Page 1

Manual de Oraciones Misioneras EucarĂ­sticas de la SantĂ­sima Trinidad


ORACIONES DE LA MAÑANA AL DESPERTAR:  "He aquí la esclava del Señor"  "Hágase en mí, según Tu palabra"  "Por Cristo, con El y en El, a Ti Dios Padre Todopoderoso en unidad del Espíritu Santo, todo honor y toda gloria por los siglos de los siglos. Amén" MAGNIFICAT "Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios mi salvador, porque ha mirado la humillación de su esclava, desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí, su nombre es santo y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación. El hace proezas con su brazo, dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos. Auxilia a Israel su siervo 2


acordándose de su misericordia como lo había prometido a nuestros padres en favor de Abraham y su descendencia por siempre. Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén". AL ENTRAR A LA CAPILLA Saludar a la Cruz del Apostolado con las palabras: "Salve, Oh Cruz, esperanza única" Santiguarse (tomando agua bendita). En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén VENI CREATOR -Veni Creator Spiritus mentes tuorum visita imple superna gratia quae tu creasti péctora. -Qui díceris Paráclitus Altíssimi Donun Dei Fons vivus, ignis cáritas et spiritalis unctio. -Tu septiformis múnere

3


dígitus paternae déxterae Tu rite promissum Patris sermone ditans gútura. -Accende lumen sénsibus infunde amorem córdibus infirma nostri córporis virtute firmans pérpeti. -Hostem repellas longius pacemque dones prótinus ductore sic te praevio Vitemus omne noxium. -Per te sciamus da Patrem noscamus atque Filium teque utriusque Spíritum credamus omni tempore. -Deo Patri sit gloria Et Filio qui a mortuis surrexit ac Paráclito In saeculorum Saécula. Amén. V.- Emitte Spíritum tuum et creabuntur (T. P. Alleluya) R.- Et renovabis faciem terrae. (T. P. Alleluya)

4


OREMUS: Deus qui corda fidelium Sancti Spíritus illustratione docuisti, da nobis in eodem Spíritu recta sápere et de ejus semper consolatione gaudere. Per Christum Dóminum nostrum. Amén. HIMNO AL ESPIRITU SANTO Ven Espíritu Creador, visita las almas de tus fieles y llena de la divina gracia los corazones que Tú mismo creaste. Tú eres nuestro consolador don del Altísimo Fuente viva, fuego, amor y espiritual unción Tú derramas sobre nosotros los siete dones Tú el dedo de la mano de Dios Tú el prometido del Padre, Tú quien pones en nuestros labios los tesoros de tu palabra. Alumbra con tu luz nuestros sentidos infunde tu amor en nuestros corazones y con tu perpetuo auxilio fortalece nuestra frágil carne. Aleja de nosotros al enemigo 5


danos pronto a gustar tu paz sé Tú mismo nuestro guía, y puestos bajo tu dirección evitaremos todo lo nocivo. Que por Ti conozcamos al Padre y también al Hijo y que en Ti, Espíritu de entrambos creamos en todo tiempo. Gloria a Dios Padre y al Hijo que resucitó de entre los muertos y al Espíritu Consolador por los siglos infinitos. Amén. V.- Envía Señor tu Espíritu y todo será creado. (T. P. Aleluya) R.- Y se renovará la faz de la tierra. (T. P. Aleluya) OREMOS: Oh Dios que has iluminado los corazones de tus fieles con la luz del Espíritu Santo, haznos dóciles a tu Espíritu para gustar siempre del bien y gozar de sus consuelos. Por Cristo Nuestro Señor. Amén. EXAMEN DE PREVISIÓN. (dura 3 minutos) con los puntos fijos siguientes:  Pedir la unión con Dios

6


 Dar gracias por todos los beneficios recibidos, especialmente por el de nuestra santa vocación  Pedir por la juventud. ORACIÓN PARA OFRECER LA ADORACIÓN DE LA MAÑANA Santísima y amadísima Trinidad, me postro en tu divina presencia, / suplicándote que en esta hora en que me uniré de una manera especial a Jesús en el Santo Sacrificio de la Misa, / recibas el acto de adoración, acción de gracias / reparación e imploración / que las Misioneras Eucarísticas de la Santísima Trinidad te ofrecemos por el universo entero / pidiéndote gracias especiales para el Sumo Pontífice y el remedio de las necesidades de la Iglesia. A LA SANTÍSIMA TRINIDAD Oh Trinidad Beatísima, / contempla en tu divina presencia a ésta tu pequeña misionera que desea ardientemente vivir y morir por Ti. / Quiero unirme a todas las almas que te aman para cantar con ellas tu gloria; / quiero inmolarme con Cristo en todos los altares de 7


la tierra. / Misionera Eucarística de la Santísima Trinidad, deseo hacerme eco de todas las almas que han recibido tus favores para darte gracias por ellas / y quiero también reparar la ingratitud de los que despreciaron tus dones. Por mi vocación de alma sacerdotal, / quiero consumirme particularmente oh Trinidad Santísima, / por todos los sacerdotes para ayudarles a dar gracias por su vocación sacerdotal y por las predilecciones que ella encierra. / Y si alguno de ellos no correspondiere como debe a esa gracia singular / quiero ofrecerte mi vida, para que con nuevas gracias lo lleves a su perfecta transformación en Dios. Que ellos sobre todo, que tanto han recibido, sean tus primeros adoradores y misioneros, Oh Trinidad Santísima, / recibe en fin, nuestras adoraciones de este día, / para que suscites numerosas y santas vocaciones al sacerdocio, / para que las almas del purgatorio, y en especial las de los sacerdotes, vayan a gozar de tu gloria, / para que mandes santos y sabios dirigentes a todas las actividades apostólicas de los laicos 8


y para que todas las almas se salven. Así sea. ORACIÓN AL PADRE Oh Padre amadísimo, / aquí tienes a tu esclava de amor que quiere ser siempre para Tí un consuelo y una hostia de alabanza. / Te ofrezco oh Padre mío, todos los latidos de mi corazón y todas las aspiraciones de mi alma / para que unidos a los del corazón de tu Divino Hijo, puedan darte aquellas adoraciones que El quiere para Ti. Oh Padre, quiero amarte en Espíritu y en Verdad / quiero ser consumida con Cristo a tu mayor gloria / y para ello te ofrezco todos mis actos de este día, / cúbreme con tu divina mirada para que ella me proteja de las asechanzas del demonio y me envuelva en la divina pureza. Por aquellos deseos ardientes que tu Divino Hijo tuvo de glorificarte al morir crucificado, / te ruego, oh Padre mío que tu amor crezca en mi alma, / y que en este día encuentre nuevos adoradores tuyos / que den a tu Hijo el consuelo de verte amado con pasión. Así sea. 9


AL HIJO Oh Jesús mío, / aquí tienes a tu hija que en la alegría del corazón / se ha ofrecido como víctima a la gloria de tu Padre y en favor de las almas. Quiero oh Jesús, ser como Tú y en tu unión verdadera hija del Padre, / quiero como Tú consagrar a su gloria todos los momentos de mi vida. Al comenzar este nuevo día, te suplico que me concedas fidelidad completa a la gracia / y no apartar jamás mi mente y mi corazón de Dios. / Que tu sangre preciosa caiga sobre mi alma y la deje más blanca que la nieve. / Contigo me ofrezco en todos los altares de la tierra; / que la grandeza de tu Sacrificio supla mi miseria. En Ti, Contigo y por Ti / y por medio del Corazón Inmaculado de María, / quiero dar a tu Divino Padre, en la unidad del Espíritu Santo, todo honor y toda gloria. Así Sea. AL ESPÍRITU SANTO Oh Espíritu Divino amadísimo de mi alma, te doy gracias por haberme concedido un día 10


más para amar a mi Dios, / para reproducir en mi alma la imagen de Cristo, / por ser Misionera Eucarística de la Santísima Trinidad e imitadora de la vida oculta y dolorosa de María en su soledad. / Llena toda mi alma, oh Espíritu Divino, / y que toda ella permanezca en continua adoración, acción de gracias, / reparación e imploración, / en presencia de la Augusta Trinidad, como permaneció el alma pura de María / y todo a favor de los sacerdotes y para que las almas se salven. Concédeme una grande fidelidad a tus menores inspiraciones / y que, auxiliada por tu gracia, aumente en mi la caridad y con ella tus dones, / para que pronto pueda decir en verdad: / "Vivo, pero no yo, es Cristo el que vive en mí". Así sea. A MARIA Oh Virgen Inmaculada, / Azucena Purísima de la Trinidad, aquí tienes a tu hija que quiere como Tú vivir por Dios y para su gloria / y sacrificarse para que suba hasta el cielo el himno del amor y del agradecimiento, / muy especialmente por tu Divina Maternidad.

11


Enséñame oh Madre, la ciencia del amor, / descubre a mi alma los secretos de tu dolor, / particularmente de aquel dolor íntimo que sufriste en tu soledad y que yo por propia vocación debo honrar. Soy hija de tu soledad oh Madre, / en ese tiempo especialmente cruel para tu alma, / compraste las gracias que me permitieron llamarte Madre. / Allí compraste las vocaciones sacerdotales. Me uno a ti, compadeciendo tu amarga soledad / y tengo la confianza inmensa de que ayudada por ti, / podré realizar mi hermosa vocación de Misionera Eucarística de la Santísima Trinidad y de verdadera hija tuya. Así sea. A SAN JOSÉ Gracias, oh castísimo Patriarca por los cuidados amorosos que tuviste con Jesús y con María, tú me enseñas cómo debo practicar mi santa vocación. / Yo debo a imitación tuya, representar al Padre cerca de Jesús y de María, / debo preocuparme por el bien de la Iglesia; / pero todo en el silencio y

12


en la actividad de una vida interior muy intensa. Quiero ser como fuiste tú, / muy fiel a las mociones de la gracia del Espíritu Santo, / oh Glorificador de la Trinidad / bendice a mi alma para que pueda dar frutos de gloria / en honor de cada una de las Divinas Personas y de mi Madre Inmaculada y Dolorosa. Así sea. A SAN MIGUEL San Miguel Arcángel, celador ardiente de la gloria divina, / protege mi alma que quiere ser toda de Dios y reproducir la imagen de Jesús en ella. / Manda tus ángeles que me cuiden, / que como tú, busque sólo la gloria de Dios y que no me mueva sino en bien de la Iglesia y de las almas. Así sea. ORACIÓN A TODOS LOS SANTOS Santos todos de la corte celestial, especialmente aquellos que más han recibido de Dios, / bendigan a mi alma que se ofrece en su pequeñez para ayudarles a dar gracias. / Almas sacerdotales que gozan ya de la 13


visión beatífica, / hagan que sepa yo ser hostia con Jesús, / para dar gracias por el Sacerdocio Eterno de Cristo y por su participación a los sacerdotes de la tierra. Bendigan a su hija, / sean para ella constantes protectores / y hagan que de un polo al otro de la tierra, se tribute al Señor la perfecta alabanza. Así sea. ORACIÓN DE LA FAMILIA DE LA CRUZ Y POR LOS SACERDOTES Corazón Divino clavado en la Cruz por salvarnos, / recibe mis sufrimientos de este día que en unión tuya voy a padecer / y suple con tus virtudes cuanto me falte a mí y a todos los miembros de la Familia de la Cruz / para agradar al Padre, / consolarte a Ti y alcanzar el reinado del Espíritu Santo a quien tanto amo. Divino Corazón de Jesús, / Corazón Santo, / Corazón lleno de celo por la gloria del eterno Padre, / te rogamos por todos los sacerdotes, / Señor, en tu Corazón Sagrado llénalos de fe, de celo y de amor. CRUZ DEL APOSTOLADO, SÁLVALOS. 14


V.- Oremos por nuestros bienhechores. R.- Por amor de tu nombre Señor, recompensa a todos nuestros bienhechores con la vida eterna. MEDITACIÓN Al iniciar dice la hebdomadaria:  Renovemos nuestra presencia en Dios  Pidamos al Espíritu Santo las gracias necesarias para hacer con fruto esta meditación. Al terminar la meditación: - Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo. - Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén. ADORACIÓN DE LA MAÑANA.  Santiguarse  Ponerse en la presencia de Dios  Invocación al Espíritu Santo: Oh Espíritu Santo, alma de mi alma, te adoro, te consagro todo mi ser, ilumíname, guíame, fortifícame, consuélame, dime qué debo hacer y ordéname. 15


Te prometo someterme a todo lo que desees de mí y aceptar todo lo que permitas que me suceda, hazme solamente conocer tu voluntad. ORACIÓN A LA SANTÍSIMA TRINIDAD Santísima y amadísima Trinidad, me pongo en tu divina presencia y uniéndome a Jesús Eucaristía, te pediré en esta hora especialmente por las almas sacerdotales, por las vocaciones religiosas y por todas las actividades apostólicas de los laicos, (intención particular), esperando de tu bondad infinita que alcanzaré gracias abundantes para estos fines. ORACIÓN PARA PEDIR VOCACIONES DE SACERDOTES SANTOS Corazón dulcísimo de Jesús Sacerdote, llamamos conmovidos a las puertas de tu misericordia para con la humanidad, para que nos concedas la gracia de contemplarte de nuevo en el mundo en la persona de tus sacerdotes santos. Queremos más vocaciones, queremos que se levanten 16


nuevos apóstoles de tu gloria que lleven tu nombre a todas las naciones y que sean glorificadores de la Trinidad Santísima. Muévete a piedad, oh Jesús, tantas y tantas almas que no te conocen o que se han alejado de Ti; tantos sacerdotes enfermos y agotados por el trabajo que necesitan ayuda fraternal y caritativa de nuevos y abnegados operarios. Suscita oh Jesús, vocaciones de sacerdotes con el mismo celo por la gloria de tu Padre con que llamaste a tus primeros discípulos, infunde en ellos la plenitud del Espíritu Santo, para que sean como Tú glorificadores del Padre y salvadores de las almas. Que sean verdaderos siervos e imitadores de María, para que por Ella alcancen la gracia de ser tus esclavos de amor, que te sirvan sin otro interés que la gloria divina. Para esto, oh Jesús te ofrecemos como víctima por las manos de María y nosotros nos ofrecemos en tu unión al Divino Padre para hacer Su voluntad todos los días de nuestra vida. Y del fondo del alma te decimos con todo el amor de que somos

17


capaces: ¡Oh Jesús, Sacerdote Eterno, danos esos Sacerdotes Santos! Así sea. Al terminar la adoración: - Corazón sacratísimo de Jesús, ten misericordia de nosotros - Dulce Corazón de María, sé la salvación mía. ADORACIÓN DE LA NOCHE  Santiguarse  Ponerse en la presencia de Dios ORACIÓN A LA SANTÍSIMA TRINIDAD Santísima y amadísima Trinidad, llena de amor y gratitud por todos los beneficios que el mundo entero ha recibido de tus manos, me pongo en tu divina presencia, ofreciéndote esta media hora de adoración en reparación de los pecados cometidos durante este día contra la virtud de la pureza, así como para implorarte por los sacerdotes agonizantes. Que tu bondad infinita recoja el último suspiro de estas almas sacerdotales.

18


Al terminar la adoraci贸n: Madre llena de aflicci贸n, de Jesucristo las llagas graba en mi coraz贸n

19


ÁNGELUS V.- El Ángel del Señor anunció a María. R.- Y ésta concibió por obra del Espíritu Santo. Dios te salve María, llena de gracia.... V.- He aquí la esclava del Señor R.- Hágase en mí según tu palabra. Dios te salve María, llena de gracia.... V.- El Verbo se hizo carne. R.- Y habitó entre nosotros. Dios te salve María, llena de gracia.... V.- Ruega por nosotros Santa Madre de Dios. R- Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo. ORACIÓN: Derrama, Señor, tu gracia sobre nuestros corazones, y al reconocer, por el anuncio del Ángel, la encarnación de tu Hijo Jesucristo, conducidos por su pasión y cruz, lleguemos a la gloria de su resurrección. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén. V.- Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo. R.- Como era en el principio, ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén. 20


EN LUGAR DEL ÁNGELUS (tiempo pascual) Reina del cielo, alégrate, aleluya, porque el Señor, a quien has llevado en tu seno, aleluya, ha resucitado según su palabra, aleluya. Ruega al Señor por nosotros. Aleluya. V.- Alégrate, Virgen María, aleluya. R.- Porque ha resucitado el Señor, Aleluya ORACIÓN: Oh Dios, que has alegrado al mundo por la resurrección de tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo, concédenos, por la intercesión de la Virgen María, su Madre, llegar a las alegrías de la vida eterna. Por nuestro Señor Jesucristo. Amén. Gloria al Padre y al Hijo, etc... VISITA AL SANTÍSIMO SACRAMENTO (individual)  Santiguarse  Tres veces Padre Nuestro, Ave María y Gloria, con la jaculatoria:

21


“ En los cielos y en la tierra, sea por siempre alabado, el Corazón amoroso de Jesús Sacramentado”. COMUNIÓN ESPIRITUAL A tus pies Jesús mío me postro y te ofrezco el arrepentimiento de mi corazón contrito que se abisma en su nada y en Tu santa presencia. Te adoro en el Sacramento de tu amor, la inefable Eucaristía; deseo recibirte en la pobre morada que mi alma te ofrece. Aguardando la dicha de la comunión sacramental, quiero poseerte en espíritu. Ven a mí, ya que yo voy a Tí, Jesús mío, y que tu amor inflame todo mi ser en la vida y en la muerte. Creo en Ti, espero en Ti y te amo. EL SANTO ROSARIO

 Santiguarse

 Acto de contrición Oh Jesús mío, me arrepiento de haberte ofendido, porque eres infinitamente bueno, 22


padeciste y moriste por mi clavado en la cruz, te amo con todo mi corazón y propongo con tu gracia nunca volver a pecar. MISTERIOS DE GOZO (Lunes y sábados) 1º. La Encarnación del Verbo 2º. La Visitación 3º. El Nacimiento de Jesús 4º. La presentación en el templo 5º. Jesús perdido y hallado en el templo MISTERIOS DE LUZ (Jueves) 1º. Bautismo en el Jordán 2º. Autorrevelación de Jesús en las Bodas de Caná 3º. Anuncio del Reino, invitación a la conversión 4º. La Transfiguración en el Tabor 5º. La institución de la Eucaristía MISTERIOS DE DOLOR (Martes y Viernes) 1º. La oración del huerto 2º. La flagelación 23


3º. La coronación de espinas 4º. La cruz a cuestas 5º. La crucifixión MISTERIOS DE GLORIA (Miércoles y Domingos) 1º. La Resurrección 2º. La Ascensión 3º. La venida del Espíritu Santo 4º. La Asunción de la Santísima Virgen 5º. La coronación de la Santísima Virgen PADRE NUESTRO Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.

24


AVE MARIA Dios te salve María, llena de gracia el Señor es contigo, bendita Tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén. SALVE Dios te salve Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra, Dios te salve. A ti llamamos los desterrados hijos de Eva, a ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ea pues, Señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros tus ojos misericordiosos y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María! Ruega por nosotros Santa Madre de Dios para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén.

25


SALVE REGINA Salve Regina, Mater misericordiae, vita dulcedo et spes nostra Salve. Ad te clamamus éxules filii Hevae. Ad te suspiramus gementes et flentes in hac lacrimarun valle. Eia ergo Advocata nostra, illos tuos misericordes óculos ad nos converte. Et Jesum benedictum fructum ventris tui, nobis post hoc exsilium ostende. O clemens, o pia, o dulcis Virgo Marìa V.- Ora pro nobis Sancta Dei Génitrix. R.- Ut digni effciamur promissiónibus Christi. LETANÍA DE LA SANTÍSIMA VIRGEN Señor, ten piedad de nosotros Señor, ten piedad de nosotros Cristo, ten piedad de nosotros Cristo, ten piedad de nosotros Señor, ten piedad de nosotros Señor, ten piedad de nosotros Cristo, óyenos Cristo, óyenos Cristo, escúchanos Cristo, escúchanos 26


Padre celestial que eres Dios Ten piedad de nosotros Hijo Redentor del mundo que eres Dios Ten piedad de nosotros Espíritu Santo que eres Dios “ Santísima Trinidad que eres un solo Dios “ Santa María Santa Madre de Dios Santa Virgen de las vírgenes Madre de Jesucristo Madre de la divina gracia Madre purísima Madre castísima Madre inmaculada Madre Incorrupta Madre Virgen Madre amable Madre admirable Madre del buen consejo Madre del Creador Madre del Salvador Madre de la Iglesia Virgen prudentísima Virgen venerable Virgen laudable

Ruega por nosotros

27


Virgen poderosa Virgen misericordiosa Virgen clemente Virgen fiel Espejo de justicia Trono de la eterna Sabiduría Causa de nuestra alegría Vaso espiritual de elección Vaso precioso de la gracia Vaso de verdadera devoción Rosa mística Torre de David Torre de marfil Casa de oro Arca de la alianza Puerta del cielo Estrella de la mañana Salud de los enfermos Refugio de los pecadores Consuelo de los afligidos Auxilio de los cristianos Reina de los Ángeles Reina de los Patriarcas Reina de los Profetas Reina de los Apóstoles Reina de los Mártires

Ruega por nosotros

28


Reina de los Confesores Reina de las Vírgenes Reina de todos los santos Reina concebida sin la culpa original Reina elevada al cielo Reina del santísimo rosario Reina de la familia Reina de la paz

Ruega Por nosotros

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo. Perdónanos, Señor Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo. Óyenos, Señor Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo. Ten misericordia de nosotros Ruega por nosotros Santa Madre de Dios. --Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén.

OFRECIMIENTO DEL VERBO ENCARNADO Padre Eterno amadísimo, por las purísimas manos de María te ofrezco a tu 29


Divino Verbo como Víctima y yo me ofrezco en su unión en espíritu de adoración, de acción de gracias, de reparación e imploración muy especialmente en favor de los Sacerdotes, para la gloria de tu Santo Nombre. DULCE MADRE no te alejes, tu vista de mí no apartes. Ven conmigo a todas partes y nunca sola me dejes. San José. Ruega por nosotros. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

30


ORACIONES DE LA NOCHE ORACIÓN AL PADRE Gracias Padre mío por haberme concedido pasar este día en tu divina presencia. / Gracias por haberme concedido cumplir aunque imperfectamente tu divina voluntad. Quiero ofrecerte todo porque Tú miras la voluntad / y ésta bien lo sabes, es muy grande en mi alma y toda ella va encaminada a darte gloria. Perdona todas mis faltas e imperfecciones y las de aquellos por quienes especialmente debo pedir. / Que durante mi sueño no se aparte de mí tu santa mirada y que mi corazón no deje de latir por Ti. / Cuando yo duerma mi alma estará unida a Ti y mis hermanas te ofrecerán en mi nombre sus alabanzas. AL HIJO Gracias Jesús mío, por los grandes favores que tu Sacrificio eucarístico ha obtenido en este día para las almas. / Gracias ante todo por la gloria que le ha dado a toda la Trinidad. / Gracias porque a él le debo el 31


haber podido cumplir con mi deber como Misionera Eucarística de la Santísima Trinidad / ya que tu sacrificio inmenso lo llena todo. / Con él he regado el jardín de la Iglesia, esperando que hayan brotado en él nuevas flores de santidad. Hasta el purgatorio he llevado los frutos de tu inmolación eucarística, pidiendo la liberación de esas almas / y en particular de las almas de los sacerdotes que allí se encuentran. Qué feliz sería, oh Jesús, si mis sacrificios unidos al tuyo, / hubieran alcanzado la liberación siquiera de un alma sacerdotal. Si así ha sido, te doy gracias y te ofrezco tu alegría inmensa / en favor de las otras almas sacerdotales / que esperan con ansias arrojarse en el seno inmenso del Dios que las amó con predilección. AL ESPÍRITU SANTO Tu actividad de amor, oh Espíritu Divino, se ha extendido a todas partes en este día. / Y yo que quiero tomar como si fueran hechas a mi alma, todas las gracias que has 32


concedido a los hombres, / quiero darte gracias de lo íntimo de mi ser, / pero también quiero llevar sobre mí las ingratitudes de los hombres y las resistencias a tu gracia / y por eso en nombre de ellos te pido perdón. / Llena mi corazón de tu divina caridad, / aumenta la pureza de mi alma y haz que sea una verdadera Misionera Eucarística de la Santísima Trinidad y una verdadera hija de la soledad de María. Así sea. A MARIA Virgen y Madre mía, / te ofrezco los goces y las penas de mi alma que en este día he tenido, / ofrécelas por tus purísimas manos a la Trinidad Santísima para que reciba con ellas un consuelo. Quiero reposar en tu corazón, / allí quiero perderme, para que mientras yo duerma, seguir amando en Ti / e inmolándome con Cristo, en tu unión, en todos los altares de la tierra. / Cúbreme con tu manto y dame tu santa bendición. Así sea.

33


AL ÁNGEL DE LA GUARDA Gracias buen ángel mío, por todos tus cuidados para con mi alma. / A la recompensa que de Dios recibas, quiero añadir el tributo de mi gratitud. / Te ruego que mientras yo duerma, tú adores a la Augusta Trinidad, desde la Eucaristía en todos los sagrarios de la tierra / y que cuando yo despierte, lleves a Dios el primer acto de amor del nuevo día. Así sea. POR TODOS LOS FIELES DIFUNTOS Oh Dios, Creador y Redentor de todos los fieles, / concede a las almas de tus siervos el perdón de todos sus pecados, / para que consigan por nuestras piadosas súplicas, la indulgencia que siempre desearon. / Que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén. CRUZ DEL APOSTOLADO, SÁLVALOS VIRGEN FIEL, RUEGA POR NOSOTROS.

34


Dulce Madre no te alejes, tu vista de mí no apartes. Ven conmigo a todas partes, y nunca sola me dejes. SAN JOSÉ, RUEGA POR NOSOTROS. STABAT MATER1 De pie junto a la cruz lloraba la Madre dolorosa mientras su Hijo moría. Madre fuente de amor, quiero estar ahí contigo y asociarme a tu dolor. Graba en mi alma la muerte de Cristo que participe de su pasión y recuerde siempre sus llagas. Haz que sienta sus heridas, Que arda en amor a la Cruz y a la sangre de tu Hijo. Cuando salga de esta vida, concédeme Cristo, por tu Madre, la palma de la victoria. AMEN

1

El Stabat Mater se reza todos los viernes, excepto los primeros de mes, para estas ocasiones se adelanta al miércoles anterior.

35


Al terminar las oraciones de la noche, la hebdomadaria anuncia el oficio divino del día siguiente. La víspera del aniversario de nuestras Hermanas difuntas, la hebdomadaria las recuerda con la siguiente fórmula:

Aniversario del paso al Padre de nuestra Hermana quien murió siendo Misionera Eucarística de la Santísima Trinidad, el día ..... del mes de .......... del año ....... en la ciudad de .......... Que el Señor reciba en la Santa Misa, una intención especial por su eterno descanso. V.- Descanse en paz. R.- Así sea.. INTENCIONES DEL OFICIO DIVINO LAUDES: Pedir la gracia de orar con perfección. Rogar por todos los superiores y gobernantes en general, y por las obras de la Congregación, especialmente las misiones. VISPERAS: Rogar por el Santo Padre, por los seminaristas, sacerdotes y obras sacerdotales 36


y religiosas en general y por nuestras vocaciones. Dar gracias por el sacerdocio de nuestro Padre y la vocación de nuestra Madre. COMPLETAS. (Se rezan para santificar el tiempo de la noche). Pedir la perseverancia final, buena muerte para todos los nuestros. Rogar por nuestros familiares y bienhechores y por los agonizantes. TRISAGIO EN HONOR DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD2 Santísima y amadísima Trinidad, humildemente postrados ante tu divina presencia, queremos alabarte en unión con María. Queremos que nuestra alabanza se una también a la de todas las criaturas de la tierra y a la de los bienaventurados del cielo. Que cada día aumente nuestro amor para Tí, oh Trinidad Beatísima y que podamos irradiarlo en otras muchas almas. Así sea. 2

Se reza todos los domingos del año, por no ser un acto litúrgico puede rezarse el Domingo de Ramos.

37


AL PADRE ¡Oh Padre amadísimo! Nos gozamos al pronunciar tu nombre, ese nombre que estuvo siempre en los labios de tu Divino Hijo, ese nombre que es la expresión perfecta de toda ternura. Recibe oh Padre, el homenaje agradecido que te presentamos en nombre de todos los seres creados por tu amor. Con ellos repetimos: Sea para Tí la gloria, para Tí la alabanza, para Tí la acción de gracias, oh Trinidad Beatísima. Santo, Santo, Santo, es el Señor Dios del universo, llenos están el cielo y la tierra de tu gloria. Gloria al Padre, gloria al Hijo, gloria al Espíritu Santo. Como era en el principio ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén. AL HIJO Jesús, Hijo Eterno del Padre y Redentor del mundo; nosotros creemos que tu Padre te mandó a la tierra para darle gloria, nosotros 38


confesamos que perfeccionaste la obra que te fue encomendada y que por Tí aprendimos a venerar el nombre de nuestro Padre Celestial, dígnate recibir las adoraciones que te ofrecemos en reconocimiento de tu Divinidad, de tu grandeza y del amor que tienes a tu Padre y a las almas. Que todos aquellos que por tu palabra creyeron en el amor de nuestro Padre Celestial, repitan con nosotros: Sea para Tí, la gloria ... AL ESPÍRITU SANTO Espíritu Divino, lazo eterno de amor entre el Padre y el Hijo, Espíritu que descubres a las almas los secretos íntimos de Dios, inflámanos en el fuego de tu amor y haz que siendo dóciles instrumentos tuyos, podamos contigo y en Tí, llevar las almas a la unidad de la Trinidad. Con todos aquellos que por tu acción divina se transformaron en Cristo y supieron pronunciar debidamente el nombre de nuestro Divino Padre, decimos complacidos: Sea para Tí la gloria, ...

39


A MARIA Oh María, nuestra Reina y nuestra Madre, oh Azucena Purísima de la Trinidad, como Tú queremos abrir nuestras almas a la gracia, sembrar de azucenas los jardines de la Trinidad y de verdaderos adoradores las casas del Padre. En memoria de la perpetua y perfecta adoración en que viviste, te pedimos que nos alcances ser hostias de adoración, de acción de gracias, de reparación e imploración y que después de haber gastado nuestra vida en la gloria de Dios, podamos ir al cielo para alabarlo por toda la eternidad. Gloria al Padre, gloria al Hijo, ... VIA CRUCIS3 ACTO DE CONTRICIÓN: Oh Jesús mío, me arrepiento de haberte ofendido, porque eres infinitamente bueno, padeciste y moriste 3

Se reza los Miércoles de Ceniza, los viernes de Cuaresma, los viernes primeros de cada mes y los tres primeros días de la Semana Santa. Durante las fiestas de Pascua de Navidad y Resurrección no se reza el Vía Crucis.

40


por mí clavado en la cruz, te amo con todo mi corazón y propongo con tu gracia nunca volver a pecar. Oh Dios amadísimo de nuestras almas, queremos meditar con veneración y respeto la Pasión de nuestro Divino Salvador; queremos regar con nuestras lágrimas el camino que lo condujo a la muerte; queremos como El y en su unión, ofrecernos al Padre Celestial para que triunfe la gloria divina y las almas se salven. Oh María, ven con nosotros y danos tus propios sentimientos. Así sea. PRIMERA ESTACIÓN JESÚS CONDENADO A MUERTE TE ADORAMOS CRISTO Y TE BENDECIMOS PORQUE CON TU SANTA CRUZ REDIMISTE AL MUNDO. Jesús no se desdeña de comparecer ante un juez inicuo por amor a su Padre y por amor a las almas. Que tampoco nosotros temamos

41


los juicios humanos, cuando como Jesús, busquemos la gloria del Padre Celestial. “MADRE LLENA DE AFLICCIÓN, DE JESUCRISTO LAS LLAGAS GRABA EN MI CORAZÓN”. SEGUNDA ESTACIÓN JESÚS CARGADO CON LA CRUZ. TE ADORAMOS… La hora tan deseada por Jesús llegó al fin. Tiene la cruz en sus brazos, la estrecha con infinito amor, porque en ella nos ve a nosotros. Y tú, alma mía, ¿cómo has recibido las cruces de tu vida? ¿Has visto en ellas a Jesús? MADRE LLENA ... TERCERA ESTACIÓN JESÚS CAE POR PRIMERA VEZ TE ADORAMOS. . . Más que el peso de la cruz, la malicia del pecado hace a Jesús caer por tierra. Que tu

42


amor lo levante alma mía, para seguir juntos el camino del calvario. MADRE LLENA ... CUARTA ESTACIÓN JESÚS ENCUENTRA A SU SANTÍSIMA MADRE TE ADORAMOS... En la amargura de su camino, Jesús encuentra la compasión de su Madre. Sembremos el camino del calvario de almas maternales que sepan compadecer y consolar a Cristo. MADRE LLENA ... QUINTA ESTACIÓN EL CIRENEO AYUDA A JESÚS TE ADORAMOS ... Manos mercenarias aliviaron la carga de Jesús y El tuvo la recompensa de su amor para el Cireneo. ¿Qué no hará por aquellas almas que voluntariamente y por amor comparten con Él el peso de su Cruz? MADRE LLENA ...

43


SEXTA ESTACIÓN LA VERÓNICA ENJUGA EL ROSTRO DE JESÚS TE ADORAMOS... En forma sensible manifestó Jesús su agradecimiento a la Verónica por haber limpiado su Rostro. Todo lo que hagamos por las almas, toda la miseria que curen nuestros desvelos, tendrá su recompensa en nuestra transformación en Cristo. Curemos los cuerpos, pero más aún, salvemos las almas. MADRE LLENA ... SÉPTIMA ESTACIÓN JESÚS CAE POR SEGUNDA VEZ TE ADORAMOS ... Y sacando fuerzas de su amor a su Padre y a las almas, se levanta para seguir su camino. ¿Me he sabido levantar después de mis caídas?; ¿He buscado el remedio en volver a tomar mi cruz? ¿Me habrá faltado amor? MADRE LLENA ...

44


OCTAVA ESTACIÓN JESÚS CONSUELA A LAS PIADOSAS MUJERES TE ADORAMOS ... Nuevamente se conmueve el corazón de Cristo ante la compasión de las mujeres y en cambio de sus lágrimas les concede la gracia de conocer lo que puede apartarlas de Dios. Que nuestras lágrimas sean como un bálsamo para el Corazón de Cristo y que se conviertan en luz para las almas. MADRE LLENA ... NOVENA ESTACIÓN JESÚS CAE POR TERCERA VEZ TE ADORAMOS ... Sólo el amor que Jesús nos tiene pudo darle fuerzas para levantarse después de la tercera caída. Que el amor nos levante siempre que caigamos y que nos lleve hasta el Calvario donde consumemos nuestra unión con Cristo. MADRE LLENA ...

45


DÉCIMA ESTACIÓN DESPOJAN A JESÚS DE SUS VESTIDURAS TE ADORAMOS... Jesús quiere morir despojado de todo, quiere que su único tesoro sea la Cruz. Felices despojos aquellos que desprendiéndonos de las criaturas nos hacen gustar las dulzuras del amor divino. Que la cruz sea siempre el manto que cubra nuestras almas y que las conserve en la divina pureza. MADRE LLENA... DÉCIMA PRIMERA ESTACIÓN JESÚS CLAVADO EN LA CRUZ TE ADORAMOS ... Obediente a sus verdugos, pero más obediente aún a la voluntad de su divino Padre, extiende Jesús sus brazos y presenta sus pies para ser clavado en la Cruz. Que este acto de sumisión amorosa, nos alcance el amor a la Cruz propia, a la que nuestro Padre Celestial nos dio para morir en ella. MADRE LLENA ... 46


DÉCIMA SEGUNDA ESTACIÓN JESÚS MUERE EN LA CRUZ TE ADORAMOS... Los siglos esperaron esta hora y el Padre Celestial la contempló eternamente. Hora de amor y de dolor, hora de redención, hora de triunfo, es la hora de Jesús y debe ser también nuestra hora. De rodillas, abrazados a la Cruz de Cristo, ofrezcamos al Padre Celestial esta Divina Víctima que murió para que El fuera conocido de los hombres y ofrezcamos también nuestras vidas en unión de Cristo y por manos de María, para que nuestro Padre Celestial siga siendo conocido y amado y para que las almas se salven. JESÚS SALVADOR DE LOS HOMBRES SÁLVALOS. MADRE LLENA... DÉCIMA TERCERA ESTACIÓN JESÚS EN BRAZOS DE MARIA TE ADORAMOS ... 47


En medio de su inmenso dolor María sintió en su alma el gozo de estrechar entre sus brazos al Hijo que supo glorificar al Padre y de nuevo como en el templo, pero ahora consumado el inmenso sacrificio, ofrece su Hijo Divino al Padre Celestial y uniendo su dolor al de la Sagrada Víctima, exclama una vez más: “Padre que se haga en todo tu divina voluntad”. Si María fue tan generosa, ¿vacilaremos aún en sacrificar lo que en la tierra nos impide cumplir la voluntad divina? MADRE LLENA... DÉCIMA CUARTA ESTACIÓN JESÚS PUESTO EN EL SEPULCRO Y MARIA QUEDO SOLA. TE ADORAMOS ... Después de consumar su sacrificio todavía quiere Jesús ofrecer más dolor, ahora será el dolor de su Madre, su desolada y desamparada soledad de veinticinco años sobre la tierra. Allí comprará las vocaciones sacerdotales.

48


Cuánto has costado alma mía. Cuánto ama Dios a las almas sacerdotales. ¿Y tú has sabido agradecer tantas bondades? ¿Has hecho algo en favor de las almas? ¿Te has sacrificado por los sacerdotes? Que tu unión con María en su soledad, sea la escuela donde aprendas a ser víctima, a darle gloria a Dios y a conquistar millares de sacerdotes santos. Así sea. MADRE LLENA ... DÉCIMA QUINTA ESTACIÓN LA RESURRECCIÓN DE JESÚS TE ADORAMOS... Después de las humillaciones, de los dolores de la pasión, Cristo resucitó de entre los muertos y las primeras palabras de Jesús fueron para su Padre Celestial: “Resucité y estoy contigo, oh Padre”. Que el triunfo de Jesús resucitado sea la firme esperanza de nuestra propia resurrección y del gozo eterno. MADRE LLENA...

49


ORACIÓN FINAL Gracias Dios mío, por haberme permitido pasar estos minutos recordando la pasión de Jesús. Que ese recuerdo me purifique y encienda en mi alma el celo por la gloria divina y por la salvación de las almas. Por la pasión de Jesús, por los dolores de María y por tu gran caridad, oh Padre amado, haz que los pecadores se conviertan, que las almas se salven y santifiquen. Libra del fuego del purgatorio a las almas que allí se encuentran detenidas y especialmente las de los sacerdotes. Concédenos en fin, que germinen vocaciones sacerdotales santas y que el vasto campo de las actividades de los laicos, se una cada vez más al espíritu de la Iglesia para que sea un hecho la paz de Cristo en el Reino de Cristo. VENGA TU REINO VENGA POR MARÍA. AMEN4 4

ADVENIAT REGNUM TUUM, ADVENIAT PER MARIAM. AMEN

50


Por la intención del Sumo Pontífice, para ganar las indulgencias del Santo Via crucis. Padre Nuestro, Ave María, Gloria. NOVENAS EN EL AÑO POR LA UNION DE LAS IGLESIAS (18 a 25 de enero)5 Que todos sean una misma cosa como Tú oh Padre, estás en Mí y Yo en Tí. Que sean ellos una misma cosa en nosotros para que crea el mundo que Tú me has enviado. “Yo digo que tú eres Pedro; y que sobre esta piedra edificaré mi Iglesia”. Señor Nuestro Jesucristo, que dijiste a tus Apóstoles: La paz les dejo, mi paz les doy, no mires mis pecados, sino la fe de tu Iglesia, y dígnate conservarla en paz y unión según tu voluntad. Que vives y reinas, Dios por los siglos de los siglos. Amén.

5

Conviene rezar este Octavario desde la noche del 17 de enero, a fin de que la intención anunciada, se tenga presente desde la Santa Misa del día siguiente

51


INTENCIONES PARA CADA DIA:        

18 La unión de todos los cristianos al Romano Pontífice. 19 La vuelta de las Iglesias de Inglaterra a la Iglesia Romana. 20 La vuelta de los cristianos de oriente a la Iglesia Católica 21 La unión de los protestantes de América Latina a la verdadera Iglesia 22 Que todos los cristianos de América vuelvan a entrar en comunión con el Vicario de Cristo. 23 La conversión de los pecadores y el bien temporal y espiritual de los cristianos. 24 La conversión de los judíos. 25 La conversión de los no cristianos FIESTA DE SAN JOSÉ

ORACIÓN: Te rogamos, Señor, que nos ayuden los méritos del Esposo de tu Santísima Madre, para que alcancemos por su intercesión, lo que no podemos conseguir por nuestros méritos. Tú que vives y reinas 52


con Dios Padre, en unidad del Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén. V.- San José R.- Ruega por nosotros. FIESTA DE LA VIRGEN DE LA ENCARNACIÓN V.- El Ángel del Señor anunció a María. R.- Y concibió por obra del Espíritu Santo. Un ángel, oh María, vino a anunciarte el Misterio de la Encarnación: y al descubrirte el secreto de tu Maternidad Divina, tu Corazón Inmaculado descubrió también el secreto de aquel fuego que lo devoraba, de aquella unión íntima que ya tu alma tenía con el Verbo Divino; de aquel amor maternal que lo dominaba, sintiéndote heredera de la ternura infinita del Padre Celestial para su Hijo. Por el gozo inmenso que entonces tuviste, y por tu generosidad en aceptar la misma Cruz de Cristo, alcánzanos oh Madre, la gracia de una pureza de alma muy grande para poder conversar con los ángeles y llevar

53


en nuestros corazones el mismo amor que Tú llevabas. Dios te salve María... V.- He aquí la esclava del Señor. R.- Hágase en mí según tu palabra. El gozo íntimo que tu alma sintió, oh Madre, cuando el ángel te anunció la Encarnación, tuvo un eco en los cielos y en la tierra, cuando pronunciaste tu Fiat. Entonces se sintieron los hombres redimidos; entonces contempló el Divino Padre la imagen de Jesús Crucificado, la plenitud del Espíritu Santo en el mundo y el triunfo de su amor entre los hombres, al sentir que lo llamaban “Padre, Padre”. Concédenos oh Madre, vivir tan unidas con Dios que su voluntad sea la nuestra, que en ella nos gocemos y que por cumplirla llevemos siempre la Cruz de Cristo, la gracia del Espíritu Santo y su fecundidad divina en nuestras almas. Dios te salve María... V.- El Verbo se hizo carne. R.- Y habitó entre nosotros. 54


Al realizarse el prodigio de la Encarnación, tu alma entró, oh Madre, en un éxtasis de amor. El Verbo se dio Todo a Ti y tú viviste sólo para El. Su vida era tu vida, su amor tu amor, su cruz tu cruz, así como su gloria había de ser tu gloria. Por eso el Espíritu Santo te escogió como medio para comunicarse a las almas; por eso donde quiera que pasas, dejas paz, alegría y ansias de amor divino. Desde el cielo de tu alma derrama sobre las nuestras la luz del Espíritu Santo para conocer a Dios y su divino fuego para amarlo y hacerlo amar. Concédenos también, oh Madre, la gracia que en esta novena pedimos, si así conviene a la gloria de Dios, pero si no fuese así, llénanos de tu amor y enséñanos a cumplir con gozo el beneplácito divino, seguros de que no hay gracia mayor para nosotros como aquélla de hacer siempre y en todo la voluntad de Dios. Así sea. Dios te salve María...

55


FIESTA DE PENTECOSTÉS ORACIÓN: Oh Dios que hoy has iluminado los corazones de tus fieles con la luz del Espíritu Santo, haznos dóciles a tu Espíritu para gustar siempre del bien y gozar de sus consuelos. Por nuestro Señor Jesucristo tu Hijo, que siendo Dios vive y reina Contigo en la unidad del Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén. TODAS: Ven Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Oh Padre, por tu Verbo y por María, danos tu Espíritu Santo. FIESTA DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD Los nueve días se reza el Trisagio FIESTA DE SAN JUAN MARIA VIANNEY ORACION: Señor Todopoderoso y lleno de misericordia, hoy que celebramos la fiesta de San Juan María Vianney, el Cura de Ars, que tanto te agradó con su vida de oración y sacrificio, en bien de sus feligreses, te pedimos, por su intercesión y por sus méritos, 56


que infundas en nosotros ese espíritu de amor para que los que nos rodean reconozcan a Cristo, a fin de que juntamente con ellos alcancemos la vida eterna. Por Nuestro Señor Jesucristo... V.- San Juan Ma. Vianney. R.- Ruega por nosotros, protege las vocaciones sacerdotales y religiosas. FIESTA DE SAN MIGUEL ORACIÓN: Señor Dios, que con admirable sabiduría distribuyes los ministerios de los ángeles y de los hombres; te pedimos que nuestra vida sea protegida en la tierra por quienes te asisten siempre en el cielo. Por nuestro Señor Jesucristo ... V.- San Miguel Arcángel, R.- Líbranos de todo peligro. FIESTA DE NTRA. SEÑORA DE GUADALUPE ORACIÓN: Señor, que has querido llenar de beneficios a los que nos has puesto bajo la especial protección de la Sma. Virgen María,

57


te suplicamos que nos concedas gozar de su presencia en el cielo, a los que hoy celebramos tu fiesta con alegría. Por nuestro Señor Jesucristo. V.- Virgen de Guadalupe R.- Ruega por nosotros. FIESTA DE NAVIDAD ANTIFONA “O” cantada en latín durante la Misa y en español al final del Rosario. EN LAS REUNIONES DE CONSEJO Y COMUNIDAD SE REZA: AL INICIAR: V.- Señor une las mentes en la verdad R.- Y los corazones en la caridad V.- Espíritu Santo fuente de toda luz R.- Ilumínanos AL TERMINAR:  Gloria al Padre...  Virgen de la Encarnación  Ruega por nosotros.

58


PARA LAS HORAS DE COMER AL INICIAR: Padre Nuestro... Bendice Señor el alimento que vamos a tomar y concédenos la gracia de que sea para servirte. AL TERMINAR: Ave María, Gloria... Que las almas de los fieles difuntos por la misericordia de Dios descansen en paz. Así sea. EN VIAJES AL SALIR: Bajo tu amparo nos acogemos Santa Madre de Dios, no desprecies las oraciones que te dirigimos en nuestras necesidades, antes bien líbranos de todo peligro, oh Virgen gloriosa y bendita. Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignas de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo Amén. Ángel de mi guarda, dulce compañía, no me desampares ni de noche ni de día; por

59


donde quiera que vaya, sé tú mi amparo, mi luz y mi guía. V.- Virgen de la Encarnación R.- Ruega por nosotros V.- San José R.- Ruega por nosotros V.- R. P. Félix R.- No nos olvides V.- Padre Pablo y Nuestra Madre R.- Acompáñenos AL REGRESAR: Se reza el Magnificat. HIMNO DE LAS MISIONERAS EUCARÍSTICAS DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD Quién como Dios, dijo el Ángel un día conquistando del triunfo las palmas, y nosotras con santa osadía, moriremos por Dios y las almas. Por la gloria del Padre luchamos en cruzada de amor y obediencia, y con sangre del alma regamos 60


lo que forma de Cristo la herencia. Son las almas tesoro precioso que la sangre divina compró quién por ellas con santo alborozo del Calvario la Cruz no abrazó? “ADELANTE Y ARRIBA” nos dijo quien a Dios Trino y Uno adoró, como dulce y tiernísimo Hijo que por Dios y las almas murió. Desde el cielo su voz nos repite Adelante y Arriba a porfía y que siempre os anime y excite el amor sin igual de María. Viviremos por Dios proclamando de su Ser la inefable grandeza moriremos por El realizando nuestro ideal OBEDIENCIA Y PUREZA. Quién como Dios dijo el Ángel un día conquistando del triunfo las palmas, y nosotros con santa osadía moriremos por Dios y las almas. 61


FÓRMULA RENOVACIÓN DE VOTOS MESST “Padre celestial, / que nos enviaste a tu Hijo para revelarnos el gran secreto de tu gloria / con el anuncio de haber llegado la hora de darte verdaderos adoradores en espíritu y en verdad / quiero consagrarme a darte gloria en toda la tierra, / siguiendo más de cerca de Jesús, tu primer gran Adorador, / e impulsada por el Espíritu Santo, / quiero dedicarme a buscar quienes te adoren como Tú deseas. Por eso yo … ante Ti, Dios Omnipotente, / ante la Iglesia representada por tu Ministro y la comunidad aquí presente, / renuevo los votos de Castidad, Pobreza y Obediencia, / en la Congregación de las Misioneras Eucarísticas de la Santísima Trinidad / según sus Constituciones. Padre Santo, por el poder de tu Divino Espíritu / enciende en mi corazón el fuego de la Caridad que me transforme en hostia viva para tu gloria, / de modo que haga de mi vida una Misa y de la Misa mi vida.

62


María, Virgen de la Encarnación, / en manos deposito mi consagración para que ayudes a vivirla como Tú, / y a ser fiel a sagrados compromisos que acabo renovar” AMÉN.

tus me los de

63

Manual de Oraciones MESST  

Misioneras Eucarísticas de la Santísima Trinidad. MEXICO

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you