Issuu on Google+

Los Nuevos LLaneros Mal De Amor Ya me convencí que vivir sin ti es imposible Algo dentro de mi se estremeció cuando te fuiste Me dio tanto escalofrió que de urgencia fui al doctor Y en los estudios que me hicieron Me detectaron mal de amor En la radiografía que le tomaron al corazón Tu nombre iluminaba su interior. Ven a curarme no quiero ya sentir dolor Ya Me di cuenta soy alérgico a tu adiós Ven a salvarme tu eres mi antídoto mi amor En cuanto vuelvas yo me sentiré mejor


La muerte de Aljure1 (Corrío) Alfonso Niño, 1953 "Ayy... pintó un toro en la llanura rasguñando en el tarure y en las costas del Ariare fue muerto Dumar Aljure la llanura está de luto y Vargas el batallón y la Séptima Brigada que le partió el corazón Al saberse la noticia del pueblo el Puerto Limón quél pueblo que se encontraba en la revolución los soldados y el enemigo frente a frente con... bombardiando el caserío haciendo gran explosión pero valientes soldados con fusil y munición combaten al enemigo se inunda aquella región lloran las cuerdas del arpa me marchita el corazón y el pecho e' los militares suspira con gran emoción al ver que aquellos soldados Aljure ayer los mató; murió un soldado llanero lo cual me causa dolor pido a la Virgen del Carmen para que me dé valor porque ya nuestros hermanos descansan en paz de Dios. Ayy… pongan cuidado señores el fracaso que pasó hubieron muertos y heridos cosa que causa terror soldados y suboficiales heridos sin compasión transportaos al hospital por carros y por avión hirieron a un teniente


que andaba en la comisión y la tropa e' nuestra patria combatieron con valor y cogieron la cuadrilla de manento y munición la tierra de Granada puerto de Puerto Limón fue muerto Dumar Aljure guerrillero en la región había sido militar comandante e' un escuadrón odiaba la humillación pues le halló la razón. Le mataron trece hombres 'los que le daban valor mataron a Elías el cabo de un tiro en el corazón mataron a Mano d'ioro con ametrallador y entre aquellos guerrilleros Mano Cortica murió y enseguida la noticia por radio se transmitió y la Séptima Brigada al Grupo Guías informó y se alistó el combate quedó listo un escuadrón con fusiles punto treinta fusil ametrallador y estábamos todos listos p'a salir a la comisión cuando llegó la noticia que Aljure... se había muerto ...!" En Colombia, la copla se ha conocido también con sus variedades denominadas bambas, corríos, ensaladas o ensaladillas, galerones y poemas. Todas ellas tienen a la copla como componente estructural2. Las bambas se definen como coplas en sucesiones más o menos largas "con un verso de pie forzado que sirve para el comienzo de cada una y que debe mantenerse durante una competencia de improvisación"3. En algunos casos, en los llanos de Casanare bailan el joropo y entre bamba y bamba, alguien dice "bamba para su pareja", iniciando así un diálogo, a manera de competencia, acompañado de baile. Este es diferente del contrapunteo que consiste en series de coplas cantadas en las que se elogia el carácter de improvisación de los copleros:


Contrapunteo R.G.: Ando buscando un llanero que sea coplero y que cante que se pare al pie del arpa como lo hace un buen cantante como se para Curvelo y aunque no es muy elegante pero defiende su tierra hasta que cuelgue el mecate. O.V.: Ayy... yo como soy bien parao soy como el elefante jamás he voltiao la espalda porque siempre voy pa'alante te doy a dar a entender que soy coplero constante hombre qu'en el verso amargo no he encontrao contrincante.. R.G.: Y aquí estoy pa'que sepas el coplero pa'l que cante parrandero y mujeriego no he encontrao quien me aviante porque tengo el gran orgullo de ser el papel brillante y cuando me paro en un arpa mis versos son resonantes. O.V.: Los copleros que salieron yo no les creo que m'iaguanten cuando yo les dé a entender lo que's el ají picante soy pollo p'al gallo bravo donde quiera que me planten y pa' la mujer bonita soy un collar de diamantes Ay... el pollo p'al gallo bravo quiero que sepan cantantes que soy el jiro sortiao del Pauto representante me llaman el Ruiseñor por mi tallío elegante traigo la espuela en mi verso p'al que en la cuerda se plante. R.G.: Soy llanero comprobado y muy buen folclor p'alante mi copla es recia altanera retozona y ambulante


entre primas y bordones me llaman el disonante porque yo saco mi verso de cualquier consonante. O.V.: Si es coplero relancino te voy a cambiar la letra si no te pela en la cuerda cantaremos divertido música de nuestro llano cual cabrestero vaquiano que cruza por los caminos. Ayy... me gusta su canto alegre vocalización y trino y aunque me cambie la letra mis versos son positivos bien recuerdo que una vez la llanura a mí me dijo Qu' era copleto del Llano del Casanare querido. R.G.: Si es hijo del Casanare quiero que sepas mi amigo la llanura es una sola y usted no es desconocido p'a que venga a piropear a su tierra tan natal y escuchame... si del Llano somos hijos" La letra de los corríos se utiliza para acompañar los distintos golpes del joropo:

Merecure4 "Donde la caballeriza pa' dejar la montura el garabato se corta y se pone e' colgadura y se hacen chongos de cera p' alumbrar la noche oscura. Con el calor de la sopla el topocho se madura allí hay mañoco y comida tajadas y carne asada el casabe y agua pura". Ramón Enciso


"Me siento muy satisfecho al llano 1' estoy cantando desde que estaba mediano la sabana fue mi escuela el camino el más aliado..." Ulpiano Sanabria

QUITARRESUELLOS "Y un domingo nací yo un lunes me bautizaron el martes supe de amores y el miércoles me casaron el jueves dormí con ella el viernes le dí unos palos el sábado se murió y el domingo la enterramos el lunes 'stuve de luto con un guitarro en la mano y el martes a buscar otra porque sólo no me amaño". Orlando Valderrama

PAJARILLO5 "Ayy... Ayay aray Mi nombre lo han escrito los cascos de mi caballo en las costas del Cusiana había caimán a lo macho Llanos del Ariporo y Pauto en el divino Vichada y llano adentro araucano porque todo el llano enlazo con la intención de mi canto. Yo conocí el Atabapo y navegué por el Guaviare en mi bongo curripaco. Yo lo digo y lo sostengo que llano no hay sino uno. En la música del mundo la que manda es la del llano. La música criolla hace retoñar los pastos..." Luis Candelo


PAJARILLO5a Soy un llanero completo como pocos lo han habido no le temo a los espantos de noche con su silbío ni tampoco al tigre guapo Así le escuche el ronquío no se me paren los pelos ni me corre escalofrío salí igualito a mi padre macho y con bastante brío. Soy como el venao mañoso un tanto desprevenío me gusta trabajar llano dond' el ganao e' bien jodío bastante reventador por el casco despedido porque enlazando y coleando es que yo soy divertío y jinete en su caballo me tienen reconocío. Todo lo que yo les cuente el llano fue mi colegio sus pajonales bravíos. Hay tiempos que ya se fueron cuando todo era baldío había caimán a lo macho en los caños y los ríos. Ay... y... Y en el día soy gavilán y en la oscuridad bujío un ojo tengo despierto con el otro estoy dormío Siempre me gusta... claro porque de nadie confío yo soy... un llanero serio casi con nadie me río cuando una mujer me ve me hago el desentendido aunque mi corazón es como un jardín florecío. Yo quiero a las solteras


o también tengo manías voy a continuar mi viaje con otro seis por corrío para nombrar unos llaneros paisanos amigos míos primero a Gustavo Niño porque él es el padre mío luego al Molino y al camara bandolista de los buenos como pocos han nacío". A. Niño Cuando el llanero declama sus poemas, lo hace acompañado de pasajes interpretados por el arpa, cuatro y maracas. El poema, como demostración típica del romance llanero ha ido evolucionando en temas y vocabulario, adoptando las preocupaciones de la sociedad actual. Muchas veces, los poemas son relatos poéticos sobre hechos cotidianos y el poeta le da un estilo personal a ese relato6. Entre los poemas más conocidos de H. Paúl se encuentran: El ánima de Santa Helena, El chigüire, El caporal y El Espanto. Son reconocidas también las composiciones del araucano Rafael Martínez (i.e. El cazador novato). La inspiración hacia la descripción de las condiciones actuales ha llevado a algunos compositores e intérpretes a darle un giro al poema llanero. El poema "Y sucede en nuestra sierra" de Clemencia Torres, ejemplifica claramente estas nuevas manifestaciones de la cultura popular:

... Y sucede en nuestra sierra...7 En medio de la llanura se levanta majestuosa, imponente y soberana como una diosa pagana, nuestra Sierra Macarena, nuestra sierra castigada. Castigada si ¡señores! por el delito de ser, de Colombia punto clave; por donde usted quiera ver: Si caminamos la Sierra podemos allí vivir, una flora exuberante donde hay tanta belleza que con mi lengua profana, no podía describir. Y que decir de su fauna, de sus ríos y de su cielo; es toda ella un paraíso, que sólo aquí poseemos. Su riqueza no se agota pues de su materno seno ella nos brinda gustosa el petróleo y minerales, orgullo de nuestro suelo. Baña sus plantas un río que a sus riberas extiende un manto de tierra verde, como toda tierra fértil; y con sus cantos las aves embrujan al que allí llegue. ¡Más, no puedo decir más sin que mi pulso acelere; sin que mis ojos se nublen y mi sangre se subleve!


Porque a los pies de esa diosa ¡lucha contra el medio un hombre! un hombre de brazos fuertes y de sonrisa cansada, con corazón grande y noble y la espaldas doradas, por el sol que diariamente lo abraza con su mirada. ¡Es el colono señores! Que en época no lejana, buscando un poco de paz, y un techo que lo abrigara, llegó allí y en ese punto decidió que se quedaba. Derribó un trecho de selva y construyó su morada. Sembró maíz, yuca, plátano, naranjas, cacao y caña; y más tarde recogía con rostro maravillado aquellos hermosos frutos que la tierra le había dado. El tuvo que someterse a mirar que se dañaran por falta de carretera por donde poder sacar sus frutos; ayer, hoy tal vez mañana, pues él no tiene motor, ni bestias ni buena plata y de esta forma no puede llevarlos por tierra o agua. Cuando sale para el pueblo va con la mente despierta con el ojo fijo al suelo y con el oido alerta, a cualquier ruido felino, a la traidora serpiente, que en un momento cualquiera le puede clavar su diente: a su paso por la pica. La senda de aquel valiente. Y si es el río su medio, van los músculos muy tensos, porque así como le ofrece de sus entrañas sustento, sus raudales lo amenazan, como su fiebre constante. Y ya dentro del poblado, llega el pulpo intermediario. Estudia bien al colono, y se acerca el asqueroso preguntando: ¿Cuánto vale? Luego se vuelve al avión, porque el piloto del mismo con este trabaja en llave: para decirle al colono Que ya no hay cupo en la nave. ¡Siempre con esta mentira! y la impotencia del pobre. ¡Cada vez así le roban la causa de sus sudores! porque por no regresar con sus productos a cuestas ¡Tiene que aceptar señores, lo que los pillos le ofrezcan Pero aquí esto no termina si hablamos del Inderena, Que lo castiga si cogen la presa para su cena, Pero si allí llega un gringo, como una fiera sedienta, es atendido muy bien y le prestan la escopeta, Puede andar muy libremente y cazar todo lo que quiera matar dantas o venados o cualquier ave cantora, no importa que clase sea, tomarle dos o tres fotos; dejar que se pudra ahí ¡y seguir tras otra pieza! ¡Qué disecar cachicamos!


¡Qué la piel de los cachirres! ¡Qué, qué vestido se ha puesto la guacamaya viajera! ¡Que corte esa flor tan rara, o esa orquídea tan esbelta! Señores, yo les invito a reaccionar contra aquello, contra el "mono" explotador que se adueña de este suelo ¡Arrojémolo de aquí y tomemos lo que es nuestro! El trabajo anterior demuestra brevemente, la inmensa riqueza cultural y poética de las manifestaciones que han tomado la copla y el romance en los Llanos Orientales de Colombia. La recuperación de éstas, como de otras manifestaciones culturales, es una tarea urgente orientada hacia la valoración de la identidad cultural. Las bambas llaneras, los corríos en boca de los cantores populares, los joropos y poemas, los dichos y refranes populares ejemplifican la ideología del pueblo llanero, pueblo que jugó papel histórico definitivo en la campaña libertadora y que hoy, está de frente a un siglo XXI latente de progreso, agroindustria y yacimientos petroleros.


POEMAS LLANEROS