Issuu on Google+

El comportamiento natural del perro bulldog

El bulldog es un perro injustamente menospreciado por nuestra sociedad. Se dice de él que es agresivo, que sin provocación alguna ataca, que está en su naturaleza el abalanzarse contra cualquier cosa, sea hombre u animal, incluso niños pequeños. Pero todo esto es absolutamente falso.

El bulldog es por instinto un animal amable, ciertamente un poco cabezota, pero muy bueno y dócil. No es el más obediente de los perros, pero es posible


adiestrarle a la perfección si encontramos lo que lo motiva a aprender. Son muy dependientes y siempre buscan la compañía de su familia, a la que está muy apegado toda su vida.

¿Cómo es con los niños de la casa? ¡Perfecto! Cualquier perro puede aprender a estar con los más pequeños, y el bulldog, gracias a una personalidad afable y juguetona, es un gran compañero de juegos. Eso sí, como precaución, cuando el perro llegue es bueno dejarle dormir con algo que huela al niño antes de presentarlos, y desde luego hay que enseñarle al chiquitín que hay cosas que a los perros no se les hacen…

Estamos ante un perro tozudo y caprichoso, pero también tierno y amigable. No es el más dócil, ni el más obediente, pero podemos enseñarle todo tipo de cosas usando el método de las recompensas, es decir, tentándolo con golosinas, o con nuestra mera sonrisa, para que aprenda las cosas que queramos enseñarle.

¿De dónde vienen estos rumores sobre su agresividad, entonces? Es fácil. Antaño el bulldog era un perro de pelea, allá en Inglaterra, y se buscaban los ejemplares más brutales, agresivos y tenaces de todos para cruzarlos y tener perros de pelea perfectos. Ahora ya no son en absoluto agresivos, de hecho para su cría se seleccionan los animales más dóciles para acabar de erradicar toda agresividad de su instinto.

Si quieres saber más sobre el adiestramiento de la raza bulldog, entra aquí: http://perro-obediente.com/razas-de-perros/secretos-bulldog.html Saludos, Marcos Mendoza


El comportamiento del bulldog