Page 1

ALMABUNDA marĂ­a del pilar burgos

1


ARTE, DISEテ前 DE TAPA, FOTOGRAFIA & ARTE INTERIOR

marテュa del pilar Burgos ツゥ 2010 ALMABUNDA Sentires 1995-2008

ALMABUNDA marテュa del pilar burgos

2


A mi Familia A mi Amigo del Alma, Sergio Isaac Ríos Pérez A Daniel Fidanza

ALMABUNDA maría del pilar burgos

3


ALMABUNDA marĂ­a del pilar burgos

4


ALMABUNDA maría del pilar Burgos

ALMABUNDA maría del pilar burgos

5


ALMABUNDA marĂ­a del pilar burgos

6


1

Quien entregado al mar se haya encontrado en el vaivén de la liberación y la nostalgia, habrá naufragado el océano de su propia existencia; habrá ahogado su dolor y anclado en la memoria el aroma de las lágrimas.

ALMABUNDA maría del pilar burgos

7


2

Es que te vi desprendiéndote de mis entrañas; recorriendo cada centímetro de separación me encontró tu mirada, y un gesto familiar que por tuyo se instaló en mi cara. Vi tus formas fuera de mí, y deformada mi alma por contemplarlas.

ALMABUNDA maría del pilar burgos

8


3

Escuchando, con temor a perder el tiempo y las palabras, detienen mis oĂ­dos lo que las lenguas dejan en el aire: Palabras que vagan al empobrecer los sentimientos, palabras que se agitan cuando se las lleva el viento, Âżo se dejan llevar acaso para calmar su impotencia?

ALMABUNDA marĂ­a del pilar burgos

9


4

Sostenida mi alma en tus manos, entre tus dedos resbalan mi debilidad, mis miedos; y se quedan prendidos a tus palmas mi vulnerabilidad, mi amor, mis sueños; decantación que descubre un entero, una pieza, que teme que la tomen otras manos, que teme romperse si la dejan. Porque se siente insegura no se arriesga. Porque no pertenece es propiedad y dueña de su temor y su angustia.

ALMABUNDA maría del pilar burgos

10


5

Plenitud inalcanzable en cada segundo latente. Tiempo que ansĂ­o compartir y muero. Otro instante no ha llegado a ser recuerdo.

ALMABUNDA marĂ­a del pilar burgos

11


6

Distrajo mi camino un refugio de sombra verde oscuro, claro deseo. Se acurruca mi ser en cada intento por recorrer con la mirada lo que veo: Las mesas talladas con delirio humano, marcas ásperas que clavan la presencia al olvido. Podría liberar al conjunto más estúpido de palabras. Aquí. Sola. ¿Qué es del antes que dio lugar a este ahora, y qué dejaré que impregne las lajas que cubren al piso? Quizá esos rojos sean marcas que otros dejaron, suspendidas como aquellas ramas que buscan el abrazo del suelo; delatan su anhelo fuegos verdes encendiendo al tronco oscuro, diagonal que recorre el camino de la raíz al ruego. Me llamó en silencio. Para avivar su savia, mi sangre mostró un color intenso. Se mezclaron las corrientes de su aire y mi aliento.

ALMABUNDA maría del pilar burgos

12


7

Oíste. Primer contacto. Viste. Segundo contacto. Olvidaste, sin tacto, sentir. La mano contra el pecho siente el latido que se escapa; siente pero no guarda más que vacío; siente sólo cuando toca, se engaña.

ALMABUNDA maría del pilar burgos

13


8

Los movimientos de una tierra se encarnaron en el tiempo; dolor y goce eterno de dos almas, de dos cuerpos. Ella simplemente contempló lo justo; la exacta medida de su alma, en otra. Se encontraron gemelas; unidas, más allá de la carne, en espíritu y sombra.

ALMABUNDA maría del pilar burgos

14


9

Vi en el espejo un par de cuencas vacías; una expresión de tristeza tierna, desconocida. Me vi ante mis ojos húmedos, frágiles, limpios. La mirada oscura perdiéndose tras pestañas desvanecidas, cautiva en el asombro de seguir viendo lo mismo.

ALMABUNDA maría del pilar burgos

15


10

De ti potrero saqué el sudor que hoy no ha de secarse en mis palabras. Aquel sudor no vestía olores cuando empapaba las ropas de la inocencia. En mi alma, potrero, tomas por niños a los años que tengo y así, mientras las horas hacen lo que la sopa a esta niña ha hecho, a escondidas madura el tiempo.

Potrero (Arg., Bol. y Perú.) Terreno inculto y sin edificar, donde suelen jugar los muchachos.

ALMABUNDA maría del pilar burgos

16


ALMABUNDA marĂ­a del pilar burgos

17


11

Casual-deidad de estos tiempos al fin venciste al paralelo que impávido separa en sentidos a los cuerpos. Hada impertinente fue tu gracia la intención de unir los polos de dos almas en las coordenadas escépticas de la razón. Mientras se nace y se muere transitando el solitario paralelo, se oculta al desvío tras violentos letreros; advertencias, peligros que acobardan el intento de cruzar a los carriles cruzados de otro tiempo; donde suceden los accidentes, donde ocurrió este encuentro.

ALMABUNDA maría del pilar burgos

18


12

Es el ángel encendido en tu boca, extraña criatura, un sonido que no escapa a tus labios; en ellos sueña y se disfraza, actuando sentires coloridos que tocan a la piel incolora del alma.

ALMABUNDA maría del pilar burgos

19


ALMABUNDA marĂ­a del pilar burgos

20


13

Se envolvió en ropas de yeso para detener al tiempo. Desnudas vi sus manos, paciente su gesto, y eterna la mirada que recorre los pasos ajenos; caminos que hacemos dejando al costado los restos todavía vivos de quienes, por no conocer, no amamos. Cuidadosos pasos esquivan al germen humano por temor al contagio pobre que infecta de piedad al alma. La vi cerca; le creí que es posible, que es real su presencia; que puede ser distinto el camino,

ALMABUNDA maría del pilar burgos

21


y un mismo destino el que nos encuentra. Que dejó de ser personal su asunto con la vida; que no es particular el domicilio que la soledad habita en ella. No pudo la vergüenza dar vuelta la cabeza que en alto contemplaba un vacío lleno de conciencia; al verme en ella, almabunda.

ALMABUNDA maría del pilar burgos

22


14

Empapaste mi sensibilidad en sudor y gotas rojas. Arrojaste al vacío todo intento de arrepentimiento y desprecio. Desnudé los recuerdos que entre mi mente y tu pecho descansan. Oí los pasos del sueño y las corridas de la conciencia por intentar retener en ella la impresión fugaz de tus palabras.

ALMABUNDA maría del pilar burgos

23


15

Vidas materiales, necesidades tangibles creadas por la imagen de lo innecesario; astuto comercio de almas infladas que se exhiben huecas en la vidriera de la soberbia. Mientras alimentamos niveles en la mente, crecen subsuelos en el alma; que se ascienda por lo que se pretende y se descienda por lo que se es, es la premisa en la construcción de vidas funcionales que mantienen oculto el desagüe del espíritu. Encontrar la salida no es cuestión de dejarse llevar. El destino de libertad continuará dando vueltas en la corriente de la suerte hasta atravesar, quizás, alguna tempestad de voluntad.

ALMABUNDA maría del pilar burgos

24


16

Pensamiento que aún despierta capaz es de bendecir todo aquello que ven los ojos, escuchan los oídos, pronuncian los labios y alcanzan las manos; capaces, con su tacto, de contener lo que sea.

ALMABUNDA maría del pilar burgos

25


17

Tornado magnífico ante estos ojos y mortal al tacto imprudente, giras en torno a mí sin permitirme ser parte. Crees protegerme manteniéndome en el hueco aislado y retorcido de tus entrañas. Es el interior un enigma para aquellos que se refugian bajo tierra. Para quienes se aferran a la velocidad de tu ira, el interior es un punto mareado que se extingue en el instante en que dejas caer los restos; mutaciones engendradas por el abrazo frío de los metales y el tiempo. En el hueco escucho, veo y siento. Es el interior mi esencia, y el exterior mi caos.

ALMABUNDA maría del pilar burgos

26


ALMABUNDA marĂ­a del pilar burgos

27


18

Pensamiento, me elevo y te pierdo, mi vista se nubla pero es tan clara la angustia que se queda junto a mĂ­. Callas cuando regresas, sin poder ocultar a quien piensas; luego sueltas las riendas liberando impulsos contenidos ante tanto silencio y sufro, anhelando ser pensada por otros como la piensas a ella.

ALMABUNDA marĂ­a del pilar burgos

28


19

De la ventana de los sueños al abismo de la realidad hay un salto vertical inverso que hace transpirar las manos y la mente. La chispa en la carne que anula los sentidos. El espíritu se lanza al vacío mientras la mente calcula la magnitud del impacto. El interior se libera: Tripas tejedoras de una vida tejedora de muerte. La mente se proyecta sobre el abismo y se detiene a oír los latidos distantes de un cuerpo aterrado ante su destrucción. El suelo no desprecia la vida, la tierra no se abre para devorarla. Se vuelven a ella los ojos vacíos de cuerpos tendidos libres de ser, esclavos eternos de sí mismos. La mente se extingue sobre el abismo. El cuerpo se rinde ante el alma que lo abraza. Sueña.

ALMABUNDA maría del pilar burgos

29


ALMABUNDA marĂ­a del pilar burgos

30


20

Inquietante deseo de verter mi ser en un estado de eterna quietud y observación. Ser el aire que deja aire tras cada movimiento. Jamás vacío. Ser sol, ser árbol, piedra, pasto. Ser el objeto que descansa, mientras descansan sobre él los sueños. Ser espacio, ser íntegro, ser pensado. Por una vez no ir en busca y ser buscado.

ALMABUNDA maría del pilar burgos

31


21

Toda llama nace de un frĂĄgil azul.

ALMABUNDA marĂ­a del pilar burgos

32


22

Traté de ocupar el alma con lo de afuera, amontonando a golpes lo que por vacío colmó una capacidad que debo saber es infinita. Se fue en vicio mi alma, se empachó de tanta ciudad. Un querer más, que por pretencioso, estalló en abominables fluidos ahogándola. ¿Qué haces a oscuras? ¿Qué resuelves callada? ¿Qué vomitan tus miedos? ¿Qué dolor te mata? La capacidad de tu alma, ¿cómo pretendes llenarla? si por infinita iguala el todo y la nada.

ALMABUNDA maría del pilar burgos

33


23

Aun el andar que no es conciente de su presencia deja una marca que no es an贸nima para el mundo.

ALMABUNDA mar铆a del pilar burgos

34


24

Encuéntrame en lo que hago, encuéntrame en lo que pienso, y deja de lado las capas que acumulan los intentos. Demasiado largos los miedos, con anchas entradas; estrechas las voces, apretada el alma; angostas salidas, altas, muy altas; medidas histéricas que desvirtúan la razón mareada de tus ganas.

ALMABUNDA maría del pilar burgos

35


25

Mientras sigas eligiendo las partes que conforman tu vida y descartes aquellas según quepan o no en los bolsillos perfectos de tu valija, vivirás la vida que cargas y no la que transitas. ¿Por qué privarte de ser sorpresa por esperar ser sorprendida?

ALMABUNDA maría del pilar burgos

36


26

El día nutre de ilusión al etéreo vientre del mundo mientras que la noche, en su agobiante profundidad, da a luz a la conciencia. Despierta. Vivimos en la ilusión más maravillosa. ALMABUNDA maría del pilar burgos

37


ALMABUNDA marĂ­a del pilar burgos

38

Almabunda de maría del pilar burgos  

Poesía © 2010

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you