y en una gran parte del siglo XX, ésta es una ciencia donde el dogma principal es la necesidad de separar las disciplinas, de especializar el saber en pedazos convirtiendo de este modo el pensamiento en un conocimiento fragmentario. Es evidente la oposición de mi modo de pensar con este tipo de ciencia clásica. Hoy día se desarrolla un tipo de ciencia 4


que se puede llamar sistémica o de agrupación. Si tomamos como ejemplo a la ciencia de la tierra, ésta se ha constituido en los años sesenta del siglo pasado a partir del momento donde se concibe la Tierra como un sistema con vida propia, con sus elementos y su organización, y a partir de este momento las disciplinas que eran separadas como la Geología, Sismología, Vulcanología, Meteorología, etc. se encuentran en conexión. Cuando se concibe que hay un sistema “complejo” se puede conectar. Es el caso de la Ecología como ciencia que surge con la posibilidad para el ecologista de establecer las interconexiones que forman el ecosistema en la medida que se relacionan los elementos vivos, animales, vegetales, unicelulares, etc. y las condiciones atmosféricas y geológicas que constituyen una organización espontánea llamada ecosistema. Al ecologista le interesan las regulaciones y desregulaciones del sistema, entonces llama a la colaboración de los varios especialistas convirtiéndose en un pensamiento interdisciplinario y multidimensional que integra los fenómenos humanos de desarrollo industrial, social, etc. La cosmología también hoy para comprender los primeros segundos del universo, llama a su colaboración a la microfísica. En mi primer trabajo importante llamado El hombre y la muerte, ya tuve que abordar el problema de la muerte desde varias perspectivas, sociológicas, biológicas, históricas, psicológicas, etc. Es la intención y obligación de hacer un viaje interdisciplinario, pues cuando se toma Cultura un tema de Finales cualidad humana noII se ibérica. S. III, inicios S. a.C.puede reducir éste en disciplinas separadas, las cuales son muy útiles, pero en la medida y condición que se abran a un conocimiento más general. -En ese sentido, es en la Biología y la Sociología las ciencias donde han proliferado con más fuerzas los conceptos de organización, sistemacidad, interdependencia y complejización. ¿Por qué cree Ud. que las ciencias más formalistas han ejercido una mayor resistencia a la compenetración con este tipo de conceptos? -Tomemos por ejemplo la economía, que es la ciencia humana-social más 5


adelantada desde el punto de vista formalista. En el sentido de que su matematización es muy adelantada, pero sin embargo no puede entender muchas cosas porque todo lo que no puede entrar en el cálculo escapa a estas ciencias, lo que conlleva al aislamiento del fenómeno económico. De hecho las realidades económicas están mezcladas con todas las otras realidades psicológicas, sociales, guerras, políticas, miedos, deseos, etc. entonces es una ciencia abstracta y por esta razón adelantada formalmente pero muy atrasada intelectualmente. -Ud. dice en Ciencia con Conciencia que “lo único que es real es la conjunción del orden y del desorden” y dice además “que el problema de todo conocimiento moderno es concebir esta conjunción”. ¿Cómo debiéramos comprender estas proposiciones sin caer en un caos lógico? -Tomemos la primera cosa. Si nosotros pensamos que el universo podría ser únicamente determinista sería incomprensible en él la evolución y las relaciones. Pero si nosotros pensamos que hay únicamente desorden entonces es imposible también. Se necesita un universo imperfecto-perfecto, un universo con un mínimo de reglas, de leyes, pero donde también cabe el desorden y el alea. Por ejemplo los cosmólogos hoy imaginan los primeros minutos del universo como un momento donde hay gran agitación, con mucho desorden de las partículas, pero en esta agitación se hace el “encuentro”, donde hay fenómenos de aniquilación de la materia, pero también otros fenómenos de atracción y de organización. Se necesita un desorden para que nazcan los primeros átomos y otras cosas. -¿Cuáles son entonces los principales problemas que la lógica deductivoidentitaria le opone al pensamiento de la complejidad? -Nuestra lógica deductivo-identitaria no puede concebir la posibilidad de 6


unir dos nociones tan antagónicas como el orden y el desorden al punto que manifiesta una repulsión por la contradicción. Por este motivo la lógica deductivo-identitaria tiene muchas virtudes y capacidades sobre las cosas separadas, sobre las cosas fragmentadas, pero cuando nosotros consideramos el conjunto de las cosas vemos que no funciona. Por ejemplo el acontecimiento más importante fue cuando se constató el hecho de que hay una contradicción en que la luz se presente como una onda y como una partícula al mismo tiempo, pero la cuestión está en que la comunidad científica debió aceptar esta contradicción pues el hecho indicaba esto. Desde el punto de vista de la tradición del pensamiento occidental encontramos el tema de la contradicción presente en algunos pensadores como Heráclito, Nicolás de Cusa, Pascal, Hegel, Marx y también en algunos místicos medievales. A los problemas más hondos no podemos llegar con una simplicidad lógica, sino que encontramos muchas veces la contradicción lógica y que debemos incluir el tercero y no excluirlo. Esta es una idea que a mí me parece fundamental y que hace la diferencia entre la razón cerrada –limitada– y la razón abierta. -En este sentido pensar la complejidad es pensar lo inacabado, lo movible, lo abierto y lo problemático, ¿De qué modo entonces debemos desprejuiciarnos para una real asimilación de este concepto que no caiga en una reducción y simplificación? Cultura ibérica. Finales S. III, inicios S. II a.C. -El peligro de todas las ideas complejas es el de ser simplificadas por los discípulos y personas externas. Ocurrió con el platonismo, con el kantismo, con el marxismo, etc. No tenemos la posibilidad de impedir la simplificación, pero si pensamos correctamente la complejidad, entonces se ve que es el modo de tener un instrumento de pensamiento para entender lo que no se puede entender en el modo clásico de pensar. Hay que comprender que “complejo” no significa completo, cuando hay complejidad siempre queda incertidumbre en el pensamiento. No es la liquidación porque la liquidación 7


es una visión determinista, no hay pensamiento acabado y estamos, en este sentido, condenados a la apertura y a lo inacabado del pensamiento. -Vivimos en una era de globalización informática y de estandarización comercial, pero también de fragmentación espiritual y de pérdida de identidad. ¿Cuál es en su opinión la médula de esta problemática? -Pienso que por un lado la globalización como fenómeno de unificación económica, técnica y también de los actos de civilización, es un proceso muy abstracto para las diversas sociedades que tienen varias raíces, étnicas, religiosas y tradiciones nacionales. Uno de los efectos de la mundialización es de estimular las fuerzas de resistencias identitarias de estas civilizaciones, por ejemplo lo que ocurrió en Yugoslavia que se fragmentó en pedazos con las fuerzas nacionalistas y religiosas. Vemos que lo que unifica provoca fenómenos de fragmentación, pero además en el contexto de esta civilización de tipo occidental, es una civilización que hace la promoción del individuo en sus dos aspectos contrarios, aspectos de autonomía personal y aspectos también de egocentrismo y de reducir todo a su interés propio. El individualismo es un hecho de la difusión de la civilización occidental que conduce a una fragmentación en la medida que el individualismo contribuye a una desintegración de las comunidades y de las solidaridades tradicionales. Es la paradoja del mundo actual lleno también de contradicciones. -¿Le parece a Ud. que los medios que generan una sociedad mundial han precedido entonces al desarrollo espiritual necesario para afrontarla? -Me parece evidente pues los procesos tecno-económicos que han creado la infraestructura de una sociedad-mundo no son capaces de elaborar una verdadera sociedad-mundo. Se necesita una toma de confianza de los estados nacionales para abandonar una parte de la soberanía absoluta por una 8


soberanía colectiva. Las naciones necesitan reconocer los derechos de las otras naciones, se necesita que los individuos tomen conciencia de que estamos en una comunidad de destino de la “tierra-patria”. Hay una inmadurez, es evidente, inmadurez psicológica, mental e intelectual, e intelectual porque todos los sistemas de enseñanza impiden, con la fragmentación disciplinaria, enfrentar todos estos tipos de problemas. Es por esta razón que el porvenir es muy incierto. -El desafío de la complejidad es el de pensar complejamente como metodología de la acción cotidiana. En la medida en que esto implica un cambio de paradigma, ¿cómo encuentra a las sociedades latinoamericanas, y en particular a la chilena, para enfrentarse a este desafío? -Para mí la cosa importante es que encuentro más comprensión y más atención en el mundo latinoamericano que en muchos países de Europa, aunque sí en Italia y España y en los de lengua latina, pero poco en los países del norte, salvo en Japón y Corea. Por esta razón si en América latina hay una reacción, una atención y una preocupación, pienso que esto significa que hay posibilidades de actuar conforme al desafío de la complejidad. Pienso que el mundo universitario es influyente intelectualmente en América latina, no es como en Francia que es comoibérica. una casta AquíS.hay la preocupación Cultura Finalescerrada. S. III, inicios II a.C. del porvenir de la población, hay una preocupación. Existe el hecho del desencuentro del marxismo y del desencuentro del neo-liberalismo, y en esta situación de desencuentro de todo lo que se propone como salvación, ahora se ve que no es tan fácil y que se debe actuar acorde al desafío de la complejidad. La idea del pensamiento complejo significa que no hay una respuesta sencilla o predeterminada para actuar, y yo pienso que tener la conciencia de esto es muy positivo. -Bernardo Kilksberg esta mañana se refirió a los valores éticos como la fuerza 9


primordial para cambiar el panorama desigual contemporáneo. ¿Qué papel juega la ética en la integración multidisciplinaria que su pensamiento propone? -Los fundamentos de la ética no se pueden encontrar en el conocimiento científico, porque no se puede deducir un deber de un saber y en este sentido mi posición es bastante tradicional. Pero hay una sentencia de Pascal que me parece muy buena que dice “trabajar en pensar bien es el fundamento de la moral y de la ética”. Yo hago una deducción que significa que si uno tiene un pensamiento bastante correcto, bastante complejo, se puede igualmente equivocar en las acciones éticas, porque no podemos hacer un juicio sobre las acciones éticas únicamente a partir de las intenciones, aquí llega esta idea compleja que llamo yo la “ecología de la acción”. La ecología de la acción significa que cuando se inicia una acción ésta se abre en un juego de interacciones en el ambiente cultural o social. Este juego sin embargo puede cambiar la dirección de la acción e incluso volverla en un sentido contrario. Tantas veces en la historia las intenciones han traído consecuencias contrarias a su origen. Necesitamos hacer lo más que podamos para tratar de considerar las varias consecuencias de la acción. Para considerar a la acción tenemos que considerar dos polos, el de la intención y el de los resultados, y no podemos simplemente reducirlos. Es por esta razón que la cuestión importante al reflexionar sobre nuestras acciones es que debe haber una estrategia que considere la capacidad de cambiar en función de los acontecimientos de experiencia. -¿Una flexibilidad relativa, una capacidad de reacción ? -Exactamente, y es por esta razón que la ética se enfrenta a la realidad compleja que puede cambiar el orden de las intenciones y que necesita entonces una reflexión muy fuerte. Fuente: http://libroscolgados.blogspot.com/2009/01/html 10


Libros

Cultura ibĂŠrica. Finales S. III, inicios S. II a.C.

11


Exposición

Romanorum Vita

V

iajar en el tiempo, conocer cómo vivían los hombres y mujeres de otras épocas, y saber cuáles eran sus actividades y rituales, ha sido una fantasía recurrente en la historia de la humanidad. El Imperio Romano ha sido uno de los destinos preferidos de este tipo de viajes. Ahora, Romanorum Vita, una exposición de la Obra Social ”la Caixa”, invita a los cordobeses y a sus numerosos visitantes a pasear por una ciudad reconstruida a partir de descripciones literarias y testimonios arqueológicos de hace 2,000 años para descubrir que los romanos no están tan lejos de nosotros. Esta muestra, realizada en colaboración con el Ayuntamiento de Córdoba, traslada a los visitantes a un paseo por una ciudad romana poco antes de la destrucción de Pompeya, en el año 79 d.C., en plena época imperial. La exposición transporta a sus calles en un día cualquiera: negocios, importancia 12


del agua, olores, formas de expresión y religiosidad popular, entre otros; todo aquello que hervía alrededor de los grandes escenarios del senado, el foro, los teatros y el circo. La vida cotidiana Desde hace años, los arqueólogos e historiadores dedican especial atención a reconstruir la vida cotidiana de los pueblos antiguos. Hallazgos arqueológicos y textos literarios nos permiten saber con mucha exactitud cómo se organizaban las ciudades y cómo eran las persones que vivían en ellas. Pero incluso en el caso de las ciudades romanas más bien conservadas, como por ejemplo Pompeya, se hace difícil imaginar la actividad que se vivía en sus calles. La muestra, de 400 metros cuadrados, da la bienvenida a los visitantes en una ciudad arquetípica del Imperio Romano y presenta un día cualquiera de esa ciudad, 24 horas en que descubrirán cómo era la vida en la calle y en el interior de una casa de una familia que podríamos considerar de clase media alta. Bajo lo que conocemos como Imperio Romano se encuentra un conjunto de ciudades conectadas por vías terrestres y marítimas. Y un poder central: Roma. Cada ciudad dominaba un territorio y era, al mismo tiempo, mercado, núcleo administrativo y centro religioso. Contaban con extensas cuadrículas de calles bien pavimentadas, con alcantarillado aguaS.corriente. Como las Cultura ibérica. Finales S. III, yinicios II a.C. actuales ciudades, las ciudades romanas también sufrían los efectos de la presión demográfica y la especulación del suelo, aspectos que se explican y pueden verse en Romanorum Vita. Además, los visitantes descubren que, en las calles, artesanos y comerciantes desarrollaban todo tipo de actividades, y cómo estas se llenaban de gente. Paseando por una calle cualquiera o por delante del foro de una ciudad romana, los espectadores comprueban cómo eran las letrinas y el olor que desprendían. O cómo eran los comercios y que ya existía lo que podríamos considerar como el precedente de los locales de comida rápida. 13


Sumergirse en una ciudad En la muestra se ha hecho un uso innovador de distintos elementos –desde la inclusión de ruidos y olores característicos de la época hasta la interacción entre el espacio escenográfico y un gran audiovisual– para lograr que los espectadores se sumerjan en la ciudad y descubran sus similitudes con la vida cotidiana actual. Uno de estos montajes audiovisuales se proyecta sobre la fachada de la domus, de 12 metros de ancho, y en él pueden verse los personajes clave de la ciudad romana gracias a un rodaje realizado con más de 30 figurantes. Establecer paralelismos entre las ciudades romanas y las ciudades actuales es otro de los objetivos. En la ciudad romana, por ejemplo, la actividad no cesaba ni un instante, especialmente después de que un edicto de Julio César prohibiese la circulación de carros y animales durante el día para evitar accidentes. Así, de día las calles eran más seguras, pero el ruido nocturno aumentaba extraordinariamente. No era fácil dormir en una ciudad romana. También se explica en la exposición cómo se establecían las relaciones sociales entre ciudadanos de distintas clases. En las ciudades romanas, ricos y pobres vivían mezclados. Todo el mundo compartía las incomodidades de una ciudad superpoblada. Política y religión La exposición detalla otros elementos importantes en la vida pública, como pueden ser la política y la religión. Las calles eran, en este sentido, espacios de convivencia y espacios religiosos. En las esquinas existían pequeños altares dedicados a las divinidades protectoras del barrio y sus vecinos. Cuando se acercaban las elecciones, las empresas de publicidad electoral daban a conocer a los candidatos: pintaban su nombre en las paredes, proclamaban sus virtudes y contrataban a personas para que pidiesen el voto a los ciudadanos. Por último, los visitantes de Romanorum Vita pueden entrar a escondidas en una casa típica de la clase media alta romana, pasear por sus distintas 14


estancias y descubrir su distribución, la decoración empleada, los vivos colores con que pintaban las paredes, etc. Más que una exposición en la red Romanorum Vita aprovecha los recursos de la red. En este sentido, se ha preparado una completa presencia en línea que, de forma paralela y complementaria, aporta una experiencia virtual enriquecedora a los visitantes. También existe un catálogo digital y la explicación de cómo se ha realizado la exposición a partir de vídeos que muestran el rodaje con los actores, entre otros. Por otra parte, se han creado varios contenidos didácticos para reforzar el carácter divulgativo de la muestra. Se ha puesto en marcha un blog destinado al público en general, pero también y muy especialmente para el público escolar y familiar, que incluye recomendaciones para antes y después de la visita, y que se actulizará a su paso por las distintas ciudades que visita la muestra. También se utilizan algunas de las posibilidades de las redes sociales para la dinamización de los contenidos y la difusión de la exposición, especialmente entre el público más joven. Fuente: www://hoyesarte.com Cultura ibérica. Finales S. III, inicios S. II a.C.

15


Tecnología

La pesca de altura nació hace 42,000 años

Dos vistas de uno de los anzuelos de concha. © S. O‘CONNOR

H

ace unos 50,000 años, los humanos habían aprendido a manejar la navegación, las corrientes y los vientos como para embarcarse en travesías marítimas de larga distancia. Así, la joven y prometedora especie llegó a colonizar un continente insular al otro lado del océano, Australia. Parece lógico pensar que aquellas expediciones debían de abastecerse de lo que daba la mar, ya que difícilmente podrían haber transportado víveres para que aquellos prehistóricos cruceristas pudieran disfrutar de bufé libre diario con todo incluido, sobre todo teniendo en cuenta que la agricultura aún no era ni un sueño loco. Y parece obvio, entonces, que debían de dominar también las artes de pesca como para que la cena no dependiese de si una dorada decidía saltarsobre la cubierta de la nave. Sin embargo, hasta ahora, los primeros restos arqueológicos de pesca en alta mar no alcanzaban más allá de los 12.000 años atrás, aunque muchos expertos estaban convencidos de que era sólo cuestión de tiempo que esta marca quedase pulverizada. El récord se rompe hoy en la revista Science con el hallazgo de pruebas de pesca en altamar de hace 42,000 años y de los anzuelos más antiguos conocidos. Todo ello ha aparecido en la gruta costera de Jerimalai, en Timor

16


Oriental, el país que ocupa el este de la isla de Timor. Bajo el suelo de la caverna y en un cuadrado de sólo un metro de lado, el equipo dirigido por Sue O‘Connor, de la Universidad Nacional Australiana en Canberra, ha encontrado más de 38,000 fragmentos de raspas de hasta 22 familias distintas de peces y de varias épocas desde hace 42.000 años. Según los investigadores, alrededor de la mitad de los restos proviene de peces pelágicos, los que viven cerca de la superficie o en la masa de agua. Algunos de los vestigios pertenecen a atunes, lo que implica que los habitantes de aquel lugar pescaban desde embarcaciones en alta mar. Además, los arqueólogos han encontrado anzuelos de hueso y concha, siendo los más antiguos de entre 16,000 y 23,000 años. “Es la prueba definitiva más temprana de fabricación de anzuelos en el mundo”, escriben los científicos. Pero aunque la datación de estas artes de pesca sea posterior a la de los primeros restos de peces del yacimiento, los investigadores no dudan de sus conclusiones. “En la cueva de Blombos [Suráfrica], se ha hallado pesca marina temprana de entre 140,000 y 50,000 años atrás, pero eran especies de aguas someras que no requerían barcos o tecnología compleja”. Por el contrario, razonan, “capturar peces pelágicos como el atún requiere un alto nivel de planificación y tecnología marítima compleja”. Aún no pueden confirmar si la pesca en alta mar se efectuaba con anzuelos o redes. Cultura ibérica. Finales S. III, inicios S. II a.C.

Fuente: http://www.publico.es/ciencias/

17


In memoriam

Tomás Segovia, puente entre continentes y culturas por Javier Rodríguez Marcos El mundo de la cultura llora la desaparición en México a los 84 años del autor de Anagnórisis –Prolífico autor, fue uno de los grandes intelectuales del exilio. “Es del futuro de lo que yo tengo nostalgia”. Eso dijo Tomás Segovia en mayo de 2009, en Granada, adonde había acudido a recoger el Premio García Lorca. Cuando le concedieron el galardón, Francisco Brines, miembro del jurado, habló de él como de un “poeta de las dos orillas”. Al premiado le pareció bien siempre que, dijo, cada orilla no fuera frontera sino puerta. Había nacido en España hace 84 años y murió el recientemente en México. Esos dos países fueron las dos grandes estaciones de una existencia que el escritor, incansable, vivió sin desperdicio. Sus días parecían tener 48 horas. Ayer, el director honorario de la RAE, Víctor García de la Concha, señalaba el papel de Segovia como “puente” entre el Este y el Oeste del idioma. El propio Brines, entretanto, destacaba la pérdida que suponía la muerte de un escritor que “no se estancó nunca; cada nuevo libro suyo era mejor que el anterior”. El último de ellos, Estuario (Pre-Textos), vio la luz la primavera pasada, cuando su autor ya había entregado uno nuevo a sus editores. Tal era el estado de efervescencia de una obra que había echado a andar en 1943 y que se extiende por una veintena larga de títulos como Anagnórisis, Canta a solas, Salir con vida o Siempre todavía. Búsqueda de desarraigos ¿Quién se niega a una naranja? “Un referente mexicano” 18


Durante años, adelantó a sus amigos algunos de esos libros en ediciones que él mismo imprimía y encuadernaba en casa. Esa laboriosidad era parte de la herencia de un padre republicano que quiso que sus hijos, además de estudiar, conocieran un oficio manual. No es, pues, extraño, que el hombre de letras terminara aprendiendo a tocar la flauta de forma autodidacta, a rodar –y montar– una película en el Parque del Oeste o a poner en marcha un blog activísimo cuando había sobrepasado los 80 años. Cualquiera que se sentara con él en el Café Comercial de Madrid podía comprobar que si los sabios pierden la memoria no pierden la curiosidad. “Casi toda mi vida me he ganado la vida honestamente, o sea, no como escritor”, afirmaba. Pese al infarto que lo dejó maltrecho en 2007 y el cáncer que se le manifestó después, y que ha terminado con su vida, no paraba un instante.“No tengo tiempo para no ser libre”, dice uno de sus últimos versos. Alérgico a la melancolía, le gustaba calificarse de “mecanógrafo” pero lo fue todo en la literatura: de redactor jefe de la mítica revista Plural, dirigida por Octavio Paz, a premio más importante Cultura ibérica. Finales Juan S. III, Rulfo inicios —el S. II a.C. de Latinoamérica—pasando por traductor de Shakespeare, Nerval o Ungaretti. Fue también narrador y un brillante ensayista, una faceta poco conocida en España pero que cuenta con títulos fundamentales como Poética y profética (Fondo de Cultura Económica) —das mamotret, lo llamaba él con humor—, Recobrar el sentido (Trotta) o Miradas al lenguaje (El Colegio de México). Durante décadas Tomás Segovia escribió unos diarios que hace dos años espigó en el volumen El tiempo en los brazos (Pre-Textos). Al título de ese libro monumental lo acompaña una lista de ciudades que tiene mucho de mapa 19


de su vida: México, Montevideo, París, Princeton, Maryland, Oakland, Rià, Madrid, Murcia, Wisconsin. “Yo no fui al exilio, a mí me llevaron”, escribió para desmarcarse de lo que llamaba la “nostalgia oficial”. Para él, el exilio era una condición, no un tema, ni una identidad, algo que le caracterizaba pero no le definía. “No podía hacer de un mundo perdido el centro de mi existencia”, decía. “Haber pasado una infancia desarraigada, lo que me hace es no creer en el arraigo”. Madrileño nacido en Valencia “por casualidad” en 1927, la vida de Segovia daría para varias películas. Nieto de uno de los primeros militantes del PSOE, el futuro escritor fue uno de los 350 niños refugiados en la Casa de España de París. Llegó allí después de repartir caldo junto a su abuela a los que huían de España, en los Pirineos. Más tarde comenzó en Casablanca un Bachillerato que terminó en el Distrito Federal. Allí se instaló su familia en 1940 y allí conviviría él con los más solitarios del destierro: Emilio Prados, Rosa Chacel, Luis Cernuda o su gran amigo, el pintor Ramón Gaya. Después de trabajar como profesor, editor y traductor en medio mundo, Segovia dejó pasar un año tras la muerte de Franco para “asomarse” a España. En 1985, se instaló en Madrid. Acompañado de su esposa, María Luisa Capella, viajaba con frecuencia a México. La última vez, estos días, para recoger un premio que compartía con el poeta Juan Gelman. Allí murió un lunes 7 de noviembre de 2011. Decía que le interesaba más el mundo que le esperaba que el que le arrebataron. Eso sí, no dejó de luchar por la memoria de la República y de aquellos que, más que españoles o mexicanos, se sintieron ante todo exiliados. “La deuda no es con nosotros, es con ellos”. Y alertaba: “Esta ausencia de la historia llevará al exilio del 39 a disiparse en el tiempo con la desaparición de los últimos de nosotros”. Decía que, al contrario del petróleo, cuanto más se usa la belleza, más hay. También vale para la memoria. Quedan sus espléndidos libros, pero con él desaparece algo más que un enorme escritor. Fuente: http://www.elpais.com/articulo/cultura/Tomas/Segovia/poeta/ 20


Libros

El viento sopla

Colección de poesía de autores gitanos en romanó

L

a cultura gitana no sólo se refleja en el flamenco y los lunares, tiene una tradición oral en cuentos y poesía que ahora, por primera vez, ha quedado fijada en una colección de poesía bilingüe romanó-castellano, bajo el título de “El viento sopla” (Barvla phùrdel). Así, la primera colección de poesía de autores gitanos, que publica la editorial Huerga y Fierro, se ha presentado en fecha reciente en el Ministerio de Cultura, donde han sonado casi por primera vez los ecos de la lengua gitana y sus poemas. La colección se inaugura con José Heredia Maya (Albuñuelas, 1947-Granada, 2010) catedrático de literatura y uno de los poetas de Granada más reconocidos, y el serbio Rajko Djuric (Malo Orasje, Serbia, 1947), poeta, periodista, ensayista y guionista de cine, que publicó por primera vez en 1970, El gitano busca un lugar bajo el sol.

Cultura ibérica. Finales S. III, inicios S. II a.C.

21


Y en la presentación de estos dos primeros títulos de esta colección, que ha impulsado el Instituto de Cultura Gitana con el apoyo de Cultura, han estado presentes Rogelio Blanco, director general del Libro; Diego Fernández, director de la Fundación Instituto de Cultura Gitana; Nicolás Jiménez, traductor de la colección, y José Heredia Moreno, experto en la obra de Heredia Maya. Rogelio Blanco recordó la importancia que tiene para la cultura que por primera vez una lengua importante como el romanó haya sido fijada y escrita. Para el traductor, Nicolás Jiménez, estos dos poetas son de un gran intensidad, y cada verso suyo es “un trallazo”. Jiménez ha señalado que ahora se cumplen los cien años de la lengua romanó y que para esta edición ha utilizado el alfabeto internacional gitano, que data de 1994. También ha explicado que en estos autores aparece el viento como el elemento más poderoso de la cultura gitana, “cuando hay tormenta el viento se ve, pero no hay quien lo sujete”. Finalmente, Diego Fernández ha recordado que hoy por hoy no hay ninguna biblioteca en España que tenga ningún volumen en romanó y castellano, y ha reclamado la necesidad de que estos volúmenes tengan cabida en todas las bibliotecas. Fuentes: Agencia EFE / lainformacion.com

Visite nuestra página web: http://correodelasculturas.wordpress.com

22


C

errar un ciclo, alcanzar una meta, apuntalar los logros que a lo largo

del año hemos perseguido con ahínco y constancia, estos son los estímulos que coronan nuestros afanes cotidianos y, si se me permite, todos nuestros sueños.

Por eso, quienes laboramos en el Centro de Estudios sobre la Diversidad Cultural del Museo Nacional de las Culturas, deseamos a todos los lectores del Correo de las Culturas del Mundo, la mayor de las felicidades en compañía de sus seres queridos en estas fechas que nos dan calidez humana y sentido de pertenencia. Antrop. Leonel Durán


Directorio

INSTITUTO NACIONAL DE ANTROPOLOGÍA E HISTORIA DIRECTOR GENERAL ALFONSO DE MARIA Y CAMPOS CASTELLÓ SECRETARIO TÉCNICO

MIGUEL ÁNGEL ECHEGARAY

SECRETARIO ADMINISTRATIVO EUGENIO REZA SOSA

COORDINADORA NACIONAL DE MUSEOS Y EXPOSICIONES ARTURO CORTÉS

DIRECTOR DEL MUSEO NACIONAL DE LAS CULTURAS Y DEL CORREO DE LAS CULTURAS DEL MUNDO LEONEL DURÁN SOLÍS

EDITOR

MARIANO FLORES CASTRO

correodelasculturas@gmail.com ÉSTA ES UNA PUBLICACIÓN DEL CENTRO DE ESTUDIOS SOBRE LA DIVERSIDAD CULTURAL (CEDICULT) DEL MUSEO NACIONAL DE LAS CULTURAS ©TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS POR LOS RESPECTIVOS AUTORES DE LOS ARTÍCULOS, NOTAS Y FOTOGRAFÍAS.

MÉXICO, D.F., 15 DE DICIEMBRE DE 2011.

24

INAH_Correo Culturas 99 new2  

En este número: • Entrevista con Edgar Morin • Exposición: Romanorum vita • La pesca de altura nació hace 42,000 años • Tomás Segovia, puent...

Advertisement