Page 1

Mariana de Anquin 2012 Educación de Alto Rendimiento Académico Educando con prisa por ser los mejores Como padres nos sentimos orgullosos cuando nuestros hijos ingresan a colegios de alto rendimiento académico, incluso realizamos innumerables sacrificios para poder sostener económicamente este tipo de educación ya que nos dicen que es lo mejor para el futuro de nuestros hijos si queremos que sean competentes en la exigente sociedad actual. Investigaciones recientes van mostrando que los adultos producto de este modelo educativo, no son los profesionales más felices, exitosos, competentes y seguros de sí mismos. En mi experiencia como educadora , psicopedagoga y madre coincido plenamente con el escritor escocés Carl Honoré quién afirma que el sistema educativo actual secuestra la niñez de forma nunca vista a lo largo de la historia y, desde el instinto de intentar educar mejor a los alumnos , hemos caído en el exceso de todo , de contenidos , idiomas , deportes , programas artísticos , profesores particulares, tratamientos y talleres. El perfeccionismo y el consumo educativo invaden las aulas .Nos sentimos mal y fuera de competencia si nuestro colegio no incorpora el tercer o cuarto idioma, la tecnología de punta, o el último de programa de moda de educación emocional sólo porque lo tiene el colegio vecino quién dice que es muy útil para el mayor desarrollo cognitivo –emocional de los educandos. El mercado manipula la competencia educativa para vender más y más programas. Aplicando así la cultura del consumismo a la enseñanza provocamos un efecto contraproducente, un efecto negativo en la salud socioemocional y física de los alumnos. La ONU advierte de que uno de cada cinco niños


Mariana de Anquin 2012 sufre algún trastorno psicológico y en Gran Bretaña cada 28 minutos un adolescente intenta suicidarse. Porque aun queriendo lo mejor, la forma en que educamos a nuestros alumnos les provoca alta competencia difícil de sostener . Los educamos bajo presión para que logren la perfección en muchas áreas, deseamos que sean excelentes deportistas, que sus escritos sean verdaderas joyas de la literatura, que los dibujos incorporen los rasgos y técnicas del pintor famoso que estuvieron estudiando , que se muestren desenvueltos y confiados en el “concert”,que resuelvan problemas lógicos que los habiliten a ser elegidos para participar de olimpiadas de matemáticas nacionales y que hablen con fluidez dos idiomas . Queremos los mejor para nuestros alumnos , por eso exigimos que sean los mejores . Los niños son organizados en agendas cargadas de actividades , todas ellas coordinadas y dirigidas por adultos que les dicen que deben hacer, durante cuánto tiempo y qué expectativas necesitan cumplir en ese espacio, no hay espacio para actividades de juego libre , de ocio , de descanso , de creatividad , que den rienda suelta a la niñez . Cuando los adultos controlan exhaustivamente todas las actividades de la infancia, los niños pierden. Pierden el juego , la espontaneidad , el aburrimiento, el ocio, los secretos , los viajes imaginarios , el poder de inventar ,las pequeñas aventuras , la soledad, la capacidad de crear y divertirse. Sus juegos se vuelven apagados, no saben a que jugar sino hay un adulto que se los indique o entretenga. Apenas regresan del colegio , de los talleres , de las clases particulares asignadas, los niños se desparraman frente a una pantalla de t.v o computadora , para intentar relajarse y recrearse . Esta acción también termina por ir en contra de su salud ya que les chupa el poco tiempo de ocio que les queda del día, dejándolos cansados, hiperestimulados y sin tiempo. La educación actual comienza a generar en los alumnos desde los primeros grados ( y va en acenso a medido que van avanzando por los


Mariana de Anquin 2012 niveles educativos) , desmotivación , cansancio, hiperactividad , desconcentración , agresividad , estrés y a muchos los predisponen a padecer problemas de salud mental como ansiedad , depresión , miedos nocturnos, trastornos del sueño , de la alimentación y también físicos como migrañas , dolores musculares , digestivos , accidentes , entre otros. Las consultas psicológicas y psicopedagógicas a mitad del año lectivo aumentan un 70 %, acudiendo a los consultorios padres angustiados y preocupados por el bajo rendimiento académico, o por los problemas de conducta , y o dificultades de atención de sus hijos. Educamos con prisa, ya que creemos que así llegaremos a desarrollar el fantástico programa educativo pensado para el año lectivo. Nuestra cultura educativa nos inculca el miedo a que los alumnos pierdan el tiempo, pero la paradoja es que la aceleración les hace desperdiciar la niñez. La mejor forma de que los alumnos aprovechen el tiempo no es abordar la máxima cantidad de contenidos, o invitarlos a realizar la máxima cantidad de actividades en el mínimo tiempo, sino buscar el ritmo adecuado para cada cosa. Para mantener el ritmo de ese exceso de actividad y exigencias sociales, muchos niños terminan medicados. En USA más de seis millones de niños son medicados con Ritalin , un psiofarmaco utilizado en trastornos de déficit de atención e hiperactividad , y esto es alarmante. Es decir que a muchos niños se les diagnostica deficit de atención e hiperactividad por motivos equivocados. Es hora de revisar cómo estamos educando , es hora de priorizar que es lo realmente importante para nuestros alumnos .Mirar la agenda y colocar todo lo que les proponemos a los alumnos en una semana en orden de prioridad y empezar a cortar desde abajo . Esto no va a ser difícil ya que llenamos el tiempo de los alumnos con tareas que no son esenciales, lo hacemos por costumbre porque siempre fue así. En el caso que consideremos que todo es importante, necesitaremos replantearnos con mayor profundidad, honestidad y humildad estas


Mariana de Anquin 2012 cuestiones, ya que hay algo que aún no podemos ver, o podemos pedir ayuda a unos ojos externos que seguramente vean excesos donde nosotros vemos necesidades. El segundo paso es seleccionar los programas educativos que realmente nos interesan y no ofrecerlos porque están de moda, porque otros lo hacen, porque a mi me gustan. .Así el colegio le podrá dar más tiempo a las cosas importantes de la niñez: lo lúdico, la calidad de la enseñanza, el descanso , la recreación , el compartir , el crear, el aprender. Es hora de sacar presión en los docentes para que ellos puedan dejar de presionar a los alumnos . Es hora de preguntarnos el ¿Para qué ?de lo que hacemos .¿Para que es bueno enseñar con prisa ?Para qué es bueno tener toda la mañana clases y un solo recreo de 15 minutos ?Para qué es bueno ensayar con prisa y exponer a todos los niños lo disfruten o no en los espectaculares” concerts” ?¿Para qué es bueno enseñar tantos contenidos en tan poco tiempo ?Para qué es buena la calificación numérica desde los primeros grados? Para que es bueno enseñar los mismos contenidos de la misma forma y con el mismo tiempo a todos los alumnos por igual ?¿’Para qué es útil escribir con pluma ¿¿Para que es bueno enseñar cursiva-imprenta mayúscula y minúscula en tan solo seis meses? Hay infinidad de “¿Para que?” que esperan nuestra respuesta a la hora de educar . En el 2012 “Educar sin prisa es la clave , educar sin presión es el desafio” ! Manos a la obra juntos lo podremos lograr. Lic. Mariana de Anquín


Mariana de Anquin 2012

Apurados por enseñar, fatigados para aprender  

Cuando la exigencia academica supera las competencias del alumno , lo que obtenemos no es aprendizaje sino acumulación de información.Apurad...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you