Page 1

PROGRAMACIÓN DE INTERCULTURALIDAD 2012-2013

IES Ría San Martín


1. INTRODUCCIÓN

«Tras la denominación “población escolar inmigrante” encontramos niños y niñas de distintas edades, de procedencias diferentes, con trayectorias vitales y biografías propias, con ganas de aprender, con posibilidades de mejorar en algunas áreas curriculares y con necesidades y apoyos específicos en otras, que tienen el derecho a ser escolarizados en condiciones de igualdad como el resto de la población escolar, con familias que establecen un amplio abanico de relaciones con el entorno escolar. Son todas estas características las que repercuten en la ampliación de la diversidad y la heterogeneidad en los centros y no el mero hecho de que sean inmigrantes» Jaume Carbonell

1

La incorporación de alumnado extranjero en nuestras aulas es una realidad creciente en nuestros centros educativos. Ello requiere de la adopción de medidas que favorezcan y garanticen su incorporación al sistema educativo y promuevan una real igualdad de oportunidades, especialmente en aquellos casos en que el alumnado presenta un elevado grado de desconocimiento de la lengua española o un grave desfase curricular como consecuencia de su falta de escolarización previa en el país de origen, o de las diferencias entre su sistema educativo y el nuestro. Nos encontramos ante un escenario complejo y diverso con diferentes inquietudes y muchas expectativas. Por un lado, nos encontramos con la problemática de aquellos alumnos extranjeros que llegan a nuestro centro, sin saber nuestro idioma y que, de inmediato, entran en una situación de "inmersión" lingüística y necesitan aprender español para poder, no sólo comunicarse, sino progresar académicamente en la nueva lengua de instrucción. La enseñanza del español como L2 en contextos escolares no debe únicamente responder a las necesidades básicas de comunicación, interacción y expresión; además de ello, debe, en el marco del contexto escolar de la educación obligatoria, dar una respuesta educativa acorde con las necesidades escolares del alumnado extranjero, consiguiendo que este alumnado acceda a los currículos de Educación


Primaria y Secundaria con las mismas oportunidades lingüísticas que el alumnado nativo. Debe hacer posible el proceso de integración del alumnado extranjero en situaciones y actividades de vida cotidiana y en situaciones y actividades de vida escolar y formativa. Por consiguiente, el español que enseñamos al alumnado extranjero escolarizado en nuestro sistema educativo debe asegurar una respuesta lingüística suficiente como para capacitarlo en sus intercambios comunicativos de vida cotidiana y de vida escolar. La nueva lengua contribuye al proceso de socialización de los escolares permitiendo que se establezcan y mantengan relaciones sociales. Al tiempo, también es el principal medio de aprendizaje ya que sirve tanto para transmitir conocimientos, como para adquirirlos y elaborarlos. Por tanto, será preciso establecer diferentes dominios de uso, distinguiendo entre una competencia lingüística comunicativa y una competencia lingüística académica específica de los contextos educativos. La competencia académica permite al estudiante actuar con eficacia en relación con la lengua de aprendizaje y, en general, con los procesos y dinámicas escolares. Para desarrollar ambas competencias será preciso que el alumno active los conocimientos que posea o le sean necesarios en cada momento. En concreto, se irá apropiando del lenguaje académico a medida que lo utilice, aplicando procedimientos léxicos y gramaticales, de lectura y escritura, y a medida que asuma riesgos en la producción. Por otro lado, nos encontramos con alumnos que, conociendo básicamente nuestra lengua –me refiero a alumnos de procedencia latinoamericana- llegan con un desfase curricular importante. Esta situación nos demanda medidas de actuación diferentes y urgentes, pues de otro modo no podrían alcanzar con éxito los objetivos académicos. Adaptaciones curriculares, apoyos en el aula o fuera del aula, refuerzos, etc. son algunas de las medidas que se contemplan para responder a las necesidades que tiene el alumnado latinoamericano (muy frecuente en nuestro centro). Finalmente, la diversidad de nuestro alumnado requiere por nuestra parte una educación intercultural, una enseñanza de valores que tenga como fin un completo conocimiento del mundo globalizado en que vivimos y lograr una mejor convivencia entre todos. Por lo tanto, la siguiente programación tiene que dar cabida a los aspectos que se detallan a continuación y que requieren diferentes y simultáneas actuaciones.


2. PLANTEAMIENTO GLOBAL DE LA PROGRAMACIÓN

Esta programación se estructura en torno a las siguientes actuaciones: LA ENSEÑANZA DE ESPAÑOL (L2) A LOS ALUMNOS EXTRANJEROS QUE LLEGUEN AL CENTRO. Hay que decir que durante el presente curso no hay ningún alumno que se vea afectado por el desconocimiento de nuestra lengua. Si bien se encuentran escolarizados en nuestro centro alumnos de origen rumano, búlgaro, ruso o incluso chino, llevan varios años viviendo en nuestro país y dominan con solvencia nuestra lengua, por lo que no se prevé con estos alumnos un aprendizaje del español de una manera exclusiva, sino inclusiva dentro de su aula de referencia, con el profesor de Lengua y los contenidos de su nivel correspondiente. La enseñanza de L2 (se detallan más ampliamente sus principales aspectos en el ANEXO que figura al final de esta programación) tiene en cuenta la consecución de objetivos diversos: -

Los objetivos comunicativos, específicos en el aprendizaje de lengua/s, referidos a las cinco destrezas según el MCER (hablar, 2

interactuar, comprender, leer y escribir). -

La progresión en el trabajo con textos académicos, propios del contexto escolar, con toda la especificidad que dicho trabajo conlleva.

EL APOYO A ALUMNOS EXTRANJEROS CON DESFASE CURRICULAR Esta labor se realizará a través de actividades que promuevan un mejor conocimiento de nuestra lengua, que persigan una mejora en lectoescritura y que, apoyándose en las propias áreas de conocimiento, tengan como fin mejorar el nivel de conocimiento de los alumnos, propiciar su integración y dotarles de las destrezas básicas para aprender por sí mismos.


LA DINAMIZACIÓN DEL CENTRO A través de la propuesta y colaboración en diferentes actividades encaminadas a una educación

plurilingüe, intercultural y en valores dirigida a todos los

alumnos del centro. A través del Plan de Acción Tutorial se plantearán algunas de ellas, encaminadas sobre todo a lograr una mayor integración del alumnado y a mejorar la convivencia. Algunos Departamentos, como el de Lenguas Extranjeras, desarrollarán otras dirigidas a desarrollar la competencia plurilingüe del alumnado, así como a conocer y destacar los aspectos socioculturales de aquellas culturas o países existentes entre el alumnado del centro. Además, durante el presente curso, y dentro del Programa Comenius, se realizarán actividades que propicien el conocimiento y el acercamiento de aquellos países integrados en el programa. Para ello, aprovecharemos las aportaciones de aquellos alumnos extranjeros del centro. LA COMUNICACIÓN CON LAS FAMILIAS DE ALUMNOS EXTRANJEROS Esta relación va encaminada a lograr una mejor integración del alumno y de su familia en la escuela y en el municipio, y es necesaria para lograr con éxito los objetivos académicos del alumno. Los tutores, junto con la coordinadora de Interculturalidad cuando sea necesario, se encargarán de mantener esta comunicación a lo largo del curso.

Para desempeñar las funciones que durante este curso sean precisas dentro de este ámbito, la coordinadora dispondrá de cuatro horas lectivas semanales. Colaborará con los Departamentos de Lenguas Extranjeras del centro para poner en práctica y colaborar en aquellas actividades que tengan como fin el desarrollo de la competencia plurilingüe e intercultural entre los alumnos del centro; con el Departamento de Orientación, Lengua y Matemáticas para la atención de alumnos con desfase curricular y la realización de las valoraciones iniciales cuando sea pertinente. También será


necesaria la colaboraci贸n con los tutores y con el equipo directivo, y en general con todos los profesores del centro que de un modo u otro participen de alg煤n aspecto del Plan de Interculturalidad.


ANEXO LA ENSEÑANZA DE ESPAÑOL A ALUMNOS EXTRANJEROS I.

QUÉ SE PERSIGUE CON ESTA ACTUACIÓN:

1. Considerar la lengua como un instrumento de comunicación. En este sentido, la gramática, el léxico, la pronunciación y la ortografía se convierten en subsidiarios de los objetivos comunicativos (competencia funcional: Saludar, pedir permiso, hablar de enfermedades, etc.).

2. Enseñar lengua como un medio para resolver situaciones, entender y producir documentos reales y cercanos, etc.

3. Integrar las cuatro destrezas (hablar, escuchar, leer y escribir), a través de las propuestas de aula.

4. Plantear dinámicas comunicativas en sí mismas, en las que los alumnos tengan que comunicar y/o aportar para llegar a la información o a la resolución. Para ello, son muy adecuados los planteamientos de dinámicas cooperativas en las que los alumnos tienen que interactuar como parte esencial del desarrollo de la actividad.

5. Proponer tareas que susciten el interés del alumno. 6. Trabajar con muestras de lengua lo más reales y cercanos posibles: reproducir usos cotidianos reales a través de soportes, objetivos comunicativos, situaciones, etc. reales y reconocibles en la cotidianidad de los alumnos.

7. En los primeros momentos, de facilitar el acceso a la carga lingüística: a través de imágenes y de ejemplos que faciliten los procesos, tanto en las explicaciones como en las dinámicas.

8. Conectar y activar los conocimientos previos de los alumnos para crear predisposición ante los nuevos aprendizajes y para facilitar los procesos, siempre, personales y diversos.

9. Partir de sus necesidades e intereses comunicativos.


10. Conocer los recursos específicos para controlar la comunicación en el aula, trabajar con textos propios de las áreas y con los procedimientos que de ellos se derivan, específicamente académicos.

11. Secuenciar los aprendizajes adecuadamente según los ritmos, estilos, puntos de partida y aptitudes de cada alumno. Igualmente, se trata de incidir en dichos aprendizajes de forma constante integrándolos en aprendizajes posteriores. B) OBJETIVOS DEL CURRÍCULUM DEL ESPAÑOL COMO L2

3

1. Dotar al alumnado de una adecuada competencia comunicativa en español que le permita participar activamente en relaciones sociales frecuentes en su entorno.

2. Desarrollar una eficaz competencia académica en español que permita acceder a los contenidos de las distintas áreas curriculares y continuar el proceso formativo según los intereses personales.

3. Utilizar las destrezas comunicativas de acuerdo con las exigencias de la situación y el contexto.

4. Reconocer los sonidos, ritmo y entonación del español y establecer relaciones entre ellos y su representación gráfica.

5. Comprender la información global y específica de mensajes orales emitidos en español por profesores, compañeros, otros adultos… utilizando dicha información con fines específicos.

6. Producir mensajes orales en español adecuados al interlocutor y a la situación de comunicación.

7. Elaborar textos escritos relacionados con sus intereses personales o con tareas escolares en los que se respeten las reglas del código escrito.

8. Leer de forma comprensiva y autónoma textos relacionados, tanto con situaciones de comunicación escolar (las tareas de la clase de español, las del aula de referencia…), como extraescolar, extrayendo de ellos el sentido global o la información específica que se requiera.

9. Utilizar los conocimientos, experiencias lingüísticas previas y estrategias diversas para promover un aprendizaje autónomo y solventar problemas de comunicación.


10. Desarrollar estrategias y procedimientos de estudio que puedan ser transferibles a otras situaciones de aprendizaje.

11. Reconocer el valor del español como vehículo de comunicación cultural y social, adoptando una actitud de respeto hacia sus hablantes y la cultura que transmite.

12. Adoptar una actitud positiva hacia el aprendizaje continuado de la lengua que lleve a alcanzar altos niveles de dominio del español y ayude a superar posibles áreas de fosilización.

C) LAS DOS COMPETENCIAS: COMPETENCIA LINGÜÍSTICA COMUNICATIVA Y COMPETENCIA LINGÜÍSTICA ACADÉMICA

Es preciso establecer diferentes dominios de uso en los procesos de enseñanza/ aprendizaje de la L2, distinguiendo entre: - una competencia lingüística comunicativa y - una competencia lingüística académica específica de los contextos educativos.

Nuestros alumnos necesitan emplear la lengua, tanto para hacer amigos, participar en juegos, solventar problemas y malentendidos, etc. (competencia lingüística comunicativa), como para seguir las explicaciones del profesor, realizar tareas y actividades escolares (competencia lingüística académica). Esto es, la nueva lengua contribuye al proceso de socialización de los alumnos permitiendo que establezcan y mantengan relaciones sociales (dentro y fuera del Centro Escolar). Al tiempo, también es el principal medio de aprendizaje ya que sirve tanto para transmitir conocimientos como para adquirirlos y elaborarlos. Por tanto, será preciso establecer diferentes dominios de uso, distinguiendo entre una competencia lingüística comunicativa y una competencia lingüística académica específica de los contextos educativos.


La primera de estas competencias permite la comunicación en los ámbitos personal y público de acuerdo a las convenciones y usos fijados en la comunidad de habla. Junto a ésta, la competencia académica permite al estudiante actuar con eficacia en relación con la lengua de aprendizaje y, en general, con los procesos y dinámicas escolares. La lengua con fines académicos (competencia académica) requiere la preparación de actividades de enseñanza- aprendizaje que actúen en tres planos fundamentales: (1) el de los contenidos lingüísticos, (2) el de los procedimientos y habilidades y (3) el de las estrategias de aprendizaje (actitudes). (1) Contenidos lingüísticos: aspectos formales del lenguaje y modelos de organización textual. Por ejemplo, para clasificar, definir, comparar, describir, etc. se recurre a una serie de convenciones gráficas y modelos textuales que la institución escolar y los libros de texto transmiten y reproducen. El desarrollo de la competencia académica en el español debe tener en cuenta las particularidades que presenta el aprendizaje y la aplicación de estos procedimientos en una segunda lengua. (2) Procedimientos y habilidades: Los estudiantes necesitarán familiarizarse con los procedimientos y habilidades más adecuados de lectura y escritura en la L2 para poder responder a las actividades y tareas escolares comunes en los diferentes niveles. Del mismo modo, tendrán que familiarizarse con los modelos textuales más frecuentes: preguntas de comprensión, definiciones, resúmenes, pruebas de evaluación…). (3) Estrategias de aprendizaje (actitudes) Esta dimensión académica de la lengua requiere una preparación en destrezas y habilidades que contribuyan a conseguir una mayor autonomía del estudiante. Será necesario preparar a los escolares para que puedan aplicar aquellas estrategias de aprendizaje más adecuadas a cada una de las situaciones educativas que se les planteen y, en general, será necesario preparar a los estudiantes para conseguir la adopción de actitudes positivas frente al aprendizaje.

LA IMPORTANCIA DE LAS ÁREAS EN EL APRENDIZAJE DEL ESPAÑOL/ L2: La incursión en una nueva lengua es un proceso largo y se podría decir que "interminable" (¿cuándo se acaba de conocer un idioma?). Este proceso, en el caso de nuestros alumnos, se complica más si cabe al tener que abordarlo paralelamente en


una doble dimensión: además del aprendizaje de la L2 para comunicar en su nueva vida también tienen que afrontar el aprendizaje específico para seguir el currículum en una lengua diferente a la propia, lo que supone, a su vez, aprender la L2 a través del currículum. Esto es determinante para los alumnos: la posibilidad de adquirir la nueva lengua desde las propias áreas. Desde el Centro es necesario poner en marcha todos los recursos posibles que apoyen el progreso de nuestros alumnos y alumnas en esta doble vía. Y dentro de ellos, además de las clases específicas de L2, son fundamentales aquellos que se den específicamente dentro del aula, desde cada una de las asignaturas, de la forma más normalizada posible. El planteamiento desde las áreas, respecto a la L2 debe centrarse en buscar la PROGRESIÓN EN LAS COMPETENCIAS COMUNICATIVAS DESDE LAS PROPIAS ÁREAS Y VICEVERSA; o sea, se trata de buscar el progreso en todas ellas -siendo éste el fin último de la escolarización- y, para ello, es determinante, en la nueva L2, el dominio de la escritura, la lectura, la escucha y la expresión oral. Muchos de los alumnos que se incorporan a nuestro Sistema Educativo por primera vez, NO NECESITAN NI ADAPTACIONES EN LOS CONTENIDOS, ni medidas ajenas o distanciadas de los ritmos, espacios, temarios, etc. comunes a sus compañeros del grupo de referencia. La ayuda prioritaria que necesitan desde las áreas tiene que centrarse en su progreso en español, especialmente en los primeros momentos, ya que los aprendizajes se transmiten en esta lengua, nueva para ellos. Las cuatro destrezas básicas (leer, escribir, escuchar y hablar) son el soporte de toda progresión académica, independientemente de la etapa o del área. Para este progreso es fundamental la secuencia de trabajo que se ofrezca desde cada una de las áreas por diferentes motivos: (1) porque una lengua se aprende prioritariamente usándola en las situaciones para las que es necesario aprenderla (2) por lo que tiene de socializador el aula (nuestros alumnos extranjeros sobre todo van a aprender español de sus compañeros, de sus iguales españoles) y (3) porque las propias asignaturas son los marcos más adecuados para el aprendizaje de español/L2 que nuestros alumnos necesitan, el específico para su progresión académica. Ellos no necesitan el español para trabajar en contextos muy determinados como por ejemplo sí lo necesitan los adultos; ellos necesitan el español para progresar en el Sistema Educativo.


Por lo tanto, es necesario trabajar DESDE TODAS LAS ÁREAS el progreso en las cuatro destrezas (hablar, escuchar, leer y escribir) en lo que se refiere a la lengua de instrucción.

EL TRABAJO CON LOS TEXTOS ACADÉMICOS (enlaza directamente con el Plan Lector): Si algo diferencia la adquisición de una segunda lengua en el contexto escolar de otros contextos es, sobre todo, el trabajo con los textos específicamente académicos y los procesos que dicho trabajo conlleva. A través de las clases de L2, se trata de hacer de nuestros alumnos, lectores eficaces, (A) propiciando en ellos una cada vez mayor autonomía y eficacia en el uso de recursos textuales (apoyos visuales, disposición, etc.) para (B) facilitar los procesos de comprensión y expresión textual inherentes a la competencia lingüística académica. D) CONTENIDOS DEL NIVEL INICIAL, "de INMERSIÓN" Consideramos nivel inicial el recorrido desde la situación inicial de los alumnos hasta el nivel A2 del MCER. Dado que dicha situación inicial será muy variable en el caso de cada alumno, planteamos una propuesta- marco de alrededor de 100 de clase que, repartidas en 8 horas efectivas por semana, correspondería a aproximadamente tres meses de clase.

Se tiene en cuenta que para algunos alumnos será realmente desde un punto de partida de desconocimiento absoluto del español. La diversidad en la situación de inicio de los alumnos depende de múltiples variantes. Igualmente, su ritmo de progreso y sus avances, van a depender también de diferentes factores: aptitudes para el aprendizaje en general y para el específico de lengua en particular; actitudes del alumnado y de sus familias ante los retos y oportunidades de la progresión académica; estilos y ritmos de trabajo; mayor o menor distancia entre la L1 y la lengua objeto de aprendizaje (L2/ español); intereses en el uso de lengua; hábitos de trabajo; distancia entre las rutinas escolares adquiridas y las nuevas a adquirir; momento de incorporación al Sistema Educativo español…


Es importante tener en cuenta también que se irán incorporando alumnos progresivamente a lo largo del curso, por lo que es muy recomendable preparar cada sesión dejando espacios para retomar aprendizajes anteriores, tener baterías de ejercicios que propicien la autonomía de los alumnos, etc. (ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD).

Tal y como se refleja a lo largo de esta programación, se trata de insertar el avance en competencias lingüísticas comunicativas con el avance en competencias lingüísticas académicas.

E) CONTENIDOS DEL NIVEL AVANZADO Consideramos nivel avanzado el recorrido desde el nivel A2 del MCER en adelante. O sea, desde el nivel de usuario independiente, que corresponde al inicio del nivel B1. No todos los alumnos accederán a este nivel (B1) con las mismas situaciones de partida. Algunos habrán hecho ya la entrada en varias destrezas del nivel B1, otros tendrán desequilibrios en las competencias de este nivel: algunas estarán bastante adquiridas (interacción, por ejemplo, dado que están en situación de inmersión) y convendrá insistir en las destrezas de lectura y escritura desde el nivel A2; otros, tendrán más desarrolladas las destrezas relacionadas con procedimientos textuales al haber adquirido buenos niveles en sus L1, etc. A través de esta programación se intenta equilibrar diferentes líneas de avance, dando entrada a todos los niveles posibles: para unos alumnos serán de afianzamiento, para otros de avance, etc. Es importante tener en cuenta también que a este nivel se irán incorporando alumnos progresivamente a lo largo del curso, por lo que es muy recomendable preparar cada sesión dejando espacios para retomar aprendizajes anteriores, tener baterías de ejercicios que propicien la autonomía de los alumnos, etc. (ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD).


El punto de vista de concreción se ha hecho desde lo que aporta y lo que diferencia este nivel avanzado del nivel anterior, "de inmersión" (A1 y A2). Igualmente hay que tener en cuenta que el nivel avanzado está claro dónde comienza -en el nivel B1- pero, ¿hasta dónde considerar que un/a alumno/a necesita clases de español? ¿Hasta llegar al nivel C2? ¿En todas las destrezas? ¿Por igual? ¿Hasta que se maneje con cierta soltura con los contenidos de las áreas? Por esto mismo, volvemos a insistir en la importancia de secuenciar los aprendizajes a desarrollar.

En el caso de nuestros alumnos, es deseable que las horas de aprendizaje de español se reduzcan precisamente por la situación de inmersión en la que se encuentran y por el propio contexto de aprendizaje: el escolar, siempre que se aprovechen adecuadamente las oportunidades auténticas de avance. Para ello, será determinante, (A) la eficacia de las situaciones comunicativas entre iguales y (B) las propias del aula: el aprendizaje de la L2 desde las áreas. Esto, unido a las propias características de cada alumno (aptitudes para el aprendizaje de lenguas y para los aprendizajes en general, distancia entre su L1 y el español, etc.), supondrá que no todos los alumnos vayan a precisar las mismas horas de clase efectivas.

En cualquier caso, sí es necesario precisar que una lengua no se aprende en poco tiempo, y que la situación de inmersión por sí misma no es garantía de avance en un idioma. Si la inmersión no se aprovecha adecuadamente, puede "condenar" a un uso precario y deficiente: errores crónicos, indefensión ante situaciones que requieren un manejo muy adecuado y/o específico de la lengua (exámenes, resolución de conflictos, comunicación de emociones…).

F) CRITERIOS DE EVALUACIÓN Para los criterios de evaluación, remitimos al MCER. Para el nivel inicial, los indicadores correspondientes al nivel A1 y A2. Para el nivel avanzado, los correspondientes al nivel B2 en adelante (B2, C1, C2).


Estos ítems se refieren a las cinco destrezas para los seis niveles: HABLAR/ INTERACTUAR, COMPRENDER ORALMENTE, LEER Y ESCRIBIR. Además aparecen también organizados respecto a los siguientes aspectos cualitativos: ALCANCE, CORRECCIÓN, FLUIDEZ, INTERACCIÓN, COHERENCIA. Es importante combinar todas estas variables al evaluar el nivel de español de nuestros alumnos. Puede que algunos se manejen muy adecuadamente en las destrezas orales y necesiten mejorar en las destrezas de lectura y escritura o viceversa. Los indicadores secuenciados del MCER son una adecuada referencia.

1 De Orientaciones para la organización de los procesos de enseñanza y aprendizaje del español para extranjeros, Consejería de Educación y Cultura de Murcia, 2006. 2 MARCO COMÚN EUROPEO DE REFERENCIA (MCER): documento desarrollado por expertos europeos en la enseñanza de lenguas. 3 De Orientaciones para la organización de los procesos de enseñanza y aprendizaje del español para extranjeros, Consejería de Educación y Cultura de Murcia, 2006.

PLAN INTERCULTURALIDAD  

Plan Interculturalidad

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you