Issuu on Google+


La empresa originalmente llamada "Gebrüder Dassler Schuhfabrik" fue fundada por Adolf "Adi" Dassler, en los comienzos de la década de 1920 junto con la ayuda de su hermano Rudolf Dassler. Confeccionaban zapatillas y pantuflas sin marca adquirida, y también calzado con clavos para deportistas. Adi era el artista introvertido y Rudi el encargado de relaciones públicas. Ambos lograron colocar sus productos en el equipo alemán de atletismo. Pero el golpe maestro fue fichar a Jesse Owenson, el atleta que deslumbró en los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936.2 Durante la Guerra mundial la fábrica se transformó, como muchas otras, en proveedora de la Wehrmacht. Aparte de


bototos militares, produjeron el famoso Panzerschreck, el lanzagranadas alemán . Rudi fue movilizado, mientras que Adi permaneció en Alemania. Y ahí comenzaron los problemas. Durante la ocupación estadounidense el negocio volvió a prosperar, gracias a la devoción de estos por el deporte. Pero Rudi fue llamado a explicar sus conexiones con el Partido Nazi y las Waffen SS, y se convenció de que su hermano lo había delatado.


El Jabulani, balón oficial de la Copa Mundial de Fútbol de 2010. Rudi Dassler fundó su propia fábrica, PUMA AG en 1948. Como consecuencia, Adi Dassler tomó el control de la empresa y decidió rebautizar la firma como "adidas", la cual fue registrada legalmente el 18 de agosto de 1949, bajo el nombre de Adidas AG. El nombre de la empresa procede del nombre de su fundador, "Adi" es el diminutivo de Adolf, y "das" la primera sílaba del apellido». A partir de ese momento, Adolf Dassler tuvo como prioridad el que su firma fuese la primera en entablar una estrecha relación con el mundo deportivo en sus variadas disciplinas con el objetivo de desarrollar mejores productos; al mismo tiempo fue pionero en usar a las máximas estrellas


deportivas para publicitar sus productos. Junto a su hijo Horst, logró crear un imperio que tuvo su apogeo hasta finales de los 80. En 1987, Horst Dassler, quién tomó las riendas de la empresa tras la muerte de su padre, muere a la edad de 51 años. Con este acontecimiento, la firma atravesó por su periodo más crítico, marcado principalmente por la intensa competencia, especialmente de la firma estadounidense Nike y por la administración de Bernard Tapie, caracterizada por los escándalos financieros. La compañía fue comprada en 1990 por Bernard Tapie, por 1600 millones de Francos (actualmente 243.9 millones €), que Tapie pidió prestados. Tapie era entonces un famoso especialista en rescatar empresas en bancarrota, un negocio con el cual formó su


fortuna personal. Sin embargo, en 1992, Tapie se declaró en bancarrota; el banco Crédit Lyonnais quedó a cargo de la venta de la empresa, la cual fue vendida finalmente a Robert Louis-Dreyfus, amigo de Bernard Tapie y primo de la actriz Julia Louis-Dreyfus (de la conocida serie estadounidense Seinfeld). Louis-Dreyfus era hasta ese momento presidente del equipo de fútbol Olympique de Marseille, equipo por el cual Tapie tenía una relación muy cercana. En la misma década de 1990, Adidas causó admiración con el jersey para la selección de fútbol de Alemania (el que usaron para el Mundial Estados Unidos 94), ya que este tenía como principal detalle unos rombos de vistosos colores, entonces, este mismo diseño fue usado para el Club América de México, de 1994 y después en 1996 para el


La Cafusa se desarrolló principalmente para la Copa FIFA Confederaciones 2013 y une tres símbolos de la cultura brasileña: Ca rnaval , fu tebol y sa mba para formar su nombre. Además se derivan de "Mestizo", con Z, que se utiliza en Brasil para describir a los que nacen de mestizaje entre indígenas y negros. Fue creado por el mismo grupo de diseñadores encargados de diseñar el Tango 12, utilizado en la Eurocopa 2012. Se compone de 32 paneles, interconectados por una tecnología térmica sindicato también similar a las bolas de euros. Combina la tecnología de alto rendimiento a la estética local. El nombre y sus colores vibrantes reflejan la identidad nacional, con especial énfasis en el "La Constelacion de Cruz del Sur" representado en la bandera de Brasil.


Para mostrar el nuevo balón para todos los brasileños se organizó una exposición con diez ejemplares gigantes, cada una de dos metros de diámetro, que recorrió todo el país a finales de junio de 2013. Los mismos empezaron su recorrido en Sao Paulo y Río de Janeiro antes de viajar a otras ciudades sede de la Copa Confederaciones: Recife , Fortaleza , Salvador, Brasilia y Belo Horizonte.



Revista digital