Issuu on Google+

PALA CÁNTABRA ASPECTOS GENERALES En las playas de Cantabria es frecuente el juego de las palas. Consiste en formar grupos de al menos dos personas y hasta un número que no suele pasar de cinco, y mantener en el aire el mayor tiempo posible una pelota golpeándola con una pala de madera y sin que caiga al suelo. Entre los participantes, al menos uno desempeñará el papel de "parador" o "pared", siendo el resto "pegadores" también llamados en algunos sitios "tiradores". El "Parador", de espaldas a la pared escogida por los jugadores para resguardarse del viento e impedir que las bolas perdidas se alejen demasiado, tiene que devolver las bolas a los "Pegadores" colocándoselas en los puntos que más les convenga a estos y en un orden que se trata de mantener para que todos jueguen por igual. Los "pegadores" tienen que golpear la bola con fuerza hacia el "parador" y dirigiéndola de modo que le sea fácil devolverla. En el caso de que haya más de un "parador", estos dos se alternarán para devolver la bola, si la dirección que lleva lo permite. Cuando sólo juegan dos personas se habla de partida "mano a mano". La distancia a la que se colocan "tiradores" y "pared" es

arbitraria,

pudiendo

variar

según

la

destreza

y

costumbres.

La duración de las partidas es indefinida. Es un juego que carece totalmente de carácter competitivo. Nadie gana a nadie y lo único que se pretende es que se consiga la máxima duración en las partidas sin tener que agacharse a coger la pelota.


La Pala está construida de madera maciza, nunca de contrachapado y principalmente responden a dos tipos: la de forma de pera y otra más redondeada en forma de sartén. Esta última con la misma longitud y anchura ofrece un poco menos de peso y menos superficie. Mientras que la "de sartén" sólo se fabrica en un tamaño, la "de pera" se encuentra en varios tamaños, sólo utilizándose en alto nivel los dos mayores. Se juega con pelotas de tenis, pero para conseguir los mejores resultados y prestaciones, y sobre todo que suene bien al golpear dando la musicalidad que caracteriza al juego de las palas se recomienda el uso de pelotas de una marca determinada. Para jugar a las palas no hay un estilo predefinido. Cada jugador se elabora un estilo propio. La pala se coge a una o dos manos; se agarra de diferentes formas y se golpea con muchos estilos diferentes. La posición más correcta del cuerpo es con: o Las piernas separadas y los pies a la misma altura o Las rodillas ligeramente flexionadas. Los buenos jugadores apenas tienen que mover los pies, sobre todo cuando tiran. Los paradores suelen tener más movimiento y los mejores demuestran gran agilidad y habilidad para devolver todas las bolas al lugar adecuado. Algunos pierden el equilibrio o se tiran al suelo al parar, siguiendo el juego desde el suelo o mientras se incorporan. Todo esto da vistosidad y espectáculo al juego. En definitiva, el Juego de las Palas es un juego autóctono de Cantabria (que debemos fomentar su práctica), muy divertido, sobretodo en las playas en verano, cuyo único requisito es tener una pala y una pareja o más personas para practicarlo.


UN POCO DE HISTORIA Para centrarnos en el origen en sí, tenemos que situarnos a finales de los años 20. Mariano Pérez Hernández contaba con apenas 16 años y junto a Ramón Gancedo y algún que otro compañero de trabajo, practicaban una modalidad de tenis a lo pobre, es decir, ante la imposibilidad de poder pertenecer por motivos puramente económicos a un club o asociación de tenis, lo practicaban en la playa aprovechando la arena dura en las horas de bajamar. Jugaban en la playa de la Magdalena, detrás del Real club de Tenis. Para jugar al tenis, Mariano utilizaba una raqueta que trenzaba con material que le prestaba su padre, unos ovillos de cáñamo. En lo que respecta a las pelotas, utilizaban las que el club de tenis desechaba, comprándolas a dos reales y a peseta. Como antes he mencionado, jugaban siempre que la mar se lo permitiese, en la arena dura y lo menos húmeda posible. Aun así, por mucho cuidado que tuviesen, la pelota quedaba, a medida que iban pasando los minutos y los golpeos, completamente mojada, cada vez con más peso y con menos pez que lo protegiese. Todo este conglomerado de adversidades "pelotísticas" daba lugar a que a la hora de juego, la pelota se desgastase y quedara inservible para su uso. A esto, se le sumaba que a las hebras se les adhería el salitre de la mar, que con el tiempo causaba la rotura del trenzado de la raqueta. Verdaderamente, para sus escasos recursos económicos disponibles para el ocio, el juego les salía algo costoso, en lo que al material se refiere. Fue por aquel entonces cuando Mariano vio jugar a la pelota vasca, deporte en el que se utiliza una pala alargada y sin trenzar. Viendo esto, se


le ocurrió encargar un par de prototipos de pala, algo más ancho que la pala utilizada en la pelota vasca. De este modo, solucionó el problema del deterioro que el salitre ejercía sobre las hebras de cáñamo. Y fue en 1.929, en la playa de la Magdalena, seguramente en domingo y en horas de bajamar, cuando Mariano Pérez, junto con Ramón Gancedo y varios amigos de trabajo, hicieron sus primeros pinitos y toques de pala y las normas más elementales del juego. Al principio, como imitación al tenis, jugaban haciendo que la pelota tocase el suelo, en este caso la arena. Más tarde, desecharon la idea del bote; la pelota debía ir de una pala a otra sin que tocase la arena, manteniéndose en le aire el mayor tiempo posible e intentando mandarla lo mejor que se pudiera, para que el juego, transcurriese así de una manera fluida y continuada. Y por último, cambiaron la arena húmeda y fría por la calida y fina arena seca. Ya podemos ver que lo que en un principio era un deporte a imitación del tenis efectuó un giro de 180 grados, no sólo en el cambio de la raqueta por pala o por la falta de bote, sino en su finalidad. En este nuevo deporte no había ni ganadores ni perdedores, lo importante era servir lo mejor posible al compañero, para intentar que la pelota se mantuviese en el aire todo el tiempo que fuesen capaces. Mariano insiste en reivindicar el origen montañés de nuestro deporte y es él como creador, ideador y pionero el merecedor de bautizar este deporte, como Juego de Palas Cántabro. Que mejor nombre para este juego que el que incluye en su nomenclatura el lugar de origen y nacimiento, Cantabria, la diosa Montaña.


FORMAS DE JUGAR En este apasionante deporte la forma de jugar es muy sencilla, sólo se trata de devolver la pelota al compañero que se tiene enfrente lo mejor que se pueda, con el fin de que la pelota no caiga al suelo y el partido dure todo el tiempo que se pueda. Ahora bien, al no tener unas reglas específicas, este juego ha variando según ha ido creciendo y extendiéndose por las distintas playas del litoral. Esta variedad puede ser debida al lugar donde se practica, ya que al principio se utilizó los muros de la playa para que las pelotas no se fueran muy lejos y los jugadores pudieran golpear lo mas fuerte que pudieran. Teniendo en cuenta que no hay muros en todas las playas de la provincia, el campo de juego fue variando. Con lo que dio lugar a las diferentes formas de jugar.

SANTANDER Las playas en las que mas se practica son: El Camello, La Concha y Piquío. Y solo en el seno del nacimiento se puede diferenciar varias formas de jugar. EL CAMELLO Juegan entre 3 y 4 participantes a una distancia de 9 metros, su diferencia radica en que hay unos que sólo son paradores, haciendo de pared, y otros que atacan o golpeadores, al ser una distancia corta el juego es muy rápido teniendo que estar muy concentrado. No hay mucho movimiento pero si que tienes que tener unos reflejos increíbles ya que si no tienes cuidado puedes recibir un pelotazo por no estar atento, el nivel es bastante alto. LA CONCHA Se juega a una distancia un poco mas separados que la de "El Camello", con un estilo realmente rápido, tiene mas movilidad en sus golpes permitiendo


con ello un mayor radio de acción a la hora de dar a la pelota, enviándola mucho mas fuerte y rápida. PIQUÍO Estos palistas tiene por costumbre jugar a una distancia más larga que en la dos playas anteriores, aproximadamente a unos 10 metros, siendo un juego más lento pero que no resta importancia a la fuerza y precisión con que golpean a la pelota. A esta playa la llaman la Catedral de las palas, ya que muchos de los pioneros iniciaron sus primeros golpes en esta zona.

SUANCES En la playa de “Los Locos” se juega uno contra otro a una distancia de (9 metros), sigue siendo una distancia corta pero el cambio que tiene es que aquí los dos golpean y defienden, llegando a ser un juego rápido pero que sigue sin tener mucho desplazamiento de los jugadores. En estas playas prima la rapidez de reflejos y la duración de la partida es alta.

COMILLAS Y COBRECES En estas playas se sigue jugando uno contra otro a una distancia de (11 metros), como se ve la distancia aumenta considerablemente dando lugar a que la forma de jugar cambie. Aunque la intensidad de juego y la fuerza sigue siendo la misma a otras playas, la movilidad de los jugadores se acentúa debido a la precisión de los golpes, no llegando todos los golpes a un punto adecuado para que el compañero pueda devolver bien. Aquí es imprescindible que los dos ataquen y defiendan para que el partido sea divertido. Los más avanzados juegan a pegar con la pelota al compañero contrario, cosa que raramente ocurre.


TAREA DE PALAS Contesta a las siguientes preguntas tomando como referencia los apuntes y las siguientes páginas Web: www.palas.es www.palacantabra.com http://www.pululandia.net/palas/index.html

1.- Cita tres playas de Santander y otras tres de Cantabria donde se juegue a las palas. 2.- ¿Existen diferencias en la forma de juego? Menciona las principales diferencias. 3.- Comenta la evolución que ha habido en las costumbres de juego a lo largo de la historia en la pala cántabra. 4.- En esta práctica playera hay grandes jugadores reconocidos de nuestra región. Escribe brevemente la historia de uno de ellos. 5.- ¿Cuáles son los criterios de puntuación en los concursos de pala cántabra? 6.- Cita 5 expresiones propias de la terminología de las palas jugadas en Santander. 7.- ¿Qué diferencia hay entre un palista y un palero? 8.- ¿Qué eventos deportivos se realizan anualmente relacionados con la pala cántabra? En cuanto al carácter tradicional de las palas... 9.- Haz una pequeña entrevista a una persona mayor de tu entorno que haya jugado a esta práctica deportiva. Infórmate cómo lo hacía, con qué material, en dónde practicaba, cómo se inició... 10.- Haz lo mismo con tu historia personal y realiza una pequeña comparación entre ambas.


Competición Pala cántabra