Page 1

EL TIEMPO Educación Superior en Perú La nueva expansión latinoamericana

Educación Superior Bolivia La nueva expansión latinoamericana

Surinam y su cambio de paradigma en la postmodernidad Por Jose Nuñez

Ruptura en la educación superior Chilena Competencias generales y transversales

El paradigma Colombiano El estigma de la clase social

EDUCACION SUPERIOR El recurso mejor valorado del siglo XXI


UNIVERSIDAD FERMIN TORO MAESTRIA EN EDUCACION SUPERIOR MENCION DOCENCIA UNIVERSITARIA

AUTOR: Marianela Ruiz Depablos EDITOR: Julio César Chávez EQUIPO DE APOYO Julio César Chávez José Antonio Núñez Rodríguez

DOCENTE: Ing. MSC. Eddin Gotera

ASIGNATURA: Paradigma de la Investigación


INDICE

Presentación…………………………………………………………………………….. Editorial……………………………………………………………………………………. Situación de La Educación Superior en Perú…………………………… Educación Superior Bolivia……………………………………………………….. Surinam y su cambio de paradigma en la postmodernidad……… Ruptura del paradigma en la educación superior chilena………….. Los paradigmas de la educación superior en Colombia…………… Los paradigmas de la educación superior en Ecuador………………… Reflexión………………………………………………………………………………………


Paradigmas de la Educación en Latinoamérica Este primer número de la Revista digital el “Tiempo”, está dedicado a la educación superior pública y privada en América Latina y Surinam, esto para reflexionar sobre su desarrollo, las etapas y momentos por los que atraviesa y, sobre todo, a destacar Paradigmas en la Educación Superior desde el punto de vista científico, también la peculiar encrucijada en este siglo XXI que marcó, por un lado, un punto de inflexión en el sendero que venía realizando, y por el otro, los desafíos que eso implica en un momento no sólo de incertidumbre, sino también de cambio en la conformación de nuevas leyes para el sector educativo de universidades, nuevos polos y en la tensión entre paradigmas encontrados sobre cómo conciliar los procesos educativos y la cuestión social. Es la mirada al continente Sudamericano, desde la transformación de la sociedad de las Universidades y las ganancias laborales para los docentes que existen en algunos países, como Chile y Ecuador donde los profesores llegan a ganar de dos mil a tres mil dólares pero existe una gran motivación para ellos pero, todo lo opuesto pasa en Venezuela, donde un catedrático con título de doctorado solo gana nueve dólares como salario máximo.


Es importante resaltar que los cambios legales en (Chile), las contrataciones (Colombia), la deserción de estudiantes (Venezuela) y otros puntos que desarrollaremos en la revista digital forman parte de las nuevas tendencias de los comportamientos sociales en América del Sur. El objetivo de la revista digital es aportar hacia políticas que puedan mejorar los resultados y poder actuar hacia una mayor inclusión y mejora en la calidad de vida de los docentes pero también de los estudiantes.

El Editor. Julio César Chávez


Situación de La Educación Superior en Perú.

La educación superior constituye en la actualidad una de los instrumentos principales con que cuentan los poderes públicos en su intento de asegurar el desarrollo de sus países. El gasto público destinado a esta finalidad es considerado, por consiguiente, una inversión de futuro. En relativamente poco tiempo la educación básica en el Perú ha conseguido cubrir, en términos de asistencia, a la mayor parte de la población en edad escolar. Más de 95 de cada 100 personas de las nuevas generaciones culmina la primaria y cerca de 85 de cada 100 culminan la secundaria. Esto último ha implicado una creciente presión sobre la educación pos-secundaria que se ha canalizado a través de la educación superior que tiene dos variantes: nouniversitaria y universitaria. Según la información más reciente disponible para el conjunto de la educación superior, en el 2008 postularon a una vacante poco más de 600 mil personas y fueron admitidas poco más de la mitad.


En el caso de la educación superior se aprecia un crecimiento mucho más pronunciado. De 1940 a 2005, el número de personas mayores de 15 años que alcanzó la educación superior se multiplicó por más de 144 veces, pasando de 31 mil a casi cuatro millones y medio de personas. En términos de porcentajes de la población, ello significó un incremento de 1% de la población mayor de 15 con educación superior en 1940 a casi 25% en 2005. Si bien el aumento de la población con educación superior en el Perú ha sido enorme, el aumento de 3 Para varios de los indicadores estudiados, se ha recurrido a la información de dichas fuentes publicadas en compendios estadísticos del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI). La educación superior en el Perú, según la Unesco, durante la segunda mitad del siglo experimentó un crecimiento sin precedentes a escala mundial. Así, de 1960 a 1995, el número de estudiantes matriculados en educación superior se incrementó de 13 a 82 millones de personas.

Gráfico según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI)


En el caso de las universidades públicas, la expansión del número de universidades ha respondido a la voluntad política de los gobiernos de turno y a la coyuntura movida por las presiones sociales y los intereses políticos. En el caso de las universidades privadas, estas se han creado siguiendo más bien las presiones de la demanda por educación superior que, especialmente a partir de la década de 1980, el sector público no ha atendido. Más recientemente, a partir de la promulgación del Decreto Legislativo 882, de 1996, se han creado universidades privadas con una orientación empresarial. Durante los últimos años se observa que la demanda y la oferta de educación superior se han expandido notablemente en el país, tanto para la educación universitaria como para la no universitaria. En el caso de la educación universitaria el porcentaje de postulantes a universidades públicas se ha mantenido alrededor de 73% desde la década de 1970, pero se observa una clara tendencia de expansión de la participación privada tanto en el número de ingresantes como en la matrícula total, tendencia que se ha acelerado desde fines de la década de 1990. Mientras la tasa de admisión en las universidades públicas ha mostrado una tendencia secular a la baja desde la década de 1960 llegando en años recientes a 18% Autor: Marianela Ruiz Depablos


Bibliografía: Asamblea Nacional de Rectores (1992). Universidades del Perú, facultades y carreras profesionales, grados y títulos que se otorgan. Asamblea Nacional de Rectores (1996). Universidades del Perú, facultades y carreras profesionales. Asamblea Nacional de Rectores (2000). Universidades del Perú, población universitaria 1985-1999. Asamblea Nacional de Rectores (2004). Resumen Estadístico Universitario.


Educación Superior Bolivia La educación superior forma parte del sistema educativo nacional Boliviano en el marco de la Ley 070, Ley de Educación ‘Avelino Siñani-Elizardo Pérez’ y según el Art. 30 comprende la formación de maestras y maestros, la formación técnica y tecnológica, la formación artística y la formación universitaria. En el campo de la Educación Superior, se vive una explosión de la matrícula pública, el surgimiento, crecimiento desmedido del sistema universitario privado, complejizando el espacio de la Educación Superior, anteriormente monopolizado por la Universidad Pública; con políticas muy débiles y con un estado sin capacidad de interactuar efectivamente en este campo. Los nuevos educadores desempeñan su labor amparados por el Reglamento del Escalafón Nacional del Servicio de Educación, pero con un salario inferior al de un profesional universitario por lo que muchos educadores ingresan a las aulas universitarias para cualificar su formación profesional y para mejorar sus ingresos económicos. Es así que hay docentes médicos, ingenieros, odontólogos, economistas, contadores, politólogos, abogados, sociólogos, psicólogos, arquitectos, licenciados en ciencias de la educación; esto quiere decir que Bolivia requiere cuanto antes una profunda


revisión de los patrones dominantes en el sistema de su educación superior. Específicamente, necesita generar las condiciones para el desarrollo de factores que faciliten la construcción de un pensamiento propio y visiones científicas a partir de sus experiencias históricas.

En cuanto a la calidad y trasmisión de conocimientos aún es víctima de la repetición acrítica e improvisada que también perturba toda formación profesional. Este obstáculo pedagógico no es asumido como un problema a superar desde las políticas institucionales de la universidad, sino que se trata de un dejar hacer y dejar pasar más bien pragmático. Muchos docentes siguen expresando los mismos postulados teóricos y repitiendo los mismos contenidos que hace décadas, cuando ellos mismos eran estudiantes lo que ha significado la repetición ideológica y de la carencia de identidad profesional competitiva en las nuevas condiciones de mercado, hacia la persistente repetición de las "teorías de moda”. La reproducción de teorías de moda permite a muchos docentes dotarse de un barniz renovador, pero todavía huérfano de un real sentido crítico y un esfuerzo meditado para ejecutar investigaciones con calidad. El corolario de este proceso muestra que muchos docentes a tiempo completo no investigan, sino que "enseñan” a tiempo completo. La mayoría de los profesores antiguos publican muy poco y son parte de las discusiones internacionales, solamente en la medida


en que recurren a las teorías extranjeras de los centros dominantes del conocimiento. El resultado es la ausencia de condiciones permanentes de incentivo para cualificar la cátedra universitaria y dotar de mayores estímulos para el aprendizaje de los alumnos. Por lo tanto, la crítica científica, creatividad e imaginación, no pueden ser capturadas como mecanismos movilizadores de la optimización y el mejoramiento del proceso docente de pre o posgrado. En este contexto, la relación investigación-docencia-desarrollo dentro del proceso docente de pre y posgrado en Bolivia deberá ser reformada profundamente. No sólo la estructura institucional de las diferentes facultades de ciencias sociales y exactas (para recuperar mayor efectividad), sino renovar también un ethos universitario donde la tolerancia, creatividad, crítica científica y relativismo cognoscitivo contribuyan a un comportamiento socio-político de comprensión y respeto del otro y de los otros, orientando todo esfuerzo hacia el rescate de una educación liberadora, capaz de hacer sentir plenas libertades -políticas y del conocimiento, en medio de una vida democrática digna de ser vivida para fomentar el descubrimiento, la corrección de errores el destierro de todo conservadurismo paralizante.

Autor: Marianela Ruiz Depablos Bibliografía: CAMPA, Ricardo (1989). La universidad de Bolonia y el debate de la razón. Grupo Editor Latinoamericano. Argentina. INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA - BOLIVIA ( INE ) http://www.ine.gov.bo/.


Surinam y su cambio de paradigma en la postmodernidad Por José Núñez Para comprender el paradigma en la educación superior de Surinam, debemos partir de las políticas fomentadas desde el Ministerio de Educación, Ciencia y Cultura, donde se resalta el rol protagónico que deben poseer las universidades en el desarrollo de un país, basados en una filosofía donde la persona debe ser útil a la sociedad en cuatro dimensiones: económica, política, social y cultural (Fig. 1).

Fig. 1: Políticas del Ministerio de Educación, Ciencia y Cultura de Surinam.

La educación consiste en la búsqueda constante de respuesta a las preguntas que surgen, de allí parte su paradigma en la educación superior. Sin embargo, la situación socioeconómica ha sido la mayor problemática a la cual se debe enfrentar la educación en todos los niveles, disminuyendo su matrícula estudiantil en los últimos años por no contar con los recursos para seguir con sus estudios, a pesar que el sistema educativo en todos los niveles es gratuito.


Por tal razón, se puede afirmar que no existe una marcada deserción a nivel de educación superior (matrícula menor de 150 estudiantes por cada 10.000 h durante el año 2003), sino una disminución en la matricula que ingresa a este nivel producto de una deserción escolar en las primeras etapas, la cual ronda entre el 30 y 40%; sin embargo, no se registran cifras oficiales. En la actualidad Surinam posee una única universidad pública llamada “Universidad Anton de Kom” y otras instituciones privadas de reciente creación. Los paradigmas adoptados en la postmodernidad han permitido reflexionar sobre las problemáticas que se ha presentado en los últimos tiempo, una deconstrucción de ideas y políticas erradas que han reconocido la crisis del sector educativo que ha influido en el acceso a la educación y la calidad de la misma, debido a la falta de una ley de “educación superior” y un ente que supervise su funcionamiento. Por otra parte, los profesores universitarios son contratados para cumplir según la necesidad un máximo de 8 horas de docencia efectiva, cumplir funciones gerenciales al supervisar y administrar el plan curricular y el asesoramiento de tesistas en sus proyectos. Muchos de estos profesores admiten una desactualización en los planes de estudios que imparten.

Es importante mencionar, que se ha evaluado la calidad y cantidad de los profesores universitarios, encontrando un déficit de estos debido a la misma situación socioeconómica que los obliga a trabajar en otras áreas o buscar opciones en instituciones privadas que representan una mejor remuneración. Esto significa que pueden enfocarse menos en la educación a expensas de la calidad. Por su parte, las instituciones privadas de educación superior presentan bajas matriculas (accesible a grupos pequeños), pero debido al ingreso que perciben por la inscripción del estudiante les permite pagar más a los profesores universitarios, siendo llamativo para la mayoría; incluso puede contar con profesores extranjeros, para cumplir con los estándares internacionales de los Países Bajos.


Se ha propuesto modificar el diseño curricular de las carreras que se ofrecen, pero no cuentan con el personal calificado para llevar a cabo las reformas necesarias, los diseños curriculares carecen de muchas asignaturas importantes para cada profesión, ya que solo se limitan a las unidades curriculares esenciales ajustadas en un plan de estudio reducido a 3 años. Sin embargo, la mayor matricula registrada tanto en universidades públicas como privadas corresponden a las ciencias sociales, empresariales y jurídicas. De igual manera cuentan con estudios de maestría y doctorado. Como primera línea de acción, se han propuesto modernizar el sistema de educación superior, al considerar la importancia de la formación del profesor universitario en los diversos compontes: educativos y gerenciales, incluyendo un tercer componente investigativo. Los paradigmas actuales buscan dedicarse a la investigación científica, para la producción de conocimiento y resolución de problemas; sin embargo, resaltan que la crisis económica de los últimos años hace difícil lograr este campo en un corto tiempo, ya que la percepción y pensamiento de los profesores universitarios ha sido dejar a un lado la investigación por los altos costos económicos que esta representa.

Se ha considerado la importancia de la investigación al producir conocimientos y aportes valiosos para el crecimiento del país, ya que hasta el momento existe poca innovación y, por lo tanto, poco espacio para la creatividad de los estudiantes al momento de desarrollar sus tesis. De igual manera, incorporar el uso de las tecnologías de información y comunicación para ser una plataforma tecnología de vanguardia; sin embargo, se ha propuesto la mejorar curricular para todo los sistemas de educación (básica, secundaria y universitaria) cónsonos con las políticas nacionales para el mejoramiento de los resultados del aprendizaje y la formación del recurso humano de calidad. Una solución ha sido los convenios con organizaciones nacionales e internacionales, para impulsar la investigación, ampliar y compartir el conocimiento, habilidades e innovaciones tecnológicas.


Como conclusión, toda crisis genera nuevos paradigmas y en Surinam se ha replanteado la forma en la cual se ha venido impulsando la educación, sacrificando la calidad por la misma situación socioeconómica (existen limitaciones). Sin embargo, a través de los convenios interinstitucionales han ido cambiando esos viejos paradigmas al implementar nuevas tecnologías, incentivar la investigación, gestionar becas para apoyar económicamente a los estudiantes durante su dedicación a la carrera universitaria. También se han planteado la importancia de actualizar a sus recursos humanos y dotarlos de las herramientas para mejorar la calidad de la educación, diseños curriculares ajustados a las nuevas tendencias y requisitos laborales. Autor: José Núñez


Bibliografía: Boletín IESALC Informa de Educación Superior. (2010). El subsidio a los estudiantes de Educación Superior: un desafío para los países del Caribe [Texto en línea]. Disponible: http://www.iesalc.unesco.org.ve/index.php?option=com_conten t&view=article&id=1946%3Ael-subsidio-a-los-estudiantes-deeducacion-superior-un-desafio-para-los-paises-delcaribe&catid=126%3Anoticias-paginanueva&Itemid=712&lang=es [Consulta: 2018, marzo 03]. Boletín IESALC Informa de Educación Superior. (2010). Edwin Wolf: Deserción estudiantil es el mayor problema que enfrentamos en Surinam [Texto en línea]. Disponible: http://www.iesalc.unesco.org.ve/index.php?option=com_conten t&view=article&id=1949%3Aedwin-wolf-desercion-estudiantiles-el-mayor-problema-que-enfrentamos-ensurinam&catid=126%3Anoticias-paginanueva&Itemid=712&lang=es [Consulta: 2018, marzo 03]. Jansen, S; Brenninkmeyer, E; Kleinpening, L; Wijnhof, R; Heuts, B; Kremer, N; Donck, M. (Comps). (2017). De kracht van de surinaaamse samenleving: Een zoektocht naar publieke waardecreatie door maatschappelijke zelforganisatie in Suriname. Colofon. Ministerie Van Onderwijs, Wetenschap en Cultuur. (s/f). Beleid. Disponible: http://www.gov.sr/ministerie-van-onderwijswetenschap-en-cultuur/over-minowc/onderwijs/beleid.aspx [Consulta: 2018, marzo 03].


Ruptura del paradigma en la educación superior chilena Chile ha sido uno de los países de América Latina que ha presentado una reforma legal en los últimos años, considerando este avance como una comodidad para el desarrollo de las instituciones de educación superior en los próximos años, por establecerla como un derecho al consagrar la gratuidad gradual de las matrículas a los estudiantes con menos recursos (cobertura del 60% de las plazas ofertadas) en universidades públicas, privadas, Institutos Profesionales y Centros de Formación Técnica, que cumplan con una serie de requisitos, aunado a la obligatoriedad que deberán poseer las universidades en la acreditación de la calidad educativa. El paradigma con el cual han tenido que lidiar la sociedad chilena ha sido por un lado los estudiantes al visualizar la universidad como mayores ingresos personales y no como un aporte al bien social, por el otro lado se enfrentan a una educación de de baja calidad y un alto costo, incluso las universidades públicas tienen que autofinanciarse por lo cual dependen de las matrículas. Por tal razón, diversos autores han catalogado a las universidades chilenas como “un bien de consumo” que impide que una gran parte de la sociedad pueda cursas estudios de educación superior, es decir, que las matriculas son bajas y a la final se logran graduar un 20 o 40% de los estudiantes de un 100% que ingresa y tiene la posibilidad de pagar sus estudios; lo que representa que 1 de cada 3 estudiantes que ingresa abandona la carrera. Sin embargo, otras de las problemáticas a la deserción estudiantil han sido: 1) bajo rendimiento académico, 2) falta de preparación previa, entre otras.


Para Tejeda (2011), el paradigma que se buscaba consiste en una educación superior enfocada en la investigación, creación de conocimientos, integrarse a las comunidades virtuales para el intercambio de experiencias, desarrollar laborares de extensión para su inserción en las comunidades y responsabilidad social; así como la enseñanza en pregrado y postgrado. Este mismo autor afirma que las universidades públicas deben enfocarse en colaborar con los procesos de aprendizajes para garantizar la libertad, equidad y pluralismo en sus egresados, más que un mero negocio ideológico o de oportunismos mercantil con sus altos costos. La educación privada y otros institutos presentan el mismo paradigma. Lo anterior se debe a que no existe una institucionalidad que unifique los criterios y que posteriormente regule y haga cumplir las normativas pautadas, con el objetivo de estandarizar la calidad educativa en todas las universidades. Por ejemplo, los diseños curriculares han presentado grandes debates, debido a las dificultades que pueden enfrentar los estudiantes en los primeros niveles con un conjunto de asignaturas “difíciles de aprobar” y carreras con 6 o 7 años de duración, otra problemática que se suma a la deserción estudiantil.


Sin embargo, aunque la educación superior no ha sido gratuita y la deserción estudiantil es multifactorial, para el año 2015 la matricula estudiantil fue de 1.152.125 estudiantes, siendo mayor la matricula en institutos profesionales (instituciones no universitarias). Con respecto a las áreas de conocimiento con mayor demanda se encuentra tecnología con 358.174 estudiantes, seguido de salud con un total de 232.873 estudiantes (Salazar y Herrera, 2015). A pesar de, durante el año 2014 solo se graduaron 168.552 personas. Por otra parte, las universidades chilenas pueden contratar temporalmente a profesores que posean un título académico (licenciado o afín, magíster y/o doctorado) con experiencia profesional, demuestren interés y vocación por la docencia, cuyas funciones es impartir clases a nivel de pregrado o postgrado en una jornada que será establecida por cada facultad o instituto, que puede ser un total de 44 horas semanales según la Ley del Trabajo. Sin embargo, las universidades suelen convocar a concurso público para reclutar su recurso humano. Se ha propuesto que los diseños curriculares se ajusten a las competencias generales y transversales que demanda la sociedad del siglo XXI, como ocurre con el dominio de dos lenguas, herramientas tecnológicas, calidad académica y con pertenencia social de los programas, con una mira a la investigación y producción de conocimientos para contribuir con los avances científicos del país. Como conclusión, los paradigmas sobre la educación superior chilena durante los últimos 35 años fue un flagelo negativo para lograr acceder a estos estudios por parte de sus ciudadanos, demostrando que esas políticas erradas debían sufrir una ruptura para ofrecer más opciones y equidad en la sociedad. Autor: José Núñez.


Bibliografía : Rodrigo, E. (2012). La educación superior en Chile y el rol del mercado: ¿culpable o inocente?. Ingeniare, 20(1):126-135 Salazar, P; Herrera, J. (26 de junio, 2015). Radiografía del sistema de educación superior chileno a meses del inicio de la gratuidad [En línea]. Disponible: http://www2.latercera.com/noticia/radiografia-del-sistema-deeducacion-superior-chileno-a-meses-del-inicio-de-la-gratuidad/ [Consulta: 2018, Marzo 03]. Tejeda, J. (27 de Julio, 2010). El nuevo paradigma de universidades públicas que sueña Chile. Diario el Mostrados [En línea]. Disponible: http://www.elmostrador.cl/noticias/opinion/2011/07/27/elnuevo-paradigma-de-universidades-publicas-que-suena-chile/ [Consulta: 2018, Marzo 03].


Los paradigmas de la educación superior en Colombia En Colombia existe una marcada situación económica, en cuanto a la distinciones de clases sociales o estratus social, estos están representados desde el uno, más bajo, (1) hasta el seis más alto (6) lo cual no permite que todos tengan una educación superior pública garantizada. Esto debido a que el cobro de la matrícula escolar se basa en recaudaciones dependiendo los ingresos económicos de sus padres y las universidades privadas los costos son muy elevados y solo existen planes de financiamiento a través de instituciones como el fondo de pagos Icetex; el cual evalúa los ingresos de los padres o representantes ,de los estudiantes a ver de qué manera pueden pagar dichos préstamos para la cancelación de las matriculas .

Gráfico 1. Estratos económicos en Colombia

En Colombia existen 144 universidades privadas, 68 públicas, una mixta, 63 escuelas tecnológicas, 65 instituciones tecnológicas y dos Instituciones técnicas profesionales.


En cuanto a la contratación de los docentes en las instituciones públicas deben ir a concursos nacionales donde al momento de ser aprobados en exámenes de rendimiento académico y asimilación profesional por meritocracia que son seleccionados por concursos. Se investiga sobre la procedencia de los títulos y si son de universidades nacionales o internacionales, tomando como referencias títulos de postgrados. Luego entran a las universidades públicas en un periodo de prueba donde dan clases de distintas cátedras por horas acumuladas a medio tiempo o a tiempo completos. En las universidades privadas se les piden tener una experiencia mínima y en algunos casos solo ser graduados en el área que dictarían las distintas cátedras, los títulos de educación Superior debidamente ordenados cronológicamente, del más reciente al más antiguo debidamente convalidados ante el ministerio de Educación para títulos realizados en el extranjero. El diseño hace del currículo una posibilidad cultural autónoma e interdisciplinar. En este sentido el MEN (1996) en un documento preparado por el equipo de pedagogía programación de ciencias humanas, aplicadas tecnológicas y de Ingeniería, que forman parte del ministerio educación define el diseño como una actividad cognitiva y física en la cual el individuo establece relaciones entre informaciones de orden teórico y práctico, tendientes a resolver una situación polémica surgida de las necesidades humanas.


El diseño curricular abarca todos los elementos que constituyen el conjunto complejo de una institución de educación superior, cuya meta es propiciar las condiciones y el ambiente para el aprendizaje pensando en la formación integral del estudiante. El diseño curricular implica también la organización de metas y de contenidos para elevar el progreso potencial del educando en determinado nivel del sistema escolar. En Colombia, alrededor del 37% de los estudiantes que comienzan un programa universitario abandonan el sistema de educación superior. Además, alrededor del 36% de los estudiantes que desertan en Colombia lo hacen al final del primer año, mientras que en Estados Unidos este porcentaje es del 15%. Pese a la cantidad de los estudiantes que abandonan al comienzo de los estudios universitarios, casi el 30% de los que abandonan el sistema lo hacen después de cuatro años. Todo esto representado en una fuerte colisión económica, que los padres de estudiantes universitarios reciben por los altos aranceles deben pagar.

No hay que olvidar el programa del Ministerio de Educación S ser Pilos paga (alumnos con índices académicos muy altos) donde el estado a los mejores promedios de estudiantes, del último año de bachillerato les pagan desde la residencia universitaria manutención de comida útiles escolares y la opción de estudiar en la universidad que desean hacerlo a nivel nacional. Algunas empresas privadas también escogen a los mejores pilos y le pagan todos los gastos académicos, cubriendo todas las necesidades que alumno presenta.


Grafico 2. Educación superior oficial y privada en Colombia

Autor: Julio César Chávez

Bibliografía: http://www.elcomercio.com/actualidad http://www.epn.edu.ec/wpcontent/uploads/2015/06/3REGLAMENTOCARRERA1.pdf http://tuning.unideusto.org/tuningal/images/stories/present aciones/ecuador_doc.pdf https://procuraduria.utpl.edu.ec/


Los paradigmas de la educación superior en Ecuador La educación superior o Universitaria Ecuatoriana, tiene su propia ley orgánica de Educación superior, la cual regula a todos los planteles ya sean públicos o privados que den una educación de calidad, que su infraestructura se la adecuada para los estudiantes aprendan sin ningún complejo, indica las deberes y los derechos del estudiante. Así como existe la ley de Educación Superior, también existen varios organismos que controlan todo lo que este alrededor de la educación tales como secretaría nacional de Educación superior, ciencia y tecnología e innovación el Consejo de Educación superior. Ecuador actualmente posee 68 centros de educación de nivel superior legalmente aprobados por el Consejo Nacional de Educación Superior, muchos de los cuales han abierto extensiones en varias ciudades del país; y posee más de 300 institutos técnicos calificados como de nivel superior. Las instituciones de educación superior son esencialmente pluralistas, están abiertas a todas las corrientes y formas del pensamiento universal expuestas de manera científica. Estas dirigen su actividad a la integración del ser humano para contribuir el desarrollo del país y al logro de la justicia social, al fortalecimiento de la identidad nacional en contexto pluricultural del país a la afirmación de la democracia, la paz, los derechos humanos, la integración latinoamericana y la defensa de la protección del medio ambiente. Los centros de educación superior son comunidades de autoridades, personal académico, estudiantes, empleados y trabajadores.


La educación superior en el Ecuador, en las últimas décadas se ha visto eminentemente descuidada en el área humana, pues las universidades en general se han preocupado principalmente por construir el conocimiento científico y por desarrollar las habilidades y destrezas relacionadas con el campo profesional ; pero ha descuidado la parte más formativa del hombre: la construcción de sus valores éticos, morales y sociales, pues el hombre, con el pasar de los años, pone de manifiesto su calidad de “persona” y los valores que gobiernan su vida. Por lo tanto para que dichos valores se manifiesten, sobre todo en el ejercicio de sus profesiones, es necesario que estos sean cimentados en todos los niveles de educación sobre todo en el Superior. Es por ello que la educación superior en el país tiene, pues, que hacer grandes y serios esfuerzos por investigar periódicamente los cambios en el entorno social y la necesidad de profesionales capaces de adecuar sus respuestas educativas. Debe considerarse también la implementación de mecanismos que le permitan superar sus deficiencias y obstáculos con la finalidad de proporcionar una formación humana integral a las nuevas generaciones y, así constituirse en un factor decisivo para el logro de la igualdad social y obtención de altos niveles de competitividad, tal como lo requiere la economía nacional del Ecuador en el marco de la globalización creciente. Según las estadísticas proporcionadas por el Consejo Nacional de Educación Superior (CONESUP) en el primer trimestre de 2016, Ecuador contaba con 457,871 graduados de tercer nivel; y un total de 615,202 graduados entre los niveles técnico superior, tercer nivel y cuarto nivel; de los cuales el 65% realizó sus estudios en un centro de educación superior de régimen público, y un 22% en régimen particular cofinanciada.


La tabla I y el gráfico 1.1 ilustran mejor estas cifras y sus porcentajes. TABLA I

Graduados de Tercer y Cuarto Nivel en el Ecuador según Régimen de Financiamiento REGIMEN

CANTIDAD DE GRADUADOS

PORCENTAJE

PARTICULAR AUTOFINANCIADA

81391

13,23%

PARTICULAR COFINANCIADA

132800

21,59%

PÚBLICA TOTAL

401011

65,18%

615202

100,00%

Fuente: Consejo Nacional de Educación Superior ECUADOR (CONESUP).


En el Marco del orden de la contratación para docentes los requisitos del personal académico titular auxiliar de las universidades y escuelas politécnicas.Para el ingreso como miembro del personal académico titular auxiliar de las Universidades y escuelas politécnicas públicas y particulares, además de cumplir los requisitos generales establecidos en este Reglamento, se deberá acreditar: 1.- Tener al menos grado académico de maestría o su equivalente, debidamente reconocido e inscrito por la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (SENESCYT), en el área de conocimiento vinculada a sus actividades de docencia o ; Investigación. FIG.1 logo de la secretaria de Educación de Ecuador. 2. Ganar el correspondiente concurso público de merecimientos y oposición. 3. Los demás que determine la institución de educación superior, que deberá observar las normas constitucionales y legales, así como garantizar los derechos establecidos en el artículo 6 de la Ley Orgánica de Educación Superior. Para el ingreso como miembro del personal académico titular 1. Tener al menos tres años de experiencia como personal académico en instituciones de educación superior o en instituciones de investigación de prestigio. 2. Haber obtenido como mínimo el setenta y cinco por ciento del puntaje de la evaluación de desempeño en sus últimos dos periodos académicos. 3. Suficiencia en un idioma diferente a su lengua materna. 4. Ganar el correspondiente concurso público de merecimientos y oposición, o ser promovido a esta categoría de conformidad con las normas de este Reglamento.


En Ecuador, existe un protocolo para los diseños curriculares de educación superior estos están enmarcados de la siguiente manera, señalando las pautas de acción u orientaciones sobre cómo proceder para hacer realidad estas intenciones y comprobar que efectivamente se han alcanzado. Las funciones del currículo son, por una parte, informar a los docentes sobre qué se quiere conseguir y proporcionarles pautas de acción y orientaciones sobre cómo conseguirlo. Puede hacerse mención también que el avance de la ciencia, los intereses y necesidades del país y el requerimiento de proporcionar a los docentes un currículo más abierto y flexible, que se pudiera adaptar de mejor manera a los estudiantes, hicieron necesaria la revisión del perfil de salida. En la actualidad existe una deserción estudiantil bastante alta la cual está representada 40% de los bachilleres no sabe qué estudiar luego de obtener su título de secundaria. Esta cifra está representada por que los estudiantes no tienen claro lo que quieren estudiar, por los posibles altos costos en el transcurso de sus carreras, es Esta situación hace que los jóvenes se inclinen por carreras universitarias que desconocen, La consecuencia es que cuando cursan los primeros semestres se dan cuenta que no tiene vocación para la profesión y terminan dejándola. En el 2014 se inscribieron más de 400 000 estudiantes en universidades públicas y cofinanciadas. De ese universo, el 26% abandonó su carrera en los primeros semestres, según la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt). En el 2012, el índice total de deserción era del 50%... Autor: Julio Cesar Chávez


BibliografĂ­a: http://www.elcomercio.com/actualidad http://www.epn.edu.ec/wpcontent/uploads/2015/06/3REGLAMENTOCARRERA1.pdf http://tuning.unideusto.org/tuningal/images/stories/presentacio nes/ecuador_doc.pdf https://procuraduria.utpl.edu.ec/


Conclusión La Educación Universitaria Latinoamericana, presenta un estándar contraproducente que se caracteriza por no ser la prioridad en la agenda de cada país, algunos en menor medida que otros.

La docencia como fuente de ingreso laboral esta en expansión lenta (a excepción de Venezuela), no obstante la falta de inversión en nuevas casas de estudio, y el abarrotamiento de alumnos en las aulas (mas de 25 por salón) produce una desvaloración en los salarios, así como el alcance y profundidad de las diferentes áreas de la educación y a mediano, largo plazo en la sociedad latinoamericana, algunos países como Chile que han mejorado sus políticas educativas, pueden percibir un mejor nivel social a futuro por la inversión del estado en la educación. El alumnado como parte de este sistema Sudamericano, en una comparativa entre Venezuela y el resto de países evaluados, presenta una contradicción paradigmática, siendo Venezuela uno de los países con formas de estudio bastantes económicas pero con un campo laboral muy limitado. En este sentido los demás países del ecosistema, presentan una educación con costes elevados y difíciles de pagar pero con la diferencia que el egresado de educación superior tendrá mayores posibilidades de obtener un trabajo bien remunerado.

EL TIEMPO - Editorial 1 - Educación Superior Latinoamericana  

Este primer número de la Revista digital el “Tiempo”, está dedicado a la educación superior pública y privada en América Latina y Surinam, e...

EL TIEMPO - Editorial 1 - Educación Superior Latinoamericana  

Este primer número de la Revista digital el “Tiempo”, está dedicado a la educación superior pública y privada en América Latina y Surinam, e...

Advertisement