Issuu on Google+


Flor De María Ixcot Morales. 4to Bachillerato. Sección “A” Hush Hush. Becca Fitzapatrick.

Computación.


Hush Hush. El libro del que voy a hacer mi resumen es de ciencia ficción es en el cual encontramos ángeles caídos y personajes “reales”. Es una novela pero también es de ficción. Es como la vida de alguien puede llegar a cambiar tan drásticamente con la llegada de otra persona totalmente desconocida. Dos mundos tan diferentes pero tan parecidos. Como el sentimiento de angustia, de tristeza, y de soledad puede llegar a cambiar tanto, convertirse en todo lo contrario, y en algo mejor. Así como ha sido la vida de Nora durante un tiempo, bueno, durante toda su vida. Sin saberlo ella ni nadie cercano a ella, creció engañada sobre quien era, quien era su verdadero padre y a qué mundo y entorno pertenecía. Quien era y quien no era su verdadera familia. Hasta sus amigos y enemigos podrían estar jugando con doble cara, nunca pensó ni imaginó eso. Pero todo es posible.

Patch, él es el ángel caído enviado para matar a Nora, porque el padre de ella está en mal acuerdo con los ángeles. Por supuesto que Patch ya había fallado, él era en ángel caído por haberse enamorado de una mujer mortal, él se había enamorado tanto de ella que hubiese dado todo lo que tenía, y bueno, lo dio. Sólo conservo sus alas como un viejo y legitimo recuerdo a lo que solía ser su vida.

Frank Millar. Quién es un personaje muy importante en la vida de Nora. Un hombre mayor casado con hijos, quien tiene como hija a Marcie Millar, la enemiga de toda la vida de Nora. El jugará un papel muy importante en la vida de Nora, y en lo que le suceda en sus dieciséis años de vida.


La vida de Nora empieza en Coldwater, Maine. La vida de Nora Grey, fue tan tranquila y tan maravillosa desde su punto de vista. No tenía nunca de que quejarse, su padre fue tan bueno y maravilloso con ella hasta el día de su muerte. Harrison Grey, era un padre tan bueno, nunca faltó en los recuerdos y oportunidades de Nora, eso es lo que Nora relata en el libro. También como después de la muerte del Señor Grey todo fue cambiando y tornándose gris para Nora. Ella no entendía porque en el momento más necesario de su vida su padre había sido quitado de su vida. ¿Cómo seguir adelante? Era lo que Nora cada día y cada Noche pensaba. Ella no encontraba una salida, pensaba que todo se había desmoronado depués de la muerte de su padre. Pero no era así. Aunque quedaba su madre. Las dos supieron Salí adelante día a día. Nora logro continuar con sus estudios. Nora no era la chica más sobresaliente de su clase. Pero tampoco era una chica olvidada por todos, estaba en el alumno promedio. Su mejor amiga, Vee Sky. Era una chica muy guapa, con pelo rubio y ojos azules, era todo lo contrario a Nora, Nora era una chica con un pelo muy rizado y rojizo. Nora confiaba inmensamente en Vee como Vee en ella, se habían conocido desde muy pequeñas. Hacían todo juntas, era la hermana que Nora nunca tuvo. Así que la historia de Nora y Patch comenzó un dúa en clase, por la parte de Patch a él ya le habían asignado una misión de


Matar a Nora sin importar que ese era su propósito por el que los ángeles le permitirían regresar a su lugar y a la posición en la que estaban antiguamente. Un día el empezó su operación y el primer paso era estar y empezar a estar cerca de Nora, ya que Patch ya sabía todo sobre Nora. Se había tomado la molestia de investigar, aunque era su trabajo. Sabía lo que ella ocultaba y lo que ella le dejaba a la gente saber, ella era una chica muy adorable. Entonces, Patch empezó su plan entrando al mismo establecimiento de estudio con Nora, a pesar de ser una estudiante promedio, no era la más sobresaliente pero tampoco era la peor estudiante. No había reprobado, nunca. En ese día Nora se sentía tan extraño, ella notaba algo diferente en su diario vivir pero no lo había identificado, y ella no sabía el porqué. Patch ya había ingresado al establecimiento mucho antes de que Nora se empezara a sentir diferente sólo que él era un chico muy reservado. No platicaba, no reía, no hacía algo que llamará la atención. Simplemente no habla con nadie, era el chico solitario de la clase. El típico chico de vaqueros negros, camiseta negra, y botas, y de vez en cuando una gorra de béisbol. En clase nunca colaboraba, y no sabían si entregaba los trabajos. Todos se preguntaban como el pasaba cada año. Cada vez que le tocaba hacer algo en clase el encontraba la manera de esquivarlo o simplemente sucedía algo y el ya no pasaba. Nadie sabía sobre su vida, nadie sabía ni siquiera de donde venía pero ese día sería la excepción. Empezó la clase de Biología y Nora llegando temprano se sentó a la par de su querida mejor amiga Vee, lo normal, lo de todos los años. Entró el profesor, y ahora por quejas de dirección él tuvo que cambiar a todos de lugar, rotaron. Y el compañero que le tocó a Nora era el chico misterioso que siempre se sentaba en la esquina de la clase en silencio, Patch. Como ser primera vez que casi todos se conocían. El profesor les dejo un ejercicio; preguntarle todo lo que puedan uno al otro y luego hacer un resumen sobre la respuesta.


Nora no sabía cómo empezar, la mayoría de veces no le pasaba eso con los chicos, pero, ¿con el sí? A ella le temblaba la voz y las manos. Hasta que al fin hablo. Empezaron a preguntar cosas comunes, hasta que Patch se pasó preguntando y confundiendo a Nora sobre su pasado. Aunque en realidad ninguno contesto completamente una pregunta, técnicamente no se preguntaron nada. Sonó la campana y Patch salió de ahí como si hubiera visto a un fantasma, Nora por su parte salió detrás del fastidiada, ¿Qué harían con el trabajo? Los puntos ya empezaban a correr. Él le dio su número de teléfono, y “quedarían en comunicación”. Esa misma tarde Nora no estaba en paz, sentía la necesidad de terminar su trabajo. Así que llamó a Patch quien le dijo que se encontraba en el salón de Bo. Asustado ella llegó hasta ese lugar y lo encontró jugando billar, ella trato de frenarlo y que de una vez por todas contestara las preguntas, ¿Cómo lo iba a soportar? Había pasado un día y ella yaro detestaba o eso creía. El tiempo paso Patch y Nora se siguieron acercando. Eran muy amigos, por supuesto la mejor amiga de Nora; Vee siempre tenía presente que había algo muy raro con él. Algo no cuadraba en su vida, ¿Por qué era eso? ¿Quién era él?, tenía tantas preguntas como Nora. Quien nunca le dijo a Vee las cuestiones que tenía sobre Patch que hacía que día y noche se le fuera el sueño.

Cada vez que Nora tocaba el tema del pasado de Patch se convertía en un momento incómodo, ella no sabía cómo reacción. ¿Y qué decir de él?,


era su vida, pero él no tenía el coraje necesario para hablar de ellos. Nora no sabía gran parte de su vida, ella no sabía que él era un ángel caído y los motivos por los que lo habían desterrado de los cielos. No sabía lo que Patch había vivido y lo que estaba viviendo. Ella no sabía que en la persona en la que estaba confianza es la mayor persona en la que no debería de confiar. Nora empieza a aliar sin querer las pasadas apariciones que había tenido con un joven extraño, no quería afirmar que era Patch pero tampoco tenía descartada esa opción. ¿Y sí era él? Tenía todas las características de él, bueno las que pudo llegar a ver, ya que cada vez que se había encontrado con ese joven iba todo de negro y en los lugares que lo encontraba la luz nunca dominó, no pudo ver claramente su rostro. Pero la primera vez que se encontró con él fue lo más raro del mundo; La casa de Nora queda en una graja alejada de la ciudad. Era lo que más le gustaba a su padre antes de morir la tranquilada. La mamá de Nora siempre que podía estaba presente para su hija, aunque la mayoría del tiempo se encontraba trabajando; Nora la entendía. La mamá de Nora mantenía su casa. Cada vez que Nora llegaba a su casa encontraba a Dorothea su ama de llaves. Ella había visto crecer a Nora, ella había sido su segunda mamá. Es día Nora quería solo llegar a casa y estar con su mamá. Ese día llevaba coche así que no era necesario pedirle a Vee que la llevará a casa, como usualmente lo hacía. Iba a mitad del camino y vio como toda la carretera se tornó silenciosa y oscura. Ella recordaba que iba a casa temprano pero nunca se percató a qué hora cambió la luz, se empezaba a sentir inquita. No era ese tipo de persona que lo hacía, pero esa vez si se había percatado como todo estaba silencioso. No tomo importancia y siguió su camino, segundos después vio la silueta de un hombre en medio de la carretera. Empezó a sonar la bocina para que este se quitara y en vista de que no lo hizo ella trató de frenar pero los frenos no servían, no puedo desviarse ni hacer nada más así que tuvo la impresión de que atropello al señor en medio de la carretera pero ella no escuchó algún grito o algún golpe en el carro, es como si no hubiera pasado nada. Pero ella preocupada se bajó del carro para ver al pobre hombre que supuestamente había atropellado pero no

fue así atrás del carro o adelante del carro no se encontraba absolutamente nada. Es más, ni siquiera en la carretera había alguien


solo estaba Nora. Temblando se decidió subir nuevamente al carro, estando en el carro con los nervios de punta ella quería seguir con su camino pero siento un golpe como si alguien hubiese saltado en el techo del carro, ¿cómo era eso posible si segundos antes nadie había parecido en la carretera? Con miedo ella salió del carro con un gas pimienta que su madre le había dado su madre. Sin embargo ella no encontró a nadie. Rápidamente ingresó al carro y arranco a gran velocidad viendo como el mismo hombre que pensó había atropella pasaba a su par.

Nora seguía sin creer que era Patch, y sin saber nada claro de su vida. Le habían pasado tantas cosas raras como la del carro pero ahora siempre que algo pasaba o le iba a pasar Patch estaba con ella. Un día Nora se encontraba en su casa y de repente bajo hacia la cocina, cuando regreso su habitación estaba completamente desordenada, era un tiradero. Como sí alguien enfadado hubiera entrado en su

Habitación y sabiendo en donde estaba cada cosa lo hubiese desordenado y quebrado con rabia, se asustó, era la quinta cosa que le pasaba y ahora estaba sola no estaba Patch, no estaba nadie. Al día siguiente Nora acudió a una fiesta, había olvidado su bolsa en el estacionamiento y le dijo a Patch que todo estaba bien, que no era


necesario que la acompañara, grave error. Nora no estaba a salvo. Cruzando en estacionamiento había un edificio abandonado, Nora pasó por ahí y escucho como una voz familiar la llamaba, no lo quería imaginar pero todo indicaba que era la voz de su fallecido padre, borro todo recuerdo y siguió su camino hacía el estacionamiento y desactivo la alarma del jeep comandar. Regresó con su bolso y en el espejo del edificio vio la silueta de su padre pero algo le dijo que no lo hiciera, esta era la segunda vez que lo veía durante un tiempo. La primera vez que lo hizo fue cuando acudió al Delphic park con Vee. Estaba haciendo cola para comprar tickets y nuevamente se encontró con Patch, Nora enojada le preguntó si el la seguía a todas partes el omitió la pregunta, Nora le dijo que quería respuestas y Patch le ofreció un trato, si se subían a la montaña

rusa y Nora no gritaba ni omitía un sonido le diría todo, pero si lo hacía no obtendría nada a cambió y no cuestionaría nada más de lo que Patch hiciera, y dejaría que se conocieran mejor. Nora aceptó ella estaba dispuesta a hacer cualquier cosa para saber quién era ese chico. Se subieron y Nora iba bien, hasta la última cuesta de la montaña rusa, segundos antes de aproximarse a esta había sentido como su seguro se había aflojado, estaba sin protección. Trato de hablar pero no pudo, estaba espantada. Segundos después, vio y escuchó como la puerta del carrito se había. El seguro también se había descompuesto y la puerta había caído. No supo como pero cuando estaban en la sima algo hizo que Nora saliera disparada de ahí, es como si alguien la hubiera jalado y tirado del carrito. Ella al fin pudo omitir un grito había perdido el trato, desganados después cerró los ojos y cuando después los abrió estaban acabando el recorrido. El carrito se dejó de mover, la puerta y el seguro estaban intactos, ¿pero en donde estaba Patch? No se supone que él había ganado la apuesta, ¿Por qué se fue? ¿Acaso el evito que

Ella callera? ¿Cómo fue que ahora todo estaba intacto? Nora salió de allí y se dirigió a su casa. << ¿Asustada ángel?>> Las palabras de Patch no la dejaban dormir, menos lo que había pasado en el parque, ¿Qué fue todo eso?


Después de ese día Patch ya no había aparecido ni en la escuela ni en otro lugar, ni el mismo había entendido lo que había pasado ese día. Era verdad, él había jugado con la mente de Nora, era parte de su propósito. Pero lo que no estaba en su plan era enamorarse de Nora, se había enamorado de Nora en poco tiempo y eso hizo que la salvara de caer en la montaña Rusa. No solo en eso también en cada problema o circunstancia que pasaba. Después de todo lo que había pasado en la escuela le habían asignado visitas a la psicóloga del colegio. Nora insistía en no necesitarlas pero aceptó al final de todo. La psicóloga Lissana era la que la ayudaría. Pero en realidad no sabía quién era ella. Le preguntaba cosas sobre su familia, cosas personales, “que le ayudarían a Nora” pero llegó un punto en el que No encontró lógica a las terapias así que dejo de ir. La señorita Lisina la buscaba para que siguiera yendo pero Nora nunca volvió a asistir

A otra cita. Nora siguió teniendo apariciones de aquel muchacho. Pero nunca supo quién era, no tenía idea. Y ahora no pensaba que el fuera el que se le estuviera apareciendo en diferentes ocasiones. Nora se había


enamorado de Patch al final. Nora se había empezado a alejar de Vee, ya Que la mayoría del tiempo estaba con Patch. Nora había descubierto la verdad, su madre la había engañado. Su verdadero padre estaba vivió, pero ¿Quién era? ella y Patch querían resolver es misterio no importando que pasara. Una noche en la casa de Nora todo estaba tan silencioso como aquea noche en la que sufrió la primera aparición, estaba asustada, ahora no había nadie nuevamente. Su madre tuvo la oportunidad de tener un doble turno y obtener más dinero, y ella aceptó y le aviso a Nora. Dorothea había tenido que salir de casa antes de su horario por unos materiales que necesitaría uno de sus hijos. Y Patch, bueno, en realidad no sabía en donde estaba Patch esos días había estado tan raro y tan alejado con ella que no sabía que era lo que le estaba pasando. No le comentaba a donde iría, ni con quien o por qué, claro. Ella no lo tenía que saber siempre pero el ahora cuto más misterioso que nunca, y ella no entendía el porqué. Al principio pensó que ella había hecho algo malo pero demodés se dio cuenta de que no era por ella eran unos “asuntos pendientes” como había dicha Patch. Pero no entendía ¿con quién él tendría asuntos pendientes?, bueno, sabía que tenía opciones pero no se quería adelantar como siempre lo hacía. Ya que Nora ya sabía la historia de Patch, o parte de ella. Sabía que era un ángel caído, y que le habían quitado sus alas. Pero no sabía todos los pleitos que había tenido en los cielos antes de ser desterrados. Esa noche Nora solo deseaba que Patch regresara a su casa con ella pero no era así lo espero, pero no llego. Entonces la lluvia empezó y las luces empezaron a bajar, hasta que finalmente Nora se quedara sin electricidad en completa oscuridad completamente sola. Se fue a su cuarto pensando que no le debería de temar a nada. Se quedó dormida, ella pensó que había dormido un largo rato sin embargo solo había dormido media hora o menos. Escucho ruido en la cocina pensando que su madreo o en remoto caso Dorothea había llegado a la casa. Pero

No fue así, fue a la puerta a ver si estaba mal cerrada. Pero en el momento de querer abrir la puerta una voz el dejo paralizado, esa voz se le era conocida pero no pensó escucharla en esos momentos. Era una voz de mujer a la vez desconocida pero tan desconocida. << ¿A dónde


crees que vas?>> Dijo la mujer parada detrás de Nora. Ella voltio, resultaba tan familiar pero no Sabía si era ella. Pensó que era la señorita Lissana, pero sería imposible la chica que estaba en frente de ella era todo lo contrario, no usaba traje si no usaba janes y una blusa y el pelo tan revuelto que sería imposible que fuese la señorita Lissana. Lo primero que dijo fue que su nombre era Dabria, Nora no reconocía ese nombre, nunca lo había escuchado. Lo segundo que era la ex Novia de Patch. Nora no lo creyó hasta que Dabria le dijo todo lo que sabía sobre Patch, ahí confirmo que sí habían sido algo. Dabria le dijo a Nora que Patch estaba con ella para matarla, que ese era el destino de Patch. También que luego de eso la entregaría a Chauncey Langeis. Nora no le creía, sin embargo Dabria estaba diciendo la verdad. Bueno, la primera parte era cierta; Patch había ingresado en la vida de Nora para matarla. Pero se enamoró de ella, y en el momento en el que estaba destinado a matarla se alejó y no lo hizo, salvándola y convirtiéndose en su ángel custodio. Nora no sabía si creerle o no, así que opto por la segunda y le dejo claro a Dabria que no le creía, sabía que mentía. Esto provoco la furia de Dabria. Y ella quemo todo su casa cada cuarto cada rincón, hasta que Nora decidió enfrentarla y pudo dejarla inconsciente, afortunadamente Patch apareció y le informo a los ángeles quienes se encargarían de Dabria, por ahora él y Nora podrían estar tranquilos. Su amor triunfo, y así seguiría hasta el final.



Hush hush