Page 1


La mirada extranjera sobre la ciudad de MedellĂ­n: perspectivas y realidades sobre el turismo sexual y el comercio de drogas.


Bajo este inmenso cielo azul, en la ciudad de la eterna primavera, no todo lo llamativo y comercial es legal, tras estas bellas fachadas descubrĂ­ historias sobra el turismo sexual y comercio de drogas.


Tema: la investigación se basa en el análisis diferentes perspectivas sobre Medellín vistas desde los ojos de un turista, sea hombre o mujer. Nos interesa indagar por un extranjero que no conoce Medellín, y también el que haya visitado con anterioridad la ciudad o que resida ella, y nos cuente su visión frente a la realidad social y cultural de Medellín. La investigación es una propuesta para conocer los relatos de las personas que vienen a conocer La ciudad de la eterna primavera, las razones por las cuales vienen a visitar, y qué comentarios han escuchado sobre Medellín que los motivan a venir a esta ciudad. Su estadía y finalmente su pensamiento frente a la realidad que se vive día a día en las calles y en la memoria urbana de la capital de Antioquia. Todo lo anterior se condensa en un par de ejes temáticos que articulan esta investigación: prostitución y narcotráfico, ambos leídos por el imaginario colectivo de los turistas que vienen por esta región de Colombia, sus vivencias y sus impresiones sobre estos dos fenómenos sociales. Planteamiento del problema: Para realizar esta investigación es importante tener un acercamiento con las personas extranjeras que visitan o residen en Medellín, para conocer su perspectiva antes de venir a la ciudad y después de estar en ella. Adentrarse en el mundo del turista que viene a conseguir sexo y drogas atraídos por el cliché de las “paisas modelos llenas de silicona” y de los “narcos antioqueños con sus cartel y mafias”, y escudriñar qué es lo atractivo de la ciudad. Nos preguntamos si realmente son los lugares turísticos de la ciudad los que busca conocer el turista en clave cultural, o estos lugares del “bajo mundo” son los que inquietan a quienes no conocen la ciudad y anhelan vivir ese estereotipo de ciudad.


Justificación: Medellín es una ciudad conocida mundialmente por la violencia y narcotráfico lo cual ha ahuyentado a muchos turistas, pero a su vez esto ha jugado como un arma de doble filo porque también ha llamado la atención de múltiples turistas atraídos por este “bajo mundo”. A pesar de que Medellín es conocida por ser una ciudad con una población amable, por su clima, por las mujeres, por la innovación no podemos esconder la realidad que se viven a diario las calles, en los barrios, tenemos zonas de comercio donde los productos mas llamativos son las mujeres y las drogas, es innegable que Medellín se ha convertido un escape a la lujuria, a lo prohibido. Esta investigación nace de una motivación personal al haberme criado en uno de los barrios donde mas narcotráfico se ve en cualquier esquina y a cualquier hora, y al ser ya un tema tan común en mi vida, me gustaría adentrarme en el mundo de las personas son ajenas a este desde el modo productivo pero son activos en el modo de consumidores. Existe un choque entre lo que piensan de Medellín los extranjeros y lo que pasa cuando viven la realidad de la ciudad; es acertada la perspectiva que tienen frente a la ciudad?, no es tan mala o tan buena como parece o se muestran, o como nos la quieren hacer ver. Uno de los factores importantes para esta investigación son los medios de comunicación, la plataforma informativa con tintes amarillistas que exhibe las noticias internacionales y muestra una cara de violencia y comercio de drogas por doquier en una ciudad; otro elemento son las novelas y miniseries colombianas como (BUSCAR) muestran a Medellín como la meca del vicio y lo ilícito que crearon seres casi míticos y legendarios conocidos como “los grandes capos”. Estamos frente a la forma en que se deconstruye o se refuerza este estereotipo de ciudad, y cómo este es aceptado o rechazado por los mismos habitantes de Medellín y por los turistas que la visitan.


Objetivos: Central • Conocer la mirada extranjera sobre la ciudad de Medellín, develando las perspectivas y realidades sobre el turismo sexual y el comercio de drogas Específicos • Ubicar los lugares que se frecuentan para las compras ilícitas o servicios sexuales en Medellín, y hablar con estas personas que frecuentan estos sitios y usan estos servicios. • Revisar los escenarios donde se presentan estereotipos de ciudad desde la prostitución y las drogas, y analizar el lenguaje y la representación simbólica y real de estos contextos socio-culturales. • Interpretar la perspectiva de los turistas antes de venir y después de su estadía en la ciudad luego de haber vivido y conocido estos “bajos mundos”. Metodología: Para acercarnos a la vivencia del turismo sexual y el comercio de drogas en Medellín usamos la herramienta cualitativa conocida como: la etnografía. Un método de investigación venido de la disciplina antropológica, con el cual haremos una descripción a manera de Relato etnográfico sobre nuestro objeto de estudio. Siguiendo esta línea, se tiene un portero que nos dio el acceso a este universo en varias zonas de la ciudad y se cruzan las historias de vida de 5 personas que viven activamente en estos “bajos mundos” recogiendo estos conocimientos con una serie de entrevistas semiestructuradas. Por lo complejo de este tema en cuanto a seguridad y garantías para los investigadores no se harán fotos, ni registros de video. Si los informantes lo permiten se grabaran las entrevistas en audio.


Proyecto investigativo: Turismo sexual y comercio de drogasMaria Camila Perez David Colegiatura Colombiana Teoria del escenario urbano


De 16 a 23 años las prefieren, no importan si son morenas, altas, bajas, oji-azules pelinegras o rubias, no importa si cobran caro o barato para cualquiera de ellas hay un lugar, un medio, una forma y un cliente para ofertar sus cuerpos. Un hombre extranjero puede venir a Medellín con muchos fines, diversión, negocios, turismo pero también a conseguir mujeres latinas, voluptuosas, sumisas, conocidas mundialmente por ser atractivas, y por conseguirse fácilmente en cualquier rincón de la ciudad. En este punto es donde entra mi investigación, dirigida a analizar qué es lo que pasa en este mundo del turismo sexual, cómo se contactan los turistas con las prostitutas, historias cotidianas relacionadas con este asunto. Para conseguir buenas historias he tenido la oportunidad de dialogar con una persona que hace las veces de “intermedio”, él será mi portero para entrar y conocer este mundo. Este intermediario se mueve en como pez en el agua por los caudales tempestuosos de la prostitución y las drogas, es a él a quien contactan para conseguir fácilmente, sin ningún problema legal mujeres y alucinógenos. El nombre del comunicante no será dicho por seguridad, así que lo llamaremos “NN” . Hablando con NN la primera pregunta que surgió fue: de dónde vienen los turistas? Así que él empezó a contarme una historia, de las muchas de debe haber en su memoria; gracias a este relato pude hacerme una idea de lo que esconde y le da vida al turismo sexual. Los turistas de este relato son boricuas, famosos cantantes del género urbano, uno de ellos el cantante Randy Glock, a mediados de diciembre del 2013, él y otros 5 artistas llegan a Medellín con la intención de hacer negocios, grabar algún que video en la bella ciudad de Medellín , y con fines turísticos atraídos por los paisajes de la ciudad de la eterna primavera… pero detrás de todo esto el turismo sexual y las drogas eran la motivación de fondo de este viaje a las tierras colombianas. Estos personajes fueron directo al barrio Belén Las violetas, por allá en una calle que nombrada “calle de los infiernos” encontraron una cuadra famosa donde lo ilegal se convierte en un medio para dar de comer de todos los días. La intención era muy clara, primero conseguir su dosis personal de drogas y toda suerte de alucinógenos; segundo, conseguir “modelos” para sus videos; y tercero, hacer negocios de armas y drogas con los jibaros y las plazas del barrio. Al ser ellos cantantes de reconocida trayectoria fueron acogidos muy bien en el barrio, no tuvieron ningún tipo de problema. Las mujeres conocidas como “gropys”, fueron las que recibieron con mayor alborozo a los cantantes, ellas son aquellas mujeres que solo les interesa la apariencia a como de lugar; estas gropys atraídas por su acento, por su fama, por la plata todo el tiempo estuvieron allí con ellos, pero eso no era suficiente, N.N no solo fue contactado para conseguir marihuana además de diversas y exóticas drogas, N.N también fue contactado para conseguir unas mujeres jóvenes, bonitas y voluptuosas, no importaba su edad y preferiblemente que consumieran cualquier tipo de sustancia, no sobraron hojas de vida para este trabajo, se tuvieron que escoger las más bonitas, las más “aptas” para esta labor.


El día del rodaje del video, que fue llevado a cabo en una unidad residencias del barrio La Loma de los Bernal, zona cercana al barrio de Belén Las violetas. N.N llevó 12 mujeres, entre ellas una sola cobraba por salir en el video ya que ha salido en otros videos de música y tenía una tarifa preestablecida por su aparición, el resto de las nenas iban con otro propósito. Para el video era necesario que todas estuvieran en traje de baño y dispuestas a cualquier cosa, para calentar la noche tomaron mucho licor, consumieron heroína, marihuana, cocaína y una que otra se quedo después del rodaje para prestar un servicio adicional, los boricuas solicitaron un servicio con tres mujeres y eso no fue ningún problema, todo eso entraba dentro de lo previsto. N.N recibe 100 mil pesos por casa niña, de los cuales él se queda con el 30% por contactarlas. Al día siguiente le pidieron que llevara solo algunas mujeres para hacer otras tomas, uno de los requerimientos que pidió un artista fue que le llevaran una niña virgen, él estaba dispuesto a pagar lo que fuera necesario. Así sus ordenes fueron cumplidas, N.N consiguió muy fácil quien se prestara para este trabajo, pues al ser jóvenes de barrio, vivir en ciertas condiciones, al ser alocadas es fácil llevarlas a cualquier situación para conseguir dinero. Este relato es un poco triste, después de 3 horas de estar juntos la señorita y el artista, ella sale callada y decide sentarse lejos del grupo de compañeras, pasados algunos minutos N.N se acerca a ella; como hay cierta confianza entre ellos 2 por ser amigos y vecinos, la niña hasta hace poco señorita solo le pide que la abrace, en el momento en que él la abraza se da cuenta que está sangrando… ella temblorosa, con lagrimas en las mejillas y con voz entrecortadas dice que no pensaba que fuera a resultar así, que no sabia que el hecho de haber recibido plata por su virginidad quería decir que lo harían de cualquier manera, con brutalidad y sin clemencia, de forma tan salvaje. N.N alarmado por la situación la envía a su hogar y le pide que tome reposo ya que él no podía irse con ella y dejar el resto solas. A pesar de haber sido una experiencia tan traumática, días después la misma nena le pide a N.N que la tenga en cuenta para un próximo trabajo. Con cara de vergüenza y tristeza en voz muy baja N.N me dice; “esto es lo mas difícil de mi trabajo, verlas sufrir todos los días cuando llegan, y verlas felices con una máscara cuando se van a trabajar; hasta dónde llegan estas mujeres por conseguir dinero? Es placer, es necesidad o es simplemente “farandula””.

Modelo video Lady Glock, ver video: https://www.youtube.com/watch?v=zfRtXgZfEwE


Para tener una visión amplia en medio de tantas dudas decidí que tenia que investigar más puntos de prostitución y otras formas de ejercer este oficio como prostíbulos, calles donde se frecuenta la prostitución, hablar con contactos que están en este mundo. En mis primeros acercamientos, me cerraron las puertas de los prostíbulos, y es claro el por qué: algunas de estas mujeres no se sienten muy orgullosas de sus trabajos y eso se debe respetar; sin embargo, saque provecho de los escenarios que veo en las calles de la ciudad tales como la Veracruz, esta calle que todos conocemos, Fotografia tomada de: las cuales recorremos desprevenidamente camino al http://unamiradaplazabotero.blogspot.com trabajo. Por esta calle en la cual queremos ver muchas cosas pero no levantamos la cabeza para mirar por discreción o por respeto a las mujeres quienes trabajan allí, esta zona incluso hace parte de nuestro folclor regional con canciones inmortales de las parrandas y fiestas antioqueñas con canciones con estribillos pegajosos como: “esperando el bus, esperando el bus… hasta donde yo tengo entendido el bus que pasa para Manrique nunca a pasao´ por la Veracruz”. La iglesia de la Veracruz tiene lo que podemos llamar “el pecado en su fachada”, un grupo grande de mujeres pasa el día allí exhibiéndose para vender sus servicios a muy bajos precios, si bien no tienen vestidos costosos y finos perfumes, logran conseguir sus clientes y ganarse el sustento diario. Una y otra vez, van y vienen con uno y con otro, entran y salen de las puertas lúgubres que dan ingreso a hoteles de apariencia descuidada en las calles cercanas a la iglesia. Desde jóvenes hasta mujeres de la tercera edad ofrecen su cuerpo, a la vista de todos se puede ver si pasamos por allí con una vista media, algunas son muy bonitas otras no tanto. Para cada una de ellas por mas difícil que sea el día va a haber clientes, un hombre con deseo de satisfacer su libido de alguna forma y entregar algunos billetes a cambio, estas mujeres no tienen días festivos, ni días especiales para no ir a trabajar, quizás ni siquiera la enfermedad las quita de su labor, estas mujeres tienen hogares que sostienen solas y deben llegar con alimentación a sus casas y algunas con una sonrisa en su rostro como si hubiese sido el mejor día de su vida, la mayoría de las mujeres que trabajan en el centro de la ciudad tienen la oportunidad de dejar a sus hijos en buenas manos mientras ellas buscan con que sostenerse, estos lugares están abiertos para que las madres prostitutas dejen a sus pequeños para que duermen al cuidado de personas especializadas que comprenden esta dura labor.


Esta situación me lleva a una de las exposiciones vistas en los recorridos por la ciudad que hicimos en el curso de Escenario Urbano, una bella instalación suspendida del techo con imágenes grandes de varios cielos, a diferentes horas del día en diferentes partes del mundo donde para poder apreciarla todos debíamos estar debajo de ella observándola, recuerdo una frase que escucho mucho y es: “todos estamos bajo el mismo cielo con distintos horizontes”, es la misma situación de todas estas mujeres, ellas están bajo el mismo cielo con diversos horizontes, metidas en la prostitución, ganando plata por venderse, para llevar lo poco que han ganado a su hogar pero todas tienen razones diferentes, sean sus hijos, sus padres, sea por conseguir bienestar propio, para estudiar a lo mejor hasta para conseguir un hombre que pudiese cambiar su mundo y sacarlas de ese horizonte de prostitución y sábanas de alquiler. Relaciono estas mujeres con la mariposa vista en el Museo de Antioquia, una bella mariposa desde lejos, ostentosa y llamativa, grande exhibida en la pared, única, pero al acercarse eran mosquitos pegados en la pared traspasados por objetos filosos que en conjunto conformaban una bella mariposa, tal como estas mujeres bellas, apetecidas, llamativas, exhibidas, intactas desde lejos (no hablo de una lejanía espacial, sino una lejanía sentimental), son usadas con un único que fin… pero, qué pasa cuando nos acercamos a ellas, cuando conocemos sus historias y develamos esas realidades. Para meterme un poco más en este cuento, contacté a una mujer que llamaremos “Luisa”, mujer de 21 años de edad, estudiante universitaria, con una apariencia física muy bella, de tez blanca, de cabello rubio largo hasta la cintura, proveniente de una familia con una buena estabilidad económica, un hogar aparentemente bueno, Luisa lleva 3 años en el mundo de la prostitución pero ella solo se prostituye con turistas. Es contactada por una mujer X por vía telefónica a su celular personal, la mujer X le envía las especificaciones del cliente y ella decide si quiere trabajar o no, ella decide no solo adquirir plata por lo que hace, sino también sacarle provecho, por eso es tan detallista para escoger sus clientes. Comenta Luisa que los prefiere, monos, altos de ojos claros y rasgos físicos que sean llamativos para ella, para que no sea tan difícil el trabajo dice ella, pero con qué fin lo hace Luisa, si aparentemente todo está tan bien en su hogar y está en los estándares de la mujer universitaria de atractiva figura con un futuro prometedor.


Luisa comenta que hace algunos años fue violada por un ex novio, desde ese momento su mundo entero cambio, fue rechazada en su familia, perdió el apoyo de muchas personas, se quedo sola con sus pensamientos situación esta que es un arma mortal para uno mismo; cambiaron sus gustos sexuales, hoy Luisa es bisexual sale con hombres y con mujeres al mismo tiempo, muchas cosas en ella se desordenaron, pero además se prostituye para pagar sus estudios y comprar cosas adicionales que como mujer necesita. El valor por 3 horas del servicio de Luisa es aproximadamente de 300mil pesos pero no tiene conocimiento del porcentaje que cobra la proxeneta que la contacta. Luisa hace poco consiguió una pareja que para ella era estable, después de abrir su corazón luego de tantos miedos, Luisa quedo en embarazo, me comenta muy triste que fue influenciada por su pareja para abortar con las esperanzas que él estaría con ella y que después podrían tener un hogar cuando consiguieran estabilidad económica; Luisa acepto abortar y al abortar perdió a su hijo y también a su pareja, desde este momento a ella solo le interesa sacar dinero de los hombres ya que todas estas experiencias han sido una daga filosa que ha pasado directamente por sus sentimientos y los ha dejado ahí plasmados en su vida. Tanta rabia, rencor, angustias, tristezas se ocultan en la vida de Luisa, las conocen las personas que están ahí con ella y la ven de primera intención, aparentemente miran que es solo una mujer bonita, que estudia y que es de una muy buena familia, pero qué pasa cuando tus familiares se enteran del trabajo que haces? Hace algunos meses la madre de Luisa se entero de lo que hacía. Al contarme Luisa estas me ubico en una de las partes de la película Synecdoche donde Caden encuentra a Olive prostituyéndose, el sufrimiento de este hombre al ver a su hija desnuda, bailando, drogada y siendo apetecida por los hombres es algo imborrable en mi memoria tanto como lo que paso con Luisa, su madre después de tanto tiempo se acerco a ella, para aclarar muchas dudas que durante años tuvo y nunca le cuestiono, asuntos como la violación de su ex novio, de su aborto y de su trabajo, Luisa llena de tanta rabia no quiso responder nada porque a lo mejor si ella hubiese tenido el apoyo que necesita desde un principio nada de esto hubiera pasado. Apartó a su madre de la vida y su madre decidió no volver a preguntar, el sentimiento de culpa es tan grande que ella solo trata de elogiarla con detalles para suplir todo lo que le quitó pero lo único que ha provocado es que Luisa siga exhibiéndose, generando una apariencia, con su ropa costosa, con sus atuendos que combinan a la perfección, y es lo que pasa en este mundo, tal como lo vi en la Synecdote, las mujeres son exhibidas en urnas de cristal para que todos las vean y sean aun más provocados en donde solo podrán adquirirlas y romper ese cristal por un precio, pero ningún valor por mayor que sea va a quitar las tristezas y las experiencias que día a día tienen estas mujeres, nada de esto podrá sacarles tantos rencores que tienen dentro de ellas contra el mundo que por la razón o por la fuerza les tocó vivir.


FASE II, prostibulo reconocido en la ciudad de Medellin, uno de los mas visitados por turistas. entre otros esta Luna Lunera ubicado en la 33, algunas casas de masajes ubicadas en laureles. https://www.facebook.com/FasedosClub/photos/a.504106076315200.1073741828.496074713785003/651297624929377/?type=1&theater


Por otra parte saliéndonos de la vida privada de estas mujeres, surgió otra pregunta en mi investigación, y es que por qué escogen a Medellín para turismo sexual y de drogas, ese fue uno de los planteamientos con los que iniciamos este escrito: la relación prostitución y drogas en el contexto urbano de la ciudad de la eterna primavera. Dónde y con qué historias aparecen estos dos universos en la realidad del pueblo antioqueño. La respuesta a estos interrogantes la tuve todo el tiempo frente a mis ojos. Fui criada en uno de los barrios donde las ventas de droga generan gran atracción, es más, en mi barrio de infancia fue donde se popularizó la venta de las drogas, el barrio Trinidad, más conocido como “barrio Antioquia” fue fundado en parte, por prostitutas, piyos e indigentes, hace muchos años ya que era una zona deshabitada de la ciudad, lejana de las partes ricas. Hay muchas historias de cómo se hizo famosa por la venta de drogas, entre ellas está la versión de que los narcotraficantes al cargar su mercancía por vía aérea tenían que tirarla donde cayera antes del aterrizaje en el aeropuerto Olaya Herrera, y muchos habitantes del barrio Antioquia la recogían y las vendían en la zona, esto es solo una versión, lo que está seguro es que el narcotráfico en los tiempo de Pablo Escobar, como sucedió en muchos barrios de Medellín llego también al barrio Antioquia, y generación tras generación se ha seguido vendiendo, siendo habitante desde mi infancia del barrio, puedo asegurar que por cada 5 cuadras hay al menos 3 cocinas de drogas. En casi todas las esquinas del barrio hay jibaros, los famosos vendedores, acompañados por los campaneros quienes son los que avisan cuando la policía pasa por las calles vigilando. El barrio comercialmente está dividido por “plazas”, las plazas son las esquinas donde llega la droga salida de las cocinas que son casas cercanas a la esquina y es allí donde los jibaros la distribuyen. Muchas personas de Manrique, de Belén, de Itagüí, de Envigado y en general de toda el Área Metropolitana, prefieren la droga que se vende en el barrio Antioquia, primero porque tiene historia en Medellín, segundo porque es mucho más barata, tercero porque la pueden adquirir sin ningún problema y cuarto porque se dice que es mucho mejor su calidad que en cualquier otra parte.


Retomando el caso de los turistas boricuas, los mismos que vinieron a filmar un video con prostitutas paisas, en ciertas ocasiones pedían que los trajeran al barrio Antioquia porque querían conocerlo, tener unas tomas en las calles ya casi míticas del barrio ya que como Medellín es conocido por el narcotráfico y mucho más el barrio Antioquia; cualquier persona puede entrar al barrio ya sea para visitar a alguien, para conocer o para comprar todo tipo de droga psicoactiva, no hay exclusión alguna. Años atrás el barrio Antioquia era un lugar muy peligroso donde hasta los taxistas se negaban a entrar; en los últimos años gracias a los acuerdos internos de paz, el barrio a tenido una relativa seguridad, aunque sigue teniendo su comercio ilegal y las bandas delincuenciales permanecen en sus actividades narcomafiosas. El nombre del barrio Antioquia ha quedado ya manchado, la razón es que nunca podrá desmanchase puesto que mucha población del barrio depende de la prostitución, del malianteo y del narcotráfico. En ocasiones he podido observar turistas recorriendo las calles, es muy evidente ver un turistas, con sus modos de vestir característicos con chanclas y mochilas, su acento y su desconocimiento sobre lo que pasa en el barrio,; algo es cierto, y como habitante frecuente no lo puedo negar, el barrio Antioquia sigue siendo uno de los mayores distribuidores de drogas de Medellín, pero en el imaginario colectivo de los visitantes externos es que van a encontrar prostitutas por todas partes, que hay vandalismo, que entras al barrio y te extorsionan, te roban y hasta te secuestran, allá no importa quien eres, ni de donde vienes, en el barrio solo importa que vengas a comprar y no trates de meterte mucho más allá de lo que debes “cuanto menos sepas, es mejor”. Es cierto que por ser turistas les cobran un poco mas, pero estas personas así, del mismo modo como lo harían con las prostitutas, pagan lo que sea por conocer el barrio y probar cualquiera de los frutos que son tan reconocidos y ya casi míticos.

Barrio Antioquia, calle 24. fotografia tomada pro la autora


Retomando el caso de los turistas boricuas, los mismos que vinieron a filmar un video con prostitutas paisas, en ciertas ocasiones pedían que los trajeran al barrio Antioquia porque querían conocerlo, tener unas tomas en las calles ya casi míticas del barrio ya que como Medellín es conocido por el narcotráfico y mucho más el barrio Antioquia; cualquier persona puede entrar al barrio ya sea para visitar a alguien, para conocer o para comprar todo tipo de droga psicoactiva, no hay exclusión alguna. Años atrás el barrio Antioquia era un lugar muy peligroso donde hasta los taxistas se negaban a entrar; en los últimos años gracias a los acuerdos internos de paz, el barrio a tenido una relativa seguridad, aunque sigue teniendo su comercio ilegal y las bandas delincuenciales permanecen en sus actividades narcomafiosas. El nombre del barrio Antioquia ha quedado ya manchado, la razón es que nunca podrá desmanchase puesto que mucha población del barrio depende de la prostitución, del malianteo y del narcotráfico. En ocasiones he podido observar turistas recorriendo las calles, es muy evidente ver un turistas, con sus modos de vestir característicos con chanclas y mochilas, su acento y su desconocimiento sobre lo que pasa en el barrio,; algo es cierto, y como habitante frecuente no lo puedo negar, el barrio Antioquia sigue siendo uno de los mayores distribuidores de drogas de Medellín, pero en el imaginario colectivo de los visitantes externos es que van a encontrar prostitutas por todas partes, que hay vandalismo, que entras al barrio y te extorsionan, te roban y hasta te secuestran, allá no importa quien eres, ni de donde vienes, en el barrio solo importa que vengas a comprar y no trates de meterte mucho más allá de lo que debes “cuanto menos sepas, es mejor”. Es cierto que por ser turistas les cobran un poco mas, pero estas personas así, del mismo modo como lo harían con las prostitutas, pagan lo que sea por conocer el barrio y probar cualquiera de los frutos que son tan reconocidos y ya casi míticos.

Barrio Antioquia, calle 24. fotografia tomada pro la autora


Por seguridad esta foto esta tomada desde lejos, pero en esquina hay una campanera, avisando a la plaza de la cuadra siguiente si vienen los “tombos” se reconoce este aviso cuando empiezan a gritar “BOJE”

En tan solo la calle 24, hay 3 cocinas y 2 plazas, las plazas estan en las esquinas, una de las mas conocidas, llamada Alex Pin, conocida no solo por la venta de drogas sino tambien por sicariato.


Otra de las cuadras mas famosas es la 58, pero también es una de las mas peligrosas, q pocas casas de esta plaza esta ubicada la barbería de Julio, este lugar a sido reconocido por ser popular para visitar, muchos extranjeros vienen a la barberia de Julio con el fin de comprar cualquier tipo de drogas fácilmente, pasar un rato y conoce run poco sobre la historia del barrio, a demás en esta barbería tienen conexiones con algunas mujeres que ofrecen sus servicios. Dialogando con conocidos del Barrio, consideran que el barrio se convirtió en un sitio turístico, hasta bromean con hacer algunas guías para extranjeros por todo el barrio y ganar algo adicional, pero a demás de que seria mal visto por los habitantes, hay normas en el barrio establecidas hace muchos años, las cuales una de ellas es que los habitantes de ciertas cuadras no pueden pasar hacia otras, también comentan que hablando con personas extranjeras que han venido a sus plazas a “mercar” se ven muy emocionadas por haber entrado al barrio y poder probar la tan famosa marihuana o cocaína que se fabrica internamente, no niegan que sienten cierto temor al vender los productos a cualquier persona que no habían visto antes, pero para eso tienen herramientas de seguridad por si algo fuese a fallar, aparte de que los campaneros están cerca, hay al menos 3 jibaros mas por esquina y desde las casas cercanas a las cuadras vigilan la zona. Otro de los negocios eficientes con los turistas es llevar mercancía a domicilio hasta donde estén alojados en caso de que no quieran entrar al barrio, también se aprovecha la cercanía con prostitutas para recomendar. Drogas, prostitución y turismo son una triada que muestra una de las caras con que se reconoce a Medellín, con esta investigación intentamos acercarnos a una de esas caras con las historias desde adentro, con sus sentires, sus emociones y sus realidades. Esto no espera ser una denuncia, ni un reclamo a la sociedad medellinense, este texto recoge solo una intención por contar una historia y oír otras razones.


La mirada extranjera sobre la ciudad de Medellín: perspectivas y realidades sobre el turismo sexual  

El libro es un proyecto investigativo para la materia teoría del escenario urbano, como tema de investigación decidí enfocarme en el turismo...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you