Page 1

ROBOS EN

SAN MARCOS Elaborado en el curso de Periodismo de Investigación EAP de Comunicación Social Estudio realizado en Setiembre - Octubre 2013

¿Existe

una crisis de

seguridad en

San Marcos? Págs. 2, 3 y 4

¿Cuánto

nos cuesta

estar seguros? Pág. 9

Búscanos en: http://robosensanmarcos.blogspot.com/


2

¿Existe una crisis de seguridad en San Marcos? Con la finalidad de conocer la dimensión del accionar delictivo y la percepción de inseguridad en el campus de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) se realizó una encuesta a 155 miembros – entre docentes, alumnos y administrativos- de esta casa de estudios, esta arrojó una realidad preocupante. Por: Estefany Luján

A

penas un 10% de encuestados reveló haber sido víctima de asaltos o robos al paso al interior o en las inmediaciones de la UNMSM; sin embargo, la inseguridad se manifiesta a través de la falta de control en las puertas, reducido personal de seguridad y falta de políticas de prevención. La encuesta reveló que los horarios preferidos por los delincuentes para atacar a los estudiantes es a partir de las 8:00 pm. La vulnerabilidad de los sanmarquinos crece si se toma en cuenta que las clases culminan aproximada-

nas externas del campus, donde precisamente el 50% de víctimas dijo que fueron asaltadas. Es más, según la

¿Conoce de alguien cercano que ha sido víctima de robo/asalto en el último año dentro de la UNMSM?

II Encuesta Metropolitana de Victimización 2012 elaborada por Ciudad Nuestra—que

➽ Las consecuencias de ser el

blanco de un asalto o robo no se limitan al aspecto monetario. mente a las 10:30 de la noche y no hay efectivos policiales que custodien las zo-

de San Marcos se halla en uno de los distritos más peligrosos: Cercado de Lima. Al parecer, los celulares son los

se basa en la percepción ciudadana—la jurisdicción de la Ciudad Universitaria

objetos predilectos, ya que a un 50% de víctimas se les sustrajo dicho objeto al que valorizan entre 300 y 700 soles cada uno. Pero, las consecuencias de ser el blanco de un asalto no se limita al aspecto monetario, ya que el temor permanece en la memoria colectiva e individual de los estudiant-

es. Es más, una investigación de Psicología Médica de la Universidad de Cambridge realizada el 2010 ha com-

sanmarquinas. Asimismo, la falta de confianza en las autoridades policiales e instancias judiciales genera

involucra a múltiples actores. No es posible analizar el fenómeno de la inseguridad en esta casa de estudios sin vin-

¿Usted ha sido víctima de robo dentro del campus de la UNMSM?

El índice de robos dentro del campus es mínimo.

probado que las personas asaltadas experimentan un estado de paranoia - el miedo a convertirse otra vez en víctimas- que se extiende por largos meses, más aun cuando son amenazados con armas, tal como les sucedió al 40% de víctimas

que el 75% de agraviados no haya denunciado el hecho delictivo. Solo un 12% acudió a las comisarías. ¿Dónde está la seguridad? San Marcos se convierte en un microcosmos de la compleja situación de seguridad interna que

cularla en el contexto nacional. Según el Informe Anual 2012 Sobre seguridad ciudadana: más allá de los miedos del Instituto de Defensa Legal (IDL) el Perú es uno de los países en Latinoamérica con la menor tasa de homicidios, pero es


3

➽ La falta de

confianza en las autoridades policiales y la instancias judiciales genera que el 75% de agraviados no haya denunciado el hecho delictivo. El índice de robos dentro del campus es mínimo.

uno de los que presentan altos índices de percepción de inseguridad. Entonces ¿Realmente se vive un clima de latente inseguridad en San Marcos?

cuando se trata de señalar a otras personas que han sido asaltadas ya en el interior –porque la inseguridad no se ha quedado merodeando en los alrededores-

la delincuencia. Sí los índices no son muy altos ¿Qué es concretamente lo que hace sentir inseguridad a los miembros de San Marcos? En agosto de este

un asalto con arma de fuego y la infiltración de dos miembros de inteligencia a la facultad de Ciencias Sociales donde uno de los efectivos policiales realizó disparos al aire. ¿En qué lugar considera existe mayor Ello puso en el riesgo de robo dentro de la UNMSM? ojo de la tormenta la eficiencia de la vigilancia y control de los guardianes en las puertas. Así, el 48% acusó a la falta de pedido de identificación en las puertas de ingreso como causante de la inseguridad, pero ¿Son acaso los efectivos de seguridad los únicos en velar por la seguridad de la comunidad Los más peligrosos: Inmediaciones de la UNMSM y paradero de la puerta 7. académica? La mayoría de de la Ciudad Uni- año San Marcos Pues bien, dentro encuestados no versitaria: el 35% estuvo expuesta de las funciones ha sido víctima asegura tener mediáticamente que los vigilande robos o asal- conocidos que porque al inte- tes que deseen tos, pero el pan- se convirtieron rior de su cam- laborar en la orama cambia en víctimas de pus se produjo UNMSM deben

ENTREVISTA

“La inseguridad es

resultado de la despreocupación de las autoridades”

E

l sociólogo Gerardo Medina Gonzales, coordinador del Departamento Académico de Sociología de la UNMSM, señala que la coordinación entre las diversas instancias administrativas y de gobierno universitario es la clave para enfrentar con éxito la inseguridad en el campus. ¿Cómo afecta a la convivencia de la comunidad universitaria saber que hay inseguridad? Afecta porque ello es el resultado de la despreocupación de las autoridades de gobierno universitarias. Cuando se descuida un tema tan importante se traduce en desinterés por las medidas de control de ingreso de personas ajenas a San Marcos y se brinda un mensaje tácito de ineficiencia. ¿Cuáles serían las implicancias en la vida cotidiana de los estudiantes? Principalmente el temor, si se toma en cuenta que ellos se sentían seguros al interior del campus, ahora – algunos, no todos- se sienten en una especie de situación de desamparo y desconfianza. Sus computadoras o dinero no están a salvo, deben desconfiar del compañero, obviamente no es una conducta saludable. ¿Cómo se pueden organizar los alumnos para frenar la delincuencia? A través de sus representantes estudiantiles, ellos deben garantizar su derecho a la seguridad en las máximas instancias como son la Asamblea Universitaria y el Consejo Universitario. ¿De qué manera se debe analizar en fenómeno de la inseguridad en San Marcos? Analizando el contexto, no basta con poner policías en cada esquina. La inseguridad es un problema social que tiene bases educativas, económicas, políticas y familiares. Educar y enfrentar la pobreza es la clave en la lucha general de una sociedad contra el flagelo de la delincuencia.


4

¿CÓMO CALIFICARÍA EL NIVEL DE SEGURIDAD EN LA UNMSM?

LOS BAJOS SUELDOS ALEJAN AL PERSONAL Los vigilantes con experiencia reciben mejores ofertas Por: Maria Claudia Medina

E Percepción de inseguridad: Regular. El calificativo “muy bueno” estuvo de sobra.

cumplir –según un documento de convocatoria de personal- es el pedido de identificación a cada persona que entre a la universidad, la revisión de bolsos al momento del retiro del campus y la revisión de las maleteras de cada vehículo que ingresa. En perjuicio de los miembros de San Marcos y sus bienes, todo ello es letra muerta. Por ello 17% considera que el interior del campus no es seguro, sobre todo las zonas descampadas y un 10% acusa al camino hacia la Biblioteca Central como sinónimo de peligro. Aun así, los lugares con mayor

sensación de inseguridad se remiten a los exteriores de San Marcos: un 17% señala específicamente el paradero de la puerta N° 01 que está ubicado en la av. Colonial y otro 17% señala los exteriores. Los paraderos de la av. Universitaria son inseguros para un 9%. Por estas razones los encuestados son contundentes en calificar el nivel de seguridad en la UNMSM: el 34% la considera de mala calidad, el 40% la califica como regular y para un 15% obtiene la nefasta asignación de “muy mala”.

l Jefe de Operaciones de la Oficina de Seguridad y Vigilancia, Ernesto Zavala Arzola, reconoce que el personal de vigilancia es insuficiente para realizar un control riguroso en el ingreso a la UNMSM y atender a las incidencias que se susciten. “Lamentable mente, el sueldo es el mínimo y los que trabajan aquí, a la vez trabajan en otros sitios o cuando acaba su turno se van a cuidar una Facultad y al cabo de un tiempo se retiran. Por eso siempre estamos buscando gente”, refiere Zavala. En lo que va del año, la Oficina de Seguridad

ya ha convocado a concurso nueve veces y los requisitos son más exigentes que los de la mayoría de facultades. Hay que acreditar experiencia en labores de seguridad por al menos 3 meses, estar apto físicamente, un mínimo 1.60 de talla, conocer normas de seguridad y de preferencia un conocimiento básico en defensa personal. Las funciones son específicas: solicitar identificación

en las puertas de acceso a la universidad, controlar el ingreso y salida de vehículos, de mobiliario y de equipos, y reportar de situaciones inusuales en las instalaciones. El sueldo a cambio es de 750 soles. Estos guardias cuidan las zonas del rectorado, la biblioteca central, el comedor, la residencia universitaria y la red telemática, además de las nueve puertas de acceso.

Los vigilantes de las facultades no dependen de esta oficina. Por si esto fuera poco, cuando se realiza un evento, tienen que aislar las zonas de acceso entre la universidad y el estadio mientras siguen vigilando fuera. Según refiere el Zavala, hace tiempo existió una propuesta de sistematizar el ingreso a la ciudad universitaria pero hasta la fecha no se ha concretado nada.

PRECARIEDAD. La oficina de vigilancia funciona cerca del Estadio con lo mínimo.


5

SAN MARCOS: TIERRA DE TODOS La delincuencia no discrimina. Estudiantes sanmarquinos también han sido víctimas de robos y la poca seguridad existente dentro y fuera de su casa de estudios les causa desconfianza y temor. Por: Melina Ccoillo

E

l día aún no oscurecía cuando Kharla Márquez, octavo ciclo de Comunicación Social de San Marcos, salía de la universidad por la puerta 2, hacia el paradero. Kharla sintió el sonido de su celular y decidió contestar. De pronto una mano rodeó su cuello, le dijo “ya perdiste” junto a muchas palabras ofensivas y tiró de la mano con la que sostenía el celular. Todo sucedió en segundos y Kharla siguió pensando que se trataba de una broma. Pero al notar la desaparición de su celular y el

A PLENA LUZ DEL DÍA. Sanmarquinos son asaltados en los exteriores de su universidad.

bullicio de los vendedores, la desesperación la inundó. Angustiada, fue en busca de un policía. Sin embargo, grande fue su sorpresa cuando este le dijo que sólo atendían casos de San Miguel y lo que le había sucedido se encontraba en otro distrito. Ante el desconci-

erto y la insistencia de la estudiante, se inició la búsqueda del delincuente por los alrededores llegaron sólo hasta la PUCP. Al no encontrarlo, los Policías volvieron a sus labores y Kharla volvió a la realidad: había ido a la universidad a sacar unas copias y terminó sin celular.

Este es solo un ejemplo de muchos sanmarquinos que han sido víctimas de la delincuencia. Según la encuesta realizada, más de la mitad de alumnos afirmaron haber sido víctimas, sobre todo de hurtos, en horas de clase o mientras leían en la Biblioteca.

La encuesta también refleja que es principalmente en horario de clases – 8 a.m. hasta las 8 p.m. - donde los delincuentes comenten sus delitos contra los estudiantes. ¿Y qué hacer tras un robo? Lo lógico sería denunciarlo. Sin embargo, el caso de Kharla

refleja el poco compromiso que tiene la unidad de Serenazgo ubicada debajo del Puente de la Av. Universitaria, la más cercana a la UNMSM. Esta actitud es tal vez la razón por la cual más del 80% de estudiantes no ha denunciado las veces que han sido asaltados. Solo un reducido grupo asegura haber declarado en la Comisaría o ante seguridad de la UNMSM. Casos más, casos menos. Los robos a los estudiantes son una realidad que hacen de la Decana de América un lugar donde todos pueden entrar, incluyendo los delincuentes.

LA DESDICHA DE ASISTIR A CLASES NOCTURNAS

M

artín Peña Ruiz, estudiante de Comunicación Social (UNMSM), fue otro joven que al salir de clases, se encontró con la delincuencia. El 10 de setiembre del 2013 a las 10:30 de la noche, Martín y una amiga salieron por la puerta 2

rumbo al paradero informal que se encuentra bajo el puente del cruce de las avenidas Universitaria y Venezuela pues allí el ómnibus tendría menos pasajeros. Fue una mala idea. Tres sujetos los atacaron, y Martín defendió sus pertenen-

cias a pesar de que su vida corría peligro. La escena no era más que el típico cuadro de un robo al paso: una lucha, una amiga en busca de ayuda y algunos inertes testigos. El propósito de Martín era no entregar su laptop, su princi-

pal herramienta para realizar sus trabajos. Pero, además, para su infortunio, ese día también llevaba un cheque en su billetera. Tras un forcejeo y algunos golpes, los delincuentes lograron obtener la billetera y el celular. Todo había pas-

ado. Martín estaba vivo, pero el susto y la tristeza de que le quiten sus pertenencias le causaron impotencia y dolor. Al día siguiente, Martín fue uno del 14.3% que decidieron denunciar. Se acercó a la Comisaría de la Unidad Vecinal Nº 3 para

dar parte del cheque pues, según dijo, “a los delincuentes, ¿quién los iba a capturar?” Ahora Martín lo cuenta sin miedo pero con la indignación de saber que, si es que tuviera alguna culpa, ésa fue la de haber salido tarde de clases.


6

INFORME ESPECIAL

¿San Marcos es una coladera? Si bien los casos de robos son mínimos entre los estudiantes, los vigilantes de las tres principales puertas de acceso a la casa de estudios no piden documentos a los transeúntes, ni cuentan con medidas para controlar los objetos que ingresan al campus. Por: Eduardo Quintanilla

L

uis Esparza, un entusiasta estudiante de historia de la Pontificia Universidad Católica del Perú, se sentó en el paradero de la puerta 3 de la universidad. Caminó junto con otros estudiantes, que llegaron “en mancha”.

El vigilante de la chaqueta azul pareciera haberse tomado un “tour” en Paita. En la luna, o sea. Estaba en otra. Luis entra, y levanta los brazos en señal de victoria. Como Pedro por su casa. Así uno puede ingresar a las instalaciones de

la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), ubicada entre los límites del Cercado de Lima y los distritos de La Perla y Bellavista, en el Callao. Los vigilantes no se cercioran de la documentación que puedan portar o no las personas

que ingresan a la ciudad universitaria, y pese a contar con aparatos láser que detectan metales, no reparan en utilizarlo. Esparza hizo la prueba, y pudo constatar que se pueden traspasar las puertas con total tranquilidad, sin

INGRESO LIBRE. Prueba realizada un jueves a las diez de la mañana

necesidad de inmutarse ante la presencia de los miembros de seguridad, quienes se distraen ante la presencia de estudiantes, docentes y hasta curiosos que pueden ingresar al campus por cualquier motivo. Una situación que habría afectado seriamente la seguridad de la referida casa de estudios es la demolición del cerco que separaba el terreno universitario de las avenidas Venezuela y Germán

Amézaga, durante la gestión del alcalde Luis Castañeda Lossio, con el fin de construir un anillo vial que conectara ambas avenidas. La razón de la fragilidad del nuevo cerco es su estructura alambrica. Cabe recordar que, hasta hace dos años el perímetro de la decana de América se encontraba protegido por volquetes de camiones. Una institución de prestigio resguardada de la peor manera. La precarie-


7

La madre del cordero: las puertas

S

egún la encuesta, la principal razón de la inseguridad es la falta de controles de seguridad en los ingresos. Veintisiete de los encuestados creen que la zona más insegura de San Marcos es la Huaca, debido a la falta de cercos, mientras siete personas señalaron a la puerta cinco como zona de

riesgo, y cinco encuestados a la puerta 2. 112 de los entrevistados creen que los ladrones son delincuentes comunes, y sólo 52 personas conocen casos de robos dentro y fuera de la universidad, y dieciséis encuestados afirmaron haber sido robados en algún momento. Y de és-

tas, doce contestaron haber sido robadas una sola vez, y ocho admitieron ser robados, pero en los extramuros de la ciudad universitaria. El mismo número de personas dice haber sido robada adentro del campus, ya sea en alguna facultad o en algún área común de la sede universitaria.

dad de dichos puntos, contribuye a que la percepción

de inseguridad esté presente en los alumnos. Sin embargo,

hay razones factibles para que exista una percepción de

Puerta 3 de la UNMSM, una de las más vigiladas

inseguridad en el claustro universitario: para empezar, en el cerco ubicado en el frontis de la clínica universitaria: los ingenieros encargados de la remodelación de la avenida Amézaga no se percataron de la fragilidad de la baranda, dejando que la misma quede derrumbada hasta hoy, y que de este modo, la universidad quede a merced de los malhechores. A diferencia de otras Universidades, San Marcos no cuenta con una

recepción que se custodie per tenencias de visitantes, ni

los vigilantes), pero también pienso que si la sensación de

Los vigilantes no se cercioran de la documentación que puedan portar o no las personas que ingresan .

de un registro de las personas que entran y salen. Ese sería el principal motivo del ingreso de delincuentes a la universidad. “Yo creo que hay falta de responsabilidad (por parte de

inseguridad en San Marcos aumenta van a venir los medios nuevamente a hacer campaña contra San Marcos, como cuando vino el policía- espía a tirar balazos en Sociales”, opinó Esparza.


8

EL ROBO DE EQUIPOS EN FACULTADES ES CADA VEZ MAYOR Por: Maria Clau- perjuicio del Es- su modalidad de bientes, mientras de todas las aulas les ayudaría sería trabajo era por que en la Facul- –casi todas con tener radios. Cudia Medina tado. En abril de ese locación de ser- tad de Ingeniería proyectores den- ando se les prel sábado 14 año, el proceso vicios y técnica- Química, solicitan tro- porque así re- senta una emerde enero no concluía y Tor- mente, nunca que el postulante alizan sus labores gencia, tienen de 2012, al res estaba sin tra- debió recibir esas tenga un año de más rápido. que acudir a la mediodía, Juan bajo; no le reno- funciones. experiencia en Yanina Iglesias, biblioteca para Torres acabó su varon el contrato A la fecha, las guardianía, limp- jefa de Usgom comunicarse con turno en la Faclas puertas. ultad de Letras En enero de este y Ciencias Huaño, justamente, manas, dejando la facultad sulos equipos de la frió el robo de Escuela de Comu01 monitor y 02 nicación Social en proyectores. La su almacén. José oficina dio parte Garro -quien dea la Dirección Adbía relevarlo- esministrativa y se tuvo trabajando inició una invesesa mañana, por tigación junto a lo que, no debió la Policía. Hasta la seguir en la tarde. fecha no hay sanEl lunes Torres cionados. tuvo que reportar En la facultad de la desaparición Letras, después de 02 proyectores del robo, -según multimedia y 02 refiere Marcela computadoras Ortiz, encargada personales valori- FUERA DE LUGAR. El personal de limpieza también se encarga del mobiliario. del personal- los zadas en 11, 225 05 vigilantes resoles. pese a que 22 Unidades de Ser- ieza y si es posi- en la facultad de ciben una capaciComo las puertas meses después, vicios Generales, ble, conocimien- Educación, señala tación semestral, del almacén no se resolvió que Operaciones y tos de gasfitería, que en los 03 me- por cuenta de la fueron violenta- no había indicios Mantenimiento electricidad y ses que lleva en el facultad. Además, (Usgom) de cada carpintería. cargo, el personal ya han elaborado ➽ Los equipos robados se facultad, se regu- En la Facultad no ha sido capaci- un reglamento por iniciativa de Educación el tado. Pero en real- interno que está valorizaban en más de lan propia y a veces personal de limp- idad, Iglesias cree a punto de ser 11 mil soles. se ven obligados ieza tiene llave que, lo que más aprobado. a sumarle funpara declararlo ciones a sus tradas, todos los que culpable y que bajadores. tenían acceso de- la facultad tenía Por ejemplo, en bían afrontar una que asumir la re- la Facultad de Leinvestigación. En s p o n s a b i l i d a d tras se pide que efecto, el proceso por su negligente los vigilantes tense abrió pero el sistema de segu- gan secundaria único acusado ridad. completa, expefue Juan Torres Garro, en cambio, riencia en el secbajo el cargo de nunca fue pro- tor público y en peculado con cesado porque limpieza de am- PROPORCIONES. El personal de puertas tampoco se da abasto.

E


9

¿CUÁNTO CUESTA ESTAR

SEGUROS?

Las diecisiete facultades de la UNMSM en la Ciudad Universitaria (C.U.) cuentan con un sistema propio de seguridad: personal de dedicación exclusiva, sistema de vigilancia, etc. ¿Cuánto le cuesta a cada una la implementación de este sistema? ¿Qué dificultades tienen para adquirir? Por: Daniel Morcillo

➽ La

facultad que se expone a mayor grado de inseguridad y tiene menos posibilidad de invertir es la de Ciencias Físicas

S

egún el catálogo de una empresa de seguridad, el costo de un sistema de cámaras de vigilancia cuesta alrededor de 410 dólares. El conjunto incluye cuatro cámara con visor infrarrojo con sus fuentes de poder y el cableado: dos de ellas tipo tubo y las otras dos tipo domo, usadas para las vistas panorámicas. Dentro de las facultades con mayor cantidad de cámaras se encuentra la Facultad de Letras con 25 cámaras; la Fac. de Ciencias Bi-

y Electrónica con 13. En el otro lado del espectro tenemos a facultades como las de Derecho y Ciencias Políticas, Cs. Matemática, Cs. Económicas, Cs. Físicas y el

estas facultades? Según declaraciones de los directores de las Oficinas de Servicios Generales y Mantenimiento de cada facultad, el principal problema es la

vicio el próximo año; en Cs. Físicas se colocaron 5 cámaras durante un periodo de prueba de tres meses y no se continuó por motivos de presupuesto. Particular es el

falta de presupuesto. En Cs. Matemáticas se tiene previsto contratar el ser-

caso de la Facultad de Derecho y Cs. Políticas donde se desinstalaron las cá-

ALGUNOS COSTOS

ológicas con 20; la de Ingeniería de Sistemas e Informática con 15; y Eléctrica

Instituto de Medicina Tropical que no cuenta con cámaras. ¿Qué pasó en

maras a pedido de los estudiantes pues consideraban que atentaba contra su libre ejercicio político. Otro aspecto es el personal de vigilancia. Además del servicio de seguridad de la universidad, que hasta el 2012 eran 85 para la C.U.) cada facultad cuenta con agentes de vigilancia que varían entre uno a ocho. Este personal cubre tres turnos de ocho horas a excepción de los que

tienen solo a un encargado que se queda de amanecida. Los sueldos de estos trabajadores varían entre 750 y mil soles dependiendo si es contratado o nombrado. La Fac. de Ingeniería de Sistemas e Informática a pesar de contar con 15 cámaras que supone una inversión no menor a los trece mil soles, según cotización de empresas de seguridad, tiene solo a tres trabajadores de seguridad. Igual cantidad de personal que en la Fac. de Cs. Económicas. La facultad que se expone a mayor grado de inseguridad y menos posibilidades de invertir tiene es la de Cs. Físicas donde, a pesar de no contar con cámaras, solo posee a dos encargados que permanecen de amanecida en el pabellón principal y en la de Ing. de Fluidos.


10

Prevenir antes que

LAMENTAR

Facultades de la Universidad Mayor de San Marcos (UNMSM) buscan prevenir robos utilizando cámaras de video vigilancia, más personal de seguridad y el enrejado de sus instalaciones Por: Liz Paucar Nureña

E

l mayor porcentaje de robos dentro de la ciudad universitaria se ha realizado a las facultades, ya que el 57,42 % de alumnos encuestados afirma que su facultad sí ha sido víctima de robos. Cabe hacerse la pregunta ¿qué medidas están tomando las facultades? Tras un recorrido por las diferentes facultades pudimos observar que se ha optado por colocar cámaras de video vigilancia tanto en el interior como en el exterior de las instalaciones. De las 21 facultades que existen dentro del campus, aproximadamente, el 42% de ellas tienen cámaras de seguridad, es decir, 9 facultades. Entre las que figuran las facultades de Letras y Ciencias Humanas, Ingeniería de sistemas, Química e ingeniería Química, Ciencias Administrativas, Ingeniería Industrial, Cien-

Facultad de ingeniería de Minas: enrejada en todo su alrededor.

cias Sociales, Ingeniería electrónica y Eléctrica, Minas y Ciencias Biológicas. Las cámaras se encuentran ubicadas en las entradas, en cada piso y pasadizos. Realizando una comparación de la ubicación de las cámaras podemos señalar que 6 facultades las tienen en su ingreso. Por ejemplo, las Facultades de Letras y Ciencias Humanas ha ubicado sus cámaras frente a las puertas de la sala de redacción y la oficina de tecnología, ya que es en estos lugares se encuentran las computadoras y los equipo multimedia, la Facultad de Ciencias Biológicas las ha

colocado frente a las escaleras de cada piso. Otra de las medidas adoptadas para aquellas facultades que tienen aulas con equipos multimedia en su interior, es restringir el ingreso de los alumnos si el docente no se encuentra presente. Pero, qué pasa con las aproximadamente 12 facultades que no cuentan con el sistema de video vigilancia. Tras una entrevista a alumnos y trabajadores administrativos podemos concluir que la responsabilidad de los equipos recae en el personal encargado de su cuidado y mantenimiento. De las 21 faculta-

des, 10 de ellas tienen como puerta rejas, 3 facultades cuentan con puertas de vidrio protegidas con rejas, 2 con puertas de vidrio, 3 facultades parcialmente enrejadas, es decir están enrejas frontal y lateralmente, 1 enrejada totalmente como el caso de la Facultad de Minería y 2 que no tienen ningún tipo de puerta o reja (Facultad de Ciencias sociales y Geológica).Esto nos sugiere que más de la mitad de las facultades han optado por asegurar sus instalaciones ante un posible ingreso de delincuentes en horas en las que no hay alumnos, profesores y personal administrativo.

UN CASO PARTICULAR: CIENCIAS ADMINISTRATIVAS

L

a Facultad de Ciencias administrativas es una de las facultades que cuenta con cámaras de seguridad y vigilancia, al igual que las demás facultades de la ciudad universitaria ha sido víctima de robos de equipos multimedia y CPUs. Hace aproximadamente un año que la facultad adquirió cámaras de video vigilancia, no solo por los casos de robo registrados, sino también porque existían inconvenientes con los profesores ya que firmaban su hora de ingreso, pero salían antes de tiempo. De esta manera, la cámara principal, que se encuentra en la puerta de ingreso, registra la entrada y la salida de los docentes. El encargado de monitorear las cámaras de seguridad es la Oficina de Servicios Generales y Mantenimiento (Osgon) conformada por el personal de seguridad y de mantenimiento, quienes asumen la responsabilidad en caso de pérdida de algún equipo. Es esta oficina quien se encarga de realizar las compras de las cámaras con el recurso de la facultad y previa autorización. ¿Pero ha disminuido el número de robos desde la adquisición de las cámaras de seguridad? Según Marcos Fuentes, jefe de seguridad de la Facultad de Ciencias Administrativas, los robos han mermado entre un 60 y 70%, pero la inseguridad dentro y fuera de la universidad es crítica, afirmó. Aunque no se nos brindó el número de cámaras que posee esa facultad y tras la visita de sus alrededores no las detectamos, podemos divisar la cámara principal en una de las dos puertas que tiene dicha facultad.

Frontis de la facultad


11

DUPLA

PELIGROSA

Por: Lucía Barja

E

s preocupante que la UNMSM, la más antigua de las universidades del Perú, destine tan solo el 0.08% (S/.336 mil) de su presupuesto de este año, que asciende a un total de S/. 420,7 millones, en la seguridad de sus locales. De acuerdo con la encuesta realizada, los mismos estudiantes consideran la falta de seguridad en el ingreso como la principal causa de la inseguridad en el campus. Caso: Universidad de Lima Cuatro alumnos de la Universidad de Lima fueron asaltados en el estacionamien-

to de la universidad. El robo ocurrió a las 9:30 de la noche cerca a la puerta ubicada en la cuadra 1 de la calle Cruz del Sur. Fernando Camargo Valverde, de 23 años, salía la noche del jueves 19 de setiembre a bordo de su auto. De pronto fue interceptado por un vehículo de placa BOJ-013. Dos sujetos se bajaron del auto y lo encañonaron. Le quitaron dos laptops, celulares, radio del auto, billetera y otros objetos de valor. Andrea Huertas Cáceres, de 22 años, también fue asaltada. Los

Los robos registrados en los últimos 6 meses en universidades de Lima dejan en claro una realidad que parece oculta: la inseguridad.

Los ladrones huyeron en auto robado dentro de la universidad (USMP).

delincuentes, en su fuga, golpearon y asaltaron también a otros dos estudiantes, Daniel Faluy Artaza y Renato Pozos Niño de Guzmán. El valor de todo lo robado asciende a más de 15 mil soles. La Oficina de Prensa de la Universidad de Lima dijo que un policía que custodiaba la zona

Park System se encarga de la seguridad del estacionamiento (U. de Lima). Solo había un trabajador al momento del asalto.

evitó que los delincuentes se llevaran algún auto. ”Contamos con un sistema de seguridad integral, que será reforzado ante la creciente inseguridad c i u d a d a n a ”, comentó. Caso: Universidad San Martín En setiembre del año pasado, cuatro sujetos encapuchados y armados ingresaron a robar a la agencia del Banco Interamericano de Finanzas (Banbif ), ubicada en las instalaciones de la facultad de Derecho

de la Universidad San Martín de Porres, en La Molina. Asaltaron dos de las cuatro ventanillas del banco y les arrebataron a los alumnos sus pertenencias. Los delincuentes se llevaron un vehículo para utilizarlo en su fuga. El valor de lo robado asciende a más de 17 mil soles. Los casos pre-

sentados reflejan la realidad de la seguridad de las universidades limeñas. La falta de un plan que busque erradicar (o al menos disminuir) la inseguridad en los centros de estudios superiores es, en mi opinión, el principal problema. ¿Cambiará o no cambiará esta situación? He ahí el dilema.

A TENER EN CUENTA Según un informe realizado por corresponsales.pe, 8 universidades limeñas se ubican en los distritos más peligrosos de la capital: San Marcos, UNI, Villarreal, Las Américas, Telesup, UTP, PUCP y Cayetano Heredia.


12

“No se cansen de ser robados, actúen” D

esde principios de este año, un grupo de estudiantes sanmarquinos de diferentes carreras se reune en grupos de trabajo para anaizar la problemática en torno a la seguridad ciudadana. La Red Universitaria para la Seguridad Ciudadana (RUSC) también se reune con las autoridades relacionadas a la seguridad ciudadana pero le interesa involucrar a un grupo específico de actores: los jóvenes universitarios. A propósito de nuestro estudio, entrevistamos a una de sus fundadoras, Thaiz Carlin.

Por: Maria Claudia Medina Fotos: Daniel Morcillo

¿Cuál es tu opinión de la seguridad en San Marcos? Siempre he creído que era un desastre no creo que haya organización y lo peor es que no hay una verdadera exigencia de parte de los estudiantes. En la investigación que realizamos el ingreso a la universidad era uno de los puntos más inseguros. ¿Qué opinión te merece esto? Considero que sí. Porque no hay

INICIATIVAS. Thaiz Carlin estudia ciencias políticas en la UNMSM y es una de las fundadoras de la RUSC.

CURSO: Periodismo de Investigación CICLO: 8º

ningún tipo de restricción, todo el mundo tiene DNI, y si llevas un equipo grande tampoco te revisan. Si hay tantos incidentes y no se hace nada, es que no hay interés ni ningún tipo de acción al respecto. Ahora hemos tratado el tema de las universidades pero ustedes, ¿en qué medida trabajan el tema de inseguridad? En el Congreso Nacional de Juventudes, nosotros éramos la única organización que tenía que ver con esto. La falta de organizaciones demuestra una despreocupación. La inseguridad ciudadana es articulación de trabajo entre sociedad civil, en este caso jóvenes, y el Estado. Y si la sociedad civil no trabaja, es en vano. Porque el trabajo no es solo de policías, el trabajo es de todos. ¿Cuál es el papel de los jóvenes? Tenemos que aprovechar que somos casi 30% del país. Somos una fuerza impresionante que se está desperdiciando. Por supuesto que hay muchas organizaciones juveniles que participan pero en un tema tan importante como éste, nadie se manifiesta. Entonces estamos desaprovechando nuestra fuerza. De todo este “árbol de problemas”,

DISEÑO Y DIAGRAMACIÓN: Maria Claudia Medina Daniel Morcillo

¿qué es en lo que han podido desarrollar en la RUSC? Nos estamos extendiendo en otras universidades y en otras regiones. En Apurímac, tenemos un grupo consolidado. Allí, hace unos meses, hubo un asesinato y todo el pueblo se levantó. Hicieron una marcha por la paz junto al Gral. Villar, Secretario Técnico de la CONASEC. Acá, creo que estamos acostumbrados a que sea parte del día a día. Sí, es un problema que nos preocupa pero no hacemos nada al respecto. ¿Es difícil, dirías tú, promover la participación a pesar de ser un problema que toca a todos? Sí es difícil. Nosotros comenzamos trabajando con el Ministerio del Interior y siempre hubo desconfianza entre los chicos y las autoridades, pero poco a poco fuimos acabando con eso. Si uno participa, puede comentarlo y fomentar el debate. Porque el cansancio de que te roben, no hará que te pares y hagas algo. El debate entre todos crea competencias entre jóvenes y significa un paso para la acción. ¿Qué les dirías a los chicos para que se animen y formen parte de las acciones en seguridad ciudadana? Simplemente que no se cansen de ser robados sino que actúen. Esta racha de delincuencia juvenil fue prevista hace diez años en el plan Bratton. Creo que éste es el inicio de la crisis. Si queremos esperar al punto álgido, dejemos todo como está. Si no quieren eso, hay que involucrarse. Así de simple.

REDACTORES: Estefany Luján Melina Ccoillo Eduardo Quintanilla Liz Paucar Nureña

Lucía Barja Maria Claudia Medina Daniel Morcillo

Investigación: Robos en San Marcos  

Especial sobre la inseguridad en la UNMSM

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you