Issuu on Google+

La España Reflejada Análisis de los artículos de opinión de la prensa internacional sobre la situación financiera en España comprendidos entre el 9 de Junio y el 12 de Junio de 2012

Marga Peñafiel Hernández Periodismo de análisis y opinión UCAM 12


Introducción España vive momentos de ruina. La crisis de los bancos, que afecta a todos los ciudadanos, ha llegado a límites que solo unos cuantos visionarios podrían haber vaticinado. El resultado de una gestión poco acertada de los fondos públicos unido a las desafortunadas decisiones de las cajas de ahorros han provocado la activación de un plan de austeridad que cada día pone en jaque a más trabajadores y familias. Los países miembros de los Unión Europea no dudan en presionar a España para que rebaje el porcentaje de deuda pública adquirida en estos últimos años, y el presidente del Gobierno sigue a pies juntillas lo que Angela Merkel le exige para conseguir una pronta recuperación. Un reto al que muchos califican de imposible a medio plazo. Sin embargo, así como hay un arte de saber hablar, también existe un arte de saber escuchar. Por esa razón, este trabajo se centra en el análisis de los artículos de la prensa internacional sobre la situación financiera en España. Un estudio para comprender y poner de manifiesto cómo ve el periodista-intelectual de fuera del territorio nacional las posibilidades de reactivación de la economía española. La idea de la que se parte es que los medios internacionales comentan los errores de los políticos españoles y del gobierno con más objetividad y aislamiento que la prensa nacional. En otras palabras, los autores de los artículos de la prensa extranjera, al no encontrarse en el meollo de la cuestión, poseen una mayor precisión a la hora de criticar y observar los puntos flojos de la economía española. En este sentido, el análisis en profundidad de los puntos de vista de la prensa internacional podría ser de gran ayuda para que el lector se forme una opinión ecléctica nacida de las distintas voces que componen la pecera de los medios de todo el mundo. Entre los objetivos que persigue este trabajo se encuentra el de reflejar la imagen que tiene el resto de Europa y Estados Unidos sobre España. La grave situación que atraviesa el país en este momento es una realidad y es por ello que, siendo un país acorde con los modelos de gobierno contemporáneos, es importante la apreciación que el resto de Estados. La muestra elegida para este estudio proviene de los principales periódicos extranjeros. Un total de 12 artículos han sido los analizados. Entre ellos encontramos columnas, artículos de fondo, editoriales y tribunas. Los periódicos escogidos para su búsqueda han sido los siguientes: The New York Times, de Estados Unidos; The Times, de Inglaterra; The Guardian, de Inglaterra; The Independent, de Inglaterra; Financial Times, de Inglaterra; Le Figaro, de Francia; y Le Monde, de Francia. El periodo en el que se encuentra los artículos comprende desde el 9 de Junio de 2012 al 12 de Junio de 2012. La elección de estas fechas se justifican por sí mismas, ya que el 9 de Junio de 2012 fue el día en que el Gobierno recibía 100 mil millones de euros para -2-


sanear el sistema financiero de los bancos mediante de El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). Un rescate de los organismos de la Unión Europea, al que el ministro de economía, Luís de Guindos, prefirió denominarlo como un “préstamo en condiciones muy favorables”. Únicamente el editorial de The Times titulado: “Spanish Bonds. Madrid is rightly sticking to tough budget targets, but these may be futile”, pertenece a una fecha muy anterior a este periodo, en concreto al 5 de mayo de 2012. La razón de haber incluido éste artículo se debe a que la información que aportar se considera clave para la comprensión del fenómeno y su contenido es de gran interés en relación con el resto de los textos. Para una mayor claridad de la muestra escogida, se ha considerado elaborar una serie de cuadros y gráficos que reflejen las características de los artículos seleccionados como su naturaleza, la hipótesis que defienden, la cantidad de artículos de cada uno de los medios, su autor y la fecha en la que fueron elaboradas. Además, se ha incluido una nube de etiquetas por países que reflejan cuales han sido las palabras más utilizadas en la elaboración del texto. Así, estos esquemas muestran cuales son los temas que más preocupan a la prensa internacional. La razón de elaborar estas representaciones por países se debe a la necesidad de mostrar la idea general de cada una de las naciones.

Análisis cuantitativo Relación de los tipos de artículos con los medios. Periódicos

Columnas

The New York Times

2

The Guardian

1

The Indepedent

1

The Times

1

Financial Times

1

Artículos de fondo

1

Tribunas

1

2

1

1

1 1

1 6

4

2

1

1

Le Figaro

Total

1

Le Monde

Suma

Editoriales

2

3

-3-

1

12


Muestra de los artículos mayoritarios. Tipos de Artículos

Columnas Artículos de fondo Editoriales Tribunas

Análisis Cualitativo Los artículos de The New York Times Fecha

Titular

Firma

Hipótesis

09.06.12

Europe Needs a German Marshall Plan (Europa

Charles S. Maier

Europa necesita un proyecto que ayude a recuperar su actividad a las economías de los Estados miembros, de una forma parecida a lo que hicieron los americanos con algunos países de Europa tras la II Guerra Mundial. Alemania debe ser la potencia que debe hacerse cargo.

(Profesor de historia de la Universidad de Harvard)

Necesita un Plan Marshall alemán)

10.06.12

11.06.12

Another Bank Bailout (Otro rescate bancario)

Paul Krugman Economista, columnista y ganador del Premio nobel de economía

Los bancos españoles habían entrado en un “ciclo fatal” por el que no podían sanear su economía. Así, considera que el rescate era necesario, pero que solo se conseguirá la recuperación mediante la combinación de una austeridad fiscal y una devaluación interna, es decir, una reducción de los salarios

Now, Spain (Ahora

Editorial

Las medidas de austeridad impuestas

-4-


España)

12.06.12

Resumen de la opinión y comentarios de los medios de comunicación internacionales

por Merkel han sido un fracaso. Las decisiones provisionales que se han ido tomando han generado más problemas. Califica como inevitable un segundo rescate para España, aunque la diferencia de las situaciones de los otros países rescatados Columna en la que refleja las opiniones de los principales periódicos del mundo. Entre ellos encontramos: The Australian, El País, Daily Mail, Deutsche Welle, The Scotsman, The Guardian y The espectator de Australia

Daniel Polit

Artículos de The Guardian Fecha

Titular

Firma

Hipótesis

10.06.12

Spain’s banking bailout plays out a running theme og eurozone crisis (El

Larry Elliot, periodista, Editor de economía de The Guardian

Presenta el rescate bancario como un acontecimiento que tendría lugar inevitablemente. Le otroga la razón a Mariano Rajoy al considerar que imponer más medidas de austeridad en España supondría un exceso, ya que resultaría contraproducente.

plan de rescate bancario de España desempeña un tema recurrente de la crisis de la eurozona)

Artículos de The Independent Fecha

Titular

Firma

Hipótesis

10.06.12

The right move – but it still not save Spain (La decisión

The Independent

Pese al optimismo de Rajoy en recuperar la economía, no depende de él, sino de las reacciones de los mercados. Vaticina un segundo rescate y una revisión de los términos de la inyección de liquidez.

Dominc Lawson, periodista

Se plantea el por qué debían de pagar un rescate a los bancos que son culpables de su mala gestión. Además, acusa a los grandes partidos políticos

correcta, pero todavía no puede salvar a España)

12.06.12

You can accuse the Banks. But Politicians should also be in the dock

-5-


(Puedes acusar a los bancos. Pero los politicos también deberían estar en el banquillo)

de ser igual de culpables, ya que muchos de ellos forman parte de las juntas directivas de estos bancos. De esta forma, permite leer entre líneas la idea de corrupción.

Artículos de Financial Times Fecha

Titular

Firma

Hipótesis

10.06.12

Rajoy fight to avoid ‘Living dead’ tag

Victor Mallet, periodista

La clase política española se ve cada vez más resentida, ya que no se están cumpliendo con las expectativas creadas en las elecciones, aunque indica que todavía queda lejos de la tragedia griega. Apoya la idea de que España pida un segundo rescate que saneé más allá de los bancos, de forma que diese estabilidad y seguridad. Sin embargo, la idea de un rescate completo impone demasiado y pierde popularidad.

(Rajoy lucha para evitar la etiqueta de ‘muertos vivientes’)

Artículos de The Times Fecha

Titular

Firma

Hipótesis

11.05.12

Spanish Bonds. Madrid is rightly sticking to tough budget targets, but these may be futile

Editorial

Elogia que España tomase unos medidas tan restrictivas, pero considera que no es suficiente. Plantea como solución una devaluación de la moneda, pero esto es imposible porque no dispone de una moneda única. También señala que restaurar el sector de la banca significa el nivel de vida de los españoles caiga aún más.

David Wighton, periodista

Presenta la hipótesis de que si España hubiese pedido la ayuda hace cuatro años se habría salvado, pero que ahora es demasiado tarde. Rajoy está tomando demasiados riegos al pedir únicamente un recate solo para los

(Los bonos españoles. Madrid sigue fielmente los difíciles objetivos económicos, pero puede ser inutil)

11.06.12

Delay in asking form help has made the problema worse (La demora en pedir ayuda, ha agravado el

-6-


problema)

bancos en vez de para las finanzas del Gobierno y vaticina que puede que lo lamente más adelante. Explica la pérdida de confianza de los mercados y pone a las elecciones de Grecia como pieza clave para que se estabilicen.

Artículos de Le monde Fecha

Titular

12.06. 12

Du bon usage de la Editorial crise financière europèene (Haciendo

Firma

Hipótesis Considera que España no ha hecho un buen uso del Euro desde su adhesión en 1999 y considera que se centrará en sus intereses nacionales, aunque eso suponga un riesgo para el resto de los estados miembros.

uso de la crisis financiera en España)

Artículos de Le Figaro Fecha

Titular

Firma

Hipótesis

12.06.12

Cinq questions sur le plan de sauvetage de l’Espagne (Cinco

Le Figaro

Un artículo de fondo que se pregunta acerca de las características del rescate español y en qué forma se ven afectados los franceses.

preguntas sobre el plan de rescate de España)

-7-


Nubes de etiquetas 1. Estados Unidos

•

Bailout: rescate

Inglaterra

-8-


Francia

En el ojo del Huracán El origen de la tragedia de España proviene de la expansión del ladrillo, la abaratamiento del precio del suelo y la compra irresponsable de bien inmuebles. Es decir, del fenómeno de la burbuja inmobiliaria. Durante años los bancos estuvieron otorgando créditos a los ciudadanos a unos intereses muy bajos y sin importar su condición, o lo que es lo mismo, sin contar con la probabilidad de que pudiesen o no hacer frente a un préstamo hipotecario. Ejemplo de ésta práctica fueron los bancos en Estados Unidos quienes, una vez que se vieron envueltos en una situación insostenible crearon paquetes de deudas entre las que se encontraban un alto índice de las llamadas hipotecas subprimes y las vendieron al resto de Europa. Estados Unidos infectó, más de los que ya lo estaba, las economías de las potencias europeas. Así lo explica el editorial de The New York Times: “Los problemas de España tienen su origen, no en el endeudamiento público despilfarrador, sino en el estallido de una burbuja inmobiliaria que ha devastado a los bancos que prestaron demasiado de forma imprudente por mucho tiempo.” Llegados a esta situación, los bancos se dan cuenta de su error y dejan de conceder créditos. Los ciudadanos, asustados por la posibilidad de arruinarse, dejan de consumir y los comercios empiezan a tener una serie de pérdidas que desembocarán en la quiebra de muchos de ellos. La consecuencia principal fue la subida del paro a cifras históricas Esta situación se mantendría, de forma más o menos regular – mediante bajadas de sueldos y recortes poco significativos, actuaciones a las que Víctor Mallet, editor jefe -9-


de economía de Financial Times, califica de “analfabetismo económico e incompetencia del Partido Socialista” - , hasta el triunfo del Partido Popular en las elecciones de noviembre de 2011. Mariano Rajoy y sus ministros apostaron por una serie de medidas más sobrias recomendadas por la Unión Europea. La austeridad se hizo presente en España mediante la Ley de la reforma laboral y los sucesivos recortes de educación y sanidad. Una secuencia de decisiones que prometían la rehabilitación de la economía y la estabilización de los mercados. Sin embargo el desempleo siguió subiendo sin posibilidad de frenarlo. Así lo explica el editorial del 5 de mayo de 2012 del periódico británico The Times : “La expansión de largo de la última década fue fundada en un boom inmobiliario insostenible y los préstamos imprudentes de los bancos mal regulados. La economía se encuentra ahora en una recesión de caída doble y el Gobierno se ha comprometido a grandes recortes para restaurar las finanzas públicas. Los votantes, los trabajadores del sector público en particular, han expresado su enérgica desaprobación” Los países de la Unión Europea decidieron poner un límite a hasta situación y exigieron a España rebajar el déficit público. Este fue el momento en el que Rajoy se enfrentó a las superpotencias y les comunicó que la condiciones que les presentaban eran imposibles. A continuación, la prima de riesgo comenzó a subir, debido a la creciente desconfianza de los mercados. Por otra parte, la antigua caja de ahorros Caja Madrid, ahora llamada Bankia, estuvo a punto de caer en la bancarrota, que podría haber provocado una revuelta mayor de la que ahora vivimos. Para evitarlo, el Gobierno procedió a una inyección de dinero público que le permitiría salvarse. Sin embargo, los mercados no opinaron lo mismo y la Prima de riego siguió subiendo hasta superar los 500 puntos. Llegados a este punto, el Gobierno no tuvo más remedio que pedir ayuda a la Unión Europea. Así, el 9 de junio de 2012, 100.000 millones de Euros, el mayor rescate hasta ahora otorgado, fueron inyectados en los bancos españoles.

Problema de los Políticos; problema de los bancarios Resulta casi inevitable hacerle la pregunta del millón en un conflicto en el que políticos y bancos se ven involucrados. ¿De quién es realmente la culpa? Dominic Lawson, columnista del diario británico The Independent, explica en su columna que es totalmente lícito acusar a los bancos, pero que, entonces, también debería de sentar en el banquillo a los políticos.

- 10 -


Comienza su columna calificando a los banqueros como “los parias de la sociedad de la época” después de que “hayan chupado del bote” de la Unión Europea 100.000 millones de Euros. Asimismo, se plantea las siguientes cuestiones: “¿Por qué tenemos que pagar para rescatar a estos idiotas bien remunerados las consecuencias de su propia estupidez? ¿No es hora de que los bancos, sobre todo si los tenemos parcialmente nacionalizados, comiencen a prestar más a los sistemas de utilidad social, en lugar de continuar sus propios nidos corporativos?” Lawson lo tiene bastante claro. Pone de manifiesto que la razón por la que los políticos insisten en no dejar caer a las cajas de ahorro es, principalmente, porque ellos son los que se encuentran en los consejos directivos. Se apoya en la declaración de el diputando de UPyD Álvaro Anchuelo, “el uso de las cajas como los bancos de los gobiernos regionales…. para financiar los aeropuertos sin vuelos y los parques temáticos qua fracasan”, para afirmar que los políticos utilizan sus propios bancos para comprar votos. Una práctica alejada de la moral por la que ahora temen que sean investigados “Los grandes partidos políticos, tanto de izquierda como de derechas, que participan en el uso del dinero de los clientes de los bancos para comprar votos sin saberlo están desesperados por detener esta historia. Los intentos para establecer una investigación formal sobre Bankia se han bloqueado en el parlamento nacional. Muy hábilmente, estos bancos politizados pondrían ‘miembros ordinarios públicos’ en sus juntas directivas, para reforzar la impresión de responsabilidad democrática”.

La culpa repartida La gestión financiera española ha sido la principal responsable de su situación. Sin embargo, no ha sido el único factor que han concurrido en la creación de ésta catástrofe. Como bien señala el profesor de la universidad de Harvard, Charles S. Maier, desde su tribuna “España y Grecia se entregaron al endeudamiento irresponsable, pero es importante recordar que lo hicieron en asociación con los bancos franceses y alemanes que eran dispuestos prestamistas”. Además, Domic Lawson (The Independent) acusa a los bancos estadounidenses de ser responsables, en parte, de “el fiasco de las hipotecas, de la que la crisis crediticia y la recesión derivaban de los préstamos de las instituciones financieras de acuerdo a los dictados de los políticos, justificándose que lo que buscaban era el bien general”. En este sentido, podríamos afirmar que la mala gestión de los políticos estadounidenses y de los bancos franceses y alemanes tuvo como consecuencia parte de la actual situación de la Zona Euro. - 11 -


En cuanto a España, dejando a un lado lo ya comentado sobre sus decisiones económicas, le achacan otro error: no haber actuado antes. David Wighton (The Times) titula su columna del 11 de junio “La demora en pedir ayuda ha agravado el problema”. Argumenta que si hubiese pedido ayuda hace cuatro años como lo hicieron las cajas de Gran Bretaña no se encontraría ahora mismo con la soga atada al cuello. “Si el problema se hubiese abordado hace cuatro años, España se habría salvado y el resto de Europa se hubiese ahorrado una gran cantidad de dolor. Sin embargo, el gobierno socialista se negaba”. En este sentido, culpa a Zapatero de ser el responsable de la crisis en España. Sin embargo, no duda en afirmar que si Mariano Rajoy “hubiese tomado el toro por los cuernos con fuerza después de haber tomado el poder en diciembre” la diferencia con la situación actual sería notable. No solo Wighton es defensor de esta teoría. Daniel Politi (The New York Times) recoge las palabras de John Durie, periodista de The Australian, en expresa que ya era hora de enfrentarse a la realidad: “Ya era hora España por fin diga la verdad sobre los problemas de sus bancos”.

El paciente se hunde mientras los médicos deliberan (G. C. Marshall) Alemania es ahora quien toma las decisiones. Un país en el que, tiempo atrás, tuvieron que llevarse a cabo estrictas medias, es ahora el que tomas las decisiones para resucitar los mercados. Posiblemente por haber sido paciente, ahora le resulta más fácil ser médico, ya que conoce cuales son los límites a los que se podrían llegar. Charles S. Maier (The New Yrok Times) argumenta que “los países en una posición de liderazgo deben financiar a sus vecinos en sus dificultades por razones sistemáticas, si se diese el caso contrario no tendrían ningún derecho de liderazgo”. He ahí la razón por la que Alemania es la encargada de poner los puntos sobre la íes. Igualmente, este profesor de historia de la Universidad de Harvard deposita su confianza en el país germano remitiéndose a una de sus actuaciones del pasado: “En la década de los 90, los alemanes occidentales se comprometieron a dar a sus compatriotas un billón de euros tras una acuerdo en el que todos compartía un estandarte de bienestar. Dos décadas después, los alemanes deben extender el mismo sentido de la obligación a una Europa más amplia.” Muchos de los intelectuales llaman a este cometido ‘El Plan Marshall alemán’, una estrategia que evitará el derrumbamiento de algunas economías. Si bien es cierto que no tienen el mismo fin – ya que uno de los principales fines del Plan Marshall americano fue ayudar a los países satélites y con tendencia comunista tras la Segunda - 12 -


Guerra Mundial para evitar el desarrollo de esta práctica política- no cabe duda de que las medidas que utilizan son francamente parecidas. Maier explica este fenómeno. Cuenta que “Alemania, el cual fue una vez beneficiario de la ayuda, debe diseñar sus políticas actuales con el mismo sentido de urgencia y visión de la misma forma que lo hizo Estados Unidos después de la Segunda Guerra Mundial con el Plan Marshall. Un programa con visión de futuro de la asistencia para la reconstrucción de Europa”. La historia ha reconocido esta estrategia como un triunfo. La ayuda americana logró que Europa no se hundiese tras una gran catástrofe que puso en jaque la economía de los países que intervinieron. Pero, ¿quién asegura que ahora vaya a dar el mismo resultado? Sin duda la situación es muy diferente. Para empezar, en Europa no ha habido una tragedia que haya llegado a su fin. El problema todavía sigue patente y no hemos tenido la oportunidad de hacer un punto y aparte. Además, la UE comparte una moneda única, pero no comparte un único gobierno económico, por lo que limita mucho las estrategias. Los planes llevados hasta ahora parecen no ser suficientes. Razón de más para comprender que las opiniones de los expertos y periodistas pidan un plan que funcione. Maier comenta que “el Plan Marshall fue un triunfo de la ‘condicionalidad’, es decir, que las subvenciones depende de los recortes internos del beneficiario, de los gastos públicos, de aumentar los ingresos y, a menudo, despedir a trabajadores”. El editorial de The Times le da dos opciones a Alemania “el mantenimiento de la disciplina fiscal o activar el rescate de las economías altamente endeudadas” y sentencia que “la estabilidad de las democracias responsables, como España, exigen que las autoridades alemanas tomen el curso de este último”. “Merkel tiene razón, Europa debe seguir adelante y Alemania es hoy el país en cuyo visión de futuro se establecen las bisagras de los proyectos europeos”. Queda claro que Alemania es la última oportunidad que el mundo nos da.

Europa hacia más Europa Hasta ahora la propuesta del Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea es la de aplicar políticas de austeridad a las economías en crisis. Esas políticas de austeridad suponen recortes, subidas de impuestos y reformas de algunas normas establecidas. En este sentido España ha cumplido con todo lo que desde Europa le pedían; ha recortado el presupuesto en educación y sanidad, ha reformado la ley que regula la contratación y ahora está a la espera de decidir su subirá o no el IVA. ¿Ha servido para algo? Larry Elliot, editor de economía de The Guardian, opina en su columna que “un nuevo paquete de austeridad, equivaldría un exceso” y que “cualquier intento de acelerar el - 13 -


ritmo de la reforma estructural de España es, casi seguro, contra producente … dando lugar a un tipo de reacción adversa en los mercados”. Daniel Politi utiliza las palabras de Bernd Riegert del diario alemán Dustche Welle para afirmar que “el plan utilizado hasta hora para combatir la crisis ha fracasado”. El editorial de The New York Times opina que no: “… se estén dando cuenta de que la austeridad implacable que han exigido han sido un fracaso. La contracción fiscal ha profundizado la recesión en las economías en dificultades de Europa, lo que los hace menos capaces de pagar sus deudas”. El columnista Paul Krugman insiste en que la situación exige recortes agresivos. Sin embargo, es de los que considera que las políticas de austeridad no están siendo útiles, ya que para que funcionase haría falta un fuerte crecimiento en las economías, es decir, un aumento del consumo y de las exportaciones, y un rescate que salvase la deuda, no solo los bancos. “Durante años, a España se le ha dicho que solo se pueden recuperan a través de una combinación de austeridad fiscal y una devaluación interna, que significa reducir los salarios. Ahora ésta completamente claro que esta estrategia no puede funcionar, a menos que haya un fuerte crecimiento y, sí, una cantidad moderada de la inflación del núcleo de la UE, principalmente Alemania”. Al parecer nada parece apostar por una política más restrictiva de austeridad. Nuevamente, el editorial de The New York Times vaticina cuales serían los movimientos más acertados para España, centrándose en suavizar las exigencias impuestas, mediante una renegociación, y apostando por un nuevo sistema de regulación económica europeo. “Los pactos anteriores de austeridad deben ser suavizados. Si es políticamente imposible hacer referencia a ese procesos como una ‘renegociación’, que se llame de otra manera y hacerlo, siempre y cuando los nuevos acuerdos permitan a las medidas de crecimiento hacer frente a un alto desempleo.” “Los líderes europeos deben acelerar el proceso de integración institucional, comenzando por el sistema bancario del continente, incluido el seguro de depósito de la Zona Euro, la supervisión bancaria y los planes conjuntos para la gestión de las quiebras bancarias”. El periódico francés Le Monde, argumenta que lo que Europa necesita es “una supervisión bancaria de la comunidad dentro de la unión monetaria europea”, ya que sin ella “se centrará en los intereses nacionales. Incluso si así pusiese en riego a la unión monetaria”. Igualmente, Maier apuesta por una solución algo más arriesgada,

- 14 -


pero que sin duda es el camino hacia “más Europa”. Propone que ciertos asuntos económicos de los países miembros sean regulados desde el Parlamento Europeo: “El camino hacia más Europa trae consigo asignar al Parlamento Europeo mayor control sobre los gastos públicos de Europa…. Debería tener poder para decidir sobre las cantidades globales, para intervenir en el bienestar y las en pensiones y para el apoyo de los desempleados… así las elecciones parlamentarias tendrían sentido”

Segundo Rescate y restablecimiento de los mercados El 9 de junio de 2012 España recibió un rescate de 100 mil millones de euros, la mayor intervención hasta ahora dentro de la UE. Sin embargo, este dinero no está destinado al saneamiento de las arcas del Estado, sino que servirán para salvar a algunos bancos de la quiebra. Sobre este préstamo el Daily Mail opina que “no es más que un esparadrapo” y The Times irlandés afirma que “no ha resuelto nada para el proyecto europeo, la zona euro, el soberano español o, incluso, los bancos españoles”. Hasta ahora las predicción de este recate estaban a la orden día, pero el gobierno lo seguía negando. Después de esta inyección de liquidez, los expertos se han vuelto a poner de acuerdo: España necesita un segundo rescate más amplio y que afecte al gobierno. The Independent se plantea la posibilidad de este “segundo rescate más grande – para el Estado español, no para los bancos.” Víctor Valles de Financial Times predice que “un rescate completo podría cambiar la situación de inestabilidad e inseguridad” y que España se encuentra en una situación en la que “necesita pedir prestado para algo más que para los bancos, para lograr sus propósitos”. La razón por la que el señor Rajoy no pide un préstamo más amplio es que no “quiere unirse a los muertos vivientes – Grecia, Irlanda y Portugal- mediante la aceptación de un rescate”, ya que, según dice el economista Edward Hugh, “nadie ha aceptado un plan de rescate y ha sobrevivido”. David Wighton (The Times) advierte del peligro que corre España si no reconsidera la idea de pedir un préstamo completo. “…Para salvar la cara política de Rajoy, está tomando un gran riesgo para las finanzas del gobierno”. En este sentido acusa a Rajoy de mirar por su partido y por él mismo como presidente, dejando, así, a la economía española desprotegida. Uno de los principales problemas de los mercados es la inestabilidad en los que se ven envueltos. La perdida de la confianza de los consumidores viene de las decisiones impopulares tomadas desde el gobierno central y las malas noticias de parte de las empresas de calificación europeas, principalmente. - 15 -


“La recesión se espera que continúe… España sufrió una bajada de crédito salvaje por parte de la agencia de calificación Fitch atribuida, en parte, a la falta de confianza de los inversores en el nuevo Gobierno”; “Los inversores se han alarmado porque Rajoy ha retrasado la decisión de tomar medidas presupuestarias más duras”… Son algunas de las razones a las que David Wight atribuye esta desconfianza de la que dice que “después de perderla es muy difícil volver a hacer con ella”. The New York Times argumenta que la ayuda de 100 mil millones de euros “debe ayudar a restaurar la confianza de los inversores. Sin embargo, estos han descubierto con claridad lo que muchos de los políticos europeos siguen negando: los recates de serie, los planes parciales y una talla única de austeridad para todos no son la solución”. En otras palabras, la austeridad a la que España se auto somete, y el rescate parcial que ha recibido son también causas que hacen que los mercados desconfíen en sus compras. El restablecimiento de los mercados no depende de los políticos, sino de una estabilidad óptima que se mantenga a lo largo del tiempo.

La tragedia griega Grecia está en el punto de mira de Europa, especialmente de la señora Merkel. La mayor tragedia griega de los últimos años está llevando al país a una situación insólita en la que revueltas sociales y algunos suicidios están a la orden del día. ¿Es posible que algo así pueda pasarle a España? La respuesta es todavía algo difícil de saber, sin embargo existen ciertos puntos que nos diferencian de la situación. Larry Elliott (The Guardian) explica que “el rescate de Grecia difiere del de Grecia, Irlanda y Portugal en que éste será un asunto de Europa solamente. El Fondo Monetaria Internacional tendrá un papel consultivo, sin las estrictas onerosas que se han adjuntado al rescate de la Eurozona del interior”. Víctor Mallet (Financial Times) comenta que “está muy por debajo de los programas de rescate a gran escala que oprimen a Grecia, Irlanda y Portugal”, ya que, según explicaron Guindos y Rajoy, se trata de “una línea de crédito para la recapitalización de los bancos, sin condiciones asociadas”. The New York Times explica que “España necesitaba con urgencia un rescate que es mejor paquete que el de los demás”. Es decir, que la principal características que diferencia a España del resto de países rescatados es que el dinero de la ayuda no incluye condiciones de austeridad. Igualmente, Mallet, compara las tensiones sociales en ambos países y concluye que “España ha sufrido muy poco de la inestabilidad política que se ve en Grecia y las manifestaciones contra la austeridad han sido en gran medida pacíficas”. Lo que Mallet - 16 -


intenta explicar es que, si que ha habido revueltas sociales por las medidas coactivas de la economía, sin embargo el descontrol social no ha llegado a características de tragedia. Esta inestabilidad corres el riesgo de que se contagiada el reto de países cuya situación pende de un hilo. El pasado 17 de junio de 2012 los electores griegos fueron a las urnas con motivos de unas elecciones generales anticipadas. Los grandes medios internacionales se preguntaban cuáles iban a ser las consecuencias de los resultados por Europa, en especial para España. El editorial de The New York Times pone en alerta la posibilidad de que los griegos decidan un gobierno que desee salir de la Zona Euro: “Una salida provocaría una alteración del orden público (es difícil imaginar una salida de una manera ordenada) y pondría en peligro la estabilidad bancaria de toda la zona. Algunos analistas advierten que podría provocar un ‘Lehman Brothers’1 como la crisis financiera Mundial”. David Wighton (The Times) asegura que la decisión de Gracia afectará a los mercados: “los inversores siguen estando muy ansiosos por el resultado de las elecciones del próximo domingo en Grecia”. La prensa internacional proyecta que una mala decisión en Grecia podría afectar al futuro de la economía de todo el mundo, especialmente de España de que la que en

1

Lehman Brothers Holdings Inc fue una compañía global de servicios financieros de Estados

Unidos. Destacaba en banca de inversión, gestión de activos financieros e inversiones en renta fija, banca comercial, gestión de inversiones y servicios bancarios en general. En 2007 se vio seriamente afectada por la crisis financiera provocada por los créditos subprime. Acumuló enormes pérdidas por títulos respaldados por las hipotecas a lo largo de 2008. En el segundo trimestre fiscal, Lehman informó de pérdidas de 2.800 millones de dólares y se vio obligada a vender 6.000 millones de dólares en activos. En el primer semestre de 2008, Lehman había perdido el 73% de su valor en bolsa. En agosto de 2008, Lehman informó de que tenía la intención de despedir al 6% de su plantilla, 1.500 personas. El 13 de septiembre de 2008, Timothy F. Geithner, el presidente del Banco de la Reserva Federal de Nueva York, convocó una reunión sobre el futuro de Lehman, que incluía la posibilidad de liquidación de sus activos para sanear la empresa. Lehman informó que estaba en conversaciones con el Banco de América y Barclays para una posible venta de la empresa. Finalmente, el 15 de septiembre de 2008, dos días después, Lehman Brothers anunció la presentación de quiebra al renunciar sus posibles compradores. Lehman Brothers había resistido una guerra civil, la crisis bancaria del 1907, muy parecida a la actual, también sobrevivió a la crisis económica en Estados Unidos conocida como el Crack de 1929, a escándalos en el trading de bonos, a colapsos en Hedge Funds, pero no ha superado la crisis subprime de 2008, siendo con un pasivo de $613.000 millones, la mayor quiebra de la historia hasta el momento.

- 17 -


estos momentos se sitúa entre el triunfo y la derrota de la crisis. Afortunadamente, la elección griega fue seguir con la monea única y eligieron a un partido ‘Pro Europa’ que les hará permanecer en la UE y no contribuirá a desestabilizar más aún a los mercados.

Conclusiones La imagen que el resto del mundo tiene de España parece ser la de un gobierno con miedo a tomar decisiones de las que no hay vuelta atrás. El miedo de estas decisiones deriva de dos supuestos. El primero es la pérdida total y absoluta de la confianza de los mercados por mostrar que el mundo se encuentra en una situación insostenible. Le segunda, se debe a que el Gobierno no quiere dejar una mala imagen ni cometer los mismos errores que si predecesores. Sin embargo, la demora de la decisión de un rescate ha provocado consecuencias que podrían haber evitado de haberlo hecho mucho antes. En concreto, si hace cuatro años el gobierno hubiese aceptado la condición en la que se encontraba y hubiese pedido ayuda como hicieron otras potencias europeas, nos estaríamos ahorrando toda esta austeridad. Por otra parte, la prensa internacional elogia las medidas de austeridad que el señor Rajoy está llevando a cabo sin ser una obligación de la UE. Sin embargo, destacan que esas medidas no están dando respuestas y aseguran que el rescate de 100 mil millones de euros destinados a los bancos no es suficiente para acabar con los problemas financieros de España. Es por ello que la prensa internacional apuesta por un segundo rescate más grande y que sea capaz de cubrir las carencias de los fondos del Estado y no solo la de los bancos. Consideran que Europa, en general, necesita un ‘Plan Marshall alemán’, es decir, una ayuda de la única gran potencia que existe en Europa. Alemania se siente en la obligación de ayudar al resto de países, no solo por la idea de una Europa unida, sino porque es el país líder y carecería de liderazgo si no lo hiciese. Grecia por su parte se coloca en el punto de mira en cuanto a las repercusiones que podrían tener sus decisiones con respecto a Europa, en especial con España que es la última en entrar en la consulta del médico. Los resultados de las elecciones del pasado 17 de junio fueron decisivos para la estabilidad de los mercados. Una mala elección podría haber hecho saltar todas las ‘euro-alarmas’. Por una parte se encontraban todos los partidos extremistas, en concreto el partido neo nazi que parecía que estaba ganado puntos entre los electores más jóvenes. El triunfo de un partido de estas características podría hacer que se repitiese la historia alemana de hace tan solo 70 años. También se encontraban los partidos que abogaban - 18 -


por una pronta salida del Euro, volviendo a su moneda única. Cualquiera de estas dos elecciones hubiese sido terrible para la UE, ya que la confianza de los inversores se hubiese visto mermada y, por lo tanto, la inestabilidad de los mercados hubiese sida terrible. De esta forma el crecimiento de la economía hubiese sido imposible y las posibilidades de recuperación de España se hubiesen visto afectadas negativamente. Por otra parte, la imagen que da la Nación es que el tipo de crisis a la que se encuentra sometida es diferente que la de los otros países, ya que la de España fue motiva por la explosión de la burbuja inmobiliaria. Asimismo, entienden que la culpa no fue toda de los bancos y del gobierno, sino que los tanto EEUU como Francia y Alemania contribuyeron a la infección de la enfermedad que está matando al país. La idea de corrupción también destaca. Los pensadores y periodistas critican que los bancos que han sido intervenidos pertenecen a los políticos. En concreto la cúpula de Bankia, banco que ha recibido la inyección de capital del Fondo Monetario Internacional. En resumen, la idea que Europa y EEUU tienen de la situación financiera en España es que las medias tomadas hasta el momento son buenas pero no suficientes. Si España no empieza a asumir su culpa y actuar correctamente para sanear su economía, es decir, si no pide un segundo crédito, no conseguirá estabilizar la confianza de los mercados y la prima de riesgo no bajará, lo que significa que no podrá cumplir con la rebaja del déficit que Alemania le exige y caerá en un ciclo fatal de recesiones y crisis.

- 19 -


- 20 -


La España Reflejada