Page 20

Introducción

Introducción general

Para los países de América Latina, la década de los años 90 fue un período marcado por amplias reformas que repercutieron sensiblemente sobre el aparato productivo, profundizaron los problemas de dualismo estructural y acentuaron un perfil de especialización centrado en ventajas comparativas estáticas. De tal forma que el patrón comercial que se fue configurando en estos países, con escasos encadenamientos productivos y comerciales, limitó tanto el desarrollo de economías dinámicas de escala como los impactos sobre el resto de la estructura productiva. Las reformas, en especial las referidas a la liberalización comercial y financiera, produjeron, por un lado, una disminución de la brecha de productividad agregada respecto de los países desarrollados, gracias a la creciente incorporación de bienes de capital importados en los sectores productivos más dinámicos, que fue limitada, sin embargo, por el escaso desarrollo de capacidades tecnológicas por parte de los agentes locales. Por otro lado, estas reformas vinieron acompañadas por un aumento significativo de las importaciones de insumos industriales y de bienes de consumo final y durable, derivados de los cambios producidos en la distribución del ingreso. El efecto neto de ambos procesos sobre la dinámica de las estructuras productivas locales fue, sin embargo, negativo. El impacto positivo del aumento de la productividad fue más que compensado por el impacto negativo que tuvo el crecimiento de las importaciones sobre el desarrollo de los sectores no vinculados al comercio exterior1. En el caso específico de Colombia, si bien tuvo lugar un importante proceso de diversificación y de relativo cambio estructural de la composición de las exportaciones, la oferta exportable continuó caracterizada por una elevada participación de productos primarios y de manufacturas basadas en recursos naturales. Los productos más industrializados y de mayor tecnología y conocimiento incorporado, que constituyen los segmentos más dinámicos del comercio internacional, tienen un reducido peso en el perfil de inserción externa del país. El proceso de apertura, que se profundizó a principios de los años 90, disparó las importaciones de bienes de capital y materias primas. En 2003, las importaciones de manufacturas repre-

1

Por ejemplo, la productividad media colombiana respecto a la de Estados Unidos pasó de 0,43 a 0,64. Sin embargo, como en la mayor parte de los países de la región, el aumento porcentual de las importaciones por cada aumento porcentual del PIB pasó de 1,03 a 3,24. El cociente de ambas magnitudes, que refleja el impacto multiplicador del comercio exterior sobre la actividad económica local, se redujo entonces de 0,43 a 0,20.

1

PYMES EXPORTADORAS  

PYMES EXPORTADORAS DE COLOMBIA

PYMES EXPORTADORAS  

PYMES EXPORTADORAS DE COLOMBIA

Advertisement