Page 1

Mรกrgara Zuleta

EDITORIAL


Para Adrián, Tim y Julián, que son el color de mi vida. M.Z.

Enero de 2016. © Texto e ilustraciones de Márgara Zuleta Todos los derechos reservados. Chéel ISBN 1. Colores — Mitología —LIJ 2. Maya — Folclore — LIJ 2. Arcoríris — LIJ Impreso y encuadernado en España

Cheel es la reinterpretación de El pajarito de los siete colores, cuento maya consignado por Carlos Montemayor en Arte y trama en el cuento indígena (FCE, Mexico, 1998), con el tema recurrente del ave deslucida que recibe ayuda de otras para embellecer.


Mรกrgara Zuleta


Hubo en tiempos lejanos un pĂĄjaro que era infeliz porque habĂ­a nacido sin plumas de colores.


Su casa estaba en una ceiba y pasaba el dĂ­a entre ĂĄrboles frondosos con flores de aromas dulces y frutos jugosos. AmanecĂ­a con la brisa del mar y, por la noche, el susurro de las olas lo arrullaba.


Un día, desde la cima del árbol, miró al Cielo y suspiró: —¡Cómo quisiera tener plumas de colores! El Cielo, que escuchaba, respondió: —Mi trabajo está terminado; no tengo más plumas, pero si eso quieres, podrás pedir una a las otras aves. A cambio, serás mi mensajero: tendrás la misión de dar aviso cuando algún peligro se acerque. Contento, el pájaro se fue con la ilusión de encontrar los colores para su nuevo plumaje.


—Chaki-sib, amigo de los bosques… —¿Qué te trae a mis dominios, pájaro?, ¿buscas ramas de mis árboles? —trinó el cardenal. —¡Admiro tus caobas! Pero del amor y las cerezas de las fresas y la rosa es que quiero su color. Y así, el cardenal le entregó una pluma roja.


—Kutz, amigo de los campos… —¡Pájaro! ¿Te apetecen unos granos? —titó el pavo. —Amaranto, ¡qué sabroso! Pero de la naranja y los lirios, de una tarde de verano es que busco el color. Y así, el pavo le entregó una pluma anaranjada.


—Yum, amigo del jardín… —¿Cuál te gusta de mis flores? —cantó el turpial. —¡Todas las flores son bellas! Pero del maíz y del sol, de la risa y la alegría es que quiero el color. Y así, el turpial le entregó una pluma amarilla.


—Tuut, amigo de los huertos… —¿Guayaba, zapote, sandía, melón, capulines, bananas, o una lima te doy? —parloteó el loro. —¡Qué delicia, tanta fruta! Pero de la hierba y la esmeralda, de la frescura de abril es que busco el color. Y así, el loro le entregó una pluma verde.


—Toh, amigo de la selva… —¿Has venido por el rocío en el follaje? —ululó el momoto. —¡Debe ser muy refrescante! Pero de las notas del arpa, de un abrazo del mar es que quiero el color. Y así, el momoto le entregó una pluma turquesa.


—Che-elem, amiga del palmar… —¡Ven a la sombra, pájaro, que quema el sol! —gorjeó la chara. —¡Estoy bien en la luz! Pero del océano y del cosmos, de la calma y del zafiro es que busco el color. Y así, la chara le entregó una pluma azul.


—Kusam, amiga de los vientos… —¡Pájaro!, ¿Me acompañas en el viaje? —trisó la golondrina. —Mi casa está aquí. Pero de la orquídea y las moras, del horizonte lejano es que quiero el color. Y así, la golondrina le entregó una pluma morada.


El p谩jaro se engalan贸 con todas sus plumas de colores.


Estaba tan feliz con su nueva pinta, que cuando el Cielo le pidi贸 llevar el mensaje de alerta, el p谩jaro olvid贸 anunciar el peligro por contemplarse en la poza.


Los cazadores se acercaban‌


Dzunum, el colibrí, que había estado atento a lo que sucedía, se ocupó de dar el aviso.


Recorri贸 los 谩rboles del bosque, visit贸 el campo y el jard铆n, anduvo por los huertos y la selva, se fue al palmar y por los cielos hasta alertar a todo mundo del peligro.


Las aves lograron esconderse y quedaron a salvo, pero el Cielo, enfurecido por la falta del pájaro, lanzó una terrible tormenta. —¡Pájaro!, olvidaste cumplir con tu misión: desde hoy y hasta el fin de los tiempos tendrás la tarea de anunciar la escampada.


Ahora el pájaro se llama Chéel, que significa arcoíris, y todavía está encargado de vestir al Cielo de colores cuando cesa la lluvia y sale el sol.


Ché

el e

se lp áj ¡Co ar no o ce su

c a l ar e r mp e i s to! n ña e a u p ec t m s o ne ac e e ria qu o st hi

oíris.

20160203 mzuleta cheel  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you