Page 1

Marianella Blanco


“Repisa”

Vivo entre restos. Tu botella de shampú sigue empotrada en el estante, simula ser astilla en un dedo. Las alicates vuelan a mi ayuda, pero no hacen más que calar tu nombre en esta ausencia inmensa de la ducha. Los mosaicos ahora se cierran sobre sí mismos los mosaicos se contraen, elásticos son todos y me construyen una caja insonora, inoxidable, sí centímetros de oxigeno, litros de agua también. Lucho. El vapor de rosas se vuelve veneno. Escaparme, re-pensarte, repisa.


“Heladera II”

Son cosas que guardo en la heladera son cosas que guardo, para no olvidarte como el paquete de queso rallado. Son cosas que guardo detrás de cada maceta son cosas que guardo para cuidarlas de algún ventarrón. Son cosas que guardo, entre las tazas y el sofá. Son besos llenos de queso rallado. Son labios y fideos. Son cosas.


“Silicona”

Me molesta la alfombra del baño. Me molesta no sacarles fotos a los besos furtivos y la inexistencia de imanes que los sostengan. Me molesta no morderte la quijada, me molesta no sentarme a tu lado a leer, me molesta no haber inventado un tonto cacharro para viajar en el tiempo y decirte que no compres esa cosa tan fea... Las alfombras son terribles, igual que todo el imaginario colectivo que creó a un cupido que dispara tan fácil… Pero hace rato que debería haberme desecho de esta estúpida flecha y la alfombra del baño.


“Primera escena”

En una taza me hundí, para nadar correctamente con el corazón cometido, con el corazón un poco tontulo. Sin darme cuenta me bañé en la taza que nos ató la taza que nos arropó con granos de arroz ese 3° ”b” tan brillante... Flechado, el sol entró. Flechada, a tu taza caí


“Heladera I”

Conversemos al lado de la heladera junto a las mariposas delatadoras ¿Cómo murió tu papá noel? ¿¡Tocás el ukulele!? Conversemos al lado de la heladera, en un grupo de tres. ¿Cúales son los trazos de crayón que te dibujaron la frente tan bien? ¿Te gustan las peliculas de terror? conversemos al lado de la heladera para patinar más tarde sobre el hielo, para patinar luego sobre los tontos impuntuales


“Romance de living�

Sus besos se tambaleaban por el living, chocaban con el sofĂĄ chocaban con la banqueta. Sus labios bailaban de dos en dos entre los mosaicos y la mancha de mostaza. Sus labios no vieron (porque asi son, sin ) que habia un precipicio de almohadas al final del corredor.


“Coincidencia”

¿Fue coincidencia que nuestras medias se enredaran incluso entre la ropa sucia, por debajo de la mesa y al parpadear en la fria noche de mi destartalado balcón? ¿Fue coincidencia que nuestras manos unidas caminaran por el barandal? ¿Y mis besos, siendo poco sutiles sobre tus pupilas huracadas

fue coincidencia?


“Llegás”

Se desgarran los mosaicos hasta que llegan a tu voz el eco te acerca a mí y desde la cocina, te sonrio.


“Sin techo�

Tiremos la heladera por encima del ventilador. ÂżLas lamparas? que se disparen contra el techo, que quede el cielo desnudo vacio de cosas lleno de estrellas sin heladeras.


“Pizza”

Y cuando llegás con pizza, la mágica de tu cara, me atraviesa los poros. Viajás como aguja

O

hasta las cortinas mas profundas de mi interior decorado. Rebotás en la oscuridad. Me hacés la reina de la

O

caja de cartón, bailás sobre las aceitunas el odio encarnado con precisión microscópica.

Podria comer pizza toda la vida.

O


"Spaghetti"

Te siento en las latas y empezรกs a bailar alrededor del saumerio, la cebolla estรก acida pero a los segundos te trepรกs para curarme las lagrimas y contarme un chiste sobre tu inocencia antes de cumplir los 13. Trece minutos pasan y la salsa sigue sin cocinarse estoy acostada a tu lado la la lata abierta el mundo des pa

. .. rra ma

do

.

.

.

.


“El obsermántico”

Las galletas se pasean entre nosotros estan a gusto. Afables, las nubes sonríen en tonalidades que jamás observé. El polvo de hadas que cae de tu scon cuando tomamos mate, la forma en que con tu puño limpiás la zona del papel corrompido por virutas de goma gastada. Tu vida en detalle. Tus venas así de largas. La tela vertebral que hace tu elegancia más elegante, incluso los los violines que se asoman a veces de tu nariz...


“Así”

,,,,,

,,,,,,,, ,,,,, ,,,,,,,,,,,,,,

,, , , , , , , , ,, ,, , ,, , ,voy a tipear , , , , ,,,,,, , , , , , , , , , , , , , ,, , un millón de comas , , , , , ,,,, , , , ,,,,,,,,,,,,,,

, , , , , ,, ,, , , , ,,,,,,

,

, , , , , ,,,,, ,, , , , ,,,,,,,voy a imitar , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , aquella boca , , , ,, ,, , , , , , , , , , , , , , , ,,,,, ,, , , , ,,,,,con tu sonrisa clavada, , , ,, ,, , , , , , , , , ,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,, , , , , , , mi beso te escribirá un soneto secreto , , , , , , , , ,, , ,,,,,,,,,,,,,, , , , , , , , , , , , , en cada esquina, y rincón , , , , , , , , , , , ,,,,,, , , , , , , , , ,,,,,,,, , , , , , , , , , , , , , ,,, , , , , , , , , , , , ,,,,,,, , , , , ,


"Involucrados"

Dos mil versos para vos, siempre que el arroz sea para mi.


"Domingo"

Paseo por tu columna vertebral, salto entre los dos lunares de la nuca. Hogar.


"Camiรณn de la basura"

Que nos atropelle el camiรณn de la basura mientras nos besamos, no me importa.


"Exteriores"

Le susurro al caloventor, - Tiene unos ojos bonitos, ¿no? Le susurro a la pava, - ¡Me invitó otra vez! Le susurro a las toallas, - Me gusta, me gusta mucho. Le susurro a la luna, - ¿Escuchás mi corazón luna?, ¿Lo escuchás?


"Juntitos"

Nos enredamos al bailar. Nos enredamos con la cortina del baño. Somos suya presos de ella, suyos somos suyos somos suyos somos. Plástico, corazón y boca compaginación de destinos comprimidos suyos, humanos mojados... somos suyos somos suyos


“Súpermercado”

Bailemos entre los pasillos del súper para que te diga una y otra vez que te amo que te quiero

que te amo hoy que necesitamos comprar aceite...

Pero por sobre todo, que me alegrás el día bailemos.


“Tus pecas�

Y si vivo en tu peca? quiero ser inquilina y tiernamente volar, de isla en isla. Despertar en tu piel en tu tierra. Dejame vivir en tu peca crecer entre tus muchas pecas alli se vive bien, estoy segura. Quiero ser quien despierte entre tus pecas alegrĂ­a. Vivir en una de tus pecas, vivir.


“Té”

Encuentro muy cálida la idea de vivir en una taza de té. Nadar en mis sueños, dibujar el paisaje de tu voz, sentarme en el borde y mirarte hacer cálculos. Apreciaría cada ocaso que se hunda entre tus hombros anchos o el amanecer de tus brazos sonrientes. Encuentro cálida la idea de navegar en tus manos, esa caricia de tarde invernal. Ordenar el tiempo según las cucharadas, girar girar y girar ¿Mi sonrisa te bastaría? Vivir en una taza de té, tu té.


“Plano de casa”

Entre tu cuello y tu perfume entre tu pelo y ese pañuelo mi vida se desarrolla con todos los lujos solo con un techito y ventanales estampados en lunares vos vos

vos yo

vos

vos

vos

vos

vos

p a ñ u e l o


“Donde vivir”

Vivamos en el hueco entre la mesada y la cocina entre migas de pan mutantes y otras muchas cosas más. Sin afán, relojes, ojos ajenos ni miserables pormenores. Tu nariz contra la mia y la oscuridad. A través del huequito del enchufe, entre el enrejado de la heladera, en el espacio entre el foco y la rosca. Te juro, que no me importa si hay patio o un establo de caballos ¿que tal un almohadón donde se pueda respirar?


“La huida”

¿y si vivimos en la cafetera? aspirando cafeina para no poder dormir? o ¿debajo de los almohadones del sillón de tu mamá? nuestros bienes materiales se elevarían a dos peluzas y nadie nos molestaria. O dentro de una tetera rota, ¿en un abandonado vitral? ¿entre esos vasos entierrados del fondo?


"Compartir"

volutas de pan vuelan caen como lluvia pan rallado que vuela polvo de hadas pan polvo de hadas pan somos uno, entre aristas, entre las telaraĂąas del aparador.


“Consiso”

Estoy porque llorabas al cortar una inocente sandia. Estoy para callar monstruos. Estoy porque lograste que un tatuaje cantara mientras se ahogaba en agua. Estoy por esos besos entre las cortinas, por mis costillas riendose (porque mis costillas no se reian seguido) porque ántes querian viajar a la luna y ahora, junto a tu camiseta vieja, sobre esta específica alfombra estan. Estoy.


“Orgullo�

Mareados, pensabamos que no habia (nada) no habia forma de nadar. Entonces nos masticamos el ocĂŠano completo, el empapelado con los barquitos y los caballitos embarazados. Nos tragamos las lĂĄgrimas: para abrazarnos mejor para amarnos bien.


“El voto”

Dejame colorearte las venas desde adentro hasta los ganchos de colgar la ropa. Cantemos a oscuras en este inmenso cajón. Dejame que te escriba, en una constelación de luciernagas una tonta pregunta, y vestidos en luz, finjamos ser dos velas de esas que ya casi se acaban de consumir dos velas tontas que mueren al cabo de unos minutos para reunirse en el fondo en una masa consisa, concreta unida eterna


“Ser divino”

Oh limo, limonada con limo-limones cara lavada… vaso brillante dame de tu sol, para poder brillar oh limo, limonada dame 40 grados fusilá el hielo que se esmera en enterrarme oh limo, limonada, deshace este frio el hielo me ama y me mantiene en sus brazos ¡oh limo! acariciame la lana que me cubre la cabeza.


“22 segundos”

22 segundos En que tu cara rasga los hilos del viento. 22 segundos en que, el cielo se vuelve como el tuyo... Pero las hormigas te picotean y la lluvia viviente me borra la sonrisa. En 22 segundos, resguardo tu voz, de aquellas cosas que quieran invadirme el recuerdo. Tan perturbable es el momento... no quiero ni que los pájaros me roben tu voz porque ellos saben que no perteneces saben… lo saben bien, tu voz no pertenece a estas nubes. En 22 segundos tu té se enfriará pero no lo sabré hasta después de 22 décadas. Y en todo ese tiempo, mi nudo en la garganta crecerá para viajar hasta tu taza. Tengo frío porque respiro plutón en esta tonta terraza. Me contás de tu día un dia caldeado me reconforta tu voz cálida deshace el tieso hielo de 22 mil años luz tu voz me llama y yo crezco.


“Enviar�

Tipeo tu nombre te respiro sigo la luz, la pantalla chilla. Destino. Destinatario. En un mail de bolsillo te guardo algunos de mis quince mil suspiros y unas cuantas comas, y unos cuantos puntos suspensivos vivo en esos pixeles como vos vivĂ­as en mis pecas, mis pixeles de un segundo para el otro seran todos tuyos


"La mentira"

Y cuando te vas a caminar solo se me sale la boca y nada a mordiscos hasta atravesarme el pecho, donde de un bo ca do se agazapa a mi corazรณn y tira fuerte, y termino con una boca colgante, y las venas desordenadas y termino sin guantes sobre una mesa estrellada punto.


“Caravana�

Veo elefantes caminar patas arriba, en filita van. Caminan sobre mi cabeza y piel atraviesan las abreviaturas y mis costillas. Me congelan los pulmones otra vez. Me perforan la existencia con sus pies. Soy un hueco en el colchĂłn, los elefantes desfilan rutina suya soy entre las nueve y las una desde la cabeza hasta los 9 dedos hasta el pulgar.


“Pestañas”

Se me cruzan

sus pestañas son como dagas fuera la gente rie fuera flamean las camisetas Multitudes en agua clorada sendas peatonales hechas de dedos mis dedos caminan sobre mí esos… esos brazos bronceados estoy rodeado, en soledad. Soleado solia ser. Soldado con paso rítmico pero, en otro linoleo soy un turista, sin paraguas sin lluvia. Verano gris. A mi me llueven pestañas me muerde un dolor muscular daga de pelo, de no poder volverla a ver. Verano gris.


“Autónomos”

¿Y sabes que? el destino no nos trazó la rayuela, ni nos necesitábamos, ni eramos la mitad de una fruta, especiales... menos que menos. Simplemente estuviste. Simplemente estuve. Fue fue amor nos queriamos el uno al otro el otro de una de nueve de na de am de pum de son de zón

al uno a nueve a una a da a pm a pam a son a zón


“Al olvido”

Una mata de algas, semillas de girasol, ballenas y hongos cubren la comoda.

La proxima vez se extienden por el colchón.

Después de bañarme las veo vomitarse por las ventanas. Caen desprovistas de p a r

a c

a i d a s respirO

hondo la habitación y concuerdo con los enchufes tu esencia ya no se huele.


“El whatsapp desesperado”

Podría mostrarte mi luna con el pulgar tocarte la cara, sin titilar. Podriamos pasarnos horas hablando del sol sobre como brilla rojo blanco amarillo sobre una taza, la taza que se bebe tu voz. ______ bebería


“Última escena”

Y en el filamento de la lámpara la lámpara de pie veo como tu boca, rota, se desenrosca (así, bien rota) y vuela ligera hacia el ventiluz. Tu boca no hace ruido ni me raspa al pasar simplemente modula bien bajito que fuimos todo y yo le creo.


Profile for MARE

Romance de living - Marianella Blanco  

Romance de living - Marianella Blanco  

Profile for marelee
Advertisement