Issuu on Google+

PARTE 1: LA INTEGRACIÓN SENSORIAL Y EL CEREBRO: CAPITULO 1 “¿Qué es la integración sensorial?” La Integración Sensorial es algo que ocurre de manera automática en un niño sin problemas. Es la parte de nuestro cerebro que integra información y la que organiza. El desarrollo de la integración sensorial mayoritariamente ocurre durante la realización de respuestas adaptativas, las cuales ayudan a la organización y al desarrollo del cerebro. Cuando nuestros niños no rueden, no gateen, no se sienten bien, no se ponen de pie, etc., o, también, más adelante tengan problemas para el aprendizaje, son más torpes que la mayoría, etc. serian unos de los síntomas para pensar que tiene problemas para integrar las sensaciones. CAPITOL 2. “Viendo cómo se desarrolla la integración sensorial” EL IMPULSO INTERIOR: Dentro de cada niño existe un fuerte impulso interior para desarrollar la Integración sensorial. El niño continuamente está conjuntando sus funciones para formar otras más organizadas. El niño practica repetidamente para dominar cada elemento sensorial y motor. PASOS DEL DESARROLLO: -Del tercer al séptimo año: durante estos cinco años el niño se vuelve un ser sensoriomotor maduro que puede hablar y relacionarse con diferentes personas. Después de los siete años desarrollará funciones intelectuales superiores y lo hará mejor si las funciones sensoriomotoras están bien desarrolladas. Estos años marcan un periodo crítico para la integración sensorial. UTILIZANDO HERRAMIENTAS: Entre las edades de tres y siete años el niño aprende a usar herramientas sencillas como cuchillo y tenedor, palas y cubetas, papel y lápiz, etc. Para cada tarea requiere de toda la información sensorial que ha estado almacenando en su celebro durante las actividades anteriores. Según Jean Piaget, el niño


hasta los siete u ocho años no tiene una habilidad para los pensamientos abstractos si antes no tiene un conocimiento concreto del cuerpo y del mundo y de sus fuerzas físicas. Así pues, el niño siempre ha de seguir el proceso natural. CAPÍTULO 3: “El sistema nervioso internamente”: PARTES DEL SISTEMA NERVIOSO: -

Neurona: las fibras nerviosas conducen cientos de impulsos por segundo y estos impulsos se ramifican y fluyen en muchas direcciones simultáneamente.

-

Tractos nerviosos y núcleo: el conjunto de neuronas que forman largos manojos delgados se llama tracto nervioso.

-

Los núcleos son grupos de cuerpos de células nerviosas que sirven como centro de negocios en los procesos sensoriales o motores.

-

Médula espinal: la médula espinal contienen muchos tractos nerviosos que trasmiten información al cerebro y a otros tractos que emiten mensajes motores a los nervios, los transfieren a los músculos y a los órganos.

-

Aparato vestibular y cerebelo: el aparato vestibular del tallo cerebral también procesa numerosa información para todos los demás sentidos. El cerebelo era un crecimiento del aparto vestibular, por lo que una de las funciones del cerebelo es una extensión de lo que los núcleos vestibulares realizan.

-

Hemisferios cerebrales: la mayor parte de la masa cerebral consiste en dos hemisferios cerebrales, uno en cada lado del cerebro.

-

Corteza cerebral: la capa externa de los hemisferios cerebrales se llama corteza cerebral.

-

Lateralización: cada hemisferio se especialista en ciertas funciones, no hacen las mismas funciones. Esto se le llama lateralización.

LAS SENSACIONES: las sensaciones son alimento o nutrimiento para el sistema nerviosos. -

Vista: es necesario un funcionamiento adecuado en todos los niveles del cerebro y la integración de la entrada visual con varios tipos de sensaciones para encontrar significado en el ambiente.

-

Oído: los centros de organización auditivo y de los centros de procesamiento visual, ambos intercambian información. La información auditiva, que ahora


está mezclada con otra información sensorial, va a varias partes de los hemisferios cerebrales. -

La piel o el cutáneo del tacto: el sistema táctil es el sistema sensorial más grande y tiene una función vital en el comportamiento humano, tanto físico como mental. Sin una gran cantidad de estimulación táctil del cuerpo, el sistema nervioso tiende a desequilibrarse.

-

Propiocepción: la propiocepción nos ayuda a movernos.

-

Entrada visceral: ayuda a regular la presión sanguínea, la digestión, la respiración y otras funciones del sistema nervioso autónomo.

-

La respuesta adaptativa: son las adaptaciones que ayudan a sobrevivir, gracias a las buenas funciones sensoriomotoras.

-

Sistemas sensoriales: la manera en que los sistemas sensoriales evolucionaron influye en la manera en que se desarrollan y funcionan en el hombre actualmente.

-

Tacto y emociones: El niño necesita muchas sensaciones del tacto para desarrollar la seguridad emocional necesaria para su futura independencia.

CÓMO APRENDIÓ EL SISTEMA NERVIOSO A INTEGRAR SENSACIONES: En los años de la primera infancia, la estimulación sensorial y la actividad motora moldean las neuronas y las interconexiones para formar procesos sensoriales y motores que permanecerán estables. Hacia los 10 años de edad, el crecimiento de interconexiones sensoriales está casi completo en la mayor parte del cerebro. Los niños mayores y los adultos no pueden desarrollar nuevas interconexiones tan fácilmente.


PARTE II: INTEGRACIÓN SENSORIAL Y DISFUNCIONES: CAPITULO 4 “¿Qué es una disfunción integrativa sensorial?” La disfunción integrativa sensorial es el funcionamiento defectuoso del cerebro, no funciona de forma normal y eficiente, y por tanto afecta a los sistemas sensoriales. El niño con disfunción integrativa sensorial tiene grandes problemas con la planeación motora y menores problemas con el razonamiento y el intelectoLa mayoría de los niños con disfunción integrativa sensorial tiene una visión y una audición normales, pero estas sensaciones no contienen un significado claro para ellos. LOS SÍNTOMAS Y SUS POSIBLES CAUSAS: Los problemas de los niños con disfunción integrativa sensorial pueden ser el resultado de una privación sensorial interna. La estimulación sensorial puede estar presente en el ambiente del niño, pero de alguna manera, en este niño en particular, estas sensaciones no nutrieron cada parte del cerebro que las necesitaba. Tal privación sensorial interna impide que el cerebro desarrolle las funciones que dependen de un procesamiento sensorial completo. Los síntomas en cada niño son diferentes lo cual hace más difícil reconocerlo. HIPERACTIVIDAD Y DISTRACTIBILIDAD: frecuentemente es la primera señal de una disfunción integrativa sensorial. PROBLEMAS DE COMPORTAMIENTO: el niño con este problema suele ser más propenso a dar problemas, es menos feliz, pues las cosas no están del todo bien dentro de él. DESARROLLO DEL LENGUAJE: el habla y el lenguaje dependen de muchos procesos integrativos sensoriales, cuando existe una irregularidad en cualquier aspecto del procesamiento sensorial, éstos llegan a desarrollarse muy lentamente. TONO MUSCULAR Y COORDINACIÓN: El niño con disfunción integrativa sensorial tiene bajo tono muscular, por lo que parece débil. Cuando los sistemas


vestibular, propioceptivo y táctil no trabajan bien, el niño está propenso a tener una coordinación motora insuficiente. APRENDIZAJE EN LA ESCUELA: si el problema en el cerebro es menor, puede parecer que todo está bien hasta que el niño tiene que hacer el trabajo de la escuela. Un problema de integración sensorial puede interferir directamente con el proceso de aprendizaje en el celebro o puede provocar un comportamiento inadecuado que interfiere con el trabajo de la escuela, aunque el niño tenga una capacidad normal para el aprendizaje. HABILIDADES POSTIZAS: Un ejemplo de habilidades postizas es la habilidad para tocar una pieza de piano en particular, sin tener la habilidad generalizada para tocar el piano. Aprender una habilidad postiza requiere bastante esfuerzo y concentración. CAPÍTULO 5: desórdenes que atañen al sistema vestibular: ORGANIZACIÓN DEL SISTEMA VESTIBULAR: Los receptores vestibulares son los órganos sensoriales más sensibles. Los núcleos vestibulares son los centros de negocios que procesan la entrada vestibular junto con la información de los músculos, articulaciones, piel, y de los receptores visuales y auditivos. MODULACIÓN: La modulación es el proceso que aumenta o reduce la actividad neural para mantener la actividad en armonía con todas las otras funciones del sistema nervioso. Cuando la actividad vestibular es demasiado fuerte y altera al resto de nuestro sistema nervioso, algunas partes del cerebro inhiben o bajan algo de la actividad. INFLUENCIA SOBRE LOS MÚSCULOS DE LOS OJOS Y DEL CUELLO: los músculos de los ojos y del cuello tienen una función particularmente importante en la organización del sistema vestibular. Los niños con problemas de aprendizaje que tienen su causa en un procesamiento sensorial vestibular insuficiente, frecuentemente tienen dificultad para seguir con los ojos un objeto en movimiento frente a ellos, así como para mover sus ojos con precisión de un punto a otro.


NISTAGMO: Las series de movimiento de ida y vuelta de nuestros ojos se llaman nistagmo posrotativo. La duración del nistagmo posrotativo es una de las formas más simples de medir la eficiencia o de la integridad del sistema vestibular. Si el nistagmo dura demasiado, el sistema vestibular está teniendo una respuesta excesiva a la entrada vestibular porque no hay suficientes fuerzas inhibidoras actuando en el sistema vestibular. COCONTRACIÓN: Para que podamos mantener la cabeza estable y moverla eficientemente, todos los músculos Los niños con desórdenes vestibulares, con frecuencia tienen una cocontracción insuficiente, tienden a contraer los músculos de un solo lado y un momento después, los del otro lado. INTERACCIÓN VESTIBULAR-RETICULAR: La formación reticular es la parte del cerebro responsable de la activación del sistema nervioso. En la terapia integrativa sensorial, la estimulación vestibular se usa para calmar, estimular u organizar el nivel de actividad del niño. RELACIONÁNDOSE CON EL ESPACIO: La información vestibular se procesa en la propiocepción y junto con la vista en la corteza cerebral para permitirnos saber dónde nos encontramos en el espacio. INFLUENCIAS

EN

EL

DESARROLLO

EMOCIONAL

Y

EN

EL

COMPORTAMIENTO: El sistema límbico es la parte de los hemisferios cerebrales que genera el comportamiento basado en las emociones. Una de las relaciones humanas más importantes, es nuestra relación con el campo gravitacional de la Tierra. La seguridad gravitacional es el cimiento sobre el que construimos nuestras relaciones interpersonales. INFLUENCIAS SOBRE EL TRACTO DIGESTIVO: Cuando hay más entrada vestibular de la que el cerebro puede organizar, los centros digestivos del tallo cerebral se alteran provocando náuseas y vómitos. No sentirse mareado o con náusea después de bastante movimiento puede ser una señal de que el sistema vestibular no está procesando todas las sensaciones provenientes de los oídos internos.


¿QUÉ ES UN DESORDEN VESTIBULAR-BILATERAL?: Los niños con desórdenes vestibulares-bilaterales tienen coeficientes intelectuales promedio o superiores al promedio pero aunque son inteligentes, no pueden decir que no hay nada anormal y que en realidad el problema es de tipo emocional. ¡MÁS RÁPIDO, MÁS RÁPIDO!: El niño con un problema vestibular subactivo no procesa suficientes sensaciones vestibulares, por lo que no recibe el nutrimiento del movimiento de su cuerpo y del juego. No debe sorprendernos que estos niños quieran dar vueltas en el carrusel o en la montaña rusa durante mucho tiempo puesto que no se marean y sienten náuseas hasta que no tiene una enorme cantidad de movimientos. INTEGRACIÓN BILATERAL: El niño con respuesta bilaterales subactivas a menudo tienen una integración insuficiente de los dos lados de su cuerpo, pues tienen dificultades para coordinar su mano derecha e izquierda. Un sistema vestibular subactivo con frecuencia interfiere con la especialización, debido a que el niño desarrolla habilidades similares con cada mano y con hemisferio cerebral. DESÓRDENES VESTIBULARES DEL LENGUAJE: Los terapeutas han encontrado que los niños con problemas de articulación, habla y lenguaje tienen un nistagmo posrotativo de corta duración. No todos los desórdenes del habla y del lenguaje están asociados con la disfunción vestibular, pues parece ser que algunos déficits de comunicación son el resultado de un funcionamiento insuficiente en los centros del lenguaje del hemisferio cerebral izquierdo. INSEGURIDAD GRAVITACIONAL: El niño gravitacionalmente inseguro siente miedo, ansiedad o se altera cuando se encuentra en una posición a la que no está acostumbrada, cuando trata de adoptar esa posición o cuando alguien trata de controlar su movimiento o su posición. UNA AMENAZA PRIMORDIAL: Su miedo no es racional; proviene de muy adentro de su cerebro donde las palabras y los premios no tienen efecto alguno. El niño gravitacionalmente inseguro probablemente siente que cualquier movimiento lo va a mandar disparado al espacio exterior.


¿QUÉ ES LO QUE ESTÁ MAL EN EL SISTEMA NERVIOSO?: Parte del problema radica en una insuficiente entrada sensorial de los músculos y de las articulaciones, la cual es necesaria para modular la actividad vestibular. EL IMPULSO DE SUPERAR LA INSEGURIDAD GRAVITACIONAL: Todo ser humano tiene un impulso primordial para desarrollar una relación satisfactoria co la gravedad. El niño con inseguridad gravitacional tiene este impulso, pero sus reacciones emocionales le impiden seguirlo. CAPÍTULO 6: DISPRAXIA DEL DESARROLLO: UN PROBLEMA DE PLANEACIÓN MOTORA: La dispraxia del desarrollo es un tipo de coordinación insuficiente que resulta de una disfunción de integración sensorial es un déficit en la planeación motora. TIPOS DE MOVIMIENTO Y DESÓRDENES DEL MOVIMIENTO: -CONTROL FINO: Los movimientos coreoatetoides son el resultado de una inhibición insuficiente en los tractos motores. -MOVIMIENTO PROGRAMADO CENTRALMENTE: Los problemas para ejecutar movimientos programados a nivel central, tienen una mayor propensión a aparecer en niños con parálisis cerebral u otras irregularidades severas en los tractos motores del cerebro. -HABILIDADES MOTORAS: Una habilidad es algo que inicialmente tuvimos que planear a nivel motor para aprenderla, pero ya lo hacemos espontáneamente. Dado que la planeación motora es el primer paso para aprender habilidades, el niño dispráxico generalmente tiene una escasez de habilidades. -PLANEACIÓN MOTORA: En los niños, la planeación motora es, en cierto modo, la forma de función más alta y compleja. La planeación motora es el puente entre los aspectos sensoriomotores e intelectuales de las funciones cerebrales. LA REPRESENTACIÓN CORPORAL Y LA PLANEACIÓN MOTORA: Tanto la planeación motora como las habilidades motoras requieren de una percepción de cómo está diseñado el cuerpo y de su funcionamiento como una unidad mecánica.


MEMORIAS NEURALES: El uso repetido de una sinapsis para una función sensorimotora en particular crea una memoria neural de esa función. ¿CÓMO SE DISCRIMINAN LAS SENSACIONES DE LA PIEL?: La entrada continua de sensaciones es muy importante para mantener el cerebro organizado. Si el cerebro es privado de estimulación táctil se desorganizará rápidamente. ENTRADA TÁCTIL ESPECÍFICA Y NO ESPECÍFICA: la entrada no específica es aquella que no le dice al cerebro de qué parte de la piel proviene. La entrada específica es de donde provienen las sensaciones de las manos, dedos y la boca. CÓMO CONTRIBUYE LA

PROPIOCEPCIÓN A LA

REPRESENTACIÓN

CORPORAL Y A LA PLANEACIÓN MOTORA: Durante el movimiento, la propiocepción pone al tanto a nuestra representación corporal para que el cerebro pueda planear el siguiente movimiento correctamente y entonces contraiga los músculos adecuados en el momento preciso. CONTRIBUCIÓN DEL SISTEMA VESTIBULAR A LA REPRESENTACIÓN CORPORAL Y A LA PLANEACIÓN MOTORA: Los niños con problemas vestibulares

generalmente

tienen

algunas

deficiencias

en

el

procesamiento

propioceptivo y táctil. Para mejorar su planeación motora, estos niños necesitan actividades que comprendan mucha estimulación vestibular, táctil y propioceptiva, junto con respuestas adaptativas que ayuden a organizar estas sensaciones. RETROALIMENTACIÓN INTERNA: El cerebro manda una orden motora que provoca que los músculos muevan el cuerpo y hagan algo al ambiente. Conforme el cerebro ocasiona que sucedan cosas en el ambiente, estos resultados producen una entrada sensorial que retroalimenta al sistema nervioso. ¿QUÉ ES LA DISPRAXIA DEL DESARROLLO?: La dispraxia del desarrollo es una disfunción cerebral que dificulta la organización de las sensaciones táctiles y en ocasiones también de las sensaciones vestibulares y propioceptivas e interfiere con la habilidad para la planeación motora.


MANIFESTACIONES DE LA DISPRAXIA DEL DESARROLLO: El niño dispráxico cuenta con una planeación motora insuficiente, por lo que frecuentemente realiza demasiada planeación motora en cada tarea. EFECTOS DE LA DISPRAXIA EN EL DESEMPEÑO ESCOLAR: Muchos niños con dispraxia tienen problemas de aprendizaje, pero no todos. Una representación corporal insuficientemente organizada interfiere con la escritura, con colorear y con el dibujo. ¿QUÉ SE SIENTE SER UN NIÑO DISPRÁXICO?: La dispraxia no se manifiesta únicamente como una dificultad para la planeación motora. A menudo, pero no siempre, el niño dispráxico tiene problemas con diversas situaciones de la vida. CAPÍTULO 7: DEFENSA TÁCTIL: La defensa táctil es un desorden neural sutil, pero serio. Lo observamos frecuentemente en niños con problemas de aprendizaje, con una disfunción cerebral mínima y con condiciones más serias. LOS SÍNTOMAS: La defensa táctil es la tendencia a reaccionar negativa y emocionalmente a las sensaciones del tacto. Al niño táctilmente defensivo son muchas las sensaciones del tacto las que le causan estas reacciones. El niño táctilmente defensivo no tiene suficiente actividad inhibidora, por lo que las sensaciones de rozar la ropa con la piel etc., y muchas otras, lo hacen sentir incómodo y quiere moverse por todos lados. LA EXPERIENCIA DEL NIÑO: El niño con este desorden neural experimenta los estímulos táctiles de manera diferente a las demás persona. Algo que puede ser aceptable para otros niños, puede irritar al niño táctilmente defensivo. ¿QUÉ SUCEDE EN EL SISTEMA NERVIOSO?: Para el niño táctilmente defensivo un simple roce en el brazo puede ser una amenaza importante. Los procesos defensivos son simples reacciones automáticas; los procesos discriminativos comprenden un refinamiento complejo en los hemisferios cerebrales. ¿QUÉ FUE LO QUE SALIÓ MAL?: En algunos de estos casos suponemos que un nivel inadecuado de oxígeno durante el nacimiento predispone al cerebro hacia un desequilibrio táctil. También sabemos que una falta de estimulación táctil adecuada aumenta la defensa táctil.


DESÓRDONES RELACIONADOS DEL COMPARTAMIENTO: A pesar de que las reacciones negativas del niño con una integración sensorial insuficiente son más frecuentes ante el estímulo táctil, en ocasiones ocurren comportamientos similares en relación con olores o sonidos. Si el cerebro no puede inhibir la entrada sensorial de la nariz o de los oídos, estas sensaciones molestarán al niño y alterarán su comportamiento. CAPITULO 8: PERCEPCIÓN VISUAL Y DESÓRDENES AUDITIVOS Y DEL LENGUAJE: La mayoría de los niños con problemas de aprendizaje necesitan desarrollar las funciones vestibulares, propioceptivos y táctiles de sus cerebros. PERCEPCIÓN DE LA FORMA Y EL ESPACIO: nuestras habilidades para comprender las dimensiones del espacio y la relación de nuestro cuerpo con el espacio son procesos que tuvimos que aprender. Si el niño no ha aprendido cuánto espacio hay a su alrededor y cómo orientarse en ese espacio, tendrá dificultades para interactuar con su entorno físico. PROBLEMAS AUDITIVOS Y DEL LENGUAJE: Es muy importante que cada parte del cerebro que maneja el lenguaje y el habla para que funcionen bien, tenga buenas conexiones con el resto de un cerebro que funciona de forma diferente, en especial con las secciones sensoriales y motoras. CAPÍTULO 9: EL NIÑO AUTISTA: El niño autista muestra síntomas del procesamiento sensorial insuficiente que encontramos en el niño con disfunción cerebral mínima y sus interacciones con el ambiente físico son igualmente insuficientes. DESORDEN DE PROCESAMIENTO SENSORIAL: Existen tres aspectos del pensamiento sensorial insuficiente que encontramos en los niños autistas: la entrada sensorial no está siendo registrada correctamente en el cerebro del niño; es posible que no module bien la entrada sensorial; la parte de su cerebro que hace que quiera hacer cosas no opera normalmente.


EL REGISTRO DE LA INFORMACIÓN SENSORIAL: Hay una parte del cerebro que decide qué entrada sensorial registramos y llama nuestra atención y también decide si haremos algo con respecto a esa información. Esta parte no está trabajando bien en el cerebro del niño autista, por lo que no registra muchas cosas que los demás sí notan. LA MODULACIÓN DE LA ENTRADA SENSORIAL: Los niños autistas se resisten al movimiento y son gravitacionalmente inseguros porque no pueden modular la entrada sensorial de su sistema vestibular. LA INTEGRACIÓN DE SENSACIONES: Debido a que el niño autista es incapaz de registrar muchas de las sensaciones de su entorno, no puede integrar esas sensaciones para formar una percepción clara del espacio y de su relación con el espacio. QUERIENDO HACER COSAS: La función “QUIERO HACERLO”: El sistema “quiero hacerlo” está inactivo la mayor parte del tiempo en los niños autistas. EL DESARROLLO DE LA PLANEACIÓN MOTORA: El niño autista no hace por placer las cosas. El niño autista no desarrolla su potencial para interactuar con el ambiente. Aunque el niño autista puede tener movimientos normales programados a nivel central, y no está restringido por contracciones musculares involuntarias, sí tienen desventaja para aprender a usar su cuerpo de manera adaptiva.


PARTE III: ¿QUÉ SE PUEDE HACER ACERCA DEL PROBLEMA? CAPÍTULO 10: TERAPIA DE INTEGRACIÓN SENSORIAL: INTEGRACIÓN Y COMPETENCIA POR MEDIO DE LA INTERACCIÓN AMBIENTAL: Piaget fue uno de los primeros en reconocer que la interacción del niño con su ambiente es un factor crítico en su desarrollo. El niño con disfunción integrativa sensorial no puede adaptarse a un ambiente normal de manera eficiente, con fluidez y satisfacción, porque su cerebro no ha desarrollado los procesos que integran las sensaciones del ambiente. Necesita un ambiente especializado, por tanto el niño podrá integrar sensaciones que nunca antes había integrado. UN AMBIENTE ENRIQUECIDO Y EL CEREBRO NORMAL: En los últimos 15 años, los neurocientíficos han demostrado que la integración con el ambiente realmente mejora la estructura química y las funciones del cerebro. El niño debe organizar su propio cerebro. ESTIMULACIÓN VESTIBULAR Y BEBÉS PREMATUROS: El vientre materno es un medio que está en constante movimiento. Cuando el bebé nace antes, con frecuencia se les dificulta tener un buen desarrollo y no está tan bien preparado para vivir fuera del vientre como debería. ENRIQUECIMIENTO Y RECUPERACIÓN DEL DAÑO CEREBRAL: Un ambiente enriquecido ayuda al cerebro a recuperarse de daños neurológicos y a desarrollar un funcionamiento sano. Si las neuronas lesionadas han de recuperarse, deben usarse. LA NATURALEZA DE LA TERAPIA DE INTEGRACIÓN SENSORIAL: Los problemas neurológicos de un niño con disfunción cerebral mínima o disfunción integrativa sensorial no le permiten procesar las sensaciones de su propio juego, por tanto no puede desarrollar las respuestas adaptativas que organizan el cerebro. Los niños con disfunciones de integración sensorial evitan seguir su impulso interior, por lo que el terapeuta debe motivar, engatusar, atraer y manipular al niño para que elija actividades que ayudarán a su cerebro a desarrollarse.


PRINCIPIOS CENTRALES DE LA TERAPIA: La idea central de esta terapia es proporcionar y controlar la entrada sensorial de manera que el niño forme respuestas adaptativas que integren esas sensaciones. La terapia es más efectiva cuando el niño dirige sus propias acciones y el terapeuta dirige el ambiente. ACTIVIDAD TERAPÉUTICA: La integración sensorial ocurre cuando el niño espontáneamente planea y ejecuta una respuesta adaptativa a la entrada sensorial. La terapia de integración sensorial tiene un enfoque integral, comprende todo el cuerpo, todos los sentidos y todo el cerebro. LA ATMÓSFERA TERAPÉUTICA: Uno de los objetivos de la terapia es fortalecer la dirección interna del niño para que sea capaz de dirigirse a sí mismo en la vida. La confianza en uno mismo se basa en la habilidad para dirigirse por sí mismo. ¿POR QUÉ FUNCIONA LA TERAPIA DE INTEGRACIÓN SENSORIAL?: La terapia de integración sensorial funciona porque el cerebro está diseñado para que las funciones que se usan sean las que tienen más posibilidades para desarrollarse. También porque el ambiente terapéutico está montado de tal manera que el niño se divierte al usar sus procesos sensoriales, como nunca antes los había podido usar. Y también porque casi todo ser humano tuene un impulso interior para la integración sensorial y la terapia es, simplemente, una manera de hacer lo que ni la naturaleza, ni el niño, ni su madre habían podido hacer. CAPÍTULO 11: ¿QUÉ PUEDEN HACER LOS PADRES?: Sin unos padres que entiendan y apoyen su desarrollo, el niño tendrá muchas dificultades y sea infeliz. Con la comprensión y el apoyo de sus padres, la mayoría de estos niños llevarán vidas útiles y satisfactorias. Hay cinco cosas importantes que los padres pueden hacer: 1. Reconocer el problema: La madre sabe si algo no anda del todo bien en su hijo. Un problema leve de integración sensorial es particularmente difícil de reconocer. Atacar el problema temprano en la vida no siempre evita que los problemas ocurran, pero al menos proporciona al niño una mejor oportunidad de reducir los efectos que los problemas puedan tener en su vida. El terapeuta de integración sensorial ayuda al niño a organizar su sistema nervioso y entonces estas cosas cambian de manera natural. El


objetivo principal de este libro es ayudar a los padres a reconocer los problemas de integración sensorial por sí mismos. 2. Ayude al niño a sentirse bien consigo mismo: El niño tiene una autoimagen negativa. Los padres pueden hacer mucho para contrarrestar las reacciones negativas de otras gentes y pueden ayudar considerablemente a reducir los sentimientos de frustración e inadecuación. 3. Controle el ambiente: El tipo de vida hogareña que proporcionan los padres es extremadamente importante en el desarrollo de cualquier niño. Las sensaciones de la vida hogareña bombardean el cerebro del niño la mayor parte del día, mientras que la terapia únicamente proporciona unas cuantas horas de entrada sensorial a la semana. Si el niño pasa el día en un ambiente bien organizado, obviamente que la terapia será más efectiva. 4. Ayudando al niño a que aprenda a jugar: La sociedad tiende a subestimar la importancia del juego. Mientras más variado sea el juego, contribuye más a su desarrollo. El juego se dirige por el impulso interior del niño. Cuando compre juguetes compra aquellos que motivan al niño a mover todo su cuerpo o a manipular cosas con sus manos. 5. Busque ayuda profesional: Algunos médicos especialistas en neurología pediátrica podrán detectar el problema y ayudar a su hijo. Si usted piensa que su hijo tiene un problema de integración sensorial, dígaselo a su maestra. La maestra puede hacer mejor su trabajo si sabe que uno de los alumnos tiene un problema especial que no puede evitar.


VALORACIÓN PERSONAL: A pesar de la extensión del libro y de que los primeros capítulos me han resultado un poco pesados, la lectura de este libro ha sido bastante interesante ya que, anteriormente, años antes de empezar la licenciatura cuando leí este libro, no tenía información sobre qué era eso de la integración sensorial y que nos podemos encontrar en el aula y en un centro educativo con niños/as con estos tipos de problemas. Por eso, gracias a la lectura me he informado sobre que es la integración sensorial y cuáles son los problemas que pueden tener los niños/as y cuáles son las consecuencias y los factores que influyen para que tengan estos problemas de integración sensorial. Pues bien, después de esta lectura puedo decir que como bien nos explican en el libro, la integración sensorial es el proceso de organización de estímulos sensoriales de manera que el cerebro produce una respuesta corporal útil y también pensamientos, emociones y percepciones útiles.


Integración sensorial del niño