Page 1

 

1


É

rase una vez un viejo molinero que tenía tres hijos.  

Al morir,  dejó a su  hijo mayor  el  molino, al del medio un caballo  y  al  más  pequeño,  llamado  Juan,  tan  sólo  un  gato.  ¿Qué voy  a 

hacer ahora?  se  lamentaba  Juan.  “Miaaaauuu…  no  te  preocupes y confía en mí…” - le dijo el gato. 

“Miaaaauuu… dame tus botas y tu bolsa mmm y te convertiré en  un Marqués”. 

  2 


El gato se puso las  botas  y con la bolsa al hombro, se fue al 

campo. Allí cazó faisanes, perdices y conejos y se los llevó al rey. 

“Miauuu… majestad,  mi  amo  el  Marqués  de  Carabás  le  envía  estos regalos”. -Dijo el gato.     

Colorea al gato con sus botas!! 


Al día  siguiente,  el  gato invitó  a  Juan a bañarse  en  el  río. 

Luego escondió  sus  viejas  ropas  y  se  puso  a  gritar  :  “¡Miaaaauuuu  Socooorroo!  ¡Han  robado  a  mi  amo  el  Marqués  de  Carabás!  Entonces  el  rey,  que  pasaba  en  su 

carroza, se  detuvo  y  ordenó a su lacayo  que  vistiera  al Marqués  con uno de sus trajes. Juan, elegantemente vestido, se presentó 

ante el rey, quien le dijo: “¡Así que usted es el amable Marqués 

de Carabás! ¡Muchas gracias por sus obsequios! Tenía muchos  deseos de conocerlo… 

4


El rey,  que  venía  acompañado  de  su  hija,  invitó  al  ilustre 

Marqués a  dar  un  paseo.  Mientras  tanto,  el  ingenioso  gato  se  adelantó  por  el  camino  y  llegó  hasta  las  puertas  del  castillo  de  un temible ogro. 

5


“¡Miauuuuu… señor  ogro…  !soy  un  graaaan  admirador  suyoooo… Meeeee… han  dicho que  usted puede  convertirse en el 

animal que  desee”.  ¡Así  eeess…  -Dijo  el  ogro  orgulloso. 

“Miauu… entonces  mmm…  conviértase  en  un  león”  -Pidió  el  gato  y  al  instante  el  ogro  se  convirtió  en  un  rugiente  león. 

“¡Miauuu… ohhhh…  es  grandioso  mmm..  maravilloso!”  -Dijo  el gato.    


“Miauuuu… pero  señor  ogro  miauu…  ¿Sería  usted  capaz 

de transformarse  en  un animal mmm.. más pequeño como mmm.. 

un ratón  por  ejemplo?  -Con  mi  magia  puedo,  yo  puedo…  ¡convertirme  en  lo  que  quiera!¡Y  al  momento  el  ogro  se  transformó en un pequeño ratón!, inmediatamente el astuto gato  saltó sobre él y se lo comió.    

  7 


Tal como  lo  había  previsto  el  gato,  la  carroza  real  pasaba 

por ahí  en ese  momento.  “¡Miauuuu..  viva el rey y viva nuestro  amo  el  Marqués  de  Carabás!”.  -Gritaban  el  gato  y  los  agradecidos sirvientes del castillo.          

  8 


El Gato  con  Botas  les  abrió  las  puertas  del  carruaje  ,  los 

invito a  pasar  ofreciéndoles  el  banquete  que  el  ogro  tenía  preparado  como  cena,  Juan  no  salía  de su  asombro, de  la noche 

a la  mañana  se  había  convertido  en  el  Marqués  de  Carabás  ¡y  tenía un castillo!.     

  9 


“Miaaauuu majestad,  en  nombre  de  mi  señor  el  Marqués  de  Carabás, pido a usted la mano de su hija” - dijo el gato.  El rey consintió y así Juan se casó con la princesa. 

El Gato  con  Botas  desde  entonces  fue  regaloneado  como  un  príncipe en el castillo, ¡donde todos fueron muy felices!         10 


Moraleja:    

        “Ser primero y ser mejor                          No se gana por la fuerza; 

                                Muchas veces la razón 

                                             Se da con inteligencia”.   

              … Y colorín colorado … ¡Éste cuento se ha acabado! 

       Y pasó por un zapatito roto... ¡Para que otro día contemos otro!   

                      FIN 

11

Elgatoconbotas (3)  
Advertisement