Issuu on Google+

SITIO

16

Ejemplar gratuito http://www.sitio16.mx Del 01 and 15 de octubre de 2013 Tampiquito - Monterrey

CONSERVANDO LA ESCENCIA.

DON JULIO PEÑA SALAZAR

Maestro de los hilos desde 1988

EL BARRIO

Entre el ruido habitual se rompe la normalidad

PROVECHO

Un nuevo y delicioso sasón está invadiendo las calles

TALENTO

Don Julio, el sastre que es mundialmente reconocido

CREATIVOS

Conociendo a los vecinos de adentro hacia afuera

VÍVELO

El panorama para un nuevo mercado dominical

1 Año IV, Número 37


DIRECTORIO

PRENSA DE DISEÑO

CARTA EDITORIAL

DIRECTOR GENERAL

Tampiquito. Un barrio. Una zona. Un conjunto de colonias. Un lugar en San Pedro Garza García que se define más por diferencias que por elementos comunes.   Una sastrería, una taquería, un pequeño negocio aquí, un taller mecánico allá, en fin –este lugar se entiende solamente por su gran mezcla de usos de terreno, de intereses, de regímenes de tenencia y de tipologías edificatorias.¿Cuál será entonces el elemento unificador de esta zona?La respuesta es bien sencilla: Tampiquito como barrio se mantiene auténtico y lleno de vida. Y, es justamente esta vida de barrio la que nos propusimos conservar a través de nuestros proyectos de integración social.   En Tampiquito el cambio lo empezamos organizando nuestros recursos y fortaleciendo nuestra comunidad. La Región Tampiquito es un conjunto de colonias de gran diversidad social y de usos mixtos en el municipio de San Pedro Garza García, el cual es parte del área metropolitana de la ciudad de Monterrey, Nuevo León.   La acotan de norte a sur la Ave. José Vansconcelos y la Calle Amatista (cercana a Roberto Garza Sada) y de oriente a poniente las colonias Lomas del Valle y Hacienda el Rosario. La calle principal del barrio es Plutarco Elias Calles, la cual cruza toda la Región Tampiquito. Otras calles importantes son 21 de Marzo, Calle Juárez, Morelos, Alfonso Reyes, 20 de Noviembre, Lázaro Garza, Justo Sierra y 16 de Septiembre.   Las colonias que comprende la Región Tampiquito son Lomas de Tampiquito, Barrancas del Pedregal, Hacienda del Valle, Capistrano, La Cooperativa, Tampiquito y todos los sectores de La Montaña.   En Tampiquito ves gente en la calle, en bici, en patineta, en un soccercito, arriba de sus coches, unos andando, otros estacionados, escuchando música o el partido. De cuadra en cuadra cambia el olor de comida, a veces carne asada, a veces enchiladas, en fin, en cada paso es notorio un estilo de vida de barrio.

Marián Elizondo

DIRECTOR EDITORIAL

Elisa Guzmán

DIRECTOR DE OPERACIONES

Gabriel Castro

-DIVISIÓN EDIOTORIAL

EDITOR

Teresa Maldonado REDACCIÓN

Antonio Paredes DISEÑO

Gabriel Castro REPORTAJE

Susana Martínez

-DIVISIÓN COMERCIAL

VENTAS

Patricio Galván DISTRIBUCIÓN

Alejandra González Karla Guajardo Horacio García SUSCRIPCIONES

Ricardo de León

WEB

OFICIAL

http://www.sitio16.mx REDES

Facebook/ sitio16mx Twitter/ sitio16mx

ELISA GUZMÁN DIRECTOR EDITORIAL

SITIO 16, Conservando la Escencia (año 4, No. 37 1 de mayo de 2013) es una publicación de Gorman Inovación, editorial subsidiariade periscopio media, S.A. de C.V. Calle Rio Guadalquivir Núm. 1008-1012, Col. Del Valle, C.P. 66220, San Pedro Garza García N.L. No. de certificado de reserva otorgado por el Instituto Nacionaldel Derecho de Autor: 04-2013-84771492488-103 No. de certificado de licitud de contenido 12846. Editor Responsable: Marián Elizondo. Impreso y Distribuido por Documenta Consultores


SITIO 16

ÍNDICE

tOLENtØ

baRRio

cReOtivØs

04 –

vÍvELØ

tOLENtØ

baRRio

09 –

baRRio

cReOtivØs

ProvECho

10 –

Razón de Ser

Arte de Fundir

La Covachita

Vecinos promocionan los tradicionales oficios que mejor saben hacer y que por décadas han dado un toque a la popular colonia.

El señor Juan González ha creado más de cien estilos diferentes de espejos y lámparas gracias a sus dones para fundir vidrio.

El despacho arquitectonico La Covachita nos cuenta un poco de sus inicios y como se han expandido alrededor de la república.

04 –

06 –

10 –

Residencia Tampiquito

El Maestro de los Hilos

Arte Urbano

Esta vez invitamos a artistas internacionales a pasar un periodo de tiempo en nuestro barrio.

Don Julio nos relata como llegó a Tampiquito y sus primeras experiencias en este hermoso sector.

Los graffitis más populares y apreciados de nuestro barrio y dónde se podrán localizar exacatamente.

05 –

08 –

11 –

Cruces Peatonales

Artemio el zapatero

Domando Leones

El municipio de San Pedro realizó una convocatoria a diseñadores y artistas para presentar propuestas de cruces peatonales.

El señor Artemio nos cuenta acerca de el oficio de zapatero y su experiencia con los clientes más fieles a través de los años.

Una breve reseña acerca de la ya conocida historia de los leones que representan a este sector, y a la gente que la habita.


BARRIO

Razón de Ser Vecinos promocionan los oficios que mejor saben hacer y que por décadas han dado un toque a la popular colonia, ellos buscan promover tradición y trabajo

L

La ostentosidad de San Pedro, municipio destacado a nivel mundial por su alto poder adquisitivo, no sólo posee grandes residencias y alberga a empresarios exitosos, también muestra barrios populares, en donde abundan los oficios y la historia, como es el caso de la hermosa y conocida colonia Tampiquito.   Durante el fin de semana, decenas de vecinos del sector popular participaron en la Segunda Feria de Oficios de la colonia Tampiquito, donde se encendieron los reflectores para carpinteros, panaderos y demás vecinos que a diario se ganan la vida en esta zona, así como a proyectos extranjeros de arte contemporáneo.   Luis Álvarez, coordinador del evento y fundador del colectivo El Narval, destaca la importancia de preservar los valores de la gente de Tampiquito, personas que, aunque no tienen un mobiliario lujoso, ofrecen de primera mano productos de calidad, realizados a capricho por el tamaño de el comprador. Álvarez comentó que en la parte más alta de la colonia, los asistentes po-

drán vivir la experiencia de pasear por un barrio tradicional, como cuando viajan al extranjero.   En espacios abandonados proyectaron imágenes y los vecinos documentaron con su testimonio el pasar de los años en esta peculiar cuna de oficios. por su alto poder adquisitivo, no sólo posee grandes residencias y alberga a empresarios exitosos, también muestra barrios populares, en donde abundan los oficios y la historia, como es el caso de la colonia Tampiquito.   Decenas de vecinos del sector popular participaron en la Segunda Feria de Oficios de la colonia Tampiquito, donde se encendieron los reflectores para carpinteros, panaderos y demás vecinos que a diario se ganan la vida en esta zona, así como a proyectos extranjeros de arte contemporáneo la importancia de preservar los valores.

LA NAVE DEL BARRIO Fotografía: Marián Elizondo Aquí se pondrá un pequeño textoq ue explique la foto de forma resumida y sutil. Va a ser de aprox cinco renglones.

Residencia: Tampiquito Lo que estamos haciendo es la promoción de los oficios y negocios del barrio, con la idea de fortalecer esa estructura, que normalmente es familiar, influir en que se mantenga la esencia del barrio, que tiene mucho valor.

por Gabriela González

Rinconces del Barrio por Francisco Sela

cReOtivØs

baRRio

4

Actualmente luce abandonada y con graffiti improvisado, pero el 5 y 6 de octubre sufrirá una transformación al ser intervenida por 163 artistas urbanos convocados por el proyecto Arte en tu Ciudad, de la Secretaría de Promoción Económica de San Pedro. Algunos de los participantes son jóvenes adolescentes, que encontraron en la forma de expresión.

A traves del proyecto llamado “La Residencia artística Tampiquito” invitamos a jóvenes artistas a pasar un periodo de tiempo en nuestro barrio. Con este programa queremos fomentar los intercambios artísticos entre ciudades de México, y también entre Monterrey y ciudades del extranjero.   El programa de Residencia Artística empezó en 2009. Desde

un principio el reto fue involucrar a artistas locales e internacionales en proyectos para el desarrollo de capital social en comunidades de recursos bajos medio-bajos. En la primera residencia artística del 2009 trabajamos junto al artista franco-español Eltono en un proyecto de arte en espacios públicos que logró relacionar el arte con la comunidad. El intercambio cultural y la vinculación entre el artista Eltono y la comunidad fueron elementos fundamentales de este proyectos en la comunidad.   La segunda residen-

cia alojó a la escultora colombiana-alemana Ana J. Haugwitz, en los primeros meses del 2010, en Tampiquito. En esta segunda Residencia Artística la artista trabajó dos meses intensamente en el conocimiento del barrio, su gente, las costumbres y sobre todo en los procesos de producción de los diferentes Talleres de Oficios de las diferentes colonias que conforman Tampiquito.   La decisión de trabajar con la artista estuvo en manos de los artesanos que participaron en el proceso de creación de una serie de esculturas.


SITIO 16

Los Cruces Peatonales Con iniciativa de vecinos de la Colonia Tampiquito, la Secretaría de Cultura se llevó a cabo la implementación de los proyectos que participaron en el concurso de Cruces Peatonales “Cebras”.

Con iniciativa de unidos vecinos de la colonia Tampiquito, la Secretaría de Cultura y la Dirección de Patrimonio del municipio de San Pedro Garza García se llevó a cabo la implementación de los proyectos que participaron en el concurso de Cruces Peatonales “Cebras”. De todas las propuestas recibidas fueron elegidas 20 para su implementación y ahora las puedes disfrutar en los cruces de la colonia Tampiquito. Para llegar puedes tomar la avenida Vasconcelos y dar vuelta hacia el sur en la Avenida Plutarco Elías Calles.

CE BR AS

Se espera que este proyecto crezca para darle una mejor imagen a la ciudad y hacer más visibles los cruces peatonales. La implementación del proyecto llevó casi tres años de revisión y participaron vecinos, empresas y las diferentes dependencias del municipio de San Pedro Garza García. También esto es una muestra de que el sol no debe ser impedimento para estar en las calles de nuestra ciudad, ya que los y las artistas trabajaron bajo un intenso calor pero disfrutando del sol de la calurosa pero activa ciudad. El municipio de San Pedro Garza García realizó una convocatoria a artistas y diseñadores locales para presentar propuestas de cruces peatonales como elementos para reforzar la identidad del tradicional barrio Tampiquito. El cruce peatonal presenta diversos mensajes para la escala del caminante y la perspectiva del automovilista, haciendo referencia a la diversidad de usuarios habituales de las calles de esta colonia y estimulando al recorrido peatonal de la zona. Los pasos de peatones son la zona de intersección entre circulación rodada y el tránsito peatonal; es la parte del itinerario peatonal que cruza la calzada de circulación de vehículos, al mismo o a diferente nivel.

Fotografía: Marián Elizondo

Aunque el concepto general es evidente, no hay acuerdo en cuanto a la definición de sus límites. Cuando se habla del ancho de un paso de peatones, no está claro a qué dimensión concreta se refiere, en parte porque muchas normativas confunden los conceptos de vado y de paso peatonal. El criterio más adecuado considera la anchura del paso peatonal como la longitud total de los vados que lo limitan, y coincidirá con la longitud de las bandas señalizadoras del paso de cebra correspondiente. El peatón es la persona que transita a pie por espacios públicos. En espacios cerrados no tiene sentido usar este término por ser todos

peatones. Así, a los usuarios de la bicicleta se les conoce como ciclistas, a los usuarios de automóviles motoristas y así sucesivamente. Dentro de los modos de transporte es el más importante porque hace parte de cualquier viaje, permitiendo el acceso a los estacionamientos y a los lugares de destino, independiente de si un trayecto se hizo en algún otro modo. Dentro de los principios de transporte sostenible los viajes a pie en las ciudades son muy deseables. Estos tienen beneficios en la salud por la actividad física asociada y no generan emisiones de gases efecto invernadero. La velocidad de un peatón oscila entre 3 y 4,5 kilómetros por hora en caminata. Trotando o corriendo, la velocidad puede ser superior a 10 km/h. Precisamente la baja velocidad de los peatones hacen que las distancias que puedan recorrerse sean muy reducidas. Otra limitación del modo es, que al no estar asociado con un vehículo, la capacidad de carga es reducida Precisamente por ser sólo una posibilidad para viajes muy cortos, es frecuentemente considerado como un modo auxiliar, es decir un modo que complementa el viaje en otros modos. Especialmente para el transporte público la caminata para el acceso, las transferencias, y el regreso son un factor determinante. Se ha demostrado recientemente que tener estaciones de transporte público dentro de distancias caminables permiten aumentan los viajes en estos modos. Los peatones, dentro de los modos de transporte es además el más versátil. Estos pueden moverse libremente sobre las superficies. A diferencia del transporte férreo, por ejemplo, que requiere una infraestructura muy compleja para operar, los peatones requieren apenas una superficie afirmada para poder transitar por lugares angostos. Los espacios para circulación dentro de las calles del barrio que están en la acera de el área Metropolitana.

Entre los talentos hay 22 graffiteros internacionales que vienen de Colombia, Brasil, El Salvador, Guatemala, Francia, Alemania y Costa Rica, entre otros. La intención de este tipo de intervenciones es recuperar espacios grises en las ciudades y transformarlos en corredores culturales, para crear experiencas creativas.

5


TALENTO

La Sastrería de

Fotografía Marián Elizondo

“Mi padre era gobernador de las comunas adyacentes y era muy conocido. En ese tiempo los matrimonios eran arreglados y querían que me casara con una viuda cuando tenía 16 años y me vine huyendo a Monterrey”, recuerda Don Julio, como es conocido.

6


SITIO 16

Uno de los sueños de Don Julio en su juventud era tener un gran almacén de venta de ropa y confección. A través de los años fue perfeccionando su mano hasta llegar a lo que es ahora, un sastre mundialmente reconocido.

D por Cluadia García

Don Julio recuerda como lo único que lamentaba de ese arreglo matrimonial era que ya no podía montar en la hacienda de su prometida un caballo blanco similar a Palomo, córcel de Simón Bolívar. “Cuando vine a Monterrey, estuve rondando por diferentes municipios hasta que llegue al centro, no sabía si debía quedarme aquí o seguir buscando pero decidí intentarlo una vez.   Debido a que solo sabía cuidar borregos y sembrar, Blas pensaba que no iba a progresar en la ciudad. Con ayuda de su hermano mayor, Pablo, conoció a Victoria Potes, maestra de corte y confección, que le enseñó a hacer pantalones. “Como nosotros somos bravos como Rumiñahui, yo siempre le rompía las reglas y máquinas, eso siempre me lo recuerda cuando la veo. Ella tenía su taller en el centro. Yo ni sabía en lo que me estaba metiendo”, comenta con recuerdos.   Sus primeros trabajos en varios talleres del centro fueron la motivación para continuar en este oficio, aunque la paga era poca. Por cada pantalón ganaba entre 5 y 7 pesos. “Siempre me decían que lo importante era que aprendiera un oficio. Una vez me ofrecieron pagar el doble y mi hermano me compró una máquina a crédito. El dueño no llegaba temprano y se acumulaba el trabajo porque yo no sabía cortar las prendas y lo que trabajaba no me pagaba. Entonces busqué en el periódico otro trabajo porque debía dos meses de la máquina”...   En un anuncio en Diario El Norte vio que necesitaban pantaloneros en un local de San Pedro. Allí se presentó y el sastre le dijo algo que nunca olvidó. “Yo me acerco al señor y le dije que vi el anuncio en el periódico, entonces me dijo que le dejara ver el dedal. Yo solo me di media vuelta y me fui, porque no sabía qué era eso. El maestro dijo este no es sastre”, recuerda Blas entre risas. En otro anuncio vio que necesitaban un pantalonero en otro sector, en el que estuvo cerca de un año y medio antes de llegar.   “Mi hermano me aconsejó que dijera en el cuartel que no sabía ninguna profesión, porque si decía lo contrario me sacaban de fila. A lo que salí de ahí volví a trabajar con el mismo maestro”. En 1984 abrió su propia sastrería en Tampiquito, donde estuvo por cuatro años. En 1990 compró una casa al Banco Ecuatoriano de la Vivienda en la calle Plutarco Elisas Calles cruce con 16 de Septiembre que la habitó en el 2000. “Recuerdo tanto que en la liquidación de la deuda me dijeron que era más de 91 millones de pesos lo que costaba el terreno, entonces yo me sorprendí y le dije a la señorita del banco que yo solo compré una casa y no toda la cuadra”, cuenta Don Julio,padre de Sara, de 26 años; Paulina, de 11 y Benjamín de 3. Poco a poco construyó su actual sastrería de dos pisos que ocupa cuatro locales. “Ha cambiado bastante el sector, se volvió más seguro porque antes las pandillas peleaban en las esquinas. Esto parecía el Oeste. Yo antes de vivir aquí me venía en bicicleta a ver la obra.   Ese traje está hecho, como siempre, a medida de la plantilla aunque ahora los sastres ya no son de La Masia. Vienen de lejos y las manos del nuevo artesano son argumento suficiente para cuestionarnos la pervivencia del estilo. La discusión eterna, de todo lo que se mueve, también forma parte y ahí estamos. Hablando por los codos del patrón, del sastre y sea, como en la sastrería, lo más difícil no es la aguja o el hilo.

DON JULIO “Cuando atiende a alguien siempre lo hace reir, además es muy atento con sus clientes. Es por eso que estos son fieles y regresan.” -Claudia V. cliente desde 1995

7


TALENTO

Artemio el zapatero por Jorge Martínez El señor Artemio tiene ya varios años de servir a la localidad, ofreciendo calzado de calidad a buenos precios.

Esto es lo que me gusta hacer y no lo cambiaría por nada,el secreto es hacerlo con gusto.

Una luz de otoño, “tan linda, tan clara”, se filtra entre las cortinas del salón Cortázar de la Casa de América. Alfombrado, caoba, casi rococó, en poco recuerda el ornamentado espacio al autor de Rayuela. Puntual irrumpe en la estancia su paisano Ricardo Piglia (Buenos Aires, 1940), que está en Madrid para presentar su nueva novela, El camino de Ida (Anagrama). En ella, su celebrado alter ego literario Emilio Renzi, cuya vida, libro tras libro, empieza a antojársenos verdadera, como si recordáramos sus pasajes a través de distintas conversaciones que hubiésemos tenido con él, acude a Estados Unidos para impartir un seminario sobre W.H. Hudson en el año anterior.   Lo que empieza como un libro de campus, urdido a través de los diarios y las notas que el propio Piglia tomó en su época de profesor en Nueva Jersey, se complica a través de una trama próxima a la novela policíaca que es la excusa del novelista para reescribir a su manera, con total libertad y sin prejuicios, el caso del Unabomber, el

Todo tiene su precio

terrorista ilustrado que se apartó de la sociedad mientras enviaba cartas bomba durante años a instituciones académicas. Este escenario le sirve reflexión sobre el fin del capitalismo, la vuelta a la naturaleza, la posibilidad de reescribir la vida y la violencia que acecha a los individuos que viven en Norteamérica. “Podemos hablar del libro o de lo que quiera”, ofrece el autor de Blanco nocturno. Y habla. Piglia habla de todo, pero sobre todo de las novelas y del oficio del que escribe.   Querría empezar por lo más sencillo, por sus recuerdos como profesor en Princeton. Es frecuente que los extranjeros que acuden a Estados Unidos a estudiar o enseñar incidan en la incomodidad que se vive en el interior de un campus universitario.   Siempre que escribo es a partir de alguna experiencia personal, sólo puedo escribir sobre lugares donde he vivido, como si necesitara una localización para poder desarrollar la imaginación. Tuve la idea de escribir una novela sobre mi experiencia en Estados Unidos y lo que tenía

como horizonte era esa sensación de extrañeza que uno siente cuando está muy adaptado a un lugar. No, yo estaba muy bien instalado ahí, vivía como cualquiera de mis colegas y, sin embargo, nunca perdía esa sensación de distancia frente a los hechos.   Cuando trabajaba allí nunca dejaba de observar de una manera excesiva ciertos hechos que quizás a otros le hubieran pasado desapercibidos. Como llevo un diario desde hace mucho, muchas de esas experiencias las anotaba y fue un material que me ayudó a definir ese tono, porque muchas veces en la novela lo importante es la voz que tiene el narra. En ese sentido, para mí estas novelas son autobiográficas, no porque reflejen de un modo completo lo que he vivido sino porque representan momentos.     Lo que me interesaba era ver de qué modo se podía reconstruir esa experiencia por alguien que la había vivido, pues el narrador estaba incluido en los hechos que estaba narrando. A la virtud de permitir algo que siempre buscamos tener en nuestros pies.

OFICIOS MÁS DEMANDADOS

por Claudia García

tOLENtØ

baRRio

En un país donde los camareros no ganan apenas un salario normal, donde el salario base es muy bajo y donde se la juegan a pura propina, unos jóvenes quisieron comprobar que tan aprecidas son las propinas para los camareros y cuánto suele darles la gente a estas personas por sus trabajos. Al terminar de cenar, los jóvenes ponían una propina de doscientos en la mesa y salían del restaurante para observar la reacción de los camareros, que no sabían que estaban siendo grabados.

8

Zapatero

Costurero

Sastre

Soplador

Herrero

Carpintero

Relojero


SITIO 16

El arte de fundir por Raquel Jimenez

Vecinos promocionan los oficios que mejor saben hacer y que por décadas han dado un toque a la popular colonia, ellos buscan promover tradición y trabajo Tempersp eliciunt del id maximus et eatibus cientem il imintium. han dado un toque a la popular colonia, ellos buscan promover tradición.

Esto es más que un oficio

de tradición, los humanos fabrican vidrio, donde pueblos como los egipcios y fenicios eran grandes fabricantes y comerciantes de este elemento tan útil.   El vidrio se elabora básicamente con tres ingredientes: arena blanca, carbonato de sodio y carbonato de calcio. Una vez mezclados estos materiales se someten a una temperatura de 1.300° centígrados hasta que se disuelvan y se tornan los que son transparentes y se mezclan.   Luego la mezcla se enfría y todo el proceso consume unos 7.600 BTU de energía y produce apenas medio kilo de vidrio. Este proceso resulta mucho más barato cuando se introducen trozos de vidrio, denominados cullet, en la composición de la materia prima.   Salvo el vidrio de las ventanas, el Pírex o el de las bombitas eléctricas, que se producen con diferentes procesos y no pueden combinarse con el cullet, todo el resto del vidrio es absolutamente reciclable.   El vidrio para ser reciclado, debe ser clasificado según su color, luego se lo rompe para que ocupe menos lugar, y con estos pedazos de vidrio (cullet) se elaboran los recipientes de vidrio de uso cotidiano, especialmente los usados en el hogar.   La conducta ecológica e inteligente de utilizar vidrios reciclados, en especial en envases de bebidas, implica ahorrar energía y recursos naturales. Sabemos que aunque la arena es abundante, hay que extraerla y transportarla, lo mismo

ocurre con los demás elementos que componen el vidrio.   Todos estos procesos requieren energía y generan grandes cantidades de desperdicios industriales y se pueden reducir en casi un 80% cuando se utiliza en el proceso el 50% de este elemento reciclado.   La energía que se ahorra con el reciclado de una botella de vidrio alcanza para encender una lamparita de 100 w durante 4 horas. Optar por los envases de vidrio en lugar de otros tipos, en especial los plásticos, representa una acertada conducta ecológica, ya que el vidrio producido a partir del reciclado reduce la contaminación ambiental de esta industria en un 20% y la del agua en un 50%.   Por otro lado, una tonelada de botellas recicladas significa una economía de 80 kilos de petróleo. Otro dato importante a destacar es que el fundido de botellas descartables consume tres veces más energías que las retornables y las reutilizables se vuelven a utilizar.   De acuerdo con el pensamiento de Barry Conmoner, quien estableció «las leyes básicas de la ecología» en su libro THE CLOSING CIRCLE, estoy plenamente convencida de que es menester transmitir a los ciudadanos la necesidad de adoptar una conducta coherente y perseverante, a favor de su propio medio, basado en la experiencia práctica y el conocimiento científico, que contribuya a la búsqueda y logro de una nueva ética de forma ambiental.

José ha fundido vidrio durante muchos años al igual que su padre y su abuelo

ESPEJO ANTIGUO Fotografía: Marián Elizondo Este espejo fue uno de los primeros trabajos de Don José, fue heredado a uno de sus clientes en los años sestena por su mamá.

9


CREATIVOS

Covachita Arquitectos por Sebastián Garza Covachita es un taller de arquitectura que busca generar un dialogo sobre diseño, mejorando la calidad de vida de las personas mediante soluciones arquitectónicas que respondan integralmente problemáticas y aspectos sociales. Cada proyecto responde directamente a su contexto el cual abarca desde su situación geográfica, condición social, política, económica e histórica; brindando una atención constante tanto al producto terminado como a los procesos y metodologías programáticas de diseño. Nos distinguimos por tratar de realizar diseños de alta calidad mediante la atención al detalle reforzando los puentes de comunicación y trabajo colaborativo con nuestros clientes en cada proyecto. Es fundamental para nosotros generar el menor impacto posible al medio ambiente en la

realización de cada proyecto mediante la adecuada selección y utilización de materiales y procesos de producción.   Las culturas latinoamericanas, entendidas como dinámicas y heterogéneas, formadas en la tensión de entenderse como culturas originales y globales al mismo tiempo, han generado un conflicto constante para esbozar un espacio de identidad homogénea. Y en repercusión, el debate mundial ubica sociedades bastante desiguales, en crecimiento exponencial que se construyen en gran parte de manera informal. Ciudades donde la fragmentación y expansión han sobrepasado cualquier plan de desarrollo o política.   Las montañas y, en contraste, esquizofrénica por diagnóstico urbano, siendo la tercera ciudad más grande del país y uno de los centros de negocios más impoantes.

ARTE URBANO por Graciela Frias

cReOtivØs

10

ProvECho

“Las calle pide a gritos ser pintada, es un gran lienzo gris”, afirmó Bolla Hiriart, quien dijo que al llevar el arte urbano a espacios como museos y galerías se pueden ganar ciertos públicos, pero no debe perderse de vista que estos recintos persiguen un fin económico. Se trata de emplear el arte urbano como un medio para tender puentes de comunicación en una sociedad fragmentada.

La Tasa Feliz

Niño Dormilón

Este graffiti se encuentra en la calle 16 de Septiembre cruce con la calle Galeana.

Este graffiti se encuentra en la calle Cuahutemoc cerca de la avenida Alfonso Reyes.

La Serpiente

Nombres Ocultos

Los Diamantes

Este graffiti se encuentra en la entrada de la tienda de ropa vintage Roy de la Pre.

Este graffiti se encuentra en la entrada de tampiquito cerca de la avenida Vasconcelos.

Este graffiti se encuentra enfrente de la farmacia de Doña Josefina en Galeana.


SITIO 16

Tampiquito, barrio que supo cómo domar leones. Hace seis años en el 2007, cualquier proyecto raro se podía llevar a cabo en Tampiquito. Inquietudes interesantes como la escultura del león que fue adoptada por los habitantes de Tampiquito. Poco a poco empezaron a verse en las terrazas y casas de todo el barrio. El león, una banal pieza de yeso, que llegó a fungir como un elemento unificador para la gente de Tampiquito.

11


V

I

V

E

T

A

M

P

I

Q

U

I

T

0

_

SITIO 16 Escuchamos a diario el llamado a la unidad, a sumar esfuerzos para dar a conocer este espacio que es parte de nuestra ciudad. Sin embargo, a pocos les queda claro de qué modo pueden colaborar. sitio 16 es una publicación regiomontana dedicada a difundir y analizar las búsquedas estéticas de nuestro tiempo y espacio específicamente ubicadonos en la zona de Tampiquito, San Pedro Garza García. Esta propicia desde el texto, la imagen, la reflexión sobre las obras, la gente, las artes visuales, los proyectos, y talentos. Fundada en el 2013, funge como caja de resonancia de la creación contemporánea. A través de su edición impresa, sitio 16 opera como un territorio reflexivo donde las artes y los proyectos forman parte de la vida de todos los habitantes de la zona Tampiquito. Aspira, con un pie en la creación y otro en la crítica, a ser un espacio que, lejos de reforzar las certidumbres del lector, las confronta para que él cree su propio juicio.


Sitio 16